(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Memorial histórico espãnol"

aiÉ^A 



v^ 



K-, 



V ¥. i 



PlcaAe-mia. de la. H^stora ^ ñUn'i 

MEMORIAL HISTÓRICO ESPAÑOL; 



COLECCIÓN 



DE DOCUMENTOS. OPÜSCULOS Y ANTIGÜEDADES 



QUE PUBLICA 



LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA, 



TOMO I. 




MADRID: 

IMPRENTA DE LA REAL ACADEMLV DE LA IIISTORÍA 

á cargo de José Uodrigucz. 

1851. 



I? 

t.l 



LIBRARY 

72H66 

UMIVERSITY OF TORONTO 



Lia Real Academia de la Historia consideró siempre como 
uno de los mas interesantes objetos de su instituto salvar 
de la destrucción los documentos antiguos, y darlos á la 
prensa ordenadamente para ilustrar los sucesos de la His-' 
toria nacional. Dispersos y diseminados en diferentes ar- 
chivos, cumplia en verdad reunirlos y publicarlos. 

Ya en diversos tiempos algunos individuos de la Acade- 
mia hablan examinado por orden del Gobierno los archivos 
públicos y copiado notables documentos. Las colecciones 
del Marqués de Valdeflores , de Abad y Lasierra, de Muñoz 
y de Floranes , de Villanueva y Vargas Ponce , y de otros 
infatigables literatos existen en la Academia , y se hubie- 
ran publicado antes si los medios de ejecutarlo hubiesen 
correspondido á los deseos de esta corporación. 

Creció la necesidad de adoptar un pronto remedio al ver 
que desaparecían archivos respetables, que se destruían 
muchos de sus códices y documentos, que otros perdían 
en manos iliteratas los caracteres que aseguraban su auten- 
ticidad , y que no pocos figuraban en los archivos y mu- 
seos extrangeros, acusando á la Nación que se dejó arreba- 
tar con ellos los testimonios de sus glorias. 



IV 

La Academia elevó su voz contra esta calamidad públi- 
ca; ofreció sus servicios , su cooperación, su celo para ami- 
norarla : todo en vano. Limitada en el número de sus indi- 
viduos , sin recursos para atender á sus necesidades or- 
dinarias , trabajaba en silencio cuidando de conservar viva 
la llama del saber histórico , aunque sus trabajos morian 
dentro del recinto de sus sesiones, aunque faltaba el estí- 
mulo y la recompensa del voto de los inteligentes. 

La Academia vuelve hoy á cumplir con el púbUco la an- 
tigua deuda. Próxima á darse á luz se halla la Crónica de 
Fernando IV: están en prensa el tomo S**' de las Memorias 
de la Corporación y la Historia general de Indias del capi- 
tán Gonzalo Fernandez de Oviedo ; y se hallan impresos el 
tomo 47 de la España Sagrada, y los tomos 11, 12, 13, 14 
y 1 5 del Viage literario á las Iglesias de España por el Pa- 
dre Jaime Villanueva. Que no de otro modo correspondería 
la Academia á las distinciones recibidas déla Reina N. Sra., 
de las Cortes y del ilustrado Gobierno. 

La muestra de confianza que pesa mas en el ánimo de la 
Academia es el haber merecido la distinción de conservar el 
precioso archivo del cronista D. Luis de Salazar y Castro, 
que si bien reclamaba con derecho como sucesora en el ofi- 
cio , anduvo corriendo varia fortuna en los últimos cuarenta 
años. La Academia hará participante al público de las rique- 
zas que encierra, y evitará cuidadosamente su extravio. 

Con este archivo , con sus antiguas colecciones , con los 
originales que existan dentro del radio de su acción, empie- 
za la Academia á publicar periódicamente documentos his- 
tóricos. Los que comprende este primer número son de la 
época de D. Alfonso el Sabio , época en que las ciencias, las 
letras y las artes tuvieron protección y apoyo , en que el 



V 
lenguaje había perdido su rudeza ; y época que la Academia 
miró siempre con particular predilección, habiendo publica- 
do las obras legales, y proyectado dar á la prensa las obras 
históricas de tan distinguido Monarca. 

La Academia sin embargo no puede menos de recordar 
lo difícil y lo expuesto á errores de esta <ílase de publica- 
ciones, especialmente cuando han desaparecido los docu- 
mentos originales y hay que descansar en la fé del colec- 
tor. La Academia indicará la procedencia de los documentos 
que publique, dejando al juicio de los sabios el resultado 
de sus trabajos. 



NOTICIA DE LA ACADEMIA, 



O RESUMEN 



DE SUS ACTAS DEL AÑO Í830. 



JLiA Academia, siguiendo su antigua costumbre de dar noticia de su 
estado al principio de sus publicaciones , ha acordado se cumpla en 
la presente este deber , con tanta mas razón , cuanto la organización 
y las leyes de este Cuerpo, y sus planes y proyectos literarios han ex- 
perimentado recientemente algunas variaciones esenciales. Asi podrán 
las personas instruidas apreciar los motivos que la guian y auxiliarla 
en el cumplimiento del vasto y difícil instituto de seguir ilustrando 
la grande historia de nuestra patria. 

Há mas de un siglo que nuestra antigua Academia consagra sus ta- 
reas á tan interesante objeto. En el discurso de ese tiempo recibió en 
su seno las luces de varones eminentes : los Campomanes , Jovellanos, 
Capmany , Marina , Clemencin , Navarrete y tantos otros respetables 
nombres, no olvidados aunque no los mencionemos, á quienes la 
justa posteridad en su imparcial juicio tributa honroso aprecio. Dio 
durante él obras numerosas, que como propias de los que fallecieron 
nos es licito elogiar por su importancia y por su mérito, y se granjeó 
la estimación de nacionales y extrangeros , ganando alto y reconoci- 



vm 

do lugar entre los cuerpos literarios mas ilustres de la culta Europa. 
Asi llegó hasta los postreros tiempos. 

De los actuales solo cumple referir los hechos , las necesidades y 
los deseos, pedir en favor del ¡nstife,uto el concurso délos amantes de 
las glorias nacionales, y publicar su reconocimiento. 

Modificada la constitución de las Reales Academias españolas por 
decreto de S. M. de 25 de febrero de 1847 , previniéndose que 
cada una propusiera las reformas convenientes en sus Estatutos para 
ponerlos en armonía con el nuevo orden prescrito y para el mas com- 
pleto logro de los fines de su institución; esta de la Historia examinó 
los que de antiguo la regian, á fin de meditar las alteraciones que 
necesitaran. Delicado era ei\ extremo^ y duro le parecia (preciso es 
decirlo ) haber de tocar á la obra de los mayores : sin embargo , re- 
conocía que en efecto los tiempos han cambiado, y con sus mudan- 
zas traido necesidades nuevas , asi en la organización del Cuerpo, co- 
mo en orden á los trabajos históricos. Los estatutos , como las leyes 
de cualquiera sociedad, son mudables ciertamente y mejores los mas 
acomodados al estado de cada una y al espíritu de cada tiempo. La 
Academia propuso de consiguiente las variaciones que creyó útiles, 
las cuales, aprobadas por real decreto de i .° de mayo de- 4 850, han 
dado una forma hasta cierto punto diferenie de la antjgua al 
Cuerpo académico. 

Se han suprimido las anteriores distinciones de individuos de nú- 
mero, supernumerarios y honorarios, y la. Academia se compone so- 
lamente de 36 de número avecindados en Madrid, de correspondien- 
tes establecidos en diversos puntos, y de honorarios extrangeros, 
lodos elegidos por la misma, en escrutinio secreto y á pluralidad ab- 
soluta de votos , entre las personas consideradas dignas, hayan pre- 
sentado ó no solicitud*. 

A la Academia corresponde la resolución de todos sus asuntos lite- 
rarios, gubernativos y económicos, asi como la elección entre sus 
individuos de número del Director, Secretario, Censor, Anticuario, 
Bibliotecario y Tesorero; cargos temporales unos y perpetuos los 
otros, conforme á la naturaleza de sus respectivas atribuciones. 

La Academia se divide en cuerpo y se distribuye en secciones: ce- 
l<2bra junta ordinaria un dia determinado de cada semana, extraordi- 



IX 

narias cuando se necesita , y públicas para dar posesión de sus plazas 
á los electos de número; debe tener cada año una junta solemne, en 
la cual, después de hecho por el Secretario el resumen de sus actas, 
se anuncien los asuntos para premios, y se publiquen los adjudi^ 
cados ,. leyéndose , si lo estimare conveniente, por un Académico un 
discurso histórico ó el elogio de algún español ilustre. 

La Academia acordará la impresión de las obras que crea conve- 
nientes ó adopte, y tendrá la propiedad de las mismas. Cada autor 
será responsable de sus asertos y opiniones, y el Cuerpo solan^nte 
de que los escritos merezcan ver la luz pública. 

A la Academia toca distribuir y aplicar para los fines de su institu- 
ción todos sus fondos, dando al Gobierno cuenta de los que recibiere 
del Estado. 

A la misma se reserva por último la formación de su reglamento 
interior y el plan de sus tareas literarias. 

Tan sencillos, tan libres y generosos son: los nuevos estatutos de- 
bidos á la protección de S. M. y de su ilustrado Gobierno. En nom- 
bre de la independencia de la historia y de la dignidad del Cuerpo 
la Academia deja consignado su perpetuo reconocimiento. 

Aprobados aquellos, trató de formar el reglamento para su gobier- 
no y tareas. 

Consideró que la historia en nuestros tiempos alcanza grandísima 
importancia y extensión; porque de relación que fue en lo antiguo 
de los hechos granados, batallas y sucesiones de imperios, ha llega- 
do por pasos sucesivos á ser descripción de la vida intima de la hu- 
manidad, desús h<íchos, creencias, espíritu, instituciones, leyes, 
usos, costumbres, virtudes , vicios, felicidad ó padecimientos. Apro- 
véchase con este fin de los trabajos históricos de los siglos que nos 
precedieron, y aunque no le bastan, no desprecia, como en algunos 
se hizo, ni los áridos cronicones y verbosas crónicas de los tiempos 
medios, con sus fábulas, credulidad y defectos; ni la historia clásica 
y grandiosa, que con la exclusiva afición á la antigüedad griega y 
romana fue con mucha frecuencia causa de desconocerse el verdade- 
ro carácter délos pueblos europeos; ni la crítica, que analizando 
hechos y afanada en desterrar fábulas , se llevó no pocas veces en la 
punta del escalpelo la vida misma y la expresión moral de los pue- 



blos; ni la filosofía investigadora de relaciones, causas y efectos, y 
creadora de sistemas generales , muchas veces con violencia ó me- 
nosprecio de los hechos: sino que todo lo utiliza, á todo dá su valor 
reducido á los límites justos y verdaderos , para continuar su grande 
objeto de conocer los hechos en sí mismos y en su relación y conjun- 
to, apreciando cuan exactamente se puede la marcha sucesiva de los 
pueblos y el estado material y moral de cada uno en cada lugar y 
tiempo : que tal es la historia , la noticia cabal de lo pasado , y asi es 
escuela moral experimental, la maestra de la vida para los individuos, 
para las sociedades y los gobiernos. 

Empeñada en tan grande empresa, cualquiera documento, toda 
noticia , toda reliquia de las pasadas edades tiene para ella significa- 
ción é importancia inmensa. 

La de nuestra España, fecunda en sucesos y enseñanza, gloriosa 
cual ninguna otra de Europa , y en algunas de sus épocas comparable 
por ventura á las de griegos y romanos, ya se considere la extensión 
de las hazañas, ó la fuerza del espíritu y costumbres , ó el temple de 
los caracteres, se ha cultivado , como las demás , según aquellos di- 
versos métodos, de todos los cuales atesora riquísimas pruebas y do- 
cumentos: abundantes crónicas, sencillas, candidas, minuciosas, 
prolijas, pero fieles; historia clásica magnífica; gran copia de erudi- 
ción griega y romana; ricos materiales; crítica profunda, sana y tam- 
bién llevada al exceso, y últimamente , aunque no tanto , trabajos 
verdaderamente filosóficos y también filosofismo ligero. Hallámonos 
en el caso de juntar lo bueno , evitar los escollos, continuar las in- 
vestigaciones, volver á la trabajosa erudición harto olvidada, reunir- 
la á la filosofía y esta á aquella, y hacer asi con sólidos trabajos que 
los pueblos españoles aparezcan históricamente en sus hechos y en 
su espíritu y genio como fueron. 

Animada la Academia del deseo de contribuir á este objeto, y ex- 
plicando en el Reglamento su instituto , declara que comprende la 
historia de España antigua y moderna, política, civil, eclesiástica, 
militar y de las ciencias, letras y artes, ó sea de los diversos ramos 
de la vida, civilización y cultura de los pueblos españoles. 

Fija de una manera terminante los principales medios que han de 
conducir á su desempeño. Considera como fundamental objeto de sus 



XI 

tsareas, la incesante adquisición y reunión de documentos y materia- 
les históricos. Para conseguirlo , se propone aumentar constante- 
mente su biblioteca especial de historia de España, reuniendo cuan- 
tos libros impresos y obras inéditas sea posible de historias genera- 
les del Reino y particulares de reinados, períodos , sucesos , provin- 
cias, ciudades, pueblos, iglesias, monasterios, santuarios , órdenes 
militares y otras corporaciones , casas , familias y personas notables; 
enriquecer su gabinete de antigüedades ; continuar las excerptas qr 
otro tiempo empezadas de los autores clásicos , griegos y latinos que 
tratan de España, y la reunión de datos sobre la cronología y geo- 
grafía antigua de la edad media y moderna; acrecentar sus coleccio- 
nes diplomáticas , la de cronicones , anales y crónicas , la de códigos 
legales, ordenamientos, pragmáticas y leyes, las de cortes, fueros 
y cartas-pueblas, la de tratados y toda clase de documentos sobre 
relaciones de España con otros pueblos , la de historia eclesiástica 
correspondiente á la Academia como continuadora de la España Sa- 
grada ^ la de escritores y documentos deludías, anexa á su cargo 
de cronista mayor de aquellos países , y la de escritos relativos al 
arte, organización y ciencia militar de los españoles en lo terrestre 
y en lo marítimo : reunir documentos sobre los diferentes estados de 
las ciencias , letras y cultura de España : formar colecciones de di- 
bujos y descripciones de los monumentos artísticos, y de otros datos 
necesarios para acreditar el estado de las artes nobles y útiles en los 
diversos tiempos: enriquecer la biblioteca de obras y escritos de los 
árabes y otros pueblos orientales que tuvieron relación mas ó menos 
directa con España. 

Considera asimismo como un derecho y obligación importante de 
su instituto , el contribuir á la conservación y examen de los monu- 
mentos históricos , cuya inspección le está encargada por las leyes 
del Reino (1); 

Es finalmente objeto de la Academia ilustrar los diversos ramos 
de la historia española por medio de obras, memorias, discursos, di- 
sertaciones y otros trabajos, promoviendo la buena crítica y sana 
razón en el examen de los hechos, sus causas y sus efectos. 

(t) Ley 3.% tít. XX , lib. VIII de la Nov. Recop. 



in 

Para estos fines se entenderá con los encargados de los archivos 
y bibliotecas públicas del Reino , y tendrá relaciones y correspon- 
dencia literaria con las personas ilustradas y con los cuerpos cien- 
tíficos nacionales y extrangeros. 

La Academia ha distribuido la vasta extensión de su instituto en 
cuatro secciones: 

Una de antigüedades, geografía , cronología y paleografía. 

Otra de historia política, civil, eclesiástica y militar. 

Otra de historia de las ciencas , letras y artes. 

Y otra de estudios históricos orientales con relación á España. 

Tiene comisiones permanentes y accidentales, confiadas á uno ó mas 
individuos, según la calidad de los asuntos; siendo las permanen- 
tes, por ahora , una de Indias y otra de España Sagrada , y acciden- 
tales, las demás que acuerda la Academia para los particulares obje- 
tos que ocurrai. 

Los Académicos de número están obligados á desempeñar los tra- 
bajos de la Academia y de sus secciones y comisiones , sin que nin- 
guno pueda excusarse de cumplir cualquiera encargo literario análo- 
go á sus estudios y conocimientos, ni dejar de pertenecer á una ó 
mas secciones. Todos tienen derecho á presentar las obras y trabajos 
históricos en que se hayan ocupado por afición particular, y á que la 
Academia los examine, y hallándolos dignamente desempeñados 
los incluya en sus publicaciones. 

La Academia se promete eficaces y muy esenciales auxilios de 
sus Individuos correspondientes. Dando á sus relaciones con el Cuer- 
po la uniformidad y frecuencia que hasta aquí se había echado de 
menos, ha establecido que los Correspondientes contribuyan á los 
objetos del instituto , comunicando á la Academia noticias útiles y 
cumpliendo los encargos que les diere, y ademas que los españo* 
les deban remitirle, cada dos anos por lo menos, alguna memoria, 
disertación, documentos, objetos de antigüedad, apuntes ó noticias 
sobre cualquiera ramo del instituto. 

Y así los Académicos de número como los Correspondientes, siem- 
pre que llegue á su noticia algún hallazgo ó descubrimiento de mo- 
numentos , documentos ú otros objetos útiles para cualquiera de los 
ramos de la historia , están obligados á participarlo sin pérdida do 



Xlll 

tiempo, acompañando la explicación, memoria ó razón que pudieren. 
La Academia recibirá también con aprecio las noticias ó memo- 
rias que le fueren dirigidas por personas no pertenecientes al Cuerpo. 

Se ha provisto asimismo á los casos y asuntos que exijan traba- 
jos arduos y prolongados, para los cuales no fu€re suficiente el celo 
particular ó no sea justo gravarle con exceso. Para tan penosas ta- 
reas, la Academia comisionará á individuos suyos ó á otros literatos, 
concediéndoles ayudas de costa y recompensas. Igual método ob- 
servará siempre que sea necesario practicar reconocimientos de ar- 
chivos y bibliotecas, ó hacer algún viage para la rectificación de 
noticias sobre monumentos y descripciones geográficas de interés 
histórico , que exija el examen topográfico de sitios poco conocidos 
ó mal descritos, ó de los objetos arqueológicos que se encuen- 
tren. 

Con el fin de promover los estudios históricos y la ilustración de 
puntos importantes, la Academia propondrá anualmente un progra- 
ma de concurso á premios. A estos no podrán aspirar los Académi- 
cos de número. 

La Academia se propone dar mayor actividad y extensión que has- 
la aquí á sus publicaciones. Intimamente persuadida de la conve- 
niencia de que no solo se reúnan y salven, sino que ademas se pu- 
bliquen los documentos y los antiguos trabajos históricos que con 
mengua nuestra yacen olvidados, ha adoptado por principio el hacer 
imprimir, en colecciones ó por separado, los documentos y mate- 
riales que juzgue convenientes para los progresos y segura com- 
probación de la historia. 

Publicará asimismo las obras, memorias, discursos y otros traba- 
jos que considere útiles para la ilustración de la historia, conti- 
nuando la colección de Memorias de esla Real Academia. Las obras 
que obtengan los premios en los concursos, se publicarán con se- 
paración y bajo el título de Memorias premiadas por la Real Acade- 
mia de la Historia, y de estas solamente la edición académica 
será propia del Cuerpo, quedando salvo en lo demás el derecho de 
propiedad á los autores. 

Ha tratado finalmente de reunir y salvar documentos y opúsculos 
históricos interesantes que fácilmente pudieran desaparecer, previ- 



XIV 

nieado al efecto que la Academia tenga , si lo cree útil , una pu*- 
blicacion periódica destinada á conservar tales documentos , dele- 
gándola en una comisión , á la cual corresponda exclusivamente, 
cuando no medie acuerdo del Cuerpo, la calificación y admisión 
de los que hayan de incluirse. 

A la consecución y desempeño de todos estos objetos se enca- 
minan las restantes disposiciones y pormenores del Reglamento, 
aprobado definitivamente en las juntas de 21 , 22 y 25 de junio. 

Continuando la Academia sus tareas ordinarias, en desempeño 
del instituto , ha logrado adelantar algunas de sus obras en térmi- 
nos de prometerse verlas antes de mncho concluidas, y con esta 
confianza plantear otras no menos necesarias , con que espera in- 
fluir en los progresos de nuestra historia. Debemos al público algu- 
na razón de aquellas y estas. 

El tomo VIH de Memorias , proyectado muchas veces y otras tan- 
tas interrumpido por las vicisitudes de los tiempos y por la escasez 
de fondos que padeció este Cuerpo, ha sido revisado nuevamente. En 
él tienen cabida algunas Memorias interesantes, que de tiempo atrás 
dejó destinadas para el mismo la Academia, debidas á la laboriosi- 
dad de beneméritos individuos que fallecieron , y otras escritas por 
algunos de los actuales. Todas tienden á ilustrar puntos de nuestra 
historia dudosos ó poco conocidos, siendo por lo mismo su publi- 
cación útil para el adelantamiento de los estudios históricos. Se está 
imprimiendo, y la Academia espera poder preseaitarle muy en breve 
á la luz pública. 

Pensamiento antiguo y sobremanera importante era la publicación 
de la crónica del reinado de D. Fernando IV, el Emplazado , é inde- 
cibles han sido las investigaciones hechas y las labores empleadas 
para ilustrarla. En ella se ocuparon muchos distinguidos Académi- 
cos; pero cuando creían tocar al término de sus afanes, nuevas no- 
ticias ó hallazgos de documentos les hacian volver atrás sus pasos. 
Llegó á estar muy adelantada con los documentos y eruditas obser- 
vaciones del Sr. D. Manuel Acosta , y dábase ya por casi concluida 
con las tarcas de nuestro malogrado Sr. Muso y Valiente , á cuyo 
especial cuidado estuvo encomendada , cuando la feliz adquisición 
de mas auténticos y numerosos comprobantes y de copias mas cor- 



XV 

rectas, debida á la diligencia del Sr. D. Antonio Benavides, á quien 
en los últimos tiempos se ha confiado esta comisión, ha hecho ne- 
cesarios nuevos trabajos que dicho Sr. Académico continúa con celo, 
esperando concluirlos á tiempo de que en el año 1851 pueda salir 
á luz, ilustrada con multitud de preciosos documentos inéditos, 
esta crónica de un reinado notable por los varios sucesos que 
le agitaron, y por los extraordinarios talentos, virtudes y sublime 
genio que en medio de tantas y tan recias turbaciones desplegó una 
heroína de Castilla, la ilustre Reina Doña María de Molina. 

El reinado de D. Enrique IV llamó igualmente, hace mucho tiempo, 
la atención especial de la Academia, y la merece, y reclama la mas 
seria reflexión y estudio , no ya por sus tristes y desdichados su- 
cesos, ó por la debilidad de un Rey, ó por las discordias de los gran- 
des, ó por la privanza de validos , cosas repugnantes y por des- 
gracia frecuentes en la historia , sino porque en él se halla la 
catástrofe de largo tiempo preparada, el desenlace y última di- 
solución en España del estado de la sociedad de los tiempos me- 
dios ; la lucha miserable de las pasiones , el orgullo á la par 
que la estrechez de los ánimos y de las miras en la última ho- 
ra, y el allanamiento natural de los obstáculos por su mutuo cho- 
que, para el tránsito de un sistema social á otro nuevo : en España, 
como en el resto de Europa, iba á nacer la gran monarquía. No hay 
por qué maravillarse de que los historiadores que escribieron agi- 
tados por tales vaivenes nos hayan legado crónicas opuestas. La Aca- 
demia ha procurado recoger las que existen , para sacar la verdad 
del cotejo de ellas, ilustrando sobre todo las Décadas latinas de 
Alonso de Falencia, libro preciosísimo , que encierra , mas bien que 
su Crónica Castellana , los pensamientos íntimos de aquel escritor y 
sus imparciales juicios sobre los acaecimientos contemporáneos y las 
personas que en ellos intervinieron. Dá aun mayor importancia á la 
colección que la acompaña de documentos diplomáticos y cartas de 
la época, reunida por la diligencia esmerada y sucesiva de muchos 
Académicos, y la cual, como ya se dijo en otra ocasión análoga, lla- 
mará sin duda la atención de lo» inteligentes. Después de los tra- 
bajos de muchos, estuvo confiada la conclusión de esta obra al celo 
del Sr. D. Miguel Lafuente Alcántara , nombre que no podemos prc- 



XXVI 

copias debidas al buen celo de D. Pedro Antonio García, y en estos 
últimos el Sr. Gómez Lombillo ha remitido otras nuevas y mas cor- 
rectas, con las cuales ha sido posible interpretar aquellas inscripcio- 
nes, que se publicarán á su tiempo en esta colección. - ol^&d ím?: 

Otras monedas importantes ha examinado también la Academia, 
adquiridas por cambio de duplicados , á que en obsequio de la mis- 
ma se ha prestado el Sr. D. Pedro Sainz de Baranda, padre de nues- 
tro Bibliotecario. En el apéndice 2.° se hallará la clasificación de es- 
tas y las anteriores, formada por nuestro laborioso Anticuario. 

Por otro acto de generosidad , digno de especial memoria, ha ad- 
quirido y examinado la Academia cuarenta y seis monedas de plata, 
romanas, de las cuales la mayor parte llaman la atención en el museo 
por su excelente estado de conservación y algunas por su rareza. Ha 
sido debido á nuestro compañero el Sr. D. Antonio Benavides, y ad- 
mitido por la Academia como un servicio hecho á la misma y á los 
estudios históricos, consignándolo asi en sus actas. Véase la clasi- 
ficación de estas monedas por el Sr. Anticuario en el número 3.° 

La Academia tuvo asimismo la fortuna de saber oportunamente 
que se habían encontrado, no hace mucho tiempo, en Consuegrs^ 
(Toledo) cantidad de monedas antiguas : se apresuró á comprarlas, 
y ha aumentado por este medio sus colecciones con 173 monedas 
árabes de bastante importancia. Corresponden en su mayor parte á 
los príncipes Omeyas de Córdoba : expresan las de esta clase , ade- 
mas de la profesión de la fé muslímica y un lema alusivo á la misión 
de su profeta, el nombre del califa , la zeca ó casa de moneda y el 
año de la Egira; muchas añaden el nombre del hachib ó primer 
ministro y el del prefecto de la moneda, y algunas el del príncipe 
heredero. Por tales noticias las monedas arábigo-españolas son de 
la mayor im|)orlancia para fijar ó aclarar hechos de aquella parte de 
nuestra historia menos conocida. Las de esta adquisición lo son tanto 
mas, cuanto que hay entre ellas muchas acuñadas durante el oscuro 
período de la guerra civil en que al desgraciado llixem 11, denomi- 
nado El-muyad-billah, le disputaron el mando sus parientes Ma- 
hommad el Muhdy y Soleiman Alraostanser-billah. También hay al- 
gunas acuñadas en el siglo IV de la Egira por los príncipes Fatimitas, 
que imperaron en la costa oriental de Berbería, en Sicilia y en 



XXVII 

Kgipto , muy raras en España. Puede verse la clasiíicacion ea el 
número í.^ 3bo« X «si tn 

La Academia espera del Gobierno otro aumento importantísimo 
para su gabinete. Una providencia que honra al Ministerio de Ins- 
trucción pública, es la adquisición del monetario que fué del se- 
D. Jacobo María Parga, reunido durante largos años por aquel 
ilustrado y benemérito español, y que probablemente á su falle- 
cimiento hubiera ido á enriquecer gabinetes extraños, como tan- 
tas otras colecciones, á no haber cuidado el Gobierno de com- 
prarle inmediatamente. Hízolo asi el Ministerio de Instrucción pú- 
blica , conservándole para el pais, y disponiendo que trasladado á 
la Biblioteca nacional , después de entresacadas las medallas que 
se necesiten para aquel monetario, las demás se pasen al de la Aca- 
demia; la cual ha mirado esta medida como un rasgo de ilustrado 
espíritu patriótico y de amor á los establecimientos literarios de la 
Nación. wmivpn : 

No ha mucho que la Academia, aunque privada entonces de los 
recursos necesarios , pero llena de voluntad , salvó con sacrificio de 
todos sus escasos fondos un notable monumento, que estaba próximo 
á pasar á los gabinetes extrangeros , y que es la principal de nues- 
tras recientes adquisiciones , el primer ornamento del museo aca- 
démico : hablamos del gran disco del emperador Teodosio descu- 
bierto en Almendralejo en 25 de Agosto de 1847. La Academia hizo 
conocer á la Europa culta este precioso y singular objeto de la anti- 
güedad por medio de una erudita Memoria, que escribió su anticuario 
el Sr. D. Antonio Delgado, y se publicó con el título de aMemoria his- 
tórico-critica sobre el gran disco de Teodosio encontrado en Almendra- 
tejo, etc.» Es, como el público sabe por esta Memoria, un gran 
medallón circular de plata muy pura, de dos pies y ocho pulgadas de 
diámetro y de peso de treinta y tres libras, en el cual se lee en 
derredor esta inscripción: D. N. THEODOSIVS. PERPET. AVG. OB. 
DIEM. FELICISSIMVM X. En el centro se ven tres figuras, sentadas 
en tronos y con insignias imperiales; la de Teodosio en el medio, y las 
de sus hijos , ya asociados al imperio , Arcadio y Honorio, á los la- 
dos, acompañadas de soldados, genios y otras figuras alegóricas. 
Nuestra Academia circuló la noticia y la Memoria de su anticuario 



XVIlí 

el contraído empeño, sino porque podría ser el único principio lioy 
realizable de otra tarea mas vasta , que quizá lo sea con el tiempo, 
la de ir dando una colección completa de los cronicones y crónicas 
que sucesivamente se escribieron desde Isidoro Pacense hasta los 
tiempos de los Reyes Católicos, con el texto corregido, el examen 
de sus principales variantes y las ilustraciones necesarias. La Cro- 
nica general es, dijo el Sr. Caveda, la mas á propósito para dar prin- 
cipio y también la mas digna de las atenciones de la Academia: por- 
que es general y en ella se refundió cuanto cristianos y árabes ha-* 
bian escrito de historia de España ; porque á la vez que monumento 
histórico, es comprobante de la elegancia y cultura á que ha- 
bla llegado la lengua castellana en el siglo XIII, en que tan desali- 
ñadas andaban todavía las de otros pueblos cultos de Europa, y por- 
que si corrió varia fortuna y quedó muy apocado su mérito en los úl- 
timos siglos, hoy con mayores medios, con nuevos documentos, 
con la restauración délas letras arábigas, podrá juzgarse acaso de 
otra manera. Refiérense en ella tal vez los hechos, no como pasaron, 
sino como aparecieron á los ojos de sus narradores; y hé aquí cómo 
sin saberlo nos daban un testimonio de sus propias ideas y del es- 
píritu de la sociedad en que vivieron : hé aquí á la historia sur- 
giendo de la fábula, á la realidad de la ficción misma : hé aquí á la 
Crónica general prestándose maravillosamente á la crítica de nues- 
tros dias para sus investigaciones sobre los tiempos pasados, á pesar 
de sus inexactitudes y novelas. Cuando con tanto afán se buscan 
y examinan los monumentos de la edad media, precisamente el que 
la retrata entre nosotros con mas fidelidad es todavía desconocido; 
porque, es necesario decirlo, la crónica impresa por Florian de Ocam- 
po en 4541 , y reproducida y aun mas adulterada en 1543 y 1604, 
sobre ser ya muy rara, no es la del Rey D. Alonso : tanta es la incor- 
rección , el descuido y ano la infidelidad , ó por lo menos libertad 
con que se alteró el nombre y la forma, se varió el lenguaje y 
se suprimieron parles y capítulos enteros. 

La nueva edición debe hacerse cotejando los códices que afortu- 
nadamente aun se conservan de los siglos XIII, XIV y XV para de- 
purar el texto y restituirlo. Mas esto no bastaría : es preciso ilus- 
trarla con oportunas observaciones, desvanecer los errores, prevé- 



XIX 

nir contra lo fabuloso, comprobar lo exacto de aquellos pasages que 
iníundadaraente se tuvieron por contrarios á la verdad histórica, 
acudiendo á los orígenes siempre que sea posible llegar hasta ellos. 

Ocúpase en esta tarea una comisión, á cuyo frente está el mismo 
Sr. Caveda. Con sus trabajos é investigaciones y con los medios que 
la Academia , por la protección del Gobierno, tiene ya para los fines 
de su institución, se conseguirá sin duda llevarla á feliz término. 

Para el conocimiento de nuestra historia de la segunda parte de 
la edad media y aun de los tiempos posteriores, es necesario sin 
duda ver mas que las crónicas : las actas y cuadernos de Cortes y los 
fueros particulares , presentan todo el movimiento político y toda la 
vida civil de los pueblos españoles en aquellos tiempos. Con el mayor 
sentimiento tenia la Academia paralizada esta su predilecta empresa 
de los últimos años: privada de los medios necesarios para conti- 
nuarla , tuvo que suspenderla después de haber publicado treinta y 
ocho cuadernos. Afortunadamente en semejante estado, el Gobierno, 
persuadido de la importancia ó mas bien necesidad de una colección 
de las antiguas Cortes, asi como de otra de los fueros provinciales, 
municipales y cartas-pueblas, ha venido en apoyo de la Academia, 
encargándole por Real orden de 8 de octubre anterior la formación 
de ambas colecciones, y ofreciendo auxiliarla de la manera conve- 
niente , para que por falta de medios no dejen de llevarse al cabo tan 
importantes obras con la mayor prontitud posible. Recibió la Acade- 
mia con la satisfacción mas cumplida este rasgo de ilustrada protec- 
ción, que ha dado nueva vida á una empresa literaria tan propia suya 
como del Gobierno de una nación culta. Doblemente empeñada en 
llevarla á efecto, ha adoptado desde luego las disposiciones mas efi- 
caces para organizar como conviene los trabajos , y espera que con 
el apoyo del Gobierno y los esfuerzos de los Académicos y de otros 
literatos auxiliares, España llegará á poseer antes de mucho las co- 
lecciones de aquellos monumentos de su antigua organización polí- 
tica y civil, fuentes muy principales todavia de las que hoy tiene. 
< Oportunamente habia leido poco tiempo antes el Sr. Marqués de 
Miraflores , al tomar parteen las deliberaciones de la Academia, 
un discurso sobre las vicisitudes de las antiguas Cortes; trabajo que 
ha visto la luz pública. 



XX 

La historia de Indias, de su descubrimiento, posesión y gobier- 
no, laa honrosa para España como interesante para aquellos paí- 
ses y para todo el mundo civilizado, historia en cuya ilustración 
tuvo modernamente no pequeña parte nuestra Academia, impulsan- 
do obras notables de ilustres individuos suyos; ha ocupado también 
en este año su atención. Aun después de sacados del olvido mu- 
chos documentos, yacen sepultadas obras antiguas, que deben 
darse á luz y traerse como testimonios fidedignos. Llevada de este 
pensamiento, se ha propuesto la Academia hacer una edición , tan 
completa y correcta como se pueda , de la Historia natural y gene- 
ral de Indias de Gonzalo Fernandez de Oviedo, autor contemporá- 
neo del descubrimiento y primeras hazañas, soldado y escritor á la 
vez, alcaide de la ciudad y fortaleza de Santo Domingo, y el primer 
cronista de las Indias. Era antiguo proyecto de la Academia dar 
esta edición; pero hubo de diferirse por falta de medios, como se 
dijo en el discurso trienal de 1827. Mas como fuera muy sensible 
privar al público de tan importante monumento por aquel obstácu- 
lo, nuestro digno Director actual , desde el principio de su trienio, 
resolvió emplear para superarlo todos sus esfuerzos, los cuales han 
sido tales y tan eficaces, que muy pronto se han visto coronados 
con el mas feliz éxito. Otra buena dicha ha habido para esta obra, 
llánse hallado y traído á la Academia los manuscritos del autor, de 
que antes solamente habia una relación y extracto que hiciera Don 
Juan Bautista Muñoz. Con presencia de estos originales se han po- 
dido rectificar las copias y trabajos anteriores, disponiendo la edi- 
ción conforme en un todo á lo que el autor, al dar el postrer alien- 
to, quiso y deseó que fuera su obra. Estos nuevos trabajos han sido 
confiados enteramente al cuidado del Sr. D. José Amador de los 
Ríos, quien se consagra á ellos con ardor , y por cuyas tareas está 
ya muy adelantada la impresión del primer tomo, que verá pron- 
to la luz pública , y se dispone la de los restantes. Acompañarán 
á la obra la vida del autor y un glosario de las voces americanas 
que pasaron á la lengua castellana ; escritos que serán debidos al celo 
del mismo Sr. Rios. 

Ademas de los trabajos encaminados á adquirir nuevos datos y á 
ensanchar la esfera de la erudxion histórica, la Academia en sus 



XXÍ 

deliberaciones ha considerado que son muy esenciales entre noso- 
tros los que tengan por objeto difundir y facilitar el estudio de la 
historia. Los mas de los libros de la de nuestra patria que por lo co- 
mún se leen y manejan , no están ni remotamente al nivel de los co- 
nocimientos adquiridos y comprobados en España por las sabias ta- 
reas de nuestros literatos é investigadores del siglo pasado y prin- 
cipios del actual. Es lamentable la condición de los compendios 
que corren en manos de todos, causando funestos efectos en la ge- 
neral instrucción y en los estudios de la juventud; porque ó son, y 
esto á gran dicha , imperfectos extractos de obras nuestras atrasa- 
das, aunque sean de los buenos tiempos, ó malas traducciones y 
compendios de autores extrangeros, no siempre imparciales ni bien 
enterados del verdadero carácter é índole de los españoles y de sus 
cosas. Así, mirándola desde la juventud por engañoso prisma, nos for- 
mamos , en mengua y con grave daño de nuestro espíritu nacional, 
ideas estrechas de nuestra historia, mas importante y grandiosa de lo 
que hemos llegado á creer comunmente los mismos españoles. La Aca- 
demia, deseando contribuir á aminorar estos males, y dar álos co- 
nocimientos históricos generales dirección mas conveniente y mas 
completa, acordó publicar obras capaces de satisfacer á tan impe- 
riosa necesidad, y dio el encargo de prepararlas á una reunión de 
individuos de su seno: nombró al Sr. D. Antonio Cavanilles, que 
en las juntas de febrero y marzo de 1849 habia leido en Acade- 
mia su importante historia, inédita todavía, de la dominación es- 
pañola en Portugal, para escribir y presentarle en el tiempo posi- 
ble un Compendio de historia de España; al Sr. D. Pedro ^Baranda 
para formar otro de cronología; al Sr. D. Tomás Sancha para com- 
poner uno de geografía antigua , de la edad media y posterior, 
y al Sr. D. Pascual Gayangos para tratar la parte de la geografía de 
la España árabe. El Sr. Cavanilles, con gran satisfacción déla Aca- 
demia, dio principio á la lectura del libro preliminar de sg obra , que 
trata de la España primitiva , en la junta de 1 .° de febrero. Prométese 
la Academia con tales obras, prestar un verdadero servicio á la gloria 
de la patria y á la instrucción general. 

Alternando con los trabajos necesarios para estas empresas litera- 
rias, se han presentado á la consideracioh de la Academia otros 



XXII 

varios asuntos, que han ocupado agradablemente sus sesiones, óhan 
sido adquisiciones inapreciables para los diversos ramos de su ins- 
tituto. 

De la primera clase es el del mosaico deAmpurias. Estos delicados 
monumentos del esquisito gusto y primor de las artes antiguas, así 
como de la suntuosidad y elegancia empleada en templos y otros 
edificios públicos y aun particulares, es sabido que se han hallado 
en España con mas frecuencia que en otras partes, acreditando su 
antigua riqueza como provincia romana. En nuestro siglo se han 
descubierto varios, y el catálogo cada dia se aumenta. Reciente- 
mente se halló el de Ampurias , del cual conviene dejar aqui con- 
signada alguna noticia. Plantando José Puig, en el año pasado 
de 1848, una viña sobre ruinas de edificios, descubrió un pavimento 
de mosaico. La Academia debió mas adelante á la bondad del señor 
D. Carlos Llauder, gefe superior político que fué de Gerona, el di- 
bujo de uno de los cuadros del pavimento, que ocupa entre grecas 
una parte de sus variados detalles. Examinado por la Academia, el 
señor Anticuario consignó su descripción. Dos magistrados vestidos 
con túnica y toga y con varas en las manos, que deben ser los duum- 
viros de la ciudad, se encuentran en primer término, haciendo el 
uno libaciones con una copa en una ara rústica , situada al pie de 
una columna ó cypo. Sobre esta se ven las imágenes de Apolo y de 
Diana Lucífera , aquel con una lira y la segunda con antorchas en 
las manos. Ambas deidades tienen la cabeza coronada de torres, 
demostrando así que son las tutelares de la tiudad. Al pie de la co^ 
lumna y del ara se descubren en desorden cítaras y llantas, con ca- 
bezas de cabras monteses , astas de ciervos é instrumentos venato- 
rios. Detrás hay otras dos figuras : la una parece de sacerdote, vesti- 
do con hábito blanco y diadema en la cabeza; la otra de muger, ve- 
lada y vestida asimismo con Irage blanco , que sin duda debe ser 
de una flamínica. También se ven en primer término otras dos fi- 
guras varoniles en actitud devota, y un mancebo desnudo asistente 
al acto. Divísansemas allá una tienda y las paredes de un edificio, 
y al lado superior izquierdo del cuadro una figura mitológica suje- 
tando á un ciervo por las astas , también alusiva á Diana. Entre las 
aberturas de los lienzos de la tienda asoman varias cabezas de per- 



XXIII 

sonas de ambos sexos , y en lontananza se ve un soldado con ga- 
lea y escudo. Por manera , que hay en el cuadro doce figuras, ade- 
mas de las imágenes de los Dioses y de las alegóricas. Todo el fondo 
está adornado de ramas con follage verde, al parecer dejaurel y de 
pino, árboles consagrados á las mismas deidades. El señor Anticua- 
rio juzgó que el cuadro descrito representa un acto religioso en ho- 
nor de Diana. Pero no es posible por él solo juzgar de todo el monu- 
mento, cuya explicación se completará algún dia si se prosiguen las 
escavaciones en aquel punto, ó por lo menos llegamos á tener un 
dibujo de todo el pavimento descubierto. Entre tanto, parece poder- 
se asegurar que este mosaico, si bien se labró cuando las artes ha- 
blan principiado á decaer, es decir , entrado el siglo 111 de la era 
corriente, es sin embargo muy notable por la belleza y variedad del 
colorido y por la pequenez de las tesselas, debiendo estimarse por es- 
tas circunstancias como uno de los mas ricos encontrados en España, 
y comparable á los mejores descubiertos en Herculano y en Pompeya. 

La Academia tuvo ocasión de saber y aplaudir, que una sociedad 
de vecinos de Castellón de Ampurias aficionados á las antigüeda- 
des, se habia encargado de conservar aquel interesante monumen- 
to, y después de haberle comprado al afortunado inventor Puig, ha- 
bia hecho cubrir y cerrar el lugar donde se halla, cuidando de su 
seguridad para adelante: rasgo de ilustrado patriotismo digno de es- 
pecial agradecimiento. No ha tantos años que por falta de igual amor 
y diligencia, hubo que lamentar la pérdida del que se descubrió en 
Guadix, y que á pesar de su considerable extensión de mas de SU 
varas de longitud por 5 de latitud , desapareció al poco tiempo á 
manos de gente ignorante, que se llevólas piececitas, creyéndolas 
objetos de un valor que perdían en el momento de separarlas. 

De otro mosaico, del que se encontró en la ciudad de Lugo y su 
calle de Batitales, en 2 de setiembre de 1842, y del cual la Acade- 
mia tiene reunidas noticias y dibujos que han dado ocasión á expli- 
caciones que se conservan en su archivo, ha recibido también en 
este afio nuevos datos , con una muestra y un bello dibujo de uno 
de sus fragmentos principales, que juntamente con una memoria 
explicativa llena de buenas noticias y observaciones, le ha remitido 
el Sr. D. Antonio Neira de Mosquera. El mosaico de Lugo, por su 



XXIV 

grande extensión y belleza y por sus figuras centrales alegóricas, es 
sin duda de los mas importantes, y uno de los hallazgos mas notables 
de antigüedades que han ocurrido en los últimos años. La Acade- 
mia se promete dar al público la explicación y noticias reunidas, lue- 
go que á su juicio estén completas, y entre ellas ocuparán su lugar 
las que se han debido á la diligencia del Sr. Neira. ■'[ '¡^í 

■' Las adquisiciones de medallas que han enriquecido en este año 
ei Museo académico, han sido de mucha consideración. 

Un rasgo de generosidad de uno de nuestros apreciables compa- 
ñeros, el Sr.D. Antonio López de- Córdova, ministro plenipotenciario 
que ha sido de España en Constantinopla durante muchos años, y que 
allí, á la vez que los negocios de interés nacional, ha cultivado las 
letras orientales y todos los conocimientos útiles en servicio de su 
patria, nos ha proporcionado una riquísima colección de antiguas 
monedas , recogidas en Jerusalen y en toda la Palestina, y traídas á 
España por D. Jaime Prats, apreciable religioso español al servicio 
de Tierra Santa. La Academia ha consignado en sus actas su grati- 
tud por este importante obsequio y servicio hecho á las letras espa- 
ñolas , y el público lo recompensará sin duda con su aprecio. Cua- 
trocientas y cuatro son las monedas traídas de Palestina que han 
ingresado en el Museo de la Academia , raras y preciosas muchas, y 
casi todas importantes. Las hay entre ellas samaritanas y otras de 
Judea; de reyes de Macedonia, Egipto , Siria y del Bosforo ; roma- 
nas , coloniales, consulares, de emperadores, latinas y bizantinas; 
latinas de la edad media, árabes y algunas modernas. 

Las hebreo-saraaritanas son de mucho mérito y rareza. 

Entre las demás, hay cinco hermosos medallones de plata acuña^ 
dos en Antioquia de Siria, y otras varias monedas labradas antes f 
en tiempo de la dominación romana en el mismo punto y otros de 
Oriente; en Tracia, Siria, Cilicia, Chipre, Lidia, Capadocia, Feni- 
cia, Galilea y Samaría. 

Distínguense también las siete que hay de los reyes del Bosforo. 
o De las imperiales romanas son notables tres de plata : una del 
emperador Macrino, otra de su hijo Díadumeníano, y la tercera de 
Valentiniano el mayor, todas de primera rareza. 

Llanoan también , y muy particularmente, la atención las bizan- 



XXV 

tinas. Cinco de ellas son de oro : de Mauricio , de Focas , de Hera- 
clio con Heraclio Constantino, de Constantino Porphirogeneta con 
Romano II el Joven , y por último una de lia emperatriz Eudoxia con 
su busto y los de Romano Diógenes , Miguel Ducas , Andronico y 
Constantino. Entre las de cobre hay muchas raras y alguna inédita, 
como la de Justino y Justiniano, acuñada en Antioquia en el año 527 
de Jesucristo , en que ambos príncipes reinaron juntos. 

Las árabes son de los príncipes ayubitas y de los mamelucos ba- 
haritas y circasianos, con algunas de los primeros emperadores tur- 
cos. Todas son apreciables y ocupan un lugar distinguido en la co- 
lección de monedas arábigas de la Academia. 

Para que nada faltara al mérito de este donativo, aun las latinas 
de la edad media son monedas notables. Las hay de los Grandes 
Maestres de la orden de San Juan, de la República de Venecia, una 
de D. Jaime! el Conquistador, encontrada en aquellas lejanas tier- 
ras, y por último otra de Amaury, príncipe de los Cruzados, que 
reinó en Jerusalen desde el año 1163 al de 1173 de Jesucristo, la 
cual es de plata y se halla bien conservada. 

Esta adquisición es tanto mas importante, cuanto que las anti- 
guas monedas orientales son de grande interés, y su estudio muy 
útil para ilustrar las españolas, dado que ya antes de la dominación 
romana sirvieron las fenicias y samaritanas de tipo para acuñar las 
púnicas y turdetanas déla Bética, y después, durante el imperio 
árabe, las de aquellos países fueron también modelos para las de 
las tribus que poblaron laPenínsula. Así apreciando la monedas de allí 
traídas, el Sr. Anticuario ha formado de todas una clasificación bien 
entendida, con explicación de diez muy peregrinas, que juntamente 
con los dibujos de estas se publica por apéndice, número 1 .<» 

De un pueblo de la Rioja, de la villa de Tricio, ha recibido la 
Academia, en dos ocasiones, algunas monedas é inscripciones ro- 
manas interesantes. Las primeras han sido recogidas en Tricio y 
Pedroso y enviadas para el museo académico por el Sr. D. Tomás 
González Lombillo, joven letrado, que al ejercicio de su profe- 
sión reúne esta culta afición á las antigüedades. Las inscripciones 
fueron halladas en Tricio, junto á una ermita dedicada á Nuestra 
Señora bajo la advocación de Arcos. La Academia recibió hace años 



XXVI 

copias debidas al buen celo de D. Pedro Antonio García, y en estos 
últimos el Sr. Gómez Lombillo ha remitido otras nuevas y mas cor- 
rectas, con las cuales ha sido posible interpretar aquellas inscripcio- 
nes, que se publicarán á su tiempo en esta colección. 

Otras monedas importantes ha examinado también la Academia, 
adquiridas por cambio de duplicados , á que en obsequio de la mis- 
ma se ha prestado el Sr. D. Pedro Sainz de Baranda, padre de nues- 
tro Bibliotecario. En el apéndice 2.° se hallará la clasificación de es- 
tas y las anteriores, formada por nuestro laborioso Anticuario. 

Por otro acto de generosidad , digno de especial memoria, ha ad- 
quirido y examinado la Academia cuarenta y seis monedas de plata, 
romanas, de las cuales la mayor parte llaman la atención en el museo 
por su excelente estado de conservación y algunas por su rareza. Ha 
sido debido á nuestro compañero el Sr. D. Antonio Benavides, y ad- 
mitido por la Academia como un servicio hecho á la misma y á los 
estudios históricos, consignándolo asi en sus actas. Véase la clasi- 
ficación de estas monedas por el Sr. Anticuario en el número 3.° 

La Academia tuvo asimismo la fortuna de saber oportunamente 
que se habian encontrado, no hace mucho tiempo, en Consuegra 
(Toledo) cantidad de monedas antiguas : se apresuró á comprarlas, 
y ha aumentado por este medio sus colecciones con 173 monedas 
árabes de bastante importancia. Corresponden en su mayor parte á 
los príncipes Omeyas de Córdoba : expresan las de esta clase , ade- 
mas de la profesión de la fé muslímica y un lema alusivo á la misioa . 
de su profeta, el nombre del califa, la zeca ó casa de moneda y el 
año de la Egira; muchas añaden el nombre del hachib ó primer 
ministro y el del prefecto de la moneda, y algunas el del principe 
heredero. Por tales noticias las monedas arábigo-españolas son de 
la mayor im|)ortancia para fijar ó aclarar hechos de aquella parte de 
nuestra historia menos conocida. Las de esta adquisición lo son tanto 
mas, cuanto que hay entre ellas muchas acuñadas durante el oscuro 
período de la guerra civil en que al desgraciado llixem 11, denomi- 
nado El-muyad-b¡llah, le disputaron el mando sus parientes Ma- 
hommad el Muhdy y Soleiman Almostanser-billah. También hay al- 
gunas acuñadas en el siglo IV de la Egira por los príncipes Fatimitas, 
que imperaron en la costa oriental de Berbería, en Sicilia y en 



XXVII 

Egipto, muy raras en España. Puede verse la clasificación en el 
número i,^ 

La Academia espera del Gobierno otro aumento importantísimo 
para su gabinete. Una providencia que honra al Ministerio de Ins- 
trucción pública, es la adquisición del monetario que fué del se- 
D. Jacobo María Parga, reunido durante largos años por aquel 
ilustrado y benemérito español, y que probablemente á su falle- 
cimiento hubiera ido á enriquecer gabinetes extraños, como tan- 
tas otras colecciones, á no haber cuidado el Gobierno de com- 
prarle inmediatamente. Hízolo asi el Ministerio de Instrucción pú- 
blica , conservándole para el pais, y disponiendo que trasladado á 
la Biblioteca nacional, después de entresacadas las medallas que 
se necesiten para aquel monetario, las demás se pasen al de la Aca- 
demia; la cual ha mirado esta medida como un rasgo de ilustrado 
espíritu patriótico y de amor á los establecimientos literarios de la 
Nación. 

No ha mucho que la Academia , aunque privada entonces de los; 
recursos necesarios, pero llena de voluntad, salvó con sacrificio de 
todos sus escasos fondos un notable monumento, que estaba próximo 
á pasará los gabinetes extrangeros, y que es la principal de nues- 
tras recientes adquisiciones , el primer ornamento del museo aca- 
démico : hablamos del gran disco del emperador Teodosio descu- 
bierto en Almendralejo en 25 de Agosto de 1847. La Academia hizo 
conocer á la Europa culta este precioso y singular objeto de la anti- 
güedad por medio de unaerudita Memoria, que escribió su anticuario 
el Sr. D. Antonio Delgado, y se publicó con el título de (.(Memoria his- 
térico-critica sobre el gran disco de Teodosio encontrado en Almendra- 
lejo, etc.» Es, como el público sabe por esta Memoria, un gran 
medallón circular de plata muy pura, de dos pies y ocho pulgadas de 
diámetro y de peso de treinta y tres libras, en el cual se lee en 
derredor esta inscripción: D. N. THEODOSIVS. PERPET. AVG. OB. 
DÍEM. FELICISSIMVM X. En el centro se ven tres figuras, sentadas 
en tronos y con insignias imperiales; la de Teodosio en el medio, y las 
de sus hijos , ya asociados al imperio , Arcadio y Honorio, á los la- 
dos, acompañadas de soldados, genios y otras figuras alegóricas. 
Nuestra Academia circuló la noticia y la Memoria de su anticuario 



XXVIII 

con un dibujo del disco, litografiado con todo esmero, á las Acade- 
mias y sociedades literarias de Europa,, En todas ha sido perfecta- 
mente acogida la Memoria y recoconocida la grande importancia del 
monumento. En la de Ciencias de Viena se ha hecho por el Sr. Ar- 
neth, director del gabinete imperial de monedas y antigüedades, un 
extracto é informe, con reproducción del dibujo , que se ha impreso 
en el cuaderno de noviembre de i 849 de las actas de aquella Aca- 
demia. En él no se vacila en afirmar que el monumento español y 
también su interpretación es de los que constituyen época señalada 
en la ciencia de los monumentos antiguos. Después de expresarse el 
título de la Memoria, se dice: «Es giblSittenzüge, welche in der 
Sitten-, es gibt Monumente, welche in der Monumentenlehre auffa- 
llende Epoche machen. Unter lelzlere rechne ich das in oben ange- 
zeigter Schrift erklarte werk, dessen Auslegung mit der Wichtigkeit 
scines Gegenstandes gleichen Schritt halt.» 

Reproduciendo la explicación hecha por el Sr. Delgado, aunque 
el nombre del medallón cree el Sr. Anticuario de Viena que debe 
ser el de clypeo ó escudo, se citan y comparan algunos monumen- 
tos de Europa que pueden tener con el nuestro mas ó menos seme- 
janza : dos de Paris, y uno hallado en Ginebra , que es de tiempo de 
Valentiniano, largitas Valentiniani augusli , los cuales ya comparó el 
Sr. Delgado; otro de Perugia (1); otro existente en el gabinete im- 
perial de monedas y antigüedades de Viena , que según el Sr. Ar-* 
neth , representa el sacrificio de Agripa á Ceres, y tiene seme- 
janza con el nuestro por la figura alegórica que se halla á la parte 
inferior; y otro que se dice fué encontrado en el Dannvio y fun- 
dido en Gratz con grave pérdida para la ciencia. 

El Sr. Arneth asegura que estos monumentos han recibido nue- 
va luz por el nuestro y por la Memoria del Sr. Delgado, celebran- 
do en carta particular que los conocimientos arqueológicos hayan 
sido tan eficazmente adelantados por un español. 

Por último , resume las aserciones definitivas de la Memoria de 
nuestro Anticuario. 



(1) FoNTANiNi, Discus argcnteus votivus. 



XXIX 

El clypeo fué construido por orden de Teodosio el Grande el dia 
de sus quindecenales , ó sea eH9 de enero de 393. 

A este dia próximamente corresponde la declaración de Augusto 
de su hijo menor Honorio. íiy'niuí 

En aquel tiempo es cuando eran reconocidos en España como úni- 
cos emperadores legítimos Teodosio y sus hijos Arcadio y Honorio. 

El monumento representa el nombramiento de un magistrado. Es 
un clypeo de los que los emperadores entregaban á los magistrados 
para que los tuvieran delante de sí en el ejercicio de su autoridad. 

Los tenían puestos en una pequeña columna sobre trípode, ó bien 
los llevaban en estandarte. 

Este monumento presenta claramente el estado de las arles en 
tiempo de Teodosio y el tránsito del estilo greco-romano al bizan- 
tino. El monumento de España (concluye el Sr. Arneth) constituye 
im término medio muy instructivo entre el escudo del sacrificio de 
Agripa á Ceres hallado en Aquilea, hoy existente en Viena, y los 
cuadros de dedicación de los manuscritos de los Evangelios del tiem- 
po de Carlos el Calvo, que se hallan en París y Munich ; de suerte, 
que el escudo de Viena presenta de la manera mas notable la época 
de Augusto, el de Madrid la teodosiana, y los de Paris y Munich 
la carlovingia. 

La Academia vio con satisfacción el erudito y favorable juicio pre- 
sentado en el seno de la de Viena sobre nuestro monumento y memo- 
ria, sintiendo solo que poruña equivocación, fácil al hacer el extrac- 
to, se haya creído el tamaño de aquel la mitad menos de lo que real- 
mente es. Diferenciase ya por esto, mas de lo que se piensa , de los 
otros con quienes se compara; y por otra parte, si bien tiene puntos de 
semejanza por la forma y algunas de las figuras subalternas con los 
otros muy raros de Europa , en lo principal y por su asunto y objeto 
parece muy distinto de aquellos y solitario en su especie: indicación 
que conviene hacer, pero que no se dá por opinión sentada. Nuevos 
estudios y comparaciones, que se continuarán sin duda por los erudi- 
tos, añadirán nueva luz y podrán aclarar del todo el verdadero ca- 
rácter de este rarísimo monumento. No poco contribuirán á ello el 
juicio y las profundas observaciones del ilustre anticuario de Viena. 

Las colecciones de documentos, obras inéditas y otros manuscritos, 



XXX 

á que la Academia dá tan principal importancia para los diversos ra- 
mos de su instituto, porque nos presentan las pasadas edades retra- 
tadas en sus propios escritos, han recibido igualmente en este ano 
aumentos preciosos. 

una adquisición sola ha hecho subir considerablemente este géne- 
ro de riqueza literaria. El antiguo archivo conocido con el nombre de 
Salazar, porque le poseyó D. Luis de Salazar y Castro, último cro- 
nista de España é Indias, quien le legó y pasó al monasterio de Mon- 
serrate, á pesar de haberse refundido en la Academia sus cargos de 
cronista, con los cuales debieron andar unidos los papeles; después de 
haber corrido varias vicisitudes en las épocas de 1808, 1820 y 1835; 
en virtud de las órdenes del Gobierno y de las disposiciones del se- 
ñor Presidente del Congreso de los Diputados, se ha pasado á poder 
de la Academia , la cual le ha colocado y conserva con el mayor es- 
mero. Ejecútase el arreglo y se hacen los índices mas exactos y com- 
pletos de tan interesante colección, que de esta manera podrá ser de 
grande utilidad y servicio para el Cuerpo y para las personas instrui- 
das que se ocupen en trabajos literarios, para los cuales necesiten ó 
deseen consultarla. 

La Academia ha expresado su mas vivo reconocimiento al Gobier-» 
no y al señor Presidente del Congreso por su ilustrado interés en la 
conservación de estos escritos históricos , y por la protección que les 
ha debido. 

En la traslación intervinieron con singular celo los señores Acadé- 
micos comisionados D. Francisco de Paula Quadrado y D. Antonio 
Benavides: prestó también muy eficaces servicios el entendido oficial 
de nuestra bibiloleca D. Tomás Muñoz. 

Ha debido la Academia al Gobierno otra concesión de mucha im- 
portancia en punto á documentos. Sabido es cuan ricos eran bajo 
este aspecto los archivos de las comunidades religiosas, y cómo se 
han deshecho en gran parte en los últimos tiempos por el descui- 
do, el abandono y la dilapidación. Los restos que se conservan, dis-^ 
pcrsos no podrian servir y estarían espuestos á perecer de la misma 
manera. Convencido de ello el Gobierno, ha dado orden mandando 
por el Ministerio de Hacienda que los documentos históricos que to- 
davía se conserven en los conventos y en las administraciones de fin- 



XXXI 

cas del Estado , se traigan á la Academia, á este depositó ;f centro 
histórico, donde se guarden reunidos con la mayor escrupulosidad. 
Se ha empezado á ejecutar aquella disposición, una de las mas úti- 
les que jamás se hayan dado para la historia en España. Esta y la 
Academia tendrán mucho que agradecer al Gobierno que la ha dic- 
tado , al celo é inteligencia del Director general de fincas del Es- 
tado, el Sr. D. Felipe Canga Arguelles, y á los buenos servicios 
de los empleados del ramo. 

Para auxiliarlos con las noticias convenientes en estos ramos his- 
tóricos, la Academia, conforme á los deseos de aquella Dirección, 
dispuso que pasara á varios puntos en viage literario su individuo 
de número el Sr. D. Pascual Gayangos , el cual , prestándose á este 
patriótico servicio, le ha desempeñado con tanta inteligencia, activi- 
dad , exactitud y precisión, que la Academia debe hacerlo público 
en su honor y elogio. 

Ya antes de esto habia el Sr. Gayangos enriquecido nuestro ar- 
chivo , haciéndole donación de una colección escogida de documen- 
tos originales muy notables por sus remotas fechas , que con su gus- 
to y conocimientos especiales habia logrado reunir para su uso par- 
ticular en el espacio de largos años. La Academia , recibiéndola con 
el aprecio que merecia, expresó su gratitud á tan buen Académico 
en la junta de 20 de setiembre. 

Ha encontrado ademas la Academia abiertas las puertas de los 
archivos y bibliotecas mas notables' para sacar copias con que au- 
mentar su caudal literario. S. M. la Reina ha mandado en repeti- 
das ocasiones franquearle manuscritos de su biblioteca particular y 
de la Real de San Lorenzo del Escorial. Los poseedores de ilustres 
y antiguas casas, el Duque de Osuna y del Infantado, el Conde de 
Oñate y otros, le han abierto generosamente sus bibliotecas y ar- 
chivos en bien de la historia, y muchos particulares la favore- 
cen con sus escogidas y curiosas colecciones ; apreciables obsequios 
y servicios á la historia del pais, que después de haberlos estima- 
do la Academia en particular se deben reconocer públicamente. 
La Academia , que procura cultivar su antigua correspondencia 
con los distinguidos cuerpos literarios nacionales y extrangeros, ha 
continuado recibiendo en este ano pruebas satisfactorias de estima- 



XXXII 

cion, que han excitado su íntima gratitud y el mas vivo deseo de po- 
der corresponder como merecen y como lo exigen nuestro crédito, el. 
de las letras espafrolas y la gloria de la nación. i 

De las Academias nacionales, la Real Española de la Lengua en 
sus comunicaciones observa con la nuestra la antigua y estrecha her- 
mandad que desde sus coetáneos orígenes existe entre ambas; la 
Real de Ciencias exactas, físicas y naturales ha empezado sus bue- 
nas y fraternales relaciones, favoreciéndonos con el primer tomo de 
sus apreciables Memorias, los cuadernos que lleva publicados de su 
Revista periódica y los Resúmenes de sus actas; y la de Nobles Artes 
de San Fernando nos ha continuado asimismo la mas cordial corres-, 
pondencia. 

La Dirección del Real Cuerpo de Ingenieros, que tanto se distingue 
por sus trabajos científicos é históricos, nos ha favorecido constan-,, 
temente con sus publicaciones y con comunicaciones muy apre- 
ciables. 

De las Academias de Buenas Letras de Barcelona y de Sevilla, de 
la de Jurisprudencia de Madrid , de la Sociedad económica, y de 
otras corporaciones del reino ha recibido la Academia comunicacio- 
nes y obras que mira con particular aprecio y como pruebas de los 
útiles trabajos de tan beneméritos cuerpos. ^ 

Las ilustres Academias extrangeras conservan buen afecto al anti- 
guo nombre de la nuestra. 

Ya se ha dicho el honroso testimonio recibido , entre otros apre- 
ciables , de la imperial de Viena. 

La de Anticuarios del Norte, con quien esta de la Historia se halla 
mucho tiempo hace en buenas relaciones, nos ha remitido sus obras 
tituladas: 

Mémoires déla Société des Antiquaires du Nord: tomo VIIL~-4844. 

Id. id.— 1847. 

Scripta histórica Islandorum de Rebus gestis veterum Borealium, 
latine reddita et apparatu critico instructa, curante Societate Regia 
Antiquariorum Septentrionalium. Yol. XL— XIL 

La Real Academia de Irlanda ha favorecido á la nuestra, envián- 
dolé las Transactionsoflhe Royal Irish Academy, Vol. XVIII y 1 .' y 
2.' parle del X,|X., , , . , 



XXXIIl 

De la Real de Ciencias de Bruselas se han recibido sus Nuems Ma- 
monas: i volúmenes. 

La Imperial de Ciencias de San Petersburgo remitió á la nuestra 
en principios de este año, como muestra de fraternidad , las obras 
que á continuación se CKpresan. 

Gompte rendu de l'Acaderaie imperiale des Sciences pour l'année 
Í843, par Mr. Fuss, sccretaireperpetucL 

Id. id. pour l'année 1844. 

Id. id. pour l'année 1845. 

Id. id. pour Tannée 1846. 

Id. id. pour l'année 1847. 

Mémoires de TAcadémie Imperiale des Sciences de Sainl-Peters- 
bourg.—VlL™^ serie.— Sciences politiques, Histoire, Philologie, 
Tome VI.™«— 4."»'^ et 5.°»« livraisons. 1847. 

Id, id.— 6."^Mivraison.— 1848. 

Mémoires de TAcadémie Imperiale des Sciences de Saint-Peters- 
bourg.— VI.™^ serie. — Sciences matliematiques et physiques. — To- 
me IV.'^«— 3.™« et 6."^« livraison. 1848. 

Id. id. id.— Tome V.mc__y|^ere q^ g me Hvraisous. 

Id. id. id.— Tome VI.— 2.«>° et S.'"^ livraisons. 

Id. id. id. — VI serie: Sciences mathématiques, physiques etnalu- 
relles.— Tome Vll."^«— Premiere partie. 

. Envió mas adelante, con carta de su Secretario perpetuo, dirigida 
al Sr. Zarco del Valle, nuestro Individuo de número, los seis pri- 
meros cuadernos de las Analectas históricas que la misma publica, 
manifestando deseo de saber si dos Homilías, de que se traía en el 
número 6.°, pronunciadas por el Patriarca Phocio en 866 con moti- 
vo de la invasión de los Rusos en Bizancio, de las cuales hubo en 
otro tiempo copia en la Real Biblioteca del Escorial , se conservaban 
jlodavia, porque serian tanto mas apreciables, cuanto que otro ejem- 
plar llevado á Moscou desde el monte Athos hacia el siglo XVII, des- 
graciadamente se habia perdido. Preguntábase también si existían 
algunos códices del poeta griego Nounos, autor de la Dionisiaca y 
de la Paráfrasis del Evangelio de San Juan. La Academia, movida 
del deseo y obligación de mantener las buenas relaciones literarias de 
España con los Cuerpos cienlíücos de otros paises, y teniendo la 

TOMO I. c. 



XXXIV 

proporción de que un individuo correspondiente suyo , el erudito 
bibliotecario D. José Quevedo, esté al frente de la Real Biblioteca 
del Escorial, encargó á este señor Académico que procurase ilustrar 
el asunto. El Sr. Quevedo en una noticia, que escribió en latin y 
envió á la Academia , se hizo cargo de lo que en diversas obras es- 
critas ó publicadas antes del lamentable incendio ocurrido en 1671 
en la Biblioteca del Escorial, se habia dicho acerca de las Epístolas 
y Homilias de Phocio existentes en la misma: comparó las noticias de 
aquellas con las posteriores , deduciendo de todo que si alguna vez 
existieron las Homilias, desgraciadamente debieron perecer en el 
incendio expresado, pues que con posterioridad á tan triste suceso 
no se halla la menor mención de aquellos interesantes documentos, 
aunque sí de otras obras de Phocio que se conservan. Del poeta 
Nounos Panapolita, se encuentran tres ejemplares de sus Dionisiacas 
en cuarenta y ocho cantos, y otro que solo contiene dos, así como 
su Esplicacion de las historias griegas, deque hace mención San 
Gregorio Nacianceno en su Homilía Et' xa cpoíta. Ilustró ademas el 
Sr. Quevedo en su noticia la época á que pertenecen estos docu- 
mentos. La Academia no pudo menos de aplaudir la erudición y 
celo del Sr. Quevedo, y el servicio que prestó á las relaciones lite- 
rarias de nuestra nación con las demás de Europa, sintiendo solo 
que sucesos antiguos, tan funestos como el incendio de 1674, nos 
hayan privado de documentos preciosos, y ahora del placer de so- 
licitar de S. M. , como se hubiera hecho, la real licencia para co- 
piarlos, y de la satisfacción de poderlos comunicar á la ilustre Aca- 
demia de San Petersburgo en justa correspondencia. 

La Real Academia de Ciencias de Lisboa nos ha demostrado su es- 
timación enviándonos las obras cuyos títulos siguen , que han si- 
do recibidas con muy especial aprecio. 

«Historia e Memorias da Academia R. das Sciencias de Lisboa. 
Tom.XH, part. 2." 

Id. id. Serie H. Tom. I, parte 1 .* y 2.* 

Collecao de noticias para a historia e geografía das Nacoes ultramari- 
nas quevivem nos dominios portugueses ou Ihes sao visinhas.T.VH. 

Collecao de opúsculos reimpresos relativos a historia das nave- 
gacoes, viagens, e cqnquistas dos Portuguezes. Tom. L 



XXXV 

Relacao da derrota naval , facanhas e successos dos Crucados que 
parti'rao do Escalda para a Terra Santa no anno de 1189: escrita em 
latín por hum dos mesmos Crucados, traduzida e annotada por 
Joao Baptista da Silva López. 

Y otras publicaciones propias de distintas secciones de aquella 
Academia. 

La Sociedad de Historia de Francia nos remite sus Boletines , de 
los cuales se han recibido en este año los de noviembre y diciembre 
de 1849 , y los de enero, febrero, marzo, abril , mayo, junio, ju- 
lio, agosto, setiembre, octubre y noviembre del presente. 

En cumplimiento de encargo del Gobierno de los Estados Unidos 
de América, el Sr. Barringer, digno Enviado extraordinario y Mi- 
nistro plenipotenciario de aquellos países en esta corte, ha dirigido 
á la Academia varios documentos, que son: 

Notes of a mílitary reconnoíssance from fort Leavenworth, in Mis- 
souri , to San Diego, in California , including part of the Arkansas, 
del Norte, and Gila Rivers, by Lieut. Col. W. H. Emory. 1 voK 

It. Un mapa perteneciente á dicho tomo. 

Geographical memoir upon upper California in illustration of his 
Map ofOregonand California by John Charles Frémont.—Addres- 
sed to the Senate of The United States. 

It. El mapa correspondiente á esta Memoria. 

También ha recibido la Academia uno de los cuatro ejemplares, 
presentados al Gobierno por el Ministro de Prusia en esta corte, del 
prospecto de la grande obra, que se publica en Berlín, á expensas de 
aquel ilustrado Monarca, sobre los monumentos de Egipto y Etiopia, 
con arreglo á los dibujos y trabajos de una comisión enviada á di- 
chos países por S. M. el rey de Prusia. 

De otros distinguidos Cuerpos y de particulares españoles y ex- 
Irangeros, se han recibido también con aprecio muchas obras y 
publicaciones diversas , que se ha omitido mencionar por la impo- 
sibilidad de nombrarlas todas, y á cuyos autores ha acordado la 
Academia se manifieste aqui su gratitud. 

Nos resta todavía mencionar siquiera los principales medios por 
los cuales ha sido posible dar nuevo impulso á los diferentes obje- 
tos de la Academia, y presentar , como esta lo ha hecho expresa- 



XXXVI 

m^nte , los tributos mas señalados de su reconocimiento. 

El primero es debido de toda justicia á S. M. la Reina. La Aca- 
demia, después de haber experimentado en todo los efectos de la 
especial protección de S. M. , le es deudora de las estancias que 
ocupa, de la casa en que se alberga. El edificio en que de antiguo 
se halla establecida es Palacio Real que debió á la munificencia de 
los Reyes, y como no fuera ya suficiente para el ensanche que han 
tenido nuestras colecciones y objetos , S. M. se ha dignado, confir- 
mándola en la posesión de aquel, concederle otro nuevo en la casa 
dé su Real Patrimonio titulada del Nuevo Rezado , que por su fá- 
brica sólida y no expuesta á incendios, es la mas á propósito para la 
conservación de los escritos históricos , de los documentos de la 
gloria nacional. Así, S. M. Doña Isabel II, imitando á los primeros 
príncipes españoles de la estirpe de Rorbon en su protección á las 
letras , á las Academias y á todo ramo de prosperidad y cultura, 
colocará su nombre al lado de los ilustres de Felipe V y Cár- 
losIII. 

A las Cortes y al Gobierno ha debido recientemente la Academia 
muy especial favor. Privada por mucho tiempo de los medios y re- 
cursos, no abundantes en verdad, con que de antiguo contaba pa- 
ra promover las tareas históricas, habia llegado á verse en la im- 
posibilidad de satisfacer á su objeto. Como si no se comprendiera lo 
que importa la historia en todos sus aspectos y relaciones, lo que 
significa en el espíritu de la nacionalidad de los pueblos, y mas en 
una nación grande é histórica como la nuestra, pudo creerse un 
momento que no se necesitaban protección ni medios para un obje- 
ta, cual es este. Pero exígela sin duda y muy principal, porque es de 
mucha trascendencia, porque influye en la gloria y subsistencia de 
Iqs Estados y en todo género de ilustración, y sus tareas son gra- 
ves y arduas, los trabajos prolongados, y los medios, colecciones, 
monumentos, investigaciones, indispensables. Las Cortes y el Go- 
bierno, conociéndolo, han concedido su protección á la Academia^ 
que de esta manera ha podido renovar sus antiguos planes, conce- 
bir otros nuevos, y pensar en suma en dar á la historia nacional 
Ja importancia que reclama en nuestro siglo. 
Ed esta empresa la ayudarán todas las personas instruidas, á las 



xxxvir 

cuales la Academia ofrece en su instituto un centro y un medio de 
que sus tareas históricas lleguen á ser mas provechosas para su pa- 
tria y para la ilustración general. 

Tal es el estado de la Academia en el presente año , tales son los 
tributos de su reconocimiento , y estos sus deseos y esfuerzos por 
dar nuevo impulso al cultivo de nuestra historia, promovidos con 
indecible celo , actividad y constancia por su digno Director el 
Excmo. Sr. D. Luis López Ballesteros. 

Pedro Sabau, Secretario. 



Nota de Tas cuatrocientas cuatro monedas, adquiridas en? 
Jerusalen y en otros puntos de la Palestina , que han sido^ 
donadas á esta Real Academia de la Historia por su indi^ 
viduo de número el Excmo. Sr. D. Antonio López de 
Gordo va. 



Monedas de Reyes y dé ciudades, acuñadas para el uso de los mismos -pue" 

blos ó provincias antes de la era cristiana, y después bajo la dependencia de 

los Emperadores Romanos* 



Emperadores 
Provincias. Reyes ó Ciudades; Romanos. 






Thracia Mesembria » JE 

Id Perinthus Caracalla id. 

Chersonesus 

Thraciae Coela Alexander Se ve- 
rus. id. 

Insulae Thraciae. Thasus .» id. 

Reges Thraciae. Rhoemetalces 1. . Tiberius id. 

Reg-es Macedo- 

nise Philippus II ». id. 

Id Alexander III, 

magnus » id. 

Id Philippus III. » id. 

Id Cassander » id. 

Reges Bosphori. Cotys I Neroel Agrippina id. 



m. (1) 


i 


m 


1-í 


P- 


i^ 


P' 


i 


m. 


1 


P- 


i 


P- 


5 


P- 


1 


P- 


5> 


rn. 


i 



15 



(1) Para la InteliRcncia de los signos usados en estas clasificaciones debemos advertir rtiio AV. 
es oro: AR. plata: B. Lillon ó potin: ./E cobre: R. reverso: ar., arca. mm. máximo modulo o me- 
dallón ■ Cr. gran l>roncc: »n.ó med., mediano bronce.- p. ó peq. pequeño bronce; y mln.f minjnjo 
bronce, y se usa del signo ? cuando la aplicación es dudosa. 



XL 



Emperadores 
ProTinrias. Reyes ó Ciudades. Romanos. 



Suma anterior d & 

Reges Bospliori» Sauromates líl* » Al m. 2 

Id Id » id, m. j 

M Sauromates VI.. Probus?.. id. p. i 

Id Rex incerlus. . . . » id. m. 1 

Troas Tenedos Ínsula » id. p. i 

Pisidia Termessus » id. p. -I 

Cilicia Elaeusa » id. p. i 

Cyprus Ínsula » Claudius id. m. i 

Id ,. .)) Trajanus id. gr. i 

Lydia Hypaepa* Nero id. p. -i 

Cappadocia, . . . Caesarea Antoninus Pius. . B p. i 

Id Id Id M m. 4 

Id Id Gordianus Pius. . id. m. 4 

SyriíE Reges. . . Antióchus I, so- 
ler n id- p. 3 

Id Antióchus III, 

magnus » id. p. 3 

Id Antióchus VI, 

epiphanes . . , » id. p. i 

Id Antióchus VII, 

evergetes » id. p. 1 

Seleucis Anliocnia Augustas id. m. i 

Id Id Nero id. rn. i 

id Id Vespasianas AR. m. 2 

M Id Domilianus M m. i 

Id Id Trajanus AR. m. 2 

Id Id Alexander Seve- 

-rus JE p. 2' 

Id Id Gordianus Pius . . AR. m. t 

Id Id Philippus sénior. JK gr. i 

Id Id'. Tcajanus Dccius. B m. 1 

Id Id Valerianus M m. i 

Id Laodicea Elagabalus id. p. 1 

Coelesyria Leucas SeptimitisSeverus id. p. i 

Traconilis Ilu- 

TíBa , Caesarea Panias.. Augustas id. m. 1 

Phoenicia Tyrus » id. p. i 

líi.. Incerla » id. p. i 

Galilaea Diocaísarca Antoninus Pius. . id. m. . . 1 

Samarla Caesarea . , Hadrianus id. gr. i 

Jd Id; Id id. p. 2 

W Id Alexander Seve- 

rus id. m. i 

Id Id Trebonianus Ga- 
llas id. m. 4 

' • 61 



XLI 



Provincias. 



Reyes ó Ciudades. 



Emperadores 
i^uiuanüs. 



^ S 



Samaría 



Id 

Id 

Id 

Reges JudceíB 



Id. 
Id. 
Id. 
Jd. 
Id.. 
Id. 



Suma anterior , 
Caesarea Trebonianus Ga- 

llus.. 

Neapolis Titus 

Id.. Crispina Commo- 

di 

Sebaste Ñero. 

Alexander et Jo- 

nalhan* ...... » 

Jonathan ...» 

Simo Maclrabeus. ........... 

Id., anno secundo 

Id., anno terüo » 

Id. , anno quarlo. ............... 

Johannes Hyrea- 

nus* » 



61 



Jiidiüa sub im- 
perio Romano 

Id 

Id 

Id 

Juda^a; provin- 
cia 

Id 



Heredes mag^nus* 

Heredes Agrippa. 

Simo Barchoche- 

bas** 



Aug-ustus 

Tiberiiis et Julia. 

Tiberius 

Ñero 



Aelia Capitolina. 
Id. 



AntoninusPius., 
Saloninus Vale- 



rianus. 



Id. 
Id. 
Id. 
]d. 
Id. 

]r|. 



Ascalon 
Id...... 

Id...... 

Gaza. . . . 

Id....... 

Id 



AnloninusPius, 



Id 

Id 

Id 

Reges Avgypti. 
Id.. ■.'..:..; 



Id.. 



Id....... 

Id.... 

Id..:........... 

PtolcmseusI,soter 

PtoIemseusV,epi- 

■ phanes .:.:... 

Ptolcmaei VIII 

etlX 

id * 

Id 



Caligula 

Hadrianus 

AntoninusPius. 

Caracalla 

Elagabalus 



M 


P- 




id. 


m. 




id. 


P" 




id. 


m. 




id. 


P- 




id. 


P- 




id. 


m. 




id. 


P-- 


4i 


id. 


P- 


2 


id. 


m. 


i 


id. 


P- 


2- 


id. 


P- 


3 


idl 


P- 


2 


id. 


p. 


2- 


AR 


P- 


2 


M 


P- 


i 


id. 


P- 


3 


id. 


P- 


2 


id. 


P. 


1 


id. 


P- 


2 


id. 


m. 


i 


id. 


P- 


i 


id. 


m. 


i 


id. 


m. 


i 


id. 


P- 


i 


id. 


m. 


i 


id. 


m. 


1 


id. 


gr. 


i 


id. 


P- 


i 


id. 


m. 


i 


id. 


P- 


1; 


id.- 


P- 


i 


id. 


gr. 


i 


id. 


m. 


2 


id. 


P __ 


i 



i20r 



XLII 





' 


Emperadores 


,- 






ProTinclas. 


Reyes ó Ciudades. 


Itoiuaiios. 


s 


SS 


•^ s 




Plolems&i incerti. 


Suma anterior. 
)) 






120 


Reges Aegypti. 


id. 


mm. 


3 


Id. ... 


Id 


)) 


JE. 


gr. 


"1 


Id 


Id 


............... 


id. ] 


^,1P' 


45 


Aeeyptus 


Alexandria 


Auguslus 


id. 


P- 


3 


Id 


Id 


Vespasianus 


Td. 


m. 


i 


Id 


Id 


Hadrianus 


id. 


gr. 


\ 


Id 


Id 


¿Macrinus et Dia- 












dumenianus?. . 


id. 


gr. 


\ 


Id 


Id 


AureUanus .. 


id. 


P- 


1 


Id 


Id 


Probus 


id. 


P- 


\ 


Nomi Aegyptü. . 
Coloniae incer- 


Tanites 


Hadrianus 


id 


P- 


\ 










tae 




Trajanus 


AR 


P- 


2 


Maltratadas é mutiles ► . . . 




^: 




22 



173 



Monedas de ylafa de tas antiguas familias de Roma^ clasificadas por el 
nuevo sistema de Genaro Riccio (1). 

Aburia Riccio núm . i . labia i ." 1 

Anlestia Id. num. 6. tab. 3." i 

Cipia Id. núm. -1. tab. -13 4 

Claudia Id. núm. 7. lab. 43 4 

Coelia Id. núm. 6. tab. 44 4 

Id Id. núm. 5. tab. 44 4 

Cupiennia Id. núm. 4 . tab. 47 \ 4 

Domilia Id. núm. 7. tab. 48 4 

Fabia Id. mm. 4 . tab. 49 4 

Julia Id. núm. 4. tab. 22 '. 4 

Licinia Id. núm. 4. tab. 27 1 

Manlia Id. núm. 2. tab. 29 4 

Marcia Id. núm. 5. lab. 30 4 

Papia Id. núm. 3. lab. 35 4 

Pinaria Id. núm. 4 . lab. 36 4 

Rulilia Id. núm. 4. lab. 44 4 

Sempronia Id. núm. 1 . lab. 42 4 

Sentía Id. núm. 2 vte. tab. 43 1 

Sergia Id. núm. 4. tab. 43 4 

Servilla Id. núm. 4. lab. 43 i 



Total de monedas de familias romanas de plata ... 20 



(I) Le monde dclle atitichc TamiRlic di tloma fino alio Imperndore Augusto, inclusiva- 
nentf cdiuoi zeccbicri, opera del Giudice tiennaro Kiceic— Napeli, 184S. 



XLlíí 



Monedas dé los Emperadores Romanos , acuñadas para el uso y circulación 
general de todo el Imperio. 



Emperadores. 



Vitellius 

Tilus 

Domitianu» 

Trajanus 

Hadrianus 

Antoninus Pius. 

Faustina Antonini. . .... 

Septimius Severus 

Julia Domna (una forrada) 

Macrinus 

Diadumenianus 

Alexander Severus 

JuliaMammea. 

Maximinus Pius 

Gordianus Pius 

Philippus sénior 

Philippus júnior 

Trajanus Decius 

Herennia Etruscilla 

Volusianus 

Gallienus 

Claudius Gothicus 

Aurelianus 

Numerianus 

Diocletianus , 

Maximianus Hercules. . . . 

Constantius Chlorus 

Galerius Maximianus 

Maximinus Daza 

Licinius 

Constantinus maximus. . . 

Constantius júnior 

Valentinianus sénior....... 

Valcns.. 

Theodosius magnus. .... 

Arcadius 

Theodosius júnior. . . ..... . 

Leo primus .^» . . 

Maltratadas é inútil^g..... , 

Total de imperiales 









Cobre. 






Oro, 


Plata. 


Gr. br. 


Mcd. 


Peg. 


Totar. 


M 


í 


» 


» 


» 


4 


» 


4 


» 


)) 


')) 


4 


»v 


4 


n 


4 


» 


5; 


» 


5 


i 


n 


4 


T 


» 


2 


j) 


n 


» 


2 


» 


» 


4 


)> 


» 


4 


» 


4 


y) 


» 


» 


4 


» 


2 


» 


)) 


» 


2 


1 » 


2 


» 


» 


» 


2r- 


» 


4 


» 


» 


n 


4 


» 


4 


» 


» 


» 


4 


» 


2 


2 


)) 


» 


4 


') 


1) 


4 


» 


» 


4 


» 


4 


4 


» 


» 


2 


» 


2 


2 


» 


» 


é 


» 


» 


4 


» 


yy 


i 


» 


}) 


4 


n 


}) 


4 


» 


n 


2 


n 


)) 


2 


» 


» 


2 


» 


» 


2 


» 


» 


4 


» 


w 


4 


» 


» 


» 


» 


4 


4 


» 


» 


» 


» 


4 


4 


» 


» 


» 


» 


3 


3^ 


» 


)) 


» 


n 


4 


4 


. » 


» 
» 


» 


» 


2 

4 


2^ 
4 


» 


» 


» 


» 


» 


4 


4 


» 


» 


» 


4 


» 


4 


» 


» 


» 


4 


» 


4 


» 


w 


)) 


» 


2 


2 


n 


» 


)) 


» 


44 


41 


» 


» 


}) 


)) 


2 


2 


.4 


4 


)) 


)) 


2 


4 


» 


n 


n 


)) 


2 


2 


» 


» 


n 


)) 


2 


2 


> ....'> 


)) 


n 


» 


2 


2 


» 


n 


n 


)) 


4 


4 


» 


» 


» 


» 


4 


4 


» 


» 


» 


» 


24 


24 


■ i 


26 


45 


3 


60 


40a 



XLIT 



Monedas de los Emperadores griegos de Constantinoplá, 
llamadas Bizantinas. 



Oro. 



Plata. 



Cobre. Total. 



Anastasias » 

Juslinus I el Justinianus I * » 

Juslinianus I - » 

Juslinus júnior » 

Jnslinus el Sophia. » 

Tiberius Conslantinus » 

Mauritius 4 

Phocas i 

Phocas el Leoncia » 

Heraclius » 

Heraclius, Heraclius Conslantinus el Marlina » 

Heraclius el Heraclius Conslanlinus ....... í 

Constans II » 

Conslanlinus Pogonatus, Heraclius et Tibe- 
rius » 

Nicephorus Logolhela » 

Corwlanlinus Porphirogenitiis et Romanus. . i 

Johannes Tzimisces » 

Conslantinus Ducas » 

Eudocia , Romanus Diof^enes , Michael, An- 

dronicus el Constanlinus 4 

Enimanuel Comnenus » 

Inciertas » 

Total de Bizantinas 5 



» 


2 


2 


» 


1 


4 


» 


3 


3 


» 


4 


4 


)) 


4 


4 


)) 


2 


2 


» 


2 


3 


)) 


4 


2 


w 


4 


4 


» 


5 


5 


)) 


4 


4 


» 


4 


5 


)X 


2 


2 


» 


4 


4 


)) 


4 


4 


)X 


» 


4 


» 


3 


3 


» 


4 


4 


)) 


» 


4 


» 


2 


2 


X) 


5 


5 



-39 



44 



Monedas árabes de la edad media. 



Dinastías. 



Príncipes. 



Plata. Cobre. Total 



Ayobitas de Egipto 
y de Siria. 



Malee En-nasser Salaho-d-din 

Yusuf » 

Malee El-áziz Otsman » 

El mismo con Malec-ádel Sai- 

fo-d-din ♦ '. . . » 

Malec-ádel Saifo-d-din, sok). . - » 

Malee El-khamel Mahommad. , » 

Malee Edh-dhaher Gází . . . . . . » 

Malee Ess-ssaleh Ismáil 4 

El mismo con Malee En-nassir . 

Yusuf. » 

4 9 



4 


4 


i 


4 


i 


1 


1 


1 


4 


1 


3 


S 


» 


1 


4 


4 



40 



Dinastías. 



XLV 

Principes. 



Mamelucos Baharilas 



Mamelucos Circasia- 
nos. 

Sultanes Otomanos. 
Inciertas.. . 



Suma anterior 

Malee Ed-dar Bibars 

Malee Mohammad ebn Kalaun . 
Malee Almansur Aly ben Xaraf. 

Malee Edh-dhaher Barkuk 

Malee En-nassir Farach 

Malee Xaraf Barsebai 

Murad ben Mohammad 



Plata. Cobre. Total. 



9 


iO 


i 


1 


)) 


i 


i 


i 


2 


2 


i 


1 


\ 


1 


1 


i 


27 


30 



Total 



43 



Latinas de la edad media y modernas. 

Reyes de Jerusalen. Amauri* { 

Id. de Aragón Jaime 1 1 

Dux de Venecia Francisco Foscari i 

Id Pedro Lando » 

Id Antonio Príuli » 

Hospitalarios de San 

Juan Incierto prior, ó Gran maestre. » 

Reyes de Polonia . . . Esteban Balhóri i 

Duques de Lorena . . Carlos III i 

Inútiles )) 

Un geton francés del siglo 16 » 

Un sello en cobre de incierta época, que tiene incuso 

un gamo con una cruz encima » 



Total de monedas modernas y de la edad media . . 



58 



i 

i 
i 
1 

3 
i 
i 
2 
I 

d 

14 



RESUMEN. ^ ^^^'': ^***"''* ^*''''- 

Monedas de Reyes, pueblos y ciudades » 

Monedas de las antiguas familias de Roma » 

Id. de los Emperadores Romanos i 

Id. de los Emperadores griegos de Constanti- 

nopla 5 

Id. árabes de la edad media » 

Id. latinas de la edad media y modernas » 

Total general 6 65 



9 


i 64 


i 73 


20 


)) 


20 


26 


78 


105 


» 


39 


44 


5 


43 


48 . 


5 


9 


14 



333 404 



Madrid 2 de Diciembre de f850. — Antonio Delgado. 



NOTA. Las diez monedas marcadas con astericos se ha creído conveniente hacerlas 
grabar y esplicarlas en ]a forma que sigue por ser inéditas ó poco conocidas. 



XLVl 



Explicación de las diez monedas dibujadas en la lámina 1 .* 
tomo I, procedentes de Jerusalen y de la Palestina, 



Núm. 1. Sauromates tercero, Rey del Bósphoro. 

BACUEÜC' CAYPOMATOT Su busto con diadema , y paludamen- 
tum, mirando á la izquierda. 

R. Victoria con mitra en la cabeza caminando á la derecha : tiene en la 
mano derecha una laurea y en la siniestra una pahna. A los lados las ini- 
ciales M— H, <^. med.) 

Sauromates B.** de este nombre subió al trono en el año 94 de J. C. y 
dejó de reinar, según se cree, en el año 123 ó d24 del mismo cómputo: es 
decir, que floreció por el tiempo en que Trajano imperaba. Por otras mo- 
nedas que conocemos de éste Sauromates, sabemos que estuvo dependiente 
de aquel Emperador. La de este número no ha sido hasta el dia publicada, 
y es notable porque nos presenta bien dibujado el busto de dicho Rey, 
y las insignias con que se decoraba. Las iniciales M. H. que se ven en esta 
y en otras monedas del Bósphoro, parece indican que fueron acuñadas en 
Heraclea del Ponto. (MsTpoTroXta HspaxXsta), capital de aquel reino. 

Núm. 2. Hypmpa, Ciudad de Lydia. 

NKPÍ1N-KAI2AP Cabeza laur. de Nerón, mirando á la izquierda. 

R. HrHSinnor-VnAinHNÍlN. {Sub Hegesippo Hypaepenorum) Bus- 
to de un joven mirando á la izquierda: sobre el hombro izquierdo tiene un 
cetro: delante un monograma. =(^. peq. ) 

Esta linda moneda fué acuñada bajo el imperio de Nerón para el uso de 
la ciudad de Hypaepa. Según Estrabon, estuvo situada á las faldas del 
monte Tmolo (Hypaepa sunt oppidum, quá descenditur a Tmolo ad Caystri 
campum); y Plinio la enumera entre las que concurrían al Convento jurí- 
dico de Smirna. El busto juvenil del reverso parece que alude al genio de 
la ciudad. 

Hemos creído conveniente publicar esta moneda, tanto por ser inédita, 
como por su correcto dibujo. 

Núm. 3. JonalhanMacaheOygefe y pontífice de los Judíos. 

En diez caracteres samaritanos dice esta orla : Jonathan Rex. = En me- 
dio la flor de loto. 

R. A AKEANAPOVBAlIAElii:. En el centro un ancora dentro de gra- 
fila de puntos. (M. peq. br. ) 

Esta moneda, interesante para los esludios históricos, y mas para conocer 



XLVII 

la paleografía de los antiguos hebreos, no se ha publicado ni parece ha sido 
conocida hasta ahora; pues aunque Bayer, Barthelemy, Mionnet y otros han 
insertado monedas bilingües greco-samaritanas, con los mismos nombres de 
Jonathan y de Alejandro, de las cuales han venido algunas á nuestro mu- 
seo, difieren de esta esencialmente en la forma y en el tipo. A nuestro 
juicio debe atribuirse, por lo menos la moneda que se describe, á Jonathan 
Macabeo , que sucedió á su hermano Judas en el mando del pueblo he- 
breo, y que reconoció dependencia ó vasallaje de Alejandro Bala , Rey 
en su tiempo de Siria. Asi lo leemos en el cap. X, lib. i." de los Maca- 
beos , en donde se expresa que Alejandro consiguió la amistad de Jonathan 
nombrándole gran sacerdote , llamándole su amigo y remitiéndole entre otras 
dádivas una corona de oro. La moneda descrita está conforme con estepasa- 
ge sagrado. En el anverso vemos el nombre de Jonathan completo con ca- 
racteres hebreo-samaritanos, en la forma misma que nos los ha explicado 
nuestro inmortal Bayer , y con el título Hmalec , Rex: y están escritos al re- 
dedor de una flor que puede ser de loto. En el reverso aparece en carácter 
y lengua griega el nombre de Alexandro Bala, bajo cuya protección y depen- 
dencia reinó ó gobernó Jonathan , escrito al rededor de un áncora. Tanto 
el símbolo del anverso como el del reverso son muy frecuentes en otras mo- 
nedas de los Reyes griegos de Siria y de Egipto. 
Reinó Jonathan desde el año 161 al 144 antes de J. C. 

Núm. 4. Juan Hircariy Rey y pontífice de los Judíos. 

En caracteres samaritanos. 

(ijeochauj Sacerdos magnus, Philellenus.n En cuatro renglones de ca- 
racteres samaritanos dentro de una laurea. R. Dos cornucopias y entre ellas 
una flor. 

Pérez Bayer en su disertación de numis hebreo-samaritanis, t. 1/, pág. 
176, publicó una moneda existente en su colección, en que leyó Jeochan- 
nahan hacohen hanasi: esto es aJohannes ó Jeochannan, Sacerdos et prin- 
ceps,» é insertó otras varias ya publicadas por Barthelemy, Relandi, Johan- 
nes Clerico y Pembroch, que á su juicio, correspondían también al mismo 
príncipe. La moneda que ahora publicamos conviene con la de Bayer solo 
en las dos primeras palabras ; pero las restantes parecen las mismas que 
leyó Barthelemy en una moneda de Jonathan: esto es, hegadolva chab^ 
bihed: «magnus et philellenus.» Ademas hemos creído conveniente su pu- 
blicación porque hasta ahora ha quedado en duda la afirmativa de Bayer, 
y con este nuevo comprobante se ve que Juan Hircan acuñó monedas con 
su nombre, titulándose gran pontífice y amigo de los Griegos. Es de min. br. 
, Reinó este príncipe desde el año 135 al 107 antes de J. C. 

• Nára. 5. Herodes el grande. 

Galea vista de costado con visera y tenias, grabada entre dos palmas. 
R. HP0A0YBA2IAEÜ2. Ara ó cipo istríado: á los lados L-F. anno 
iertio y un monograma {M, m br. ) 

Esta rarísima moneda se aplica á Herodes, Príncipe de los Idumeos, que 
bajo la protección del César se hizo llamar Rey de los Judíos en Roma en el 
año 38 antes de J. C, y en el 36 se apoderó de Jerusalen. En este año, 
precisamente tercero de su reinado, se acuñó esta moneda; tal vez en Trí- 



XLVIII 

43oU, ciudad litoral de la Phenicia, cuyas iniciales vemos en el mono- 
grama. 

En el museo británico existe otra moneda parecida á esla, pero variante 
en la forma de la galea; y ha sido publicada este año por Mr. Humphreys en 
su excelente obra titulada aAncient coins and medalsn, impresa en Londres. 

Reinó Herodes desde el año 38 antes de J. C. hasta el 3 después de este 
cómputo. 

Núra. 6. Simeón Barchochebas . 

Laurea y dentro de ella escrito con cinco caracteres samaritamos Simnáo, 
por Simáon. 

R. Prefericulo y ramo de palma: ai rededor en caracteres samaritanos, 
Lecherut Jeroftolima : Libertad de Jerusalen. 

Varios escritores han publicado esta moneda de plata , aunque variando 
en el modo de entender la leyenda del anverso, ya porque las que tuvieron 
á la vista estaban mal conservadas, ó ya por la dificultad que les ofrecía la 
contraposición que se observa anteponiendo al hain y vau el último nun de 
Simáon. 

Pertenece á Simeón Barchjochebas, que se sublevó en Judea en tiempo del 
Emperador Hadriano , apoderándose de Jerusalen , titulándose Rey y Me- 
sías, y acuñando monedas con su nombre. Fundamos esta aplicación en 
que tienen la forma y peso de los denarios romanos que estaban en circula- 
ción, y era la moneda corriente en Judea cuando ocurrió este alzamiento: 
en las palabras lecherut Jerosolima, libertad de Jerusalem , que supone la 
voz tomada por los rebeldes para justificar la sedición: en que el carácter 
samaritano es mas cursivo y distinto del usado en el tiempo délos antiguos 
Asmoneos; y por último, en que la misma equivocación cometida al tiempo 
de escribir el nombre de Simeón, hace conocer que debiera haberse acuña- 
do cuando no eran bien conocidos y estaban olvidados los caracteres sama- 
ritanos, y que los usaron los rebeldes solo como un medio de cohonestar el 
alzamiento con recuerdos gloriosos de su antiguareligion, signos y lenguaje. 

Duraron estas revueltas cinco años , desde el 120 al 125 de J, C. 

Es de plata, y pesa 3,46. gram. 

Nám. 7. Simeón Barchochebas, 

Racimo de uvas con parte del sarmiento : al rededor dice en caracteres 
samaratinos: Simáon. 

R. Dos columnas , y al rededor , escrito en los mismos caracteres sa- 
maritanos: Lee /leruí Jerosolima: Libertad de Jerusalen. 

Está acuñada sobre un denario de plata del Emperador Trajaño , del que 
se ven aun en el anverso las letras IMP 

Ademas de las razones que hemos dado para apücar á Simeón Barcho- 
chebas la moneda anterior , concurre en esta la circunstancia muy notable 
de haber sido acuñada sobre otra , conocidamente romana , y á nuestro 
juicio de Trajano, Queda por lo mismo excluida toda presunción de que es- 
tas monedas pudieron ser acuñadas durante la dominación de los Asmo- 
neos. 

Es de piala , y pesa 3,26. gram. 



IL 



Núm. 8. Ascaloriy ciudad de la Judea, 

CEBACTOC— ANTfíNINOC (sic). Cabeza del Emperador AntoninoPio, 
con laurea y mirando á ia izquierda. 

R. ACKAAÍ2 — ENC {Ánno CCLV Ascalonitarum) Astarle en pie y 
colocada sobre lín carro tirado por tres leones. Tiene la diosa sobre la ca- 
beza al parecer un modio , en la mano derecha látigo y en la siniestra 
cetro. 

La ciudad de Ascalon estaba situada en la Judea entre Gaza y Azoto, y 
es muy nombrada en la historia del pueblo hebreo. Tuvo su era particular, 
á contar desde el otoño del año 650 de Roma ( 104 antes de J. C. ). Siguien- 
do este cómputo, fue acuñada esta moíieda en el año 905 de Roma, ó sea 
i52 después de J, C. , en cuyo año entró el 255 de Ascalon. Imperaba en- 
tonces en Roma el Emperador Antonino Pió , según vemos confirmado con 
«u cabeza en el anverso de la moneda. 

Es inédita y de muy buena fábrica. ^E med. 

Núm. 9. Justino I y Justiniano I j Emperadores de Cons- 
tantinopla . 

DD- NN- IVSTINVS- ET- IVSTINIANVS- P P. AVGG* Dos bustos con dia- 
demas , mirando de frente. 

R. I. entre tres cruces : al rededor CONCORDI : en el exergo ANTX. 

Moneda de cobre de valor de diez numos. Mr. de Saulcy , en su obra ti- 
tulada Essai de classification des suites monétaires Byzantines ( Paris, 
4840) , dice que en el gabinete del Rey existia una de oro , con los bustos 
reunidos de estos príncipes , pero no conoció moneda de cobre. La nues- 
tra es de esta clase é inédita. Debió haberse acuñado en Antiochia en el 
corto tiempo que corrió desde 1.° de abril del año 527 de J. C. , en cuyo 
dia asoció Justino I al imperio á su sobrino Justiniano, hasta el mes de 
agosto del mismo año , en que murió Justino. 

Núm. 10. Amaury y Rey de Jerusalen. 

f AMAVRICVS- REX- Cruz latina , y entre los brazos dos circuios pe- 
queños. 
R. DE- lERVSALEM- Signo desconocido. 

Amaury , Rey de Jerusalen , hijo del Rey Pulques, y de la, casa francesa 
de Anjou, sucedió á su hermano Balduino lí en el trono de Jerusalen el dia 
11 de febrero de 1162. Reinó once años y cinco meses, y murió en 11 de 
julio de 1173. 

Esta moneda es de plata de baja ley y muy delgada. No sabemos haya 
sido publicada hasta ahora. 

A, D. 



TOMO I. d. 



o 



11. 



Monedas encontradas en Trido y en Pedroso, que han sido re- 
mitidas á la Academia por el Sr. Lombillo, 



^ Calagurris Julia : con los nombres de los duunviros Quinto 

Emilio y Cayo Poslumio 1 

AR. Familia Junia : Décimo Siiano 1 

AR. Musidia : Lucio Musidio Longo 1 

AR. Tiberius R.: pont* max 1 

M Galba: med. br. R: libertas* pvblica 1 

AR. Julia Pia : R. ivno* regina , , 4 

M Otacilia Severa : Gr. br.=R. saecvlares- avgg* Hipopó- 
tamo •••••? 1 

M Gallienus : R: aeqvitas 1 

M Telricus : R: salvs augg , • i 

^ Constantinus maximus : R: soir invicto* comiti 1 

JE. Id. : VOT* XX* D-N* CONSTANTINr MAX* AVG i 

M Magnentius : salus* dd* nn* avg* et- caes* El monograma 

de Cristo , i 

Total 42 



De las expresadas doce monedas , las ocho marcadas con la estrella al 
margen han tenido lugar en la colección de la Academia , porque son 
poco comunes , ó por su buena conservación . La moneda de Otacilia con 
el Hipopótamo en el reverso es la de mas mérito. 

Recibidas del Sr. D. Pedro Baranda en cambio de otras. 



M Marcus Aurelius Antoninus . Gr» br. R: consecratio 

^ Id . R : PRiMr decennales » , 

AR. Faustina minor. R: fecvnditas , 

M Commodus . R: iTALiA.=Gr. br. .,....,..»». 

AR. Caracalla. R: venus* víctrix. • 

AR. Id. R: felicitas- avgg 

JK Otacilia Severa. R: concordia* avgg.: med. br 

AR. Trebonianus Gallus. R: ivnoni* martiali 

AR. Cornelius Valerianus. R: principi- ivventvtis 

B. Postumus. R: hercvli* devsoniensi 

M Constantius Chlorus: marti* conservatori. p. br 

AL Constantinus maximus. R: romae restitutíE. med. br. . . . 



Total 12 

Madrid íi de octubre de 48SO.--Antonio Delgado. 



Lfíl 



III. 



B/ota de las cuarenta y seis monedas de plata donadas para el 

museo de la Real Academia de la Historia, por su individua 

de número el Excmo. Sr. D. Antonio Éenavides. 

De la República Romana , clasificadas por gentes ó familias. 

Acilia Riccio n. 5. tab. I : incusa, 

Aemilia... . 

Atilia 

Aurelia. . . . 

Id 

Caecilia 

Caesia 

Claudia. . . . 

Clovia 

Coeiia 

Id 

Cornelia . . . 

Id 

Curtia 

Fabia 

Id 

Id 

Flaminia . . 
Fonteya. . . 

Id 

Furia 

Herennia. . . 

Julia 

Lutatia .... 

Marcia 

Memmia . . . 
Minucia . . . 

Id 

Id 

Poblicia 

Quintia. . . . 

Silia 

Sulpicia . . . 

Thoria 

Valeria .... 
Vargunteya 
Veturia 



Id. n. 4. tab. lí 

Id. n. i. tab. Vil 

Id. n. 4. tab. VIII 

Id. n. 2. tab. VIH 

Id. n. i. tab. IX 

Id. n. 1. tab. X 

Id. n. 15. tab. XIII 

Id. n. I. tab. XIV 

Id. n. 5. tab. id 

Id. n. 6. tab. id 

Id. n. {. tab. XV 

Id. n. 36. tab. XVI 

Id. n. i. tab. XVm 

Id. n. 2. tab. XIX 

Id. n. 7. tab. id 

Id. n. i . tab. id 

Id. n. 1. tab. XX ." 

Id. n. 1. tab. id 

Id. n. i . tab. id 

Id. n. 3. tab. XXI 

Id. n. un. tab. id 

Id. n. 5. tab. XXII 

Id. n. 2. tab. XXIX 

Id. n. 12. tab. XXX 

Id. n. 8. tab. XXXII 

Id. n. 2. tab. id 

Id. n. 3. tab. XXXIII 

Id. n. 7. tab. id 

Id. n. i. tab. XXXVIII 

Id. n. 3. tab. XL 

Id. n. i. tab. XLIV 

Id. n. 1. tab. XLV 

Id. n. 4. tab. id , 

Id. n. 4. tab. XLVII 

Id. n. i . tab. id 

Id. n. un. tab. XLVIII. 

Incerta Roma sentada sobre escudos : delante la loba con ge- 
melos : ar. dos cuervos 

Hadrianus.. . eos* ni. Figura de la libertad. . * 



Total. 



46 



Madrid 43 de Diciembre de 4850.— Antonio Delgado. 



LV 



IV. 

Clasificación de las 1 73 monedas de plata árabes encontradas 
en Consuegra. 





califas. 


Príncipes 
herederos. 


Hachibcs. 


Prefectos. 


Zeca. 


Año 
Egira. 


w 

¡2; a 


Abdo-i 
Ábdo- 


r-rahman 11. 
r-rahman lU 


» . . . 





.» 

.)) 


. ........... 

Mohammad . 

. Sáíd 

. ídem 

. Kasim . . . . . 
. ídem 

ídem. ...... 

. Mohammad. 

ídem 

. ídem 

. ídem. ...... 

ídem. 

ídem . . . 

. ídem.. . . ... 

ídem. ...... 

Ahmed 

ídem 

ídem 

ídem 

Ídem 

Mohammad . 

» . . . . 


. Andalus. 

. ídem 

. ídem 

. ídem 

. ídem. . .. 

. ídem 

. ídem 

. ídem 

. Zahara . . 

. ídem 

. ídem . , . . 

. ídem 

. ídem .... 

. ídem 

. ídem 

. ídem .... 

. ídem 

. ídem .... 
. ídem .... 
. ídem .... 

. ídem 

. ídem .... 

. ídem 

. ídem . . .. 

. ídem 

. ídem.... 

. ídem 

. ídem 

. ídem 

. ídem 

. ídem .... 

. ídem 

. ídem 

. Andalus. 

ídem 

ídem 

ídem. ... 
ídem .... 

Fez 

ídem .... 


220 
321 
323 
324 
330 
331 
332 
333 
338 
339 
340 
341 
342 
344 
345 
346 
347 
348 
349 
350 

» 
350 
351 
352 
353 
354 
355 
358 
360 
363 
364 

)) 

» 
366 
367 
368 
369 
370 
371 
379 




Idem. 


........ 




. )) 




ídem. 




)) . . * 




. » 




ídem. 




)> . . . 




.» 




ídem. 




. w . . 




. » 


3 


ídem. 




..))... 




.)) 


2 


ídem. 




,.,)). . . 




.)> 


^ 


ídem. 




» . . . 




.» 


B 


ídem* 




» . . . 




.)) 


*> 


ídem. 




)) . . . 




.)) 


5 


ídem. . 




» . . . 




. » 


1 


ídem, . 




..))... 




....... 


5 


ídem. . 




» . . . 




.» 


*), 


ídem. , 




......... 




....... 


9, 


ídem. . 




....)).. . 




.)) 


9, 


ídem. . 




....))... 




. )) . . ... 


4. 


ídem. . 




)) . . . 




.)) 


i 


ídem.. 




....))... 




.» 


5 


ídem.. 




)) . . . 




.)) 


\ 


ídem.. 




....)) . . 




.)) 


9 


Alhaquem II 

ídem. . - - . 


........ 

... . » . . . 


Yahía 

Abdo- 

idem. 

ídem.. 

ídem. 

ídem. . 

ídem. 

ídem. 

Amer. 

ídem. . 




9, 


r-rahman 


...... 


9 


ídem. 




» . . . 


i 


ídem. . 






. )> . . . . 


4 


ídem. . 





......... 

....» 

......... 

......... 






...... 


*> 


ídem. . 






.)).... 


4 


ídem. . 
ídem. . 
ídem. 




Amer 
ídem. 


.)>.... 


1 
2 
\ 


ídem. . 
ídem. . 


...... é . 


Amer 


. » . . . . 


i 


ídem.. 




....)).... 




)) 


\ 


Hixem 


U 


......... 


Amer 
ídem. . 
ídem. . 
ídem. . 
ídem., 
ídem. . 
ídem. . 






.)).... 


3 


ídem. . 






)).... 


3 


ídem. . 




....)) . . . 






». . . . 
» . . . . 


i 


ídem. . 




....)).... 


{ 


ídem.. 




. . . .)).... 






» . . . . 


i 


ídem.. 





......... 

......... 






» . . . . 


i 


ídem. . 






» 


i 



IM 



Califas. 



Principes 
herederos. 



Hachibes. 



Prefectos. 



Zcca. 



Año 
Egira. 



Hixem II. 

Ídem 

ídem 

ídem 

ídem.., 

ídem 

ídem 

Ídem ..^. 

ídem 

ídem. •• 

ídem >,. 

ídem. 

Ídem 

ídem 

Ídem .. 

ídem . 

ídem 

ídem 

ídem 

ídem 

ídem 

Ídem 

Ídem. ..^ 

ídem 

Ídem 

ídem 

ídem 

Mohammad IL 

ídem 

ídem 

Soleiman, 



■^iVi 



?.vv\vijv 



.)). 
, .». 
. ». 
.». 
.». 
.». 
. )) . 
.». 
.)). 
.». 
.». 
.». 
.». 
.». 
.w. 
.)). 
.)). 
.)). 
.)). 
.». 
.». 
.)) . 
.». 
.». 
.)). 
.». 
, .)). 
. .». 
, . » . 



Suma anterior 

Ameí:.^„„^,,.;, - » Andalus . 

ídem )) Ídem.... 

Ídem .» Ídem 

Ídem )) ídem 

ídem .)) Ídem 

ídem )) ..... Fez 

ídem ,))., Andalus. 

ídem Mofarach ídem 

ídem )) Ídem 

ídem Mohammad . . ídem .... 

ídem ídem.... ídem 

ídem ídem ídem 

ídem ,» Ídem 

ídem Mohammad . . ídem .... 

ídem » ídem 

ídem »- Fez 

ídem )) Andalus . 

AbdolmeUc . . . Abdolmeiíc . , ídem 

ídem ídem ídem 

ídem )) Fez..... 

ídem. . ^ ))...... ídem 

ídem Abdolmelíc . , Andalus . 

4dem Ebn Abí Jsa., Fez 

ídem » ídem 



ídem Soheíd 

ídem 3 



Andalus. 
Fez 



ídem Mohammad 

HíxemII2.* vez.. ».. .. 

ídem ') 

ídem » 

ídem .» 

FatimitaS' 

Aziz-bíUáh »....> 

Alhaquem bem- 
rallah » 



» Gehuar ., Andalus. 

►). MoTiammad . . ídem .... 

) Ebn Moslema. ídem 

».. . . . . ídem ídem 

») Ebn Soheíd . . Zahara . . 

» ., » Andalus. 

I) Abdallah ídem 

» Ídem ídem 

» ,Sáíd Ebn Yu- 

sef. . , ., ídem 

»... ...» Mansuria 



Para estudiar. 



38O 
38I 
382 
383 
384 
385 
386 
387 
388 
'388 
389 
390 
390 
391 
392 

)) 

» 
393 
394 
394 
395 
396 
396 
397 
398 



399 
400 
400 
400 
400 
404 
401 
402 

402 
365 

á386 
386 

á411 



80 
3 
i 
i 
1 
2 
1 
4 
4 
3 
4 
4 
3 
1 
2 
4 
2 
i 
2 
2 
i 
i 
i 
1 
1 
i 
i 
2 
3 
4 
i 
8 
5 
5 
3 
4 



Total. 



473 



Madrid HOde Agosto de 4850.— Antoímo Delgado. 



DOCUMENTOS DE LA ÉPOCA 



DE 



D. ALFONSO EL SABIO 



lirc (le Í2'i(j. 



L 



Escritura del desposorio de D, Alfonso X de Castilla con Doña 
Violante, hija de D. Jaime I de Aragón (i). 

Archivo g^eneral de la Corona de Aragón. Perganainos de Don Jaime I, 
núm. 1065. Copia en la Real Academia de la Historia. Colección del P. 
Villanueva. E. i25,fól. ií. 

Notum sit cunctis, ad quos praesens pagina per alfabetum divisa ^c de novi^^m- 
pervenerit, quod anno Domini M.CC.XLVL 11. kalendas decembris 
apud Vallem Oleti in <;appella regia caslri eiusdem loe! dominus 
Infans Alfonsus illustris Regis Caslellae, et Toleli, Legionis, Galle- 
La Academia comisionó en d803 á su individuo correspondiente el 
P. Jaime Villanueva , autor del Viage literario á las iglesias de España, 
para que reconociese y copiase en el archivo g^eneral de la Corona de Ara- 
gón documentos pertenecientes al reinado de Don Alfonso el Sabio. Cumplió 
el P. Villanueva su encargo con el celo y notoria ilustración que tanto le 
distinguían. 

(i) El desposorio de Doña Violante de Aragón con D. Alfonso X, osla- 
ba tratado antes del año 1241, cuando dicha señora apenas tenia ciia- 
TOMO I. 1 



ciíB, Cordubae, Murciae, alque Gieniii primogenilus, et heres, con- 
Iraxit malrimonium sollempniler per verba de praesenli ante fo- 
res praedictae cappellse cuna domina Violante, filia domini Jacobi, 
illnstris Regís Aragonum, et recepit intra missarum sollempnia sa- 
cerdotalem benedictionem cum ea. Interfuerunt aulem huic facto 
die et loco praedictis, magister J. Malhei Burgalensis electus , Frater 
Egidius de Castro, Ordinis Praedicatorum , qui celebravit missam et 
in cuius manu matrimonium ipsum extitit celebratum, el Frater J. 
de Faria, Ordinis Praedicatorum, Frater Guillermus de Briva, Fra- 
ter Martinus de Orvanoya , Ordinis Fratrum Minorum , Dominus 
Poncius de Villanova Montis nigri. — Bernardus Vitalis deíisuldu- 
ño, Notarius domini Regis Aragonum, et Egidius dictus curialis, et 
Bng. de Terganova , Canonicus Valentinus , Jaufridus , miles et cus- 
ios praedictae dominas Infanlissae, et domina Major Ariae, uxor 
quondam Garciae Fernandi, el Jacobeta, uxor quondam Jaufredi, 
UrrachaPelri, nutrix domini Infantis Alfonsi, et Rama.=Infans 
subcripsit.==Frater Egidius. = Frater G. de Briva.=B. Vitalis.=» 
Bng. de Terganova.=>Magister J. Malhei. ==Fraler Johannes.= 
Frater Martinus.=Egidius. 



tro años; asi resulta del testamento del Rey D. Jaime I de Arag-on, otor- 
gado en Barcelona á i.° de enero de 1241 , en cuyo documento se lee la 
cláusula que sigue : Et si ambo decederent sine legitimo filio _, revertantur 
proedicta omnia filias nostroB loles, coniugi Alfonsi primogeniti illustris 
F. Regis Castell(e, et filiis ex eadem loles filia nostra legitime descendenti-- 
6ws, ele. (Nota del P. Villanueva). 



IL 



Jíreve del Papa Inocencio IV dispensando en el matrimonio de 
Doña Violante , Infanta de Aragón , con D. Alfonso , Infante 

de Castilla, 

Archivo general de la Corona de Aragón. Bulas pontificias, leg. iO, núm. 
46. Copia en la Real Academia de la Historia. Colección del P. Villanue- 
va, E. i23,fól. 42. 

Innocentius, episcopus , servus servorum Dei. Carissimo in Christo '■^^gyf "*'" 
filio illuslri Regí Aragonum, salutem et aposlolicam benedictionem. 
Atienta Sedis Apostolicse círcumspectio congrue temporum vices 
pensans, quibusdam interdum concedil aliqua ex plenitudine potes- 
tatis, quae alias ipsis minime indulgeret; et quaedam aliquándo 
denegat, quae alus forsan temporibus largiretur: dispensans oportu- 
ne juxla necessitatem temporis suarum muñera gratiarum, nunc ea 
impendendo benigne, nunc autem, inspecta ulrobique ipsius quali- 
tate temporis , mérito denegando , ut in hiis quod utile ac salubre 
fore perspexerit , semper agat. Sané fuit ex parte tua nostris auri- 
bus intimatum , quod olim inter te et dilectum filium nobilem vi- 
rum Alfonsum carissimi in Christo filii nostri.... Regis CastelliE 
illustris primogenitum habitus fuit tractatus, quod ídem Alfonsus 
dilectam in Christo filiam lole natam tuam, tune impuberem; cum 
ad anuos perveniret nubiles, duceret in uxorem , et propter hoc 
ipsam illi eo tempore tradidisti. Sed cum dicto Alfonso quasdam 
mulieres, quí3e tertia, quasdam vero, qua3 quarta praefatam I. con 
sanguinitatis conlingebant , carnaliter cognoscente, inter eosdem 
A. etl. in lertioet quarto gradu affinitas intervenerit , sicut fertur; 
Nos tuis prsecibus inclinati, ut dicti A. et I. licite inter se matri- 
monium contrahere valeant , vel si jam contraxerunt , in sic con- 
tracto libere remanere huiusmodi affinilatum impedimento nequa- 



20 «lr> cDCro de 



4 
quam obstante, auctorilale apostólica dispensamus. Nulli ergo oin- 
nino hominum liceat hanc paginara noslrae dispensationis infringe- 
re, etc. Datura Lugduni VIII kalendas Febraurii pontiücatus nostri. 
anno sexto. 

Carta del Rey D. Alonso X disponiendo que los judíos de Bada- 
joz y su término pagasen ai concejo las oncenas que había man^ 
dado pagar á los judíos y moros de sus reinos. 

Academia de la Historia. Colección de privileg-ios y escrituras de las iglesias, 
de España, tomo 13, fól. 525. 

Alphonso, por la gracia dé Dios, Rey de Castilla, de León, etc. 
A todos los judios que moran en Badajoz et en su terraino sakid el 
gracia. El Concejo de Badajoz se me erabiaron querellar de vosi 
que le non queredés dar las oncenas, assi como yo mandé por mis 
cartas á todos los judios et moros de mis regnos, et si assi esso ma- 
ravillado como sois constreñidos de lo facer; onde vos mando que 
dedes las oncenas á tres por quatro á cavo del año, et si vendiere- 
des paños ó bestias ó otras cosas qualesquier que á esta razón sean 
dadas, et de estas cosas sobredichas como vieren homes bonos de 
la villa que valieren á pagar luego; el porque los homes no sean 
engañados en tales mercadurías, como estas, mando que las non 
fagades sin homes buenos , el sin escrivano público del concejo et 
por cristianos et por judios: et otros pleytos que fagades con ellos, ó 
ellos convusco que non sean fechos á esse uso, mando que non valan, 
et todos los pleytos que ficieredes sobre estas cosas sobredichas que 
los fagades por carta partida por A. B. C. et desque y guardes el 
logro con el caudal que no ganedes mas : et aquellos que estas co- 
sas sobredichas pasaredes, mando al mió juez ó aquellos que fueren 
aportelladosen el lugar que vos lo non consientan , si non á ellos me 
tornaría por ello. Dada en Valladolid , el Rey la mandó veinte dias. 



42:í3. 



5 

andados de heneio hera de mil el docienlos et noventa et un años. 
Pero Pérez de León la fizo. 

IV. 

Privilegio del Rey D, Alfonso X libertando del sérmelo de mo- 
neda á lo& Canónigos y: Racioneros de la Iglesia de Toledo. 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tomo DD. í\í, fol. í30. 

Gonnos^uda cosa sea á tock)s los ornes que esta carta vieren cue- 2* d.- fobre. o de 
mo nos Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Casliella, de To- 
ledo, de León, de Gallicia, de Sevilla, de Córdova, de Murcia, et 
de Jahen , en uno con la Reyna donna Yolant , nuestra mugier , con 
gran voluntat que avernos deonrrar et de fazerbien á la eglesia de 
Toledo por la grand sanlidat que es en ella á Santa Maria apareció 
á Sant Allifonso, et por onra de los Emperadores et de los Reyes 
dond nos venimos que yazen hy , et porque nademos en la cibdat 
de Toledo, et recibiemos hy baptismo v et por amor de nuestro er- 
mano Don Sancho, electo del mismo logar , fazemos almosna et 
mercet del nuestro derecho daquello que mas pertenece á ios reyes, 
et es mas nuestra c<x>ia quita, quitamos et franqueamos á todas las 
personas et á todos los canónigos mansionarios, et á todos los racio- 
neros de la eglesia de Toledo de moneda por siempre iamas. Et 
mandamos et defendemos que ninguno non sea osado de ir contra 
este nuestro donadlo, nin de contrallarlo; et aquel que lo ficiere sea 
descomulgado et aya la ira de Dios et la nuestra , et iaga en infier- 
no con ludas el traidor , et peche á nos et á aquellos que regnaren 
después de nos en coto mil moravedis. Et porque este nuestro dona- 
dio vala pora siempre mandamos- seellar este privilegio con nuestro 
seello de plomo. Fecha la carta en Sevilla por mandado del Rey, 
XXI dia andada dfel mes de Febrero en era de mili et dozieutos et 
novaenla et un anno. Et nos sobredicho Rev Don Alfonso regnant en 



6 

uno con la lleyna donna Yolanl nuestra mugier en Castiella, en To- 
ledo, en León, en Gallizia, en Sevilla, en Córdoba, en Murcia, en 
Jaén, en Baeza, en Badalloz, et en el Algarbe, la otorgamos et la 

confirmamos. 

Sobre las columnas y rueda. 

D. Alfonso de Molina la conf.=D. Frederic la conf.=ü. Enrric 
la conf. =D. Manuel la conf.-=D. Fernando la conf. «=D. Felip, 
electo de Sevilla, la conf.=D. Sancho, electo de Toledo, laconf.t= 
D. Johan, arzobispo de Santiago, la conf.c^D. Mahomat aben Ma- 
homat Abenhut, Rey de Murcia, vasallo del Rey, la conf. =Don 
Abenmahfot, Rey de Niebla, vasallo del Rey, la conf.=D. Aboad- 
dille Abeunagar, Rey de Granada, vasallo del Rey, la conf. 

En la rueda una cruz en el centro, y en el circulo interior: 
SIGNO DEL REY DON ALFONSO. 

En el circulo exterior de un lado: DON JUAN GARCÍA MA- 
YORDOMO DE LA CORTE LA CONF. 

l)e otro lado: DON DIEGO LÓPEZ DE FARO ALFÉREZ DEL 
REY LA CONF. 

Primeras columnas de la derecha. 

D. Alparicio, obispo de Burgos D. Nunno González la conf. 

la conf. D. Alfonso López la conf. 

D. Rodrigo, obispo de Falencia D. Rodrigo Gonzalvez la conf. 

la conf. D. Symon Royz la conf. 

D. Remond, obispo de Segovia D. Alfonso Tellez la conf. 

la conf. D. Fernand Roys la conf. 

D. Pedro, obispo de Sigüenza la D. Pedro Nunez la conf. 

conf. D. Nunno Guillem la conf. 

D. Gil, obispo de Osma la conf. D. Pedro Guzman la conf. 

D. Mathe, obispo de Cuenca la D. Rodrigo González, el niño, la 

conf. conf. 

1). Benito, obispo de Avila la D. Fernand Garcia la conf. 

conf. D. Alfonso Garcia la conf. 



D. Abznar, obispo de Calaforra, D. Rodrigo Alvarcz la conf. 
la conf. D. Diego Gómez la conf. 

D. Lop, obispo de Córdova, la B. Gómez Koyz la conf. 
conf. 

D. Adam, obispo de Placencia, 
la conf. 

D. Pascual , obispo de Jahen , la 
conf. 

D. Fr. Pedro, obispo de Carta- 
gena, la conf. 

D. Fernand Ordoñez , maestre de 
Calatrava , la conf. 

Cierran estas dos columnas. 

D. Fernand Gonzalves, merino mayor de Castiella la conf.=Don 
Garci Suarez , merino mayor del reyno de Murcia la conf.==Maes- 
tre Fernando , notario en Castilla la conf. 

Segundas columnas de la izquierda. 



La Eglesia de León, vaga. 

D. Pedro, obispo de Oviedo la 

conf. 
D. Pedro, obispo de Zamora la 

conf. 
D. Pedro, obispo de Salamanca 

la conf. 
D. Pedro, obispo de Astorga la 

conf. 
D. Leonard, obispo de Cibdat la 

conf. 
D. Miguel, obispo de Lugo la 

conf. 
D. Joban, obispo de Orens la 



D. Rodrigo Alfonso la conf. 
D. Martin Alfonso la conf. 
D. Rodrigo Gómez la conf. 
D. Rodrigo Frolaz la conf. 
D. Fernand Ivañez la conf. 
D. Martin Gil la conf. 
D. Johan Pérez la conf. 
D. Andrés, perteguero de San- 
tiago la conf. 
D. Gonzalvo Ramírez la conf. 
D. Rodrigo Rodríguez la conf. 
D. Ramir Ramírez la conf. 
D. Ramir Díaz la conf. 
D. Alvar Diaz la conf. 



3 i\c flitril <le 
1153. 



conf. D. Pela y Pérez la conf. . 

D. Gil , obispo de Tuy la conf. 
D. Johan, obispo de Mondoñedo 

la conf. 
La Eglesia de Coria , vaga. 
D. Pelay Pérez, maestre de la 

orden de Santiago, la conf. 

Cierran estas dos columnas, 

Pedro Royz Dolea, Adelantado de la frontera la conf.=D. Gon- 
zalvo Morant, merino mayor de León la conf.=Roy Suarez, meri- 
no mayor en Gallicia la conf.=D. Martin Fernandez , notario en 
León la conf. --Alvar Garcia de Fromesta lo escribió. 

Este documento existe original en el archivo de la Santa Iglesia de To - 
ledo, X. 9. 1. 6. 

Conserva un sello de plomo desecho pendiente de un cordón de seda 
floja encarnada , azul y blanca. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X , confirmando et concedido al 

Cabildo de Cuenca , fara que ninguna persona introdugese sal 

en tierra de la ciudad ni en Huete. 

A<íademia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las iglesias 
de España , tom. XIX, fól. 637. 

Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Toledo, de 
León, de Gallicia, de Sevilla, de Córdova, de Murcia et de Jaén, 
á todos los ornes que esta mi carta vieren salud et gracia. Sepades 
que vi carta del Rey Don Fernando mió padre en que mandaba et 
que defendie firmemienlre que ninguno no fuese osado de abdo- 
cir sal de Sanl Felices, nin de Medina, que pasase Guadiela á 



9 

término de Cuenca, nin de Hueple, et la sal de Molina que non pa- ' 
sase Talo , et la sal de Beteta nin de Huelamo quS non andubiese 
de esta guisa , si non como solie andar en tiempo de so abuelo. Et 
otrosí lo otorgo yo et mando et defiendo firmemientre , que ninguno 
non sea osado de abdocir sal de Sant Felices , nin de Medina , que 
pase Guadiela á término de Cuenca , nin de Huepte , et la sal de 
Molina que non pase Taio , la sal de Beteta nin de Huelamo que 
non ande de otra guisa, sinon como solie andar en tiempo de mió 
visabuelo , et del Rey Don Fernando , mió padre , et mando á estos 
omes que traen esta mi carta que á quien quier que fallaren Iraien- 
do la sal de otra guisa , si non como yo mando en esta mi carta, que 
le prendan el cuerpo, et quanlo trajere. Et si estos omes que esta 
mi carta traen non pudieren prender á quellos omes que Irajieren la 
sal , et dieren apellido en yermo ó en poblado , mando que quantos 
que oyeren, ó que vieren el apellido, que los ayuden; et si non 
el que non los ayudase pecharmie ciento moravedis en coto , é el 
aldea que non les ayudase pechar mié dosientos moravedis. Et de- 
mas mando et defiendo firmemente , que ninguno non sea osado de 
matar, nin de ferir, nin desondrar estos omes que traen esta mi 
carta demandando estos derechos, et si non el qui matase pechar- 
mie por cada uno docientos moravedis. Dada en Sevilla, mandóla 
el Rey tres dias de Abril , Manra escrivano la escrivió era de mil 
et docientos et noventa et un años. 

VI. 

Prhilepo del Rey D. Alfonso X, en que hace donación al 
.v\tt<á*v!.,Wí^/>o de Cartagena de varias casas en Sevilla. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las Igle- 
sias de España , tomo XII , fól. 475 . 



Conoscida cosa sea á todos los homes que esta carta vieren cue- 25 ¿«may 
mo yo D. Alfonso, por la gracia de Dios, Rev de Castiella, de To- 

TOMO I. '2 



1253. 



ledo, de León, de Gallicia, de Sevilla, de Córdova, de Murcia ó de 
Jahen, do é otorgo á vos D. Fr. Pedro, obispo de Cartagena, aque- 
llas casas que son en la collación de Sant Julián de Sevilla , de que 
vos sodes tenedor, et estas casas han por linderos de la una parle las 
casas del Caxo, et de la otra parte las casas de Pedro Blasco, et de la 
otra parte las casas de Pasqual Domingo, et de la otra parte las ca- 
sas de Maria Jossepha, et de la otra parte las casas de Pedro Garcia 
Almocaden,et de la otra parte las casas de D. Thomé, et de la otra 
parle la huerta de Domingo Sancho, et de la otra parte la cal del 
Rey : et estas casas sobredichas vos do et vos otorgo , que las ha- 
yades libres et quitas por juro de heredat pora siempre jamás pora 
dar, pora vender, pora empeñar, pora camiar et pora enagenar, et 
pora facer dellas todo lo que vos quisieredes cuemo de lo vuestro 
mismo. Et mando et defiendo firmemientre que ninguno non sea osa- 
do de ir contra esta mi carta de esta donación , nin de quebrantar- 
la, nin de menguarla en ninguna cosa, que qualquiere que lo ficie- 
se havrie mi ira, et pecharmi é en coto mili moravedis, et á vos ó á 
quien vuestra voz loviesse todo el daño doblado. Et pora que esta 
mi donación sea mas firme et mas estable, mandé seellar esta carta 
con mió seello de plomo. Fecha la carta en Sevilla por mandado del 
Rey veinte et cinco dias andados del mes de Mayo en era de mili et 
doscientos et noventa et un año. — Alvar Garcia de Frumesta la es- 
crivió. 

Este documento está sacado de una copia antigua autorizada , que existe 
en el archivo de la Santa Iglesia de Cartagena, escrita en pergamino, y con 
su sello de plomo pendiente de unos filos de seda colorada y amarilla,, el 
cual tiene por un lado un castillo y por otro un león , y por orla en ambas 
partes un letrero que dice : S. Alfonsi Illustris Regis Castelloe et Legionis. 



w 



VIL 



Privilegio del Rey D. Alsonso JT, en que hace donación al Obis- 
po de Cartagena de la aldea de Geluferiz, 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las iglesias 
de España, t. XII, fól. 476. 

Conoscida cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren cuerno ^ ■!*• j»nio d» 
yo D. Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Castiella, de Toledo, 
de León, de Gallicia, de Sevilla , de Cordova, de Murcia et de Jahen, 
en uno con la Reyna Doña lolant mi mugier , do et otorgo á vos Don 
Frei Pedro, Obispo que sodes de Cartagena, el aldea, que avie 
nombre en tiempo de moros Geluferiz á que yo pus nombre Carta- 
gena , et diez yugadas de bueyes de heredat pora pan á anno et vez 
en Hotyas, que es en termino de Fagalcagar: et esta aldea, el este 
heredamiento sobre dicho vos do , et vos otorgo con todos sus tér- 
minos , et con sus entradas , et con sus saludas , con montes , con 
fuentes, con rios, con pastos, et con lodo aquello que pertenece á la 
aldea de los términos adentro assi cuemo la amelonaron los mios par- 
tidores D. Remondo Obispo de Segovia, et Gonzalvo García de Tor- 
quemada, et Roy López de Mendoza por mió mandado. Otro si vos 
do los molinos del aceyle que son y, sacando ende, que den á mi 
el trenteno de quanlo aceite y o viere. Et esta aldea et este hereda- 
miento sobredicho vos do que lo hayades libre , et quito por juro de 
heredat pora siempre jamas pora dar, quier á vuestra eglesia , quier 
á otro logar ó vos quisieredes, quier della , quier toda , et pora ven- 
der, et pora comprar, et poracamiar, etpora enagenar, et'pora facer 
dello todo lo que vos quisieredes, cuemo de lo vuestro mismo. Et 
mando que por esle heredamiento que vos yo do , que me tengades 
en vuestra eglesia un capellán por siempre que cante por alma de 
mi padre: et mando el defiendo firmemicnlrc que ninguno non sea 



42 

osado de yr contra esla mi carta de esta donación , nin de quebran- 
tarla, nin de minguarlaen ninguna cosa, que qualquier que lo fi- 
ciesse avrie mi yra , et pechar mié en coto mil mora vedis , et á vos 
ó á quien vuestra voz toviesse lodo el daño doblado. Et porque esta 
mi donación sea mas firme et mas stable mandé seeliar esla carta 
con mió sello de plomo. Fecha la carta en Sevilla por mandado del 
Rey cinco dias andados del mes de Junio en era de mili et docientos 
et novaenta et un anno. Et yo sobre dicho Rey D. Alfonso regnant en 
uno con la Reyna Doña lolant mi mugier en Castiella, en Toledo, 
en^Leon, en Gallicia, en Sevilla, en Córdova, en Murcia, en Jahen, 
en Baeza, en Badalloz et en el Algarve, la otorgo et la confirmo.== 
D. Alfonso de Molina la conf.=D. Fredric la conf.=D. Enrrich la 
conf.=D. Manuel la conf.=D. Fernando la conf.=D. Feliph, elec- 
to de Sevilla , la conf.=D. Sancho, electo de Toledo, la conf.=D. Jo- 
han, Arzobispo de Santiago, la conf.=D. Aboaddille Abenazar, Rey 
de Granada, vassallo del Rey, la conf.=:D.Mahomat Aben-mahomat 
Abenhut, Rey de Murcia , vassallo del Rey, la conf.=D. Abenmah- 
fot. Rey de Niebla, vassallo del Rey la conf.=D. Apparicio , Obis- 
po de Burgos, la conf.=D. Rodrigo, Obispo de Falencia, la conf. 
=D. Remondo, Obispo de Segovia , la conf. =D. Pedro, Obis-. 
po de Sigüenza, la conf.=D. Gil, Obispo de Osma, la conf.=: 
D. Mathe, Obispo de Cuenca, laconf.=D. Benito, Obispo de Avi- 
la, la conf.=D. Aznnar, Obispo de Calahorra, la conf.=D. Lop, 
Obispo de Cordova, la conf.=D. Adam, Obispo de Plasencia, la 
conf.=D. Pascual, Obispo de Jaén, la conf.=D. Fr. Pedro, Obis- 
po de Cartagena, la conf.=D. Fernand Ordoñez, Maestre de Cala- 
trava, la conf.=rLa Eglesia de León vaga.=D. Pedro, Obispp de 
Oviedo, la conf.=D. Pedro, Obispo de Zamora, la conf.=D. Pe- 
dro, Obispo de Salamanca, la conf.=D. Pedro, Obispo de Astor- 
ga, laconf.=D. Leonardo, Obispo deCibdat, la conf.=D. Mi- 
gad, Obispo de Lugo, la conf.r=:D. Johan, Obispo de Orens, la 
conf.= D.Gil, Obispo de Tuy, la conf.=D. Johan, Obispo de 
Mondoñedo, la conf.=La Eglesia de Coria Yaga.=D. Pelay Pérez, 



13 

Maestre de la Orden de Santiago, la conf.=D. Ñuño Gonzalvez la . 
confi=D. Alfonso López la conf.^D. Rodrigo Gonzalvez la conf.=- 
D. Simón Royz la conf.=D. Alfonso Tellez la conf.=D. Fernant 
Royz de Castro la conf.==D. Pedro Nuñez la conf.=D. Nunno Gui- 
lien la conf.=D. Pedro Guzman la conf.=D. Rodrigo Gonzalvez 
el niño la conf.=D. Fernant García la conf.=D. Alfonso García la 
conf.=D. Diego Gómez la conf.==D. Gómez Royz la conf.==D. Ro- 
drigo Alfonso la conf.=D. Martin Alfonso la conf.^D. Rodrigo 
Gómez la conf.==D. Rodrigo Frolas la conf.=:D. Jolian Pérez la 
conf.=D. Andrés, Pertegaero de Santiago, laconf.=D. Gonzalvo 
Ramírez la conf.=:D. Rodrigo Rodríguez la conf.t=D. Ramír Ro- 
dríguez la conf.=D. Ramír Díaz la conf.=D. Alvar Díaz la conf.— 

D. Pelay Pérez la conf.=D. Pedro Royz de Adelantado de la 

frontera , la conf.=Fernant Gonzalvez , Merino mayor de Castíella, 
la conf.=Garci Suarez, Merino mayor del reyno de Murcia, la 
conf.=Maestre Fernando, notario en Castíella, la conf.=Gonzalvo 
Morant, Merino mayor de León , la conf.=Roy Suarez, Merino 
mayor de Gallícía , la conf.=D. Martín Fernandez , notario en León, 
la conf.=Alvar García de Fromesta, la' escribió. ^S'^'^wo del Rey 
D. Alfonso. =doi\ Diego López de Faro, Alférez del Rey, la conf. 
==:D. Juan García, mayordomo de la corte del Rey, la conf. 

vm. 

Privilegio de D. Alfonso X , en que dio y otorgó al concejo de 
la ciudad de Sevilla muchas alearías con sus viñas , tierras y 

términos. 

Tumbo de Sevilla (4) , Biblioteca nac. D. 45, fól. -i O v. 

Conoscída cosa sea á todos los omes que esta carta vieren como 2» .ic junio .la 
yo Don Alfonso , por la gracia de Dios, Rey de Castíella , de Tole- 



(4) . El Tumbo de Sevilla es un códice escrilo en pergamino de letra del 
siglo XIV , en que están trasladados los privileg-ios concedidos por nuestros 



u 
(lo , de Lean , de Galíizia, de Sevilla, de Cordova, de Murgia , de 
Jahen, en uno con la Reyua Doña Violante mi muger, do é otor- 
go á todo el conQejo de Sevilla todas estas alcaryas , Petronina, 
Martyn Paulyn Alconeygar , Partyna , Dolcholas Alcadidi Lo- 
banina, Valarchyn, Lofet, Porgunes, Sobuerval, Barananis Cagalla» 
Tryana, Goles, DorbangaleQueniluy taime, Veres, Zaudin, éay dado 
á Guillem Arremon é á Garci Pérez sesenta é tres arangadas é media 
de viñas. Pálmala, Zabani, Tomat, Ortunxia, Marumatafeit pora 
los almogávares que la den en cuenta de lo que han de aver, Sol- 
donuela, Febeuni, Onvius en que son heredados los Almogávares, 
Torios, Aguten, Alhauzina, Salteras , é ay Ñuño Yanes las casas 
que tiene con el molino é seis arangadas de olivar, Machanielia„ 
Dexma, Valengina a Tostón , et ay dado á Don Ziza gient aranga- 
das de olivar et diez arangadas de viñas é diez jugadas de heredat 
de pan, é las casas que tiene con el palomar, é con el molino. Eá 
Don Yugaf alfaqui seys arengadas de viñas é diez jugadas de here-^. 
(lat é unas casas , é las viñas á los dozienlos cavalleros , é lo al que 
linque al pueblo, Alhadedyo, Alcalá del rio , Adehal, Albojorta, 
Ardiles, Librena, Puxlena, é di á Don Zuleman veinte arangadas. 
de viñas é diez jugadas de heredat, las casas que tiene y fechas, é a^ 
su fijo cincuenta arangadas de olivar, é á Don Todros treinta aran- 
cadas , é á Canch el maestro veinte arangadas , Algubet Borg 



reyes á aquella ciudad desde tiempo de D. Fernando III hasta la época del 
Rey D. Alfonso XI. 

Al final del códice exisíe u,n testimonio firnaado por varios escribanos 
de Sevilla de haber concertado los documentos en él copiados con sus oji- 
i; males en los dias 10 y siguientes del mes de abril del año d337. 

Eslan encuadernados juntamente en el mismo códice los privilegios de 
los jurados de Sevilla, que mandó copiar en 4517 su escribano Pero Ruiz de 
Castellanos. 

Varios son los docuraenlos que sacados de este tumbo se darán á luz €r\ 
rsta Colección. 



15 

líaldon, la nieytad del figiieral de Zahele é la otra meylad de Ro- 
drigo Al varez con un cortijo é un. . 

MallyesBorg Aben Coma, Macharyanos Machar Aldolerquir. . . 
, . . Machar Asarafy, quantos á y dado á Guillelre cient aran- 
ijadas de olivar é sus casas, Jaucina del rryo, Borg al-maul, Borg 
Aben Yslen, Capacho, Machar Aben Noomen , Machar Abnelget, 
Gisiral Fyxilar , Machar Alhanseni , Palmil, Machar Alzueis, Ma- 
char Azubeydi, Genena, Vslanja , Fondire, Borg, Alhausini, Ma- 
char Milayn, quanlos Aben Amet , Abuatega, . . . Alfonfiami, 
Alhagar , Balhansua con lodo su heredamiento que lo partan entre 
si por cavallerias é por peonías, é que lo ayan por juro de heredat 
pora siempre jamas en tal manera que tengan las casas mayores 
pobladas al fuero de Sevilla, é que me fagan aquellos derechos é 
aquellos fueros que dize en los preuellos {sic) del fuero. E dogelo 
libre é quito para ellos é pora sus hijos é pora sus nietos é pora to- 
dos quantos dellos vinieren que lo suyo ovieren de heredar, é en tal 
manera que lo vendan , é empeñen , é lo cambien , é que fagan de- 
11o todo lo que quisieren commo délo suyo , del dia que este mió 
previllejo fue fecho en ginco años pasados de la era desta carta. E 
doles todas estas alcaryas sobre dichas , con todo quanto hereda- 
miento y a de casas, é de molynos de azeyte, é de molynos de agua, 
é con todo su olivar, é con lodosu figueral , é con todas sus viñas, 
é con todo quanto heredamiento y a, asy de heredat de pan commo 
de lodo lo al que y es, é con sus entradas, é con sus salidas, é 
con sus montes, é con fuentes, é ryos, é con pastos, é con todas 
sus pertenencias asy como las amojonaron , é las determinaron por 
mió mandado el obispo Don Remondo de Segovia , é Gonzalo Gar- 
cía de Torquemada , é Ruy López de Mendoca é Pedro Blasco el ada- 
lil , é Ferrand Servicial , salvo ende todo aquello que yo di en estas 
alcaryas sobre dichas de casas, é de molynos de agua, é de azeyte, 
ó de olivar, ó de figueral, ó de viñas, ó de huertas, ó de heredat de 
pan ó del heredamiento que y á según que dize en este mió preville- 
jo^ é en las cartas plomadas de heredamiento que y dy en estas alca- 



16 

ryás sobredichas que fueron fechas fasta el dia déla era destacarla. E 
an me dar el treynleno de todo quanto azeyte y oviere en estas al- 
caryas sobre dichas en razón de los molinos del azeyte que les yo dy 
á mi, é á todos aquellos que reynaren después de mi en Castiella, 
é en León , é esto es lo que me han á dar demás de los otros dere- 
chos que me han de fazer , segunt que dize en los previllejos del 
fuero de Sevüla. Onde mando é defiendo firmemente que ninguno 
non sea osado de yr contra este mió donadlo que yo dy por este 
mió previllégio nin de menguarlo, nin de quebrantarlo en ninguna 
cosa , que qualquier que lo fizíese avrie mi ira e pechar me ye en 
coto mili libras de oro, é a ellos todo el dapño doblado. E porque 
este mió donadlo sea firme é estable pora syempre mande y poner 
en este previllégio el mió sello de plomo. Fecha la carta en Sevilla 
por mandado del Rey veynte é un dia andados del mes de Junio en 
era de mili é docientos é noventa é un año. E yo sobre dicho Rey 
Don Alfonso, reynante en uno con la Reyna Doña Violante, mi mu- 
ger, en Castiella, en Toledo, en León , en Gallizia , é en Sevilla, 
en Córdoba, é en Murgia, en Jahen, en Baega, en Badajoz é en el 
Algarve otorgo esté previllejo c confirmol. Don Alfonso de Molina 
la conf.=Don Fredric la conf.=Don Enrrique la conf.=Don Ma- 
nuel la conf.=Don Ferrando la conf.=Don Felyp, electo de Se- 
■ villa, la conf.=Don Sancho, electo de Toledo, la conf.=Don Jo- 
han, Arzobispo de Santiago, la conf.==Don Aboabdile aben Nazar, 
Rey de Granada, vasallo del Rey, la conf.=:Don Mahomad aben 
Mahomat abenhuc Rey de Murcia, vasallo del Bey, la conf.= 
Don Abemahlfoc, Rey de Niebla, vasallo del Rey, la conf.=Don 
Diego López de Faro, Alférez del Rey, la conf.=Don García, ma- 
' yordomo de la corte del Rey, la coní. '^-S i g no del Rey Don A//ow- 
ío.«=Don Apary^io, obispo de Burgos, la conf.=Don Rodrigo, 
obispo de Falencia , la conf .=Don Remondo , obispo de Segovia , la 
conf.=:Don Pedro, obispo de Siguen^a, la conf.^=Don Gil , obispo 
(le Osma, la conf.=Don Mathe , obispo de Cuenca, la conf.=Don 
Benito, obispo de Avila, la conf.=Don Aznar, obispo de Calahor- 



47 

ra, la conf.=Don Lop, obispo de Cordova, la conf.=üon Adam, 
obispo de Piazen^ia , la conf.= Don Pasqual , obispo de Jahen , la 
conf.=Don frey Pedro, obispo de Carlagenia, la conf.=Don Fer- 
nant Ordoñez , Maestre de Calalrava , la conf .=La Eglesia de León 
vaga.=Don Pedro, obispo de Oviedo, la conf.^=Don Pedro, obis- 
po de Ganiora , la conf.=Don Pedro , obispo de Salamanca , la 
conf.=Don Pedro, obispo deAstorga,la conf.=Don Leonardo, 
obispo de Qibdat , la conf.=Don Miguell , obispo de Lugo , la 
conf.=Don Johan, obispo de Orense, la conf.:=Don Gil, obispo 
de Tuy , la conf.=: Don Johan, obispo de Mendoñedo, la conf.= 
La Eglesia de Coria vaga.=Don Pelay Pérez , Maestre de la orden 
de Santiago , la conf.r^Don Nufio Gonzaies , la conf.=Don Alfonso 
López la conf.^Don Rodrigo Gon^ales la conf.=Don Symon Ruys 
la conf.=Don Alfonso Telles la conf.==Don Fernant Ruys de Cas- 
tro la conf.==Don Pedro Nuñez la conf.=Don Ñuño Guillen la conf. 
=Don Pedro Guzman la conf.=Don Rodrigo Gomes la conf. 
=Don Fernand Garcia la conf.=Don Alfonso Garcia la conf, 
=Don Diego Gómez la conf.=Don Gómez Ruys la conf.=Don 
Rodrigo Alfonso la conf.=Don Rodrigo Floraz la conf.=Don Fer- 
nant Yanes la conf.=:Don Martin Gil la conf.^Don Johan Pe- 
res la conf.=Don Andreo , perteguero de Santiago , la conf.=Don 
Gonzalo Ramires la conf.=Don Rodrigo Rodrigues la conf.=:Don 
Ramir Rodrigues la conf.=Don Ramir Dias la conf.=Don Alvar 
Dias la conf.=Don Pelay Peres la conf.=Don Fernant Gon(^ales 
Meryno mayor de Castiella , la conf .=Don Garci Suarez , Merino 
mayor del Reyno de Murcia, la conf.=Maeslre Ferrando, notario 
en Castiella , la conf .=Don Gonzalo Morante , Merino mayor de 
León, la conf.=Ruy Suares, Merino mayor en Gallyzia, la conf.^ 
Don Martin Fernandes , notario en León , la conf.=Don Sancho 
Martines deXodar, adelantado de la Frontera, la conf.=Alvar 
Garcia de Flomesta la escrivió el año segundo que regnó el Rey 
Don Alfonso. 

TCIVIO I. 3 



48 
IX. 

Carta del Rey D. Alfonso X al concejo y alcaldes de Badajoz, 
en que dispone no consientan que Obispos , ni Ordenes, compren 
ni ganen heredades foreras, ni pecheras, en perjuicio de los de- 
rechos reales. 

Academia de la Historia. Colección de privileg"ios y escrituras de las igleáias' 
de España, tomo XIII, fói. 523. 

<8 de Pnero de Doii Alfoiiso, poF la gracía de Dios, Rey de Castilla, de León, etc. 
Al concejo et á los alcaldes de Badajoz salud et gracia. Ficieronme 
entender que Obispos , et otras Ordenes que compran et ganan he- 
redades foreras et pecheras et en vuestra villa et en vuestro térmi- 
no, de que nos perdemos los nuestros fueros et los nuestros dere- 
chos, et esto non tenemos nos por derecho; ende vos mandamos, 
que non consintades á Obispos , nin á Ordenes , que compren , nin 
ganen heredades foreras , nin pecheras , de que nos perdamos nues- 
tros derechos , et non fagades ende al , sinon á vos nos tornaremos 
por ello. Dada en Sevilla, el Rey lo mandó diez et ocho dias de he- 
nero.'=Pedro Enanes la fizo escrivir por mandado de Maestre Juan 
Alfonso, notario del Rey, arcediano de Santiago, hera de miletdo 
cientos el noventa el dos años. 



1251. 



19 



Privilegio del Rey D. Alfonso X, en que dona al Obispo de 
Oviedo y a sus sucesores todas las iglesias que mandare hacer 
en las pueblas de Asturias reservándose el derecho de patronato. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las ig-lesias 
de España, tomo I, fól. 76. 

Conoscida cosa sea á todos los ornes, que esta carta vieren como 5 de marzo de 



yo Don Alfonso , por la gracia de Dios, Rey de Castiella, de Toledo, 
de León, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén, 
en uno con la Reyna Doña Yolanl mi muger, é con mi hija la infan- 
te Doña Berenguela. Por grant sabor, que he de facer honra é bien 
á la eglesia de Sant Salvador de Oviedo, de la levar adelante, é por 
que es lugar muy santo é mucho honrado, é en que yacen muchos 
dolos Reyes ende yo vengo- é otrosi por las almas del Rey Don 
Fernando mió padre , é de la Reyna dona Beatriz , mi madre , é de 
mis parientes, é por salut de mi alma, do é otorgo á vos D. Pedro, 
por la gracia de Dios , Obispo de Oviedo , é á vuestra eglesia é á to- 
dos vuestros subcesores que después de vos vernan todas las egle- 
sias de quantas pueblas yo mandé facer en Asturias , é de quantas 
mandare facer de aqui adelante, salvo ende el patronazgo que re- 
tengo para mi en todas las iglesias sobredichas, et porque este mió 
donadío sea mas firme é mas estable, mande sellar este privilegio con 
mi sello de plomo. Fecha la carta en Toledo por mandado del Rey 
ende é cinco dias andados del mes de Marzo en era de mil é dos- 
cientos é novaenla é dos años.... E yo sobre dicho Rey D. Alfonso 
regnante en uno con la Reyna Doña Yolant mi muger en Castiella, 
en Toledo, en León, en Galicia, en Sevilla, en Córdoba, en Mur- 
cia, en Jahen, en Baeza, en Badalloz é en el Algarve, otorgo este 
privilegio é confirmólo. D. Alonso de Molina la conf.=D. Federich 



1254. 



20 

la conf.:=D. Henrich la conf.=Don Manuel la conf.=:D. Fernan- 
do la conf.==D. Felipe, electo de Sevilla, la conf.— D. Sancho, 
electo de Toledo, la conf.=D. Juan, Arzobispo de Santiago, la 
coiif.c=D. Aboabdilli Abennazar, Rey de Granada, vassallo del 
Rey la conf.:=D. Mahomat Abenmagomat Abenhut, Rey de Mur- 
cia, vassallo del Rey, la conf.=D. Abenmahfot, Rey de Niebla, vas- 
sallo del Rey, la conf.=D. Aparicio , Obispo de Burgos, la conf.= 
D. Rodrigo, Obispo de Falencia, la conf.=D. Remond, Obispo de 
Segovia, la conf.=D. Pedro, Obispo de Siguenza, la conf.=Don 
Matheo, Obispo de Cuenca, la conf.=:D. Benito, Obispo de Abila, 
la conf.=D. Adnar, Obispo de Calahorra, la conf.=D. Lope, 
electo de Cordova, la conf.=Don Adam, Obispo de Plasencia, la 
conf.=D. Pasqual, Obispo de Jaén, la conf.=:D. Frai Pedro, 
Obispo de Cartagena , la conf.=D. Fernando Ordoñez , Maestre de 
Calatrava, la conf.=D. Nunno González la conf.=:D. Alfonso Ló- 
pez la conf.=:D. Rodrigo González la conf.=D. Simón Ruiz la 
conf.=D. Alphonso Tellez la conf.^D. Fernando Ruiz la conf.=' 
D. Pedro Nuñez la conf.=rD. Ñuño Guillen la conf.=D. Pedro Guz- 
man la conf.=D. Rodrigo Alvarez la conf.=D. Fernando Garcia 
la conf.=D. Alfonso Garcia la conf.=D. Diego Gómez la conf.=» 
D. Gómez Ruiz la conf.=D. Gastón, Vizconde de Beart, vassallo 
del Rey la conf.n=:D. Luis, Visconde de Limoges, vasallo del Rey, 
la conf.=La Eglesia de León vaga.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, 
la conf.=D. Pedro, Obispo de Zamora, la conf.-=D. Pedro, Obis- 
po de Salamanca, la conf.^Don Pedro, Obispo de Astorga, la 
conf.=D. Leonardo, Obispo de Ciudad, la conf.==D. Miguel , Obis- 
po de Lugo, la conf.=b. Juan, Obispo de Orens, la conf.=Don 
Gil , Obispo de Tuy , la conf.=D. Juan , Obispo de Mendoñedo , la 
conf.=D. Pedro Domínguez , electo de Coria , la conf.=D. Frai 
Roberto, Obispo de Sil ve, la conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la 
orden de Santiago, la conf.==D. Diego Alfonso laconf.==D. Martin 
Alfonso la conf.=D. Rodrigo Gómez la conf.^-D. Rodrigo Frolaz 
la conf.=D. Johan Pérez la conf.=D. Fernando Yañez la conf.=: 



21 

D. Martin Gil la coiif.=D. Andreo, perleguero de Santiago, la 
conf.=D. Rodrigo Rodriguez la conf."=D. Alvar Diaz la conf.«=3 
D. Pelay Pérez la conf.t=D. Diego López de Salcedo, Merino ma- 
yor del Reyno de Castilla , la conf .=Garci Suares , Merino mayor 
del Reyno de Murcia, la conf.=Maestre Hernando, notario en Cas- 
tiella, la conf.=Gonzalo Moran, Merino mayor en León , la conf.= 
Rui Suarez, Merino mayor de Galicia, la conf.=D. Martin Fer- 
nandez notario en León, la conf.=Roy López de Mendoza, Almi- 
rage de la mar , la conf.=Garci Pérez de Toledo , notorio de Anda- 
lucia, la conf.=Sancho Martínez de Xodar , Adelantado de las Mon- 
tanas, la conf.= Alvar Garcia de Fromesta la escrivió el año se- 
gundo que el Rey D. Alphonso reinó. 

XI. 

Carla del Rey D. Alfonso , permitiendo á su tio el Infante Don 

Alonso el poder vender ó cambiar con la Orden de Calatrava 

sus heredamientos de Córdoba. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las iglesias 
de España, tomo XVI, fól. 3. 

Conocida cosa sea á quantos esta carta vieren como yo Don Al- ^ 'Üs?''''" 
phonso , por la gracia de Dios , Rey de Castilla , de Toledo , de 
León , de Galicia , de Sevilla , de Córdova , de Murcia , et de Jalien, 
en uno con la Reyna Doña lolant , mi muger , et con mi fija la In- 
fante Doña Berenguela , mando et otorgo que aquella eredad que 
dio mió padre el Rey Don Fernando á mi tio el Infante Don Alfon- 
so , Señor de Molina et de Mesa , en Córdova , quanto le dio con 
su carta plomada, que lo pueda dar, et vender, et cambiar con la 
Orden de Calatrava. Et porque los de Córdova lian privillegios , que 
ninguno non pueda vender , ni dar ningún heredamiento á ninguna 
Orden , otorgo que esto , que el Infante Don Alfonso mió tio há en 



22 

Górdova que lo pueda dar, ó vender, ó cambiar con la Orden de 
Calatrava en qual guisa el quisiere. Et aquellos privillegios que han 
los de Górdova que non le embargen. Et el dado, ó la vendida, ó el 
cambio que el con la Orden ficiere , yo lo otorgo por mi , et por los 
que vernan después de mi , et que vala pora siempre. Et porque 
esta cosa non viniese en dubda , mándele dar esta mi carta avierta 
con mió sello de plomo. Fecha la carta en Toledo por mandado del 
Rey en cinco dias de marzo : escrivióla Sancho Fernandez por man- 
dado de Maestre Fernando el notario enera de M.GG.LXXXXII. 
años. |/*<uhi 

XII. 

Carta del Reyl). Alfonso el X, para que no se hiciese pesquisa 
en Oviedo, ni en su Obispado, sin que precediese orden suya. 

Academia de la Historia. Colección de D. Francisco Martínez Marina, D. 
267, fól. 48. 

17 d¿ marzo de j^^^^ Alfouso , por la gracia de Dios, Rey de Gastilla, de Toledo, 
de León, de Gallicia, de Sevilla, de Górdova, de Murcia, de Jahen. 
A vos Gonzalvo Moran , mió Merino mayor en tierra de León , sa- 
lud é gracia. Mandovos, que non fagades pesquisa en Oviedo, nen 
en otra villa que sea sobre si en todo lobispaldo de Oviedo fasta que 
' vos lo yo mande por mi ó por mi carta , ende al non fagades. Dada 
en Toledo Ff. Fernandez, alcalde del Rey, la mandó por mandado 
del Rey, diez et siete dias de marzo. Ff. la escrivió en era de mil 
doscientos et noventa el dos años. 



53 



XIII. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X á la ciudad de Sevilla para 
que tuviese dos ferias cada año. 

Tumbo de Sevilla, Biblioteca nacional. D. 45, fól. i2 v. 

ConosQida cosa sea á todos los ommes que esta carta vieren com- 
mo yo Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Tole- 
do, de León, de Gallyzia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Ja 
hen, en uno con la Reyna Doña Violante mi muger, é con mi hija 
la infante Doña Berenguela. Con grant sabor que he de fazer bien 
é mer^et á todo el concejo de la noble cibdat de Sevilla, é de levar- 
los adelante, é por honrra del muy noble é muy alto é mucho hon- 
rrado el Rey Don Fernando mió padre , que yaze y soterrado , doles 
é otorgóles pora sienpre que fagan en Sevilla dos ferias , la prime- 
ra que sea por la cinquesma quinze dias antes é quinze después. E 
la segunda feria que sea por la sant Miguell quinze dias antes é 
quinze después. E mando que todos aquellos que vinieren á estas 
feryas de mió señorío ó de fuera de mió señorío á conprar é á ven- 
der, xriptianos é moros é judíos, que vengan salvos por mar é por 
tierra por todo mió señorío con sus mercadurías, é con todas sus ave- 
res, é con todas sus cosas, dando sus derechos ó los ovieren á dar, é 
non sacando cosas vedadas de los mios regnos. Et mando é defiendo 
que ninguno non sea osado deles contrallar , nin deles fazer fuerza, 
nin tuerto, nin mal ninguno á ellos, nin en ningunas de sus cosas. Ca 
el que gelo fiziese pecharme ye en coto mili mrs., é á ellos todo el 
dapño doblado. E porque este mió previllejo deste mió donadlo sea 
mas firme é mas estable mandel seellar con mi sello de plomo. Fecha 
la carta en Toledo por mandado del Rey diez é ocho dias andados del 
mes de marco en era de mili é dozieutos é noventa é dos años. E yo 
sobre dicho Rey Don Alfonso reynanle en uno con la Réyna Doña 



2t 

Violante mi muger en Castiella, en Toledo, en León, Gallyzia, en 
Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jahen, en Baeca, en Badajoz 
é en el Algarbe, otorgo este previllegio é confirmólo. Don Alfonso 
de Molina la conf.'=«Don Fradric la conf.=Don Enrrique la conf. 
=Don Manuel la conf.=Don Ferrando la conf.=Don Felyp, 
electo de Sevilla , la conf.=Don Sancho , electo de Toledo , la 
conf.=Don Johan, Arzobispo de Santiago, la conf.=Don Alboab- 
dile Abenazar, Rey de Granada, vasallo del Rey , la conf.=Don 
Mahomat Aben Mahomat Abenhut, Rey de Murcia, vasallo del 
Rey, la conf.=Don Aberaahfoc, Rey de Niebla, vasallo del Rey, 
la conf.=Don Diago López de Faro , alférez del Rey , la conf.= 
Don Johan García , mayordomo de la Corte del Rey , la conf .=^ 
Signo del Rey Don Alfonso.=\)oxí Gastón, Vizconde de Beart, 
vasallo del Rey, la conf.=:Don Gui, Vizconde de Limoges, vasallo 
del Rey, la conf.=Don Apparigio, Obispo de Burgos, la conf.= 
Don Rodrigo, Obispo de Falencia, la conf.=Don Remondo, Obispo 
de Segovia, la conf.=Don Pedro, Obispo de Siguenga, la conf.= 
Don Gil, Obispo de Osma, la conf.==rDon Mathe, Obispo de Cuenca, 
la conf.=Don Benito, Obispo de Avila, la conf.=Don Aznar, Obis- 
po de Calahorra , la conf.^Don Lop , electo de Cordova , la con- 
firma.-=Don Adam, Obispo de Plazen^ia, la conf.=:Don Pasqual, 
Obispo de Jahen, la conf.=Don Frey Pedro, Obispo de Cartagena, 
la conf.=Don Fernant Ordoñez , Maestre de Calatrava , la conf.= 
La Eglesia de León vaga.=Don Pedro, Obispo de Oviedo, la con- 
firma.=Don Pedro, Obispo de Zamora, la conf .=Don Pedro, 
obispo de Salamanca , la conf .==:Don Pedro , Obispo de Astorga , la 
conf.=Don Leonardo, Obispo de Cibdat, laconf.=Don Miguell, 
Obispo de Lugo, la conf.=Don Juan, Obispo de Orens, la conf.= 
Don Gil, Obispo de Tuy, la conf.^Don Juan, Obispo de Mendoñe- 
do, la conf.=Don Pedro Domínguez, electo de Coria, la conf.= 
Don Frey Rubert, Obispo de Silve, la conf.=Don Pelay Pérez, 
Maestre de la Orden de Santiago, la conf.=Don Ñuño Gómez, la 
conf-=:Don Alfonso López la conf.=Don Rodrigo Gómez la conf. 



t5 

=:Don Symon Ruis la conf.=Don Alfonso Tellez, la conf.= 
Don Fernanl Ruyz la conf.=:Don Pedro Nuñez la conf.=Don Ñuño 
Guillen la conf.=Don Pedro Guzraan la conf.==Don Rodrigo Al- 
vares la conf.=Don Fernaut Garcia la conf.=Don Alfonso Garda 
la conf.==Don Diago Gomes la conf.=:Don Gómez Ruyz la couf.=: 
Don Rodrigo Alfonso la conf.=:Don Martin Alfonso la conf.=Don 
Rodrigo Gómez la conf.=Don Rodrigo Floras la conf.=Don Juan 
Peres la conf.=Don Fernant Yañez la conf.=:Don Martin Gil la 
conf.=Don Andreo, perteguero de Santiago, la conf.=Don Ro- 
drigo Rodrigues la conf.=Don Alvar Dias la conf.=Don Pelay 
Peres la conf.=Don Diago Lopes de Salzedo, raeryno mayor de 
Castiella, la conf.=:Garci Suarez, meryno mayor del reyno de 
Murcia, la conf.=Maestre Fernando, notaryo en Castiella, la conf. 
=GonQalo Morante, meryno mayor en León, la conf.=Ruy 
Suarez, meryno mayor de Gallyzia, la conf.=:Don Martin Ferran- 
des, notario en León, la conf.=:Ruy López de Mendoga, almiralle 
de la mar, la conf.=:Sanclio Martines de Xodar, adelantado de la 
Frontera, la conf,=Garci Pérez de Toledo, notario en el Andalu- 
zia, la conf. = Alvar Garcia de Fromesta la escrivió el año segundo 
que el Rey Don Alfonso regnó. 

XIV. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X , en que concede á Córdoba 

quinientos maravedis al año sacados del pecho de los moros, 

para labrar el muro de la ciudad. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las iglesias 
de España , t. XIV , fól. 29 v. 

Conoscida cosa sea á todos los ommes que esta carta vieren <8 át^ maizo de 
como yo Don Alfonso , por la gracia de Dios , Rey de Castiella , de 
Toledo, de León, de Gallicia , de Sevilla , de Córdova, de Murcia, 

TOMO I, 4 



22 de marzo de 
4354. 



el de Jaén. Do el otorgo al eoneeyo de Córdora, á les que agora sea 
ct serán daqui adelante, pora siempre yaftias quinientos moravedis 
cadaño pora labrar los muros de la villa de Córdova, et pongolos 
que los aian cadaño en el mió pecho que me han á dar los moros de 
la aljama de Córdova. Et mando á los moros de la sobre dicha al- 
hama que gelos den cadaño por la Sant Miguel assi como los daban 
á mi. Et mando et defiendo firmemiente que ninguno non sea osado 
de ir contra esta carta de este mió donadlo, nin de crebantarla, 
nin de minguarla en ninguna cosa , cá qualquiere que lo ficiesse 
abrie mi ira et pechar mié en coto mili moravedis et á ellos todo el 
daño doblado. Et por que este mió donadlo sea mas firme et mas es- 
table, mandé seellar esta carta con mió seello. Fecha la carta en 
Toledo por mandado del Rey XVIII dias andados del mes de marzo 
en era de mil et docientos et noventa et dos anuos. Alvar Garcia 
de Fromesta la escrivió el auno segundo que el Rey don Alfonso 



XV. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X, en que hace donación al con- 
cejo de Sevilla de todos los molinos que habia en la acequia de 
la montaña de Alcalá de Guadaira, 

Tumbo de Sevilla, Bíblioleca nac. D. 45, fól. i4. • 

Conestida cosa sea á todos quantos esta carta vieren commo yo 
Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Castiella, de Toledo, de 
León, de Gallizia, de Sevilla, de Córdova, de Murcia, de Jahen, en 
uno con la reyna Dona Violante mi muger é con mi fija la infante 
Doña Rerenguela. Con sabor que he de fazer bien et merget á todo 
el concejo de la noble Qibdat de Sevilla, é de levarlos adelante é de 
aqresgerlos en sus bienes, épor onrra del muy noble é mucho onrra- 
do Rey Don Ferrando mió padre que yaze y enterrado, doles ó 
otorgóles todos los mios molinos que he en Sevilla, los que son en la 



27 

azeqaia de la montaña de Alcalá de aguadayra fasta dentro en Gua- 
dalquivir pora sienpre jamas, con sus entradas, é con sus salidas, 
é con sus pertenencias, é con lodos sus derechos. E estos molinos 
son los nueve poblados é los ^ánco derribados , é dogelos en tal ma- 
nera que ellos tonudos pora sienpre por estos molynos de fazer ve- 
nir el agua de los caños á los nuestros palacios del alcafar de Sevi- 
lla é á las mias cozinas, é á la huerta mayor del mió alcafar, é á 
la huerta de Abenahofar tanta quanta oviere menester de las tapias 
adentro , é que fagan otrosí venir el agua asi commo solye venir en 
tiempo de moros á dos fuentes en Sevilla , aquellas señaladamente 
do la ha de traer Micero Caxico, é han de tener ommes, é tablas, é 
estopas, é todo lo que ovieren menester para guardar las puertas de 
la villa , é la villa de las abenidas del ryo que non entre en la vi- 
lla nin faga y dapño ninguno. E todas estas cosas que han de fazer 
pora sienpre á su costa, é á su mission asi commo dicho es. Doles é 
otorgóles estos molinos que los ayan después de los dias de Minero 
Caxico , que los ha de tener para conplir este pleito mesmo para fa- 
zer dellos é en ellos todo lo que quisieren commo de lo' suyo. E 
mando é defiendo firmemente , que ninguno non sea osado de ir 
contra este previllegio deste mió donadlo nin de quebrantario, nin 
de menguarle en ninguna cosa, ca qualquier que lo ficiese avriemi 
yra, é pecharme yé en coto mili mrs., é á ellos todo el dapño do- 
blado. E por que este mió donadlo sea mas firme é mas estable man- 
dé seellar este mi previllejo con mió seello de plomo. Ffecha la 
carta en Toledo por mandado del Rey veynte é dos dias andados del 
mes de margo , en era de mili é dozientos é noventa é dos años. E 
yo sobre dicho Rey Don Alfonso , reynante en uno con Doña Vio- 
lante mi mugier, en Castiella, en Toledo, en León , en Gallizia, en 
Sevilla, en Córdova, en Murcia, en Jahen, en Bacca, en Badajoz, 
é en el Algarbe, otorgo este previllejo é confirmólo. Don Alfonso 
de Molina la confirma.=Don Fadric la conf.==Don Enrrique la 
conf.==:Don Manuel la conf.^Don Ferrando la conf.=Don Felyp, 
d«Glo de Sevilla, la conf.=«Don Sancho , electo de Toledo, la couf. 



28 
•=Don Aboabdile abenuazar, rey de Granada, vasallo del rey, la 
conf.=Don Mabomat aben mahomat aben huc, rey de Murcia, va- 
sallo del rey, la conf.=üon Aben mahfoc, rey de Niebla, vasa- 
llo del rey, la conf.-=Don Gastón , vizconde de Beart, vasallo del 
rey, la conf.=Don Gui, vizconde de Limoges, vasallo del rey, la 
conf.=Don Diego López de Faro , alferes del rey , la conf .=Don 
Johan Garcia , mayordomo de la corte del rey , la coiií,^=Signo del 
Rey Don Alfonso.^=Dor\ Aparygio, Obispo de Burgos, la conf.==: 
Don Rodrigo, Obispo de Falencia, la conf.=Don Remondo , Obis- 
po de Segovia , la conf.=Don Pedro , Obispo de Sígnenla , la conf. 
=Don Gil, Obispo de Osma , la conf.=Don Mathe, Obispo de 
Cuenca , la conf.=Don Benito , Obispo de Avila , la conf.=Don 
Aznar, Obispo de Calahorra, la conf.=Don Lop, electo de Córdo- 
va. Ja conf.=^Don Pasqual, Obispo de Jahen, la conf.=Don Frey 
Pedro, Obispo de Cartagena, la conf.==:Don Ferrant Ordoñez, 
maestre de la orden de Calatrava , la conf.=La Eglesia de León 
vaga.==Don Pedro, Obispo de Oviedo, la conf.=Don Pedro, Obis 
pode Camora , la conf .:=Don Pedro, Obispo de Salamanca, la 
conf.^Don Pedro, Obispo de Astorga, la conf.=Don Leonardo, 
Obispo de Cibdat , la conf.=Don Miguell , Obispo de Lugo , la 
conf. =I)on Johan , Obispo de Orens, la conf. =Don Gil, Obispo 
de Tu y, la conf.=Don Johan, Obispo de Mendoñedo, la conf.= 
Don Pedro Domingues, electo de Coria, la conf.=Don Frey Rubert, 
Obispo de Silve , la conf.=Don Pelay Pérez , Maestre de la orden 
de Santiago, la conf.=Don Ñuño Condales la conf.=Don Alfon- 
so López la conf.=Don Rodrigo Gómez la conf.^^Don Symon Ruys 
la conf.=Don Alfonso Tellez la conf.=Don Ferrant Ruys la conf.= 
Don Pedro Nunes la conf.=:Don Ñuño Guillen la conf.=Don Pedro 
Guzraan la conf.=:Don Rodrigo Alvares la conf.=Don Ferrant 
Garcia la conf.=Don Alfonso Garcia la conf.=Don Diago Gómez la 
conf.=Don Gomes Ruys la conf.=Don Rodrigo Alfonso la conf.= 
Don Martin Alfonso la conf.=Don Rodrigo Gomes la conf.=Don 
Rodrigo Floras la conf.=Don Juan Peres la conf.=:Don Ferrant 



29 

Tañes la conf.=Doii Martin Gil la conf.==rDon Andreo, perleguero 
de Santiago la conf.=Don Rodrigo Rodrigues la conf.=Don Alvar 
Dias la conf.=Don Pelay Peres la conf.=Don Diego Lopes de Sal- 
zedo , meryno mayor de Castiella , la conf.=Don Garci Suares, me- 
rino mayor del reyno de Murcia , la conf.=Maestre Ferrando , no- 
tario en Castiella , la conf.=Gon?alo Morante , meryao mayor de 
León, la conf.=Ruy Suares, meryno mayor deGallizia, la conf. 
-=Don Martin Ferrandes, notario en León , la conf.^Ruy Lopes de 
Mendoza, almiralle de la mar, la conf.=Sancho Martines de Xo- 
dar, adelantado de la frontera, la conf.=Garci Pérez de Toledo, 
notario de la frontera é de la Andaluzia, la conf. = Alvar Garcia de 
Flomesta la escrivió el año segundo quel rey Don Alfonso reynó. 

Al marguen de este documento existen de letra del siglo XVII las notas si- 
guientes. 

Año 1626. 25 de henero domingo entró el rio en Sevilla por todas las 
puertas. Ubó barcos en gradas, placa de San Francisco , barrio del Duque, 
Alameda, San Loren90, San Vicente, San Francisco, la Merced, Carmen. 
Entró barco al altar mayor de todas las iglesias y monasterios, de parro- 
-quias, frailes y monjas. — Duró el agua en Sevilla veinte y seis dias. Subió 
desde un estado hasta dos y algunos barrios á tres por fuera de la ciudad. 
Fue mayor que la mas grande de las que se han visto una vara mas , nin- 
guna avia entrado en Sevilla el rio ; por que los daños de adentro han sido 
del agua llovida y detenida por el altura del rio que no la dejaba salir. 

OTRA. Año de 1626. Domingo 25 henero, dia de la Conversión de San 
Pablo , se anegó Sevilla las tres cuartas partes de la población por descuido 
del reparo. Aprecióse el daño , sin las personas , en treinta millones de pia- 
la de ducados. 



30 



XVI. 



<254. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X , en que da al concejo de la 

ciudad de Sevilla mil maravedís de cada una de sus rentas del 

almoxarifazgo para adobar los caños de la ciudad. 

Tumbo de Sevilla, Biblioteca nac. D. 45, fól. 15 v. 

37 de marzo <!• CoDos^ida cosa sea á todos los ommes que esta carta vieren como 
yo Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Castiella, de Tole- 
do, de León, de Gallizia, de Sevilla, deCórdova,de Murgia, 
de Jahen, en uno con la Reyna Dona Violante mi muger é 
con mi fija la infante Doña Berenguela. Con grant sabor que 
he de fazer bien é merget á todo el goncejo de la noble gibdat 
de Sevilla é de levarlos adelante. E por onrra del muy noble é mu- 
cho alto é mucho onrrado el rey Don Fernando mió padre que 
yaze y soterrado, doles é otorgóles mili mrs. cada año para 
sienpre en las mis rentas del mió almoxarifadgo de Sevilla , é estos 
mili mrs. les do para adobar é para labrar los caños de Sevi- 
lla, é ellos han los de labrar é de fazer para syenpre á su costa 
é á su missyon por estos mili mrs. E mando al mió almoxarife 
de Sevilla que les dé estos mrs. cada año asy commo dize este 
mió previllegio, é mando é defiendo que ninguno non sea osado 
de yr contra este mió donadlo nin de quebrantarlo, nin de men- 
guarlo en ninguna cosa, ca aquel que lo fiziciese avrie mi yra 
é pechar mié en coto dos mili mrs., é á ellos todo el dapño 
doblado, é por que este myo donadlo sea mas firme é mas estable 
mande seellar esta carta con mió seello de plomo. Fecha la carta 
en Toledo por mandado del Rey veynte é siete dias andados del 
mes de marco en era de mili é doszientos é noventa é dos años. E 
yo sobre dicho Rey Don Alfonso, reynante en uno con la Reyna 
Doña Violante mi muger en Castiella, en Toledo, en León, en Ga- 



34 

llyzia, en Sevilla, en Córdova, en Murgia, en Jalien, en Bae^a, en 
Badajoz é en el Algarbe otorgo este previllegio é confirmolo.=:Don 
Alfonso de Molyna lo conf.=Don Fedrique lo conf.=Don Enrrique 
lo conf.=:Don Manuel lo conf.=:Don Ferrando lo conf.=:Don Fe- 
lip, electo de Sevilla lo conf. Don Sancho electo de Toledo lo conf.^= 
Don Juan, Arzobispo de Santiago, lo conf.=Don Alvabdile Aben na- 
zar, rey de Granada, vasallo del Rey, la conf.=Don Mahomat Aben 
Mahomat Abenhuc, rey de Murgia, vasallo del Rey, lo conf.=Don 
Abenmahfoc Rey de Niebla, vasallo del Rey, la conf.=Don Gas- 
tón, Yiaconde de Beart, vasallo del Rey, la conf.=Don Gui, Vis- 
conde de Lymoges, vasallo del Rey, la conf,=Don Diago López de 
Faro, alférez del Rey, la conf.=Don Juan García , mayordomo de 
la Corle del Rey, la conf. Signo del Rey Don Alfonso.==J)on Apa- 
rygio. Obispo de Burgos, la conf.=:Don Rodrigo, Obispo de Fa- 
lencia, la conf.=:Don Remondo, Obispo de Segovia, la conf.=Don 
Pedro, Obispo de Siguenga, la conf.=Don Gil, Obispo de Osma, la 
conf.=DonMathe, Obispo deCuenca, la conf.=Don Benito, Obis- 
po de Avila, la conf.=Don Aznar, Obispo de Calahorra, la conf. 
=Don Lop, Obispo de Córdova, la conf.=:Don Adam, Obispo de 
Plazengia, la conf.=Don Pasqual, Obispo de Jahem, la conf.=Don 
Frey Pedro, Obispo de Cartagena, la conf.=Don Ferrand Ordo- 
ñez, Maestre de Calatrava, la conf.=La Eglesia de León vaga.= 
Don Pedro, Obispo de Oviedo, la conf.=:Don Pedro, Obispo de 
Camora, la conf.=Don Pedro, Obispo de Salamanca, la conf.= 
Don Pedro, Obispo de Astorga, la conf.=Don Leonardo, Obispo 
de Cibdat, la conf.=Don Miguell, Obispo de Lugo, la conf.=Don 
Johan, Obispo de Orense, la conf.=Don Gil, Obispo de Tuy, la 
conf.=Don Johan, Obispo de Mendoñedo, la conf.=Don Pedro 
Domingues, electo de Coria, la conf.=Don Frey Rubert, Obispo 
de Silve, la conf.=:Don Pelay Pérez, Maestre de la orden de San- 
tiago, la conf.=Don Ñuño Gómez la conf.=Don Alfonso Lopes la 
conf.=Don Rodrigo Gomes la conf.=Don Symon Ruys la conf.= 
Don Alfonso Tellez la conf.=Don Ferrnant Ruyz de Castro la conf. 



32 

= Don Pedro Nunnes , la conf. = Don Ñuño Guillen la Gonf. 
=Don Pedro Guzman la conf.=Don Rodrigo Alvares la conf.=Don 
Ferrant Garda la conf.=Don Alfonso Garcia la conf. = Don Diago 
Gómez, la conf. ;= Don Gomes Ruys la conf.=:Don Rodrigo Alfonso 
la conf.=DonMartin Alfonso la conf.=Don Rodrigo Gómez, la conf. 
=Don Rodrigo Floras la conf.=Don Johan Peres la conf.=Don 
Ferrand Yañez la conf. =Don Martin Gil la conf.-=Don Andreo, per- 
tiguero de Santiago, la conf.=Don Rodrigo Rodrigues laconf.=:Don 
Alvar Dias la conf. =Don Pelay Peres la conf.=Diago López de 
Salzedo, merino mayor de Casliella, la conf.=GarQiSuares, meri- 
no mayor del reyno de Murcia, la conf.=:Maestre Ferrando, notaryo 
en Casliella, la conf.=Gon?alo Morante, merino mayor del reyno de 
León, laconf.=Ruy Suares, meryno mayor de Gallizia, la conf.= 
Don Martin Ferrandes, notario en León, la conf.=Ruy Lopes de 
Mendoza, almirage de la mar, la conf.=Sancho Martines de Xo— 
dar, adelantado de la Frontera, la conf.=Garci Pérez de Toledo, 
notario del Andalucía, la conf. = Alvar Garcia de Fromesta la es- 
crivió el año segundo quel Rey Don Alfonso regnó. 

XVIL 

Carta del Rey D. Alfonso X a la ciudad de Sevilla , concedien- 
do permiso á sus vecinos para comprar casas y heredades de 
moros en las villas y castillos que la habia dado por términos. 

Tumbo de Sevilla, Biblioteca nac. D. 45,, fól. 24 v. 

28 de marzo de ConosQÍda cosa nos sea á todos los ommes que esta carta vieren 
como yo Don Alfonso , por la gracia de Dios , Rey de Castiella , de 
Toledo, de León, de Galligia, de Sevilla, de Gordo va, de Muríala, 
de Jahen. Con grant sabor que he de fazer bien é mercet al con- 
cejo de la noble gibdat de Sevilla doles é otorgóles que todo vezi- 
no de Sevilla é de su termino que ayan poder de conprar hereda- 
des de los moros que moran en las villas é en los castiellos que le» 



33 

yo di por termino con mis cartas plomadas, todavía vendiendogelo 
el moro cuyo fuere et su plazer, et mando que la conpra que se 
fiziere desta guisa que vala por sienpre. Et mando et defiendo que 
ninguno non sea ossado de yr contra esta carta, nin de quebrantar- 
la, nin de menguarla en ninguna cosa. Ca qualquier que lo fiziese 
avrie mi yra et pechar meye en coto mili mrs., et á ellos todo el 
dapño doblado. E por que esta carta sea mas firme et mas estable 
mándela seellar con mió seello de plomo. Fecha la carta en Toledo 
por mandado del Rey, veinte é ocho dias andados del mes de Mar- 
zo en era de mili é docientos é novaenta é dos anuos. Alvar Gar- 
cía de Fromesta la escrivió el año segundo quel Rey Don Alfonso 
regnó. 

XVIll. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo al cabildo de la 
iglesia de Córdova el diezmo de losjudios y moros del obispado. 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel. DD 96 , fol. 35. 

Conoscida cosa sea á todos los homes que esta caria vieren como 28 de mano de 

* 1254. 

yo Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey deCastiella, de Toledo, 
de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Ja- 
hen: en uno con la Reyna Doña lolant, mi mugier, é con mi fija 
la Infante Doña Berenguela. Por que el mui noble é mucho alto, é 
mucho honrrado é bien aventurado Rey Don Ferrando mió padre ga- 
nó Cordova é fizo é heredó la eglesia de Cordova, é fizo y mucho bien 
é mucha merced , é por que yo fui con el en ganarla é en heredar- 
la , é porque he voluntad de levarla adelante , é por amor de Don 
Lope Pérez , electo de esa mesma eglesia , que fué criado de la Rey- 
na Doña Beatriz mi madre , é mió clérigo , é por alma del Rey 
mió Padre é déla Reyna doña Beatriz mi madre é por salut de la 
raia. Do et otorgo á Don Lope Pérez por esa mesma gracia , electo 

TOMO I. 5 



34 

de Cordova , é al Cavildo de ese mesmo lugar é á todos sus subce- 
sores que después dellos vinieren, que todos los judíos é los moros 
que compraron ó compraran heredades de christianos en todo el 
obispado de Cordova , que den el diezmo cumplidamente á la egle- 
sia , asi como lo avien á dar los christianos si lo toviesen , et de las 
heredades todas que arrendaren de los christianos que den los seño- 
res de las heredades el diezmo del arrendamiento que dent levaren, 
Et si algunas casas ovieren de los christianos de aqui adelante , que 
den aquel derecho que darien los christianos por las casas si las to- 
viesen. Et si compraron algunas fueras del baño que solien alguo 
derecho dar á la eglesia, que lo den asi como lo solien dar por las 
casas los que las havien. Et mando que los christianos diezmen 
cumplidamente de pan, é de vino, é de azeyte, é de yeguas, é de 
bacas, é de todo ganado, é de colmenas, é de las casas que son 
heredades, é del montadgo que ellos ovieron en los logares que lo 
han de tomar segund dicen las mis cartas délas mis posturas , é de 
queso, é de lana, é de hortaliza de las huertas, é de los frutos de 
los arboles, é de todas las otras cosas que diezman en Toledo, é 
en su termino , sacada ende la tienda que dio el Rey mió padre á 
los alcaldes que non den diezmo della. Et mando, que adelan- 
tado, nin juez, nin alcalde, nin merino, n¡n otro horae ninguno, 
non entre en las villas , nin en las heredades , nin en las casas , nin 
en las tiendas, nin en ningunas casas de la eglesia, nin de obispo 
nin de los canónigos por homizillo, nin por pecho, nin por 
fonsadera , nin por otra caloña qualquier que sea , sacadas ende 
aquellas cosas que yo mandé facer por mi carta abierta á mió ade- 
lantado mayor de la frontera en las villas, é en los castiellos, é en 
los logares de la eglesia, é del Obispo, é de los canónigos, é de las 
Ordenes, é salvo los privilegios é las cartas del Rey, mió padre, 
é las mias que tienen los de Cordova en todas cosas. Et mando é 
deüendo que ninguno non sea osado de ir contra este previlegio 
desle mió donadío , nin de quebrantarlo , nin de minguarlo en nin- 
guna cosa, ca cualquier que lo ficiese avrie mi ira é pecharmie en 



35 

coto mili maravedís é á ellos todo el daño doblado. Et porque 
este mió donadío sea mas firme é mas estable mandé seellar este 
privilegio con mió seello de plomo. Fecha la carta en Toledo por 
mandado del Rey, veinte é ocho días andados del mes de Marzo 
en era de mili é dosientos é noventa é dos años.^E yo sobredicho 
Rey Don Alfonso regnante en uno con la Reyna Doña lolant mi 
mugier en Castiella, en Toledo, en León, en Gallísia, en Sevilla, 
en Cordova , en Baeza , en Badayoz , en Murcia , é en el Algarve, 
otorgo este privilegio é confirmolo=Don Alfonso de Molina la conf. 
=Don Frederic la conf.=Don Enrrlque la conf.— Don Manuel 
la conf.=Don Ferrando la conf.=Don Felípp , electo de Se- 
villa, la conf.=Don Sancho, electo de Toledo, la conf.=Don 
Johan , Arzobispo de Santiago, la conf.=:Don Aboabdille Abe- 
nasar, Rey de Granada, vasallo del Rey, la conf.=Don Mahomat 
Aben Mahomat Abenhut, Rey de Murcia, vasallo del Rey, la conf. 
=Don Abenmahfot, Rey de Niebla, vasallo del Rey, la conf.=Don 
Gastón Yisconde de Beart , vasallo del Rey, la conf.=Don Guy, 
Yisconde de Limojes, vasallo del Rey , la conf.==Don Aparazio, 
Obispo de Burgos, la conf.=Don Rodrigo, Obispo de Falencia, la 
conf.=Don Remondo , Obispo de Segó vía, la conf.— Don Pero, 
Obispo de Síguenza, la conf.— Don Gil, Obispo deOsma, la conf. 
=Don Mathe, Obispo de Cuenca, la conf.=:Don Benito , Obis- 
po de Abíla, la conf.==Don Aznar, Obispo de Calahorra, la conf. 
=Don Lope, electo de Cordova, la conf.=Don Adán, Obispo de 
Plazencia , la conf.— Don Pasqual, Obispo de Jahen, la conf. = 
Don Frai Pero , Obispo de Cartagena , la conf.=Don Ferrando 
Ordoñez, Maestre de Calatrava , la conf.=Don Ñuño Gonzal vez 
la conf.=Don Alfonso López la conf.=:Don Rodrigo Gonzal vez 
la conf.=Don Simón Royz la conf.— Don Alfonso Tellez la conf. 
=Don Ferrand Royz de Castro la conf.=Don Pedro Nuñez la 
conf.=Don Ñuño Guillen la conf.=Don Pedro Guzman la conf.= 
Don Rodrigo Alvarez la conf.=Don Diego Gómez la conf.=Don 
Ferrando García la conf.=Don Alfonso García la conf.=Don Go- 



mez Royz la conf.=La eglesia de León vaga.=Doii Pero, Obispo 
de Oviedo, la coiif.= Don Pero ^ Obispo de Salamanca, la conf. 
=Don Pero, Obispo de Zamora, la conf.=Don Pero , Obispo de 
Astorga, la conf.=Don Leonard, Obispo de Gibdat, la conf.= 
Don Miguel , Obispo de Lugo , la conf.— Don Johan, Obispo de 
Orens, la conf.=Don Gil, Obispo de Tuy, la conf.=:Don Johan, 
Obispo de Mendonedo, la conf.=Don Pero Domínguez, electo de 
Coria, la conf.=Don Frey Robert, Obispo de Silve, la conf.:==Don 
Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Santiago, la conf.=Don Ro- 
drigo Alfonso la conf.=Don Martin Alfonso la conf.=Don Roy 
Gómez la conf.=Don Rodrigo Floras la conf.=Don Ferrant Iba- 
ñez la conf.=Don Johan Pérez la conf.— Don Martin Gil la conf.= 
Don Andreo, perteguero de Santiago, la conf.=Gonzalvo Ramí- 
rez la conf.=Don Rodrigo Rodríguez la conf. =Don Alvar Diaz 
la conf.=Don Pelay Pérez la conf.=:Diego López de Salcedo , Me- 
rino maior de Castíella la conf.^Garci Suarez , Merino mayor 
del Reyno de Murcia , ¡la conf.=Maestre Ferrando, notario en 
Castiella, la conf.=Roy López de Mendoza, Almiraje de la mar, 
la conf. =Sancho Martínez de Jodar, Adelantado de la Frontera, 
la conf.=Garci Pérez de Toledo, Notario de la Frontera é del 
Andalucía , la conf.=Gonzalvo Morant , Merino mayor de León, 
la conf. =Roy Suarez, Merino maior de Galisia, la conf.=:Don 
Martin Ferrandez , Notario en León , la conf. = Alvar Garcia de 
Fromesla la escrivió el ano segundo que el Rey Don Alonso regnó. 
=Signo rodado del Rey Don Alfonso.='Doxi Johan Garcia , Ma- 
yordomo mayor de la corte del Rey, la conf.=Don Diego López de 
Fai'o, Alférez del Rey , la conf. 



37 
XIX. 



Carta del Rey D, Alfonso X á los concejos del reino ^ para que 

los que fueren á las ferias de Alcalá no alborotasen ni dañasen 

á los compradores. 

Biblioteca nac. Colección delP. Burriel, tomo DD il4, fol. 149. 

Don Alonso , por la gracia de Dios rey de Castiella, de Toledo, 
de León, de Gallisia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia et de Ja- 
hen : á lodos los conceios de míos regnos salut et gracia. Don San- 
cho, mió hermano, electo de Toledo, se me querelló et di^e, que 
quando venides á sus ferias de Alcalá que¿gelas volvedes, et que! 
fagedes y muchos tuertos , assi que los que y vienen non pueden 
comprar, nin vender seguramientre, segunt que devien, et esto 
ovo defendido el Rey Don Ferrando mió padre, et los otros Reyes 
muy firmemientre. Ende mando et defiendo firmemientre que nen- 
guno non sea ossado de volver la fferia, nin de ffacer tuerto, nin de 
mas aquel que quiere que á ella venga ca aquel que lo fiziesse pe- 
charle á mi en coto mili moravedis, et á Don Sancho mió hermano, 
electo de Toledo, otros mili moravedis, et al querelloso el danno do- 
blado. Dada en Toledo por mandado del Rey, XIIII dias de Abril. = 
Aparicio Pérez la fizo por mandado del Arcediano Maestre Ferrand, 
notario del Rey era de mil et dosientos (1 ) et noventa et dos años. 



Del original que existe en el archivo de la Santa Iglesia de Toledo , A. 3. 
d.° 6.^, pende un sello impreso en cera, ya maltratado. De un lado el rey a 
caballo armado con espada y escudo, y del otro castillos y leones. 



(1) Pone equivocadamente írecteníos. 



<4 d« abrit de 

1254. 



27 de aliril de 
t2¿4. 



3» 



XX. 

Carta del Rey D, Alfonso X sobre los desavenencias entre los 

que se juzgaban en Talavera por el Fuero Juzgo y los que se 

juzgaban por el de los Castellanos. 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel, tomo DD 114, fol. 151. 

Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella etc., al con 
ceio é á los alcaldes de Talavera salud é gracia. Vos sabedes bien 
que vos yo embié una mi carta abierta en que mandé que los al- 
caldes de vuestra villa que yudgasen asi como yudgan en Toledo: 
el uno que yudgase por el libro yudgo de Toledo , é el otro por el 
fuero de los Castellanos de Toledo. Et sobre desabenencia que era 
entre los alcaldes Sancho Pérez que yudga el fuero del libro, asi 
como en Toledo, et Muño Matheos que yudga el fuero de los Cas- 
tellanos, asi como en Toledo, en razón de la justicia por que fallé 
en verdat que la justicia debe facer el que yudga el libro, et non 
otro , tove por bien et por derecho , que Sancho Pérez que yudga 
el fuero del libro, que faga la justicia el et los otros que vinieren 
después del que yudgaren el fuero del libro de Toledo , que fagan 
la justicia,, et otro alcalde ninguno, que non sea osado de la fazer, 
nin de meter mano en ninguna cosa de la justicia , ca qualquier 
que lo ficiesse , al cuerpo et á quanto oviesse me tornarla por ello. 
Et porque este fecho sea mas firme et mas estable mandé seellar 
esta carta con mió seello de plomo. Dada en Toledo por mandado 
del Rey veinte et siete dias de Abril era de MCGXCII años. Salva- 
dor Pérez la fizo (1). 



(1) Este documento está inserto en una confirmación del Infante D. San- 
cho fecha en Valladolid á 8 de mayo del año 1282 , que se publicará á su 
tiempo. 



'•/»*.''.,'' i ■■■.iiC'- 



XXI. 

Ordenanza del Rey D. Alfonso X, en razón de los asentamien- 
tos y vistas de los alcaldes de la ciudad de Toledo (1). 

Arch. de la sania iglesia de Toledo , caj. 8 , le^. 1.°, núm. 1.° Colección del 
P. Burriel, tomo DD il4, fol. i53, 

Don Alfon, por la gracia de Dios rey de Casliella, de Toledo, ^'líS."'''" '" 
de León, de Gallicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén, 
á lodos los ornes que esta rai carta vieren salut et gracia. Sepades, 
que por gran sabor que he de parar en buen estado la noble cibdad 
de Toledo, yo acordé estas cosas que aqui son escripias en esta car- 
ta con los caballeros et con los ornes buenos de Toledo , et mando 
en razón de las vistas que demandaban los omes á los alcaldes de 
juycios, que les judgaban en razón de los asentamientos que man- 
daban facer los alcaldes por mengua de respuesta, et por estas ra- 
sones, que se alongaban los pleitos de guisa que menguaba el de- 
recho del pueblo. Mando en razón de las vistas, que quando alcalde 
judgare, et alguna de las partes se agraviare de su juicio et le 



(1) Se sacó la copia de este documento de un traslado auténtico hecho 
en Toledo á 5 de marzo de la era d378^ el cual se halla escrito en dos Ua^ 
ñas , con las firmas de los escribanos en castellano y arábigo , al final de un 
códice del Fuero Juzgo, que se guarda en la iglesia de Toledo, caj. 26, 
núm. 6. Fué cotejado por el P. Burriel con el original existente en el archi- 
vo de dicha ciudad y con una copia que se halla en el códice del Fuero Juz- 
go que posee la ciudad de Murcia , cuyas variantes principales anotó. Para 
su publicación se ha tenido presente también la copia de este mismo docu- 
mento , que se encuentra al final de otro códice del Fuero Juzgo que 
existe en la biblioteca de San Lorenzo del Escorial, plut. III, let. M, núm. 5, 
la cual casi solo varia en la ortografía de algunas palabras. 



4D 

pidiere vista , quel alcalde vea luego con aquellos ornes buenos 
que so vieren con el. Et si el pleyto fuere grande et agraviado, de 
guisa quel alcade non selo treva á librar con aquellos ornes buenos 
que sovieren con el, llame el alcalde mas de omes buenos et sabido- 
res del fuero que non sean banderos, et veya la vista con ellos et 
libre el pleyto, de guisa que cada una de las parles aya su derecho 
sin otro alongamiento. Olrosi mando en razón de los asentamientos, 
que por que la costumbre era atal de Toledo , que quando alguno 
asentaba el alcalde por mengua de respuesta, et aquel en cuyo asen- 
taban vinie responder ante de los seis meses : et quando quier que 
el quisiese desasentaban al otro , et asentaban á el ; et si los 
seis meses pasaban ante quel respondiese , maguer respondiese 
después, este que era asentado fincaba en la tenencia fasta que el 
pleyto fuese acabado , et el esquilmo que ende levaba aquel que 
era assentado airase suyo, et estos seis meses to vieron por grande 
plazo, et que se alongaban los pleitos por ello. Mando que estos YI 
meses fuesen contados (1 ) en tres; et quando el alcalde asentare al- 
guno por mengua de respuesta, et aquel en cuyo asentaren respon- 
diere ante de tres meses, que desasienten al otro, et asienten á el 
en aquello en que asentaron á aquel que pidió: et si aquel demanda- 
dor á quien asentaron lebare algún esquilmo desto en que lo asenta- 
ron con razón (2) que sea suyo, maguer el otro le responda, et si 
este demandador que fue asentado ficiere alguna labor con razón en 
aquello que fuere asentado,, maguer el otro le responda, esquilme 
aquello que labrare; et si aquel en cuyo asentaron non respondiere 
ante de los tres meses, et los tres meses pasaren, maguer responda 
después de los tres meses que aqueste que fue asentado , finque en 
su tenencia fasta que el pleyto sea acabado , salvo derecho deste 
en cuyo asentaren; que quando quisiere responder, que el otro sea 



(d) El cüd. Esc. y el de Murcia: tornados. 
(2) El original lolcdano y el del Esc: sazón. 



41 

tenido de demandarle^ porque el alcalde pueda acabar el pleyto de 
guisa que cada una de las partes aya su derecho ; et si aquel que 
fuere asentado non quisiere demandar nin afincar su pleyto, quando 
el otro le viniere responder , el alcalde sea tenudo de meter á este 
que quiere responder en aquello que asentaron al otro por men- 
gua de respuesta, et todos los esquilmos que levare ende este que 
fuere asentado, que se los aya. Et si aquel en cuyo asentaren por 
mengua de respuesta ante de los tres meses viniere responder et 
fuere tornado en aquello que asentaron al otro , et andando en el 
pleyto por su mengua, el alcalde asentare al otro otra vez, este 
asentamiento segundo sea desta guisa: que aquel que fuere asen- 
tado en ello sea de ello tenedor fasta que el pleyto sea acabado, ma- 
guer el otro quiera responder, et esta tenencia sea ansi como dicho 
es de aquel que non respondiere ante de los tres meses pasados. Et 
si alguno demandare mueble, et aquel á quien lo demandare non 
quisiere responder, si aquel á quien lo demandaren oviere aquello 
mismo quel demandan, que en aquello mesmo asienten al demanda- 
dor por mengua de respuesta ; et si aquello raesmo non oviere , et 
oviere otro tal, que assienten en ello; et si non oviere otro tal et 
oviere otro mueble, asiéntenle en ello en contia (1) de su demanda. 
Et si aquel á quien demandan non fallaren mueble, et oviere here- 
dades que asienten al demandador en contia (2) de su demanda en 
qual heredat el quisiere salvar las casas o el morare , aviendo otra 
heredat et en los esquilmos que levare este que fuere asentado et 
en los plazos de los tres meses sea ansy como dicho es en los asen- 
tamientos de las heredades. Mando en razón daquellos que ovieren 
á rasonar sus autos (3) por escripto , que quando aquel que de-r- 
mandare diere su razón escripta á aquel á quien demandare , si 
aquel á quien demandare quisiere aver un dia de consejo que lo 



(1) Cód. Esc. quantia. 

(2) Cód. Esc. quantia. 

(3) El orig. toledano, y el cód. Esc. pleytos. 

T/vun T 



TOMO I. 



42 

aya, et pasado este (lia que escriva luego todo lo que oviere á es- 
crivir el uno, et el otro que lo escrivan luego sin otro alongamien- 
to, et desque sus razones fueren finadas, juzgúelos el alcalde de guisa 
que cada una de las partes aya su derecho. =Mando en razón de 
los boceros, por que me ficieron entender que quando alguno avie 
á ver pleyto con otro que rogaba los boceros de guisa que quando 
el otro á qui demandaba avie meester bocero que lo non podie 
aver, mando que pues que aqueste que demanda ovier bocero, 
que el alcalde dé al otro á quien demanda otro bocero, qual el 
quisiere daquellos que tuviesen (1) voces antel. Et si aquel bo- 
cero que manda el alcalde que la tenga, se quisiere escusar porque 
diga quel otro le metió en su consejo, et que lo ha rogado que tenga 
la suya , ó por que diga que es su pariente, que nonle vala ni 
se excuse por ende; et si el alcalde gela mandare tener et non 
la quisiere tener , que no tenga pleyto por un año. Et aquel quel 
alcalde vedare que non tenga pleyto por un año que otrosi le 
sea defendudo ante los otros alcaldes que fueren en Toledo, et quan- 
do el alcalde mandare á algún bocero que tenga pleyto de algún 
orne , et el bocero demandare precio por tener el pleyto, que non 
sea mas el precio del diezmo de la demanda , et deste precio denle 
al entrada del pleyto el tercio et mas adelante el otro tercio, et 
acabamiento del pleyto el otro tercio. Et este precio Heve el bo- 
cero quier sea demandador, quier defendedor, et el bocero á quien 
defendiere el alcalde que non tenga pleyto por un año , sy lo to- 
vier, sy non fuera el pleyto de si mesmo, peche tres libras de oro, 
et destas tres libras sea la meytad del Rey, et el quarto del al- 
calde, é el otro quarto al querelloso que acusare el pleyto, et 
el otro sea tenudo de afincar aquel bocero que cayere en aque- 
lla pena , et si el alcalde non le quisiere afincar sabiéndolo peche 
Ires libras doro al Rey. Fecha la carta en Toledo por mandado 



{i) Cód. Esc. tienen. 



43 

del Rey XV dias andados de Mayo en la era de mil et doc len- 
tos et noventa et dos años la escrivió por mandado del 

Arcidlano Maestre Ferrandes , notario del Rey , el ano segundo que 
el Rey Don Alfonso regnó. 

XXII. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X , en que hace donación al Con- 
vento de San Clemente de Toledo de ocho moros para su servi- 
cio escusados de pecho. 
Biblioteca nac. Colección delP. Burriel, tomo DD 114, fol. i67. 

Conoszuda cosa seaá todos los ornes que esta carta vieren, como "'125*.'"^^" 
yo D. Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Castiella , de Toledo, 
de León , de Gallicia , de Sevilla , de Cordova , de Murcia et de Ja- 
hen, por alma de mui noble Rey D. Ferrando mió padre, et de la 
Reyna Doña Beatriz mi madre , et por remisión de mios pecados, 
et señaladamiente por que yo nasci el dia de Sant Clement , otorgo 
al Abbadessa Doña Leocadia Ferrandez , et al Convento de las Due- 
ñas de Sant Clemente de Toledo las que agora son et que serán 
daqui adelante que hayan ocho moros escusados de pecho en To- 
ledo de los pecheros medianos pora su servicio. Et mando et defien- 
do que ninguno non sea osado de ir contra esta carta deste mió 
donadlo , nin de quebrantarla , nin de minguarla en ninguna cosa; 
ca cualquier que lo ficiese avrie mi ira , et pecharmie en coto ciento 
moravedis, el|al Abadesa, et al Convento todo el daño doblado. Et 
porque este mió donadlo sea firme et estable mandé seellar esta 
carta con mió seello de plomo. Fecha la carta en Ucles por man- 
dado del Rey, XXV dias andados del mes de Mayo, en era de mili 
el docientos et novaenta et dos años. Alvar Garcia de Fromesta la 
escrivió el año segundo que el Rey D. Alfonso regnó. 

Hállase el original en el archivo del convento de San Clemente de Toledo, 
en un pergamino de mas de cuarta en cuadro , letra de privilegios rodados. 
Del doblez del pergamino pende de hilos de seda á colores un sello de plo- 
mo : de un lado tiene un castillo y del otro un león. 



44 

XXIII. 

Fuero otorgado por el Rey D. Alfonso X al concejo de Treviña^ 

Documento original en el archivo del Excmo. Sr. Conde de Oñale. 

^^di&T'^^'' Conoscida cosa sea á todos los omnes que esta carta vieren , cue- 
rno ante mi Don Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Castiella, de 
Toledo, de León, de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, 
de Jahen , vinieron omwes bonos áe\ Conceio de Triviño de Ibda, 
et pidiéronme merced por el Conceio de Triviño que les diesse bue- 
nos ffueros por que visquiesen bien et derechament , et yo que ffue- 
se bien servido dellos, et ellos que oviessen justicia et paz. Et yo por 
les fazer bien et (4) merced, et por que la villa vala mas, doles et 
otorgóles á todos aquellos que agora son et serán daqui adelant qui 
hi moraren pora siempre iamas, assi á los de la villa cuemo á los de 
sus aldeas estos fueros que aqui son escriptos en este privilegio , et 
por que las cosas de Dios deben ser primeras , tove por bien de co— 
. menear. =Primeramient en las cosas de sancta eglesia, et por que fa- 
llé que en Treviño hy en so termino en tiempo de los Reyes que 
fueron ante de mi, los diezmos de sancta eglesia de todas sus bestias 
et de todas sus lavores , se partieron desta guisa : que el Obispo to- 
mava la quarta part de los diezmos , et los clérigos que las eglesias 
sirven tomavan las otras tres partes , et todas las oblaciones de las 
eglesias ; et por que fallé que assi lo usaron de grand tiempo acá 
plaziendo al Obispo et á los clérigos et al pueblo de la villa , man- 



(1) Las palabras subrayadas que están gastadas en el documento origi- 
nal se han sustituido con las de otra copia inserta en una confirmación de 
este mismo fuero, hecha por el rey D. Sancho en Burgos , á iO de diciem- 
bre de 1288 , que también se conserva original en el archivo del Ecxmo- 
Sr. Conde de Onale. 



15 

do que assi lo tomen de aqui adelant, é por alma de míos parientes 
et por remission de míos pecados , ffago á los clérigos libres et qui- 
tos que nunqua pechen , et que sean ondrados por que puedan ser- 
vir á Dios. Et sobre todo esto do á todos los mios pobladores de Tri- 
viño el de sus aldeas , que ayan todas sus heredades libres et qui- 
tas, assi las que han agora cuerno las que pudieren ganar daqui 
adelant con razón et con derecho, que ffagan dellas todo lo que ellos 
quisieren cuerno de lo suyo, guardados los mios derechos. Mando et 
otorgo que ayan por términos ffasta en Sant Román , et ffasta en 
Corres, et ffasta Pipaffon, et de la otra parte ffasta el agua que e& 
dicha Zadorra. Et mando que qualquier que la villa tenga por mi ó 
cogiere mios derechos que los non faga ffuerza en ninguna cosa. Et 
mando que ningún vezino, nin sayón non entre en sus casas por 
ffuerga nin tome dend ninguna cosa por ffuerga , et que les guarde 
estos ffueros que aqui son eseriptos, et si tomare dend alguna cosa 
por fuerza et sin derecho , ó si entrare en alguna casa por ffuerga et 
sin derecho, peche dozientos moravedis, los ciento al señor de la ca- 
sa et los ciento á mi; et entregue al señor de la casa quanto dend le- 
vare et el cuerpo sea á la mi justicia. Et tod omne que sacare peños 
de casa por ffuerga peche sesaenta sóidos á mi , et si alguno prendie- 
re capa ó manto ó algún peño por ffuerga ó por tuerto peche diez 
sóidos á mi, sil fuere provado cuemo ffuero es. Et mando que el juez 
el alcalde que sea siempre vuestro vezino et non tome de vos no- 
vena ni arenzago por omizillo. Mas todo aquel que cogiere todos los 
mios derechos, pague al alcalde et al sayón. Et mando que no aya- 
des merino nin sayón sino fuere vuestro vezino^ é si fueren malos ó 
sobervios que sean á mi justicia. Et si el que la villa por mi toviere, 
ó los mis derechos cogiere, oviere querella de algún vuestro vezino, 
nol ffaga tuerto , nin sobervia ninguna , mas demandel por derecho 
et perjuicio. Et si alguno firiere á otro sangre dend saliere, peche á 
mi veynt sóidos; et si sangre non saliere, peche á mi diez sóidos- 
Et si alguna mugier ffiriere mugier casada et le echare su toca et la 
tomare por los cabellos, et esto pudiese probar con dos mugie- 



46 

res derecheras, peche á mi veynle sóidos. Tod aquel que encerrase 
omne en casa por ffuerza peche á mi treynta sóidos. Tod aquel 
que sacare cuchiello ó fierro amolado contra otro por fferir, pier- 
da la mano diestra , ó reymala de aquel que la villa por mi tovie- 
re ó los mios derechos cogiere , si aquel que la villa por mi tovie- 
re ó los mios derechos por mi cogiere gelo pudiere provar. Et si al- 
guno omne matare á otro et provadol fuere con tres vecinos ó con 
dos, peche á mi dozientos sóidos. Et si algún omne fuere ffalla- 
do muerto en villa ó su termino et non sopieren quien lo mató, 
non pechen omiziello por ell. Et si alguno fallare á alguno en 
su huerto ó en su viña de dia faciendo danno , peche á mi cinco 
sóidos, et el danno que fficiere al sennor del huerto ó de la viña et 
si negarlo quisiere et provar non gelo pudiere, jure al señor del 
huerto ó déla viña quel f falló hy ffaciendol daño, et peche el 
mal ffecho assi cuemo sobredicho es ; et si de noche le fallare 
en esto , peche á mi veynte sóidos. Si caballo ó yegua , f fuere 
detenido de dia en pendra, aya de enguera seys dineros; si de no- 
che fuera detenida, haya de enguera un soldó; et si muriere en 
esta prendía, peche por el caballo ciento sóidos, et por la yegua 
cinquaenla sóidos. Et el mulo et el asno hayan |de enguera de dia tres 
dineros , et de noche seis^dineros , et si murieren pechen por cada 
uno veinte sóidos. Et mando ^que ayan poder de comprar bestias 
et ropa et panno cuemo meior pudieren , et non den otra yura do que 
lo compraron : mas si compraren ca vallo ó yegua ó muía ó buey 
ó asno con testigos de calle de Rey, non den olor; mas den su yura 
que por tanto precio lo compraron. Et si el perdidoso quisier cobrar 
su bestia del su aver, el yuré que esta bestia non la vendió nin la 
dio nin la prestó, mas que gela furtaron ó la perdió. Todo vezino ó 
estraño que devier dar yura ó recibirla, non yuré en otro lugar si non 
en Sant Clemeynl mártir que es á la puerta de la villa. Et si el que 
la yura deviere recebir la quisiere soltar por Dios, nin el que la de- 
vie dar, nin el que la devie recebir, no peche caloña. Tod aquel 
que ffuere ffiador de alguno pora estar á juicio non responda de me- 



47 
dio año adelant si non el , si demandador de la razón mostrare ra- 
zón derecha que deva valer que por escatima ninguna no lo alongó 
de demandargelo. Et mando que ayan medianedo con todos omnes 
á la puerta de su villa de ffuera , et alli ffagan derecho cuerno ffue- 
rejudgado de todas las cosas que les demandaren infanzones ó vi- 
llanos ó estraños. Mando que no ayan ffuero de cumplir juizio de 
tomar ffierro calient , nin agua calient, nin de batalla. Mas si algu- 
no acusare á otro , et gelo pudiere provar con dos vezinos , peche 
la caloña segunt ffuero de Logroño. Et si en ffuero de Logroño non 
ffallaren tal juyzio sea en bien vista de mi; et si ffirmar non gelo 
pudiere, sálvese con su jura , et el acusador aya aquella pena que 
judgada ffuere del que toviere la villa por mi, ó aquel que los mios 
derechos cogiere , et de los alcaldes con XU omnes bonos de la vi- 
lla. Et mando que entre ellos non pueda ffirmar sinon veziqo de la 
villa et entre los otros estraños, segunt ffuero es de Logroño. Tod om- 
ne que ffuere ffallado con furto sea judgado segunt ffuero de Lo- 
groño. Tod aquel que viniere con alguna mercadura á la villa non 
dé lezna, si non en dia dQ mercado. Et ellos non den lezna «n toda 
mi tierra, nin vengan en hueste sino ffasta Duero, ó ffasta los puer- 
tos^de Rongas-valles et á batalla campal o quier que sea. Todo in- 
ffanzon rico ó pobre que poblare hy, sea libre et quito de toda ser- 
vidumbre et aya su heredad libre et ffranca. Si alguno fficiere mo- 
lino en su propia heredad non dé parte á mi por el agua. Et si ffi- 
ciere fforno en su heredad ayal libre et quito. Et qui ffiziere molino 
en el agua de Ibda ffuera de su heredad, peche á mi en el primer 
año cinco sóidos et non mas. Et mando que ayan poder de comprar 
heredades en toda mi tierra quantas pudieren comprar con derecho, 
et que las ayan libres et quitas salvo el mió derecho. Et ningún que 
la villa por mi toviere, nin otro omne non les demande por esta he- 
redad mortura, nin ningunt derecho, et véndanla o denla o quisie- 
ren, salvo el mió derecho, Et o quier que ffallaren heredades yer- 
mas en sus términos , mando que las lavren , et que las ayan assi 
cuerno suyas propias. Otrossi mando que ó quier que fallaren yer- 



18 

bas en sus términos, qae las pascban los sos ganados , et non den 
erbadgo nin otro derecho , non ffaziendo otro daño ; et en los tér- 
minos ágenos que den su derecho, assi cuemo darlos devien. Et 
otrossi que sieguen las yervas que mesler ovieren en sus términos, 
et non ffaziendo daño ninguno; et si ovieren mester aguas pora re- 
gar ó pora molinos facer, aduganla por lo suyo , non ffaziendo daño 
ninguno. Et otrossi que puedan cortar leña verde et seca en los 
montes, non ffaziendo daño en los logares deffesados. Et mando que 
non ayan ffuero de pesquisa entre si, salvo quando yo ó los que reg- 
naren después de mi en Castiella et en León lo ffizieren general 
sobre lodos. Et que non ayan ffuero malo de sayonia , nin de ma- 
ñeria, nin atnubda. Et que non ffagan ninguna vereda, mas que sean 
franquos dando á mi , et á todos los que vinieren de mi que lo mió 
ovieren de heredar en Castiella et en León, cada anno en el dia de cin- 
quaesma, de cada casa XII dineros, et los otros derechos assi cuemo 
JOS solien dar en tiempo de los otros Reyes que ffueron ante mi. Et 
que non seades tenudos de ffazer otro servicio á mi ni á los que des- 
pués de mi vinieren , et si non de vuestra buena voluntad. Et si 
el que la villa por mi loviere ó el merino sayón ffuer^a les ffizieren, 
et estos fueros quebrantar quisiere, sea el cuerpo á mi justicia et 
daquellos que regnaren depues de mi en Castiella et en León. Et los 
pobladores de Treviño et de todos los que del los descendieren que 
ayan estos ffueros firmes et estables, salva la ffieldad et el derecho 
de mi et de quantos después de mi regnaren en Castiella et en 
León, en todas cosas. Et mando et deffiendo que ninguno non sea 
osado de yr contra este mi privilegio destos mios ffueros , nin de 
quebrantarle , nin de minguarle en ninguna cosa , ca qualquier que 
que lo fficiesse abrie mi yra et pechar mia en coto mili moravedis, 
et al Conceio de Treviño todo el daño doblado. Et por que este pri- 
vilegio sea ffirme e-l estable mándelo seellar con mió seello de plo- 
mo. Fecha la carta en Burgos por mandado del Rey, veynte dias 
andados del mes de Diciembre, en era de mil et dozientos et no- 
vaenla et dos annos, et en el año que Don Odart ffijo primero et 



49 

lieredero del Rey Henrrich de Anglatterra recibió cavalleria en 
Burgos del Rey D. Alfonso el sobredicho. Et yo sobredicho Rey 
Don Alfonso regnant en uno con la reyna Dona lolant, mi mugier 
et con mis ffijas la infante Doña Berenguella , et la infante Doña 
Beatriz, enCastiella, en Toledo, en León, en Gallizia, en Sevilla^ 
en Cordova, en Murcia, en Jahen, en Bae^a, en Vadalloz, en el 
Algarve, otorgo este privilegio et confirmol.^D. Alfonso de Molina 
la conf.=D. Frederich la conf.=D. Enrrich la conf.=D. Manuel 
la conf.=D. Ferrando la conf.=:D. Ffelipp, electo de Sevilla, la 
conf.=D. Sancho, electo de Toledo, la conf.=D. Johan, Arzo- 
bispo de Santiago, la conf.=D. Alvabdille Abennazar, Rey de Gra- 
nada, vassallo del Rey, la conf.^D. Mahomat Abenhut, Rey de 
Murgia, vassallo del Rey, la conf.=D. Abenmafoch, Rey de Nie- 
bla, vassallo del Rey, la conf.=D. Gastón, Vizconde de Beart, vas- 
sallo del Rey, la conf.=D. Gui, vizconde de Liraoges , vassallo del 
Rey , la conf . 

Columnas de la izquierda, 

D. Apparicio, Obispo de Bur- D. Ñuño González la conf. 

gos, la conf. D. Alffonso López la conf. 

La Eclesia de Falencia, vaga. D. Rodrigo González la conf. 

D. Remont, Obispo de Segovia, D. Simón Royz la conf. 

la conf. D. Alffonso Tellez la conf. 

D.Pedro, Obispo de Siguenga, D. Fferrand Royz de Castróla 

la conf. conf. 

D. Gil Obispo de Osma, la conf. D. Pedro Nunnes la conf. 

D. Mathe, Obispo de Cuenca, la D. Ñuño Guillen l^i conf. 

conf. D. Pedro Guzman la conf. 

D. Benito, Obispo de Avila, la D. Pedro González, el niño, la 

conf. conf. 

D. Aznar, Obispo de Calahorra, D. Rodrigo Alvarez la conf. 

la conf. D. Fferrand Garcia la conf. 

TOMO 1. 7 * 



50 

D. Lop, electo de Gordova, la D. Alffonso García la conf. 
conf. D. Diago Gómez la conf. 

D. Adam, Obispo de Plazencia, D. Gómez Royz la conf, 
la conf. 

D. Paschual, Obispo de Jahen, 
la conf. 

D. Ffrey Pedro, Obispo de Car- 
tagena, la conf. 

D. Pedrivañez, Maestre de la 
Orden de Calatrava, la conf. 

Cierran estas columnas. 

Diego López de Salcedo , merino mayor de Castiella , la conL 
Garci Suarez, merino mayor del reino de Murcia, la conf. 
Maestre Ferrando, notario en Castiella, la conf. 

Columnas de la derecha. 



D. Martin, electode León, la conf. 
D. Pedro, electo de Oviedo, la 

conf. 
D. Pedro, Obispo de gamora, la 

conf. 
D. Pedro, Obispo de Salamanca, 

la conf. 
D. Pedro , Obispo de Astorga , la 

conf. 
D. Leonard, Obispo de Cibdat, la 

conf. 
D. Migael, Obispo de Lugo, la 

conf. 
D. Johan, Obispo de Orcns, la 

conf. 



D. Rodrigo Alffonso la conf. 
D. Martin Alffonso la conf. 
D. Pedro Gómez la conf. 
D. Pedro Frolaz la conf. 
D. Johan Pérez la conf. 
D. Fferrand Ivañez la conf. 
D. Martin Gil la conf. 
D. Andreo Pertiguero,. de Sane- 

tiago. la conf. 
D. Condal vo Ramírez la conf. 
D. Pedro Rodríguez la conf. 
D. Alvar Diaz la conf. 
D. Pelay Pérez la conf. 



51^ 

D. Gil, Obispo de Tuy, la conf. 

D. Johan, Obispo de Mendonedo, 
la conf. 

D. Pedro, Obispo de Coria, la 
conf. 

D. Ffray Robert, Obispo de Sil- 
ve, la conf. 

D . Pelay Pérez Maestre , de la Or- 
den de Santiago, la conf. 

Cierran estas columnas. 

Gongalvo Moran, merino mayor de León, la conf. 

Roy Suarez, merino mayor de Gallizia, la conf. 

Suero Pérez, notario en León, la conf. 

Alvar Garcia de Ffromesta la escrivió el año tercero que el Rey 
D. Alfonso regnó. 

En el centro de las confirmaciones está el sello rodado. Dentro 
de su primer circulo hay una cruz, y en el segundo se lee: SIGNO 
DEL REY DON ALFONSO. En el tercero se dice: El Alferecía 
del Reg, vaga,=D, Juan Garcia, Mayordomo de la Corte del 
Rey, la confirma. 

Al pie del sello rodado, 

Roy López de Mendoca, Almirage déla mar, la conf. 

Sancho Martínez de Xodar, Adelantado de la ffrontera , la conf. 

Garci Pérez de Toledo, notario de la Andalucía, la conf. 

El original conserva pendiente de un cordón desecho de seda de color 
verde y encarnado un sello de plomo: por el anverso tiene un guerrero á 
caballo, y por el reverso las armas de Castilla y de León. Los letreros de es- 
te sello no se leen bien por estar gastadas sus letras. 



52 

XXIV. 

Segundo fuero de Triviño otorgado por J). Alfonso X, 
Acad. de fe Hist. Cod. E d26 , fol. 72. Bife. Nac. D 91 , fol. 32. 

23 de diciembre CoDoscida cosa sea á todos los horaes que esta carta vieren , co- 

de 12*4. ^ ' 

mo yo Don Alfonso , por la gracia de Dios , Rey de Casliella , de To- 
ledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de 
Jaén , fallo que el consseio de Treviño viven en estas costumbres^ 
que son escritas en esta manera : et pidiéronme merced que gelas 
otorgase, et que gelas mandase sellar con el mi sello, et las cos- 
tumbres son estas : que todo vecino que non oviere aducho de 
las aldeas á la villa , et a mayor partida del pan et del vino que 
oviere quince dias después del dia de Sant Miguel , quel merino 
et los mayorales del consseio que vayan á las aldeas, et lo que fa- 
llaren y lo partan , et carne de puerco lo que fallaren que lo par- 
tan, si tocino non fuere. E todo vecino que no viniere á tener cada 
dia de las pascuas con su muger á la villa, que peche cinco sueldos 
por cada pascua que no viniere, et después de quince dias de 
Sant Miguel fasta el mayo, si ficiere algunos gastos en sus labores, 
deben tener las casas pobladas por fijos, por su muger ó por fijas 
fijos ó por su compaña , et si non por cada dia que la casa poblada 
non tuvieren, peche tres dineros, et del marzo fasta Sant Miguel que 
pueda ir con su muger et compaña pora do quisiere, et dejar la 
casa vacia de dia , mas que de noche vengan á la casa et la tengan 
poblada. E si el vecino oviere querella de vecino, que le muestre 
señal del alcalde ó del merino ante dos vecinos , et si por la dicha 
señal no recudiere , et provarselo pudiere , que peche tres sueldos 
et medio al Rey et que faga derecho al querelloso : et si soterraren 
vecino alguno en la aldea , aquellos que le soterraren , pechen se- 
senta sueldos, los medios al Rey, et los medios al conssejo: et si 



53 

aígun vecino toviere pan en la eglesia de la aldea de lo que lo- 

viere á la villa , debe el merino et los mayorales del conssejo 

preindar á los dueños fasta que los quales mesmos los saquen de 
la eglesia ; et si á vecino de la villa fallaren la casa yerma , pechen 
sesenta sueldos. Otrosi el conssejo debe pechar al Rey cada año 
quinientos moyos de pan , lo medio trigo , et lo medio ordio , á 
quince dias después de sant Miguel. =Et yo el sobredicho Rey Don 
Alfonsa ortorgoles estas costumbres et mando que vivan por ellas 
mientras yo lo toviere por bien , et ellos que me den lodos mios 
derechos asi como los dieron et los daban á los otros Reyes que 
fueron ante de mi , et por la merced que les yo fiz en los fueros que 
les di , por el mió privilegio por escrito que aqui les otorgo anme 
de cercar la villa de buen muro et de buenas torres , et de buena 
careaba á todas partes á su costa el á su mension , et con su gana- 
do , et con sus bestias , et con sus cuerpos; et si ellos asi non lo fi- 
cieren como me lo prometieron, que gela fagan facer asi como yo por 
bien toviere, et de que esto sea mas firme mandé poner mió sello 
en esta carta. Fecha la carta en Burgos por mandado del Rey, veyn- 
ti tres dias andados del mes de Diciembre en era de mil el ducien- 
tos et noventa et dos años. Albar García de Fromesta la escrivió 
año tercero que el Rey Don Alfonso regnó. 



5# 



XXV. 

Privilegio del Rey D. Alfonso Z, concediendo á la ciudad de- 
Sevilla el que hubiese en ella estudios generales de latin y 

árabe. 

Biblioteca nacional. Colección delP. Burriel. DD il4 , fol. 195. 

Ve^m?"*^" Conoscida cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren como- 
nos Don Alfonso por la gracia de Dios, Rey de Castiella, de León, 
de Toledo, de Gallisia, de Sevilla, de Córdoba, de Murgia, de Ja- 
hen , é Señor de toda la Andalucía , en uno con la Reyna Doña Vio- 
lante , mi muger , é con mis fijos la Inffante Doña Berenguella é la 
Inffante Doña Beatris por grand sabor que e de facer bien é mer- 
ced é levar adelante á la • noble cibdat de Sevilla é de enrrique- 
cerla , é ennoblecer mas por que es de las mas honrradas é de las 
meyores cibdades de Espanna, é porque yase hi enterrado el muí 
honrrado Rey Don Fferrando, mió padre, que la ganó de moros, é 
la pobló de christianos á muy gran loor é grant servicio de Dios , é 
á honrra é á pro de todo christianismo ;. é por que yo fui con el en 
ganarla, é en poblarla, otorgo que aia hi estudios é escuelas gene- 
rales de latin é de arábigo. E mando que los maestros é los escolares 
que vinieren hi al estudio, que vengan salvos é seguros por todas las 
partes de mis regnos, é por todo mió señorío, con todas sus cosas é 
que non den portadgo ninguno de sus libros , nin de sus cosas que 
Iroxieren pora si , é que estudien é vivan seguramiente é en paz en 
la cibdat de Sevilla. E mando é deffiendo firmemente que ninguno 
non sea ossado de facerles fuerza , nin tuerto , nin demás ; ca qual- 
quier que lo ficiese avrie mi ira é pecharmie en cotto mili morave- 
disé á ellos todo el danno doblado. Fecha la Carta en Burgos por 
mandado del Rey , veintiocho dias andados del mes de Deziembre en 
era de mili é docientos é noventa é dos años. El yo sobredicho 



X 



^5 
Rey Don Alfonso, regnanle en uno con la Reyna Doña Violante mi 
muger, é con mis fijas la Infante Doña Berenguella é la Infante Doña 
Beatris enCastiella, en Toledo, en León, en Gallisia, en Sevilla, en 
Córdoba, en Murcia, en Hajen, en Baeza, en Badalloz é en el Al- 
garve, otorgo este privilegio et confirmólo é mando que vala, el año 
que Don Odoarte fijo primero é heredero del Rey Enrrique de An~ 
glalerra recebió caballería en Burgos del Rey Don Alfonso el sobre- 
dicho. ==Don Alfonso de Molina conf.=Don Frederique conf.=Don 
Enrrique conf.=Don Manuel conf.-=Don Ferrando conf.=Don 
Phelippe, electo de Sevilla, conf.— Don Sancho, electo de Toledo, 
la conf.=Don Johan, Arzobispo de Santiago, la conf.=Don Aboa- 
dille Abenazar , Rey de Granada , vasallo del Rey, la conf.=:Don 
Mahomad Abenhuc, Rey de Murcia , la conf.=Don Abenmafot, Rey 
de Niebla, vasallo del Rey, la conf.==Don Aparicio, Obispo de 
Burgos, conf.=La Iglesia de Falencia, vaga.=:Don Remondo, Obis- 
po de Segovia, conf.=Don Pedro, Obispo de Siguenza, conf.=Don 
Gil, Obispo de Osma, conf.=Don Matheo, Obispo de Cuenca, conf. 
=Don Benito, Obispo de Avila, conf.=:Don Aznar, Obispo de Ca- 
lahorra, conf.=Don Lope, electo Obispo de Córdoba, conf.=Don 
Adam, Obispo de Plasencia, conf.=Don Pasqual, Obispo de Jahen, 
conf.=Don Frei Pedro, Obispo de Cartajena, conf.=Don Pedriva- 
ñez , Maestre de la Orden de Calatrava , conf. =Don Ñuño Gonzal" 
ves conf.=Don Alfonso López conf.=Don Rodrigo Gonzalves conf- 
=Don Simón Roiz conf.=:Don Alfonso Telles conf.=Don Ferrarid 
Rois de Castro conf.=Don Pedro Nuñez conf.=Don Ñuño Guillen 
conf.=Don Pedro Guzman conf.=Don Rodrigo Gonzalves, el niño, 
conf.=Don Rodrigo Alvarezconf.=Don Ferrand Garcia conf.=:Don 
Alfonso Garcia conf.=Don Diego Gómez conf.^Don Gómez Roiz 
conf.=:Don Martin Ferrandez, electo de León, conf.=Don Pedro, 
electo de Oviedo, conf. =Don Pedro, electo de Zamora, conf.=:Don 
Pedro, Obispo de Salamanca, conf.=Don Pedro, Obispo de Astor- 
ga, conf.=:Don Leonardo, Obispo de Cibdat, conf. =Don Miguel, 
Obispo de Lugo, conf.=Don Johan , Obispo de Orens, conf.=:Don 



56 

Gil , Obispo de Tui, conf. =Don Johan, Obispo de Mendonedo, conf. 
=Doii Pedro, Obispo de Coria, conf.=Don FreiRobert, Obispo de 
Sil ve, conf.=Don Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Santiago, 
conf.=Don Rodrigo Alfonso conf.=Don Martin Alfonso conf.=Don 
Rodrigo Gómez conf. —Don Rodrigo Frolaz conf.=:Don Johan Pérez 
conf.=Don Ferrand Ivanez conf.=:Don Martin Gil conf.=Don An- 
dreo, Perteguero de Santiago, conf. =Don Gonsalo Ramírez conf.= 
Don Rodrigo Rodríguez conf.=Don Alvar Díaz conf.=Don Pelay 
Pérez conf.=Diego López de Salcedo, Merino maior en Castiella, 
conf.=Rui López de Mendoza, Almiraige de la mar, conf.=Gon- 
5alo Morante, Merino maior de León, conf.=Garci Suarez, Meri- 
no mayor del Reyno de Murcia, conf.=Sancho Martínez de Jodar, 
Adelantado de la frontera, conf.=Rui Suarez, Merino maior de Ga- 
llissia, conf. =Maestre Ferrando, notario del Rey en Castiella, conf. 
=Garci Pérez de Toledo, notario del Rey en la Andalucía, conf.= 
Suero Pérez, notario del Rey en León, conf. = Johan Pérez de Cuen- 
ca la escribió el año tercero que el Rey regnó. 

XXVL 

Donación que hizo el Bey D. Alfonso X á su hermano D. San- 
tho , Arzobispo de Toledo , del lugar de Caspuenes , aldea de 

Hita. 

Biblioteca nac. Colección del Padre Burriel , tomo DD 114, fol. 171. 

* ms?*''^^'^*' ^' ConnosQuda cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren cue- 
rno yo Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Castiella, de To- 
ledo, de León, de Gallicia, de Sevillia, de Cordova, de Murcia, et de 
Jahen. Do á vos Don Sancho mió hermano electo de la eglesia de 
Toledo et mió chanceler , Caspuenes aldea de Fita, por préstamo 
por en toda vuestra vida con todos los derechos que yo hy he, et 
con los derechos que hy avie Garci Martínez de Toledo al qual yo 



S7 

lüi camio por ellos. Et esla aldea sobre dicha vos do et vos otorgo 
que la ayades en préstamo, assi cuerno sobre dicho es, por en toda 
vuestra vida, con montes, con fuentes, con rios, con pastos, con en- 
tradas et con salidas, et con todas sus pertenencias assi cuerno las 
ha et las de ve aver. Et si por aventura vos Don Sancho viniessedes 
á mayor dignidat que dexassedes la egíesia de Toledo, mando que. 
esta aldea sobre dicha que finque en mi. Et por que este mió fecho 
sea firme et estable mandé seellar esta carta con mió seello de cera. 
Fecha la carta en Burgos por mandado del Rey, VIllI. dias andados 
del mes de Febrero en era de mil et docientos et novaenta é tres 
annos. Johan Pérez de Cuenca la escrivió el anno tercero que el 
Rey D. Alfonso regnó. 

El original es un pergamino de cuarta en cuadro, que existe en el archivo 
de la Santa Ig-lesia de Toledo, letra pequeña de privilegios. Pende de un 
galoncillo de hilo de colores blanco , negro, encarnado y amusgo el sello 
del Rey D. Alfonso grande , redondo de cera: de un lado el Rey á caballo: 
de otro Castillos y Leones : en los cuatro lados cuatro camafeos : la orla 
S. Álfonsi etc. {Nota del P . Burriel.) 

XXVII. 

Fuero otorgado al lugar de Aguilar de Campeo por el Rey Don 

Alfonso X (1 ) . 

Original en el archivo del Excmo Sr. Conde de Oñate. 

En el nombre de Dios et de la sancta Trinidat , que es Padre et ^W^J^^^^"" ^"^ 
ffijo et Spiritu sancto que es todo un Dios , et de la Virgen gloriosa 



(1) Este documento está impreso en el Memorial ajustado del 'pleito segui- 
do en el Consejo entre el Conde de Montehermoso , el Marques deLiseda y el 
Marques de la Torre , sobre la tenuta de los estados de Aguilar y Castañeda ^ 
año 1666, fol. 6 vto. Se publica, sin embargo, por ser raro dicho memorial, 
por no estar del todo correcto este fuero , y por haberse omitido en él los 
nombres de los confirmantes. 

TOMO I. 8 



58 

Sánela Mana su Madre. Sepan quantos este scriplo vieren cuerno 
quando yo Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Castiella, de 
Toledo, de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia et 
de Jahen , en uno con la Reina Doña Yolant , mi mugier ct con mis 
ffijas la Inffante Doña Berenguella , et la Inffante Doña Beatriz , la 
primera vez que vin á Aguilar de Campo depues que fuy Rey, fallé 
que la villa de Aguilar era de muchos Sennorios de Ordenes et de 
ffljos dalgo : et otrossi fallé de lo mió que me avien dello escon- 
dudo é furtlado. Et por que la villa de Aguilar amó siempre el mu- 
cho ondrado Rey Don Alffonso mió visavuelo, et el mucho ondrado 
et muy noble Rey Don Fferrando mió padre, et ovieron grand sa- 
bor de ffacer les bien et merced, et yo por engimar lo que ellos 
•comengaron et por ffazer el burgo de Aguilar que sea buena villa 
et ondrada et rica, et por fazerles mucho bien et mucha mercet, todo 
aquello que fallé que no era mió, heredades et devisas et todos aque- 
llos derechos que hy avian et devian aver poco et mucho de Orde- 
nes et de ffljos dalgo, á los unos lo compré et á los otros di can- 
vio por ello, .et lo al que fallé de lo mió que me tenian escondudo 
et furtado tómelo assi que toda la villa de Aguilar la sobredicha 
finca toda mia pora siempre iamas quila et libre con entradas et 
con sallidas et con todos sus términos et con todos sus derechos en- 
leramientre. Et por ffacerles mas de bien et mas de mercet et pora 
acrescerles en sus bienes et por levarles adelante , doles et otorgo- 
íes que ayan por términos pora siempre iamas el alffoz de Aguilar, 
et Ibia con su alfoz, et Yillaescusa con su alfoz, et Orzellon de Cade- 
lamo con su alffoz et Brañosera , et Zalzediello et Labraña et Orbo 
et Pozancos et Quintanas de Fformiguera. Et que lo ayan con todos 
^us términos et con todas sus entradas et con todas sus sallidas et con 
todas sus pertenencias, que fagan dello et en ello sus pros : corlai' 
et pascer et usar cuerno en los términos, de guisa que non fagan daño 
et que lo guarden cuerno sos términos, et que non astraguen los mon- 
tes; salvo ende que tengo hy pora mi pora siempre todos los mios 
derechos assi cuerno los ante avia. Et los omnes que son moradores 



59 

en eslos términos que les yo do, que ayan todas las heredades libres 
et quitas, et que corten, et que pascan comunalmientre los de Agui- 
jar con ellos, et ellos con los de Aguilar , et que puedan comprar et 
vender heredades los unos de los otros cuemo vezinos de vezinos. 
Et doles et otorgóles á todos comunialmentre que ayan el fuero del 
mió libro aquel que eslava en Cervatos pora siempre iamas, porque 
bivan et que usen por el , et que ayan dos Alcaldes et un Merino 
de la villa de Aguilar quales yo pusiere, ó aquellos que regnaren 
después de mi en Castiella el en León, et que judguen los Alcaldes 
la villa et todos los términos por este fuero , que les yo do , et el 
Merino que ffaga su officio. Et quitóles la mañeria et toda muerte 
occasionada, si non fuere muerte fecha de mano de ome ó de mu- 
gier. Et otro ssi mando et defiendo que ningún morador de la villa 
de Aguilar que non aya en ningún tiempo otro señor sinon á mi ó 
á mios herederos , et que non vendan ningún heredamiento en la 
villa nin en todos los términos si non fuere á los vezinos que sean 
mios vasallos pecheros. Et toda compra et toda vendida que fuere 
fecha dotra guisa, mando que non vala en ningún tiempo. Otro ssi 
les do que ayan por exido á los de la villa de Aguilar para fazer y 
huertas et viñas et para fa7.er hy los pros de la cuesta que es en de- 
recho de los molinos de Sanct Martin fata en derecho de la peña 
de la parte, et de la peña de la parte, pasante el agua, fata la peña 
Daguilon , et de la peña Daguilon fata en derecho de la peña de Ri- 
bel de Quilem , et de la peña de Ribel de Quilem ^ fata en derecho 
de la peña de Sancta Locadia , et de la peña de Sánela Locadia fata 
en derecho de la cuesta redondiella, assi cuemo tiene destos loga- 
res sobredichos fata dentro en la villa de Aguilar. Et mando et de- 
ffiendo que ninguno non sea osado de yr contra este mió privilejio, 
nin de crebantarlo nin de minguarlo en ninguna cosa ; cualquiere 
que lo ficiesse abrie mi yra et pecharmie en coto diez mili mrs. de 
oro, et á ellos lodo el daño doblado. Et por que este privilegio sea 
firme et estable, mándelo seellar con mió seello de plomo. Fecha la 
carta en Aguilar de Campo por mandado del Rey, XIIII dias anda- 



00 

dos del mes de Margo en era de mili et dozientos et novaenla et IreS' 
annos, en el año que Don Odoart ffijo primero et heredero del Rey 
Henrric de Anglaterra recibió cavalleria en Burgos del Rey Don Al- 
fonso el sobredicho. Et yo sobredicho Rey Don Alfonso regnant en 
uno con la Reyna Doña lolant mi mugier et con mis ffijas la In- 
fante Doña Berenguella et la Infante Doña Beatriz en Casliella , en 
Toledo, en León, en Gallicia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia, 
en Jahen, en Baega, en Badalloz et en el Algarve, otorgo este pri- 
vilegio et confirmólo. =Don Alfonso de Molina la conf.=:D. Ffre- 
deric la conf.=D. Henrric la conf.=D. Manuel la conf.=D. Fer- 
rando la conf.=D. Ffelipp, electo de Sevilla, la conf.=Don San- 
cho, electo de Toledo et canceler del Rey, la conf.=D. Johan, 
Arzobispo de Sanctyago , la conf . =Don Aboabdill Abennazar , Rey 
de Granada vasallo del Rey, la conf.— Don Mahomat Abenmaho- 
mat Abenhut, Rey de Murcia, vasallo del Rey , la conf.=Don 
Abenmahfoch, Rey de Niebla, vasallo del Rey, la conf.=Don Gas- 
Ion, Viscomde de Beart, vasallo del Rey, la conf.— Don Gui, Vis- 
comde de Limojes, vasallo del Rey, la conf.=(jS'^//o rodado). 

Primera columna. 

D. Aparicio, Obispo de Burgos, la conf.— D. P.**, Obispo de Fa- 
lencia, laconf.=D. Remondo, Obispo de Segovia, la conf. =D. 
P."*, Obispo de Siguenga, la conf.=D. Gil, Obispo de Osma, la conf. 
=:D. Mathe, Obispo de Cuenca, la conf =D. Benito, Obispo de 
Avila, la conf.=D. Aznar, Obispo de Calahorra, la conf.=D. Lop, 
electo de Cordova, la conf.=D. Adam, Obispo de Plazencia, la 
conf.=D. Paschual, Obispo de Jahen, la conf.=D. Ffrey P.°, Obis- 
po de Carthagena, la conf.=D. Pedrivañez, Maestre de la orden de 
Calatrava , la conf. 

Segunda columna. 

Don Nuno Gonzalves la conf.=D. Alfonso López, la conf.=D. 



6t 

R/ Gonzalves la conf.— D. Simón Royz la conf,=D. Alfonso Tellez 
la conf.=D. Fferrand Royz de Castro la conf.=D. P.° Nunnes la 
conf.=D. Nunno Guillen la conf.=D. Pedro Guzman la conf.=D. 
R.^Gonzalez, el niño, la conf.==D. Rodrig Albarez la conf.=D. Fer- 
rand García la conf.=D. Alffonso García la conf.=D. Díago Gó- 
mez la conf.=D, Gómez Royz la conf. 

Tercera columna. 

Don Martín Fferrandez , electo de León , la conf.==:D. P.°, Obispa 
de Oviedo, la conf.=D. Suero Pérez, electo de Gamora, la conf.= 
D. P.°, Obispo de Salamanca, la conf.=D. P.°, Obispo de Astorga, 
la conf.=D. Leonard, Obispo de Gibdat, la conf.=D Miguel, Obis- 
po de Lugo, la conf.=:D. Johan, Obispo de Orens, la conf.=D. 
Gil, Obispo de Tuy, la Gonf.=D. Johan, Obispo de Mendonedo, la 
conf.=D. Pedro, Obispo de Coria, la conf.=D. Ffrey Robert, Obis- 
po de Sil ve, la conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la orden de San- 
tiago, la conf. 

Cuarta columna. 

Don Rodrig Alffonso la conf.=D. Martin Alffonso la conf.=D. 
R.** Gómez la conf.=D. Rodrigo Ffrolaz la conf.=D. Johan Pérez 
la conf.=D. Ferrand Ivañez la conf.=D. Martin Gil la conf.=D. 
Andreo, perteguero de Santiago, la conf.=:D. Gonzalvo Ramírez la 
conf.=D. Rodrigo Rodríguez la conf.=D. Alvar Díaz la conf.= 
D. Pelay Pérez la conf. ^^^^^^^kvx 

Al pie del sello rodado y debajo de la primera columna, 

Díago López de Salzedo, Merino mayor en Castiella, la conf.= 
GarcíSuarez, Merino mayor en el Reyno de Murcia, la conf.= 
Maestre Ferrando, Notario de Rey en Castiella, la conf. 



62 



Id. de la segunda. 

Roy López de Mendoza, Almirage de la mar, la conf.=:Sanclio 
Martínez deXodar, Adelantado de la Frontera, la conf.=Garci Pé- 
rez de Toledo, Notario del Rey en Andalucía, la conf. 

Id. de la tercera^ , 

Gongalvo Morant, Merino mayor en León, la conf.=Roy Sua- 
rez. Merino mayor en Gallicia, la conf.=D. Suero Pérez, Notario 
del Rey en León et electo de Gamora, la conf. 

Al pie. 

Millan Pérez de Ayllon, la escrivió el anno tercero que el Rey 
Don Alffonso regnó. 

El sello rodado contiene : En el centro una cruz=en el cir- 
culo interior dice: Signo del Rey Don Alfonso. ^jE'w el exterior: 
El Alferezia del Rey, vaga.=Don Juan García, Mayordomo de la 
corte del Rey, la confirma. 

XXVIII. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X , mandando que los de Tokdú 
tomen dos montadgos, uno en Miraglo y otro en Ciara. 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel, tomo DD. i 14, fol. i75. 

32 de mayo d« Cottoscuda cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren, como 

4255. 

yo D. Alfonso, por la gracia de Dios rey de Castíella, de Toledo, 
de León, deGallisia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen, 



63 
otorgo, et mando á los cavalleros et á los ornes buenos de Toledo 
que haian por Toledo dos montadgos , et que tomen el uno en Mi- 
raglo, et que tomen el otro en Ciara. Et mando que no tomen mas 
de un montadgo en cada uno deslos lugares, et que lo tomen una vez 
á la entrada, ó á la sallida desla guisa. De mil cabezas de bacas 
dos bacas, et que vala cada baca quatro maravedís. Et si los mara- 
vedises quisieren dar, que non les tomen las bacas; et de mil obe- 
jas dos carneros, et que vala cada carnero medio mará vedi; et si 
los dineros quisieren dar, que nos les tomen los carneros; et otrosí 
de mil puercos dos puercos, et que vala cada puerco diez sueldos de 
pepiones; et si los dineros quisieren dar , que non les tómenlos 
puercos. Et de mil cabezas ayuso que tomen á esta razón , et que 
non tomen en ninguno destos lugares asaduras. Etel que pasare esto 
pecharmie cient maravedís en coto et todo el ganado que tomase 
doblado. Et por que esta carta sea firme et stable mándela sellar con 
mío seello de plomo. Dada en Falencia: el Rey la mandó, veinte é 
dos días de Mayo, era de mil é doscientos é noventa é tres años. Mi- 
llan Pérez de Aellon la fizo por mandado del Arcediano Maestre 
Ferrando et de D. Martin Pérez de Toledo, Notario del Rey. 



22 áo mayo de 

4255. 



64 



XXIX. 

D. Peribañez , maestre de la Orden de Calatrava , con otorga- 
miento de su convento , da á la Reina Doña Mencia (1) las casas 
de Padilla , Abarca y Villa Ramiro , con todos los muebles que 
en ellas habia. 

Academia de la Historia. Colección del Marques de Valdeflores , tomo IX. 

Gonoszuda cosa sea á todos los homes que esta carta vieren cue- 
rno nos D. Pedrivañez , Maestre de la Orden de Calatrava , con otor. 
gamiento del convento dése mismo lugar, damos et otorgamos á vos 
reyna Doña Mencia por ruego de nuestro señor el Rey D. Alfonso 
las nuestras casas de Padiella et de Avarca et de Villa Ramiro , que 
tengades de la orden por en todos vuestros dias , et damosvoslas 
con vasallos poblados et por poblar , et con eglesias et con hereda- 
des et con todas aquellas derechurlas que hyhabemos, et haber 
debemos , et damosvoslas , que después de vuestros dias luego la 
Orden que los pueda entrar por so poder, sin mala voz ninguna et 
sin ningún entredicho, et en tal guisa que vos Reyna Doña Mencia 
que las non podades vender, nin dar, nin empeñar, nin ennagenar» 
nin emprestamar. Et que tengades los vasallos á su fuero, et da- 
mosvoslas con tanto mueble, cuemo aqui dice en esta carta: qua- 
trocientas et LXXXII cargas de trigo , et quatrocientas menos seis 
cargas de cevada , et diez moros , et dodze cubas , las quatro lle- 
nas de vino et la una de vinagre; et diez iugos de bueies con to- 



(•1) Doña Mencia López de Haro , viuda de Alvaro Pérez de Castro , hija 
de D. Lope Diaz de Haro , Señor de Vizcaya , casó en segundas nupcias 
con el Rey de Portugal D. Sancho II, llamado el magnífico. Nació este Rey 
en Coimbra en 1203 : empezó á reinar en í22l3, y murió sin sucesión en 
Toledo en 1248. 



65 

cosu aparejamienlo , et dos ieguas, et dos potras, et dos asnas, et 
GLIII cabezas de ovejas, et XV carneros, et LXXXV corderos, et 
LIÍl puercas, et XXXIV lechones, et mili cabras, et XLH toci- 
nos, et XXIII ánsares et nueff cozedras, et dos cozedrones , et 
cuatro cabezales , et quatro mantas, et quatro lechos. Et havie y 
sembrado nonaenta et sex cargas de trigo , et nonaenta cargas de 
cevada, et cinco carros, et dos carretas; et quantas compras et 
quantas mejorías vos ficieredes en estos logares sobredichos , que 
todo finque á la Orden libre el quito. Et desto facemos dos cartas 
partidas por A. B. C. La una tiene la Reyna Doña Mencia et la 
otra la Orden hy seelladas del seello de la Reyna Doña Mencia et 
del seello del Convento de la Orden de Galalrava. Et pediemos mer- 
ecí á nuestro señor el Rey D. Alfonso que mandase hy poner su 
seello. E yo el Rey D. Alfonso, por ruego de amas las partes, man- 
dé hy poner mió seello. Fecha la carta en Falencia, XXII del mes 
de Mayo en era de mili et docientos et nonaenta et tres años. 

La escritura original de esta donación existia en el archivo de Calatrava. 
Tenia tres sellos pendientes muy gaslados: el del Rey en medio, el del con- 
vento de Calatrava al lado izquierdo, y el de Doña Mencia al derecho. 



XXX 



Carta del Rey D. Alfonso X a los alcaldes de Sevilla , dispo- 
niendo que las casas y heredamientos que dejasen los que se fue- 
sen de la ciudad los tomasen y diesen á buenos pobladores. 



Tumbo de Sevilla. Biblioteca nacional, D 4S , fol. 25 v. 'bí)^.l Sí 'ti 

Don Alfonso por la gracia de Dios, Rey de Castiella , de Toledo, n de^ jumo d« 
de León, de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murgia, de Jahen; 
á vos Ruy Lopes , mió almirage , é á vos Don Gongalo Vigente é á 
vos Don Rodrigo Este van mios alcaldes é alcaldes de Sevilla, á vos 

TOMO I. 9 



1255. 



66 

Domingo Muñoz alguazil de Sevilla, salud. Comino aquellos que amo 
é que mucho fio, mando vos, que todas las casas é heredamientos 
que dexan aquellos que se van de Sevilla que los recabdades é que 
los dedes á buenos pobladores, asi commo fueren viniendo, é de 
commo lo dierdes todos en uno ó aquellos qne y fueredes , yo lo 
'Otorgo. E porque esta carta sea firme é estable, mándela seellar 
con nuestro sello de plomo. Ffecha la carta en Palengia por 
mandado del Rey, dies é siete dias andados del mes de Junio en era 
de mili é dozienlos é noventa é tres años. Alvar Garcia de Flomes- 
ta la escrivió el año quarto que el Rey Don Alfonso regnó. 

XXXI. 

Donación que hizo el Rey D. Alfonso X á la ciudad de Sevilla 
de las rentas de los almoxarifazgos de Constan tina y de Tejada. 

Tumbo de Sevilla. Biblioteca nacional , D 45, fol, 24 v. 

47 rte junio (le Couosida cosa sea á todos los ommes que esta carta vieren como 
yo Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Gastiella, de Toledo, 
de León, de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen, 
otorgo que por fazer bien é mercet á todos los Cavalleros fijos dal- 
go et á todos los cibdadanos et á todo el pueblo de la noble cibdat 
de Sevilla con grant sabor que he de levarlos adelante , doles et 
otorgóles por heradamiento todas las mis rentas é todos los mios de- 
rechos de los almoxarifadgos de Constantina é de Tejada que lo 
ayan libre é quito pora siempre jamas después que dexare el infante 
Don Pedro Costantina é Tejada, salvo ende que finque pora mié 
pora todos aquellos que regnaren después de mi en Gastiella , é en 
León, en estos logares sobre dichos moneda é todas las martiniegas 
de todos estos sobre dichos é de todos sus términos, é estas rentas 
que las metan en retenengia deslos castiellos queles yo di por ter- 
mino é en pro del concejo. E mando é defiendo que ninguno non sea 



67 

osado de yr contra esta carta ni de quebrantarla nin de menguarla 
en ninguna cosa. Ca aquel que lo fiziese avrie mi ira é pecliar- 
meye en coto mili moravedis. E por que esta carta sea firme é esta- 
ble mándela seellar con mió seello de plomo. Fecha la carta en 
Palengia por mandado del Rey, dies é siete dias andados del mes de 
Junio en era de mili é doscientos é noventa é tres años. Millan Pe- 
res de Aellon la escrivió el año quarto quel Rey Don Alfonso regnó. 

x^m-A} XXXII. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X , eximiendo á los que fueren á 
las ferias de Sevilla de portazgo y otros derechos. 

Tumbo de Sevilla. Biblioteca nacional, D 45, fol. 26. 

Conosgida cosa sea á todos los ommes que esta carta vieren com- <8^¿e junio de 
mo yo Don Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Castiella, de To- 
ledo, de León, de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de 
Jahen, en uno con la reyna Doña Violante mi muger é con mis 
fijas la infante Doña Berenguela é la infante Doña Beatriz : por fa- 
zer bien é mer^et á todos los cavalleros fijos dalgo é á todos 
los cibdadanos é á todo el pueblo de la noble ^ibdat de Sevilla, 
quito é franqueo á todos los que vinieren á las ferias de Sevilla ve- 
zinos é estraños todos los portadgos é todos los derechos que y avien 
ádar de todos los paños de lana, que non son moriscos, é de ca- 
vallos , é de bestias , é de vino , é de conducho , é de ganados. E 
este quitamiento les fago quanto las ferias duraren , é dende ade- 
lante que den su portadgo é sus derechos de todo eslo, asi commo 
lo han ha dar. E mando é defiendo que ninguno non sea osado de 
yr contra esta mi carta nin de quebrantarla nin de menguarla en 
ninguna cosa. Ga aquel que lo fiziese avrie mi yra é pecharmeye 
en coto mili moravedis. E por que esta carta sea firme é estable 
mandóla seellar con mió seello de plomo. Ffecha la carta en Pa- 



í8" de'juuio de 
1255. 



68 

len^ia por mandado del Rey, diez é ocho días andados del mes de 
Junio en era de mili é dozientos é noventa é tres años. Alvar Gar- 
cia de Flomesla la escrivió en el año qiiarlo que el Rey Don Alfonso 
regnó. 

XXXIII. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X , concediendo á la ciudad de 
Burgos las villas de Lara , Barhadillo del Mercado , YiUa- 
franca de Montes de Oca , Villadiego y Bembibre , y varias 

franquicias. 

Academia de la Historia. Arch. de Salazar. Colección iel Conde de Mora, 
tomo I, O 2. 

Conoscida cosa sea á todos los homes que esta carta vieren como 
yo Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, 
de León, de Galicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén, 
en uno con la Reyna Doña Yiolant mi muger, et con mis fijas la 
Infante Doña Berenguella é la Infante Doña Beatriz, por facer bien 
é merced á todos los ciudadanos et á todos los moradores , é á todo 
el pueblo de la muy noble ciudad de Burgos, é por acrescentarles 
en sus bienes, en sus franquezas et en sus buenos fueros que les yo 
di, et por muchos servicios que ficieron al muy noble Rey Don Fer- 
nando, nuestro Padre, et á mi, et por honor de la ciudad de Bur- 
gos que es cabeza de Castilla, doles etotorgoles á todos los fijosdalgo, 
et á todos los ciudadanos, et á todos los pueblos que son et serán 
moradores de la noble ciudad de Burgos, et en sus términos, Lara, 
Varvadillo de Mercado , Villafranca de monte Doca , Villadiego, 
Ben vibre, todas estas villas sobredichas que las aian con todos sus 
términos et con sus entradas, et con todas sus salidas, et con sus 
montes, et con sus fuentes, et con sus rios, et con sus pastos, et con 
todas sus pertenencias las que han. Et que los de Burgos puedan 
comprar et aver casas et heredades en estos logares sobredichos , ó 



69 , 

corten, é pazgan en uno como en sus aldeas et en sus términos. Et 
otrosi los de estas aldeas sobredichas, que pueden comprar casas, 
solares é heredades en Burgos, et cortar, et pacer en ellos , salvo 
los nuestros derechos , de guisa que non mengüen los nuestros pe- 
chos en Burgos , ni en estos lugares sobredichos. Et por lo que 
compraren los de Burgos en estas aldeas sobredichas, et en sus tér- 
minos que non pechen por ello : et otrosi por lo que compraren los de 
las aldeas sobredichas en Burgos que non pechen por ello. Et manda 
que los omes de estos lugares sobredichos que aien el fuero de Bur- 
gos, et que se juzguen por el fuero et por leyes de Burgos, et el 
merino de Burgos que faga la justicia en esas aldeas sobredichas. 
Et los hijosdalgo que son ó serán pobladores en Burgos que no pe- 
chen en el pecho del marco; et en todas las otras cosas los de Bur- 
gos et ellos que aian un fuero. Todo esto sobredicho les doi é otorgo 
que lo aian libre et quito para siempre jamas omes de Burgos et de 
sus términos que no den á rogarla ninguna en Bonijel, ni de Burgos 
á Falencia. Et otrosi mando et otorgo que los de la ciudad de Bur- 
gos que jamas en ningún tiempo que no den eraprestido ninguno 
sin su grado á mi, ni á los que reinaren después de mi en Castilla 
et en León. Otrosi mando, que no sea ninguno escusado de pecho 
en la ciudad de Burgos, ni en estos lugares sobredichos, sino el que 
mostrare carta plomada del Rey D. Alfonso nuestro bishavuelo, ó 
del Rey Don Fernando nuestro Padre ó la nuestra. Et mando que 
ningún hombre que sea familiar ó aportillado de Orden, que no aia 
portillo ninguno en la ciudad de Burgos , ni sea en sus consejos, 
ni en sus fechos. Et mando que todas las Ordenes et todos los Mo- 
nasterios, que algo uvieren en Burgos, ó en sus términos que den 
caja con peños en la ciudad de Burgos en que los puedan prender, 
que sean á fuero é á derecho quando les demandaren. Et mando et 
defiendo, que ninguno sea osado de ir contra este nuestro priville- 
gio, ni de quebrantarlo, ni de menguarlo en ninguna cosa, ca qual- 
quier que lo ficiesse aurie my ira et pecharmeye en coto mili mara- 
vedís en oro, et al sobredicho concejo de Burgos todo el daho do- 



70 

blado. El por que este mi privillegio sea firme el estable mándelo 
sellar con nueslro sello de plomo. Fecha la carta en Valladolid por 
mandado del Rey, diez el ocho dias andados del mes de Julio, en era 
de mili el docientos el noventa el tres años. 

XXXIV. ■ '?i'HiÍi oi) <^)\ mimqií 

Carta del Rey D. Alfonso X á los concejos del Obispado de So-a 
lamanca, sobre el pago de los diezmos y la manera de hacerlo.- 

Academia de la Historia. Colección de Abella , tomo XVII. 

,6 d^octubre de j) Alouso, por la gracia de Dios, Rey de Castilla , de Toledo etc. á 
lodos los concejos de las villas el de las aldeas del Obispado de Sa- 
lamanca, salud é gracia. Por que nuestro Señor Jesu Christo es rey 
sobre lodos los reyes , por el regnan el del han el nombre , el el 
quiso el mandó guardar los derechos de los Reyes, el señaladamente 
quandol quisieron tentar los judios é le demandaron si darían á 
Cesar su tributo el so pecho , por que si el respondiese que no gelo 
deben dar , quel pudiesen reprehender que tollie los derechos á los 
reyes. El entendiendo los malos pensamientos, respondió é dixoles: 
Dad al Cesar los derechos que son del Cesar. Et pues que los Re- 
yes desle Señor é desse Rey habemos el nombre , é del tomamos el 
poder de facer justicia en la tierra , el todas las honras el todos los 
bienes del nacen el del vienen , et el quiso guardar nuestros dere- 
chos siendo el Señor sobre lodo , é puede facer como el quisiere en 
todo: por el amor que el nos muestra en guardar los nuestros de- 
rechos , grand razón es é gran derecho que Nos le amemos é que 
temamos é que guardemos la su honra é los sus derechos, é mayor- 
mente el diezmo quel señaladamente^ guardó, et relevo para si, por 
mostrar quel es el Señor de todo , et del é por el vienen todos los 
bienes. E por que el diezmo é deudo que devenios dar á nuestro 
Señor , ninguno non se puede escusar de non lo dar. Et si los moros 



71 

et los judíos é los gentiles que son de otras leyes, et que non han 
conoscencia de la verdadera Fe, dan los diezmos derechamente 
segund los mandamentos de su ley , mucho mas lo devemos nos dar 
compl idamente et sin engaño, que somos fijos verdaderos de su 
eglesia. Et estos diezmos quiso nuestro Señor para las eglesias, cue- 
rno para las cruces , para los cálices , para vestimentas é para 
sustentamientos de los Obispos que predican la Fe et para los otros 
clérigos por quienes son dados los sagramentos de la christiandad » 
et otrosi para los pobres en tiempo de fambre, et para servicio de 
los reyes á pro de si et de su tierra quando menester es; pues ques- 
to se parte ó se despiende en tan buenas obras et en tantas guisas 
et tan á pro de todos comunalmente , é han parte , cada uno lo deve 
dar de grado et de buena voluntad é sin pena nenguna, según por 
el acresentamento del temporal que viene dende lo que promete 
nuestro Señor á cada uno quel diere compl idamente, et lo diezmo 
ques lo derecho, ques grand pro égrand salut de las almas de cada uno 
quel dará en abundancia de los frutos de los bienes : et esto proba- 
mos et vemos cada dia por fecho, que aquellos que bien é derecha- 
miente lo facen, que acrescenta Dios sus bienes. Et por que nuestra 
voluntad es , que en el nuestro tiempo no se mengüen nin se pier- 
dan los derechos de Dios por ninguna manera , mas crezcan cada 
dia á servicio del el á honra de la santa eglesia et de nos : por tanto 
mandamos et establecemos por siempre que todos los homes de 
nuestro regno que den su diezmo complidamente de pan é de vino, 
et de ganados e( de todas las otras cosas de que se debe dar dere- 
chamente segund manda sancta Eglesia. Et esto mandamos también 
por nos como por los que regnaren después de nos, como por los 
ricos-homes, cuemo por los cavalleros, cuemo por los otros pueblos, 
que demos cada uno el diezmo derechamente de los bienes que 
Dios nos da según la ley manda. Otrosi, tenemos por bien que to- 
dos los Obispos et la otra clerecía , que den diezmo derechamente 
de todos sus heredamientos et de todos los otros bienes que han los 
que non son de sus Eglesias. E por que fallamos que en dar estos 



72 

diezmos se facen muchos engaños, defendemos firmemenle daqui 
adelante, que ninguno no sea osado de coger nin de medir son 
montón de pan que to viere limpio en la era si non de esta guisa: 
que sea primeramente tañida la campana tres veces é que vengan 
los terceros é aquellos que deben recabdar los diezmos. Et estos 
terceros ó aquellos que les deben recabdar defendemos que no sean 
raenazados de ninguno , ni corridos, ni feridos por demandar su de- 
recho : et non lo cojan de noche ni á furto , mas paladinamente et á 
vista de todos, et qualquier que contra estas cosas sobredichas fi- 
ciere, peche el diezmo doblado, la metad del doblo para el rey, et 
la metad para el Obispo, salvas las sentencias que dieren los Obispos 
et los Prelados contra todos aquellos que no dieren el diezmo dere- 
chamente , ó fueren en alguna cosa contra este nuestro estableci- 
miento; que queremos que las sentencias sean guardadas por nos et 
por ellos, de guisa, que el poder temporal et el espiritual, que viene 
todo de Dios se acuerde en uno : et las sentencias que los Prelados 
pusieren sobre estas cosas sean bien tenidas fasta que la enmienda 
sea fecha ; et quando la enmienda fuere fecha la sentencia sea luego 
tollida. Et por que esta carta sea firme et estable, mándela sellar 
con mi sello de plomo. Fecha la carta en Valladolid por mandado 
del rey, XVI dias andados de Octubre, en era de mili et docientos 
é noventa é b'es años. Alvar Garcia de Fromesta la escribió en el 
año quarto que el Rey D. Alonso regnó. 



73. 

XXXV. 

Cart(\del Rey D. Alfonso X á todos los concejos y alcaldes del 
Obispado de Cuenca , sobre el pago de los diezmos y manera de 

hacerlo. 

Biblioteca nac Colección del P. Burriei , tomo DD 90 , fol. 268 v. 

D. Alphonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, 22^ ^^ octubre de 
de León, de Gallicia,de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén. 
A lodos los conceios de las villas é de las aldeas del Obispadgo de 
Cuenca salud é gracia. Por quanto nuestro Señor Jesuchristo es Rey 
sobre todos los Reyes, é los Reyes por el regnan é del an el nom- 
bre, é quiso é mandó guardar los derechos de los Reyes, é seña- 
ladamente quando le quisieron captar los judios, é le demandaron 
si darien á Cesar su tributo é so pecho, por que si el respondiese 
que non gelo devien dar, que le pudiesen reprehender que tollie 
los derechos á los Reyes; e el entendiendo sos malos pensamientos^ 
respondió, é dijoles: dad á Cesar los derechos que son del Cesar. E 
pues que los Reyes de este Señor é deste Rey habernos el nombre, 
é del tomamos el poder de facer justicia en la tierra é todas on- 
dras, é todos los bienes del nacen é del vienen, é el quiso guar- 
dar los nuestros derechos siendo el Señor sobre todo, é puede 
facer como el quisiere en todo por el amor que el nos muestra en 
guardar los nuestros derechos, grand razón es é grand derecho que 
nos le amemos, é tjue le temamos , é que guardemos la ondra é 
los sus derechos, é mayormente el diezmo qnel señaladamente 
guardó é retovo pora si por mostrar que el es Señor de todo, 
é del é por el vienen lodos los bienes , é por que el diezmo e 
debdo que debemos dar á nuestro Señor , ninguno non se pue- 
da escusar de non le dar, ca si los moros é los judios, é los gen- 
tiles, que son de otras leyes, é que non an conoscencia de la 
verdadera fee, dan los diezmos derechamente segund los manda- — - 

TOMO I. 10 



iriienlos de su ley , mucho mas lo debemos nos dar complidaraenle 
é sin engaño , que somos fijos verdaderos de sania eglesia , et estos 
diezmos quiso nuestro Señorpara las eglesias, cuemo pora las cruces, 
pora cálices, pora vestimentas é pora substentamientos de los Obispos 
que predican la fee, é pora los otros clérigos por quien son dados los 
sagramientos de la cliristiandat ," et otro sí pora los pobres en tiempo 
de fambre, et pora servicio de los Reyes á pro de si é de su tierra 
quando menester es. Et pues que esto se parte, é se despiende en tan 
buenas huebras, é en tantas guisas é tan á pro, é todos comunalmien- 
tre hy an parte, cada uno lo devedar de grado é de buena voluntad, é 
sin otra premia ninguna, si quier por el acrecentamiento del temporal 
que viene, den lo que promete nuestro Señor á cada uno que le diere 
complidamientre el so diezmo, que es so derecho, que es grand pro 
grand salut de las almas de cada uno quel dará abundancia de los 
frutos é de los bienes, é esto provamos, é veemos cada dia por fe- 
chos que aquellos que bien é derechamente lo facen que acrecenta 
Dios sus bienes. Et por que nuestra voluntad es, que en el nuestro 
tiempo non se mengüen, ni se pierdan los derechos de Dios, por nin- 
guna manera de la nuestra justicia, mas que crescan cada dia á ser- 
vicio del , é á ondra de santa eglesia, é de nos, por ende mandamos ó 
establecemos por siempre, que todos los homes de nuestro regno que 
den su diezmo á nuestro Señor cumplidamentre de pan é de vino 
é de ganados é de todas las demás cosas qne se deben dar derecha- 
miente segund manda santa Eglesia; et esto mandamos también por 
nos cuemo por los que regnaren después de nos, cuemo por los ri- 
cos omes, cuemo por los cavalleros, cuemo p5r los otros pueblos, 
que demos cada uno el diezmo derechamiente de los bienes que 
Dios nos da segunt la ley manda. Otrosi tenemos por bien que to- 
dos los Obispos é la otra Clerecía que den diezmo derechamente de 
sus heredamientos é de todos los otros bienes que han los que no 
son de su Eglesia. Et por que fallamos que en dar estos diezmos se 
facien muchos engaños, defendemos firmemente daqui adelante que 
ninguno non sea osado de coger ni de medir so montón de pan que 



75 

loviore limpio en la era, si non desla guisa: que sea priiiieramien- 
tre lañida la campana Irés veces á que vengan los terzeros ó 
aquellos que deben recabdar los diezmos : et eslos terzeros ó aque- 
llos que deben recabdaí* defendemos que non sean menazados 
de ninguno , ni corridos , ni feridos por demandar so derecho ; et 
no lo coian de noche , ni con furto mas paladinamientre , é á vista 
de todos; et qualquier que contra eslas cosas sobre dichas íicere, pe- 
che el diezmo doblado, la meatad del doblo poral Rey, é la meatad 
pora el Obispo , salvas las sentencias que dieren los Obispos é los 
prelados contra todos aquellos que non dieren el diezmo derechar- 
miente , ó fueren en alguna cosa contra este nuestro establecimiento; 
que queremos que las sentencias sean guardadas por nos , é por ellos 
de guisa , que el poder temporal é el espiritual que viene todo de 
Dios se acuerde en uno, é las sentencias que los prelados pusieren 
sobre estas cosas sean bien tenidas fata que la enmienda sea fecha, 
é quando la enmienda fuere fecha la sentencia sea luego toUida et 
por que esta carta sea firme é estable mándela sellar con mió sello de 
plomo. Fecha la carta en Valladolit por mandado del Rey, XXII dias 
andados del mes de Octubre en era de mili é dosienlos é noventa ó 
tres anno3,=Juan Pérez de Cuenca la escrivió el año quarto que el * 

Rey Don Alphonso regnó. 

XXXVl. 

Alianza de D. Jaime I con D, Remiro Rodriguez contra el Rey 

de Castilla. 

Archivo g^eneral de la Corona de Aragón. Pergaminos de D. Jaime í, nú- 
mero 1452. Acad. de ia Hist. Colección del P. Villanueva , E 125, fol. 14. 

Conoscuda cosa sea á todos quantos esta carta vieren, como Nos, 23^dj^ociubr« de 
D. Jaymes por la gracia de Dieus , rey de Aragón , de Mallorcas, 
et de Valencia , comde de Barcelona , etdeUrgel, el seynor de 
Monpestlier convenimos, et prometemos á buena fe senes tod en- 



76 

gayno á vos Don Remii* Rodríguez , que vos tingamos quitos vmt 
Ca veros, en los quales de vedes aver quinze con cavallos armados, 
etloscingo con cavallos et armas, et devedes aver entre lodos 
LXXX bestias , et entre escuderos , et otros homnes devedes seer 
entre todos cient homnes ; et daremos cascun an por vestir á cada 
uno de los caveros CC. sol. et á vuestra persona C. sol. mas que á 
los otros caveros, et a XL de los escuderos á cada uno L. sol. et á los 
otros homnes á cada uno á XXX sol. Et si por aventura por ninguna 
destas cosas, qui de suso son ditas, aviados á poner peynos, nos que 
vos los quitemos. E prometemos vos encara de emendar á los ca- 
veros, si cavallos ni otras bestias perdían en fazenda , ó por cor- 
rer dalgara, ó por sobrecarga. E tod esto vos prometemos atender, 
et cumplir ata que nos ayamos puesto pleyto con el rey de Cas- 
liella. E sil rey de Castiella non vos querría render la heredat de 
vuestro patrimonio que tuUió á vos, ni á vuestros vasallos daque- 
llos qui ixiren con vos de tierra, que nos no fagamos pleito ninguno 
con el dicho Rey de Castiella tro que vos aia renduda la heredat. 
Et si honor non vos quería donar que nos después que el pleito 
ayamos puesto con el , que vos tingamos por un ayno en nuestra 
tierra con aquellos XX caveros, asi como dito es de suso. E yo Don 
Remir Rodríguez promíto á vos dito seynor rey que vos tendré los 
ditos XX caveros , asi como dito es de suso ; et sin mínguava nin- 
guno, que no rae dedes ración por aquel , ó aquellos quin mingua- 
rian. Et prometo vos que vos serviré leyaímente, et que vos ayu- 
daré contral Rey de Castiella, et que non ponré pleito nenguno con 
el menos de vos, et de vuestro consell. Datura Caesaraugutae, X ka- 
lendas Noverabris anno Dominí MCC.L. quinto. 



77 



XXXVII. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X^ mandando al cabildo de Cor' 
dova conserve el espolio de los Obispos para sus sucesores. 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tomo DD 96, fol. 39. 

Conoscida cosa sea á lodos los ornes que esta caria vieren como ^ dJS^*™^'* 
yo Don Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, 
de León , de Gallicia , de Sevilla , de Cordova , de Murcia , de Jahen, 
en uno con la Reyna Doña Yolanl mi mugier, é con mis fijas la In- 
fante Doña Berenguela é la Infante Doña Beatriz. Por gran savor 
que he de fazer bien é mercet á la eglesia cathedral de Cordova , é 
al cavildo dése mismo lugar, otorgo é establesco daqui adelante 
pora siempre jamas , que cada que muriere el Obispo de la sobre 
dicha eglesia que todas las cosas que obiere á la sazón que finare, que 
finquen salvas é seguras en jur é en poder del cavildo, é que nin- 
guno non sea osado de tomar , nin de forzar nin de robar ninguna 
cosa deltas. El otro si mando , é otorgo quel omne mió non lome, 
nin robe ninguna cosa de las que fueron del Obispo , mas que las 
guarde é que las ampare con el omne que el cavildo diere pora 
guardarlas poral otro Obispo que viniere. El esto otorgo también 
por mi como por los que regnaren después de mi en Castiella é en 
León. El qualquier que daqui adelante que ficiere ir contra este 
mió privilegio por crebantarlo ó por minguarlo en alguna cosa, aya 
la ira de Dios todopoderoso , el sea mal dicho , é des- 
comulgado , con Judas el traydor en los Infiernos , é peche en coto á 
mi é á los que regnaren después de mi en Castiella é en León , diez 
mili Qiora vedis é al cavildo sobre dicho todo el dagno doblado , el 
por que este privilegio sea firme é estable mándele sellar con mió 
sello de plomo. Fecha la carta en Burgos por mandado del Rey, tres 
dias andados del mes de Noviembre en era de mili é dozientos é no- 



78 

venta é tres años , en el ano que Don Edoard , fijo primero del Rey 
Henrrich de Angalatierra recivió cavalleria en Burgos del Rey Don 
Alfonso el sobre dicho.=Et yo el sobre dicho Rey Don Alfonso reg- 
nant en uno con la Reyna Doña Yolant mi mugier é con mis fijas la 
Infante Doña Berenguella, é la Infante Doña Beatriz en Castiella, en 
Toledo, en León, en Gallisia, en Sevilla, en Gordova, en Murcia, 
en Jahen , en Baeza , en Badayoz é en el Algarve otorgo este privi- 
legio é coníirmolo.=D. Sancho, electo de Toledo é chanciller del 
Rey, conf.=D. Felipp, electo de Sevilla, conf.=D. Alfonso de 
Molina conf.=D. Frederich conf.=:Don Enrrich conf.=D^ Alfon- 
so , fijo del Rey Johan Emperador de Constantinopla et de la Em- 
peradriz Doña Berenguela, conde Do, vasallo del Rey, conf.= 
\ D. Lois, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos, conde 

\ de Belmont, vasallo del Rey, conf.=D. Johan, fijo del Emperador 

I é de la Emperadriz sobredichos, conde de Monfort, vasallo del 

j Rey ,conf.=D. Mahomath Aben Mahomath Abenjuth, Rey de Mur- 

i cia, vasallo del Rey, conf.'==D. Gastón , Visconde de Beart, vasa- 

j lio del Rey , conf.==D. Guy , visconde de Limojes , vasallo del Rey, 

\ conf.==D. Johan, Arzobispo de Santiago é Chanciller del Rey, 

i conf.=D. Manuel conf.=:D. Ferrando conf.=^D. Lois conf.=D. 

Aboabdille Abennazar, Rey de Granada, vasallo del Rey, conf.=: 
1 D. Abenmathfot , Rey de Niebla , vasallo del Rey , conf.^^D. Apa- 

\ ricio. Obispo de Burgos, conf.=D. Pero, Obispo de Falencia, 

conf.=D. Remondo, Obispo de Segovia, conf.=rD. Pero, Obispo 
deZiguenza, conf.=D. Gil, Obispo de Osma, conf.=D. MatLe, 
Obispo de Cuenca, conf.=D. Benito, Obispo de Avila, conf.=: 
D. Aznar, Obispo de Calahorra, conf.=D. Lope, electo de Gordo- 
va, conf.=D. Adam, Obispo de Plazencia, conf.=D. Pasqual, 
! Obispo de Jahen, conf.=D. Frey Pero, Obispo de Cartagena, 

conf.=D. Pedrivañez , Maestre de la orden de Calatrava , conf.= 
D. Ñuño González conf.=D. Alfonso López conf.=D. Rodrigo Gon- 
zález conf.==D. Simón Roiz conf.=:i:D. Alfonso Tellez conf.=-D. 
Ferrand Royz de Castro conf.=D. Pero Nuñez, conf.=D. Ñuño 



79 . 

Guillen conf.=D. Pero Guzman conf.=D. Rodrigo González, el ni- 
ño, conf.=ü. Rodrigo Alvarez conf.=D. Ferrand Garcia conf.= 
D. Alfonso Garcia conf.=D. Diago Gómez , conf.^D. Gómez Royz 
conf.=D. Gulier Suarez conf.==ü. Suer Tellez conf.-=D. Martin, 
Obispo de León , conf.=:D. Pero, Obispo de Oviedo, conf.=D. 
Suero Pérez, electo de Zamora, conf.=^D. Pero, Obispo de Sala- 
manca, conf.=D. Pero, Obispo de Astorga, conf.=D. Leonard, 
Obispo de Cipdad, conf.=D. Michael, Obispo de Lugo, conf.= 
D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf. 
=ü. Johan, Obispo de Mendoñedo, conf.r=D. Pero, Obispo de 
Coria, conf.=D. Frey Robert, Obispo de Silve, conf.=D. Frey 
Pero, electo de Radaioz, conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la Or- 
den de Santiago, conf.=D. Garcia Ferrandez, Maestre de la Orden 
de Alcántara , conf .=D. Martin Nuñez , Maestre de la orden del 
Temple, conf.=D. Alfonso Ferrandez, fijo del Rey, conf.=D. Ro- 
drigo Alfonso conf.=ü. Martin Alfonso conf.=:D. Rodrigo Gómez 
conf.==:D. Rodrigo Floras conf.=D. Johan Pérez conf.=D. Fer- 
rand Ybañez conf.=D. Martin Gil conf.=D. Andrés, Perteguero 
de Santiago, conf.=:rD. Gonzalvo Ramírez conf.=D. Rodrigo Ro- 
dríguez conf.=D. Albar Diaz conf.:=D. Pelay Pérez, conf.= 
Diego López de Salcedo , Merino mayor de Castiella , conf.=Garci 
Suares, Merino mayor del Regno de Murcia, conf.=Maestre Fer- 
rando, Notario del Rey en Castiella, conf.=Ruy López de Mendo- 
za, Aímirage de la mar, conf.=Sancho Martínez de Xodar, Ade- 
lantado de la Frontera , conf.^Garci Pérez de Toledo, Notario del 
Rey en el Andalucía, conf.=Gonzalvo Morant, Merino mayor de 
León, conf.=Roy Suarez, Merino mayor de Gallisia, conf.=D. 
Suero Pérez, electo de Zamora é Notario del Rey en León, conf.=: 
Johan Pérez de Quenca la escrivió el anno quarto que el Rey D. Al- 
fonso Yegíi6.=Signo del Rey B, Alfonso.=^Y). Juan Garcia, Mayor- 
domo de la Corte del Rey, conf.=El Alferecia del Rey vaga. 



5 de noviembre 
de 1255. 



80 



XXXVIII. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo á su hermano 

D. Sancho, Arzobispo de Toledo, la facultad de nombrar alcal 

des y jurados en la villa de Sant Ander, de donde era Abad. 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel, tomoDD 42, fol. d4. 

Conoscida cosa sea á todos quantos esta carta vieren como yo 
D. Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de 
León, de Gall¡cia,de Sevilla, de Cordova,de Murcia, et deJahen. Do 
et otorgo á D. Sancho, mió hermano, electo de Tholedo, et mió 
Chanceller , que mientre el toviere el abbadia de Sant Ander que 
ponga en la villa de Sant Ander alcaldes et jurados et merinos, et 
esc ri vano , et todos los otros aportel lados , asi como los ponie en 
tiempo del Rey D. Ferrando, mió padre. Et mando á los de Sant 
Ander que vengan todos á juicio de los alcaldes que el hy pusiere 
que asi fueren puestos; et el que se agraviare del juicio de los al- 
caldes que se alce á Don Sancho, et el que se agraviare del juicio 
de Don Sancho que se alce á mi. Et mando á todos los de Sant An- 
der que mientre Don Sancho mió hermano toviere el Abadia que le 
obedezcan et que fagan por él como por señor , asi como dice el pri- 
vilegio que tiene del Rey Don Alfonso mió visavuelo , et del Rey 
Don Ferrando mío padre , salvos todos los mios derechos en todas 
cosas. Et esto fago por gracia, et por amor que quiero facer en ello 
á Don Sancho mientras el toviere la abadia , et después que la el 
dejare que ponga yo los alcaldes , et todos los otros aportellados asi 
como yo toviere por bien. Dada en Burgos: el Rey la mandó lunes V 
dias de noviembre. Gonzalo Pérez de Aguilar la fizo. Era de mil et 
ce. et novaenta et cinco años. 

Este documento existe en el archivo déla Santa Iglesia de Toledo , A. 7. 
2. Está escrito en un perg-amino pequeño , letra pequeña rasgada. Pen- 



81 

de un hiladillo de hilo de colores encarnado , verde , blanco y morado , y 
un sello quebrado de cera , que tiene por un lado el Rey á caballo , y por 
el otro un castillo y por cima de este un león , cuyas inscripciones no pue- 
den leerse por estar gastada la cera. {Nota del P. Burriel.) 



XXXIX. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, dando facultad á los de su 
reinó para comprar las casas, yugadas y heredades de los mo- 
ros de Arcos. 

Academia de la Historia. Cod. E Í26 , fol. 428. 

Connozuda cosa sea á todos quantos esta carta vieren commo yo s J« 



enero de 



laüG. 



Don Alfonso , por la gracia de Dios Rei de Castilla , de Toledo, de 
León, de Gallicia, de Sevilla , de Cordova , de Murcia , de Jalien, 
otorgo á todos aquellos que compraren heredades algunas de los 
Moros de Arcos que las haian libres é quittas , é que fagan de ello 
como de lo suio mismo; é yo ge las do por firmes, é mando que va- 
ían , é pongoles de quantia que puedan comprar casas de morada é 
fata diez iugadas de heredat é diez aranzadas de viña. Dada en 
Victtoria: el Rei la mandó, cinco dias de Enero, era de mil doscien- 
tos noventa é cuatro años.=íAlfonso Martínez la fizo por mandado 
de D. García Pérez , Notario del Rei. 



TOMO I. u 



82 



XL, 

Privilegio del Bey D. Alfonso X, para que los moradores de 
Sevilla no pagasen portazgo por mar ni por tierra. 

Tumbo de Sevilla. Biblioteca nac. D 45, fol. 16 v. 

2-^^ «n«"> *^* ConosQida cosa sea á todos los ommes que esta carta vieren 
como yo Don Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Castielia , de 
Toledo, de León, de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, 
de Jahen, en uno con la Reyna Doña Violante mi rauger é 
con mió fijo el Infante Don Ferrando. Por grant sabor que he de 
fazer bien é mercet á todos los fijos dalgo é á todos los ^ibdadanos 
é á todos los pobladores que son é serán de aqui adelante pora siem- 
pre jamas en la muy noble cibdat de Sevilla, é por onrra del mucho 
alto é muy noble é mucho currado Rey Don Ferrando mió padre 
que yaze y soterrado, é por que ellos sean mas currados é mas ri- 
cos é mas ahondados , quitóles é franqueóles pora siempre jamas á 
lodos los que son é serán vezinos é moradores dentro en la noble 
cibdat de Sevilla, aquellos que tovieren y las casas mayores pobla- 
das, que non den portadgo ninguno de todas sus cosas en la gibdat 
de Sevilla por mar niq por tierra. E mando é defiendo que ninguno 
non sea osado de gelo lomar nin de gelo demandar nin de pren- 
darlos nin de afincados por ello. Ca qualquier que lo ficiese avria 
mi yra é pecharmeye en coto mili moravedis, é á ellos todo el dap* 
íio doblado. E por que este previllejo sea firme é estable, mándele 
seéllar con mió seello de plomo. Fecha la carta en Vitoria por 
mandado del Rey, veinte é dos dias andados del mes de Enero en 
era de mili é dosientos é noventa é quatro años. E yo sobre dicho 
Rey Don Alfonso regnanle en uno con la Reyna Doña Violante mi 
muger é con mió fijo el Infante Don Ferrando en Castielia, en To- 
ledo, en León, en Gallizia, en Sevilla, en Cordova, en MurrJa, en 



83 

Jahen , en Baega en Badajoz , é en el Algarbe , otorgo este previ- 
llejo é lo conf.=:Don Alfonso, fijo del Rey Johan, Emperador de 
Costantinoplaé de la Emperadriz Dona Berenguela, Conde Do, vasa- 
llo del Rey, la conf.=Don Luis, fijo del Emperador é de la Em- 
peradriz sobre dichos, conde de Belmonle, vasallo del Rey, la conf. 
=:Don Johan, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobre dichos, 
conde de Montfort, vasallo del Rey, la conf.=Don Gastón, Vis- 
conde de Beart, vasallo del Rey, la conf.^Don Gui, Yisconde de 
Limoges, vasallo del Rey, la conf.=Don Alfonso de Molyna la conf. 
í=Don Fredric la conf.=Don Manuel la conf.=:Don Fernando la 
conf.='Don Luys la conf.=Don Sancho , electo de Toledo é Chan- 
ciller del Rey, la conf. =DonFelip, electo de Sevilla, la conf.= 
Don Johan, Arzobispo de Santiago, Changiller del Rey, la conf. 
=::Don Aboadile abenazar, Rey de Granada, vasallo del Rey, la 
conf.=zDon Mahomad aben-mahomat abenhuc. Rey de Murcia, 
vasallo del Rey, la conf.=Don Aben mahfoc. Rey de Niebla ^ va- 
sallo del Rey, la conf.=El alferecía del Rey, vaga.=Don Joan 
Garcia , mayordomo de la Corte del Rey, la co\\í.=Signo del Rey 
Don Alfonso.=Don Aparicio^ Obispo de Burgos, la conf.=Don 
Pedro , Obispo de Falencia , la conf .=Don Remondo , Obispo de 
Segovia, la conf.=Don Pedro, Obispo de Siguen^a, la eonf.=Don 
Gil , Obispo de Osma , la conf.==r,Don Mathe, Obispo de Cuenca, 
la conf.=Don Benito , Obispo de Avila , la conf.=Don Aznar, 
Obispo de Calahorra , la conf.=^Don Lop , electo de Córdoba , la 
conf.==Don Adam, Obispo de Plazen^ia, la conf.=:Don Pasqual, 
Obispo de Jahen, la conf.=Don Frey Pedro, Obispo de Cartagena, 
la conf.=Don Pedrivañes , Maestre de la Orden de Calatrava , la 
conf.=:Don Martin, Obispo de León, la conf.=Don Pedro, Obispo 
de Oviedo, la conf.=:Don Suero, Obispo de Gamora, la conf.=Don 
Pedro, Obispo de Salamanca, la conf.=Don Pedro, Obispo de 
Astorga , la conf.=Don Leonardo, Obispo de Cibdat, la conf.= 
DonMigael, Obispo de Lugo, la conf.=Don Johan, OJjispo de 
Orense, laconf.=Don Gil, Obispo de Tuy, la conf.=Don Johan 



84 

Obispo de Mendoñedo, la conf.«=Don Pedro, Obispo de Coria, la 
conf.=Don Fray Rubert , Obispo de Sil ve , la conf .=Don Fray Pe- 
dro, Obispo de Badajoz, la conf.=üon Pelay Pérez, Maestre de 
la Orden de Santiago , la coiif.=Don Garcia Fernandes , Maestre 
de la Ordeu de Alcántara , conf.=Don Martin Nuñes , Maestre de 
la Orden del Temple, conf.=Don Ñuño Gon(?alves conf.=Don Al- 
fonso Lopes conf.=Don Rodrigo Gongales la conf.=Don Smon 
Ruys la conf.==Don Alfonso Telles conf.=Don Fernand Ruys de 
Castro conf.=Don Pedro Nuñez conf.=Don Ñuño Guillen conf.= 
Pedro Guzman conf.=Don Rodrigo Gongales, el niño, conf.=Don 
Rodrigo Alvares conf.=Don Fernant Garcia conf.=Don Alfonso 
Garcia conf.=Don Diago Gomes conf.=:Don Gomes Ruys conf = 
Don Gutier Suar^s conf.t=Don Suer Telles la conf.=Don Alfonso 
Fernandes, fijo del Rey, conf.=Don Rodrigo Alfonso conf.^^Don 
Martin Alfonso conf.==Don Rodrigo Gómez la conf.=Don Rodrigo 
Floras la conf.=Don Juan Pérez la conf.=Don Ferrand Ivañes 
conf. ^=Don Martin Johan conf. =Don Gonzalo Ramírez conf.^ 
Don Rodrigo Rodríguez conf.=Don Alvar Diaz conf.=Don Pelay 
Pérez conf.=Ruy Lopes de Mendoca, Almirage de la mar, conf.=^ 
Sancho Martines de Xodar , adelantado de la frontera, conf.=Gar- 
ci Pérez de Toledo, notario del Rey en el Andalucía, conf.-^^Dia- 
go López de Salzedo , meryno mayor de Casliella, conf.::=Garci 
Suares , merino mayor del reyno de Murcia , conf.=Maestre Fer- 
rando, notario del Rey en Casliella, conf.^Gon^alo Morante, me- 
ryno mayor de León, conf.=Ruy Suares, meryno mayor de Galli- 
zia , conf.=Don Suero , Obispo de Camora , notario del Rey en 
León, la conf.=Millan Pérez de Aellon la escrivió el año quarto 
quel Rey Don Alfonso regnó. 



85 



XLI. 



Í236. 



Merced de tierras hecha 'por el concejo de Córdoba á Pedro 
Pérez de Villanueva. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las iglesias 
de España, t. XVI,fol. 735. 

Conoscida cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren, como io de marzo d» 
nos el conceyo de Cordova , é los adelantados Domingo Muñoz el 
adalid , é Ferrand Yeñeguez , é Ruy Pérez Tafur , é los alcaldes 
Garci Gonzalbez , é Gómez Ferrandez , é el juez Pero Pérez de Vi- 
llamar, otorgamos é conoscemos que damos á vos Juan Gil, el escri- 
bano é á vuestra muger Doña Mari Bañez por servicio que nos fe- 
cistes vos Juan Gil . quatro yubadas de heredad á año é vez pora 
quatro yugos de bueyes, é X aranzadas de tierra pora huertas é po- 
ra viñas en el Villar de dos hermanas , que es entre Zucheros é Es- 
piel cerca de Guaddiato. E todo este heredamiento vos damos dado 
bueno é sano é sin ningún entredicho , con sus entradas é con sus 
egidas , é con todas sus pertenencias por juro de heredad pora vos é 
pora vuestros herederos , pora dar , pora vender , pora empeñar, 
pora camiar, pora agenar, é pora facer de todo lo que vos quisie- 
redes como de derecho vuestro heredamiento vos ó los que lo vues- 
tro heredaren, que nos, ni olrie por nos, non vos lo ayamos poder de 
demandar, ni contrallar á vos ni á otrie por vos. E porque esta car- 
la deste nuestro donamiento sea firme é estable por todo tiempo, 
mandárnosla sellar con siello de conceyo colgado. Facía carta X, dias 
andados del mes de Marzo, era M.CC.LXXXXílll. 



>•- <ui^ 



86 

XLII. 

Privilegio del Rey D, Alfonso X , en que concede á los vecinos 
de Arcos de la Frontera el fuero de Sevilla, 

Academia de la Historia. E 126 , foL 129. 

"lál. ^""^ ^' Connoszuda cosa sea á todos los omnes que esta carta vieren 
cuerno yo Don Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Castiella, 
de Toledo , de León , de Gallicia , de Sevilla , de Cordova , de Mur- 
cia é de Jahen en uno con la Reina Doña Yolant mi mugier, é con 
mió fijo el Infante Don Ferrando , por grant favor que he de facer 
bien é mercet á todos los ca valleros é á todos los cibdadanos , é á 
todo el pueblo del concejo de Arcos, assi de villa cuerno de aldeas: 
doles é ottorgoles á los que agora hi son , é á los que hi serán de 
aqui adelante pora siempre jamas que aian el fuero de la noble cib* 
dad de Sevilla en todas cosas, por o bivan é por que se judguen. E 
ottrossi doles é ottorgoles á todos aquellos que moraren en la villa de 
Arcos, que tovieren las casas mayores pobladas dentro en la villa, 
que aian todas aquella ffranquezas que han los cavalleros , é todos 
los pobladores dentro de la villa de la noble cibdad de Sevilla, 
aquellas que les yo di por los mios privilegios ffastta el dia en que 
fue ffecho este mió privilegio. Et mando et deffiendo que ninguno 
non sea osado de ir conttra estte mió privilegio nin de quebrantar- 
le, nin de minguarle en ninguna cosa , ca qualquiere que lo ficiesse 
avrie mi ira et pecharmeye en cotto mil maravedís , é al concejo de 
Arcos el sobredicho, todo el danno doblado. Et por que estte privile- 
gio sea firme é estable, mandólo seellar con mió seello de plomo. 
Ffecha la carta en Segovia por mandado del Rey, XIII. dias andados 
del mes de Julio en era de mil é doscientos é noventa é cuattro an- 
nos. Et yo sobredicho Rey Don Alfonso, reinant en uno con la Rey- 
na Dona Yolant, mi mugier, é con mió fijo el Infanlte D. Ferrando 



87 

en Castiella, en Toledo, en León, en Gallicia, en Sevilla, en Cor- 
do va, en Murcia , en Jahen , en Baesa, en Badalloz, é en el Algar- 
ve otorgo estte privilegio é conrirniolo.=D. Sancho, electo de To- 
ledo é Chanceler del Rey, confirma. =:D. Ffelipp, electo de Sevi- 
lla, confirma.=D. Alfonso de Molina confirma.^D. Ffrederic con- 
firma.=D. Alfonso, fijo del Rey Johan, Emperador de Gosttanti- 
nopla, é de la Emperadri^L D/ Berenguella, Conde Do, vassallo del 
Rey, confirma.=D. Lois, fijo del Emperador é de la Emperadriz 
sobredichos. Conde del Yelmont, vassallo del Rey, confirma. =0. 
Johan , ffijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos , Conde 
de Monfort, vassallo del Rey, confirma.=D. Mahomat Abenmaho- 
raath Avenhuth , Rey de Murcia, vassallo del Rey, confirma.^ 
D. Gastón, Visconde de Beart, vassallo del Rey, confirma. ==' 
D. Johan, Arzobispo de Santiago é Chanceler del Rey, confir- 
ma. =D. Manuel confirma. =D. Lois confirma. ='/S'í^wo del Reíf 
D. Alfonso. =E\ Alferecía del Rey, vaga.=D. Johan García^ 
Mayordomo de la Corte del Rey, la confirma. =D. Aboabille 
Avennazar, Rey de Granada, vassallo del Rey, confirma.=D. 
Abenmafoth , Rey de Niebla, vassallo del Rey, confirma. =D. 
Apparicio, Obispo de Burgos, confirma. =D. Ferrando, Obispo 
de Falencia, confirma. =D. Remond, Obispo de Segovia, con- 
firma.=D. Pedro, Obispo de Siguenza, confirma. =D. Gil, Obis- 
po de Osma, confirma. = 0. Mathe, Obispo de Cuenca, con— 
firma.=D. Benito, Obispo de Avila, confirma. =D. Aznar , Obis- 
po de Calahorra, confirma. =D. Lop. , electto de Cordova, confir- 
ma.=D. Adam, Obispo de Placencia, confirma. =D. Pasqual, 
Obispo de Jahen, confirma. =D. Ffrei Pedro, Obispo de Cartage- 
na, confirma. =D. Pedrivannes, Maestre de la Orden de Calatra- 
va, confirma. =:D. Nunno González confirma. =D. Alfonso López 
confirma. =D. Simón de Roiz coiifirma.=D. Alfonso Telles confir- 
ma. =D. Fferrando Roiz de Casttro confirma. =D. Pedro Nunnes 
confirma. =D. Nunno Guillen confirma. =D. Pedro Guzman con- 
firma. =D. Rodrigo González confirma. =D. Rodrigo Alvarez con- 



88 

firma. =D. Fferrando García confirma. =D. Alfonso García confir- 
ma. =D. Diego Gómez confirma. =D. Gómez Roiz confirma. = 
D. Guttíer Suares confirma. =D. Suer Tellez confirma. =D. Mar- 
tin, Obispo de León, confirma. =D. Pedro, Obispo de Oviedo, 
confirma. =D. Suero, Obispo de Zamora, confirma. =D. Pedro, 
Obispo de Salamanca, confirma. =D. Pedro, Obispo de Astorga, 
confirma.=D. Leonard , Obispo deCibdat, confirma. =D. Johan, 
Obispo de Orens, confirma. =D. Gil, Obispo de Tuy, confirma. = 
D. Johan, Obispo de Mondoñedo, confirma. =D. Pedro, Obispo de 
Coria, confirma. =D. FfreiRoberl, Obispo de Silve, confirma.= 
D. Ffrei Pedro, Obispo de Badalloz, confirma. =ü. Pelai Pérez,, 
Maestre de la Orden de Santiago, confirma.=D. Garci Fferrandez, 
Maestre de la Orden de Alcántara, confirma. ¿=0. Alfonso Ferran- 
dez, fijo del Rey, confirma. =D. Rodrigo Alfonso confirma.= 
D. Martin Alfonso confirma.=D. Rodrigo Gómez confirma. =D. 
Rodrigo Frolaz confirma. =D. Johan Pérez confirma. =D. Ferrand 
Yvannes confirma.=D. Martin Gil confirma. =D. Gonzalo Rami- 
rez confirma. =D. Rodrigo Rodríguez confirma. =D. Alvar Díaz 
confirma. =D. Pelay Pérez confirma. =Garci Suarez, Merino ma- 
yor del Reyno de Murcia , confirma. =D. Fferrando , Obispo de Pa- 
lencia , Eottario del Rey en Castiella, confirma. =D. Roí López de 
Mendoza, Almiraje de la Mar, confirma. =Sancho Martínez de Xo- 
dar. Adelantado de la ffronttera, confirma. =Garci Pérez de Toledo^ 
Nottario del Rey en la Andalucía, confirma. =D. Martin Nunnes, 
Maesltro de la orden del Temple, confirma. =Gonzalo Morant, Me- 
rino mayor de León, confirma. =Roy Suarez, Merino mayor de 
Gallicia, confirma.=D. Suero, Obispo de Zamora, Notario del Rey 
en León, confirma. = Alvar García de Ffromeslta la escrivió el an- 
no quinto que el Rey D. Alfonso regnó. 



XLUI. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo á la villa de Pe- 
ñafiel el fuero real^ y varias franquezas á sus caballeros. 

Academia de la Historia. E 126, fol. i20. 

Coiioscida cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren, como ^a de iuifo d« 
yo D. Alfonso, por la gracia de Dios rey de Castiella, de Toledo, 
de León , de Galicia , de Sevilla , de Córdoba , de Murcia , de Ja- 
hen : Por que fallé que la villa de Peñaíiel non avie fuero complido 
porque se judgaren asi como devien, et por esta razón venian mu- 
chas dubdas et contiendas et muchas enemistades et la justicia non se 
cumplie asi como devie, yo el sobredicho rey D. Alfonso, queriendo 
sacar todos estos daños , en uno con la reyna Doña Yiolant mi 
rauger, et con mió fijo el infante D. Fernando, doles et otorgóles 
aquel fuero que yo fiz con consejo de mi corte, escriplo en libro et 
sellado con mió seello de plomo, que lo ayan el consejo de Peña-' 
fiel, también de villas como de aldeas, por que se judguen por el 
en todas cosas para siempre jamas, ellos et los que de ellos vinieren. 
Et demás por facerles bien et merced , et por darles galardón por 
los muchos servicios que ficieron al muy noble, et mucho alto, et 
mucho honrradoRey D. Alfonso mió bisabuelo, et al muy noble, 
et mucho honrrado rey D. Fernando mió padre , et á mi antes que 
regnare, et después que regné, doles et otorgóles estas franquezas 
que son escriptas en este previllejo , et mando que los cavalleros 
que tovieren las mayores casas pobladas en la villa con mugeres et 
con fijos, et los que non ovieren mugeres con la compaña que ovie. 
ren , desde ocho dias antes de navidat fasta ocho días después de 
cinquesima , et tovieren caballos et armas , et caballo de treinta ma- 
ravedís arriba, é escudo, é lanza, é capiello de fierro, é espada, é 

TOMO I. 12 



90 

loriga, é brafuneras, é perpunte, que sean escusados de pecho, el 
por los otros heredamientos que ovieren en las otras villas de mioi 
regnos que non pechen por ellos; et que sean escusados sus apania- 
guados, é susyugeros, é sus molineros, é sus ortolanos, é sus 
pastores que guarden sus ganados é sus yeguas, é sus amas que cria- 
ren sus fijos. Estos escusados que ovieren, si cada uno oviere valia 
de cient maravedís en mueble é en rayz é en quanto oviere ó dende 
ayuso, quel puedan escusar , et que peche al rey. Et quando el ca- 
ballero moriere é lineare su muger, mando aya aquella franqueza 
que avie su marido , mientra que toviere biudedat ; é si casare con 
caballero que tenga caballo é armas , asi como sobre dicho es , que 
aya su franqueza como los otros caballeros. E si casare con peche- 
ro, que peche: é si la biuda fijos oviere en su marido que non sean 
de hedat, sean escusados fasta que sean de hedat de diez é seis 
años. Etsi de que fueren de hedat tovieren caballos é armas é ficie- 
ren fuero como los otros caballeros, que ayan su honrra é su fran. 
queza, asi como los otros caballeros, é sinon, pechen. Eotrosi otor- 
go que el concejo de Peñafiel que ayan sus montes é sus deffesas 
libres é quitas assi como siempre las ovieron, é lo que dent saliere 
■que lo metan en pro de su consejo. Et los montaneros et los deffe- 
seros queficieren, que los tomen á soldada, é que juren en consejo 
los alcaldes, et esta jura que la tomen los alcaldes en voz del con- 
cejo , que guarden bien sus deffesas é que toda quanta pro y pu- 
dieren facer qu6 lo fagan, é lo que dende saliere que lo den á con- 
sejo para meterlo en su pro en lo que mester lo ovieren que pro 
sea de consejo; é el consejo que den ornes buenos de consejo á 
quien den cuenta é recabdo los deffeseros de todo quanto lomaren 
cada año, quando quier que gelo demandaren. E estos omes buenos 
que den fiadores que aquello que los montaneros les dieren, que lo 
metan allá o el consejo mandare que pro sea de consejo. E otro 
si , mando que los caballeros que puedan facer prados defesados en 
las sus heradades conoscidas para sus bestias é para sus ganados, é 
estas defesas que sean guisadas é con razón por que non vengan 



91 

ende daño á los pueblos. E demás de eslo , les otorgo que el añoi 
que el consejo de Peñafiel fuere en hueste por mandado del Rey^ 
que non pechen marzadga aquellos que fueren en la hueste. Et 
mando é defiendo que ninguno non sea osado de ir contra este pre- 
vilegio desle mió donadlo , nin de quebrantarlo , nin de minguarlo 
en ninguna cosa, ca qualquier que lo ficiese avrie mi ira é pechar 
meye en coto diez mili maravedís é al consejo de Peuafiel todo el 
daño doblado. E porque este privillegio sea firme é estable, mán- 
delo seellarcon mió seello de plomo. Fecha la carta en Segovia 
por mandado del Rey, diez é nueve dias andados del mes de Jullio 
en era de mili é doscientos é noventa é cuatro años.=Et yo, el so- 
bredicho Rey D. Alfonso, regnante en uno con la Reyna Donna 
Violant, mi muger, é con mi fijo el Infante ü. Ferrando, en Cas-. 
Helia, en Toledo, en León, en Gallizia, en Sevilla, en Cordova, 
en Murcia , en Jahen , en Baeza , en Badajoz , en el Algarbe , otor- 
go este privillejo é confirmólo. -=D. Sancho, eleyto de Toledo, 
Chanciller del Rey, confirmat.=D. Felipe, eleyto de Sevilla, conf. 
D. Aboabdille Abennazar ,. Rey de Granada, vasallo del Rey, cf.==» 
D. Aparisio, Obispo de Burgos, cf.=D. Fernando, Obispo de Fa- 
lencia, cf.=D. Remondo, Obispo de Segovia, cf.=:D. Pedro, 
Obispo de Siguenza, cf.=ü. Gil Obispo de Osma, cf-==;D. Ma- 
the. Obispo de Cuenca, cf.=D. Benito, Obispo de Avila , cf.=: 
D. Aznar, Obispo de Calahorra, cf.=:D. Lope, eleyto de Cordova, 
cf.=D. Adam, Obispo de Plasencia, cf.=D. Pasqual, Obispo de 
Jahen, cf.==D. Frey Pedro, Obispo de Cartagena , cf.=D. Pedm 
Yañez , Maestre de Calatrava , cf.=D. Alonso de Molina , cf.=D. 
íredique cf.=D. Ñuño Gómez cf.=D. Alfonso López cf.=D. Si- 
món Ruiz cf.— D. Alfonso Tellez cf.=D. Ferrand Ruiz de Castro 
cf.==D. Pedro Nuñez cf.=D. Ñuño Guillen cf.=D. Pedro Guzman 
cf.r=D. Ruy Gómez, el niño, confirma.=D. Rodrigo Alvarezcf.== 
D. Ferrand Garcia cf.=D. Alfonso Garcia cf.==:D. Diego Gómez 
d.=d. Gómez Ruiz cf.=D. Gutier Suarez cf.=D. Suer Telles cf, 
=:D. Alfonso, fijo del Rey Johan , Emperador de Constantinopla , y 



92 

de la Emperatriz Doña Berenguela , Conde Do , vasallo del Rey , cf. 
=D. Loys, fijo del Emperador é de la Emperatriz sobredichos, con- 
de de Velmont, vasallo del Rey, cf.=D. Johan, fijo del Emperador 
é de la Emperatris sobredichos , Conde de Montefort , vasallo de 
Rey, cf.=:D. Mahomatth Abenmahomath Abenhiith, Rey de Mur- 
cia, vasallo del Rey, cf.=-D. Gastón, Visconde de Beart, vasallo 
del Rey, cf.=D. Guy, Visconde de Limoges, vasallo del Rey, cf. 
=D. Johan, Arzobispo de Santiago, Chanciller del Rey, cf.=D. 
Abenmafot, Rey dé Niebla vasallo del Rey, cf.=D. Martin, Obis- 
po de León, cf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, cf.=D. Suero, 
Obispo de Zamora, cf.=D. Pedro, Obispo de Salamanca, cf.=D. 
Pedro, Obispo de Astorga , cf.=D. Leonard, Obispo de Cibdat, 
cf.=:D. Miguel, Obispo de Lugo, cf.=D. Johan, Obispo de Orens, 
cf.t=D. Gil, Obispo deTuy, cf.=:D. Johan, Obispo de Mondoñe- 
do, cf.=D. Pedro, Obispo de Coria, cf.=D. Robert, Obispo de 
Silve, cf.=D. Frey Pedro, Obispo de Badalloz, cf.=D. Pelay Pé- 
rez, Maestre de la Orden de Santiago , cf.=D. Garci Ferrandez, 
Maestre de la Orden de Alcántara, cf.=D. Martin Nuñez, Maestre 
de la Orden del Temple, cf.=D. Gonzalvo Morante, Merino mayor 
de León, cf.=D. Ruy Suares, Merino mayor de Galicia, cf.=D. 
Suero, Obispo de Zamora, Notario del Rey en León, cf.=D. Al- 
fonso Ferrandez, fijo del Rey, cf.=D. Rodrigo Alfonso cf.=D. 
Martin Alfonso cf.-=D. Rodrigo Gómez cf.=D. Rodrigo Frolaz cf. 
=:D. Johan Pérez cf.=D. Ferrand Yañez cf.=D. Martin Gil cf.= 
D. Gonzalvo Ramirez cf.=D. Rodrigo Rodriguez cf.=:D. Alvar 
Díaz cf.=D. Felay Pérez cf.=D. Manuel cf.=D. Ferrand cf.= 
D. Loys cf.=Garci Suarez , Merino mayor del regno de Murcia» 
cf.==Garci Martínez de Toledo, Notario del Rey en Castilla, cf.=: 
Ruy López de Mendoza, Almirage de la Mar, cf.==Sancho Martí- 
nez de Xodar, Adelantado de la Frontera, cf.=:Garci Pérez de To- 
ledo, Notario del Rey en el Andalucía, cf.=Juan Pérez de Cuenca 
la escrivió el año quinto que el Rey D. Alfonso regnó. 
Hay un sello rodado , en cuyo centro se lee : Signo del Rey D. Al- 



93 

/bn5o.=Y en la circunferencia=D. Juan García, Mayordomo de 
la corte del Rey confirma. =El Alferezia del Rey, vaga. 

XLIV. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo al concejo de 
Buitrago el fuero real y varias franquezas á sus vecinos. 

Original en el archivo de la villa. Copia en la Academia de la Historia. Co- 
lección de Mateos Murillo. 

Conoscida cosa sea á todos los ornes que esta caria vieren, cuerno 23^./^e í»i'« ¿o 
yo D. Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, 
de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia é de 
Jahen. Por que fallé, que la villa de Ruy trago non avie fuero com- 
plido, por que se juzgasen asi como devien, é por esta razón vie- 
nen muchas dubdas , é muchas contiendas , é muchas enemizdades, 
et la justicia non se curaplie asi como devie , yo el sobredicho Rey 
D. Alfonso, queriendo sacar todos estos dannos, en uno con la Rey-^ 
na Doña Yolant mi mugier , é con mió fijo el Infante Don Fernando, 
doles é otorgóles aquel fuero que yo fiz con consejo de mi Corte es- 
cripto en libro é seellado con mió seello de plomo que lo ayan el 
concejo de Ruytrago, también de villa como de aldeas, porque se 
judgen por el en todas cosas pora siempre jamas ellos é los que de- 
llos vinieren : et demás de esto por fazerles bien é merced , é por 
darles galardón por los muchos servicios que fizieron al muy no- 
ble é mucho alto é mucho onrrado Rey D.Alfonso, mió visabuelo» 
é á el muy noble é mucho alto é mucho onrrado Rey Don Fernando, 
mió padre, é á mi, ante que regnase á después que regné, doles 
é otorgóles estas franquezas que son escripias en este privilegio. E^ 
mando que los ca valleros que tovieren las mayores casas é aldeas 
en la villa con mugieres é con fijos, é los que non ovieren mugieres 
con la compañía que ovieren, desde ocho dias antes de navidat fas- 



94 

la ocho dias después de cinquesma , é tovieren cavallos é armas , el 
cavallo de treinta maravedís á arriba, é escudo, é lanza, é capiello 
de fierro, é peto, é adarga, é brafuneras, é perpunte, que sean es- 
cusados de pecho. Et por los otros heredamientos que ovieren en las 
otras villas de mios regnos que non pechen por ellos, é que escusen 
sus paniaguados, é sus yuveros, é sus molineros, ésus ortulanos, é 
sus pastores que guardaren sus ganados é sus yeguas , é sus amas 
que criaren sus fijos. Estos escusados que ovieren , si cada uno o vie- 
re valia de cient maravedís en mueble é en raíz é en quanto que 
oviere é dent ayuso, quel puedan escusar; et si oviere valia mas 
de cient maravedís quel non puedan escusar , é que peche al 
Rey. E si quando el cavallero muriere , fincare su mugier , man- 
do que aya aquella franqueza que avie su marido mientra que to- 
viere bibdedat, é si casare con cavallero que tenga cavallo é armas, 
asi como sobredicho es , que aya su franqueza como los otros ca va- 
lleros. Et si casare con pechero, que peche. Et si la bibda fijos ovie- 
re en su marido que non sean de hedal, é tovieren cavallos é armas é 
fizieren fuero como los otros cavalleros , que ayan su honrra é su 
franqueza asi como los otros cavalleros, é si non, peche. Et otrossi 
otorgo que el concejo de Buytrago que ayan sus montes é sus defesas 
libres é quitas asi como siempre las ovieron, é lo que dent salliere que 
lo metan en pro de su concejo. Et los montaneros é los defeseros que 
fizieren, que los tomen á soldada , é que juren en concejo á los alcal- 
des, éesta jura que la tomen los alcaldes en boz del concejo que guar- 
den bien sus montes é sus defesas, é que toda cuanta pro hy pudie- 
ren fazer , que lo fagan, é lo que dent salliere que lo den á concejo 
para meterlo en su pro en lo que mesler lo ovieren que pro sea de 
concejo. Et el concejo que den omes bonos de concejo á quien den 
cuenta é recabdo los defeseros de lodo quanto tovieren cada anno, 
quando quier que gelo demandaren. Et estos homes bonos que 
den fiadores que aquellos que los montaneros les dieren que lo 
metan alli o el concejo mandare que pro sea del concejo. Et otros- 
si mando que los cavalleros que puedan fazer prados defesados 



96 

en las sus heredades conoscidas para sus bestias é para sus ganados: 
é estas defesas que sean guisadas é con razón por que non venga 
ende danño á los pueblos. Et demás desto les otorgo que el anno que 
el concejo de Buytrago fueren en hueste por mandado del Rey, que 
non pechen marzadga aquellos que fueren en la hueste. Et mando é 
defiendo que ninguno non sea osado de yr contra este privilegio 
deste mió donadlo, nin de crebantarlo, nin de rainguarlo en ningu- 
na cosa , ca qualquier que lo fiziese avrie mi yra é pecharmie en 
coto diez mil mora vedis, é al concejo de Buitrago todo el danno do- 
blado. Et porque este privilegio sea firme é estable, mandólo seellar 
con nuestro seello de plomo. Fecha la carta en Segovia por manda- 
do del Rey, XXllIdias andados del mes de Julio, en era de mili é 
docientos é noventa é cuatro anuos. Et yo sobredicho Rey Don Al- 
fonso regnanle en uno con la Reyna Doña Yolant mi mugier , é 
con mió fijo el Infante Don Fernando en Castiella , en Toledo , en 
León, en Gallizia, en Sevilla, en Córdoba, en Murcia, en Jahen^ 
enBaeza, en Badalloz , é en el Algarve, otorgo este privilegio é 
confirmólo. =D. Sancho, electo de Toledo, Chanciller del Rey, 
conf.=D. Ffelipp, electo de Sevilla, conf.=D. Alfonso de Molina 
conf.=:D. Frederich conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Johan, Em- 
perador de Constantinopla é de la Emperadriz Donna Berenguella, 
conde Do, vasallo del Rey, conf.=D. Loys, fijo del Emperador é 
de la Emperadriz sobredichos. Conde de Belmont, vasallo del Rey, 
conf.=:D. Johan, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos, 
conde deMonfort, vasallo del Rey, conf.— D. Johan, Arzobispo de 
Santiago é Chanceler del Rey, conf.=D. Manuel conf.=D. Fer- 
rando conf.==D. Loys conf.=D. Aboabdile Abennacar, Rey de 
Granada vasallo del Rey , conf.=D. Mahomach Abenmahomach 
Abenhut, Rey de Murcia, vasallo del Rey, conf.=D. Abenmat- 
Ihoth, Rey de Niebla, vasallo del Rey, conf.=D. Gastón, Visconde 
de Beart, vasallo del Rey, conf.=D. Guy, Vizconde de Limoges, 
vasallo del Rey, conf.=Don Aparicio, Obispo de Burgos, conf.= 
D. Ferrando, Obispo de Falencia, conf.=D. Remondo, Obispo 



96 

deSegovia, conf.=:D. Pedro, Obispo de Siguenza, conf.=:ü. Gil, 
Obispo de Osma, conf.=D. Mathe, Obispo de Cuenca, conf.= 
D. Benito, Obispo de Avila, conf.=D. Aznar, Obispo de Cala- 
horra, conf.=D. Lope, electo de Cordova, conf.=D. Adara, Obis- 
po de Plasencia, conf.=D. Paschual, Obispo de Jahen, conf.=D. 
Frei Pedro, Obispo de Cartagena, conf.=D. Pedryvañez, Maestre 
de la orden de Calatrava, conf.=D. Ñuño González, conf.=D. Al- 
fonso López conf.=D. Simón Royz conf.=D. Ferrand Royz de 
Castro conf.=D. Pedro Nuñez conf.=D. Ñuño Guillen conf.=D. 
Pedro Guzman conf. = D. Rodrigo González, el niño, conf.=:D. 
Rodrigo Alvarez conf.=:D. Ferrand García conf.=D. Afonso Gar- 
cía conf.=D. Diego Gómez conf.=D. Gómez Royz conf.=D. Gu- 
tier Suarez conf.=D. Suer Tellez conf.=D. Martin, Obispo de 
León, conf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, 
Obispo de Camora, conf.^D. Pedro, Obispo de Salamanca, conf. 
=D. Pedro , Obispo deAstorga, conf.=D. Leonart, Obispo de 
Cibdat, conf.=:D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, 
Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=D. Johan, 
Obispo de Mendoñedo, conf.=:D. Pedro, Obispo de Coria, conf. 
=D. Frey Robert, Obispo de Silve, conf.:=D. Frey Pedro, Obis- 
po de Badalloz, conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de 
Santiago, conf.— D. Alfonso Ferrandez, fijo del Rey, conf.=D. 
Rodrigo Alfonso confirma. =D. Martin Alfonso conf.=:D. Rodrigo 
Gómez conf.=D. Rodrigo Frolaz conf.=D. Johan Pérez conf.=D. 
Ferrand Ivañez conf.=D. Martin Gil conf.=D. Gonzalvo Ramírez 
conf.=D. Rodrigo Rodríguez, conf.=D. Alvar Diaz conf.=D. 
Pelay Pérez conf.=D. Garci Ferrandez , Maestre de la Orden de 
Alcántara, conf.=:D. Martin Nuñez, Maestre de la Orden del Tem_ 
pie, conf.=:Gonzalvo Morant , Merino mayor de León, conf.= 
Roy Suarez, Merino mayor de Gallicia, conf.=D. Suero, Obispo 
de Camora é Notario del Rey en León, conf. = Garci Suarez, 
Merino mayor del regno de Murcia, conf.=Garci Martínez de To- 
ledo, Notario del Rey en Castiella, conf.=Roy López de Mendo- 



97 

za, Almirage de la mar, conf.==Sancho Martínez de Xodar, Ade- 
lantado de la frontera, conf.=Garci Pérez de Toledo, Notario del 
Rey en el Andalucía, conf.=Johan Pérez de Cuenca la escrivió 
el anno quarto que el Rey Don Alfonso regnó. 

XLV. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X , concediendo á la ciudad de 
Burgos el fuero real^ y varias franqueza^ á sus vecinos. 

Academia de la Historia. Colección del Marqués de Valdeflores , tomo I. 

Gonoscida cosa sea á todos los homes que esta carta vieren, co- ^^¿S.J""*' 
rao yo D. Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Gastiella, de To- 
ledo, de León, de Galicia , de Sevilla, deCordova, de Murcia, de 
Jaén. Por que fallo que la noble ciudad de Burgos que es cabeza de 
Gastilla no habían fuero cumplido por que se juzgasen asi como de- 
bien , é por esta razón venían muchas dudas é contiendas é muchas 
enmiendas á la justicia: Yo el sobredicho Rey Don Alfonso, queriendo 
sacar todos estos daños en uno con la Reyna Doña Violante, mi mu- 
ger , é con mi fijo el Infante Don Fernando , doles et otorgóles aquel 
fuero que yo fize con concejo de mi corte, escrito en libro é sellado 
con mío sello de plomo , que lo ayan el concejo de Burgos también 
de villas como de aldeas , por que se juzguen por el en todas cosas 
pora siempre jamas. E por les facer merced .por los muchos servi- 
cios que ficieron al muy noble é mucho alto é onrrado Rey Don Al- 
fonso, mi vísaguelo, é al muy noble é muy alto, é mucho onrrado 
el Rey Don Fernando mío padre , é á mi antes que regnase é des- 
pués que regné , doles é otorgóles estas franquezas, é mando que 
los cavalleros que tovieren las mayores casas pobladas en la villa 
con sus mugeres é con fijos , é los que non lobieren fijos con la 
compañía que tobieren, desde ocho días antes de Navidad fasta ocho 
días después de cinquesraa, loviere cavallo, e armas é ca vallo de 

TOMO 1. 43 



98 

treinta mai-avedis arriba , escudo , é lanza , é capielló de fierro é es- 
pada é loriga é brafoneras , é perpuntes que sean escusados de pe- 
cho , é por los otros heredamientos que tovieren en las otras villas 
de mis regnos que non pechen por ellos , é que escusen sus pania- 
guados é sus j uveros, é sus molineros, é sus ortolanos, é sus pas- 
tores que guardan sus ieguas é sus ganados, é sus amos é amas que 
crian sus fijos estos escusados que hovieren , si cada uno hobiere 
valia de cien mrs. en mueble é en raiz , é en quanto que hobiere ó 
dende aiuso , que le puedan escusar ; é si hobiere valia mas de cien 
mrs. que le non puedan escusar , é que peche al Rey. E quando el 
caballero moriere é fincare su muger, mando que aya aquella fran- 
queza asi como los otros cavalleros; é si casare con pechero que 
peche , é si la viuda fijos hobiere en su marido que sean de 
edad de diez é seis años. E si desque fueren de edad tovie- 
ren cavallos é armas, si ficieren fuero como los demás cavalleros, 
que ayan su honrra é su franqueza como los otros cavalleros , é si 
non, pechen. E otro si otorgo, que el concejo de Burgos que ayan 
sus montes é sus defesas libres é quitas asi como siempre las hobie- 
ron, é lo que dende saliere que lo metan en pro de su concejo, é los 
montaneros é defeseros que ficieren que los tomen á soldada, é que 
juren en concejo á los alcaldes, é que esta jura que la tomen los 
alcaldes en voz del concejo, é que guarden bien sus montes é sus 
defesas, é que toda quanta pro hy pudieren facer que la fagan , é lo 
que dende saliere que gelo den al concejo para meterlo en su pro 
pora lo que menester hubiere que pro sea del concejo. E el concejo 
que dé omes buenos de concejo á quien den quenta é recabdo los 
defeseros de lodo quanto tomaren cada año quando quier que gelo 
demandaren : et estos omes buenos que den fiadores que aquello 
que los montaneros les dieren que lo metan alia o el concejo man- 
dare que pro sea del concejo. E otro si , mando que los cavalleros 
que puedan facer prados é defesados en las sus heredades conosci- 
das pora sus bestias, é pora sus ganados, é eslas defesas que sean 
guisadas , é con razón por que non venga ende danno á los pueblos 



09 
E (lemas desto les otorgo que el anuo que el concejo de Burgos 
uere en la.huesle por mandado del rey , que non pechen marzadga 
aquellos que fueren en la hueste. E mando é defiendo que ninguno 
non sea osado de ir contra este privillegio deste mió donadlo , nin 
de quebrantarle, nin de minguarle en ninguna cosa, ca qual que- 
quier que lo ficiere abrie mi ira é pecharmie en coto diez mil mo- 
ra vedis, é al concejo de Burgos todo el danno doblado. E por que 
este privilegio sea firme é estable mándelo sellar con mi sello de 
plomo. Fecha la carta en Segovia por mandado del Rey , veinte é 
siete dias andados del mes de Julio en era de mil é doscientos é 
noventa é quatro annos. E yo el sobredicho rey Don Alfonso reg- 
nante en uno con la Reyna Doña Violante mi muger , é con el 
Infante D. Fernando en Castiella , en Toledo, en León, en Ga- 
licia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jaén, en Baeza, 
en elíAlgarve otorgo este privilegio é confirmólo. =D. Sancho, 
electo de Toledo é Chanceller del Rey, conf.=D. Phelipe, elec- 
to de Sevilla, conf.=D. Alonso de Molina conf.=D. Federi- 
que conf.=D. Johan, Arzobispo de Santiago é Ghanceller del Rey, 
conf.=D. Alonso, fijo del Rey D. Johan Emperador de Cons- 
lantinopla é de la Emperadriz Doña Berenguela , Conde Do , va- 
sallo del Rey, conf.=D. Lois, fijo del Emperador é de la Empe- 
radriz sobredichos , Conde de Belmont , vasallo del Rey , conf.= 
D. Johan, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos, 
Conde de Monfort, vasallo del Rey, conf.=D. Aboadíle Abenna- 
zar. Rey de Granada, vasallo del Rey, conf.=D. Mahomad Aben- 
mahomat Abenut, Rey de Murcia, vasallo del Rey, conf.=D. 
Abenmafot, Rey de Niebla, vasallo del' Rey, conf.==D. Gastón, 
Vizconde de Beart, vasallo del Rey, conf.=D. Gui, Vizconde de 
Limoges, vasallo del Rey, conf.=-D. Aparicio, Obispo de Burgos, 
conf.— D. Ferrando, Obispo de Falencia, conf.=D. Remondo, Obis- 
po de Segovia, conf.=D. Pedro,Obispo de Siguenga, conf.=D. Gil, 
Obispo de Osma, conf.=D. Mathe, Obispo de Cuenca, conf.=D. 
Benito, Obispo de Avila, conf.=D. Aznar, Obispo de Calahorra, 



\00 
conf.=D. Lope, electo de Cordova, conf.==D. Adam, Obispo de 
Placencia, conf.=:D. Pasqual, Obispo de Jahen, conf.=D. Fray Pe- 
dro, Obispo de Cartagena , conf.=D. Pedrivañez, Maestre de la Or- 
den de Calalrava, conf.=D. Martin Nuñez, Maestre de la Orden 
del Temple, conf.=D. Ñuño González conf. = D. Alonso López 
conf.=D. Simón Ruiz conf.=D. Alonso Tellez conf.=D. Fernán 
Ruiz de Castro conf.—D. Ñuño Guillen conf.=D. Pedro Guzman 
conf.==D. Rodrigo Gómez conf.=D. Rodrigo Alvarez conf.=D. 
Fernán García conf.=D. Alonso Garcia conf.=D. Diago Gómez 
conf.=D. Gómez Ruiz conf.=D. Gutierre Suarez conf.=D. Suer 
Tellez conf.=D. Martin, Obispo de León, conf.=rD. Pedro, Obispo 
de Oviedo, conf.t=D. Suero, Obispo de Zamora, conf.=D. Pedro, 
Obispo de Salamanca, conf.=:^D. Pedro, Obispo de Astorga, conf.=: 
D. Leonart, Obispo de Cibdad, conf.=D. Migael , Obispo de Lugo, 
conf.=D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, 
conf.=D. Johan, Obispo de Mondoñedo, conf.=D. Pedro, Obispo de 
Coria, conf.=D. Fray Robert, Obispo de Sil ve, conf.=D. Fray Pe- 
dro, Obispo de Radajoz, conf.=D. Pelay Pérez , ilaestre de la Or- 
den de Santiago, conf.=D. Garcia Fernandez, Maestre de la Or- 
den de Alcántara, conf.=D. Alfonso Fernandez, fijo del Rey, conf. 
=:D. Rodrigo Alonso conf.=D. Martin Alfonso conf.=D. Rodrigo 
Gómez conf.=D. Rodrigo Frolas conf.=D. Johan Pérez conf.=: 
D. Fernán Ivañez conf.=D. Martin Gil conf.=:D. Gonzalvo Ramí- 
rez conf.=D. Rodrigo Rodríguez conf.=D. Alvar Diaz conf.= 
D. Pelay Pérez conf.=Rui López de Mendoza, Almirage de la mar, 
conf.=Sancho Martínez de Xodar, Adelantado de la frontera , conf. 
^Gonzalo Morant, Merino mayor de León, conf.^rD. Garci Mar- 
tínez de Toledo, Notario del Rey en Castiella, conf.=Rui Suarez, 
Merino mayor de Galicia, conf.==D. Suero Obispo de Zamora, 
Notario del Rey en León , conf .=Garci Pérez de Toledo , Notario 
del Rey en el Andalucía , conf.=D. Garci Suarez , Merino mayor 
del reino de Murcia , conf.=Juan Pérez de Cuenca lo escrivió en 
el año quinto que el Rey D. Alonso regnó. 



XLVI. 

Carta del Reij D, Alfonso X á favor de la ciudad de Oviedo^ 

para que no se le menoscabase su fuero por los mil maravedís 

con que le sirvió por fonsadera. 



Academia de la Historia. Colección de D. Francisco Marlinez Marina , to- 
mo D 267, fol. 4). 



Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, ^ ,256.°^*^'^° *^* 
de León , de Galliza , de Sevilla , de Cordova , de Murcia é de Ja- 
hen. Al conceyo de Oviedo, salut é gracia. Vi vuestros homes 
buenos que me embiastes , é fecieronme entender que vos haviedes 
privilegios que diesedes al Rey por toda cosa doscientos maravedís 
cadaño é mais non, épediedesme merced que non menoscavasedes 
en nuestro fuero por los mil moravedis que me davades ogaño en 
razón de fonsadera , é yo bien vos digo que de tal guerra como 
fué esta que yo hobe ogaño , que ninguno home de mi regno non 
debe ser escusado de ir conmigo , he de me ayudar de lo que ho- 
viere; pero tengo por bien, é mando que quanto es por estos mil 
moravedis que me diestes, que non menoscabedes en vuestros fueros, 
é que los hayades cumplidamientre asi como los ante aviedes. Dada 
en Segovia, el Rey la mandó, siete dias de Agosto, era de mil dos- 
cientos é noventa é quatro años. Diego Canes la fizo. 



<02 



XLVIL 

Carta de convenio entre el arzobispo de Toledo D. Sancho de 
Castilla y su hermano el infante D. Fadrique sobre el modo 
con que se habia de administrar justicia á sus vasallos de 

Guadalajara, 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel , tomo DD 42 , fol. 209. 

"^je^tiembre ConosQuda cosa sea á quantos esta carta vieren como yo Infante 
Don Fredric, é yo Don Sancho por la gracia de Dios electo de To- 
ledo, primado de las Españas et chanceller del Rey, amos her- 
manos abenidos en uno , ponemos esta postura , que todos los pley- 
tos et las querellas que acaescieron fata el dia de oy , et las que 
acaecerán daqui adelant entre los nuestros vasallos de Guadalfaiara, 
et de so termino , et del arzobispado que anden por so fuero pri- 
meramiente, é que Domingo Pérez repostero mayor del electo Don 
Sancho que lo faga complir de parte del electo Don Sancho, en los 
vasallos del electo Don Sancho. Et otro si : que Matheo Pérez al- 
cayat de Guadalfaiara, por el Infante Don Fredric que lo faga con- 
plir de parte del Infant Don Fredric en los vasallos del Infant Don 
Fredric. El las otras cosas que non yazen en fuero que las sepan 
por verdal amos et que las fagan emendar de guisa , que les non 
mengue fuero et derecho. El nos el Infante Don Fredric el el electo 
Don Sancho que estemos por quanlo estos dos fizieren. Et mando 
yo el Infante Don Fredric á todos los mios vasallos de Guadalfaiara 
el de so termino et mando yo el electo Don Sancho á los mios va- 
sallos del argobispado, que estén por quanlo estos dos fizieren et 
mandaren; et el que non quisiere estar por quanlo ellos yudgaren 
et mandaren segund sobredicho es, al cuerpo el á quanlo oviessen 
nos lornariemos por ello, Et en cabo quanlo ellos mandassen et fi- 



103 

ziessen aquello vala. Et nos Don Pascual, por la gracia de Dios 
Obispo de Jahen, et yo Don Diago López de Salcedo, et yo Don Suer 
Tellez, et yo Don Henrrique Pérez e yo Garci Ferrandez de Escaño 
otorgamos esta postura en este fecho al Infante D. Fredric el ai 
electo Don Sancho , et mandamos que vala so aquella pena que les 
pusiemos que nos pusieron de estar por quanlo nos mandassemos. 
Et por que esto sea mas firme et no venga en dubda, yo el Infante 
D. Fredric et yo Don Sancho, por la gracia de Dios electo de To- 
ledo, primado de las Españas et chanceller del Rey, mandamos 
fazer dos cartas seelladas con nuestros seellos, la una que tenga yo 
el Infante Don Fredric é la otra que tenga yo el electo Don San- 
cho. Actum est hoc Sogobie XIIII dieSeptemb. era M.GC.LXXXX: 
quarla. 

De este documento, que existe original en el archivo de la Santa Iglesia 
de Toledo Z. 8. 6. i., penden dos sellos de cera, los dos de cinta de hilo 
blanco y azul. El de la derecha es redondo y grande, pero está casi todo 
el borde y orla quitado. En lo demás es de un relieve muy alto y primoro- 
so. La haz representa al infante armado á cavallo con morrión, escudo, cola 
de malla (que aun se percibe en el brazo derecho) y espada. En el escudo y 
jaez del caballo, castillos y leones. De la orla solo queda al principio: REG.. 

ALIE... Reverso {si no es que sea la haz) -f SIGIL 

STRIS y un castillo hermosísimo que conserva hoy hasta las divisio- 
nes de Jas filas de piedra de sillería y cada piedra de por si. 

El otro sello es también de cera como medio limón : no tiene sino una 
haz, en la que se vé la efigie de uno que parece santo, en pie , con vestido 
talar y un libro en las manos; sobre su cabeza hay una mano en ademan 
de señalar con el índice y junto á él en la orla dos letras ST : al lado dere- 
cho de la imagen hay un castillo ; al izquierdo un león. La orla dice : Sigi- 
llum Sancii TOLETAN IIIL sedis electi. En la parte convexa hay cinco se- 
Uitos en cruz como camafeos ; en el del medio se ve una cabeza de muger 
que parece la emperatriz Faustina, muger de M. Aurelio: los quatro del 
derredor son carros de dos caballos ó bigas: los cuatro son una misma cosa. 

{Nota delP. Burriel.) 



<0i 



XLVIII. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X , concediendo á la iglesia de 

Sevilla ciertos maravedises para el aniversario de su padre y 

por el diezmo del almoxarifazgo. 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel, tomo DD ii4, foK 184. 



26 de setiembre Conoscida cosa sea á todos los homes que esta carta vieren , co- 

de 1256. ' 

mo yo Don Alfonso , por la gracia de Dios , Rey de Castiella , de To- 
ledo, de León, de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia é de 
Jaliem , en uno con la reyna Doña Yiolant mi muger é con mió fijo 
Don Ferrando. Por gran sabor que he de heredar é de facer bien, 
é merced , é onrra á la eglesia cathedral de Sancta Maria de la no- 
ble cibdat de Sevilla la que ganó é fundó el mui noble é mucho alto 
é mucho onrrado el Rey Don Ferrando, mió padre, é yo con él, 
et la ganamos de moros, é la poblamos de chrislianos, al servicio 
de Dios é de la virgen gloriosa sancta Maria su Madre, é de la 
eglesia de Roma, é por honrra del mui noble é mucho honrrado 
el Rey Don Ferrando, mió padre, que yace y enterrado, é por su 
alma é por remission de mios pecados, do é otorgo al cabillo de la 
eglesia de sancta Maria de Sevilla la sobre dicha que aia por here- 
damiento para siempre jamas ocho mil é trecientos moravedis al- 
ffonsis, el pongogelos que los aia desta guisa , los cinco mil é tre- 
cientos moravedis les do en el mió almogarifazgo de Sevilla, é los dos 
rail moravedis en las mis rentas que me a á dar el rey de Granada, 
é los otros mili moravedis les do en el mió almoxarifazgo de Xerez, 
é los ocho mil moravedis alffonsis sobredichos mando que los aia 
el cavillo de la eglesia sobredicha desta guisa : que los partan en- 
tre si las personas é los canonges é los racioneros en prestamos, é 
en raciones assi como dice la ordenación que ficiemos en Valla- 



105 

dolit yo á Don Phelippe mió hermano con otorgamiento del deán é 
del Gavillo de la eglesia de Sevilla, é los trecientos moravedis al- 
ffonsis que son demás de los ocho mil moravedis do al cavillo de 
la eglesia sobredicha que parlan entre si los dias que ficieren el 
anniversario del mui noble é mucho alto é mucho honrrado el Rey 
Don Fernando, mió padre, é los cinco mil é trecientos moravedis 
alffonsis sobredichos que les pus en el mió almoxarifadgo de Se- 
villa, les do por razón de quanto diezmo avie de aver el cavillo 
sobredicho en todo el mió almoxarifadgo de Sevilla; é como quier 
que non valie tanto el diezmo que avie de aver el cavillo de la 
eglesia sobredicha , por facerlos bien é merced do les cinco mil é 
trecientos moravedis alffonsis sobredichos que los aia para siempre 
jamas, écon estos cinco mil é trecientos moravedis sobredichos es 
pagado el cavillo de la eglesia sobredicha de todo quanto diezmo 
avi aver en el almoxarifadgo de Sevilla de quanto quier que vala 
en todo tiempo para siempre jamas, é quando les diera yo hereda- 
miento en otra parte que les renda estos sinco mil é trecientos mo- 
ravedis que les yo do en el mió almoxarifadgo de Sevilla, el cabil- 
lo que lo tomen o gelo yo diere , é que me dejen estos mis sobredi- 
chos que tienen de mi en el mió almoxarifadgo de Sevilla: é mando 
é defiendo que ninguno non sea ossado de ir contra este mió previ- 
legio de este mío donadlo, nin de crebantarle, ni de menguarle en 
ninguna cossa , ca qualquier que lo fficiesse avrie mi ira é pechar- 
mie en cotto mil moravedis é al cavillo de la sobredicha eglesia 
todo el daño doblado: é por que este previiegio sea firme é estable» 
mandólo sellar con mió sello de plomo. Fecha la carta en Segovia 
por mandado del Rey, veinti seis dias andados del mes de Septiem- 
bre en era de mil é dosientos é noventa é quatro aiíos.=E yo so- 
bredicho Rey Don Alfonso , regnante en uno con la Reyna Doña 
Violant , mi muger , é con mi fixo el Inffante Don Ffernando en 
Castiella, en Toledo , en León, en Gallizia, en Sevilla, en Cordova, 
en Murcia, en Jahen, en Baega , en Badalloz é en el Algarbe, 
otorgo este previiegio é confirmólo. =D. Sancho, electo de Toledo, 

TOMO I. 14 



106 

é Chanciller del Rey, conf.=D. Phelippe, electo de Sevilla, conf. 
=D. Alphonso de Molina conf.=D. Frederich conf.=D. Johan, 
Arzobispo de Santiago é Chanceller delRey, conf.=D. Manuel 
conf.=D. Lois conf.=D. Alphonso, hijo del Rey Emperador de 
Gostantinopla é de la Emperatriz Doña Berenguela , Conde Do , va- 
sallo del Rey, conf.— D. Lois, fijo del Emperador é de la Empera- 
triz Doña Berenguela sobredichos , Conde de Belmont , vasallo del 
Rey, conf.=D. Aboadile Abenasar, Rey de Granada, vasallo del 
Rey, conf.=D. Mahomat AbenMahomat Abenchuc, Rey de Mur- 
cia, vasallo del Rey, conf.=D. Abenmafot, Rey de Niebla, va- 
sallo del Rey, conf. =D. Gastón, Visconde deBeart, vasallo del 
Rey, conf.=D. Guy, Visconde de Limoges, vasallo del Rey, conf. 
= D. Aparicio, Obispo de Burgos , conf.=D. Ffernando, Obispo 
de Falencia, conf. =D. Remondo, Obispo de Segovia, conf.=:D. 
Pedro, Obispo de Seguensa, conf.=D. Gil, Obispo de Osma, conf. 
=D. Mathe, Obispo de Cuenca, conf.=D. Benito, Obispo de 
Avila, conf.=D. Asnar, Obispo de Calahorra, conf.=D. Lope, 
Electo de Córdoba, conf.=D. Adam, Obispo de Plasencia, conf.=: 
D. Pasqual, Obispo de Jahen, conf.=D. Frei Pedro, Obispo de 
Cartagena, conf.=D. Perivañez, Maestre de la Orden de Calatra- 
va, conf.=D. Ñuño González, conf.=D. Alphonso López conf.=: 
D. Simón Rois conf.=D. Alphonso Tellez conf.=D. Fernando Rois 
de Castro conf.=D. Pedro Nuñez conf.=D. Ñuño Guillen conf.= 
D. Pedro Guzman conf.=D. Rodrigo Gonzales , el niño, conf.= 
D. Rodrigo Alvares conf.=D. Fernando García conf.=D. Alphon- 
so Garcia conf.=D. Diego Gómez conf.=D. Gomes Rois conf.= 
D. Guter Suares conf.=D. Suer Tellez conf.=D. Martm, Obispo 
de León, conf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, 
Obispo de Zamora, conf.=D. Pedro, Obispo de Salamanca, conf. 
=D. Pedro, Obispo de Astorga, conf.=D. Leonardo, Obispo de 
Cibdad, conf.=D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, Obis- 
po de Orens , coDf.=D. Gil , Obispo de Tui, conf.=D. Johan, Obis- 
po de Mendonedo, conf.=:D. Pedro, Obispo de Coria, conf.=D. 



407 

Freí Rubert, Obispo de Silve, conf.=D. Frei Pedro, Obispo deBa- 
dalloz, conf.=:D. Pelai Pérez, Maestre de la Orden de Santia- 
go, conf. =D. García Fernandez, Maestre de la Orden de Al- 
cantara, conf.=D. Martin Muñiz, Maestre de la Orden del Tem- 
ple, conf.=D. Alfonso Ferrandez, fijo del Rey, conf.=D. Rodrigo 
Alfonso conf.=D. Martin Alfonso conf.=D, Rodrigo Gómez conf. 
=D. Rodrigo Floras conf.=D. Johan Pérez conf.=D. Fernand 
Ivañez conf.=:D. Martin Gil conf.=D. Gonzalo Ramiros conf.==: 
D. Rodrigo Rodrigues conf.=D. Alvar Diaz conf.=:D. Pelay Pé- 
rez conf.=D. Ferrando Gonzalos de Rojas, Merino mayor de Cas- 
liella, conf. =D. Rui López de Mendoza, Almirage déla mar, 
conf.=:D. Gonzalo Moranl, Merino mayor de León, conf.=D. Gar- 
cia Suarez, Merino mayor del reyno de Murcia, conf.— D. Sancho 
Martínez de Xodar, Adelantado de la Frontera, conf.=D. Suero, 
Obispo de Zamora, Notario del Rey en León, conf.=D. Garcia 
Martínez de Toledo, Notario del Rey en Castiella, CGnf.=D. Garcia 
Pérez de Toledo , Notario del Rey en el Andalucía, conf.— Alvar 
Garcia de Ffromesta la escribió el año quinto que el Rey D. Al- 
phonso regnó. 

XLXIX. 

Carta del Rey D. Alfonso X , concediendo á su hermano Don 
Sancho , Arzobispo de Toledo, seis mil maravedises alfonsies en 

cada un año. 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel. DD 42 , fol. 15. 

Conoscida cosa sea á todos quantos esta carta vieren como yo<"^^gOciubredc 
D. Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de 
León, de Gallicia, de Sevilla, de Gordova, de Murcia et de Jahen: 
Pongo al Infante Don Sancho, mío hermano, electo de Toledo, et 
mió chanceller que tenga de mi cada anno por gracia seys mil mo- 



408 

ra vedis alfonsis, et estos moravedis le daré yo cada año muy bien,; 
si Dios quisiere. Et otorgo que en la primera tierra, ó en las pri- 
meras rentas que me. salieren en que gelas pueda dar, que se los 
ponga hy como los haya bien parados. Dada en Segovia, el Rey la 
mandó el primero dia de Octubre. =Gulier González la íizo por man- 
dado de Don Garcia Martínez, Notario del Rey, en era de mili el 
ce. novaenta et quatro años. 



2 «le marzo de 
4257. 



Carta del Rey D, Alfonso X, mandando á los poseedores de 
tierras en el reino de Murcia y a los que recaudasen sus ren- 
tas, pagasen el diezmo al obispo é iglesia de Cartagena, 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las igle- 
sias de España, tora. XII, fol. 481 v. 

Don Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castiella , de Toledo, 
de León , de Gallicia , de Sevilla , de Cordova , de Murcia é de Ja- 
hen: A todos los christianos herederos de tierra de Murcia, ricos 
homes, ordenes, cavalleros, é á todos los alcaides de los castiellos, 
é á todos los arrendadores é almojarifes, é á los otros qualesquier 
que reciban las rendas de los castiellos de los herederos de la con- 
quista del reyno de Murcia , salut é gracia. Mandovos firmemientre 
que dedes los diezmos al Obispo é á la eglesia de Cartagena , de 
todo aquello que recibides por razón de la tierra , del pan , é del 
vino, é del olio, é del almagran, é de los almarjales, é de los ga- 
nados, é de todas las otras cosas de que christianos suelen dar 
diezmo, é non fagades end ál, ca quiquier que end ál íiciese 
pesarmie , é ge non lo consintira. Et mando al mió merino de lá 
tierra que si alguno dar non gelo quissiere, que el que gelo faga 
luego dar, también del anno que es pasado, como daqui adielante. 
Dada en Lorca: el Rey la mandó, dos días de Marzo, era de mili é 



10» 

doscientos é novaenla é cinco annos. Johan Roiz la fizo por man- 
dado de Don Garcia Pérez, Notario del Rey. 

Carta del Rey D. Alfonso X a los concejos de Cartagena, Mur- 
cia, Muía, Alicante y a los pobladares cristianos del reino de 
Murcia para que paguen diezmos de sus frutos y ganados al 
Obispo é iglesia de Cartagena. 

Academia de la Hisloria. Colección de privilegios y escrituras de las igle- 
sias de España, lom. XII, fol. 319. v. 

Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, * fe""*"" ***" 
de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia é de Ja- 
hen: A los concejos de Cartagena, é al de Murcia, é al de Muía 
é al de Alicante é á todos los otros logares que son poblados de 
Xptianos é á todos los herederos que son en la conquista de Murcia, 
solut é gracia. Mandamos vos , que dedes los diezmos al Obispo é 
á la eglesia de Cartagena de pan , é de vino , é de olio , é de figos, é 
de todos los otros frutos que nasen de la tierra , é de los ganados, 
é de todas las otras cosas que christianos deben á dar diezmo, é non 
fagades end ál ca quien quier que end ál ficiesse, pesarmie, é sobre 
la pena que debe aver de la eglesia , mando al mió merino que los 
peyndre, é que gelo faga dar. Dada en Lorca: el Rey la mandó, 
quatro dias de Marzo en era de mili é docientos é novaenta é cinco 
annos.=Gomez Domínguez de Cuellar la escrivió por mandado de 
D. Garci Pérez, Notario del Rey. 



no 

LII. 

Carta del Rey D. Alfonso a los ricos homes, órdenes , alcai- 
des de castillos y poseedores de tierras del reinó de Murcia 
- para que paguen diezmos a la iglesia de Cartagena. 

Academia de la Historia: Colección de privilegios, y escrituras de las iglesias 
de España, lom. Xü, fol. 316. v'v 'j Ov' t-V" . 

5 de^marzo de j)q^ Alfoiiso poF la gracia de Dios Rey de Castiella , de Toledo, 
de León, de Gallicia, de Sevilla, de Gordo va, de Murcia et de Ja- 
hen : A todos los christianos herederos de tierra de Murcia , ricos 
homes, ordenes, ca valleros, concejos é á todos los alcaydes de los 
casliellos, et á todos los arrendadores et almojarifes , é á los otros 
qualesquier que reciban las rendas de los castiellos de los herederos 
de la conquista del reyno de Murcia , salut et gracia. Mando vos 
firmemienlre que dedes los diezmos al Obispo é á la eglesia de 
Carlhagena de todo aquello que recivides por razón de la tierra, et 
del pan, etdel vino, é del olio, é de los figos, é del almagran, 
é de los almarjales, é de los molinos, é de los fornos, é de los ga- 
nados, é de las otras animalias, é de todas las cosas que christia- 
nos deben dar diezmos , que lo dedes daqui adelante , é de los an- 
nos que son pasados. Ond ál non fagades, ca qui quier que end 
ál ficiesse , pesarmie , é non gelo consintira. Et mando al mió me- 
rino de la tierra que si alguno dar non gelo quisiesse, que el que 
gelo faga dar luego. Dada en Lorca: el Rey la mandó , cinco dias 
andados del mes de Marzo , era de mil é docientos é novaenta é 
cinco annos. Gómez Domínguez de Cuellar la escrivió por mandado 
leD. Garci Pérez, Notario del Rey. 



1H 



luí. 



Donación que hizo el Rey D. Alfonso á D. Pedro, Obispo de 

Cartagena, de un real con su huerta que poseyó en Lorca el ir- 

raez Almonara. ^oííoifeidoíi : ■ < 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las igle- 
sias de España^ tom. XII, fol. 483. 

Conozciida cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren, cue- 23 de marzo de 
mo yo Don Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castiella , de To- 
ledo, de León, de Gallisia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia é 
de Jalien , en uno con la Reyna Doña lolant mi mugier é con mió 
fijo el infante Don Ferrando, do é otorgo á vos Don Pedro, por la 
gracia de Dios Obispo de Cartagena , un real con su huerta en 
Lorca que fué del Arraes que dicen Almenara, que es só el casti- 
llo á los fornos de yesso; et dovosle con sus entradas, é con sus 
saludas , é con todas sus pertenencias ; quel ayades libre é quito 
por juro de heredad pora siempre iamas, pora dar, pora vender, 
pora comprar , pora enagenar , é pora facer del é en el todo lo que 
vos quisieredes como de lo vuestro mismo. Et mando é defiendo 
que ninguno non sea osado de ir contra este privilegio de este mió 
donadlo, nin de crebantarlo , nin de minguarlo en ninguna cosa, 
ca qualquier que lo ficiese avrie mi ira, é pecharmie en coto mili 
mrs. é á vos todo el danno doblado. Et por que este privilegio sea 
firme é stable , mándelo seellar con mió seello de plomo. Fecha la 
carta en Lorca por mandado del Rey, XXIII dias andados, del mes 
de Marzo, en era de mili é doscientos é novaenta é cinco anuos; et 
yo sobredicho Rey Don Alfonso , regnant en uno con la Reyna Don- 
na lolant mi mugier, é con mi fixo el infante Don Ferrando en Cas- 
tiella , en Toledo , en León, en Gallicia, en Sevilla, en Cordova, 



112 

en Murcia, en Jahen, en Baeza, en Badalloz, éen el Algarve, otor- 
go este privilegio é confirmólo. =Don Alfonso, fijo del Rey Juan 
Dacre Emperador de Constantinopla é de la Emperadriz Doña Be- 
renguela, Conde Do, vassallo del Rey, conf=D. Lois, fijo del Em- 
perador é de la Emperadriz sobre dichos. Conde de Belmont, vassa- 
llo del Rey, conf.==D. Johan, fijo del Emperador é de la Empera- 
driz sobredichos , Conde de Monlbrt , vassallo del Rey , conf.=D. 
Mahomat Abenmaomat Abenhut , Rey de Murcia, vassallo del Rey, 
Gonf.=D. Gastón, Visconde de Beart, vassallo del Rey, conf.=D, 
Gui, Yisconde deLimoges, vassallo del Rey, conf.=D. Aboabdille 
Abenagar, Rey de Granada, vassallo del Rey, conf.=D. Aben- 
raahfot, Rey de Niebla, vassallo del Rey, conf.=D. Sancho, Electo 
de Toledo é Chanceler del Rey, conf.=:D. Philip, Electo de Sevi- 
lla, conf,=:D. Johan, Arzobispo de Santiago, Chanceler del Rey, 
conf.=D. Alfonso de Molina conf.^D. Fredrich conf.=D. Ma- 
nuel conf.=D. Ferrando conf.^D. Lois conf . = D. Apparicio, 
Obispo de Burgos, conf.=D. Ferrando, Obispo de Falencia, conf. 
=D. Remondo, Obispo de Segovia, conf.=D. Pedro, Obispo de 
Siguenza, conf.=D. Gil, Obispo de Osma, conf.=D, Matlie, Obis- 
po de Cuenca, conf.==D. Benito, Obispo de Avila, conf.=D. Az- 
nar. Obispo de Calahorra, conf.=D. Lop, Obispo electo de Cor- 
dova, conf.=D. Adam, Obispo de Placencia, conf.=D. Pasqual, 
Obispo de Jahen, conf.==D. Frei Robert, Obispo de Silve, conf. 
=D. Frei Pedro, Obispo de Cartagena, conf.=D. Pedryvannes, 
Maestre de la Orden de Calatrava, conf.=D. Martin , Obispo de 
León, conf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, Obis- 
po de Zamora, conf.=D. Pedro, Obispo de Salamanca, conf.=D. 
Pedro, Obispo de Astorga, conf.=D. Leonart, Obispo de Cibdat, 
conf.— D. Migael, Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, Obispo de 
Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=D. Johan, Obispo 
de Mondoñedo, conf.=D. Pedro, Obispo de Coria, conf.=D. Frei 
Pedro, Obispo de Badalloz, conf.=:D. Pelay Pérez, Maestre de 
la Orden de Santiago, conf.=D. Garci Ferrandez, Maestre de la 



M3 

Orden de Alcántara, conf.==D. Nunno González conf.=D. Alfonso 
López conf.=D. Simón Rolz conf.=D. Alfonso Tellez conf.=D. 
Ferranl Roiz de Castro conf.=D. Pedro Nunnes conf.=D. Nunno 
Guillen conf.=D. Pedro Guzman conf.=D. Rodrigo González, el 
nimio , conf.=D. Rodrigo Alvarez conf.^D. Ferranl Garcia conf. 
«=0. Alfonso Garcia conf.==Diago Gómez conf.=D. Gómez Roiz 
conf.=D. Gutier Suarez conf.=D. Suer Tellez conf.^-D. Alfonso 
Ferrandez, fijo del Rey, conf.==D. Rodrigo Alfonso conf.=D. 
Martin Alfonso conf.=D. Rodrigo Gómez conf.=D. Rodrigo Fro- 
laz conf.:=D. Jolian Pérez conf.=D. Ferranl Ibañez conf.==D. 
Martin Gil conf.==D. Gonzalvo Ramírez conf.=D. Rodrigo Rodrí- 
guez conf.=D. Alvar Diaz conf.=D. Pelay Pérez conf.=D. Roi 
López de Mendoza, Almirage de la mar, conf.:=::D. Sancho Mar- 
tínez de Xodar, Adelantado de la frontera, conf.=D. Garci Pérez 
de Toledo, Notario del Rey en el Andalucía, conf.==D. Ferranl 
González de Roias, Merino mayor de Castiella, conf.=-D. Garci 
Suarez, Merino mayor del regno de Murcia, conf.^D. Garci Mar- 
tínez de Toledo, Notario del Rey en Casliella, conf.=:D. Gonzalvo 
Morant, Merino mayor de León, conf.=D. Ruy Garcia Troco conf. 
=D. Cuero, Obispo de Zamora, Notario del Rey en León, conf.= 
Gómez Domínguez de Cuellar la escrlvló el anno quinto que el 
Rey D. Alfonso regnó. 

NOTA . El original escrito en pergamino, existente en el archivo de la 
Santa Iglesia de Cartagena, tiene un signo rodado pintado de colores con 
una cruz en medio y dos letreros por orla, de los cuales el de dentro dice: 
Signo del Rey Don Alfonso: y el de fuera , el Alferecía del Rey vaga.=D. 
Juan Garcia, mayordomo de la corte del Rey, la conf. Tiene también pen- 
diente de filos de seda colorada, amarilla y blanca un sello de plomo con 
un castillo por la una parte , y por la otra un león ; y por orla en ambas un 
letrero que dice : S. Alfonsi illustris Regis Castelle et Legionis. 



TOMO I. 15 



!14 

LIV. 

Escritura de arriendo de los mortuorios y caloñas del alfoz de 

Nora á Nora hecha por el concejo de Oviedo a famr de Don 

Pedro Geraldiz y su muger Doña Marina Martinez. 

Academia de la Historia. Colección de D. Francisco Martinez Marina, tom. 
D 267 , fol. 50. 

*o^¿« í?°*<> ^^ In nomine Domini amen. Sabant todos por isti scripto, que nos 
conzello de Oviedo arrendamos á vos, D. Giraliz Cambiador, et á 
vuestra muller Doña Marinna Martiniz , é la nuestra alfoz de Nora 
Nora con morlorios et con calonnas, et con los XXX ss. de Lato- 
res et con na bienfetria de Yillarmil , et con sos derechos, asi con- 
rao la nos Lavemos , et nos pertenez , et pertenecer debe , salvos 
los ce. mrs. que nos debent dar de la alfoz cada anno por foro á 
fiesta de Sant Martino , que vos non melemos en esta rienda , et 
salvo otro si las heredades rengalengas que debe D. Pedro Guteriz 
sacar pora nos, asi como diz la caria que con elli habernos see— 
liada de nuestro seello pendiente, et salvo otro si pora nos concello 
el tercio que nos debent dar de Nora á Nora , de lo que nos el Rey 
per avenluria imbias pedir también si fos contra foro, como de 
costas que nos feciesemos por mantener foro , asi conmo diz la carta 
que con ellos habernos, salvos estos CC. mrs. devan dichos, et 
las heredades rengalengas que debe D. Pedro Guteriz sacar pora 
nos Concello, et .salvo el tercio de lo que nos el Rey imbias pedir, 
lio de las costas que ficiesemos por mantener foro que nos deben 
dar de Nora á Nora, asi como asi como ya dicho ie. Todas las cos- 
tas que á nos h¡ perlenescent et perlenescer debent pus razón de 
alfoz, como lo nos habemos arrendamoslo á vos D. Pedro Giraliz 
el á vuestra mullier Doña Marinna Martiniz de esta fiesta de Sant 
Martino primero bien ata cinco anos complidos, por ciento libras 



115 

tie boaos dineros leoneses que nos diesles por enl aunadamienlre 
por rienda de todos estos cinco annos ya dichos , de que somos 
bien pagados de vos, el dia que esta carta partimos convusco, et 
debedes andar hi bien et lealmentre, et debedes meter hi onme 
que ande, hi de vuestra mano , que non sea morador de Quilos, 
nen de la alfoz de Nora á Nora, et que ande hi bien et lealmentre, 
et si danno he manfetria fecier en na alfoz , que vos lo enmendé- 
des hi é lo melloredes por el perforo, et per derecho. Hie si dientro 
estos V anos dalguna cosa acaescies per que esta alfoz que arrenda-r 
mos á vos, asi como ya dicho yé, vos fose embargada, ho con- 
trariada , nos otorgamos salvarla et guarirla á vos con derecho. 
Hi por tal que todo esto sea creudo, et que non venga en dunda, 
nos, conzello, mandamos á nuestros juices nomnados D. Nicolao 
Guión et D. Pedro Fernandiz Bermudiz , que posiesent el nuestro 
seello en estacarla en teslemuño. Hie nos, D. Nicolao Guión et D. 
Pedro Fernandiz, juices ya dichos, per mandado del conzello 
posiemos en esta carta el sello del concello. Hie yo D. Pedro Gi- 
raliz, conmia muUier Doña Marinna Martiniz, otorgamos esto asi 
como esta carta denuncia. Facta carta, Xí dias por andar del 
mes de Junio, era MCCLXXXXV.==Rodrigo Martin, Escrivan del 
concello. 

LV. 

Privilegio del Rey D. Alfonso Jí, concediendo á los morado- 
res del alcázar de la villa de Requena el fuero de Cuenca y 
' varias franquezas. 

Academia de la Historia. E 126 , fol. 164. 

Conocida cosa sea á todos los omes que esta carta vieren co- -» de agosto 
mo nos Don Alfonso por la gracia de Dios Rey de Casliella, de 
Toledo, de León, de Galicia', de Sevilla, de Cordova, de Murcia, 
et de Jahen, en uno con la Reyna Doña lolant mi mugier ^\x% 



116 

nuestro fijo el Infante Don Fernando: Entendiendo que es servicio 
de Dios, et á pro de nos, el á guarda de nuestra tierra, poblamos 
de christianos el alcázar nuestro que es en la villa de Reque/te. Et 
otrosi les damos á poblar las nuestras casas de la villa que son del 
nuestro almacén , et las heredades que pertenecen á nos , por esta 
razón misma también lo que nos hy habemos agora como lo que 
habremos daqui adelante que sea partido entrellos por cavallerias 
et por peonías ; et sobre todo aquesto les damos que compren here- 
damientos de los moros daquellos que lo vender quisieren sin fuerza 
et sin premia, el ca vallero et el escudero fidalgo fasta en ciento é 
cincuenta moravedises alfonsis, et el cavallero cibdadano en cien 
moravedises , et el peón fasta en cincuenta moravedises: et tenemos 
por bien et mandamos que pueblen hy treinta cavalleros et es— 
cuderos fijos dalgo , et otros treinta cavalleros cibdadanos, et peo- 
nes cuantos Jiy copieren, también en el alcázar, como en las casas, 
et en el heredamiento del nuestro almacén , como en las aldeas 
de Requena , et en el heredamiento que pertenece á nos por qual 
manera quier que sea; et todo esto les damos á estos pobladores so- 
bredichos, et á los que hy serán daqui adelante moradores que lo 
hayan al fuero de Cuenca. Et todos estos heredamientos sobredi- 
chos que les damos, et los que les dieremos daqui adelante, ó lo 
quellos pudieren haver derechamente en la villa de Requena, otor- 
gamos que los hayan libres et quitos, ellos et sus fijos, et sus nietos 
et los que dellos vinieren que lo suio ovieren de heredar con mon- 
tes , con fuentes , con rios , con pastos, con entradas et con salidas, 
et con todos su términos, et con todas sus pertenencias, assi como las 
ha la villa de Requena, et los deve haber; pero en tal manera que 
lo non hayan poder de lo vender , ni de lo empeñar , ni de lo ena- 
genar del dia que este nuestro privilegio fuere fecho fasta diez 
años; et de los diez años adelante que fagan dello todo lo que qui- 
sieren como de lo suyo mismo. Et en todo esto que les damos por 
facerles mas de bien et de merced excusárnoslos de todo pecho , el 
de fonsado, et de fonsadera , et de toda facendera , et de lodo pedi- 



117 

do. Onde qualquier que contra esto les pasare , habrie nuestra írar 
et pechárnosle en coto mil moravedises , et á ellos todo el danno 
doblado. Et por que este privilegio sea firme et estable, mandárnosle 
seellar con nuestro seello de plomo. Fecha la carta en Atienza, por 
mandado del Rey, quatro dias andados del mes de Agosto en era de 
mili doscientos noventa et cinco años. Et nos el sobredicho Rey D. 
Alfonso, regnant en uno con la Reyna Doña Yolant mi mugier, et 
con nuestro fijo el infante D. Fernando, en Castiella, en Toledo^ 
en Gallicia , en Sevilla , en Murcia , en Jahen , en Baeza , en Va- 
dalloz é en el Algarve, otorgamos este privilegio é confirmamoslo. 

LVI. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X dando á la iglesia de Cuenca, 
en recompensa del pórtadgo de Paracuellos, las salinas de Val- 
tablado^ Valsalobre y Beamud, 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tom. DD 90 , fol. 271 v. 

Conoszuda cosa sea á todos los omes que esta carta vieren cuemo » í^;f°^** ^^ 
ante nos Don Alphonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella , de - 

Toledo, de León, de Galiisia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia 
et de Jahen , vinieron los cavalleros et los homes bonos de Cuenca 
et querellaronsenos de como el Obispo et el cavillo de la eglesia de 
Cuenca les tomaban pórtadgo por razón del castillo de Paracuellos 
de los ganados que leva van vender á tierra de moros , é de los ga- 
nados de los estremos que vendien á los moros , et del otro pór- 
tadgo que les tomaban en Cuenca , et en Moya , et en Alarcon , et 
en otros logares o non devien, et como non devien; é nos habiendo 
savor que cada una de las partidas oviesen sus derechos é non fi- 
ciesen tuerto los unos á los otros, ficiemos llamáronte nos á D. 
Mathe, por la gracia de Dios Obispo de Cuenca, et mostráronle las 
querellas que el conceio de Cuenca avien del et del cavillo de su 



418 

eglesia ; et el Obispo mostrónos privilegios que avien del Rey D. 
Alfonso, nuestro visabuelo, et del Rey D. Fernando nuestro padre, 
de comol dieron portadgo en el castillo de Paracuellos ; et nos oy- 
das las querellas de los cavalleros, é délos ornes bonos de Cuenca, 
et vistos los privilegios que el Obispo, et el cavillo de Cuenca avien 
sobre razón de aquel portadgo, oviemos nuestro conceio con ricos 
homes é con otros ornes sabios que eran liy connusco, et toviemos 
por bien de acrescer, et de mejorar el bienet la merced que el 
Rey D. Alphonso nuestro visabuelo, et el Rey D. Fernando nues- 
tro padre, ficieron á la eglesia de Cuenca, et otrosi de facer gracia 
et de sacar de penna al conceio de Cuenca , et de Moya , et de 
Alarcon, et á todos los otros que daban hy portadgo de nuestro 
señorio, et de nuestros regnos, et de fuera de nuestros regnos, por 
razón del castillo de Paracuellos : et por esto diemos al Obispo et 
al cavillo de la eglesia de Cuenca los nuestros pozos del agua por 
facer sal que nos haviemos en Valtablado , et en Valsalobre et en 
Reamut con quatro yugadas de heredad pora pan á año et vez , las 
dos yugadas en Valtablado , et la una yugada en Valsalobre et la 
otra en Reamut , á la una partida de cada pozo , enguisa que non 
embargue las entradas, nin las salidas, á los ganados de Cuenca, nin 
á los otros ganados, que han hy de pacer. Et esto les damos por 
camio del portadgo sobredicho del castillo de Paracuellos ; et por 
que el Obispo et el cavillo de Cuenca nos renunciaron, é nos deja- 
ron el portadgo sobredicho que tomaban del castillo sobredicho de 
Paracuellos , et el derecho que hy avien por razón de los privile- 
gios sobredichos, ó por qual razón quier que algún derecho hy 
oviesen , nos dárnosles los nuestros pozos del agua pora facer sal 
con las quatro yugadas de heredat , asi como sobredicho es , pora 
siempre jamas perjuro de heredat, con sus entradas , et con sus 
salidas , pora dar , pora vender , pora empeñar , pora camiar , pora 
enagenar, et pora facer de ello, et en ello, todo lo que ellos qui- 
sieren como de lo suyo mismo; et aun porque el Obispo et la egle- 
sia de Cuenca ayan mas pro el mayorbien de los sobredichos po- 



119 

zos con la heredad que nos les damos por camio del porladgo del 
castillo de Paracuellos , tenemos por bien et mandamos , que lleven 
á vender la sal de estos lugares sobredichos por todo el obispado 
de Cuenca , et la sal de estos lugares que se venda al fuero que se 
vende la sal de las nuestras salinas del obispado de Cuenca , et 
que no se venda á mas , et diemosles al Obispo et al cavillo de 
Cuenca en este año que el camio se fizo pora . . . . , et pora la- 
brar estos pozos sobredichos del agua pora facer sal sexcienlos 
moravedis en dineros. Et por mas guardar el bien é la pro del Obis- 
po et del cavillo de la eglesia de Cuenca , otorgamos et confirma- 
mosles los privilegios del Rey D. Alphonso nuestro visabuelo en que 
les dio los dos castillos, Paracuellos et Monteagudo con sus térmi- 
nos, asi como los privilegios dicen, et asi como el Rey D. Fernando 
nuestro padre los confirmó por su privilegio , sacado ende las sa- 
linas de Monteagudo si non trecientos moravedis que han en ellas 
cada año , et el portadgo que dice en los privilegios sobredichos 
que se tomaban por razón del castillo sobredicho de Paracuellos, 
el qual porladgo nos havemos tollido, é haviemos dado camio por 
ello al Obispo et al cavillo de la eglesia de Cuenca los pozos del 
agua pora facer sal , con las quatro yugadas de heredat , asi como 
sobredicho es en esta carta. Et nos D. Mathe, por la gracia de 
Dios Obispo de Cuenca , et el cavillo de ese mismo logar , enten- 
diendo el bien et la mercet que el Rey D. Alphonso nuestro señor 
nos fizo , gradecemoslo mucho á Dios et á el , et recibimos el camio 
que nos el da de estos pozos del agua pora facer sal , et de las 
quatro yugadas de heredat sobredichas por el portadgo del castillo 
de Paracuellos, et renunciamos et delexamos por nos, et por todos 
nuestros succesoros, el sobredicho portadgo, et todo el derecho que 
nos hy haviemos é haber debemos por razón de los privilegios so- 
bredichos del Rey D. Alfonso su visabuelo, et del Rey D. Fer- 
nando su padre , quier por posesión ó por qual razón quier 
que nos hy oviesemos derecho alguno, et otorgamos et recebimos 
este camio et este pagamento, que el Rey D. Alphonso et nuestro 



Í20 

señor nos da , asi como sobredicho es , en esla carta , el por que 
esto sea firme el mas estable, el non venga en dubda, nos sobre- 
dicho Rey D. Alfonso, el nos D. Mathe, Obispo de Cuenca, é el 
deán é el cavillo de ese mismo logar mandamos ende facer tres car- 
tas partidas por A. B. G. en esta razón sobredicha, la una que 
tengamos nos el sobredicho Rey D. Alphonso, et la otra que ten- 
gamos nos D. Mathe, el sobredicho Obispo et el cavillo de Cuen- 
ca, et la otra que tenga el conceio de Cuenca. El nos Rey D. Al- 
phonso el sobredicho mandamos poner en esta carta nuestro sello 
de plomo. Et nos D. Mathe, el sobredicho Obispo de Cuenca, es- 
cribiemos nuestro nombre con nuestra mano propia en esta carta, 
et pusiemos en ella nuestro sello , el el cavillo de ese mismo logar 
pusieron en ella su sello , el las personas escribieron sus nombres 
con sus manos propias en esta caria, asi como de yuso son escritas. 
Fecha la carta en Alienza , domingo cinco dias andados del mes de 
Agosto en era de mili el docientos el noventa et cinco años.=Nos 
Malheus, Dei gratia, Conchensis episcopus subscribimus , et con- 
firmamus.=:Ego Magister Rodericus Conchensis Archidiaconus The- 
saurarius Toletanus confirmat.=Ego Gundisalvus Garcie Contor 
Conchensis subcribo, el confirmo. =Ego Marlinus Gundisalvi Ar- 
chidiaconus Alarconi subscrivo et confirmo. =Ego Martinus The- 
saurius subscrivo et confirmo. =Nos Didacus, Dei gratia Toletane 
sedis electus, Hispaniarum primas, Domini Regis Cancellarius, De- 
canus Conchensis confirmal. =Ego Villelmus Optensis Archidiaco- 
nus susbscrivo et confirmo. =Ego Didacus Petri, Rodericus Rode- 
rici Conchensis Archidiaconus subscrivo et confirmo. =Ego Pira- 
lealius magisler scolarum subscrivo, el confirmo. 



M3 

Orden de Alcántara , conf.==D. Nunno González conf.=D. Alfonso 
López conf.=D. Simón Roiz conf.=D. Alfonso Tellez conf.=D. 
Ferranl Roiz de Castro conf.=D. Pedro Nunnes conf.=D. Nunno 
Guillen conf.==D. Pedro Guzman conf.=:í=ü. Rodrigo González, el 
ninno , conf.=D. Rodrigo Alvarez conf.=D. Ferrant Garcia conf. 
«=D. Alfonso Garcia conf.=Diago Gómez conf.=D. Gómez Roiz 
conf.=D. Gutier Suarez conf.=D. Suer Tellez conf.=D. Alfonso 
Ferrandez, fijo del Rey, conf.=D. Rodrigo Alfonso conf.^D. 
Martin Alfonso conf.=D. Rodrigo Gómez conf.=D. Rodrigo Fro- 
laz conf.=:D. Johan Pérez conf.=D. Ferrant Ibañez conf.=D. 
Martin Gil conf.==D. Gonzalvo Ramírez conf.=D. Rodrigo Rodrí- 
guez conf.=D. Alvar Diaz conf.=D. Pelay Pérez conf.=D. Roi 
López de Mendoza, Almirage de la mar, conf.=D. Sancho Mar- 
tínez de Xodar, Adelantado de la frontera, conf.=D. Garci Pérez 
de Toledo, Notario del Rey en el Andalucía, conf.=D. Ferrant 
González de Rolas, Merino mayor de Castiella, conf.=D. Garci 
Suarez, Merino mayor del regno de Murcia, conf.=D. Garci Mar- 
tínez de Toledo, Notario del Rey en Castiella, conf.=D. Gonzalvo 
Morant, Merino mayor de León, conf.=D. Ruy Garcia Troco conf. 
=D. Cuero, Obispo de Zamora, Notario del Rey en León, conf.= 
Gómez Domínguez de Cuellar la escrivió el anno quinto que el 
Rey D. Alfonso regnó. 

NOTA . El orig-inal escrito en pergamino, existente en el archivo de la 
Santa Iglesia de Cartagena, tiene un signo rodado pintado de colores con 
una cruz en medio y dos letreros por orla , de los cuales el de dentro dice: 
Signo del Rey Don Alfonso: y el de fuera , el Álfetecia del Rey vaga.—D. 
Juan Garcia j mayordomo de la corte del Rey, la conf. Tiene también pen- 
diente de filos de seda colorada , amarilla y blanca un sello de plomo con 
un castillo por la una parte , y por la otra un león ; y por orla en ambas un 
letrero que dice : S. Álfonsi illustris Regís Casielle et Legionis. 



TOMO I. lo 



1J4 

LIV. 

Escritura de arriendo de los mortuorios y caloñas del alfoz de 

Nora á Nora hecha por el concejo de Oviedo á favor de Don 

Pedro Geraldiz y su muger Doña Marina Martines. 

Academia de la Historia. Colección de D. Francisco Martínez Marina, tom. 
D 267 , fol. 50, 

^^'^¿^ j"°'« '^^ ^^ nomine Domini amen. Sabaut todos por isti scripto, que nos 
conzello de Oviedo arrendamos á vos, D. Giraliz Cambiador, el á 
vuestra muUer Doña Marinna Martiniz , é la nuestra alfoz de Nora 
Nora con morlorios et con calonnas, et con los XXX ss. de Lato- 
res et coa na bienfetria de Villarmil , et con sos derechos, asi con- 
mo la nos liavemos , et nos pertenez , et pertenecer debe , salvos 
los ce. mrs. que nos debent dar de la alfoz cada anno por foro á 
fiesta de Sant Martino , que vos non melemos en esta rienda , et 
salvo otro si las heredades rengalengas que debe D. Pedro Guteriz 
sacar pora nos, asi como diz la caria que con elli habernos see- 
llada de nuestro seello pendiente, et salvo otro si pora nos concello 
el tercio que nos debent dar de Nora á Nora , de lo que nos el Rey 
per aventuria imbias pedir también si fos contra foro, como de 
costas que nos feciesemos por mantener foro, asi conmo diz la carta 
que con ellos habernos, salvos estos CC. mrs. devan dichos, et 
las heredades rengalengas que debe D. Pedro Guteriz sacar pora 
nos Concello, et salvo el tercio de lo que nos el Rey imbias pedir, 
ho de las costas que ficiesemos por mantener foro que nos deben 
dar de Nora á Nora, asi como asi como ya dicho ie. Todas las cos- 
tas que á nos hi pertenescent et pertencscer debent pus razón de 
alfoz, como lo nos habemos arrendamoslo á vos D. Pedro Giraliz 
et á vuestra mullier Doña Marinna Martiniz de esta fiesta de Sant 
Martino primero bien ata cinco anos complidos, por ciento libras 



115 

de bonos dineros leoneses que nos diésles por enl aunadamienlre 
por rienda de todos estos cinco annos ya dichos , de que somos 
bien pagados de vos , el dia que esta carta partimos convusco , et 
debedes andar hi bien et lealmentre, et debedes meter hi onme 
que ande, hi de vuestra mano, que non sea morador de Quilos, 
nen de la alfoz de Nora á Nora , et que ande hi bien et lealmentre, 
et si danno he manfetria fecier en na alfoz , que vos lo enmende- 
des hi é lo melloredes por el perforo, et per derecho. Hie si dienlro 
estos V anos dalguna cosa acaescies per que esta alfoz que arrenda- 
mos á vos, asi como ya dicho yé, vos fose embargada , ho con- 
trariada , nos otorgamos salvarla et guarirla á vos con derecho. 
Hi por tal que todo esto sea creudo, et que non venga en dunda, 
nos, conzello, mandamos á nuestros juices nomnados D. Nicolao 
Guión et D. Pedro Fernandiz Bermudiz , que posiesent el nuestro 
seello en esta carta en leslemuño. Hie nos, D. Nicolao Guión et D. 
Pedro Fernandiz, juices ya dichos, per mandado del conzeüo 
posiemos en esta carta el sello del concello. Hie yo D. Pedro Gi- 
raliz, conmia mullier Doña Marinna Martiniz, otorgamos esto asi 
como esta carta denuncia. Facta carta, XI dias por andar del 
mes de Junio, era MGCLXXXXV.=ílodrigo Martin, Escrivan del 
concello. 

LV. 

Privilegio del Rey D, Alfonso X, concediendo á los morado- 
res del alcázar de la villa de Requena el fuero de Cuenca y 
varias franquezas. 

Academia de la Historia. E 126 , fol. 164. 

Conocida cosa sea á lodos los omes que esta carta vieren co- ■» ^^¿»sosto de 
mo nos Don Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castiella , de 
Toledo, de León, de Galicia', de Sevilla , de Cordova, de Murcia, 
et de Jahen , en uno con la Reyna Doña lolant mi mugier et con 



116 

imeslro fijo el Infante Don Fernando: Entendiendo que es servicio 
de Dios, et á pro de nos, el á guarda de nuestra tierra, poblamos 
de chrislianos el alcázar nuestro que es en la villa de Requena. Et 
otrosi les damos á poblar las nuestras casas de la villa que son del 
nuestro almacén, et las heredades que pertenecen á nos, por esta 
razón misma también lo que nos hy habernos agora como lo que 
habremos daqui adelante que sea partido entrellos por cavallerias 
et por peonías ; et sobre todo aquesto les damos que compren here- 
damientos de los moros daquellos que lo vender quisieren sin fuerza 
et sin premia, el ca vallero et el escudero fidalgo fasta en ciento é 
cincuenta moravedises alfonsis, et el cavallero cibdadano en cien 
raoravedises, et el peón fasta en cincuenta moravedises: et tenemos 
por bien et mandamos que pueblen hy treinta cavalleros et es- 
cuderos fijos dalgo , et otros treinta cavalleros cibdadanos, et peo- 
nes cuantos hy copieren, también en el alcázar, como en las casas, 
et en el heredamiento del nuestro almacén , como en las aldeas 
de Requena , et en el heredamiento que pertenece á nos por qual 
manera quier que sea; el todo esto les damos á estos pobladores so- 
bredichos, et á los que hy serán daqui adelante moradores que lo 
hayan al fuero de Cuenca. Et todos estos heredamientos sobredi- 
chos que les damos, et los que les dieremos daqui adelante, ó lo 
quellos pudieren haver derechamente en la villa de Requena, otor- 
gamos que los hayan libres el quitos, ellos et sus fijos, el sus nietos 
et los que dellos vinieren que lo suio ovieren de heredar con mon- 
tes, con fuentes, con rios, con pastos, con entradas el con salidas, 
el con todos su términos, et con todas sus pertenencias, assi como las 
ha la villa de Requena, el los deve haber; pero en tal manera que 
lo non hayan poder de lo vender , ni de lo empeñar , ni de lo ena- 
genar del dia que este nuestro privilegio fuere fecho fasta diez 
años, et de los diez años adelante que fagan dello todo lo que qui- 
sieren como de lo suyo mismo. Et en lodo esto que les damos por 
facerles mas de bien et de merced excusárnoslos de todo pecho , el 
de fonsado, et de fonsadera , et de toda facendera , et de todo pedi- 



117 

do. Onde qualquier que contra esto les pasare , habríe nuestra ir» 
et pechárnosle en coto mil moravedlses , et á ellos todo el danno 
doblado. Et por que este privilegio sea firme et estable, mandamosle 
seellar con nuestro seello de plomo. Fecha la carta en Atienza, por 
mandado del Rey, quatro dias andados del mes de Agosto en era de 
mili doscientos noventa et cinco años. Et nos el sobredicho Rey D. 
Alfonso , regnant en uno con la Reyna Doña Yolant mi mugier , et 
con nuestro fijo el infante D. Fernando, en Castiella, en Toledo, 
en Gallicia, en Sevilla, en Murcia, en Jahen, en Baeza, en Va- 
dalloz é en el Algarve, otorgamos este privilegio é confirmamoslo. 

LVL 

Privilegio del Rey D, Alfonso X dando á la iglesia de Cuenca, 

en recompensa del pórtadgó de Paracuellos, las salinas de Val- 

tablado , Valsalobre y Beamud, 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tom. DD 90 , fol. 271 v. 

Coñoszuda cosa sea á todos los omes que esta carta vieren cuemo * í^;f°^'* ^' 
ante nos Don Alphonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella , de 
Toledo, de León, de Gallisia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia 
et de Jahen , vinieron los cavalleros et los homes bonos de Cuenca 
et querellaronsenos de como el Obispo et el cavillo de- la eglesia de 
Cuenca les tomaban porladgo por razón del castillo de Paracuellos 
de los ganados que leva van vender á tierra de moros , é de los ga- 
nados de los estremos que vendien á los moros , et del otro por- 
ladgo que les tomaban en Cuenca , et en Moya , et en Alarcon , el 
en otros logares o non devien, et como non devien; é nos habiendo 
savor que cada una de las partidas oviesen sus derechos é non fi- 
ciesen tuerto los unos á los otro?, ficiemos llamar ante nos á D. 
Mathe, por la gracia de Dios Obispo de Cuenca, et mostráronle las 
querellas que el conceio de Cuenca avien del et del cavillo de su 



418 

eglesia; et el Obispo mostrónos privilegios que avien del Rey D. 
Alfonso, nuestro visabuelo, et del Rey D. Fernando nuestro padre, 
de comol dieron portadgo en el castillo de Paracuellos ; et nos oy- 
das las querellas de los cavalleros, é de los ornes bonos de Cuenca, 
et vistos los privilegios que el Obispo , et el cavillo de Cuenca avien 
sobre razón de aquel portadgo , ov iemos nuestro conceio con ricos 
homes é con otros ornes sabios que eran by connusco, et tov iemos 
por bien de acrescer, et de mejorar el bienet la merced que el 
Rey D. Alphonso nuestro visabuelo, et el Rey D. Fernando nues- 
tro padre, ficieron á la eglesia de Cuenca, et otrosi de facer gracia 
et de sacar de penna al conceio de Cuenca , et de Moya , et de 
Alarcon , et á todos los otros que daban hy portadgo de nuestro 
señorio, et de nuestros regnos, et de fuera de nuestros regnos, por 
razón del castillo de Paracuellos: et por esto diemos al Obispo et 
al cavillo de la eglesia de Cuenca los nuestros pozos del agua por 
facer sal que nos haviemos en Yaltablado, et en Valsalobre et en 
Reamut con quatro yugadas de heredad pora pan á año et vez , las 
dos yugadas en Yaltablado, et la una yugada en Valsalobre et la 
otra en Beamut, á la una partida de cada pozo, enguisa que non 
embargue las entradas, nin las salidas, á los ganados de Cuenca, pin 
á los otros ganados, que han hy de pacer. Et esto les damos por 
camio del portadgo sobredicho del castillo de Paracuellos ; et por 
que el Obispo et el cavillo de Cuenca nos renunciaron, é nos deja- 
ron ^1 portadgo sobredicho que tomaban del castillo sobredicho de 
Paracuellos , et el derecho que hy avien por razón de los privile- 
gios sobredichos, ó por qual razón quier que algún derecho h y 
oviesen , nos damosles los nuestros pozos del agua pora facer sal 
con las quatro yugadas de heredat , asi como sobredicho es , pora 
siempre jamas por juro de heredat, con sus entradas , et con sus 
salidas, pora dar, pora vender, pora empeñar, pora camiar, pora 
enagenar, et pora facer de ello, et en ello, lodo lo que ellos qui- 
sieren como de lo suyo mismo; et aun porque el Obispo et la egle- 
sia de Cuenca ayan mas pro el mayor bien de los sobredichos po- 



Í19 

zos con la heredad que nos les damos por camio del porladgo del 
castillo de Paracuellos , tenemos por bien et mandamos , que lieven 
á vender la sal de estos lugares sobredichos por todo el obispado 
de Cuenca , et la sal de estos lugares que se venda al fuero que se 
vende la sal de las nuestras salinas del obispado de Cuenca , et 
que no se venda á mas , et diemosles al Obispo el al cavillo de 
Cuenca en este año que el camio se fizo pora . . . . , et pora la- 
brar estos pozos sobredichos del agua pora facer sal sexcientos 
moravedis en dineros. Et por mas guardar el bien é la pro del Obis- 
po et del cavillo de la eglesia de Cuenca^ otorgamos et confirma- 
mosles los privilegios del Rey D, Alphonso nuestro visabuelo en que 
les dio los dos castillos, Paracuellos et Monteagudo con sus térmi- 
nos, asi como los privilegios dicen, et asi como el Rey D. Fernando 
nuestro padre los confirmó por su privilegio , sacado ende las sa- 
linas de Monteagudo si non trecientos moravedis que han en ellas 
cada año, et el portadgo que dice en los privilegios sobredichos 
que se tomaban por razón del castillo sobredicho de Paracuellos, 
el qual porladgo nos havemos tollido, é haviemos dado camio por 
ello al Obispo et al cavillo de la eglesia de Cuenca los pozos del 
agua pora facer sal, con las quatro yugadas de heredat, asi como 
sobredicho es en esta carta, Et nos D. Mathe, por la gracia de 
Dios Obispo de Cuenca , et el cavillo de ese mismo logar , enten- 
diendo el bien et la mercet que el Rey D. Alphonso nuestro señor 
nos fizo , gradecemoslo mucho á Dios et á el , et recibimos el camio 
que nos el da de estos pozos del agua pora facer sal , et de las 
quatro yugadas de heredat sobredichas por el portadgo del castillo 
de Paracuellos, et renunciamos et delexamos por nos, et por todos 
nuestros succesoros, el sobredicho portadgo, et todo el derecho que 
nos hy haviemos é haber debemos por razón de los privilegios so- 
bredichos del Rey D. Alfonso su visabuelo, el del Rey D. Fer- 
nando su padre , quier por posesión ó por qual razón quier 
que nos hy oviesemos derecho alguno, et otorgamos el recebimos 
este camio et este pagamento, que el Rey D. Alphonso et nuestro 



420 

señor nos da , asi eomo sobredicho es , en esta carta , el por que 
esto sea firme et mas estable , et non venga en dubda , nos sobre- 
dicho Rey D. Alfonso, et nos D. Mathe, Obispo de Cuenca, é el 
deán é el cavillo de ese mismo logar mandamos ende facer tres car- 
tas partidas por A. B. C. en esta razón sobredicha, la una que 
tengamos nos el sobredicho Rey D. Alphonso, et la otra que ten- 
gamos nos D. Mathe, el sobredicho Obispo et el cavillo de Cuen-* 
ca, et la otra que tenga el conceio de Cuenca. Et nos Rey D. Al- 
phonso el sobredicho mandamos poner en esta carta nuestro sello 
de plomo. Et nos D. Mathe, el sobredicho Obispo de Cuenca, es- 
cribiemos nuestro nombre con nuestra mano propia en esta carta, 
et pusiemos en ella nuestro sello , et el cavilío de ese mismo logar 
pusieron en ella su sello , et las personas escribieron sus nombres 
con sus manos propias en esta carta, asi como de yuso son escritas. 
Fecha la carta en Atienza , domingo cinco dias andados del mes de 
Agosto en era de mili et docientos et noventa et cinco arios.=Nos 
Matheus, Dei gratia, Conchensis episcopus subscribimus , et con- 
firmamus.=Ego Magisler Rodericus Conchensis Archidiaconus The- 
saurarius Toletanus confirmat.=Ego Gundisalvus Garcie Contor 
Conchensis subcribo, et confirmo. =Ego Martinus Gundisalvi Ar- 
chidiaconus Alarconi subscrivo et confirmo. =Ego Martinus The- 
saurius subscrivo et confirmo. =Nos Didacus, Dei gratia Toletane 
sedis electus, flispaniarum primas, Domini Regis Cancellarius, De^ 
canus Conchensis confirmat.=Ego Villelmus Optensis Archidiaco- 
nus susbscrivo et confirmo. =Ego Didacus Petri, Rodericus Rode- 
rici Conchensis Archidiaconus subscrivo et confirmo. ==Ego Pira- 
lealius magister scolarum subscrivo, et confirmo. 



1^1 
LVIL 



Promesa que hizo D. Jaime I de Aragón de enmendar los da- 
ños hechos por sus vasallos á los del Rey de Castilla, según lo 
convenido en Soria y Biar. 

Archivo general de la Corona de Aragón. Regist. 6. Jacobi I. Parí. I.»pa- 
gina 6. Academia de la Historia. Colección del P. ViÍlanueva,E d25, 
fol. 43. 

Cotioscuda cosa sea á todos quatilos esta carta vieren como Nos » fi^jf «^''^ '^^ 
Don Jayme, por la gracia de Dios Rey Daragon, de Mayorquas, et 
de Valencia , Comde de Barcelona et de Urgel , et Seynor de Mont- 
pesler, otorgamos á vos D. Alfonso, por essa misma gracia Rey de 
Castella , de Tholedol , de León , de Gallicia , de Sevilla , de Cór- 
doba, de Murcia et de Jahen, de fazer emendar et endre^ar todos 
los tuertos et totos los dannos et totas les peyndras que fueron fe- 
chas del nuestro sennorio de los regnos de Aragón , de Malorgas» 
et de Valencia, del condado de Barcelona et del condado de Urgel, 
et del seynnorio de Montpesler á la vuestra térra et al vuestro 
sennorio depues que vos reguastes , assi como dizen las cartas que 
fueron fechas entre Nos et Vos en Soria , sacado ende lo del regno de 
Murcia que debe ser emendado et endregado depues que vos lo ga- 
nastes fata agora, "assi como dizen las cartas que son entre Nos et 
Vos , que fueron fechas en la cerca Biar. E sobre todas estas cosas - 
damos poder á D. Martin Pérez, Justicia de Aragón , et á D. Ro- 
drigo Pérez de TerasQona ó á aquellos que nos diéremos poder en 
su logar con nuestra carta abierta , de fazer las emendas por toda 
nuestro seynnorio del regno de Aragón. E otrossi , damos poder á D. 
Exemen de Tovia et á D. Gongalvo López de Pomar, ó á aquellos 
que nos dieremos poder en su logar con nuestra carta abierta, 
de fazer complir las emendas por todo el nuestro seynnorio de los 
regnos de Mayorgas et de Valencia et de los comdados de Barza- 

TOMO I. 16 



122- 

^oüa et de Urgél et del seynnorio de Montpesler , segund que dizen 
las cartas abiertas que vos enviamos con Roy Diez , vuestro escriva- 
no. Et otrossi , que estos sobredichos que reciban las enmiendas de 
la vuestra parte por lodo el vuestro seynnorio el por toda la vues- 
tra Ierra. Dada en Lérida, YI idus Augusti, anno Domini M.G.C.L. 
séptimo. 

LVIII. 

Carta de D. Jaime 1 de Aragón á los de su reino , mandándo- 
les pagar al rey de Castilla las indemnizaciones que acordasen 
los jueces nombrados para ello, 

Archivoffeneral déla Corona de Arag^on. Regist. 6. Jacobi I. Parí. I. pá- 
gina 6. Academia déla Historia. Colección del P. Villanueva, E i25, 
fol. 44. 

* íLT^'" '^^ I^on Jaimes, por la gracia de*Dios Rey de Aragón, de Mayorgas, 
el de Valencia , Gomde de Rarcelona el de Urgel, et seynor de Mont- 
pesler , á todos los homnes del nuestro seynorio del regno de Ara- 
gón, de Mayorgas, et de Valencia, el del comdado de Rarcelona, 
el de Urgel , et del seynnorio de Montpesler , también á christia- 
nos quomo á moros, et á judies que esta nuestra carta vieren salu- 
des et gracia. Fazem vos saber que agora quando oviemos nuestras 
vistras con el mucho honrrado Rey de Castlella, que tomamos 
acuerdo amos á dos de quomo se emendassen todas las pendras et 
todos los daynos que se fazieren de la nuestra tierra á la suya , et 
de la suya á la nuestra. E diemos nos de la nuestra parte que re- 
ciban estas emiendas et las fagan por el regno de Aragón Martin 
Pérez , Justicial de Aragón , et Rodrigo Pérez de Taraoona ó aque- 
llos que Nos enviaremos por eyllos en su logar con nuestra carta 
abierta por complir esto. Et mandamos que andidiessen recibiendo 
estas emiendas et faziendo las assi quomo parte la frontera de los 
regnos de Aragón et de Castiella desde Alfaro fasta Requena. E 



423 

otrossi diemos poder ad Eximien de Tovia et á Gonzalo López de 
Pomar que reciban estas emiendas , et que las fagan por lodos los 
regnos de Mayorgas, et de Valencia, et del comdado de Bargelona, 
et de Urgel et del segnorio de Montpesler ellos ó aquellos que Nos 
enviaremos en su logar con nuestra carta abierta. Et an de andar 
recebiendo estas entegras , et faciendo las por todos estos logares 
sobredichos desde Alventosa fasta la mar , assi como parle el regno 
de Valencia con el regno de Murcia et con el regno de Aragón. Et 
estas entegras et estas emiendas deben seer fechas de la nuestr aparte 
é de la suya depues que el regnó fala agora , assi quomo dicen las 
cartas que son entre Nos et el Rey de Castiella que fueron fechas 
en Soria , aquellas que mostraran estos sobredichos por los regnos 
de Aragón, de Mayorgas et de Valencia, é por el comdado de Bar- 
celona et de Urgel et por el seynnorio de Montpesler , sacado ende 
el regno de Murcia que deve seer emendado desque el Rey de Cas- 
tiella lo ganó fasta agora , assi quomo dizen las cartas que son entre 
Nos et el Rey de Castiella que fueron fechas á la cerqua de Biar, 
aquellas que mostraran estos sobredichos. E sobre todas éstas cosas 
diemos poder á cada unos destos sobredichos que ayan poder de lo 
facer, assi quomo nos mandamos, tan bien sobre los richos hom- 
nes quomo sobre ordenes , et conceyos, et christianos, et judios, et 
moros , et sobre todos los homnes otros de todo el nuestro seynno- 
rio. Et por que todos no podriemos venir ad un plazlo á recebir 
estas emiendas et fazer las, prisiemos Ires plaztos, el primero el dia 
que fue fecha esta nuestra carta á tres meses , et el otro plazlo ad 
otros tres meses , et el tercero plazlo ad otros tres meses. Et aque- 
llos qui vinieredes á estos tres plaztos seynalados , ho enlrel uno 
plazlo et el olro fasta estos nueve meses, que aquello que podierdes 
mostrar , ho provar , ho que seya cosa manifiesta , ó sabuda , que 
estos sobredichos aqui Nos lo mandamos fazer , que lo fagan luego 
enlegrar, et emendar; é lo que conoscudo ni manifestó, nin provado 
non podierde ser, que lo sepan estos aqui Nos lo mandamos fazer, 
é aquellos que el Rey de Castiella dará de su parle lo mas verdade- 



124 

ramientre que lo pudieren saber, et después que lo sopieren, que lo 
fagan emiendar segunl que las nuestras cartas dizen , aquellas que 
mostraran estos sobredichos ; assi que todas la emiendas sean fechas 
el complidas fasta este Sen Johan primero qui viene, qui será en lay- 
no de esta carta. E aquellos qui en estos nueve meses non vinieren 
ellos , ho otri por ellos, que dent adelante non sean oydos, ni les vala 
la demanda que fizieren. Onde mandamos á todos aquellos de nues- 
tro seynnorio et de nuestros regnos que cumplan estas cosas que Nos 
mandamos por estos sobredichos et que gelas ayuden á complir. Et 
aquellos qui lo non quisieren fazer, perdrien nuestro amor, et en 
lo suyo lo mandariemos entegrar doblado. Dat. en Lérida , YI Idus 
Augusti anno Domini M.CG.LYII. 

LIX. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, otorgando á la villa de Ta- 
layera el fuero real. 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel DD. H4, fol. 223. 

"^^.«ctabre de Conoscuda cosa sea a todos los omes que esta carta vieren, cuerno 
ante nos Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Casliella, de 
Toledo, de León, de Galizia, de Gordo va, de Murcia et de Jaén; 
vinieron caballeros de los castellanos de Talavera et omes bonos de 
los pueblos , et fizieron nos entender como non abien fuero escrito 
nin cierto porque se juzgasen, et por esto que les vinien muchos 
dannos, et muchos embargos, et que non se cumplie la justicia 
assi como devie , et que nos pidien merced que les diessemos fuero 
escripto, et porque nos soplemos que era assi como ellos dijien, por 
fazerles bien et merced otorgamo'^les nuestro fuero que nos fiziemos 
con consejo de nuestra corte, et diemos gele escripto por libro see- 
llado con nuestro seello de plomo; et este been et esta merced 
les fazeraos por darles gualardon por los muchos servicios que fi- 



125 

zieron al muy noble, et mucho alto, et mucho onrrado Rey Don Al- 
fonso nuestro visabuelo, et al muy noble, et mucho alto, et mucho 
onrrado Rey Don Ferrando nuestro padre , et á nos ante que regó 
nassemos et después que regnamos. Onde mandamos que todos los 
castellanos de Talavera , caballeros et otros omes assi de la villa 
como de las aldeas , que se judguen por este fuero en todos sus 
pleytos, tanbien de justicia, como de las otras cosas: et mandamos 
et defendemos, que ninguno non sea osado de yr contra este nuestro 
privilegio, nin de crebantarlo, nin de menguarlo en ninguna cosa; 
ca qualquiere que lo fiziese abrie nuestra yra et pecharnosye en 
coto mil mrs. , et á ellos todo el danno doblado. Et por que este 
privilegio sea firme et estable, mandárnoslo seellar con nuestro 
seello de plomo. Fecha la carta en Burgos por mandado del Rey; 
jueves diez et ocho dias andados del mes de Octubre, en era de mil 
et dozientos et noventa et cinco años. Et nos sobredicho Rey Don 
Alfonso, regnant en uno con la Regna Doña lolant mi mujier, et 
con nuestro fijo el Infante Don Fernando en Castiella , en Toledo, 
en León, en Galizia, en Sebilla, en Córdoba, en Murzia, en Jahen, 
en Baeza, en Badalloz et en el Algarbe, otorgamos este previlejio 
et confirmamoslo.=:Don Sancho, Electo de Toledo etChanceler del 
Rey, confirma. =D. Felipe, Electo de Sebilla, CQnf.=D. Alfonso de 
Molina conf.=D. Frederich c(>nf.=D. Aboadille Abenazar, Rey de 
Granada, vasallo del Rey, conf.=La iglesia de Burgos, vaga.= 
D. Fernando, Obispo de Falencia, conf.=D. Remondo, Obispo de 
Segobia,conf.— D. Pedro, Obispo de Siguenza,conf.— D. Gil, Obis- 
po de Osma, conf.=D. Mate, Obispo de Cuenca, conf.=D. Benito, 
Obispo de Abila, conf.=D. Aznar, Obispo de Calahorra, conf.=D. 
Lope, Electo de Cordova, conf.=D. Adam, Obispo [de Plazenzia, 
conf.=:D. Pasqual, Obispo de Jahen, conf.=D. Frey Pedro, Obispo 
de Cartajena, conf.=:D. Pedribañez, Maestre déla Orden de Calalra- 
ba, conf.=D. Johan , Arzobispo de Santiago et Chanzeler del Rey, 
conf.=D. Abenmazfoch, Rey de Niebla , vasallo del Rey, conf.=:D. 
Martin, Obispo de León, conf.=D. Pedro, Obispo deObiedo, conf. 



1-26 

D. Suero, Obispo de Zamora, conf.=D. Pedro, Obispo de Salaman- 
ca, conf.=D. Pedro, Obispo de Astorga, conf.=D. Leonart, Obispo 
de Zibdad, conf.=D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.— D. Johan, 
Obispo de Orens, conf.— D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=:D. Johan, 
Obispo de Mondoñedo, conf.=D. Pedro, Obispo de Coria, conf.= 
D. Frey Roberl, Obispo de Silve, conf.=D. Frey Pedro, Obispo de 
Badalloz, conf.=D. Pelay Pérez, Maeslre de la Orden de Santiago, 
conf.=D. Garci Fernandez , Maestre de la Orden de Alcántara, 
conf.=D. Martin Nuñez, Maestre de la Orden del Temple, conf.=: 
D. Gonzalo Morant, Merino mayor de León, conf.=D. Roy Garzia 
Troco, Merino mayor de Galizia, conf.=D. Suero, Obispo de Za- 
mora et Notario del Rey en León , conf.=:D. Alfonso, fijo del Rey 
Johan Emperador de Conslantinopla et de la Emperatriz Doña Re- 
renguela. Conde Do, vasallo del Rey, conf.^D. Luis, fijo del 
Emperador et déla Emperatriz sobredichos. Conde de Belmont, 
vasallo del Rey, conf.=D. Mahomat Abenmahomat Abenhuc , Rey 
de Murzia, vasallo del Rey, conf.=D. Gastón, Bizcondede Beart, 
vasallo del Rey, conf.=D. Ruy, Bizconde de Limojes, vasallo del 
Rey, conf.=D. Ñuño Gómez conf.=D. Alfonso López conf.=D. 
Simón Royz conf.=D. Alfonso Tellez conf.=D. Fernand Roiz de 
Castro conf.=D. Pedro Nuñez conf.:==^^D. Ñuño Guillen conf.=D. 
Pedro Guzman conf.=D. Rodrigo Gómez, el niño, conf.=:D. Ro- 
drigo Alvarez conf.=D. Fernand Garzia conf.=D. Alfonso Garzia 
conf.'=D. Diago Gómez conf.=D. Gómez Royz conf.=D. Gutier 
Suarez conf.=D. Suer Thelles conf.=D. Manuel conf.=D. Fer- 
nando conf.=D. Lois conf.=D. Alfonso Fernandez fijo del Rey 
conf.==D. Rodrigo Alfonso conf.=D. Martin Alfonso conf.=D. 
Rodrigo Gómez conf.=D. Rodrigo Frolas conf.=D. Johan Pérez 
conf.=D. Fernand Ibañez conf.=D. Martin Gil conf.^=D. Gonzalo 
Ramírez conf.r=D. Rodrigo Rodríguez conf. =D. Albar Diaz conf. 
=D. Pelay Pérez conf.==D. Fernand González de Rojas, Merino ma- 
yor de Castiella, conf.=D. Garci Suarez, Merino mayor del regno 
de Murzia, conf.=D. Garzi Martinez de Toledo, Protonotario del 



127 

Rey enCastiella, conf.=:D. Roy López de Mendoza, Almirage de 
la mar, conf.=D. Sancho Martínez de Xodar, Adelontado déla 
frontera, conf.=D. Garzi Pérez de Toledo, Notario del Rey en el 
Andaluzia, conf.=Juan Pérez de Cuenca la escrivió el año sexto 
que el Rey Don Alfonso regnó, 

LX. 

Privilegio del Rey D. Alfonso Z, dando á la ciudad de Cor- 
dova para aldea suya la villa y castillo de Cabra en cambio del 

de Poley, 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las iglesias 
de España, tomo XIV, fol. 30. 

Conoscida cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren, cuerno ^ fíjf'*''®'*" 
nos Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Casliella, de Tole- 
do, de León, de Gallicia , de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de 
Jahen, en uno con la Reyna Doña Yolant mi mugier, el con nues- 
tro fijo el Infante D. Ferrando: Por grand savor que avernos de fa- 
cer mucho bien et mucha merced á los cavalleros fijos dalgos et á 
los cibdadanos , el á todo el pueblo del conceio de Cordova , et por 
acrescerles en sos vienes et en sos franquezas et por que aian mas et 
valan mas, por muchos servicios que ficieron al muy noble et mu- 
cho alto, et mucho honrrado el Rey D. Ferrando nuestro padre, et 
á nos , damosles et otorgamosles á ellos et á todos los otros que en 
Cordova son et serán moradores pora siempre iamas , Cabra la villa 
et el Castiello, la que es entre Cordova, et Lucena, et Raena, et da- 
mosgela en camio de Poley (a) , que les tomamos , que les aviemos 



(a) Es la villa que después se llamó Aguilar, en la provincia de Cor* 
dova. ii'^^'\' 



128 

dada por aldea, el por termino por el servicio que señaladamienle 
nos fizieron en Ezija después que regnamos , quando la nos gana- 
mos con su ayuda de ellos, que se nos alzaron en ella nuestros ene- 
migos por nos guerrear, et por nos facer mal en nuestra tierra el 
en nuestros regnos. Et esta villa de Cabra la sobredicha que les da- 
mos en camio de Poley, asi como dicho es, les damos et les olor- 
gamos la villa et el castiello por aldea et por termino de Cordova 
con todos sos términos, et con todos sos derechos, et con todas sus 
rendas , con montes , con fuentes , con riós , con pastos , con entra- 
das et con salidas, et con todas sus pertenencias, asi cuemo mejor 
los ovo Cabra en tiempo de Moros, sacado ende si alguna cosa hy 
dio el Rey D. Ferrando nuestro padre por sus cartas, et nos por 
las nuestras, que vala asi como las cartas dicen. El los de Cordova 
que fagan de este heredamiento sobredicho todo lo que quisieren 
cuemo de su aldea , et de so termino pora siempre iamas. Et todos 
los christianos que moraren en Cabra la sobredicha que aian pora 
siempre iamas el fuero é la vida que han todas las otras aldeas que 
son de termino de Cordova , et ellos que guarden et que tengan á 
-los moros que hy son moradores, et serán daqui adelant, todos los 
pleitos que han conuzco, segund dicen las cartas que tienen del Rey 
D. Ferrando, nuestro padre, et de nos en todas cosas. Et el castie- 
llo de la villa de Cabra la sobredicha, et todas las rendas deste he- 
redamiento sobredicho a de tener D. Rodrigo Alfonso, asi como lo 
tenie de nos á la sazón que este nuestro privilegio fue fecho. Et 
después que lo el dejare de muerte ó de vida , que se torne todo al 
con(;^io de Cordova libre et quito con todo lo al que hy ha, asi como 
dicho es. Et entretanto que los de Cordova en uno con los moros 
de Cabra comunalmente que corten , et que pazcan en sus montes, 
et en los pastos, et en todos sos términos, asi cuemo en su aldea et 
en so termino. Et mandamos et defendemos firmemiente que nin- 
guno non sea osado de ir contra este privilegio de este nuestro do- 
nadío, nin de crebantarlo, nin de minguarlo en ninguna cosa; ca 
qualquier que lo ficiesse abrie nuestra ira, et pecharnosye en 



• 123 

coto tres mili moravedis el á ellos todo el danno doblado. Et por 
que este privilegio sea firme et estable madamosle seellar con nues- 
tro seello de plomo. Fecha la carta en Valladolid por mandado del 
Rey, martes cinco dias andados del mes de Febrero en era de mili 
et docientos et noventa et seis anuos. Et nos sobredicho Rey Don 
Alfonso, regnant en uno con la Reyna Doña Yolant, mi mugier, et 
con nuestro fijo el Infante D. Ferrando en Castiella, en Toledo, 
en León , en Gallisia , en Sevilla , en Gordo va , en Murcia , en Ja- 
hen, en Badayoz et en el Algarve, otorgamos este privilegio et 
confirmamoslo.=D. Sancho, Electo de Toledo et Chanceller del 
Rey, conf.=D. Felip, Electo de Sevilla , conf.=D. Alfonso de 
Molina conf.=D. Frederic conf.=:D. Johan, Arzobispo de Santiago 
et Chanceler del Rey, conf.=:D. Manuel conf.=D. Ferrando conf. 
=:D. Lois conf.=D. Alfonso, fijo del Rey D. Johan Emperador de 
Conslantinopla et de la Emperadriz Doña Berenguela, Conde Do, 
vassallo del Rey, conf.=D. Lois, fijo del Emperador et de la Em- 
peradriz sobredichos. Conde de Belmont , vassallo del Rey, conf. 
=D. Johan fijo del Emperador et de la Emperadriz sobredichos, 
Conde de Monfort vassallo del Rey, conf. =D. Mahomath Aben- 
mahomat Abenhuth, Rey de Murcia, vassallo del Rey, conf.= 
D. Gastón, Visconde de Beart, vassallo del Rey, conf.=D. Gui, 
Visconde de Limojes, vassallo del Rey, conf.=:D. Albaddille Abe- 
nazar. Rey de Granada, vassallo del Rey, conf.=D. Abenmafoth, 
Rey de Niebla , vassallo del Rey, conf.=:D. Ferrando, Obispo de 
Falencia, conf.=D. Remond, Obispo deSegovia, conf.=:D. Pedro, 
Obispo de Siguenza, conf.=D. Gil, Obispo de Osma, conf.==D. Ma- 
the. Obispo de Cuenca, conf.=D. Benito, Obispo de Abila, conf.= 
D. Aznar, Obispo de Calaforra, conf.=:D. Ferrando, Obispo de Cor- 
dova, conf.=D. Adam, Obispo de Placencia, conf. =:D. Pasqual, 
Obispo Jahen, conf.==D. Frei Pero, Obispo de Carthagena, conf.=: 
D. Pedrivanez, Maestre de la Orden deCalatrava, conf.=D. Ñuño 
González conf.=D. Alfonso López conf.=D. Simón Roiz conf.=D. 
Alfonso Tellez coaf.=:D. Ferrant Roiz de Castro conf.=:D. Pedro 

TOMO I. 17 



130 

Nunnes conf.^D. Nuno Guillen conf.=D. Pero Guzman conf.= 
D. Rodrigo González, el niño, conf.=D. Rodrigo Alvarez conf.== 
D. Ferrant Garcia conf.=D. Gómez Roiz conf.=D. Gutier Suarez 
conf.=D. Suer Tellez conf.=D. Martin, Obispo de León, conf.= 
D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, 
conf.=D. Pedro, Obispo de Salamanca, conf.=D. Pedro, Obispo de 
Astorga, conf.=D. Leonard, Obispo de Gibdad, conf.=D, Migael, 
Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, Obispo de Orens, €onf.=D. Gil, 
Obispo de Tuy, conf.=D. Johan, Obispo de Mendoñedo, conf.=D. 
Pero, Obispo de Coria, conf.=D. Frei Robert, Obispo de Silve, conf. 
:=D. Frei Pedro, Obispo de Badalloz, conf.=D. Pelay Pérez, Maes- 
tre de la Orden de Santiago, conf. =D. Gracias Ferrandez, Maes- 
tre de la Orden de Alcántara , conf .=D, Martin Nuñez , Maestre 
déla Orden del Temple, conf.=D. Alfonso Ferrandez, fijo del 
Rey, conf.=D. Rodrigo Alfonso conf.=D. Martin Alfonso conf.= 
D. Rodrigo Gómez conf.-=D. Rodrigo Frolas conf.=:D. Johan Pérez 
conf.:=D. Ferrant Ivañez conf.=D. Martin Gil conf.=D. Rodrigo 
Rodríguez conf.=D. Alvar Diaz conf.=D. Pelay Pérez conf.=ü. 
Ferrand González de Royas, Merino mayor deCastiella, conf.=D. 
Garcia Suarez, Merino mayor del regno de Murcia, conf.=D. Garci 
Martínez de Toledo, Notario del Rey en Castiella, conf.=D. Roy 
López de Mendoza, Almirage de la mar, conf.=D. Sancho Martínez 
de Jodar, Adelantado de la frontera, conf.=D. Garci Pérez de Tole- 
do, Notario del Rey en el Andalucía, conf.=D. Gonzalvo Morant, 
Merino mayor de León, conf.=D. Roy Garcia, Merino mayor de 
Gallicia, conf.«==D. Suero, Obispo de Zamora, Notario del Rey en 
León, conf. =Albar Garcia de Fromesta la escrivió el año sexto 
que el Rey D. Alfonso Yegn6.=Signo del Rey D. Alfonso.=D. 
Johan Garcia , mayordomo mayor de la corte del Rey, la conf.'= 
El Alferecía del Rey, vaca. 



131 

LXI. 



Sentencia dada por el Rey D, Alfonso X en la querella puesta 
por el convento de S, Clemente de Toledo contra el concejo de 

Talavera. 

Biblioteca Nacional. Colección de Burriel , tom. DD H4, fol. 224. • 

Conoscuda cosa sea á quantos esta carta vieren como yo Don Al- n^djfebrero de 
fonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo , de León, 
de Gallicia, de Sevilla, de Gordo va, de Murcia et de Jahen. Sobre 
querella que me embio facer ell abbadesa et el convento del mo- 
nesterio de Sant Clemente de Toledo del conceio de Talavera, que 
les derribaran la lavor que havien fecha en la puente que les yo 
mandé facer sobrel rio del Taio en Azoltan, yo embié emplazar al 
conceio de Talavera et al abbadesa el al convento,^ que embiasen 
sus personeros que lo razonasen ante mi: et al plazo vinieron Garci 
Guillen , comendador del monasterio sobredicho , con carta de per- 
soneria del abbadesa et del convento , et Gonzalvo Royz et D. An- 
iel in con carta de personería del conceio de Talavera , el razonaron 
ante mi. El yo, oidas las razones de amas las partes, por que los 
personeros del conceio conocieron que el conceio por so actoridat 
derribaran la lavor que ell abadesa et el convento havien fecha en 
aquella puente, tengo por derecho, et mando que ell abbadesa, 
et el convento sean tornados en so tenencia, el que labren la 
puente , et la hayan asi como la mi carta plomada dice por que les 
yo mandé facer esta puente : el por la fuerza que el conceio fizo 
en derribar la lavor que ell abbadesa el el convento havien fecha 
por mió mandado, mando que si el conceio algún derecho hy a, que 
lo pierda , el demás que peche el conceio al abbadesa et al con- 
vento toda aquella lavor que derribaron doblada, et demás que les 
pechen lodos los danos que por aquell derribamienlo recibieron 



132 

fata el dia que ellos hayan pechado lo que derribaren, asi como esta 
mi carta dice. Et esto mando, salvo el derecho de los cotos de los 
privilegios que ell abbadesa et el convento tienen , et del coto de 
Ja mi carta plomada por que yo mandé facer esta puente, que finca 
para facer dellos como yo mandare. Datum en Yalladolit, el Rey la 
mandó: domingo XVIJ dias de Febrero. Natal Pérez la fizo por 
mandado de Garcia Martínez , Prothonotario del regno de Casliella, 
era M.CC.L.IXXXVI años. 

Hállase el original en el archivo del convento de San Clemente de Tole- 
do, en un pergamino de mas de tercia en cuadro, letra notariega muy me- 
nuda. Del doblez del pergamino cuelgan unos hilos de donde pendió el se- 
llo que ya no existe. 

{Nota del P. Burriel.) 

LXII. 

Convenio entre los testamentarios de D. Rodrigo Gonzdhez y 
Doña Berenguela López, sobre las arras que correspondian 

a esta. 

Academia de la Historia. Colección diplomática de D. Luis de Salazar y Cas- 
tro, tom. VIII, fol. 27, M 8. 

22 de febrero de Conoscuda cosa sca á todos quantos esta carta vieren, como ante 
mi Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, 
de León , de Galicia , de Sevilla , de Cordova , de Murcia et de 
Jaén. Vinieron Doña Verenguela López, fija de Don Lop Diaz et de 
Doña Urraca , et Don Pedro Guzman, et Don Gómez Gonzalvez, 
herederos de Don Rodrigo Gonzalvez Girón, et Gonzalo Garcia Des- 
Irada , et Diego Ordoñez , manssesores (1 ) del sobredicho Don Ro- 
drigo, et demandó Doña Rerenguela López á estos sobredichos he- 



(1) Testamentarios ó albaccas. 



133 
rederos ét manssesores, que ella devie a ver en haver de Don Rodrigo 
Gonzalvez por debdo et por arras veinte mil mrs. alfonsis, el que 
gelos diessen estos que eran tenedores del haver de Don Rodrigo 
Gonzalvez, puesque Don Rodrigo, también en vida, como en muer- 
te, siempre gelos mandara dar. Et pidióme merced la sobredicha Do- 
ña Berenguela que gelos ficiesse dar , et los sobredichos Don Pedro 
Guzman et Don Gómez Gonzalvez et Gonzalo Garcia et Don Ordoñez 
otorgaron et conocieron que verdad era que Don Rodrigo que gelos 
mandara, é que gelos devie, et que tenie destos veinte mil mrs., los 
diez mil mrs. quel dieron los mansesores , et que non fmcava del 
haver de Don Rodrigo Gonzalvez tanto por quellos pudiesen complir 
á ella los diez mil mrs. que ella demandava , nin las otras debdas 
que fincaron por dar pora quitar alma de Don Rodrigo Gonzalvez. 
Et lo, oidas estas razones, tobe por bien que de los diez mil mrs. que 
fincaban que devie aver Doña Berenguela López, que quitasse Doña 
Berenguela López de ellos, et que tomassepor paga de todo lo que de- 
vie aver sobre los diez mil mrs. que devie, todo quanto Don Rodrigo 
Gonzalvez avie enDerruñada (1) et en Sant Román de heredamientos, 
et de vassallos et de todas las cosas que Don Rodrigo Gonzalvez el 
sobredicho havie en estos dos logares sobredichos Derruñada et Sant 
Román, et en todos sus términos, por qual guisa quier que lo hi avie 
el sobredicho Don Rodrigo Gonzalvez, también de heredades, como 
de devisas , que todo sea de la sobredicha Doña Berenguela López 
libre é quito, pora facer dello todo lo que ellaquisiere como de 
so haver propio, con todas sus entradas, et con todas sus salidas, 
et con montes, et con fuentes, et con pastos, et con todas las co- 
sas que pertenezen á estos dos logares sobredichos, que Don Ro- 
drigo Gonzalvez hi havie ó devie de haver: et Doña Berenguela 
López la sobredicha que diesse á los manssesores sobredichos , á 
Gonzalo Garcia et Diego Ordoñez , dos mil et quinientos mrs. al- 



(1) Quizá Derroñadas, aldea de la provincia de Soria. 



134 

fonsis por aiuda de quitar alma de Don Rodrigo Gonzalvez , et 
otorgó la sobredicha Doña Berenguela López que con los diez mil 
mrs. sobredichos que recivió, et con estos dos logares sobredi- 
chos Derruñada et Sant Román, assi como sobredicho es, se qui- 
lo por pagada de toda quanta debda devia aver de Don Rodrigo 
Gonzalvez , et quitó todos los fiadores que Don Rodrigo Gonzalvez 
le diera por estos veinte mH mrs. Et otrosi, otorgaron los mansseso- 
res sobredichos Gonzalo Garcia et Diego Ordoñez, que recibieron de 
Doña Rerenguela López los dos mil et quinientos mrs. et que son 
bien pagados dellos , et que vendieron estos dos logares sobredichos 
á Doña Rerenguela López por todo quantol fincava por pagar de los 
veinte mil mrs. que avie de aver en pagamiento de Don Rodrigo 
Gonzalvez el sobredicho , et non les fincó ninguna demanda , ca 
por si, ni por razón de Don Rodrigo Gonzalvez es contra Doña Re- 
renguela Loper la sobredicha en estos dos mil et quinientos mrs., 
ni en estas heredades sobredichas, et son Derruñada et Sant Ro- 
mán , que Doña Rerenguela López recivió en pagamiento como so- 
bredicho es. Et á todo esto se acercaron Don Pedro Guzman , et 
Don Goméz Gonzalvez , et Gonzalo Garcia , et Diego Ordoñez , los 
sobredichos manssesores, et con consejo et otorgamiento et consen- 
timiento de Don Pedro Guzman, otorgaron todo esto, assi como so- 
bredicho es, et pusiei'on sus seellos en esta carta. Et la sobredicha 
Doña Rerenguela López et los sobredichos manssesores pidieron 
merced á mi, Rey Don Alfonso, que yo que ficiesse este pleito te- 
ner é complir. El yo otorgólo et mando que vala. Et por que esta 
carta sea firme el estable mandé poner en ella mió seello de plomo. 
Fecha la carta en Valladolit, por mandado del Rey , viernes veinte 
et dos dias andados del mes de Febrero, en era de mil et dosienlos 
el noventa el seis anos. Garci Martínez de Segovia la escrivió el año 
sexto que el Rey Don Alfonso regn6. 



4258. 



135 

LXIII. 

Privilegio del Rey D, Alfonso X, confirmando la repartición 

de Alicante y sus términos que habia hecho á favor de los nuevos 

pobladores cristianos. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras délas iglesias 
de España , tom. XI , fol. 648. 

Conosclda cosa sea á lodos los homes, qaantos esta carta vkren, 
como nos Don Alfonso, por la gracia de^Dios Rey de Castiella, de 
Toledo, de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, ^o de abnidc 
de Jahen , en uno con la Reyna Doña lolant mi mugier é con nostro 
fijo el Infante Don Fernando primero é heredero: Entendiendo que 
es á servicio de Dios, é á pro, é á honrra de nos, é á guarda de 
nuestra tierra, poblamos de christianos la villa de Alicant, que ga- 
namos de moros , lo uno por que es y uno de los meiores castiellos, 
é de los mas fuertes que ha en todo el nuestro seniorio , é porque 
es puerto de mar de los buenos , é de los mas sennalados que ha 
en España , por o podemos servir á Dios en muchas maneras é se- 
ñaladamiente en fecho de allent mar contra la yente pagana , et 
poblamosla desta guisa de caballeros fijosdalgo, de mercaderes, é 
é de homes buenos de villas honrrados, é de omes sabidores de mar, 
et diemosles buenos fueros, é muchas franquezas, é muchos térmi- 
nos , et mandamos partir entrellos todos los heredamientos que y 
avie ; et después que fué fecha la partición que mandamos facer 
primeramientre , viniemos á Alicant á la sagon que embiamos rece- 
vir el castiello de Tagunt (1 ) allent mar , vinieron á nos los mas de 
los pobladores de Alicant é querellaronsenos de cuerno la partición 
no fuera fecha assi cuerno nos mandamos. Et nos sobre aquesto 
mandamos á Garci Yicent de Madrit, é á D. Durant de Placencia, 

(i) Quizá sea Sagunto; pero si así es, deberá leerse aquent y no allent 
el mar. Por lo demás no costa de la historia que Don Alonso el Sabio ga- 
nase castillo alguno en África. 



136 

nuestros alcaldes, é Garci Ferrandez de Varea, é á Bernalt Fcrrer, 
que sopiessen todos los heredamientos que havie en Alicant , é en 
Aguas , é en Bosot , é en Agost , é en Nonpot , que les aviemos dado 
por términos , quanto era , é de cuerno eran partidos : et ellos so- 
pieronlo assi cuerno nos mandamos. Et fallaron que era assi partida 
cuemo á nos fuera querellado, de guisa que los pobladores non po- 
dian y vevir por el heredamiento que les fuera dado, é la villa era 
mal poblada. Et de que nos soplemos el heredamiento qual era, é 
quanto, é en quales logares, mandamos á Don Durant de Placencia 
nuestro alcalde, é á Garci Ferrandez de Barea, é á Bernalt Ferrer, 
que lo partiessen de cabo, et ellos partiéronlo bien é leialmente. 
E segunt que estos sobredichos la partición ficieron , diemos un li- 
bro dello al conceio de Alicant seellado con nostro seello de plomo, 
et otorgamos esta partición de que le diemos el libro sobredicho, 
que sea firme é stable de cuemo la ellos partieron , que la hayan 
por heredamiento cada uno dellos, assi quemol fue dado pora siem- 
pre jamas, ellos é los que dellos vinieren pora facer dello todo lo 
que quissieren , assi cuemo délo suyo propio. Et diemos los dello 
este nuestro privilegio seellado con nuestro seello de plomo. Onde 
mandamos que nenguno non sea osado de ir contra este nuestro 
privilegio, nin de quebrantarlo, nin deminguarlo en ninguna cosa, 
ca qualquier que lo ficiesse avrie nuestra ira é pecha rnosye en coto 
cinco mili moravedis é á ellos todo el daño doblado. Fecha la carta 
enValladolit por mandado del Rey, miércoles diez dias andados 
del mes de Abril , en era de mili é dozientos é noventa é seis años. 
Et nos sobredicho íley D. Alfonso, regnant en uno con la Reyna 
Doña lólant mi mugier, é con mió fijo el Infante D. Fernando, 
en Castiella, en Toledo, en León, enGallicia, en Sevilla, en 
Cordova, en Murcia , en Jaén , en Baeza , en Badalloz , é en el Al- 
garve, otorgamos este privilegio é confirmamoslo. Signo f del Rey 
Don Alfonso. =E\ Alferecía del Rey, vaga.=D. Juan Garcia, ma- 
yordomo de la corle del Rey, la conf.=D. Sancho, Electo de 
Toledo é Chanciller del Rey, conf.=La eglesia de Sevilla, vaga. 



137 

=D. Johau, Arzobispo de Santiago é Chanceller del Rey, conf. 
=D. Alfonso, fijo del Rey Johan Dacre, Emperador de Conslanli- 
nopla, é de la Emperadriz Doña Berenguella, Conde Dó, vassallo 
del Rey, conf.=D. Lois, fijo del Emperador é de la Emperadriz 
sobredicha, Conde deBelmont, vassallo del Rey, conf.=D. Johan, 
fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos , Conde de Mon- 
fort, vassallo del Rey, conf.=D. Mahomath Abenmahomat Aben- 
hut, Rey de Murcia, vassallo del Rey, conf.=D. Aboabdille Aben- 
na^ar. Rey de Granada, vassallo del Rey, conf.=D. Abenmafot, 
Rey de Niebla, vassallo del Rey, conf.=D. Ferrando conf.=D. 
Lois conf.=D. Gastón, Bisconde de Beart, vassallo del Rey, conf. 
«=D. Gui, Visconde de Limoges, vassallo del Rey, conf.=D. Rui 
López de Mendoza, Almirage de la mar, conf.=D. Sancho Martí- 
nez de Xodar, Adelantado de la Frontera , conf.=D. García Ra- 
mírez de Toledo, Notario del Rey en el Andalucía, conf.=D. Ma- 
tlie. Obispo de Burgos, conf.=D. Ferrando, Obispo de Falencia, 
conf.=D. Remondo, Obispo de Segovia, conf.=D. Pedro, Obispo 
de Siguenza, conf.=D. Gil, Obispo de Osma, conf.=La Eglesia 
de Cuenca, vaga. =D. Benito, Obispo de Avila, conf.=D. Az- 
nar. Obispo de Calahorra, conf.^=D. Ferrando, Obispo de Cor- 
dova, conf.=D. Adam, Obispo de Placencia, conf.=D. Frei Pe- 
dro, Obispo de Carthagena, conf.=D. Pedryvañez, Maestre de la 
Orden de Calalrava , conf.==D. Ferrant Gonzalvez de Roias , Me- 
rino mayor de Castiella, conf.=D. Garcia Suarez, Merino mayor 
del regno de Murcia,- conf.=D. Garcia Martínez de Toledo, No- 
tario del Rey en Castiella, conf.=D. Pedro, Obispo de Ovie- 
do, conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, conf.^=D. Pedro, Obis- 
po de Salamanca, conf.=-D. Pedro, Obispo de Astorga , conf.=« 
D. Leonart, Obispo de Cibdat, conf.=D. Miguel, Obispo de 
Lugo, conf.=:D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obis- 
pode Tuy, conf.=:D. Juan, Obispo de Mendoñedo, conf.=D. 
Pedro, Obispo de Coria, conf.=D. Frei Robert, Obispo de Sil ve, 
conf.=ü. Frei Pedro, Obispo de Badalloz, conf.=D. Pelay Pe- 

TOMO I. 18 



r>8 

rez, Maestre de la Orden de Santiago, conf.=D. García Ferran- 
dez, Maestre de la Orden de Alcántara, conf.==D. Martin Nuñez, 
Maestre de la Orden del Temple, conf.=D. Gonzalo Morant, Me- 
rino mayor conf.=D. Roy Garcia Troco , Merino mayor de 

Gallicia, conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, Notario del Rey en 
León, conf.=D. Alonso Ferrandez, fijo del Rey, conf.=D. Ro- 
drigo Alfonso conf.^D. Martin Alfonso conf.r:==D. Rodrigo Gómez 
conf.=D. Rodrigo Frolaz conf.=D. Ñuño González conf.=D. Al- 
fonso López conf.=D. Simón Roiz conf.=D. Alfonso Tellez conf. 
==D. Forran t Roiz de Castro conf.=D. Pedro Nuñez eonf.=D. Ñu- 
ño Guillen conf.=D. Pedro Guzman conf.-— D. Rodrigo Gonzalvez, 
el ninno, conf.=D. Rodrigo Alvarez conf.— D. Ferrant Garcia conf. 
=D. Alfonso Garcia conf.=D. Diago Gómez conf.=D. Gómez 
Roiz conf.=D. Gutier Suarez conf.=D. Johan Pérez conf. =D. Fer- 
rant Ibañez conf.=D. Martin Gil conf.=D. Ramir Díaz conf.=:D. 
Rodrigo Rodríguez conf.=D. Alvar Diaz conf.=D. Pelays Peres 
conf.=Alvar Garcia de Fromesta la escrivió el anno sexto que el 
Rey D. Alfonso regnó. 

LXIV. 

Exención de nuncio otorgada á los canónigos^ racioneros y ca- 
pellanes de la iglesia de Toledo, por el infante I). Sancho, ar- 
zobispo electo de la mi&ma. 

Biblioteca nac. Colección delP. Barriel, tomo DD 42, fol. Í25. 

^dM¿«"'" *^*' Quanto nos imperialis splendor et ilustrissiraorum Regum á qui- 
bus exordium sumpssimus nobililatis tituli iluslrant, tanto nos 
fatemur et recognoscimus nos esse debitores summi servitio Condi- 
toris. Hincest,quod nos, Sancius, divina providentia Toletane 
sedis Eleclus, Ispaniarum Primas, domini Regis Cancellarius, nos- 
trorum sequentes progenitorum vesligia , nobilitatem volenles ec- 



239 

clesiaruin Tolelaae (1) cui divina providente clemencia prefidemus, 
gratiam facimus libertalis personis, canonicis, portionarys et ca- 
pellanis ebdomadarys Ecclesie cathedralis, presentibus ac posteris, 
in perpetuara valituram , quod in morte ipsorum , memorati non 
teneantur muías nec equitaturas, nec cifos argénteos , nobis nec suc- 
cesoribus nostris daré: facientes in hoc gratiam specialem , ad ma- 
iorem igitur istius gratie firmitatem, presentera cariara mandara us 
sigilli nostri patrocinio insigniri. Datara Brioce, XXIIl die Julii era 
M.GG. nonagesiraa sexta. Nos Sancius, Dei gracia Toletane sedis 
Electus , Ispaniarura Priraas , Doraini regis Cancellarius, ffirrao et 

confirrao. 

LXV. 

Ordenanzas, sobre la manera de sustanciar los pleitos los Al- 
caldes de Yalladolid dadas por el Rey 1). Alfonso X, 

Academia de la Historia. Colección de 1>. Francisco Martinez Marina, , lom. 
D261. 

Conoscida cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren corao ^'^2^^ «so'*» *« 
nos Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Gasliella, de Toledo, 
de León, deGallicia, de Sevilla, de Gordova , de Murcia , et de 
Jahen. Por contienda que fallaraos que era entre los alcalles, é el 
merino de la villa de Yalladolid por que non sabien que era lo que 
debie cada uno dellos guardar é facer, Nos, por loller esta dubda 
entrellos , diemosles nuestra carta seellada en que dize quales son 
las cosas que debie cada uno dellos guardar é facer. Priraeramenle 
decimos , que si algunos vinieren aate los alcalles por entrar en 
pleito deben de mandar, si son señores del pleito ó personeros, et 
si dixieren que son personeros , no los han de recivir á menos que 
lo muestren, segund lo manda el fuero, nin deben judgar en los 
dias de las fiestas en que manda el fuero que non judguen. Et deben 



(i) Parece deberá suplirse urUs ó sediis. 



uo 

guardar otro si, que non se tengan con la una parle, nin con la otra, 
nín por amor, nin por desamor, nin por miedo, nin por ninguna 
cosa que les prometan , nin les den : el que sean mesurados en sus 
palabras contra los que vinieren anlellos á pleito en oírlos bien , é 
non los denostar; é deben guardar que non judguen en otro lugar 
que non sea de su alcalldia , nin á los de la tierra que no an poder 
dejudgar, nin á otros, nin apremien , nin prendren nin usen de 
ninguna cosa del poder que an en los logares onde fueren dados 
pora judgar, si non fuere por avenencia de las partes. Otro si, de- 
ben guardar que non judguen en los logares que an de poder jud- 
gar á orne de otra parte aquien demandan anlellos, fueras en estas 
cosas sennaladas que aqui dieremos : asi como si alguno hubiese 
fecho en aquel logar mismo cosa por que mereciere pena en el 
cuerpo ó en el haver , ó lo oviere fecho en otro logar" é le fallasen 
alli; ca el que tal fecho face, bien asi como lo podrien demandar 
si lo ficiese alli o es morador , bien asi lo puede demandar do ficie- 
se el mal fecho o alli le fallaren. El eso mismo que si demandaren 
á alguno de otra tierra antellos por razón de emprestido ó de com- 
pra, ó de vendida, ó de empennamiento , ó de postura, ó de ave- 
nencia , ó de otro fecho de qual maner quier que sea que fizo hi, 
ó por razón de algunas cosas destas sobredichas que fizo en otro 
logar et puso de cumplir alli, et esto mismo decimos fallándolo el 
demandador en aquel logar ; pero si acaesgiere que el que ficiere 
algunas destas cosas sobredichas, fuere ome que ande refuyendo 6 
escondiéndose por que non le fallen en aquel logar o es morador, 
nin en el que fizo el pleito, nin alli o puso de lo cumplir, mandamos 
que aquel que judgare la tierra, o fuere fallado tal reboltoso como 
este , que le faga venir á facer derecho á uno destos tres logares 
qual el mas quisiere. Et otro si decimos que si demandan anlellos á 
ome de otra alcalldia, casa, ó vinna, ó tierra raiz que sea en la 
vinna, ó en la tierra, quellos han dejudgar que deben responder an- 
lellos; et eso raesmo decimos si alguno demandare bestia, ó siervo, 
ó oti'a cosa mueble que diga el demandador que le furtaron, ó que 



141 

perdió, que allí debe responder el que la to viere , ó fuere fallada 
con ella. Et empero si fuere orne que non sea sospechoso, dando 
recabdo que venga á los plazos á fazer derecho , debengelo llevar; 
et si fuere orne de otra guisa, métanlo en man de fiel, é dé recabdo 
que venga á los plazos que le pusieren los alcaldes á facer derecho 
sobrella . Et si fuere sospechoso et non diere tal recabdo , sea preso 
fasta que parezca si ha derecho en ella, ó si es en culpa ó non. Et 
aun decimos que demás que si demandaren á alguno por razón de 
alguna cosa que heredó, qual alli debe responder et facer dere- 
cho , ó lo debie facer aquel de qui es heredero fallándolo en aquel 
logar. Otro si decimos, que si alguno fuere emplazado delante su 
alcalde, et después del emplazamiento se fuere morar á otra tierra, 
que alli debe facer derecho o fuere emplazado primeramente sobre 
aquel pleito , ca los pleitos do se comienzan alli se deben acabar, 
fueras si el Rey los manda librar en su corte, ó en otro logar. Si 
acaesQÍere otro si , que el demandado quisiere demandar alguna 
cosa antel juicio final, ante aquellos alcalldes ó le demanden á el, 
decimos que lo puede facer, fueras ende si le demandaren alguna 
cosa por razón de fuerza , ca entonce non lo puede demandar el de- 
mandado, si non por razón de otra fuerza, ó fueras ende si el 
demandador demanda al demandado cosa porque debe morir ó per- 
der miembro ó ser echado de la tierra , ca en tales demandas 
non es tenudo de responder alli. Los alcaldes deben judgar los 
pleitos que vinieren antellos , también de mueble como de raiz, de 
los omes de aquellas tierras donde son alcaldes , et de los omes de 
las otras tierras sobre las cosas sennaladas que dixiemos de suso 
deven judgar todos los pleitos en que quepa justicia , fueras ende 
pleito de riepto sobre fecho de traición, ó de aleve, ca esto non lo 
puede otro alguno judgar si non Rey, ó los adelantados mayores, 
demandandogelo el ; et otro si, pleito de treguas quebrantadas ó de 
aseguranza de Rey, ó de ome que ficiere falsedat de moneda , ó de 
seello, ó en carta de Rey, ca estas cosas per tenescen á juicio de 
Rey, é por ende non las puede otro nhiguno judgar si non el Rey, 



142 

ó los adelantados, ó los alcaldes de la corte, por su mandado: pero 
los alcaldes son lenudos de mandar al merino que recabde para an- 
iel Rey á todos aquellos que átales cosas ficieren. Et si el merino 
non fuere en el logar, ó non los quisiere, mándelos ellos prender á 
otros porque non se pierda la justicia: et los alcaldes sean tenudos de 
dar voceros amas las partes, si gelo demandaren , ó á la una dellas, 
si entendieren que non es sabidor de razonar su pleito. Et si los 
alcaldes mandaren á alguno de los voceros, que suelen tener las 
voces cutianamente, que tengan la voz de alguno, é non la quisieren 
tener, debeníe defender por pena, que non tenga voz fasta un anno, 
si non suya ó de aquellos que manda el fuero. Deben otrosi, los 
alcaldes facer que aquellos cuyo fuere el pleito, é sus voceros, é sus 
consejeros sean ante ellos quando lo razonaren, é los que non ovieren 
que veer en el pleito sean á otra parte, por que los pleitos non sean 
destorvados por roido, nin por voces, et los alcaldes si quisieren, 
pueden lomar algunos que oyan los pleitos con ellos, et con quien se 
consejen; pero tales deben tomar para esto que sean sabidores de de- 
recho , et de que non hayan sospecha que ayuden á ninguna de las 
partes; et si esto non quisieren facer, pueden ellos librar los pleitos 
por si. Mas si fuere en pleito de justicia, decimos que en todas guisas 
son tenudos de los lomar, por que la justicia se faga derechamente et 
mas sin dubda. Et deben sacar ende á todos aquellos que entendieren 
que ayudarán á la una parte é estor varán á la otra. Pero si aquellos 
que han de judgar el pleito mandaren á aquellos que non han de 
ver en el pleito nada, como á los otros que deslorvaren, que se va- 
yan de aquel logar, o ellos están judgando, é non lo quisieren fa- 
cer, mandamos que peche diez mili moravedis, la mealat al Rey, 
é la mealat á los alcaldes, et demás sea echado del pleito. Et 
si acaesQiere que venga antellos pleito sobre la cosa en que ha- 
yan muchos parte , et quisieren razonar á cada uno lo suyo , non 
gelo deben consentir los alcaldes; mas que fagan que cada una de 
las partes den sendos razonadores que razonen el pleito por todos, 
ellos otros callen, et non destorven á los que razonai-en; el si non 



113 

quisieren callar por mandado de los alcaldes, deben haber tal pena, 
como dixlemos de suso. Et decimos otro si, que si muchos quere- 
llosos vinieren anlellos por razonar el pleito que deben oir et librar 
al que querellare primero, fueras ende si fuere pleito que fuere 
comenzado , ó de varón ó de muger que sea tan coy tado , porque si 
non gelo librasen luego que gelo tornarien en grand danno. De- 
bense levantar los alcaldes de buena mañana á comenzar á oir los 
pleitos desde que saliere el sol fasta medio dia. Esto deben facer 
desde mediado octubre fasta pascua maior, et desde pasqua mayor 
fasta mediado octubre deben comenzar á esa misma hora , et oir los 
pleitos fasta que el tercio del dia sea pasado. Et deben acotar los 
pleitos lo mas que pudieren , non dando grandes plazos , nin sobe- 
ranos á los mas devengelos dar mesurados, 

segud manda el fuero. Et aun deben mas facer por librar mejor los 
pleitos é dar mas ciertos juicios, que si acaesgiere que en las ra- 
zones que antellos fueren tenudas viniese alguna dubda por que non 

pudiesen dar el juicio alas parles en aquel 

logar, ó entendieren que la dubda fuere fasta que las dubdas sean 
tollidas, et las razones vengan llanas é cumplidas, sobre que el juicio 
se pueda dar ciertamente. Empero estas preguntas deben facer eá 

tal manera que non que han sabor de 

facer ayuda ó demostrar á algunas de las partes como razonen. 
Mas por que quieren saber la verdat por que puedan judgar dere- 
chamente , olrosi , si alguno aduxiere libro de otras leyes para ra- 
zonar por el, debenle romper et facer que 

que peche quinientos moravedis al Rey , ca como quier que nos 
plega , et queramos que los del nuestro sennorio aprendan las leyes 
que usan en las otras tierras, é todas las mas por que sean mas en- 
tendidos , et mas sabidores , non tenemos por bien que razonen los 
pleitos, nin se juzgue por ellas, si non fueren tales que concuerden 
con estas. Et si los alcaldes ante quien aduxieren el libro non lo 
quisiere romper luego ante si, mandamos que haya la pena de 
aquel que lo aduxo; et si judgaren por el, que hayan aquella pena 



144 

misma, et non vala la sentencia. Et si acaesciere tal pleito que por 
el fuero non se pueda librar, deben lo embiar al Rey aquellos ante 
quien viniere en esta manera. Primeramente, deben facer saber 
el pleito como acaesgio et sobre que , et todas las razones como fue- 
ron tenudas , et después la dubda é la mengua que fallaren en el 
fuero, por que non lo pudieron librar. Et la carta que ficieren desto 
para enviar al Rey , debe ser fecha ante amas las partes , de ma- 
nera que la oyan é entiendan , si fueron escripias todas las razones 
asi como fueron tenudas. Et si el Rey fallare que la dubda ó la 
mengua fuere tal, por que deba facer ley sobre ella, aquella ley que 
fuere fecha, que sea puesta en el fuero dol conviniere. Los alcaldes 
deben facer complir los juicios de los otros alcaldes que son dados 
para pleitos sennalados, et otrosi de los otros de avenencia. Et si 
ellos non lo pudieren facer cumplir, debenlo mandar al merino que 
los cumpla con poder del Rey. Et deben otrosi apremiar á los al- 
caldes de avenencia que libren los pleitos que recibieren para li- 
brar. Fecha la carta en Segovia por mandado del Rey , sábado 
treinta é un días andados del mes de Agosto , en era de mili é dos- 
cientos é noventa é seis anuos. Johan Pérez de Cuenca la escrivió el 
auno séptimo que el Rey D. Alfonso regnó. 

LXVI. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo á la iglesia ca- 
tedral de Sevilla los diezmos de todos los donadíos que hiciere 
en esta ciudad , Carmona y Arcos , á los Obispos, Ricos homes 

y Ordenes. 

Biblioteca nac. Colección delP. Burriel, tomoDD 414 , fol. 468. v. 

13' de «ctiembre Couoscida cosa sca á todos quantos esta carta vieren como nos 
Don Alphonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de 
León , de Galicia, de Sevilla , de Córdoba , de Murcia é de Jahen, 



de 4238. 



145 

en uno con la Regna Doña Violant, mi muger é con nuestro fijo 
el Inffanle Don Fernando primero é heredero , é con nuestro fijo el 
inffanle Don Sancho. Por grant sabor que avemos de facer bien é 
merced al arzobispo é al cavildo de la eglesia cathedral de Santa 
Maria de la noble cibdad de Sevilla, la qual ganó é ffundó el mui 
noble é mucho honrrado Don Ferrando nuestro padre , é nos con 
el , é la ganamos de moros , é la poblamos de christianos á servicio 
de Dios é de la Virgen Santa Maria, su madre, é de la eglesia de 
Roma , é por honrra del mui noble é mucho honrrado el Rey Don 
Ferrando, nuestro padre, que iace hi enterrado, é por su alma, é 
por remission de nuestros pecados , damos é otorgamos al arzobispo 
é al cavildo de la eglesia de Santa Maria de Sevilla la sobredicha > 
éá todos sus succesores, todos los diesmos de .todos los donadlos 
que nos diemos á los obispos é á los ricos-homes é á las ordenes 
en Sevilla , é en todos sus términos , é ottrosi en Carjnona , é en 
Arcos , que diesmen al arsobispo é al cavillo de la eglesia sobre- 
dicha pora siempre jamas el diesmo que deben dar á las eglesias 
por razón destos donadlos, ellos ó quien quier que los aian dellos 
por camio ó compra , salvo los diesmos del ageyte de Sevilla del 
alxarafe é de lo que es arrededor de Sevilla de lo que nos tomamos el 
diesmo, que finque y para nos pora siempre , é mandamos é defen- 
demos que ninguno non sea osado de ir contra este nuestro pre- 
vilegio deste nuestro donadlo , nin de crebantarle , nin de rainguarle 
en ninguna cossa , ca qualquier que lo ficiesse avrie nuestra ira é 
pecharnoshie en cotto mili moravedis , é al arzobispo é al cavildo 
sobredicho todo el daño doblado. E por que este previlegio sea firme 
é estable mandárnosle sellar con nuestro sello de plomo. Fecha la 
carta en Segovia por mandado del Rey , viernes trece dias andados 
del mes de Setiembre en era de mili é docientos é noventa é seis 
años. E nos sobredicho Rey Don Alphonso, regnante en uno con la 
Regna Doña Violant , mi muger , é con nuestro fijo el Inffante Don 
Fferrando primero é heredero , é con nuestro fijo el Inffante Don 

Sancho en Castiella é en Toledo, en León, en Galisia, en Sevilla, 
Toaío I. 49 



146 

en Córdoba , en Murcia , en Jahen , en Baeza , en Badajoz é en el 
Algarbe, otorgamos este previlegio, é confirmárnoslo. :t=Don Sancho, 
Electo de Toledo é Changeler del Rey, confirma. :^La Eglesia de 
Sevilla vacat.=D. Jolian, Arzobispo de Santiago é Changelerdel Rey, 
conf.=D. Alphonso de Molina conf.=:D. Frederic conf.=D. Felipp 
corif.=D. Ffernando conf.=D. Lois conf.=:D. Alphonso, fijo del 
Rey Don Johan Dacre, Emperador de Costantinopla é de la Empera- 
triz Doña Berenguela, Conde Do, vasallo del Rey, conf.=D. Lois, 
fijo del Emperador é de la Emperadris sobredichos, Conde de Mon- 
fort, vasallo del Rey, conf.^D. Aboadile Abenazar, Rey de Grana- 
da, vasallo del Rey, conf.=D. Mahomath Aben mahomath Abenhut, 
Rey de Murcia, vasallo del Rey, conf.=D. Aben Mafot, Rey de 
Niebla, vasallo del Rey, conf.=D. Gastón, Visconde de Beart , va- 
sallo del Rey, conf.=D. Gui, Visconde de Limoges, vasallo del 
Rey, conf.=D. Malhe, Obispo de Burgos, conf.=D. Ffernando, 
Obispo de Falencia, conf.=D. Remon, Obispo de Siguensa, conL 
»=D. Gil, Obispo de Osma, conf.=La eglesia de Cuenca vacat 
=D. Benito, Obispo de Avila, conf.=:D. Aznar, Obispo de Ca- 
lahorra, conf.=D. Fferrando, Obispo de Córdoba, conf.=D. 
Adam, Obispo de Falencia, conf.=D. Fasqual, Obispo de Jahen, 
conf.=D. Frei Fedro, Obispo deCartajena, conf.=D. Pedro Iva- 
ñes. Maestre de la Orden de Calatrava, conf.=:D. Ñuño Gonsale» 
conf.=D. Alphonso López conf.=D. Simón Rois conf.=D.. Al- 
phonso Telles conf.=D. Fferrando Rois de Castro conf.=D. Fedro 
Nuñez conf.=D. Ñuño Guillen conf.=D. Rui Censales conf.=D. 
Rodrigo Alvares conf.=D. Fferando García conf.=D. Diego Go- 
mes conf.=D. Gómez Rois conf.=D. GutierSuares conf.=D. Suer 
Tellez conf.=D. Martin, Obispo de León, conf.=D. Pedro, Obispo 
de Oviedo, conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, conf.=D. Pedro, 
Obispo de Salamanca, conf.^=D. Pedro, Obispo de Astorga, conf. 
=D. Leonardo, Obispo de Cibdat, conf.=D. Migael, Obispo de 
Lugo, conf.=D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo 
de Tui, conf.=D. Johan, Obispo de Mendonedo, conf.=D. Pedro, 



U7 

Obispo de Coria , conf.=D. Frei Rubert, Obispo de Sil ve, conf. 
=D. Frei Pedro, Obispo de Badalloz, conf.=D. Pelay Peres, 
Maestre de la Orden de Santiago, conf.=D. Garda Fernandez, 
Maestre de la Orden de Alcántara, conf.=D. Martin Nuñez, Maes- 
tre de la Orden del Temple, conf.=D. Alphonso Fernandez, fijo 
del Rey, conf.=D. Rodrigo Alphonso conf.-=D. Martin Alphonso 
conf.=D. Rodrigo Gomes conf.=D. Rodrigo Floras conf.==D. 
Ferrant Ivañes conf.=D. Martin Gil conf.=D. Alvar Diaz conf.= 
D. Pelay Pérez conf. =D. Pedro Gusman, Adelantado mayor de 
Castiella, conf.=D. Gonsalo Gil, Adelantado mayor de León, conf. 
=D. Alphonso Garcia, Adelantado mayor del regno de Murgai, 
conf.=D. Dias Sánchez de Funes, Adelantado mayor de la fronte- 
ra, conf.=D. Rui Garcia Troco, Merino mayor de Galigia, conf. 
=D. Garci Martínez de Toledo, Notario del Rey en Castiella, conf. 
=D. Garci Pérez de Toledo, Notario del Rey en el Andalucía, 
conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, é Notario de León, conf.= 
Alvar Garcia de Fromesta la escrivió el año séptimo que el Rey D. 
Alphonso regnó. 

LXVII. 

Breve de Alejandro IV, recomendando á D. Sancho de Aragón, 
Arzobispo de Toledo, al rey D, Alfonso X, -í 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel, tomo DD 42, fol. d93. 



Alexander episcopus, servus servorum Dei. Charissirao in Christo ^ 4» 
filio, Regi Castelle ac Legionis illustri , salutem et apostolicam be~ 
nedictionem. Grandis affectus puré devotionis et dilectionis since- 
re, quem venerabilis frater noster, Archiepiscopus Toletanus, ger- 
manus tuus , ad te gerit sepe ipsi de tua cogitare persona suadet, 
sepe pro tuis commodis animum ejus pulsat, unde libenler de lúa uti- 
lilale tractat, libenter tibi procurat quse cognoscit honori regio ex- 



de abril de 



pediré, atendens provide quod ipse particeps esl lüt commodi et ho^ 
noris. Propler hunc siquidera affectum idem Archiepiscopus, nego- 
liorum tuorum promotor precipuus, apud nos et fratres nostros circa 
promotionem negotiorum ipsorum prudenler et diligenter institit,, 
nos et eosdem fratres cum diligenti providentia et affectione máxi- 
ma inlerpellando, sepius super ¡psis in quibus devotio et dilectio quas 
dictus Archiepiscopus gerit ad personam regiam possunt plenius 
denolari. Nos itaque industriam et affectum predicti Archiepiscopi 
supey^ hiis atendentes, eum multipliciter commendamus, etJicetple^ 
ne constel nobis quod eundem Archiepiscopum , at leneris diligis 
affectione sincera, et ipsius honoris et commodis precipuus zelator 
existis, tamen quia eum propter sue multiplicis evidentiam bonitatis 
sincere dilectionis in Domino brachis amplexamur, providemus pro 
ipso ex superbabundanti excellentiam regiam literis apostolicis ex- 
citare cupienles, ut magnificentia regalis ob reverentiam apostolice 
sedis et nostram specialiler circa ipsum Archiepiscopum aliquid 
statuat, ac honoret et exaltet eumdem: quo circa serenitatem regiam 
rogamus et horlamur atente, quatinus eundem Archiepiscopum cum 
eclesia sibi commissa habens propensius comendatum, lesibi exhi- 
beas in regio favore munificum, et in cunctis oportunitatibus gratis, 
tum preces noslras taliter impleturus, ut cognoscere valeamus 
quod pro nostra et ipsius sedis reverentia predicto Archiepiscopo 

favorem specialem impendas nobis sit in solalium 

circa luam et tuorum personas oporlunis temporibus affl nenies ex- 
ponere apostolice benignilatis afectum. Datum Anagnie, V. idus. 
Aprilis. Pontiíicatus nostri anno quinto. 



U9 

LXVIIL 

Privilegio del Rey Z>. Alfonso X eximiendo de pecho y pedido 
á cuarenta clérigos de las iglesias parroquiales de Avila. 

Academia de la Historia, Colección del Conde de Mora, tom. O 23. 

Conocida cosa sea á lodos los honies que esta caria vieren, como ^^^i Jui^o «i® 
nos Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Gaslella , de Toledo, 
de León , de Galicia , de Sevilla , de Gordo va , de Murcia é de Ja~ 
hen , en uno con la Reyna Doña Violanl , mi muger , é con nues- 
tro fijo el Infante Don Sancho: Por que fallamos que los clérigos 
de las eglesias de las parrochias de Avila facian los aniversarios 
del muy noble é mucho alto D. Alfonso nuestro bisabuelo, é del 
muy noble é mucho alto é muy honrrado Rey Don Ferrando 
nuestro padre , et otro si de la muy noble Regna Doña Rerenguela 
nuestra abuela , é de la noble Regna Doña Reatriz nuestra madre, 
damosles é otorgárnosles estas franquezas que son escripias en este 
privilegio , é mandamos que quarenta clérigos de las parrochias de 
Avila que fueren racioneros, prestes, diáconos, que sean vezinos de 
Avila , que sean escusados de todo pecho, é de lodo pedido, et por 
facerles bien é merced mandamos, que excusen sus paniaguados, 
sus iuberos, é sus pastores, é sus cortesanos, et estos escusados 
que sean de la quantia que los han los cavalleros de Avila, según 
dice el privilegio que tienen de nos. Fecha la carta en Toledo, diez 
dias andados del mes de Jullio era de mili é doscientos é noventa 
é jsiete años. E nos el sobredicho Rey Don Alfonso, regnante en 
uno con la Regna Doña Violant mi muger é con nuestros fijos 
el Infante Don Ferrando fijo mayor é heredero, é Don Sancho, en 
Castiella, en Toledo, en León, en Gallicia, en Sevilla, en Gordova, 
en Murzia, en Jahen, en Raeza, en Radalloz e en el Algarve, 
otorgamos este privilegio é confirmamoslo.=D. Hugo, Duque do 
Rorgoña, vasallo del Rey, conf.— D. Gui, Gonde deFlandres, va* 



450 
sallo del Rey, conf.=D. Enrrique, Duque de Lorena, vasallo del 
Rey, conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Joan Dacre, Emperador de 
Constan linopla é de la Emperatriz Doña Berenguela , Conde Do, 
vasallo del Rey, conf=D. Luis, fijo del Emperador é de la Em- 
peratriz sobredichos. Conde de Belmont, vasallo del Rey, conf.«= 
D. Joan, fijo del Emperador é déla Emperatriz sobredichos. Conde 
de Monfort, vasallo del Rey, conf.=D. Mahomath Abenmahomath 
Abenhuth, Rey de Murcia, vasallo del Rey , conf.-=D. Gastón, 
Visconde de Beart, vasallo del Rey, conf.=D. Guy, Visconde de 
Limoges, vasallo del Rey, conf.=D. Aboabdille Abennazar, Rey 
de Granada , vasallo del Rey, coiif.==D. Abenmachfot, Rey de 
Niebla, vasallo del Rey, conf.=D. Sancho, Arzobispo de Toledo é 
Chanceler del Rey, conf.=D. Remondo, Arzobispo de Sevilla, conf. 
=D. Johan, Arzobispo de Santiago é Chanceler del Rey, cónf.= 
D. Alfonso de Molina conf.=D. Fredrich conf.=D. Phelipp, conf. 
=D. Ferrando conf.;==D. Lois conf.=D. Mathe, Obispo de Bur- 
gos, conf.=D. Ferrando, Obispo de Falencia, conf.=D. Fr. Mar- 
tin, Obispo deSegovia, conf.=La eglesia de Santiago, vaga. == 
D. Gil, Obispo de Osma, conf.=D. Rodrigo, Obispo de Cuenca» 
conf.=D. Benito, Obispo de Avila, conf.=D. Aznar, Obispo de 
Calahorra, conf.=D. Ferrando, Obispo de Cordova, conf.=D. 
Adam, Obispo de Plasencia, conf.=D. Pasqual , Obispo de Jahen, 
conf.=D. Fr. Pedro, Obispo de Cartagena, conf.=D. Pedryva- 
ñez. Maestre de la Orden de Calatrava, conf.=D. Martin, Obis- 
po de León, conf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.^D. Suera, 
Obispo de Gamora, conf.=D. Pedro, Obispo de Salamanca, conf- 
=D. Pedro, Obispo de Astorga, conf.=La eglesia de Cibdat Ro- 
drigo, vaga.=D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, Obis- 
po de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=D. Johan, 
Obispo de Mendoñedo, conf.=D.' Pedro, Obispo de Coria, conf. 
=D. Frai Robert, Obispo de Silve, conf.==:D. Frai Pedro, Obispo 
de Badalloz, conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de San- 
tiago, conf.=D. Garci Ferrandez, Maestre de la Orden de Alean- 



151 

tara, conf.=:D. Martin Nuñez, Mí^estre de la Orden del Temple» 
conf.=:D. Diag Sánchez de Ffunes, Adelantado raayor de la fron- 
tera, conf.=D. Rois Pérez de Mendoza, Almirage de la mar, conf. 
=D. Garci Pérez de Toledo, Notario del Rey en el Andalucía, 
conf. ^=D. Pedro Guzman, Adelantado mayor de Castiella , conf. 
»=D. Alfonso Garcia, Adelantado mayor en tierra de Murcia, conf. 
=D. Garci Martínez de Toledo, Prothonotario del Rey en Castie- 
lia, conf.=D. Gonzalvo Gil, Adelantado mayor de León, conf.=: 
D. Roí Garcia Troco , Merino mayor de Gallicia, conf.=Maestre 
Johan Alfonso, Arcidiano de Santiago é Notario del Rey en León, 
conf.=Juan Pérez de Cuenca la escrivió el año octavo que el Rey 
D. Alfonso regnó. 

LXIX. 

Poderes dados por \D. Jayme 1 de Aragón para resistir á las 
pr^etensiones de D. Alonso X al imperio general de las Españas. 

Archivo general de la Corona de Arag^on. Regist. VI. Jacobi I. part. 2. fol. 
218. Academia déla Historia. Colección del P. Villanueva, E 125, fol. 46. 

V : V qmlibet legítimus procurator contra nuncios ^^dcm?*'*® *** 

Regy Castellae ; et si dicti nunlii voluerint obtinere ex parte dicti 
Regy Castellae, quod sit Imperator Hispano, vel quod Nos, sive 
regna, et térras nostras, in alíqua subiectione ratíone imperii, vel 

qualíbet alia ratione Et quidquid per vos actum, 

sive procuratum fuerit, ratum habebímus atque firmum. Et uthaíc 
procuratio maiore gaudeat firmitate, prsesentem cartam cum sigillo 
nostro maiori fecimus sigillarí. Datum apud Moram, IX kálendas 
Oclobris, anno Domini M.CC.L. nono. 



{{) Estando este documento mutilado é ilegible en las primeras líneas, 
solo se ha podido copiar lo que se imprime. , o > nf) '- , 



452 



LXX 



Privilegio del rey í). Alfonso X concediendo licencia al Obispó 

y cabildo de Cartagena para. comprar heredamientos hasta la 

cantidad de seis mil maravedises , de aquellos que tuvieren do- 

nadios hechos por él, y de los moros de Lorca. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las igle- 
sias de España, tom. Xíí , fol. 488 v. 

* ^55/*^'°^'"® ^* ConosQuda cosa sea á todos los ornes que esta carta vieren , cue- 
rno nos Don Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castiella , de To_ 
ledo, de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, é 
de Jahen. Por facer bien é merced á la eglesia de Cartagena, que 
nos ganamos de moros é poblamos la villa de christianos , é ficiemos 
y bispo á onrra é á servicio de Dios , é por el alma del muy noble 
é mucho alto é mucho honrrado el Rey D. Ferrando, nuestro pa- 
dre, é por nuestra alma, é por remission de nuestros pecados, otor- 
gamos á D. Frai Pedro, Obispo de Cartagena, é á lodos los obis- 
pos que después del hy fuesen, é al cavillo de ese mismo logar, que 
puedan comprar heredamientos fasta en seis mil mrs. alfonsis: et 
estas compras que las puedan facer de todos aquellos á qui nos die- 
mos donadlos en todo el regno de Murcia , é de los heredamientos 
que los moros de Lorca les quisieren vender en Lorca é en su ter- 
mino. Et todos los heredamientos que compren en estas dos mane- 
ras, assi como sobredicho es , damosgelos é 'otorgamosgelos , que 
los hayan libres é quitos por ¡uro de heredat pora siempre jamas, 
pora facer de ello todo lo que ellos quisieren cuemo de lo suyo pro- 
pio. Et defendemos que ninguno non sea osado de ir contra este 
privilegio de este nuestro donadío , nin de crebantarlo , nin de min- 
guarlo en ninguna cosa , ca qualquier que lo ficiesse abrie la nues- 
tra ira é pecharnosye en coto mili mrs. , é á ellos todo el daño do- 



Í53 

blado. Et porque esle privilegio sea firme é estable, mandárnoslo 
seellar con nuestro seello de plomo. Fecha la carta en Toledo por 
mandado del Rey, jueves dos dias andados del mes de Octubre, era 
de mili é doscientos é iiovaenta é siete anos. Et nos sobredicho Rey 
D. Alfonso, regnant en uno con la Reyna Doña lolant mi mugier, é 
con nuestro fijo el Infante Don Ferrando primero é heredero , é con 
nuestro fijo el Infante Don Sancho, en Castiella, en Toledo, en 
León, enGallicia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jahen, 
en Baeza , en Badalloz é en el Algarve , confirmamos é otorgamos 
este privilegio. =D. Hugo, Duc de Borgoña, vassallo del Rey, conf. 
=:D. Guy, Conde de Flandres, vassallo del Rey, conf.=D. Hen- 
rri, Duc Loregne, vassallo del Rey, conf.=D. Alfonso, fijo del 
Rey D. Johan Dacre, Emperador de Constantinopla é de la Em- 
peradrizDoña Berenguelaj Conde de Do, vassallo del Rey, conf.= 
D. Lois, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos. Con- 
de de Belmont, vasallo del Rey, conf.=D. Johan, fijo del Em- 
perador é de la Emperadriz sobredichos. Conde de Monfort, vassallo 
del Rey, conf.=D. Mahomath Abenmahomath Abenut, Rey de Mur- 
cia, vassallo del Rey, conf.=D. Gastón, Visconde de Beart, vas- 
sallo del Rey, conf.r=D. Guy, Vizconde de Limoges, vassallo del 
Rey, conf.==D. Aboadille Abennazar, Rey de Granada, vassallo 
del Rey, conf.=D. Abenmachfot, Rey de Niebla, vassallo del Rey, 
conf.=D. Sancho , Arzobispo de Toledo et Chanceler del Rey, conf. 
«, =D. Remondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=D. Johan , Arzobispo 
de Santiago é Chanceler del Rey, conf.=D. Alfcnso de Molina 
conf.=D. Frederich conf.=D. Phelipp conf.=:D. Ferrando conf. 
«=0. Lois conf.=D. Mathe, Obispo de Burgos, conf. =D. Ferran- 
do, Obispo de Falencia, conf. =D. Fr. Martin, Obispo de Segovia, 
conf.=La Eglesia de Sanctiago, vaga.=:D. Gil, Obispo de Osma, 
conf.=:D. Rodrigo, Obispo de Cuenca, conf.=D. Benito, Obispo 
de Avila, conf.=D. Aznar, Obispo de Calahorra, conf.=D Fer^ 
rando. Obispo de Cordova, conf.=D. Adam, Obispo de Placencia, 
conf.=-=D. Pasqual, Obispo de Jahen, conf.=D. Frai Pedro, Obis- 

TOMO i. 20 . 



454 

po de Cartagena, conf.=D. Pedryvañez, Maestre de la Orden de 
Calatrava, conf.=D. Martin, Obispo de León, conf.=D. Pedro; 
Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, Obispo de gamora, conf.= 
D. Pedro, Obispo de Salamanca, conf.=D. Pedro, Obispo de As- 
. torga, conf.=La Eglesia de Cibdat Rodrigo, vaga.=D. Miguel, 
Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D- 
Gil, Obispo de Tuy, conf.^D. Johan, Obispo de Mendoñedo, conf, 
=D. Pedro, Obispo de Coria, conf.=:D. Frai Robert, Obispo de 
Silve, conf.=D. Frai Pedro, Obispo de Badalloz, conf.=D. Pe- 
lay Pérez, Maestre de la Orden de Sanctiago, conf.=D. Garci Fer- 
randez, Maestre de la Orden de Alcántara, conf.=D. Martin Nu- 
ñez. Maestre de la Orden del Temple, conf.=:D. Diag Sánchez de 
Ffunes, Adelantado mayor de la frontera, conf.=:D. Roi Pérez de 
Mendoza, Almirage de la mar, conf.=D. Garci Pérez de Toledo, 
Notario del Rey en el Andalucía, conf.=:D. Pedro Guzman, Ade- 
lantado mayor de Castiella, conf.=D. Alfonso Garcia, Adelantado 
mayor en tierra de Murcia, conf.=D. Garci Martínez de Toledo, 
Prothonotario del Rey en Castiella, conf.=:D. Gonzalvo Gil, Ade- 
lantado mayor de León, conf.=D. Rol Garda Troco, Merino ma- 
yor de Gallicia, conf.=Maestre Johan Alfonso, Arcldiano de San- 
tiago é Notarlo del Rey, en León, conf.=Pedro Pérez de Segovia 
la escrivló el año octavo que el Rey Don Alfonso regnó. 

LXXL 

« 

Carta del Rey D. Alfonso X en que protesta no perjudicar á 
Toledo el haber mandado aposentar en la ciudad á los que fue- 
ron á las Cortes que mandó reunir en ella sobre lo del imperio. 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tom. DD 114, fol. 176. 

« 'lejfebrcro de Scpatt quantos esta carta vieren et oyeren, como nos D. Alfonso, 
por la gracia de Dios rey de Castiella, de Toledo, de León, de Ga- 
llicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen, loviemos por 



4260. 



455 

bien de fazer nuestras Cortes en la noble cibdad de Toledo sobre el 
fecho del imperio, el á estas Cortes vinieron D. Alfonso de Molina, 
nuestro tio, et nuestros hermanos, et los arzobispos, et los obispos, 
et todos nuestros ricos ornes de Castiella et de León , et muchos omes 
buenos de todas las villas de nuestros regnos, á que conviene de ha- 
ver buenas posadas. Et nos mandamos á los caballeros et á los omes 
buenos de Toledo, que los diesen posadas, las mejores que pudiesen 
aver , fuera aquellas en que ello's moraban ; et ellos por nos fazer 
servicio et nuestro mandamiento , dierongelas , maguer que ellos 
tienen privillejos de nuestros antecesores, el de nos, que ninguna 
non les posase en las casas, si ellos non quisiesen. Et nos por les fa 
zer bien et merced , el non por ir contra los privillejos , mandamos 
et otorgamos , et defendemos , que de aqui adelante ninguno non sea 
osado de ir contra esta nuestra carta, nin de quebrantarla, ni de 
menguarla en ninguna cosa , ca qualquier que lo fiziesse avrie nues- 
tra yra, et pecharnosye en coto mil moravedis, et á ellos todo el 
daño doblado. El por que esta nuestra carta sea firme et stable, man- 
dárnosle seellar con nuestro seello de plomo. Fecha la Carla en To- 
ledo por nuestro mandado, viernes seis dias andados del mes de Fe- 
brero en era de mil é dosientos é noventa el ocho años. Johan 
Ferrandes de Segovia la escrivió el año ochavo que el Rey D. Al- 
fonso regnó. 

;: Lxxii. 

Permiso del Rey de Aragón D. Jayme I á sus infanzones y 
vasallos para que pudiesen ayudar al rey JD. Alonso X en su 
^ ' guerra contra moros, exceptuando el rey de Tunes, 

Archivo general de la Corona de Aragón. Reglst. VI. Jacobi I., part. 2, 
fol. i70 V. Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, E d23, 
fol. 47. , 

V. Dilecliset fidelibus suis, militibus, infangionibus et aliishomini- 
bus terrae nostrae ad quos praesentes pervenerint, salutem et gra^ 



3 de or>ril á«^ 
v¿m. 



12 de abril de 
4260. 



466 

liam. Cum illustris Rex Castellae contra sarracenos ad exaltandam 
lidem catholicam proponat iré manu ármala , et hoc praedicelur per 
terram nostram , facimus vobis scire quod placebit nobis ut , qui 
voluerit, sequatur ipsum, et juvet eum contra sarracenos viriliter 
et potenter , per mare videlicet , et per terram ; dum tamen malum 
non facial Regi Tunicii (i) nec sarracenis submissis eidem. Datum 
Ilerdae III nonas aprilis, anno Domini M.GG.LX. 

LXXIII. 

Carta del Rey D. Alonso X á D. Jayme de Aragón sobre la 
guerra contra los moros y el auxilio que le daba el dicho Bey 

de Aragón. 

Archivo general déla Corona de Aragón. Regist. Vi. Jacobi I. . part. 2. 
fol. 1. Academia de la Historia, Colección del P. Villanueva, E 125, 
fol. 48. 

Al muy noble Don Jayme, por la gracia de Dios Rey Daragon, 
de Mayorga et de Valencia, Comde de Barcelona et de Vrgel, é 
Señor de Munpesler, Don Alfonso, por essa misma gracia Rey de 
Castella, de Toledo, de León, de Gallicia, de Sibilia, de Cordova, 
de Murcia, et de Jahen , salut; assi como á suegro et á amigo que 
mucho amamos, et qui mucho fiamos, é que tenemos en logar de 
padre, et pora quien querriemos que diesse Dios tanta de salut é de 
buena ventura como pora nos mesmo. Rey, viemos dos cartas vues- 
tras que nos embiastes , la una abierta é la otra cerrada , en razón 



(i) El Rey de Túnez nombrado en este documento se llamaba Abu Ab- 
dillah Mohammed Al-mostanser billah (el que solicita ó implorad auxilio de 
Dios) , de la familia de los Benihafss ó Hafssidas. Fué hijo de Yahya y rei- 
nó desde el año 647 de la hégira, hasta el 675 (A. D. 1249-77) que murió, 
sucediéndole su hijo Yahya II. En tiempo de este Al~mostanser ocurrió la 
espedicion de San Luis contra Tunea. v. 



457 

de lo que vos embiamos rogar con Don Goceran de Pinos sobrel 
fecho de la cruzada , de que vos embiamos los traslados encerrados 
dentro en esta vuestra carta. E bien tenemos que non las viestes 
vos,nin las mandariedesfazer átales; que en aquello quedizeen 
a carta abierta que sacades al Rey de Túnez , et á todos aquellos, 
sobre quien el ha seniorio , cosas hia en que nos non pesarle quel 
sacasedes, é chosas en que tenehaos que non lo deviedes querer. E 
otrosi en lo que dize en la otra carta cerrada que nos sacavades 
richos omnes, é los cava lloros que non tenyen de vos térra ni ho- 
nor, Rey, ben podedes vos veer que por aquesta guisa todos nos 
os sacavades; et mas nos pesa á nos por que los omnes lo enten- 
drien assi, que por mengua de aiuda que nos ellos podrien fazer 
por mar. E dizimos vos, que lo que vos nos rogavemos, no lo fa- 
ziemos por que nos oviessemos agora mucho mester. otra aiuda, 
gracias á Dios , mas por que querriemos que en tal fecho como 
aqueste, que oviessedes vos parte. Onde vos rogamos. Rey, que 
veades estos traslados , é que daqui adelante las cartas que á nos 
embiaredes que las veyades vos primeramentre , ó que las faga- 
des leer ante vos. Dada en Soria: el Rey la mandó, lunes XII 
dias andados de Abril. Alfonso Nuñez la fizo en era de mil é do- 
cientos é noventa et ocho annos. 



458 

LXXIV. 

Orden del Rey de Aragón al noble B. de Santa Eugenia y ne- 
gándole el permiso de ir a Túnez acompañando a D, Enrique, 
infante de Castilla. 

Archivo general de la Corona de Arag-on. Regist. VI. Jacobi I. , part. 2. 
fol. 252. Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, E 125, 
fol. 49. 

22^^«j abril de DobiH , ct düecto Bñ, de Sánela Eugenia sa- 

lutem, el dileclionen. Relatione quorundam. ..... quod vos 

vullis iré apud Tunicium cum Enricho fralre illuslris Regis Casle- 
Use. Unde qiiia prout scilis, amor maximus est inler nos el prsedic- 
lum Regem Castellae, el diclus Enrichus sil male cum prediclo fralre 
suo, non esselbonum, quod nos consilium, necjuvamen, nec eliam 
aliquis nobilis, vel alius lerrse noslrae, eidem daremus. Quare vobis 
dicimus, el rogamus, quatinus cum prediclo Enricho ad Tunicium 
non ealis, nec cum aliquo alio, quousque primo loquulus silis nobis- 
cum, el inde á nobis licenliam habealis. Alias scialis pro certo, quod 
non possemus esse quin conlra vos procederé haberemus, in lantura 
quod vobis plurimum displicerel. Dal. Ilerdae X. kalendas Madii, 
anno Domini M.CC. sexagésimo. 

LXXV. 

. Carta de D. Jayme /, rey de Aragón, á D, Alfonso Xde Cas- 
tilla sobre su alianza en la guerra contra los moros. 

Archivo general de la Corona de Aragón. Regist. VI. Jacobi I. part. 2. fol. 
171. Academia de la Historia, colección del P. Villanueva, E 125, fol. 50. 



29 de abril de 
4260. 



Karissimo el semper lanquam filio plurimum diligendo amico 
lldef. Dei gralia illuslri Regí Caslellge, Toleli, Legionis, Gallecise, 



459 
Sevillse, Cordubae, MurciíB et Jahennii: Ja. per eandem Rex Ara- 
gonum etc. salulem et sincerae dileclionis affectum* Yiemos vues- 
tra carta en la qual nos enviastes á dezir que nos sacavamos del fe- 
cho de la cruzada al Rey de Túnez , et aquellos qui eran de sa se- 
yoria , é que cosas hi avia en que non vos pesaría quel sacassemos» 
é cosas en que non lo deviemos querer. Et enviastes nos á dezir que 
en la otra carta cerrada que vos enbiamos , vos sachavamos los ri- 
chos homnes , qui no lenien nostre ben , é que ben podiemos nos 
veer que todos los ensacavemos. On vos respondemos assi á lo de 
Miralmomonino , señor de Túnez , que ben sabedes vos que .tanto á '^^"^' 
con nos , et tanto faz per nos , que non nos seria gent que homnes 
nuestros naturales que exiessen de nuestra térra, é li feziessen mal. 
E quando vos hi mellemos la sua seynoria , entiéndese assi que qui 
fazia mal á la sua seynoria , á el faria mal. E per la amor que el nos 
faz, é per las trevas que avemos con el , é la terza por que tanta de 
gent de nuestra térra a en la sua , é tanto de aver que seria á aven- 
tura de perder, vos non end de vedes catar; quando vos nos end 
quessiesemos catar, que la maior valor que entre los reyes es, si 
es fe. E sabemos que vos calarades la nuestra fe, assi quemo nos 
fariemos la vuestra. = Al otro capítol de los vassalos nuestros, vos 
respondemos assi, que por las conveniencias que son entre vos et nos 
queremos catar que en neguna manera vos non podades aver ra- 
zón de fer bien á aquellos á qui nos non queremos bien. A lo de los 
caveros de nuestro regno qui son vassallos de los richos homnes é 
de los qui son de nuestra mesnada , vos diziemos que nos place muy- 
to que vos ayuden en esta cruzada que vos queredes fer predicar 
contra moros. E en esto, é en otras chosas avemos volontad de fer 
por vos quemo por el mellor amigo que nos avemos , é en que nos 
mas fiamos. E femos vos saber , que la mercé de Deus somos sanos 
et alegres, la qual coza cobdiciamos odir de vos et mas veer. Dat. 
Ylerdae, Illkalendas Madii, anno Domini M.CC. sexagésimo. 
í'-;, .,, ,, .^íí'>'^'ií>|> ]onpn ii>b fí^mii}¡y ¡ 'Vl 'mv. j m/mw 

:;í.'9Í otíp m*í ,aR{l9 ívywmtoin J8 fe oí ñOi'\í>h 



LXXVI. 

Carta del Bey D. Alfonso X mandando al concejo dé Córdoba 

dé ayuda a Pero Bocas, su home, para que pagasen diezmo á la 

iglesia de dicha ciudad los moros y judios. 

Biblioteca nac. Colección del P. Burriel, tom. Dd 96. fol. 57. 

* ia6o.^°"^° *® ^^^^ Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Casliella, de Toledo^ 
de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova , de Murcia , de la- 
hen. A los alcaldes é al aguazil é á los ca valleros, é á los ornes bue- 
nos de Cordova, salut é ^acia. El obispo é el cavildo de la eglesia 
de nuestra villa nos mostraron cosas en que dizien que recibien 
agrabiamientos , que ay algunos homes que no quieren adezmar, 
asi como la eglesia manda. Et otrosi que los moros que labran 
» las heredades de los chrislianos en Palma, é en Castro é en Al- 
modovar, éen otros logares, que les non dan los diezmos de los 
frutos , por razón que dicen los christianos cuyas son las heredades, 
que ellos los deven aver, et sobre esto que llevan ellos el terrazgo, 
é los almariales, é que non quieren dar sinon el diezmo de aquello 
que ellos llevan; é por aquí que recibe grant engaño la eglesia=Et 
esto non tenemos nos por derecho nin queremos que sea. Ende man- 
damos que los christianos diezmen bien é complidamiente, asi como 
es derecho de sania eglesia. Et otrosi mandamos que de aqui ade- 
lante los moros que labraren las heredades de los christianos den 
ende diezmo á la eglesia, asi como lo dan los chrislianos de los otros 
heredamientos que hen. Et mandamos á vos los alcaldes é al agua- 
zil que non consintades á los christianos que embarguen el diezmo 
que an á dar los moros, asi como sobredicho es. Otrosi se nos quere- 
llaron que ay judios é moros que aluengan casas de los chrislianos 
é moran en ellas, é que non les quieren dar aquel derecho que les 
darien los chrislianos si morasen en ellas. Por que tenemos por bien 



161 

é mandamos que los judíos é los moros que moraren en las casas de 
los christianos alegadas, que les densos derechos, así como los darien 
los christianos si y morasen. Otrosí dicen que ay algunos omes que 
yacen en sentencia de descolmugamiento por diezmos , é por sacri- 
legios, é por calonias que han á dar á las eglesias, é por otras cosas, 
é que la non quieren guardar, nin tener la sentencia , nin venir facer 
derecho asi como deven , é por esta razón , que caen los omes en 
muy grandes herros de las almas. Ende nos siempre estas cosas man- 
damos á Pero Bocas, nuestro ome , que faga adezmar á los chris- 
tianos bien é derechamienle , asi como deven. Et otrosí á los moros 
que les faga dar los diezmos de las heredades que labraren de los 
christianos, asi como sobredicho es, é que faga á los judíos é á los 
moros que den el derecho de las casas que logaren, asi como lo darien 
los christianos , é aquellos que yogieren en sentencia de descomul- 
gamiento, que les costringa fasta que vengan complir de derecho de 
santa eglesia. Et mandamosle que aquellos que facer non le quisie- 
ren que los pendre también por esto , como por todas estas cosas so- 
bredichas. Et ninguno que peños le amparase, facer gelo yemos dar 
doblado , et demás al cuerpo é á quanto obiese nos tornariemos por 
ello. Et sobre esto mandamos á vos los alcaldes é al aguazil que en 
aquellas cosas que mester oviere Pero Bocas vuestra ayuda pora 
cumplir esto, quel ayudedes, et si ende al ficiesedes, á vos nos to- 
maríamos por ello. Dada en Gordova: el Rey la mandó, jueves tres 
dias de Junio en era de mili é docientos é noventa é ocho años. Yo 
García Domínguez la fiz escrevir. 



TOMO 1. 21 



6 de jQQlo de 
4260. 



LXXVII. 

Privilegio del Rey D. Alfonso J concediendo á la Iglesia de 

Córdoba las dos partes de diezmos que le correspondían en la 

fábrica de las iglesias del Obispado. 

Academia de la Historia. Colección de privileg-ios y escrituras de las igle- 
sias de España, tom. XVI , fol. 544 v. 

Sepan qiianlos esta carta vieren é oyeren, quemo nos Don Alfon- 
so , por la gracia de Dios Rey de Casliella , de Toledo , de León, de 
Galicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén é del Algar- 
ve : Por honrra de la muy noble é mucho honrrada eglesia de la 
cibdat de Cordova, é por mucho servicio que nos fizo D. Fernando, 
obispo de la eglesia sobredicha, é por facer bien e mercet al deán, 
é al cavildo dése mismo logar, damosles á los que agora son, é á sus 
sucsesores que serán daqui adelante pora siempre jamas, las dos par- 
tes de los diezmos de las fabricas que nos avenios en las eglesias del 
obispado sobredicho , que los aian pora siempre jamas , pora facer 
dellos lo que quisieren , sacado ende que los retenemos para nos por 
seis años que comenzaron por el Sant Johan que pasó del era de 
esta carta é se complirán en el era de mili é trecientos é quatro años; 
Ende mandamos que deste tiempo adelante que recudan con estos 
guardes sobredichos al obispo , é al deán , é al cavildo de la egle- 
sia sobredicha , á ellos ó á qui ellos mandaren , é que gelos paren 
bien, é gelos den todos complidamente, et defendemos que ninguno 
non sea osado de ir contra esta nuestra carta, ni de gelos embargar ni 
de gelos contrallar, ni de les menguar ende ninguna cosa. Ca cual- 
quier que lo ficiesse avrie nuestra ira é pecharnosye en coto mil 
moravedis, é á ellos ó á quien su voz tobiese todo el daño doblado. 
Et por que esta carta sea firme é estable, mandamosla sellar con 
nuestro sello de plomo. Fecha la cartajen Cordova por nuestro man- 



163 
dado, martes sex dias andados del mes de Junio, en era de mili é do- 
cientos é noventa é ocho años. Gil Martínez de Siguenza la escrivió 
por mandado de Millan Pérez de Aellon en el año noveno que nos 
regnaraos. 

LXXVIIl. 

Breve del papa Alejandro IV en que dispone que los clérigos 
prebendados ó beneficiados que estudien, ó enseñen, en los es- 
tudios generales de Sevilla puedan percibir las rentas de sus 
prebendas y beneficiosyiempre que no tengan cura de almas. 

Original en el archivo de la Santa iglesia de Sevilla. 

Alexander episcopus, servus servorum Dei. Dilectis filiis docto- ^'42^.^°°'® 
ribus et scolaribus existentibus in civitate hyspalense, salutem et 
appostolicambenedictionem. Cum obtentu carissimi in Xpo. filii nos^ 
tri, Regis Castelle ac Legionis illustris, venerabili fratri noslro Ar- 
chiepiscopo et dilectis filiis, capitulo et populo civitatis hyspalensis, 
ut in civitate ipsa genérale litterarum studium quod idem Rex , si- 
cut accepimus, in ea ordinare disponit existat, per nostras litteras 
duxerimus concedendum auctoritate vobis presentium indulgemus, 
ut clerici docentes et studentes in civitate predicta, dum huiusmodi 
sludio institerint in eadem, prebendarnm et beneficiorum suorum 
non habentium curam animar um proventus ila percipiant, sicut per- 
cipiunt clerici suarum prebendarum et beneficiorum proventus qui 
docendo et studendo alus studiis general ibus immorantur. Nulli ergo 
omnino etc. Si quis autem hoc obtemptare presumpserit indignatio- 
nem omnipolentis Dei et beatorum Petri el Pauli apostolorum eius 
se noverit incursurum presentibus post triennium minime valituris. 
Dat. Anaguie i I kal. Julii, Pontificatus nostri anno sexto. 



164 



LXXIX. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X nombrando almirante y ade- 
lantado mayor de la mar a D. Juan García. 

Academia de la Historia. Colección del marqués de Yaldeflores , tom. IX. 

"<m °"° ^ Sepan lodos los ornes que este privilegio vieren é oyeren, cuerna 
nos Don Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Casliella , de Tole- 
do , de León , de Galli^ia , de Sevilla , de Cordova , de Murcia , de 
Jahen é de toda el Andalucía: Por gran sabor que avernos de levar 
adelante el fecho de la cruzada dallende el mar á servicio de Dios 
é exaltación de la christiandad , é por pro de nuestros é de nuestro 
sennorio, fagemos nuestro adelantado maior de la mar á Don Johan 
Garcia, nuestro mayordomo, édamosle con el adelantamiento lodos 
los derechos que deve haver almirage, que los aia ansi como nin- 
gún los obo almirage que fuese de Rey, ni de Emperador, é man- 
damos á todos los consejos é á todos los lugares de nuestros puertos 
de Casliella, é de Leon,é de Gallicia, é del Algarve, é del Andalucía, 
é de nuestro sennorio , é á todos aquellos que viniesen por mar de 
qualesquier partes á nuestras tierras, que fagan por el en todo fecho 
de mar como por nuestro almirage en todas las cosas quel mandare, 
como farian por nos mismo, é quel den todos los derechos del almi- 
raldia complidamente, é recudan con ellos á el, ó al quien el manda- 
re. E defendemos que ninguno non sea osado de venir contra este 
nuestro fecho, nin de minguarle ende ninguna cosa; é quel que lo fi- 
ciere terniamos que nos servia mu i malamente, como aquel que va 
contra nuestro mandamiento , é demandar seya nos el cuerpo é 
quanto que hoviese. E por que esto sea firme diemosle este nuestro 
privilegio sellado con nuestro sello de plomo. Fecho el privilegio en 
Sevilla por nuestro mandado, martes veinte é siete dias andados del 
mes de Julio en era de mili é dosientos é noventa é ocho años. E nos 



165 

sobredicho Rey Don Alfonso, regnante en uno con la Reyna Doña 
Violant mi mugier , é con nuestro fijo el Infante Don Fernando pri- 
mero heredero, é con nuestro fijo el Infante Don Sancho , é con nues- 
tro fijo el Infante D. Pedro, en Castiella, en Toledo, en León, en 
Gallisia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia , en Jahen , en Bae^a, 
en Badallos é en Algarve , otorgamos este privilegio é confirmá- 
rnoslo. 

LXXX. 

Carta de Don Alfonso Xde Castilla a Don Jayme 1 de Aragón, 

Archivo general de la Corona de Aragón. Perg. de D. Jaime I, núm. 1630, 
Academia de la Historia, Colección del P. Villanueva, E d25, fol. i 5. 

Al muy noble et muy ondrado Don Jaymes, por la gracia de ^VeMwí*"^''* 
Dios Rey de Aragón, de Mayorgas, et de Valencia, Comde de Bar- 
cilona et de Urgel , et Sennor de Montpesler : Don Alffonso por esa 
mesma gracia Rey de Caslella, de Toledo, de León, de Gallizia, 
de Sevilla, de Cordova, de Murcia, el de Jahen, salut, assi como á 
Rey et á suegro que tenemos en logar de padre , et á amigo que 
mucho amamos , et en qui mucho fiamos, et para quien querrie- 
mos mucha de salud, et mucha de buena ventura. Rey, nos vos 
embiamos otra nuestra carta abierta de creencia con Don Alffonso 
Tellez, nuestro rico omne, sobre lo que nos embiastes dezir por vues- 
tras cartas en razón de la vuestra passada pora ultromar , et del 
casamiento del Inffanle Don Pedro vuestro fijo con la fija del Prin- 
cep de Pulla que queriedes fazer. Et bien dezimos verdal á Dios, 
et á vos , et á todos los omnes del mundo , que aquellas cosas que 
nos vos enviamos dezir et aconsejar sobrestá razón con Don Alffon- 
so Tellez el sobredicho , aquello entendemos que es mas á servicio 
de Dios , et mas á vuestra pro , et á vuestra ondra de vos , et de 
vuestros vasallos, etde vuestros amigos, et de todos aquellos que 
debdo an convusco. Et vos assi lo devedes querer. Onde vos roga- 



466 

mos, quanto vos podemos rogar^ et aconseiamos vos que fagades assi 
como vos dixo de nuestra parte Don Alffonso Tellez el sobredicho 
sobrestá razón; et gradir vos lo emos mucho, et tener vos, lo emos 
en grand amor. Et si vos desto non uos quisiessedes creer de con- 
seio , et la passada pora ultramar quissiedes fazer , et el casamiento 
con la fija del Princep quissiesedes lebar adelante , daqui nos des- 
culpamos ende , que de ninguna cosa non podriedes seer tan mal 
aconseiado, nin en que mas fiziessedes vuestro danno. Et quanto 
en lo nuestro, terniemos que ningún omne del mundo tan grande 
tuerto nunqua recibió de otro como nos recibriemos de vos. Et vea 
Dios, et vos, et los que convusco son, et todos los omnes del mun- 
do, que nos todo nuestro debdo avemos complido contra vos. Et so- 
bresto creed á D. Alffonso Tellez de todo quanto vos dixiere de 
nuestra parle. Fecha la carta en Cordova, domingo XX de Setiem- 
bre era de mille et dosientos noventa et ocho annos. Garcia Do- 
minguez la fizo. 

LXXXI. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X , concediendo á la iglesia de 
Sevilla las villas de Cazalla, Brenes, y otros lugares, con re- 
serva de los derechos reales. ' 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tom. DD 114, fol. 190 v. * 

^de im®™^" Sepan quantos este privilegio vieren é oyeren como nos Don Al- 
fonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, 
de Galisia , de Sevilla , de Cordova , de Murcia , de Jahen , é del 
Algarve , en uno con la Reyna Doña Violant, mi muger, é con nues- 
tros fijos, el Inffante Don Fferrando primero é heredero, é con el 
Inffante Don Sancho, é con el Inffante Don Pedro: Por gran sabor 
que ha vemos de heredar , é de honrrar , é de facer mucho bien é 
mucha merced á la mucho honrrada eglesia catedral de Santa Ma- 
ría de la noble cibdat de Sevilla , la que ganó é fundó el muy noble 



Ife7 

é mucho honrrado el Rey Don Ffernando, nuestro padre, é nos con 
el, é la ganamos de moros, é la poblamos de christianos, á sel'vi-' 
cío de Dios é de la virgen Santa Maria su Madre, é de la eglesia 
de Roma , é por honrra del muy noble é mucho honrrado el Rey 
Don Fferrando nuestro padre que yase hi enterrado, é por su alma, 
é por remission de nuestros pecados , damos é otorgamos á vos 
Don Remondo , Arzobispo de Seuilla , é al cavildo desta eglesia 
misma, é á todos vuestros succesores, el nuestro casliello, é la nues- 
tra villa que dicen Cazalla, é la nuestra villa que dicen Rrenes, é 
la nuestra aldea que dicen Tercia , é la nuestra alearla que dicen 
ümbret: é estos lugares sobredichos vos damos é vos otorgamos, 
que los aiades libres é quitos por juro de heredad para siempre ja- 
mas, para facer dellos, é en ellos, todo lo que vos quisieredes como 
de lo vuestro mismo ; é damoslos con los vasallos , é con todos sus 
términos poblados é por poblar, assi como los an é los deben a ver é 
como nunca mejor los ovieron en tiempo de moros , con montes , é 
con fuentes, con rios, con asudas, con molinos, con pesqueras, con 
canales , con sotos , con deffessas , con pastos , con prados , con ca- 
sas, con viñas, con huertos, con olivares, con figuerales, con lo- 
dos otros arboles que hi son , é con heredat de pan , é con entra- 
das , é con salidas , é con todas las rentas , é con todas las perte- 
nencias, é con todos los derechos que nos hi avenios, é devemos 
ha ver , sacado ende que tenemos para nos é para los que regnaren 
después de nos, guerra, é paz, é moneda, é justicia en estos loga- 
res sobredichos. E que queremos que los christianos que hi po- 
blaren, que se judguen por el fuero de Sevilla, é quando se agra- 
viaren del juicio que les dieren los alcaldes que hi pusiere el ar- 
zobispo, que se alQcn á los alcaldes de Sevilla, é dende á Nos. E 
otrossi queremos, que entre hi el nuestro adelantado , assi como en- 
tra en las otras villas de Andalucía. E si algunos previlegios ó al- 
gunas cartas diemos de estos logares sobredichos, revocárnoslas é 
mandamos que non valan de aqui adelante , nin puedan embargar 
esta nuestra donación en ningún tiempo; é mandamos, é defende- 



168 

mos que ninguno sea ossado de ir contra este nuestro previlegio 
deste nuestro donadio para crebautarlo , nin para menguarlo en 
ninguna cossa ; ca qualquier que lo fficiesse avrie nuestra ira, é 
pecharnosye en coito diez mili moravedis en oro, é al Arzobispo 
é al cavildo sobredicho todo el daño doblado ; é por que esto sea 
firme é estable mandamos sellar este privilegio con nuestro sello 
de plomo. Fecho el privilegio en Sevilla por nuestro mandado^ Do- 
mingo, veintisinco días andados del mes de Noviembre en era de 
mil é docientos é noventa é ocho años. Et nos sobredicho Rey Don 
Alfonso, regnante en uno con la Regna Doña Yiolant mi muger, é 
con nuestros fijos el Infante Don Fferrando , primero é heredero , é 
con el Infante Don Sancho , é con el Infante Don Pedro en Cas- 
tiella , en Toledo , en León , en Gallisia , en Jahen , en Raeza , en 
Badalloz , é en el Algarbe ^ otorgamos este previlegio é confirmá- 
rnoslo. =Don Sancho, Arzobispo de Toledo é Chanceller del Rey, 
conf.=D. Remondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=;D. Johan, Ar- 
zobispo de Santiago é Chanceller del Rey, conf.=D. Alfonso de 
Molina conf.=D. Felipp conf.=:D. Ffernando conf.=:D. Hugo, 
Ducde Borgoña, vasallo del Rey, conf.«=D. Gui, Conde de Frau- 
des, vasallo del Rey, conf.=:D. Henrric, Duc de Loreine, vasallo 
del Rey, conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Johan Dacre, Empera- 
dor de Conslantinopla é de la Emperadriz Doña Berenguela, Conde 
Do, vasallo del Rey, conf.í=D. Lois, fijo del Emperador é de la 
Emperadriz sobredichos. Conde de Belmont, vasallo del Rey, conf. 
=D. Aboadile Abenazar, Rey de Granada, vasallo .del Rey, conf. 
«=D. Abenyafar, Rey de Murcia, vasallo del Rey, conf.— D. Aben- 
mafot. Rey de Niebla, vasallo del Rey, conf.=D. Gastón, Viscon- 
de de Beart^ vasallo del Rey, conf.=D. Gui, Visconde de Li- 
mojes, vasallo del Rey, conf. =D. Martin, Obispo de Burgos, 
conf.=D. Fernando, Obispo de Palengia, conf.=D. Frei Marlin, 
Obispo de Segovia, conf.t=La Eglesia de Seguensa, vacat»=D. Gil, 
Obispo de Osma, conf.=D. Rodrigo, Obispo de Cuenca, conf.= 
La Eglesia de Avila , vacal.=D. Aznar , Obispo de Calahorra , conf. 



169 
=D.Fferrando, Obispo de Cordova, conf.— D. Adam, Obispo d^ 
Placencia, conf.=D. Pasqual, Obispo de Jahen, conf, =:D.Frei Pe- 
dro, Obispo de Cartagena, conf.=D. Pedrivanez, Maestre déla 
Orden de Galatrava, conf.=D. Ñuño Gonzalvez conf.=D. Alfonso 
López conf.=D. Simón Roiz conf.=l). Alfonso Tellez conf.=D- 
Johan Alfonso conf.=D. Ffernando Rois de Castro conf.=D. Gó- 
mez Rois conf.^D. Gutier Suarez conf.=D. Rodrigo Alvarez conf. 
=D. Suer Tellez conf.=D. Martin, Obispo de León, conf.=:D. 
Pedro, Obispo de Oviedo , conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, 
conf.t=D. Pedro, Obispo de Salamanca, conf.=D. Pedro, Obispo de 
Aslorga, conf.=D. Domingo, Obispo de Cibdad, conf.=D. Miguel, 
Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. Gil, 
Obispo de Tuy, conf.=D. Johan, Obispo de Mendonedo, conf.=^La 
eglesia de Coria vacat.=La eglesia de Silve vacat.=D. Frei Pe- 
dro , Obispo de Badalloz , conf.=:D. Pelay Pérez , Maestre de la Or- 
den de Santiago, conf.=D. Garci Fferrandez, Maestre de la Orden 
de Calatrava, conf.=D. Martin Nuñez, Maestre de la Orden del 
Temple, conf.=D. Pedro Guzman , Adelantado mayor de Castilla, 
conf.=D. Diaz Sánchez de Funes, Adelantado mayor de la Fron- 
tera, conf. =^D. Alfonso Garcia , Adelantado mayor de tierra de 
Murcia, conf.=D. Rui Garcia Troco, Merino mayor de Galicia, 
conf.=Maestre Johan Alfonso , Notario del Rey en León , é Arce- 
(Jiano en Santiago, conf.=:Gil Martínez de Siguenza la escrivió por 
mandado de Millan Pérez de Aellon, el año noveno que nos rei- 
namos. 



TOMO I. 22 



Í70 



LXXXII. 

Fuero concedido á los moradores de Campomayor por D, Fr, 
Pedro Obispo de B(^dajoz {\). 

Academia de la Historia , Colección de privilegios y escrituras de las Igle- 
sias de España, tom. XUI, fol. 344. 

3'^^ mayo de ¡n Dcí nomiue, amen. Conoscida cossa sea á quanlos esta caria 
vieren, como nos Frey Pedro, por la gracia de Dios obispo de Ba- 
daioz, con conseio de nuestro cavillo et de nuestros canoligos, da- 
mos et otorgamos á todos los pobradores de Campomayor , tan bien 
á los que son y , como á los que han de venir , et damosles este 
fuero, et estos usos, et estas costumbres.— Otorgamos á lasduas par- 
tes de los cavaleyros , vayan en fonsado , et la tercera parte rema- 
nesca en la villa; et una vez enano fagan fonsado; el quiñón 
fural fonzado, peche por fuero cinco ff. por fonsadera.=Et por 
omecidio , peche cinco ff. á palacio. = Et por casa derola con 
armas, et con sendos, et espadas, peche CGC íf. , et la séptima 
parte á el palacio. =Et qui fnrtar, peche por una novena al 
contendor dos quiñones, et la séptima parle al palacio.=Et qui 
mollier forciar , et ella se clamar, et dixier: aquel me forció, 
et elle (2) negar, dé ela (3) otorgamento de tres ommes, tales 
quales el fur , et si non , iurelo con XII : et si non hover otor- 
gamento , iure el solo , et si non podier iurar, peche ad la mojler 



(i) Esle documento no se ha colocado en el lugar cronológ-ico que le 
corresponde entre los del año de 4260, porque habiéndose remitido para su 
cotejo á donde se halla el original , ha sido devuelto tarde y sin dicho re- 
quisito. 

(1) Está portVíc, él. 

(2) Alla,dct7ía. 



^7^ 

CCC. ff., etla séptima parle á palacio. =Teslimonia mintrosa et 
fiel mintroso, peche LX ff., et la séptima parte á palacio, et düplet 
el haver.=Et qui en conceio, ó en mercado, ó en eclesia feriere, 
peche LX ss. , et los medios á palacio , et los medios á conceio, ét 
de los medios de conceio la séptima parte á palacio. =Et ome qui 
fur gentil (1 ) ó heredero non sea merino. =Et qui á vila fur peños 
achar ó fiador, et al monte fur penorar , dupple la prenda et peche 
LX ss. , la séptima parte á palacio. =Et qui non fur á señal de 
iuiz (2) et peños tolir al saon (3) peche I ff. al iuiz.=Et qui non 
fur apelido ( 4) , cavaleyros et peones , sacados aquellos que fueren 
en servicio, el cavallero peche X ff. ; et el peón V. ff. á vecinos. 
Qui havier aldea (5) el yugada de Boes, et un asno, et quarenta 

^beias, et dos lechos, comple cávalo Et 

qui quebrar sinal con sua moller (6) , peche I ff. al iuyz.=Qui 
cávalo ageno cavalgar, peche un carnero, el si mais, peche las en- 
gueras (7), por un dia seis, el por la noche I ff.=:El qui firir con 
lanza ó con espada, por la entrada peche X ff. ; et si pasar á la 
otra parte, peche XX ff. al querelloso. =Qui quebrantar oio, ó 
brazo, ó diente, por cada un menbro (8) peche C ff. al querelloso, 
et dé la séptima parte á palacio. =Qui moller agena ferir ante so 
marido peche XXX ff., el la séptima parte á palacio. =Qui moion 
ageno mudar en su ero, peche V ff. et la séptima parte á palacio. 
=Qui linde ageno quebrantar , peche V ff . , et la séptima parte á 



{i) El forastero ó el que tuviere posesiones en la villa. 

' (2) Señal está, aqui por señalamiento ó citación , y iuiz por juez. 

, (3) Sayón ó alguacil. 

(4) Quien no fuere á apellido ó llamamiento de guerra. 

(5) Pago , porción de tierra labrada. 

(6) Es decir , el que repudiare á su muger; literalmente el que rompiere 
el anillo ó señal de matrimonio con su muger. '• (- 

(7) Alquiler. r . 

(8) Menbro ó miembro. 



472 

palacio. =Qui condictero (¡i) ageno malar, coia el omecidio et dé 
la séptima parle á palacio, otro si de su orlolano et de su quintero 
et de molinero, et de solariego. =Qui ovier vasallos en su solar ó 
en su heredat, non sirva otro omme de toda su- fa^ienda, si non al 
señor del solar.=Tiendas et molinos et fornos de omraes de Cam- 
pomayor sean libres de fuero. =Cavaleiros de Campomayor sean 
en juicio por podeslade de infanzones, et los clérigos hayan cos- 
tumbre de los cavaleiros , et los peones hayan en inicio por cava- 
leiros^ villanos de otra tierra. =Qui vinier por vocero contra su ve- 
cino por ome de fuera de villa , pedie X ff . , et la sétima parle 
á palacio. =Ganados de Campomayor pascan por toda nuestra tier- 
ra et non den montadgo.=Omme á quien se naufragar (2) su ca- 
vallo, maguera haya otro, sea escusado ata cavo de año.=Mance- 
bo qui matar omme fuera de villa et fuir,su amo non peche el ome- 
Qidio..=Por todas querellas de palacio iuguen (3-} sift vocero et 
iuyz sea vocero.=Qui en vila pennorarcon sayón, et le loliet 
penno , otorgue el sayón et prenda con ayuda de tres collacio- 
nes, et prende por LX ff. , el los medios á conceio et los medios 
al querelloso. =Barones de Campomayor non sean dados en prés- 
tamo. =Et si ommes de Campomayor oviesen iuycio con ommes de 
otra tierra, non cora anieles firma , mais cora entre ellos pesquisa 
6 r¡eto.=Et omraes ca valeres que fueren en fonsado ó en guardia^ 
todos los cavallos que se perdieren en algara ó en lide^ primera- 
mientre sean alzados, sin quinta , en después dad ad nos la quinta 
derecha. =Todo montadgo de termino de Campomayor et de todas 
las cosas que pertenes^en á los montadiegos, et seco , et verde , et 
caloña, et despoio de ommes defuera de vila de Campomayor, sea» 
del obispo de Badaios, libremienlre de azarias (A) et de guardias^ 



(i) Del lalin conditor, guarda. ^ 

(2) Inutilizare. 

(3) Juzguen. 

(4) Escolla que en las villas limítrofes á los mores solían llevar los ve- 



♦73 

é la quinta parte dada á nos sin toda esforcion.=:Qualquier que 
ficier á arrobar ó prendar ganado de cassa , peche LX ff . á palacio, 
et duple el ganado á su dueño. =Teslamos et afirmamos por siem- 
pre que á calquiera que peñerar mercaderes ó viadores xpianos, 
ludios ó moros , si non fueren fiadores ó deudores , qualquier que 
lo faga , peche LX ff. á palacio, et dupplen el ganado] o que quier 
que prendaren á su señor; et sobre esto peche C. mrs. por coto 
que quebrantó , et el señor haya la meatad , et el conceio la otra 
maetad.=Et si alguno á nuestra vila vinier, et algunos maulares 
ó algunas cosas tomar por fortia , et fur morto ó ferido , non pechen 
por el ninguna caloña, nin hayan ende sus parientes omecidio.=Et 
si con querella vinieral Rey del, ó alseñor de la tierra, peche G. mrs. 
é la meatad al señor, et la meatad al conceio. =Mandamos et otor- 
gamos que si algún ladrón fuere, et si por un año ó por dos años 
furtar ó arrobar, et si sejendo liyyar (1) , et si por alguna cosa 
daqueloque cometió repentldo fuere, sálvese como ladrón. =Si la- 
drón fuere et ladrón ye, paresca en todo el ó entre á pena de la- 
drón. =Et si alguno es repentido por furto et non es ladrón nin fué, 
responda á sus fueros.=Et si algún omme fijia agena levar sobre 
su voluntad, et la non pedler á sus parientes, pécheles CCC. mrs. 
et la séptima parte á palacio, et deraays sea omecidio.==De por- 
tadgo de mercado, de troge de cávalo, de paños de lino et de lana, 
I ÍL=Dq troxel (2)' de lana I ff.=De troxel de fustanes Y ff.=' 
De troxel de paños de color V ff.=De carrega de pescado I ff.= 
De carga de asno YI d.=De carga de xpianos, de cénelos Y ff.= 
De carga de mouros, de cénelos I mr.=Portage de cavalio que 



einos cuando salían á cortar leña en los montes. Aza por aceta se decía en 
latín bajo á la hacha ó segur , azarii á los leñadores, y azaria á la escol- 
ta que llevaban en tales casos. 
(i) Quiere decir, «y si siendo tal, lisiare ó hiriere a alguno.» 
(2) Del latin bajo trocellus ó troscellus, que equivale á fardo de ropa. 



\ 



174 

vendíereih en azogue (4)1 ff.=De mulo I ff.=De asno V cl.=: 
De voe VI d'.=De carnero III meallas==De porco dos d.=De furo 
(2)11 d.=De carga de pan et vino III meallas=üe cargado 
peón I d.=De moro que vendieren en mercado I ff.==De mo- 
ro que se rendir (3), el diezmo =Del moro que caia con su se- 
ñor, el diezmo^=I>e coyro de vaca et de cierva II d.=De coyros 
de ciervo et de gamo III meallas,=:De carga díB cera V ff.=De 
carga de aceyte T ff.=Este portage es de ommes de fuera de vila^ 
et la tercia de hospede, el las duas del señor de la tierra. =Et todo 
pobrador de Gampomayor que I año morar et cassa fecier , haya 
heredat devengada, et quendo se fuer, pecheY ff.=Fecha esta ave- 
nencia et este fuero , postrimero dia de Mayo de la era de mil et 
dogienlos et noventa é ocho años. Et yo Sancho Pérez escriví este 
fuero por mandado del dicho Johan Martinez , escrivano , todo pa- 
labra por palabra, el letra por letra, segund que en el se contenda, 

que no en el ninguna cosa, et so teslimonio.=Et 

alli dó dice moUer, es emendado et non valla por hi menos, et está 
á siete renglones contados de encima de la carta. =Et ego Magister 
Roberlus , Canonicus Paceiísis , vidi el legi forum supradictum el 
sum ad premisa teslis,==Ego Martin us Santii, Thesaurarius Pacen^ 
sis, vidi et legi prefatum forum sigillalum el sum testis.=Ego 
Martin US Joannes et Loiras vidi el legi forum supradictum et sum 
ad premissa teslis.=:Et yo Johan Martínez , escrivano publico de la 
ciudad de Badaios, vi el fuero, et leido, et fis lo escribir et pus aquí 
mió sigfno por testimonio. 



(i) Mercado : es palabra arábig^a de as-sóc, que sig^nifica lo mismo. 

(2) Hurón. 

(3) Se redimiere ó se rescatare. 



ns 

LXXXIIL 

Privilegio del rey D, Alfonso X, en que designa ¡os términos de 
Escalona, y concede á sus vecinos el fuero real y varias fran- 
quezas (1). 

Academia de la Historia. Colección de D. Juan Sempere y Guarinos, tom. I. 
fol. 342. Colección ms.^e privilegios de la villa de Escalona, que posee 
el Dr. D. Eugenio Moreno López. 

Sepan quantos este privilegio vieren como nos Don Alfonso, por ^ f¿,.'""^° *^® 
la gracia de Dios Rey de Castiella , de León , de Toledo, de Galli- 
cia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén et del Algarve, 
en uno con la Reyna Doña lolant , mi mugier , et con nuestros fijos 
d Infante Don Fernando primero et heredero, et con el Infante Don 



(í) En una confirmación hecha en Valladolid, duraste la minoría de Don 
Alfonso el XI, dia 25 de Marzo de la era 1355 (año d317), se inserta un privi- 
legio del rey D. Alfonso el Sabio, en el que , con la misma fecha que el que 
se publica , se otorga á la villa de Escalona el Fuero real. No se pone aquí 
por ser enteramente igual, á excepción de omitir la partición de límites , 
tener el encabezamiento siguiente : 

«Sepan quantos este previllegio vieren como nos Don Alfonso por la gra- 
cia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla de 
Cordova, de Murcia, de Jaén é del Algarve, en uno con la Reyna Doña Vio- 
lante mi muger, é con nuestros fijos el Infante Don Fernando primero é he- 
redero , é con el Infante Don Sancho , é con el Infante Don Peydro ; por que 
fallamos que la villa de Escalona non havrie fuero complido por que se ¡ud- 
gasen asi como devie, etc.» Sigue después como el que se publica. Hállase 
este documento en una de las colecciones de la Academia y en otra ms. de 
privilegios de Escalona que posee el Dr. D.Eugenio Moreno López, cate- 
drático de historia de España en la Universidad de esta corte , de cuyo ma- 
nuscrito son las variantes que se anotan. 



176 

Sancho, el con el Infante D. Pedro; por el gran amor et sabor 
que havemos de onrrar el mejorar á la villa de Escalona, acrecentá- 
rnosle, et damosle por tierra et termino et juridiccion cevil et cri- 
minal, desta guisa: que comienze su tierra et termino et juridiccion 
et misto imperio , desde la boca del arroyo de la Guadanilla , el rio 
Dalberche arriba, acatante al castillo deAlhami, fasta dar en el vado 
Madedero , et dende atravesando el dicho Alberche por el camino 
que va á Almorox, junto á la entrada del arroyo de Aldehuela, tra- 
vesando el monte derecho por el mancho Perogil, fasta atravesar el 
arroyo que se llama Valdasnos, por el camino que va de Almorox á 
Navazarras, et el monte arriba derecho á dar en la cabeza et risco 
que llaman á la cabeza mayor de Brocana, por el monte arriba de- 
recho del Cadoce , et el monte arriba derecho fasta dar en los Pe- 
ralejos que están juntos del carril que viene et va de Toledo al Tiem- 
blo et Cebreros, et por el carril adelante fasta dar en la fuente de 
Andrinoso, et desde la dicha fuente travesando el dicho arroyo An- 
drinoso de Valde el Pinar, et por el zerro et pinar, et cuerda de (1) 
Ayame , aguas vertientes acatant á San Martin de Valdeiglesias , et 
derecho por la cuerda de el pinar fasta el risco alto acatant á Tór- 
tolas por la dicha cuerda fasta dar por el arroyo de los Nogales, que 
viene del pinar á dar en el dicho arroyo de Tórtolas, travesando el 
dicho Tórtolas fasta dar alia bajo de las viñas de Navaredonda, tra- 
vesando junto con las viñas de la dicha Navaredonda] fasta dar en 
la entrada del arroyo Manzano que da en larroyo de TAvellaneda, 
et el arroyo Manzano arriba fasta encima de la sierra acatante al 
Tembló, do dicen el Orilla (2) , et por la sierra et cuerda della de- 
recho fasta dar á la cabeza mas alta de la sierra de Yruelas , aguas 
vertientes contra Avila , quedando por termino pora la dicha villa 
de Escalona las dichas sierras et montes et tierras el robles el'cas- 



(1) En olra copia; «cuerda del Pinar de Val de Aryame.o 

(2) En olra copia : «el Herilla.» 



477 

táñales acatante contra ella, et desde la dicha sierra de Yruelas 
aguas vertientes á ambas partes fasta dar en el collado Don Yague, 
et dar al camino Aviles; et por el dicho camino ayuso fasta do di- 
cen Robledo llano, et dende derecho por el dicho camino fasta la 
garganta que dicen el Avellanar; et por la dicha gargante abajo 
fasta dar en Tietar; etporel dicho rio de Tietar abajo á dar al 
Barro de los Carros, atravesando el carril á dar en Navagra- 
juelos , et en Navagrajos , et atravesando derecho fasta do yun- 
ta el arroyo Castaño con el arroyo de Zenicieiito , travesando la 
sierra et monte á dar á la cabeza de la sierra que está acatant á la 
figuera de las Dueñas; et por la cuerda de la sierra fasta poniente 
acatante el Almendral, et dende volviendo acatante al rio Alberche, 
derecho por cima de Fresnedoso de los Monteros , fasta dar en el 
arroyo de San Benito, et el arroyo abajo á dar en el rio Alberche, 
el el dicho rio ayuso fasta dar en el lomo de la cuerda de Beba, que- 
dando todas las dichas tierras el montes et sierras de contra Esca- 
lona, et que la catan por suyo termino, desde la cuerda de Beba, 
derecho fasta dar en el lugar de Zerralvo que va por el dicho lugar, 
et dende volviendo al Brabo et por San Martin la cumbre arriba á 
dar en la cumbre de Val verde, travesando por la cumbre de Val- 
vellido , por cima de Yalverdejo á dar en la cabeza que dicen To- 
melosa , et derecho aguas vertientes fazia Maqueda et Escalona fasta 
dar encima de Pradana, et derecho por la dicha cumbre aguas ver- 
tientes, partiendo termino con Maqueda, fasta dar en Trascassares, 
termino de Alhamin ; et dende retornando al dicho arroyo de las 
Guadanillas do comienza el dicho termino et juridiccion cevil et cri- 
minal, et mero mixto imperio quedamos á la dicha villa de Escalona. 
E otro por que fallamos que la dicha villa de Escalona non habia 
fuero complido por que se juzgase, ansi como devie, et por esta 
razón venien muchas dudas, et muchas contiendas , et muchas ene" 
mizdades, et la justicia no se complia asi como devie, et nos, que- 
riendo sacar todos estos daños , dárnosles é otorgamosles aquel fuero 
que nos ciemos con consejo de nuestra corte , escripto en libro et 

TOMO I. " 23 



178 

seellado con nuestro seello de plomo , que lo hayan el concejo de 
Escalona, también de villas, como de aldeas, por que se judguen 
comunalmente por el en todas cosas pora siempre jamas, ellos et los 
que dellos vinieren : et demás por les hacer bien et mercet , et por 
dalles gualardon por los muchos servicios que ficieron al muy noble 
et muy alto et mucho honrrado Rey Don Fernando , nuestro padre, 
et á nos ante que regnasemos, et después que regnamos, damosles 
et otorgamosles estas franquezas que son escritas en este preville- 
gio : que los ca valleros que tovieren las mayores casas pobladas en 
la dicha villa de Escalona con mugeres et con fijos, et los que non 
ovieren mugeres, con la compaña que o vieren, desde ocho dias antes 
de Navidad fasta el dia de Sant Juan Bautista, et tovieren cavallo et 
armas, et el cavallo que vala de treinta mora vedis arriba, et escudo 
et lanza, et loriga, et brafoneras, et perpunte, et capiello,et espada, 
que non peche por los otros heredamientos que ovieren en las cib— 
dades , et en las villas, ct en los otros logares de nuestros regnos, el 
que escusen sos paniaguados, et los pastores, et los molineros, et los 
amos que criaren los fijos, et los ortolanos, et los yugeros, el los col- 
meneros, et los mayordomos que ovieren,'en esta guisa: que el cava- 
llero que o viere de quarenta fasta cien bacas, que escuse un ba- 
querizo et non mas; et si dos fasta tres fueren aparceros que ovieren 
quarenta vacas ó mas fasta ciento , que escuse un vaquerizo et non 
mas. Et el que oviere cabana de vacas en que haya de cien vacas 
arriba , que escuse un vaquerizo et un cabañero , et un rabadán ; et 
el que oviere ciento entre obejas et cabras que escuse un pastor et 
• non mas. Et si dos aparceros ó tres se juntaren, que hayan ciento 
obejas ó cabras, ó fasta mil , que escusen un pastor et non mas. Et 
si uno ó dos fasta tres ovieren cabana de mili entre obejas et cabras 
que escusen un pastor et un cabañero et un rabadán. Et el cavalle- 
ro que oviere veinte yeguas, que escuse un yegüerizo et non mas. 
Et si dos fasta tres fueren aparceros et ovieren veinte ieguas, escu- 
sen un yegüerizo et non mas. Otro sí mandamos que el cavallero 
que oviere cien colmenas, que escuse un colmenero, et si dos fasta 



179 

Ires fueren aparceros que ovieren cien colmenas et dende arriba, 
que otro si non escusen mas de un colmenero. Et el cavallero que 
oviere cien puercos, que escuse un porquerizo et non mas; et si 
fueren dos ó tres aparceros que hayan cien puercos, que non escusen 
mas de un porquerizo. Otro si mandamos que el cavallero que fue- 
re en la hueste, que haya dos escusados, et si llevare tienda redon- 
da, que haya tres: et el que to viere todavia loriga de cavallo suya, 
et la levare, haya cinco escusados. Otro si, mandamos que las ca- 
bulas de los aportellados et de los paniaguados de los cavalleros , et 
de sus siervos, que las hayan los cavalleros de quien fueren, assi 
como nos debemos haberlas nuestras; et los pastores que escusaren, 
quesean aquellos que guardaren los sus ganados propios; et los 
amos que los sus fijos criaren , que los escusen por quatro años, 
mientras el fijo criaren et non mas; et los mayordomos que ovieren 
que sean aquellos que vistieren et governaren, et que non haya mas 
de dos el que mas oviere. Et mandamos que estos escusados que 
ovieren , que si cada uno oviere valia de cien moravedis en mueble, 
et en raiz , et en quanto que ovieren ó dend ayuso , que lo puedan 
escusar: etsi oviere valia de mas de cien moravedis, que peche á 
nos. Otrosi , mandamos que quando el cavallero muriere , et fincare 
la rauger viuda, que haia aquella franqueza que habia su marido, 
mientre toviere bien vibdedat, et si casare después con ome que non 
sea guisado de cavallo et de armas, segunt dicho es, que non haia 
escusados mientre non toviere el marido este guisamiento ; et si los 
hijos partieren con la madre, que la madre haia sus escusados por si 
el los fijos los suios fasta que sean de hedad de diez et ocho años ayu- 
so, et que non los aian fasta que sean guisados. Otro si, mandamos 
que si los fijos partieren con el padre , después de muerte de su ma- 
dre , que el padre haya por si sus escusados , et los fijos por si los 
suyos, fasta que sean de hedat, ansi como sobredicho es; et los fijos 
después que pasaren de hedat de diez et ocho años si non casaren, 
que non puedan escusar mas de sus yugueros. Et todos aquellos que 
mas escusados tomaren de quanto este privillegio dice, que pierdan 



tm 

los otros que les otorgamos que oviesen » segunt dicho es. Otrosí 
mandamos: que pues estos escusadosde valia decient moravedis an 
de ser , que los tomen por mano de aquellos que el nuestro padrón 
ficieren, et con sabiduría del pueblo de las aldeas de Escalona, et 
quel por si los tomare , que pierda aquellos que tomare por toda via. 
Et por fazer mayor bien et mayor mercet á los cavalleros , manda- 
mos que quando moriere el cavallo , el cavallero que estuviere gui- 
sado, que haya plazo fasta quatro meses que compre cavallo, et por 
estos quatro meses que non toviere cavallo que non pierda sus escu- 
sados , et que los haia ansi como los otros cavalleros que estuvieren 
guisados. Et otrosi , les otorgamos que el año quel concejo fuere á la 
hueste por mandado del Rey , que non pechen los pueblos de las al- 
deas la marliniega , et mandamos et defendemos que ninguno non 
sea osado de hir contra este nuestro privillegio pora quebrantarlo, nin 
pora menguado en ninguna cosa , ca qualquier que lo finiese, avrie 
nuestra ira. et pechanosye en coto mil moravedis, et al concejo lodo 
el daño doblado. Et por que esto sea firme et estable, mandamos see- 
Jlar este nuestro privillegio con nuestro seello de plomo. Fecho el 
privillegio en Sevilla , por nuestro mandado , sábado cinco dias an- 
dados del mes de Marzo en era de mil et dosientos et noventa et nue- 
ve años. Et nos , el sobredicho Rey Don Alfonso regnante en uno 
con la regna Doña lolant mi mugier, é con nuestros hijos el Infante 
Don Fernando primero é heredero, et con el Infante Don Sancho, et 
con el Infante Don Pedro, en Castiella, en Toledo, en León, en Ga- 
licia et en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jahen, en Baeza, en 
Vadalloz et en el Algarve, otorgamos este privilegio et confirmárnos- 
lo. Yo Gil Martínez de Siguenza lo escriví por mandado de Millan 
Pérez de Aellon en el año deceno (1) que el Rey Don Alfonso regnó. 

(i) Las copias de este documento ponen equivocadamente año noveno» 



LXXXIT. 

Privilegió del rey D. Alfonso X eximiendo de hospedage á lo& 
:yííM t)»1t;il>'rjíl moradores de la ciudad de Sevilla, ) é lliui 

Tümbo> de Sevilla. Biblioteca naciunal,' D 45, fól. i9 v. > o 

i Sepan quantos este previllegio vieren et oyeren commo nos Don "^^ei™""" ** 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Gasliella, de Toledo, de León, 
de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia , de Jaüen, del Al- 
garve, en uno con la reyna Doña Violante mi muger,é con nuestros 
fijos el Infante Don Ferrando primero é heredero, é con el Infante 
Don Sancho , é con el Infante Don Pedro. Por grant sabor que ave- 
rnos de fazer bien é mercet á todos los caballeros, é á todas las due- 
ñas, é á todos los mercaderes, é á todos los omnes que son morado- 
res en la noble ^ibdat de Sevilla, asi á los clérigos, commo á los 
legos? Otorgamosles tanbiená los que agora y son, commo á los que 
serán deaqui adelante pora siempre jamas , que las casas o ellos 
moraren , que sean franqueadas desta manera : que ninguno de 
quantos andubieren en nuestra casa , nin otro que sea de nuestro se- 
señorio , nin de fuera de nuestro señorío , non pose en ellas , si non 
fuere consu plazer, é con su mandado, é aquellos que y posaren 
con su plazer que sean tenudos de les dar estalage por quantos dias 
en sus casas posaren , por cada ome un dinero, é por cada bestia un 
dinero. E mandamos é defendemos, que ninguno non sea osado[de 
venir contra lo que en este previllegio mandamos , ca qualquier que 
10 fisiese avrie nuestra yra é pecharnosye en coto mili mrs. , é pe- 
charle aquel en cuya casa posase contra su voluntad por cada dia 
cient mrs. E otrosi mandamos , quel posadero que posare en la casa 
con plazer del señor, que non sea osado de tomarle ropa, nin otra 
cosa ninguna por fuerga, nin fazerle dapño ninguno en sus casas ; é . 
si lo fiziere, que peche al señor de la casa lo que tomare ó el (Japño 



482 

que le fiziere doblado, é diez mrs. de mas en coto, é por que esto 
sea firme é estable mandamos sellar este previllegio con nuestro 
seello de plomo. Fecho el previllegio en Sevilla por nuestro manda- 
do, jueves veynte é cuatro dias andados del mes de Mar50,en era de 
mili é dozientos é novaenta é nueve años. E nos el sobredicho Rey 
D. Alfonso , regnanle en uno con la Reyna Doña Violante mi muger 
é con nuestros fijos D. Fernando primereé heredero, é con el Infan- 
te Don Sancho, é con el Infante Don Pedro, en Castiella, en To- 
ledo, en] León, en Gallizia, en Sevilla, en Cordova, en Murgia, en 
Jahen, en Baega, en Badajos é en el Algarve, otorgamos este pre- 
villegio é confirmamoslo. El Infante D. Manuel , hermano del Rey, 
su Alferes, conf.=El Infante D. Fernando, fijo mayor del Rey, é su 
Mayordomo^^mayor, conL=Signo del Rey D. Alfonso,^=D. Yugo, 
Duc de Borgoña, vasallo del Rey, conf.=D. Guy , Conde de Flan- 
des, vasallo del Rey, conf.=D. Enrri, Due de Loregne, vasa- 
llo del Rey, conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Johan Dacre, Em- 
perador de^Costantinopla é de la Emperadriz Doña Berenguela, 
Conde Do, vasallo del Rey, conf.=D. Luys, fijo del Emperador é 
de la Emperadriz sobredichos. Conde de Belmente, vasallo del Rey, 
conf.=D. Johan ,^fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredi- 
chos, Conde-de^Montefort , vasallo del Rey, conf.=D. Gastón, Vis- 
conde de Beart , vasallo del Rey, conf.=D. Guy, Vizconde de 
Limoges, vasallo del Rey, conf.=D. Alfonso de Molyna, conf.== 
D. Felip conf.=D. Fernando conf.=D. Luys conf.=:D. Sancho, 
Argobispo de Toledo é Changeller del Rey, conf.=D. Remondo, Ar- 
zobispo de Sevilla, conf.=D. Johan, Arzobispo de Santiago é Chan- 
geller del Rey, conf.=D. Aboabdile Abenazar, Rey de Granada, 
vasallo- del Rey, conf.=D. Abujafar, Rey de Murcia, vasallo del 
Rey,conf,=D. Abenmafot, Rey de Niebla, vasallo del Rey,conf.= 
D Martin ,'^Obispo¿de Burgos, conf.=D. Ferrando, Obispo de Falen- 
cia, conf.=D. Frey Martin, Obispo de Segovia, conf.=LaEglesia 
de Siguenca, vaga.=D. Gil, Obispode Osma, conf.=D. Rodrigo, 
Obispo de Cuenca, conf.^La Eglesia de Avila, vaga.=D. Aznar, 



183 

Obispo de Calahorra, conf.=D. Fernando, Obispo de Cordova, conf. 
=D. Adam, Obispo de Plazengia, conf.=D. Pasqual, Obispo de 
Jahen, conf.==D. Frey Pedro, Obispo de Cartagena, conf.=D. Pe- 
drivañez, Maestre de la Orden de Calatrava, conf.n=D. Martin, 
Obispo de León, conf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. 
Suero, Obispo de Gamora, conf.=D. Pedro, Obispo de Salamanca, 
conf. =1). Pedro, Obispo Dastorga, conf.=D. Domingo, Obispo 
de Cibdat, conf.=D. Miguell, Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, 
Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=D. Jo- 
han, Obispo de Mendoñedo, conf.=D. Ferrando, Electo de Coria, 
conf.=íD. Garcia, Electo de Silve, conf.=D. Fray Pedro, Obispo 
de Badallos , conf .==D. Pelay Peres , Maestre de la Orden de San- 
tiago, conf.— D. Garci Fernandes, Maestre de la Orden de Alcán- 
tara, conf.=D. Martin Nuñes, Maestre de la Orden del Temple, 
conf.=D. Ñuño Gonzalesconf.=D. Alfonso López conf.:=^D. Simón 
Ruysconf. , D. Alfonso Telles conf. , D. Juan Alfonso conf. ==D. Fernans 
Ruys de Castro conf.=D. Gomes Ruys conf.=D. Rodrigo Alvaret 
conf.=D. Suer íTelles conf.=D. Alfonso Fernandez, fijo del Rey, 
D. Rodrigo Alfonso conf.=D. Martin Alfonso conf.=D. Rodrigo 
Floraz conf.^D. Johan Pérez conf.=D. Fernand Ivañes conf.=: 
D. Ramón Dias conf.=D. Pelay Pérez conf.=D. Pedro Guzman, 
Adelantado mayor de Castilla, conf.=D. Alfonso Garcia, Adelan- 
tado mayor de tierra de Murcia é del Andaluzia, conf.=D. Gutier 
Suares, Adelantado mayor de tierra de León, conf.=D. Ruy Gar- 
cia Troco , Merino mayor de Gallizia , conf.:=Maestre Johan Alfon- 
so, Notario del Rey en León é Arcediano de Santiago, conf.=Yo 
Gil Martínez de Siguenga la escrevi por mandado de Millan Pérez 
de Aellon en el año deceno {\) que el Rey D. Alfonso reynó. 

(i) Pone equivocadamente noveno. 



LXXXV. 

Privilegio del Rey D. Alfoñso'X,'é¿imien¿íodéhospedages a 
los canónigos y racioneros de la iglesia de Córdoba. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escritutas de las igle* 
sias de España, tom. XVI. fol. 536. 

M dii^mayo ác Sepan quantos este privilegio vieren é oieren cuerno nos Don Al- 
fonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de León, 
de GalUcia, de Sevilla, de Gordo va, de Murcia, de Jalien é del 
Algarve , en uno con la Reyna Doña Yolant, mi mugier, é con nues- 
tros fijos, el infante Don Ferrando primero é heredero , é con el 
infante Don Sancho , é con el infante D. Pedro: Por grand savor 
que avernos de facer bien é merced al cavillo de la Eglesia cathe- 
dral de Santa Maria de la noble ciudad de Gordo va , asi á las perso* 
ñas cuemo á los canónigos , cuemo á los racioneros , otorgamosles 
también á los que agora y son , cuemo á los que serán daqui ade- 
lante pora siempre yamas , que las casas o ellos morasen que sean 
Tauqueadas desta manera, que ninguno de quantos audubieren en 
nuestra casa , nin otro que sea de nuestro señorío , nin de fuera de 
nuestro señorío, non pose en ellas , si non fuere con su placer é con 
su mandado; é aquellos que y posaren con su placer que sean tenu- 
dos de les dar ostalaje por quantos dias en sus casas posaren, por ca- 
da orne un dinero, et por cada bestia un dinero. Et defendemos quel 
posadero que posare en la casa con placer del señor que non sea 
osado de tomar la ropa , nin otra cosa ninguna por fuerza , nin de 
facerle daño ninguno en sus casas ; et si lo ficiese que peche al se- 
ñor de la casa lo quel tomare ó el daño quel ficiese doblado , é diez 
moravedis demás en coto. Et mandamos é defendemos que ninguno 
non sea osado de venir contra lo que en este privilegio mandamos, 
ca qualquier que lo ficiese avrie nuestra ira é pecharnosye en coto 



185 

mili ffioravedls, é pecharye á aquel en cuia casa posase contra su 
voluntad por cada día quatro mora vedis. Et por que esto sea firme 
é estable mandamos sellar este privilegio con nuestro sello de plo- 
mo. Fecho el privilegio en Sevilla por nuestro mandado lunes trein- 
ta dias andados del mes de Mayo en la era de mili é docientos é 
noventa é nueve años. Et nos el sobredicho Rey D. Alfonso reg- 
nante en uno con la Reyna Doña Yolant, mi mugier, é con nuestros 
fijos el infante D. Ferrando primero et heredero, con el infante D. 
Sancho, con el infante D. Pedro, en Gastiella, en Toledo, en León, en 
Gallicia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jahen, en Baeza, 
en Badalloz, et en el Algarve, otorgamos este previllejo é confirma* 
moslo. D. Sancho, Arzobispo de Toledo, Ghanceller del Rey, conf. 
^D. Remondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=:D. Alfonso de Molina 
conf.=D. Phelipp conf.=Aboadile Abennazar, Rey dejG ranada, va- 
sallo del Rey, conf.=D. Martin, Obispo de Burgos, conf.^D. Fer- 
rando, Obispo de Palencia, conf.=D. Frei Martin, Obispo de Se- 
govia, conf.=La Eglesia de Slguenza, vaga.=D. Gil, Obispo de 
Osma, conf.=D. Pedro, Obispo de Cuenca, conf.=La Eglesia 
de Avila, vaga. =D. Aznar, Obispo de Calahorra, conf.=:D. Fer- 
rando, Obispo de Cordova, conf.=D. Adam, Obispo de Plasencia, 
conf.=D. Pasqual, Obispo de Jahen, conf.=D. Frei Pedro, Obis- 
po de Cartagena, conf.=D. Pedrivañez, Maestre de la Orden de 
Calatrava, conf.=:D. Pedro Guzman, Adelantado mayor de Cas- 
tiella, conf.=D. Ñuño González conf.=D. Alfonso López conf.= 
D. Alfonso Thellez conf.=D. Johan Alfonso conf.=:D. Ferrand Ruiz 
de Castro conf.=D. Gome2 Roizconf.=D, Rodrigo Alvarez conf. 
=D. Suer Thellez conf.-=D. Yugo, Duc de Bergoña, vasallo del 
Rey, conf.=D. Guy, Conde de Fraudes, vassallo del Rey, conf. 
=D. Henrrich, Duque de Lorenne, vasallo del Rey, conf.=D. Al- 
fonso, fijo del Rey Johan Dacre, Emperador de Constanlinopla é 
de la Emperadri'^. Doña Berenguela, Conde Do, vassallo del Rey, 
conf=:D. Luis, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos, 
Conde de Bel mont, vasallo del Rey, conf.==D. Johan, fijo del En> 



T05K) 



£¡)i 



186 

perador é de la Emperadriz sobredichos, Conde de Monfort, vasallo 
del Rey, conf.=:D. Abuyafar, Rey de Murcia, vasallo del Rey, 
conf.=D. Gastón, Visconde de Beart, vasallo del Rey, conf.=:D. 
Guy, Visconde deLimoges, vasallo del Rey, conf.=D. Johan, 
Arzobispo de Santiague, Chanceller del Rey, conf.=:D. Ferrando 
conf.=D. Lois conf.=D. Abenmafoch, Rey de Niebla, vasallo del 
lley, conf.=D. Marlin, Obispo de León, conf.=D. Pedro, Obispo 
de Oviedo, conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, conf.=D. Pedro^ 
Obispo de Salamanca, conf.=D. Pedro, Obispo de Astorga, conf. 
=D. Domengo, Obispo de Cíbdad, conf.=D. Miguel, Obispo de 
Lugo, conf.=D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo 
deTuy, conf.=La Eglesia de Mendoñedo, vaga.=D. Ferrando, 
Obispo de Coria, conf. =D. Garcia, Obispo de Silve, conf.=D. 
Frai Pedro, Obispo de Badalloz, conf.t=rD. Pelay Pérez, Maestre 
de la Orden de Santiago, conf.=D. Garci Ferrandez, Maestre de 
la Orden de Alcántara, conf.=:D. Martin Nuñez, Maestre de la Or- 
den del Temple, conf.=:D. Gutier Suarez, Adelantado mayor de 
León, conf. =D. Ruy Garcia Troco, Merino mayor de Gallisia, 
conf.=Maestre Johan Alfonso, Notario del Rey en León é Arcedia- 
üo de Santiague, conf.=T). Alfonso Ferrandez, fijo del Rey, conf» 
=:D. Rodrigo Alfonso conf.=D. Martin Alfonso conf.=D. Rodri- 
go Floras conf.=D. Ramir Diaz conf.=D. Pelay Pérez conf.^n 
D. Alfonso Garcia , Adelantado mayor de tierra de Murcia é del 
Andalucia, conf.=El infante D. Manuel, hermano del Rey é su al- 
férez, conf.=El infante D. Ferrando, fijo mayor del Rey é su Ma- 
yordomo, conf.=:Yo Johan Pérez de Cibdad lo escrevi por mandado 
de Millan Pérez de Aellon en el aiío deceno que el Rey D. Alfonso 
regnó. 



LXXXVI. 

Privilegiodel Rey D. Alfonso X, reformando, á petición del con^ 
cejo de Escalona, varios agravios que se se guian á sus caballeros 
y gente de guerra del privilegio de franquezas que tenia la villa. 

Academia de la Historia. Colección ms. de Cortes, tom. 35, fol. 13. Est. 20, 

Sepan quantos este previlegio vieren et oieren , cuerno ante nos ^'^^j^ J»»'» de 
Don Alfonso por la gracia de Dios Rey ele Castiella , de Toledo , de 
León , de Gallicia , de Sevilla , de Cordova , de Murcia , de Jaén et 
del Algarbc; Vinieron ornes buenos del conceio de Escalona, tam- 
bién de la villa, cuerno de las aldeas, et pidiéronnos por mercet que 
agraviamientos que avien que gelos tolliesemos; et otro si nos mos- 
traron cosas que eran á su pro, et pidieron nos mercet que gelas 
otorgásemos, et son estas: que los ca valleros que non tobiesen ca^ 
valles et armas, et casas pobladas en la villa, asi como el nuestro ^ 
previlegio dice, que pechasen et non escusasen á ninguno, et que 
ficiesen alarde cada anno el primero día de marzo; et el cavallero 
que non fuese guisado, asi cuemo el nuestro previlegio dice de las 
franquezas que les nos diemos, que pechase; et este guisamiento 
qiie lo viesen nuestros alcaldes , et el nuestro cojedor del pecho , et 
que pedido ninguno non valiese si non el que fuese fecho el primer 
martes después de la fiesta de Sant Miguel ó de Sant Martin, et una 
vez en el anno et non mas. Et este pecho de las despesas que lo co- 
giesen los sexmeros, et los de la villa que obiesen dos sesmeros omes 
bonos et leales , aquellos que los pecheros de la villa escogiesen, et 
quando nos tomásemos y conducha en la villa que los sacasen los 
sexmeros con los alcaldes de la villa. Et otro si, los de las aldeas que 
obiesen cuatro sexmeros omes bonos et leales quales escogiesen los 
sexmos de las aldeas , el los aldeanos que fuesen poderosos mientre- 



488 

nos quisiésemos de poner cada anno estos sexmeros , et que los sex- 
meros, quier de villa , quier de las aldeas , que fuesen puestos en tal 
manera que todo el daño que viniese por los sexmeros de la villa, 
que los pecheros de la villa lo porficiesen. Otro si, el daño que vi- 
niese por los sexmeros de las aldeas que el sexmo que lo y pusiese 
que lo porficiesen todo , et quando nos lomásemos conducho en las 
aldeas, que el sexmero de aquel sexmo que sacase el conducho en 
el aldea alli o lo nos tomásemos , et que las otras aldeas que mas 
cerca fuesen daquella aldea que la ayudasen á complir la nuestra 
despesa del nuestro conducho. Et otro si, al tiempo del Sant Miguel 
quando fiziesen la quenla que la despesa del nuestro conducho, tam- 
bién de villa, cuemode aldeas, que fuese echada por todos los peche- 
ros de la villa et de las aldeas por cabezas comunalmientre. Et otro 
si, nos pidieron mercet, que nos defendiésemos sopeña de nuestro 
amor, et de nuestra gracia^ et de los cuerpos, et de quanto que 
obiesen, que ninguno quier alcalde, quier otro cavallero de la villa 
poderoso, ó otro qualquier, que mala quenla, nin mal despecha- 
raiento, nin mala premia, ficiese á los pueblos, también de villas, 
cuemo de aldeas, nin los tomase conducho á tuerto, nin á fuerza, 
que nos tornásemos á ellos á facerles justicia en los cuerpos, et en 
los averes, eten quanto obiesen, como á omes que tal yerro, et tal 
tuerto, et tal atrevimiento facen contra señor; et maguer nos enten- 
diésemos , que todo esto deviemos vedar por nuestro debdo et por 
nuestro derecho, como señor plogo á ellos, et otorgaronnoslo, et 
tobieron que era derecho, que nos diésemos aquella penna que sobre 
dicha es en los cuerpos et en los averes á aquellos que nos errasen, 
el tuerto ficiesen á nuestros pueblos , asi cuemo sobredicho es en 
este previlegio. Et otro si , nos pidieron mercet que quando nos en- 
viásemos por algunos ca valleros que viniesen á nos de su conceio, 
ó que ellos enviasen á nos algunos bonos omes por alguna cosa que 
fuese pro de su conceio , que obiesen sus despesas en esta guisa: 
que el cavallero ó el ome bono que fuese fasta Taio, que o viese me- 
dio morabedi cada dia et non mas , et de Taio adelante contra la 



489 

frontera, que obiese un morabedi cada dia el non mas, el los ca va- 
lleros ó los bonos ornes que viniesen á nos qne non fuesen mas de 
dos, si non por mas nos enviásemos, el quando nos enviásemos por 
ellos , asi cuemo sobre dicho es , ó el conceio los enviase á nos por 
su pro , que Irojiese cada uno tres bestias , el non mas, el estas bes- 
tias que gelas apreciasen los alcaldes cada una cuemo valiese quan- 
do ficiesen la muebda del logar onde los enviasen, que si por aven- 
tura muriese alguna daquellas bestias que sopiesen que abien de dar 
el conceio el los del pueblo por ella, el que tanto diesen por ella 
quanlo fuera apreciada el non mas. El nos el sobredicho Rey Don 
Alfonso entendiendo que era pro de nos, el de toda nuestra tierra, 
el por facer bien el mercet al conceio de Escalona , también á los 
ca valleros, cuemo al olro pueblo, otorgamoslos todas estas cosas que 
son escripias en este previlegio , el mandamos el defendemos que 
ninguno non sea osado de ir contra lo que en este previlegio man- 
damos, pora crebantarlo, ninpora minguarlo en ninguna cosa, ca 
qualquier que lo ficiere abrie nuestra ira el pecharnosye en coto 
mil morabedis , el al conceio sobredicho todo el daño doblado ; el 
por que esto sea firme el estable mandamos seellar este previlegio 
con nuestro seello de plomo. Fecho el previlegio en Sevilla por 
nuestro mandado jueves veinte el tres dias andados del mes de Ju- 
nio en era de mil el docienlos el novaenla el nueve anuos. El nos el 
sobredicho Rey D. Alfonso regnanl en uno con la Regna Doña Yo- 
lant, mi mugier , el con nuestros fijos el Infante D. Ferrando pri-r 
mero el heredero, el con el Infante D. Sancho, el con el Infante 
D. Pedro, en Castiella, en Toledo, en León, en Gallicia, en Sevilla» 
en Cordova, en Murcia, en Jaén, en Baeza, en Badaíloz el en el 
Algarbe, otorgamos este previlegio el con (irmam oslo. =D. Sancho, 
Arzobispo de Toledo el Canceler del Rey, conf.=D. Remondo, 
Arzobispo de Sevilla, conf.=D. Alfonso de Molina conf.=D. Phe- 
lippo conf.=D. Aboabdille Abenazar, Rey de Granada, vasallo del 
Rey, conf.=D. Abviafar , Rey de Murcia , vasallo del Rey, conf.=« 
D. Abenmafoch, Rey de Niebla, vasallo del Rey, conf.=D. Yugo, 



190 

Duc de Bergoña, vasallo del Rey, conf.=D. Gui, Conde de Flan- 
dres, vasallo del Rey, conf.=D. Enrric, Duc de lo Regne, vasallo 
del Rey, conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Johan Dacre, Emperador 
de Conslanlinopla et de la Emperadríz Doña Berenguella, conde Do,, 
vasallo del Rey, conf.=D.. Lois, fijo del Emperador et de la Empe- 
radríz sobredichos , Conde de Belmont , vasallo del Rey , conf .=Di 
Johan , fijo del Emperador et de la Emperadriz sobredichos , Conde 
de Monfort, vasallo del Rey, conf.=D. Gastón, Vizconde de Beart,. 
vasallo del Rey, conf.^=D. Gui, Vizconde de Limoges, vasallo del 
Rey, conf.=D. Johan, Arzobispo de Santiago et Cancelerdel Rey, 
conf.=D. Ferrando conf.=^D. Lois conf.=D. Martin, Obispo de 
Burgos, conf.=D. Ferrando', Obispo de Falencia, conf.=D. Fr. 
Martin, Obispo de S^ovia, conf.=La Eglesia de Siguenza, vaga. 
=D. Gil, Obispo de Osma, conf.=D. Rodrigo, Obispo de Cuenca, 
conf.=La Eglesia de Avila, vaga.=D. Aznar, Obispo de Calahor- 
ra, conf.=D. Ferrando, Obispo de Cordova, conf.=D. Adara, 
Obispo de Plasencia, conf.=D. Pasqual, Obispo de Jahen, conf.^ 
D. Fr. Pedro, Obispo de Cartagena, conf.=^D. Pedro Ibañez, Maes- 
tre déla Orden de Calalrava, conf.=D. Pedro Guzman, Adelanta- 
do mayor de Castiella, c@nf.=D. Ñuño Gonzalvez conf.=D. Al- 
fonso López conf.=D. Alfonso Thellez conf.=D. Johan Alfonso 
conf.=D. Ferrand Roiz de Castro conf.=D. Gómez Roiz eonf.= 
D. Rodrigo Alvarez conf.=D. Suer Thellez conf.=D. Martin^ 
Obispo de León, conf.:==:D. Pedro, Obispo de Obiedo, coDf.=D. 
Suero, Obispo de Zamora, conf.=D. Pedro, Obispo de Salamanca, 
conf.=D. Pedro, Obispo de Astorga, conf.=D. Domingo, Obispo 
de Cibdat, conf.=D. Miguel, Obispo de Lugo, cottf.=D. Johan^ 
Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.'=La Egle- 
sia de Mendoñedo, vaga.=D. Ferrando, Obispo de Coria, conf.= 
D. Garcia, Obispo de Silve, conf.=D. Fr. Pedro, Obispo de Bada- 
Hoz, conf.==D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Santiago, 
conf.=D. Garci Ferrandez, Maestre de la Orden de Alcántara, 
conf.=D. Martin Nuñez, Maestre de la Ordendel Temple, conf.= 



1^1 

D. Gutiérrez Suarez, Adelantado mayor de León, conf.=D. Roi 
García Troco ,Merino mayor de Gallicia,conf.==D. Alfonso Ferran- 
dez , fijo del Rey , conf.=D. Rodrigo Alfonso conf.=ü. Martin 
Alfonso conf.^D. Rodrigo Frolas conf.=D. Johan Pérez conf. ' 
=::D. Ferrand Ibañez conf.=D. Ramir Diaz conf. =0. Pelay 
Pérez coríí.:=Signo del Rey f Don Alfonso.=E\ Infante D. Manuel 
hermano del Rey é su Alférez, conf.=3El Infante D. Ferrando, fijo 
mayor del Rey é su Mayordomo, conf.==D. Alfonso Garcia, Ade- 
lantado mayor de tierra de Murcia et del Andalucía, conf.=Maes- 
tre Johan Alfonso, Notario del Rey en León, et Arcediano de San- 
tiago, conf.=Io Johan Pérez de Gibdat lo escrivi por mandado de 
Millan Pérez Aellon en el anno deceno que el Rey Don Alfonso 
regnó.«==Martin Pérez. 

LXXXVII. 

Carta del Rey D. Alfonso X áD. Domingo Pascual, electo ar- 
zobispo de Toledo, sobre continuación de algunas obras que en 
ciertos lugares tenia empezadas su antecesor el infante D. San 
cho, y otros asuntos, 

Biblioleoa nacional. Colección del P. Burriel , tom. DD 42, fol. 7. 

Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, 22^ííj.'""-íi «ic 

de León, de Galicia de Murcia , de Jahen et del Al- 

garbe. á vos Maestre Domingo electo de Toledo, 

salut: como á aquel que quiero bien , é en quien mucho fio ... , 
en que dizie de como llegarades á Quesada , luego que vos ... . 
etque istes labores, que comen- 
gara Don S. mió hermano vos pud lestes en esso. 

Et en lo de los otros logares que mas enlendiestes que era de obrar, 
fiziestes lo bien, et gradesco vos lo mucho, et ruegovos que lo faga- 
des assi , ca es cosa que es mucho mester , porque aquellos caslie- 



192 

líos estén bien labrados, el sin peligro nenguno. De lo al que me 
embiasles decir de como llegasles á Toledo , et feziestes fazer cabil- 
do, et les mostrasles de como yo embi de Roma sobre 

vuestro fecho m ios procuradores, et que algunos dellos dizien de 
como fueran en la corte, et vieran Reyes de Francia, et de Ale- 
maña, embiar y á rogar al Apostoligo et á los Cardenales por otros 

electos, et que lo nunca acabar , á menos de yr 

allá ellos por si mismos , et que vos consseiavan que y 

vos por vos mismo , et que non quesiestes y fazer nenguna cosa á 

menos de no saber mente. Pero que embiastes 

luego al doan de Burgos , et al capiscol maestre Pedro de 

et Pasqual Garcia , et Maestre Guzbert , é Pedro Martínez que vi- 
nieron ta que oviesedes mi respuesta. Electo, 

todo aquesto que me vos embiastes decir . . desto 

mucho de como lo feziestes. Et sobre estas cosas vos embié ya mi 
carta. Et ruego vos que non creades conseio de aquel que vos cén- 
sela , que vayades á la corte , ca bien devedes vos entender que non 
ama vuestro pro , nin vuestra onrra , quien quiere que vos en ello 
mete , porque agora es el mas fuer- 
te tiempo del año para andar á camino, é mas á vos que devedes 
agora folgar , et non vos meter á tan grand periglo: et tengo que vos 
non está bien, en meter vos nenguno en este bullicio, seyendo tan 
bon ome como vos sodes. Porque ha mester, et vos aconsseio en 
todas las guisas del mundo, que delibredes luego á Pasqual Garcia, 

et á Pedro Martínez , et á Maestre Guzbert en darles sus dis 

et que se vayan luego para la corle , assi como vos embie dezir por 
la otra mi carta. De la canongia que me embiaste dezir que dierades 
á Pasqual Garcia , et la ración al chantre de Talavera , fiziestes lo 
muy bien, et gradesco vos lo mucho, et non lo dierades agora en 
ningún logar , que vos lo yo mas gradeciesse. Dada en Sevilla , el 
Rey la mandó , sábado XXII dias de Abril , era de mili é trecientos 
años. Alfonso Martínez la fizo por mandado de Don Pedro, Obispo de 
Cuenca. -■.r^r...-^^^ 



193 

LXXXVIII. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo á los clérigos del 

Obispado de Salamanca el que pudiesen instituir por herederos 

á sus hijos y nietos. 

Academia de la Historia. Colección del marques de Valdeflores , tom. II.= 
Biblioteca nacional. Cod. D 94, fol. 84. 

n . . . M • • . T\ 19 dp 'junio da 

Sepan quanlos éste privilegio vieren et oyeren cuerno nos Don m2. 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, 
de Galecia, de Sevilla , de Cordova , de Jahen , del Algarve , en uno 
con la Reyna Doña Violant,mi muger, et con nuestros fijos el Infante 
D. Fernando primero et heredero, et con el Infante D. Sancho, et 
con el Infante Don Pedro, et con el Infante D. Juan, damos et otorga- 
mos á todos los clérigos del obispado de Salamanca, que puedan facer 
herederos á todos sus fijos, et á todas sus fijas, etá todos sus nietos, 
et á todas sus nietas, et de en ayusso todos quantos dellos decendieren 
por linea derecha en todos sus bienes, assi muebles, como raices, des- 
pués de sus dias: et mandamos et defendemos, que ninguno sea ossado 
de venir contra este privilegio pora quebrantarlo, nin pora menguarlo 
en ninguna cosa; et á qualquier que lo ficiesse havria la nuestra ira 
et pecharnosye en coto mil mrs. , et al querelloso todo el daño do- 
blado; et por que sea firme et estable mandamos seellar este privi- 
legio con nuestro seello de plomo. Fecho el privilegio en Sevilla por 
nuestro mandado lunes diez é nueve dias andados del mes de Junio, 
en era mil é trecientos años. Et nos el sobredicho Rey Don Alfonso, 
regnante en uno con la Regna Doña Violant, mi mugier, et con 
nuestros fijos el Infante Don Fernando primero et heredero , et con 
el Infante Don Sancho, et con el Infante Don Pedro, et con el In- 
fante Don Johan, en Castiella, en Toledo, en León, en Galicia, en 
Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jaén, en Baeza, en Badalloz et 

TOMO I. 25 



19^ 

en el Algarve, otorgamos este privilegio el confirmárnoslo. =D. 
Aboabdille Abennazar, Rey de Granada, vassallo del Rey, conf.= 
D. Yugo, Duc de Bergoña, vassallo del Rey, conf.=D. Gui, Conde 
de Flandres , vasallo del Rey, conf.=D. Henrri, Duc de Loregne 
vassallo del Rey, conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Jhoan Dacre, Em 
perador de Gonstantinopla et de la Emperatriz Doña Berenguela, 
Conde Do,et vassallo del Rey, conf.=D. Lois, fijo del Emperador el 
de la Emperatriz sobredichos. Conde deBelmont, vassallo del Rey, 
conf.=D. Joan, fijo del Emperador et de la Emperati-is sobredichos, 
Conde de Monforl , vassallo del Rey , conf.=D. Abjufar, Rey de 
Murcia, vassallo del Rey, conf.=D Gui, Bisconde de Limoges, vas- 
sallo del Rey, conf.=D. Martin, Obispo de Burgos, conf.=D. Fer- 
rando, Obispo de Falencia, conf.=D. Frai Martin, Obispo de 
Segovia, conf.=La Eglesia de Siguen^a, vaga.=:D. Agostin, Obis- 
po de Osma, conf.=D. Pedro, Obispo de Cuenca, conf.=La Egle- 
sia de Avila, vaga. =D. Aznar, Obispo de Calahorra, conf.=D. 
Ferrando, Obispo de Cordova, conf.=D. Adam, Obispo de Plazen- 
cia, conf.=D. Pasqual, Obispo de Jaén, conf.=D. Frai Pedro, 
Obispo de Cartagena, conf.=D. Perivañez, Maestre de la Orden 
de Calatrava, conf.=D. Remondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=D. 
Ñuño Gonzalvez conf.=D. Alfonso López conf.=D. Alfonso Tellez 
conf.t=D. Juan Alfonso conf.=D. Gómez Roiz conf.=D. Rodrigo 
Alvarez conf.=D. Alonso de Molina conf.=D. Phelipe conf.=D. 
Joan, Arzobispo de Santiago, Canceller del Rey, conf.=D. Martin, 
Obispo de León, conf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. 
Suero, Obispo de Camora, conf.=D, Pedro, Obispo de Salamanca, 
conf.=D. Pedro, Obispo de Astorga, conf.=D. Domingo, Obispo 
de Cibdat, conf.=D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.=D. Jhoan, 
Obispo de Orens, conf.=:D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=D. Ñuño, 
Obispo de Mendonedo, conf.^D. Ferrando, Obispo de Coria, conf. 
=D. Garsia, Obispo de Silve, conf.=D. Frai Pedro, Obispo de Ba- 
dalloz, conf.=D. Pelai Pérez, Maestre de la Orden de Santiago, 
conf.=D. Garci Fernandez , Maestre de la Orden de Alcántara, 



f95 
conf.=D. Martin Nunez, Maestre de la Orden del Temple, conf.= 
D. Gutier Suarez, Adelantado de León, conf.=La Merindad de Ga- 
licia, vaga.=D. Pedro Guzman, Adelantado de Castilla, conf.= 
Maestre Juan Alfonso, Notario del Rey en León et Arcediano de 
Santiago, conf.=D. Alfonso Garcia, Adelantado mayor de tierra de 
Murcia é del Andaluzia conf.=Yo Juan Pérez de Cibdad lo escriví 
por mandado de Millan Pérez de Aellon en el onzeno año que el Rey 
D. Alfonso regnó. 

LXXXIX. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X en que aprueba la partición 
de los términos hecha entre Toledo é Talavera. 



Academia de la Historia. Colección de Abella , tomo XVII. 

Sepan quantos este privilegio vieren é oyeren , como sobre con- ^'j'f/ijy'»^ <'«' 
tienda que era entre el concejo de Talavera de la una parte , é los 
cavalleros é los omes buenos de Toledo de la otra , sobre los térmi- 
nos que son entre el rio de Guadiana, é la sierra de los Puertos, los 
quales dicen el Puerto del Rey, é de Carvajal, é de Amariella, 
vinieron ante nos D. Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castie- 
lla, de Toledo, de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de 
Murcia, de Jahen é del Algarve, Ñuño Matheos, alcalde de Talavera, 
con carta de su concejo de personería complida, é Diag Alfon, é 
Alfon Matheos , é Garcia Ivañez , otrosi con carta de personería com - 
plida de los cavalleros é de los homes buenos de Toledo , é demandó 
Ñuño Matheos en vos del concejo de Talavera , que estos términos 
eran suyos por previllegio del Rey Don Fernando , nuestro padre, 
que gelos diera por termino, é que nos pidieron por merced que 
mandásemos á los cavalleros, é á los omes buenos de Toledo, que 
non gelos embargasen, é que gelos dexasen tener en paz, é el daña 



196 
é el tuerto que les hablan fecho en ellos, que gelo faziesemos me- 
jorar asi como derecho es , é como nos toviesemos por bien , é los 
personeros sobredichos de los cavalleros é de los omes buenos de 
Toledo respondieron que estos términos sobredichos que eran de To- 
ledo é non de Tala vera, é que los ovieran por compra del Rey Don 
Fernando nuestro padre , é que tenien ende la carta plomada de co- 
mo gelos vendiera. Et nos , oydas las razones de amas las partes 
toviemos por bien que embiasen sus personeros al castiello de Hez- 
natoraf , en guisa que fuesen y á quince dias después de pasqua ma- 
yor , que fué en era de mil é dosientos é noventa é nueve años , é 
que llevasen sus privilegios é los recabdos que cada una de las par- 
tes tenie sobre estos términos, é si se abeniesen entre si, que par- 
tiesen estos términos bien é lealmente lo mejor que ellos pudieren, é 
sobresté embiamos allá á Don Durand, nuestro alcalde, que recibiese 
las personerías de amas las partes, é que veyese como fazien la par- 
tición , si se abeniesen ; é si abenir non se pediesen , que viese que 
era lo que desmojonava cada una de las partes por suyo , é que lo 
escriviese. Et nos lo aduxiese pintado de sierra á sierra , é de rio á 
rio , é que los emplazasasen , que fuesen amas las partes ante nos 
á quince dias después de Sant Johan, et nos veriemos sus priville- 
gios, é sus recabdos, é mandariemos y lo que tobiesemos por bien; 
é porque al plazo de la Sant Johan non podiemos librar el pleito 
por prisas que aviemos , mandamosles que embiasen sus personeros 
en guisa que fuesen ante nos el dia de clnquesma , qne fué en era 
deste privilleglo, é á este plazo venieron Diag Alfon é Alfon Fer- 
nandez con carta de personería de los alcaldes, é del alguacil , é de 
los cavalleros , é de los omes buenos de Toledo , en que disie de como 
les daban poder, que por quanto ellos flziesen perjuicio, ó por 
avenencia, ó por quanto nos mandásemos, ó por qual guisa quier 
que ellos fincarien por ello, é lo averien por firme. E otrosí Sancho 
Pérez, é MuñoMalheos, alcalde deTalavera, é Ferrand Domínguez, 
é Don Gil , trojieron otra tal carta de personería é tan complida del 
concejo de Talavera, como trojieron Diag Alfon é Alfon Fernandez 



197 

por ios de Toledo, et nos oydaslas razones de amas partes, é vistos 
los privillegios , é los recabdos que nos mostraron é el escripto que 
Bos aduxo Don Duran , señalado asi como nos mandamos , é ávido 
nuestro concejo con el infante D. Manuel, é con D. Luis, nuestros 
hermanos , é con los perlados , é con los ricos omes^, é con los 
otros sabidores de derecho , que eran en nuestra corte , por sa- 
bor que avenios que hayan paz é amor , é calando los debdos que 
han en uno , é los servicios que siempre fecieron á nos , é á los 
otros Reyes que fueron ante nos, tenemos por bien é mandamos, 
que estos términos sobredichos sobre que bavien la contienda 
que se partan desta guisa : que tomen los de Toledo contra Gua- 
diana de cinco sogas las dos , é los de Talavera contra la sierra de 
los Puertos de las tres soga&, en tal manera que los de Talavera é de 
su termino que entren en este termino de Toledo fasta Gua-díana, 
seguramente con todos sus ganados á pascer, é á yazer, é á cortar, 
é á bever las aguas de Guadiana , é de los otros rios , que non den 
monladgo ninguno á los de Toledo , nin oirá renda , nin otro dere- 
cho, é de los colmenares que y ovieren los de Talavera, é de la 
caza que y ficieren de conejos , é de otros venados, é de perdices» 
é de otras aves con vallesla , ó con otro engenio qualquier , que non 
den ninguna cosa á los de Toledo, salvo que den los de Talavera, é 
de su termino, de las losas que ovieren ó fezieren en este termino 
de Toledo , de cincuenta conejos uno á los de Toledo , de los que 
mataren en las losas: é otro si mandamos que los de Toledo é de 
sus términos que entren seguramente en este termino de Talavera 
fasta la sierra de los puertos con todos sus ganados, á pascer, é á 
cortar, é á yazer, é á bever las aguas, é que non den monladgo, nin 
renda, nin otro derecho, ninguno á los de Talavera, nin de los 
colmenares, nin de la caza que y fezieren de conejos, é de otros 
venados, ó de perdizes, ó de otras aves con vallesta ó con otro en- 
genio qualquier que non den ninguna cosa á los de Talavera , de 
las losas que ovieren é fezieren en este termino de Talavera contra 
la sierra, de cincuenta conejos uno de los que mataren en las losasy 



198 

é esta partición ha de ser de esta guisa : que comienze el primer 
mojón en somo desta sierra de los puertos sobredichos en derecho 
calzada vieja , que es entre Chozas é Malpica , é deste mojón de 
la sierra en su derecho á mojón cubierto derechamente fasta Gua- 
diana , é deste mojón de Guadiana é del de la sierra ayuso que 
partan los de Toledo é los de Talavera , asi como sobredicho es, fasta 
ó afruenta con el termino de Trugiello , é el castillo de GogoUudo 
que finque enteramente con su termino á los de Talavera ; é si este 
termino cayera en la parte de los de Toledo, que den los de Tala- 
vera otro tanto termino de la su parte por camio á los de Toledo, 
é que finque Cogolludo con su termino á los de Talavera, é el pues- 
to , é la barca , é los canales que fueron de Pedro Domingo de pan ó 
agua que son en el rio de Guadiana cerca del castillo de Heznato- 
raf, salvo ende que los de Toledo que pongan y otras barcas, &í 
quisieren, como en lo suyo mismo. Et mandamos que también los 
cavalleros é los omes buenos de Toledo como el concejo de Talavera 
que ayan estos términos , asi como dicho es de suso que los deben 
partir libres é quitos para fazer dellos, é en ellos, como de su here- 
damiento mismo , é defendemos que ninguna de las partes, nin otro 
home ninguno, non sean osados de ir contra este nuestro juicio é 
mandamiento, é á qualquier que contra ello fuese, pecharnosye 
en coto diez mil mrs. , é perdiere el derecho que oviese en estos 
términos, esto mandamos salvo el derecho de los de Trugiello, s¡ 
lo y han. Et porque todo esto que sobredicho es sea firme é esta- 
ble é vala pora siempre , mandamos facer dos privillegios en una 
manera : el uno que tengan los cavalleros é los omes buenos de To- 
ledo , é el otro que tengan el concejo de Talavera , é mandamos se- 
llar cada uno dellos con nuestro sello de plomo. Fecho el privillegio 
en Sevilla por nuestro mandado, lunes onze dias andados del mes de 
Septiembre, en era de mil é trescientos años. E nos el sobredicho Rey 
D. Alfonso regnante en uno con la Regna Doña Yolant, mi muger, é 
con nuestros fijos el infante D. Fernando primero é heredero, é con 
el infante D. Sancho, é con el infante D. Pedro, é con el infante D. 



199 

Juan, en Castiella, en Toledo, en León, en Gallicia, en Sevilla, en 
Gordova , en Murcia , en Jahen , en Baeza , en Badalloz é en el Al- 
garbe , otorgamos este previllegio é conrirmamoslo.=:->^/^wof ¿/^/ 
Rey D. Alfonso. = E\ infante D. Manuel, hermano del Rey 
ésu Alférez, conf.— El infante D. Fernando, fijo mayor del Rey 
ésu mayordomo, conf.=La Eglesia de Toledo, vaga. =D. Re- 
mondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=D. Alfonso de Molina conf. 
=D. Phelipe conf.=:D. Joan, Arzobispo de Santiago, Chanceller 
del Rey, conf.=:D. Fernando conf.=D. Luis conf.=D. Yugo, 
Duc de Bergoña, vasallo del Rey, conf.=D. Gui, Conde deFlan- 
dres, vasallo del Rey, conf.=D. Enric, Duc de Loregne, vasallo 
del Rey, conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Juan Dacre, Emperador 
de Gonstantinopla et de la Emperadriz Doña Berenguella, Conde 
Do, vasallo del Rey, conf. =D. Luis, fijo del Emperador et 
de la Emperadriz sobredichos, Conde de Belmont, vasallo del 
Rey, conf.=D. Joan, fijo del Emperador et de la Emperadriz 
sobredichos, Conde deMonfort, vasallo del Rey, conf.=D. Gas- 
tón, Visconde de Beart, vasallo del Rey, conf.=D. Gui, Visconde 
de Limoges, vasallo del Rey, conf.=D. Aboabdille Abenasar, Rey 
de Granada, vasallo del Rey, conf.=D. Adbiufar, Rey de Murcia, 
vasallo del Rey , conf.=D. Juan, Obispo de Burgos , conf.=D. 
Fernando, Obispo de Falencia, conf.=D. Fr. Martin, Obispo de 
Segovia, conf.=La Eglesia de Siguenza, vaga.=D. Agostin, Obis- 
po de Osma, conf.=D. Pedro, Obispo de Cuenca, conf.=La 
Eglesia de Avila, vaga.=La Eglesia de Calahorra, vaga.^D. 
Fernando, Obispo de Cordova, conf.=D. Adam, Obispo de Plasen- 
cia, conf.=:D. Pasqual, Obispo de Jaén, conf. =0. Fr. Pedro, 
Obispo de Cartagena, conf.=D. Peribañez, Maestre de la Orden 
de Calatrava, conf.=:D. Pedro Guzman, Adelantado mayor de Cas- 
lilla, conf.=D. Ñuño Gonzalvez conf.=D. Alfonso López conf.= 
D. Alfonso Tellez conf.=D. Johan Alfonso conf,=D. Fernán Ruiz 
de Castro conf.=D. Johan Garcia conf.^D. Diago Sánchez conf. 
=D. Gomes Ruiz conf.=D. Rodrigo Rodríguez conf.i==D. Gomes 



200 

Gonzalvez conf.=^D. Rodrigo Alvarez conf.=D. Süev Tellez conf» 
=D. Enrrique, Repostero mayor del Rey, conf.=D. Martin, Obis- 
po de León, conf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, 
Obispo de Zamora, conf.=D. Pedro, Obispo de Salamanca, conf. 
=D. Pedro, Obispo de Astorga, conf.=D. Domingo, Obispo de 
Cibdat, conf.=D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.=D. Joban, Obis- 
po de Orense, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=D. Nuno, 
Obispo de Mendoñedo, conf.=:D. Fernando, Obispo de Coria, conf. 
=D. Garcia, Obispo de Silve, conf.=D. Fr. Pedro, Obispo de Ba- 
dalloz, conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Santiago, 
conf.=D. Garcia Fernandez, Maestre de la Orden de Alcántara 
conf.=D. Martin Nuñez, Maestre de la Orden del Temple, conf. 
=D. Gutier Suarez, Adelantado mayor del regno de León, conf.= 
Maestre Johan Alfonso, Notario del Rey en León et Arcediano de 
Santiago, conf.=D. Alfonso Fernandez, fijo del Rey, conf. =D. 
Rodrigo Alfonso conf. =D. Martin Alfonso conf.=D. Rodrigo Frolas 
conf.=D. Joban Pérez conf.=:D. Fernand Ibañez conf.=D. Ramir 
Diaz conf.=D. Ramir Rodríguez conf.=D. Pelay Pérez conf =D. 
Alvar Diaz conf.=D. Alfonso Garcia, Adelantado mayor de tierra 
de Murcia é del Andalucía, conf. = Yo Johan Pérez de Cibdat lo es- 
creví por mandado de Millan Pérez de Aellon en el año onceno que 
el Rey Don Alfonso regnó. 



XC, 



Sentencia del Rey D. Alfonso X, ordenando que el Obispo de 
Zamora no reciba por vasallos á los moradores del término de 
la villa de Toro. 

Academia de la Historia. Colección del Conde de Mora, tom. XXÍII, O 23, 

^^dMm^'"^'''' Conoscida cosa sea á quantos esta carta vieren como sobre con- 
tienda que era entre el concejo de Toro de la una parte, é D. Sue- 



209 

ne Pedro Bonifaz en so lugar, ó de los que vos ponedes en vuestros 
logares, quando es alguno de vos dolient, ó idos en romería, ó por 
otras razones que le debades poner , que estas alzadas si serán pora 
delante vos, et que vos envié decir como fagades: á esto tengo por 
razón et por derecho , que quando alguno se agraviare del juicio 
de aquel que cada uno de vos los alcaldes mayorales pusiere , que 
se alce para ante aquel alcalde que le pusiere seyendo en la vi- 
lla, ó en su termino, et dent á mi. Et lo que digieron que quan- 
do algún home forzaba alguna mugier , et se fuye él , et lo 
non podien haber, que vos enviase á decir que fariedes de sos 
bienes, et si habrie y alguna pena: tengo por bien et mando, que 
le pregonedes, asi como el fuero manda; et si le podieredes haber, 
que fagades del aquella justicia que manda vuestro fuero; et si se 
fuere de manera que le non podades haber para complir la justicia, 
lomad de sos bienes por caloña quinientos sóidos, et que se partan 
asi como se parte el homeciello del que mala home. Dada en Se- 
villa: el Rey la mandó, lunes seis dias de Agosto era de mili et tres- 
cientos et un año. Yo Johan Mathe la fiz escrebir. 



xcv 



Privilegio del Rey 1). Alfonso X, concediendo ¿i D. Pedro, Obis- 
po de Cuenca, el diezmo de las rentas del almojarifazgo de 

Requena., 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las ig^le- 
sias de España, tom. XIX, fol. 657. 

Sepan quantos esta carta vieren é oyeren, cuemo nos Don Alphon- 
so, por la gracia de Dios Rey de Gastiella, de Toledo, de León , de 
Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén et del Algar- 
ve, por servicio que nos figo Don Pedro, Obispo de Cuenca, et por 
que haveraos voluntad de facerle bien et merced , dárnosle et otor- 

TOMO I. 27 



I «le maizo de 



8 de abril ds 

4U04. 



2Í0 

gamosle el diezmo de las rendas de nuestro alnioxerifazgo de Re- 
quena, que lo aya libre et quito por juro de heredad pora siempre, 
en tal manera que lo pueda dar et ordenar cuerno lo ploguiere , ó 
al cavildo de su eglesia , ó á sus succesores, et segund que él orde- 
nare é ficiere sobre este diezmo sobredicho, otorgárnosle que sea fir- 
me et estable, é vala pora siempre. Et mandamos et defendemos que 
ninguno non sea osado de hir contra esta carta pora crebantarla, nin 
pora minguarla en ninguna cosa ; ca qualquier que lo ficiere avrie 
nuestra ira, et pecharnosye en coto mil moravedis, et al obispo so- 
bredicho todo el daño doblado , et por que esto sea firme et estable 
mandamos sellar esta carta con nuestro sello de plomo. Fecha la 
carta en Sevilla por nuestro mandado , martes onze dias andados del 
mes de Marzo, en era de mil et trecientos et dos años. Yo Johan Pe- 
res de Gibdat la escriví , por mandado de Millan Pérez de Aellon en 
el año doceno (1) que el Rey Don Alfonso regnó. r: ,; ' 

XCVI. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo á la villa de Es- 
calona el que sus vecinos nombrasen de entre si alcaldes y jus- 
ticia. 

Academia de la Historia. Colección de Corles, tom. 35. Esl. 49, gr. 2." nú- 
mero 35. 

Don Alphonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, 
de León, de Gallicia, de Sevilla, deCordova, de Murcia, de Jahen 
el del Algarve. Al concejo de Escalona salut et gracia: viemos 
vuestros omes buenos que nos embiastes et pidieron mercet á la Reg- 
na que nos rogase por vos, et ella rogónos que fiásemos en vos la 



{{) Este año no fué el doceno, sino el treceno de su reinado. 



201 

ro Obispo (le Zamora de la otra , en razón de los vasallos qucl 
Obispo recivia en termino de Toro , como los personeros de amas 
las partes con cartas complidas de personería vinieron ante nos Don 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Gastiella, de Toledo, de León? 
de Galizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén é del Al- 
garve, los presoneros del concejo querellaron, que el Obispo cogia 
por sus vasallos, los moradores del termino de Toro, contra nues- 
tro privilegio, los quales deven facer servicio á nos, é hueste con el 
concejo de Toro, quando nos mandásemos; é pidiéronnos que con- 
Irifiesemos al obispo que dexase estos vasallos, é que de aqui ade- 
lante non recibiese ninguno contra nuestro privilegio; á esto res- 
pondieron los personeros del obispo, que non cogie el obispo vasallos 
moradores en el termino de Toro, maguer que los cogiese quel obis' 
po mostrarie razones, porque los podie coger tales como ellos decien, 
que non creien que el concejo de Toro obiesen tal privilegio como 
ellos decien, é esto dixeron los personeros del concejo de Toro que 
querían probar desto que pusieran en su demanda lo que pudiesen : 
é sobre esto dimos recetores á plazer de las partes, que recivieron las 
pruebas que dar quisieron sobre esto. E nos vistos los dichos de las 
pruebas, é del privilegio del concejo de Toro en que diz quel solarie- 
go que entrar so señor é ovier valia de diez mrs. en eredat, ó veinte 
en mueble, peche, é el otro non peche: é oidaslas razones de amas 
las partes judgamos é mandamos, quel obispo non reciba daqui ade- 
lante solariegos nengunos, moradores en termino de Toro, sinon en 
aquella manera, é en aquella quantia, que manda el privilegio del 
concejo, é los que cogió fasta aqui contra el privilegio , que los leje, 
non los ampare, nin los defienda, por que lejen de fazer á nos los 
nuestros fueros é los nuestros derechos, é al concejo los suios,as8i 
como es fuero é derecho. Dada en Sevilla: el Rey la mandó, treinta 
dias de Dezembrie era de mil é trecientos años.=Joan Fernan- 
dez la fizó por mandado de Don Alfon, fijo del Rey, era de milé 
trecientos é cinquenta é siete años jueves cinco dias de JuniO;i> ^ont 

TOMO I. 26 



202 

XCI. 



Privilegio del Rey D, Alfonso X concediendo á la villa de Nie. 
bla el fuero real y á sus vecinos las franquezas de los morado- 
res de la ciudad de Sevilla. 



■' • Academiade la Historia. E 126, fol. 147. 

*i263'*^^"'^°*^* Sepan quanlos este privillegio vieren et oyeren cuerno nos Don 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de Ga- 
llizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén et del Algarve, 
en uno con la Regna Donna Yolant , rai mugier , et con nuestros fi- 
jos el Infante D. Ferrando primero et heredero, et con el Infante 
D. Sancho, et con el Infante D. Pedro, et con el Infante D. Juan, 
aviendo muy gran sabor de poblar bien et de mejorar la villa de 
Niebla , porque es la primera que ganamos después que regnamos,, 
sobre que viniemos con nuestro cuerpo et echamos ende los moros, 
et poblárnosla de xptianos á servicio de Dios, et de Santa Maria, et 
de lodos los Santos , et á onrra de la nuestra santa fee católica , et 
^ por que avemos grand voluntad de fazer bien et mercet á todos los 
caballeros , et á todos los homes buenos , et á todos los pobladores 
que agora son en ella, et á los que serán daqui adelantre pora siem- 
pre jamas, damosles el libro de nuestro fuero que nos fiziemos,por que 
se yudguen en todas cosas todos comunalmientre, también los de la 
villa , cuemo los de las aldeas de todo su termino. Et aun por fazer- 
les mas de bien et de mercet á todos los pobladores et moradores en 
la villa de Niebla, por que sean mas ricos et mas ahondados, et se 
puedan mejor guisar , pora facernos servicio cada que mester fuere^ 
otorgárnosles que ayan aquellas franquezas que han los que son 
moradores en la noble cibdat de Sevilla. Et mandamos et defende- 
mos que ninguno non sea osado de venir contra este previllegio pora 
crebanlarlo, nin pora minguarlo en ninguna cosa, ca qualquier que 



203 

lo fiziese avrie nuestra ira, et pecharnosye en coló mil mora vedis, 
et á los pobladores sobredichos, ó á quien su voz toviesse, todo el 
daño doblado. Et por que esto sea firme et estable mandamos see- 
llar este previllegio con nuestro seello de plomo. Fecho el previ- 
llegio en Sevilla por nuestro mandado, miércoles postrimero dia del 
mes de Febrero , en era de mil é trezientos et un anno. Et nos el 
sobredicho Rey Don Alfonso regnante en uno con la Regna Donna 
Yolant , mi mugier, et con nuestros fijos el Infante D. Ferrando pri- 
mero et heredero, etconel Infante D. Sancho, et con el Infante 
D. Pedro, et con el Infante D. Juan, en Castiella, en Toledo, en 
León, en Gallicia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jaén, 
en Baeza, en Badalloz et en el Algarve, otorgamos este preville- 
gio et confirmamoslo. La Eglesia de Toledo, vaga.=D. Remondo, 
Arzobispo de Sevilla, conf.=D. Alfonso de Molina conf.=D. Felipp 
conf.=D. Yugo, Duc de Bergoña, vasallo del Rey, conf.=D. Gui, 
Conde de Flandres, vasallo del Rey, conf.:==D. Henrric, Duc de 
loRegne, vasallo del Rey, conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Johan 
Dacre, Emperador de Constanlinopla et de la Emperadriz Donna 
Berrenguella, Conde Do, vasallo del Rey, conf.=D. Loys, fijo del 
Emperador et déla Emperadriz sobredichos. Conde de Belmont, 
vassallo del Rey, conf.=D. Johan, fijo del Emperador et de la 
Emperadriz sobredichos, Conde deMonfort, vassallo del Rey, conf. 
=D. Gastón, Visconde de Beart, vassallo del Rey, conf.=D. Gui, 
Vizconde de Limoges, vassallo del Rey, conf.=D. Aboabdille 
Abennazar, Rey de Granada, vassallo del Rey, conf. =D. Abe- 
naffar. Rey de Murcia, vassallo del Rey, conf.=D. Martin, Obispo 
de Burgos, conf.=D. Johan, Arzobispo de Santiago et Chanceler 
del Rey, conf.=:D. Ñuño Gonzalvez conf.=D. Alfonso Ferrandez, 
fijo del Rey, coüí.=Signo del Rey\D. Alfonso,==E\ Infante D. 
Manuel, hermano del Rey el su Alférez, conf.=El Infante D. Fer- 
rando, fijo mayor del Rey et su Mayordomo, conf.=D. Ferrando, 
Obispo de Falencia, conf.=D. Fr. Martin, Obispo de Segovia, 
conf.==D. Andrés, Obispo de Siguenza, conf.=D. Agostin, Obis- 



204 

pó de Osma, conf.=D. Pedro, Obispo de Cuenca. t=D, Fr. Do- 
mingQ, Obispo de Avila conf.=D, Vivian, Obispo de Calahorra, 
=conf. D. Ferrando, Obispo de Cordova, conf.=:D. Adam, Obispo 
d0 Plasencia, conf.=D. Pasqual, Obispo de Jaén , conf.=D. Fr. 
Pedro, Obispo de Cartagena, conf.=D. Peribañez, Maestre de la 
Oixien de Calatrava, conf.=D. Alfonso López conf.==D. Alfonso 
Thellez conf.=D, Johan Alfonso conf.— D. Ferrand Roiz de Castro 
Gonf.=:D. Johan García conf.=:D. Diag Sánchez conf.=D. Gómez 
Roiz conf.=^D. Rodrigo Rodríguez conf.=D. Gómez Gonzalvez 
conf.=D.Suer Thellez conf. -=D. Henrric Pérez, repostero ma- 
yor del Rey, conf.^D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. Sue- 
ro, Obispo de Zamora, conf. -=D. Pedro, Obispo de Salamanca, 
conf.=D, Pedro, Obispo de Astorga, conf.=D. Domingo, Obispo 
deCibdat, conf.^D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.c=D. Johan, 
Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=-D. Ñuño, 
Obispo de Mendoñedo , conf.=D. Ferrando, Obispo de Coria, conf- 
=ü. Garcia, Obispo de Silve , conf.=D. Fr. Pedro , Obispo dé 
Radalloz , conf.=D. Pelay Pérez , Maestre de la Orden de San- 
tiago, conf.=:D. Garci Ferrandez, Maestre déla Orden de Al- 
cantara, conf.=D. Martin Nunez, Maestre de la Orden del Tem- 
ple, conf.=D. Rodrigo Alfonso conf.=D. Martin Alfonso conf. 
=D. Rodrigo Frolas conf.=D. Johan Pérez conf.=D. Ferrand 
IvaFiez conf.=D. Ramir Diaz conf.=D. Ramir Rodríguez conf.= 
1). Pelay Pérez conf.=:l>. Alvar Díaz conf.=D. Gutier Suarez, 
Adelantado mayor de León, conf.=D. Andrés, Adelantado mayor 
de Gallicia, conf.=D. Alfonso García, Adelantado mayor de tier- 
ra de Murcia el del Andalucía, conf.=Maestre Johan Alfonso, no- 
tario del Rey en León et Arcediano de Santiago, conf.=:Yo Johan 
Pérez de Cibdat, lo escriví por mandado de Millan Pérez de Aellon 
en el anno doceno (1) que el Rey Don Alfonso regnó. 

(\) Pone equivocadamenle onceno. 



nuestra justicia, et el fecho de vuestra villa el de vuestro logar, et 
que vos diésemos alcaldes et justicia de vos mesmos. Et nos por 
ruego de la Regna, et por vos facer mercet, oviemos nuestro consejo 
con el arzobispo de Sevillia, et con los obispos, et con los ricos ornes 
que connusco eran, et tenemos por bien de lo facer, et los cavalle- 
ros et los vuestros omes de los pueblos que acá embiastes avinié- 
ronse en uno, et pidieron nos mercet que vos diésemos por alcaldes 
á Johan de Coca et á Gonzalvo, fijo de Martin Rodrigo : et otro si 
pora facer la justicia que vos diésemos á Gil Ponce. Et estos alcal- 
des juraron primeramientre á Dios , desi á Nos , como á señor natu- 
ral, et por la lealtad et por el debdo de la naturaleza que connusco 
an, que fagan estas cosas que les Nos mandamos bien et cumplida- 
mientre; et por que lo cumplan asi, tenemos por bien que non ha- 
yan parte en las calonnias, nin en las señales, nin tomen don, nin 
servicio ninguno, ca Nos les ponemos algo de lo nuestro, por que lo 
puedan escusar, et las cosas que an de facer son estas: deben jud- 
jar segunt el nuestro libro del fuero á todos aquellos que pusieren 
sus demandas antellos, et que vinieren á su juicio, tanbien de la vi- 
lla, como de las aldeas, como á los de fuera, como á los estraños; et 
deben judgar en un logar, et cada uno en su cabo, et librar los pley- 
tos ayna sin grand alongamiento , et aquellas sazones que manda el 
nuestro libro del fuero: et si pleylo hi fuere mui granado ó de justi- 
cia de cuerpo de ome, ó de lision, mandamos que haian todos los 
alcaldes en uno su acuerdo, ó aquellos que fueren en el logar que 
lo libren : et por facer ^bien et mercet á todos los omes de los pue- 
blos, mandamos que vaya la justicia á cada una de las aldeas, et 
que fagan juntar todos los omes del logar, et quel den dos ornes bue- 
nos por alcaldes, aquellos que entendieren que serán mas pora ello, 
et estos que libren por el fuero de la villa todos los pleytos, et to- 
das las demandas que o vieren entre si, et que pongan tregua, et 
que tomen salvo; et si muerte de ome, ó ferida, ó furtos se federen 
en el logar, ó cosa por que ome deba ser recabdado, que lo recab- 
den, et mandamos á todos lo&omes del logar que les ayuden, et el 



212 

que prisieren quel den á la justicia, et que juren que lo fagan bien é 
Jealmientre , et an de judgar en esta manera : en las aldeas que fue- 
sen redradas de la villa de una legua arriba fata diez leguas, que 
judguen pleylo de un moravedi, et dende ayuso et non mas. Et los 
que fueren redrados de la villa de diez leguas arriba fata veinte, que 
libren pleyto de dos moravedis ó dende ayuso, et en las que fueren 
redradas de veinte leguas fata treinta, que judguen los pleytos. fata 
tres moravedis, ó dende ayuso, é non mas; et si por aventura algu- 
no se agraviare de su juicio, mandamos que tomen quatro omes bue- 
nos de los mejores que fueren entre si, et que ayan su acuerdo con 
ellos, et que lo libren: et defendemos que la justicia non tome ser- 
vicio, nin yantar, en las aldeas quandohi fuere, et vos damos Nos por 

alcaldes, etpor estos homes sobre dichos, et mandamos vos 

queles obedezcades, et que fagades por ellos asi como por vuestros 
alcaldes, et que les ayudades en las cosas que mester ovieren pora 
en vuestro servicio, et non fagades ende ál, si non, aquellos que lo non 
íiciesen, á los cuerpos et á quanto oviesen nos tornariemos por ello. 
Dada en Sevillia, el Rey lo mandó, martes ocho dias de Abril, en era 
de mili et trecientos et dos años.=Yo Johan Pérez de Berlanga, ar- 
cediano de Buitrago, la fiz eícrevir.=Martin Pérez. 

XCVII. -^í';' !vvh!i ■ 

Partición de términos entre Toledo y Córdoba aprobada por 
el Rey D. Alonso X. 

Academia de la Historia. Colección deAbelIa, tom. XVIÍ. 

6 |i¿ maya de Scpau quautos esta carta vieren é oyeren , cuemo ante nos Don 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de 
León, de Gallizia, de Sevilla, de Gordova, de Murcia, de Jahen, 
del Algarbe, vinieron Alfonso Malheos é Alfonso Diaz, per- 
soneros del concejo de Toledo, é Ferrand Muñoz, alcalde de 



213 

Gordo va, é Xemen Pérez de Peralta, personeros del concejo de Cor- 
do va, é mostráronos cuerno sobre contienda que era entre amos los 
concejos sobredichos sobre sus términos que embiaron á ellos á 
aquellos logares sobre que contendían con los privillegios que te- 
men, en razón de aquellos términos, también el un concejo, cuerno 
el otro, é dijeron nos cuerno andarán por los términos, é los vieron 
é fallaron que segund decien los privillegios el concejo deToledo em- 
parava por suyo una gran partida de lo que devie ser del concejo de 
Cordova,et otrosi el concejo de Gordo va emparava por suyo gran par- 
tida de lo que devie ser del concejo de Toledo, é los personeros so- 
bredichos catando pro de sus concejos, é queriendo obedescer nuestro 
mandamiento que les embiamos mandar que se aviniesen sobre 
aquellos términos^ tovieron por bien de se avenir, é departieron los 
términos entre el un concejo é el otro desla guisa : que fuese el un 
mojón la caveza de Amasatrigo, é el otro el rostro de Moyarache, 
é como viene derecho al rio de Seruela, é el rio de Seruela arriba 
como viene derecho á Agudo, et de Agudo al puerto de Despierna- 
caballos, et á las Navas de Pelay Ibañez, que es al pie de este 
puerto, et tovieron por bien de facer una puebla en este logar, que 
la oviesen comunalmente amos los concejos, et que fuese por mojón 
entre ellos, et dixeronnos, que esto era en ribera de Guadiana, et 
de Guadiana arriba tovieron por bien que fuesen los mojones por 
aquellos logares que dicen los privillegios del un concejo et del 
otro, fasta el termino de los Freyles, et señalaron que ficiesen otra 
puebla en derecho del atalaya deTemuz en el rio de Siruela, que 
fuesen otro si de amos los concejos, et pidiéronnos merced los per- 
soneros sobredichos que nos ploguiese esta avenencia, et esta par- 
tición que bavian fecho, et que otorgásemos los términos también 
al un concejo cuemo al otro, por los mojones sobredichos en que se 
avinieron, et por ellos los departieron, et nos por tollerlos de con- 
tienda, et por sabor que avemos de los facer bien et merced, to vié- 
semos por bien de lo facer , et otorgamosles que quanto es de estos 
mojones de suso dichos contra Toledo que sea termino de Toledo, et 



214 
quanlo es de los mojones contra Cordova que sea termino de Cordo- 
va, salvo ende si otros algunos y an algund derecho que mandamos 
que finque á cada uno en salvo el derecho que y oviere , el no se le 
embargue por esta partición, et mandamos et defendemos que nin- 
guno que sea de las partes sobredichas non sea osado de venir con- 
tra esta nuestra carta pora quebrantarla, nin pora menguarla en nin- 
guna cosa, ca qualquier que lo ficiese abrie nuestra ira et pechar- 
iiosye en coto cinco mil moravedis, et á la parte que el tuerto reci- 
viese todo el daño doblado. Et por que esto sea firme et estable pora 
siempre, et non pueda venir en dubda, mandamos facer dos cartas 
partidas por A. B. C, la una que tenga el concejo de Toledo, et la 
otra el concejo de Cordova, et mandamos sellar cada una dellas con 
nuestro sello de plomo. Fecha la carta ea Sevilla por nuestro man- 
dado martes seis dias andados del mes de Mayo en era de mil et 
trecientos et dos años.^^Yo Millan Pérez de Aellon la fize escrevir 
en el año treceno (i) que el Rey Don Alonso regnó. 

XCVIIL 

Privilegio del rey D. Alfonso X, por el que otorga á Arcos de 
la Frontera los fueros y franquezas de Sevilla y los términos 
que tuvo en tiempo de los moros. 

Academia de la Historia. E i 26, fol. í31. " 

»d*«;jj|;«n»^r« Sepan quantos este privilegio vieren et oyeren cuemo nos Don 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castrella , de Toledo , de 
León , de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia , de Jahen et 
del Algarve, en uno con la Reyna Doña Yolanl, mi mugier, et con 
nuestros fijos el Inffante Don Fferrando primero el heredero, et con 
el Inffante D. Sancho, et con el Inffante D. Pedro, é con el Inffante 



(1) Pone equivocadamente doceno. 



205 

xcii: 



Privilegio de la Reyna Doña Violante, muger de D, Alfonso JT, 
en que declara haber recibido varias heredades de la orden de 

Calatrava. 

Academia de la Historia. Colección diplomálica de D. Luis de Salazar y Cas- 
lro,tom. VI.,M6,fol. 169. 

ConosQuda cosa sea á lodos quantos esta carta vieren , como yo 
Doña Yolant , por la gracia de Dios Regna de Castilla é de León, 
otorgo que tengo de vos D. Per Ivañez, Maestre de la Orden de la 
cavalleria de Calatrava, é de vuestra Orden, la meatad de la Torre, 

é del. que dizen de Aborroz, que es en termino de 

Alcalá de Guadayra, con diez yugadas de eredat á año é vez en la 
vega cerca ki Torre, é con tres arangadas de olivar, é con qualro 
arangadas de huerta deiuso de Alcalá, caba el rio, et un forno é 
unas casas dentro en Alcalá, et esto todo sobredicho tengo por en 
toda mi vida en esta manera, que después de mis dias, que vos, ó 
la Orden , lo podades todo entrar sin pena con quanta mejoria hí 
Qviere fecha. Et porque esto sea firme é non venga endubda, man- 
dévos dar esta mi carta abierta seellada con mió seello. Fecha la 
carta en Sevilla martes YI dias de Margo. Pedro Alvarez la fizo poF 
mandada de la Regna en era de mili é trecientos é un año. 



G de niarza d» 
1263. 



206 



XCIII 



Poderes del Rey de Aragón para fijar los lindes ó términos en- 
tre Castilla y Aragón, 

Archivo general de la Coronada Aragón. Regist. Vil. Jacobi I., pars I.^ 
fol. 23. Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, E i2S., 
fol. 51. 

^ .le mayo de Sepau todos quanlos esta carta verán , como por dubdas et con- 
^'"^ tiendas que eran sobre los términos de los regnos del novle D. Al- 

fonso por la gracia de Dieus, Rey de Castiella, de Toledo, de León, 
de Gallicia , de Sevilla , de Cordova , de Murcia , de Jahen , et de 
Algarve: et de Nos D. Jayme por aquella misma gracia , Rey de 
Aragón , de Malorgas , de Valencia , Conde de Barcelona et de Ur- 
gel , et Senyor de Montpesler , que oviemos amos nuestro acuerdo de 
poner aquello en mano de omnes buenos de amas las partes qui 
lo vissen , et que lo partissen. E el Rey de Castiella , embiónos su 
carta de como él pone de su part á D. Pascual , Yispe de Jahen, et 

á D. Gil Garge^ de . . et Gon^alvo Rois de DalienQa..Ont 

Nos D. Jayme por la gracia de Dieus Rey sobredicho, de 

nuestra part al Vispe de Valencia, et á Gonzalo Pérez, Arcediano de 
Valencia et deCalataiud, et á D. Bernat Vidal. E damos pleno po- 
der á todos seis, lanbien á los tres que puso el Rey de Castiella, como 
á los tres que nos pusiemos, que ellos puedan veer et partir los tér- 
minos, et de amoyllonarlos. E todo quanlo ellos, ó la maior partida 
dellos farán sobre est paramiento , et sobre est amoyllonamiento, 
quier por dreito , ó por arbitrio , ó por bien vista , nos lo otorga- 
mos, et lo avemos por firme et por estable por siempre jamas. E 
por que esto non venga en dubda diemosles ent esta nuestra carta 
siellada con nuestro siello pendiente. Dada en Lérida , tres dias en 
el mes de Mayo al entrado anno de nuestro Senyor rail et dozientos 
et sexanta et tres. 



207 

XCIV. 

Dudas legales propuestas por los alcaldes de la ciudad de Bur- 
gos y resueltas por el Rey D. Alfonso X. 

Archivo de la ciudad de Burgos , leg. 3, alado 18, núm. 4. 

Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, ' í^á.^*^^^ •*" 
de León, deGallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen 
et del Algarve. Al concejo, et á los alcaldes, et al merino de Bur- 
gos, salud et gracia: Sepades, vi vuestros homes bonos queme en- 
viasles, Arnalt de Sanchester et Apparicio Guillen, et mostráronme 
preguntas de cosas, en que dicien que dubdabades vos los alcaldes 
quando vos acaescien , et son estas ; que quando algún home cris- 
tiano sacaba mora vedis de algún judio, et ponie plazo á que ge los 
diese, et venie el cristiano et querie quitar su carta et pagarle sos 
moravedis del cabdal et de la ganancia, segund el tiempo que los 
habie tenidos, et el judio que non se los querie recebir, et yo que 
mandase y como ficiesedes : digo vos, que por facer bien et mercet á 
aquellos que sacaren moravedis de los judíos, tengo por bien et man- 
do, que quando tales cosas como estas acaescieren, quel cristiano 
dando los moravedis al judio del cabdal et de la ganancia, que ge 
los reciba, et que cuenten segund el tiempo que los ha tenido. Otro- 
si, de lo al que me digieren, que quando algún home demandaba 
á otro caloña de feridas ó de denuestos, que el demandado de la ca- 
loña que dicie que non lo podie responder, et el demandador que 
demandaba á vos los alcaldes que le enlregasedes de la caloña, et 
yo que vos enviase decir como ficiesedes : mandovos que sobre tal 
razón como esta, que asentedes al demandador en lo del demandado, 
en tanto comees la demanda cumplidamentre , asi como vuestro 
fuero manda , como si fuese por otro debdo ; et si el demandado non 
quisiere recudir sobrello fata un año , que entreguedes al demanda- 



208 

dor en lo que fué asentado por suyo; el de lo ál que dicen , que 
manda el fuero, que en pleito de justicia que non haya alzada, el 
demandado dice que la debe haber, et el demandador dice que non: 
á esto tengo por bien que haya alzada, si non fuere por justicia que 
meresca muerte, ó que pierda miembro. Otro si, de lo que me digie- 
ron que quando algún home ha pleito con algún judio ante vos los 
alcaldes, et dades juicio entre amas las parles, si el judio niega el 
juicio, que quiere que se lo probedes con cristiano et con judio: 
digo vos que esto non quiero yo que sea , et mando que el alcalde 
que diere el juicio probando con dos homes bonos cristianos en que 
manera dio el juicio, que vala, el que non haya menester testimonio 
de judio sobrello. De lo ál que dicen, que quando alguno face de- 
manda á otro sobre qualquier quanlia que sea , que el demandador 
quiere que den el escrito de la demanda que él face , asi por poco, 
como por mucho, et que yo que mandase fasta quanto diese en es- 
cripto el demandador : tengo por bien que porque los pleitos meno- 
res non aluengen , non dé escripia la demanda de veinte moravedis 
ayuso. Otro si délo que me digieren, que quando yo enviaba alguna 
carta á vos los alcaldes, et facedes lo que vos yo mando por ella, et 
la cumplides, et dice la carta que quando fuere leida que ge la 
dedes: tengo por bien que cumpliendo lo que yo vos mando en ella 
que ge la non dedes. Otro si me ficieron entender en razón de las 
señales, que quando vos los alcaldes non podiedes librar los pleitos 
por mis cartas que vos llegaban, ó que ibades al monesterio, ó por 
muertes algunas de vuestros vecinos , ó por otras cosas que vos 
acaescien, que alongabades las señales para otro dia, ó para adelan- 
te , et esto que es agravamiento de los homes : et tengo por bien 
que quando alguno parare señal á otro para antes vos , et aquel dia 
non los podieredes judgar, non es derecho que vos podades alongar 
las señales para adelante , mas el demandador pueda aplazar su 
contendor para quando quisiere, asi como el fuero manda. Otro si, 
de lo que me enviastes decir vos los alcaldes por vuestra carta, que 
quando algún home se agravia del juicio que da el alcalde que po- 



215 

D. Johan , por grand volunlat que avernos de facer bien et mercel al 
conceio de Archos , también á los que agora y son moradores et po- 
bladores, como á los que serán daqui adelante pora siempre iamas, 
damosles et otorgamosles que aian el fuero et las ffranquezas que 
han el conceio de Sevilla cumplidamientre en todas cosas. Et otrossi 
por facerles mas bien é mas mercet por que se nos pueble meior el 
logar, otorgamosles todos sus términos que los aian enteramientre, 
assi como nunqua meior los ovo Archos en tiempo de Moros. Et man- 
damos et deffendemos que ninguno non sea osado de ir contra eslte 
privilegio pora quebrantarlo, nin pora minguarlo en ninguna cosa, 
ca qualquier que lo ficiesse abrie nuestra ira, et pecharnosye en 
coto mil moravedis , é al conceio de Archos ó á qui su voz toviesse 
todo el danno doblado. Et por que esto sea firme et estable, manda- 
mos seellar este privilegio con nuesttro seello de plomo. Ffecho el 
privilegio en Sevilla por nuestro mandado, jueves trece dias andados 
del mes de Noviembre, en era de mil et trescientos et dos annos. Et 
Nos, el sobredicho Rey D. Alfonso, regnant en uno con la Regna Doña 
Yolant mi mugier, et con nuestros fijos el Inffante D. Fferrando pri- 
mero et heredero, et con el Inffante D. Sancho et con el Inffante 
D. Pedro, et con el Inffante D. Johan, en Caslliella, en Toledo, en 
León, en Gallicia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jahen, en 
Baega, en Yadalloz et en el Algarve, ottorgamos estte privilegio é 
confirmamoslo.=La Eglesia de Toledo, vaga.=D. Remondo, Arzo- 
bispo de Sevilla, conf.=D. Alfonso de Molina, conf.=:D. Ffelipp 
conf.=D. Yug, Duc de Bergoña, vassallo del Rey, conf.=D. Gui, 
Conde de Fflandres, vassallo del Rey, conf.=D. Henrri, Duc de lo 
Regne, vassallo del Rey, conf.=D. Alfonso, ffijo del Rey Johan 
Dacre, Emperador de Costantinopla et de la Emperadriz Donna 
Yerenguella, Conde Do, vassallo del Rey, conf.=D. Lois, fijjo del 
Emperador et de la Emperadriz sobredichos. Conde de Belmonl, 
vassallo del Rey, conf.=D. Johan , ffijo del Emperador et de la 
Emperadriz sobredichos. Conde de Monfort, vassallo del Rey, conf. 
= D. Gastón, Yisconde de Bearl, vassallo del Rey, conf.=D. 



216 

Gui, Vizconde de Limoges, vassallo del Rey, conf.=D. Johan, Ar- 
zobispo de Santiago el Chanciler del Rey,conf.=D. Lois conf.=: 
Signo dellteyfD. Álfonso.^==E\ Inffante D. Manuel, hermano del 
Rey et su Alférez, conf.=El Inffante D. Fferando, ffijo mayor del 
Rey et su Mayordomo, conf.=D Martin, Obispo de Burgos, conf. 
=D. Fferrando, Obispo de Falencia, conf.— D. Ffrai Marttin, Obis- 
po de Segovia, conf.=D. Andrés, Obispo de Siguenza, conf.=D. 
Agustín , Obispo de Osma, conf.=D. Pedro, Obispo de Cuenca, 
conf.=D. Ffrai Domingo, Obispo de Avila, conf.=D. Vivían, Elec- 
to de Calahorra, conf. =D. Fferrando, Obispo de Cordova, conf.t=r 
D. Adam, Obispo de Placencia, conf.==D. Pasqual, Obispo de 
Jahen, conf.=D. Ffrai Pedro, Obispo de Carttagena, conf.=D. Pe- 
drivannes. Maestre de la Orden de Calattrava, conf.=D. Nunno 
Gonzalvez conf.=D. Aíffonso Thellez conf.=D. Johan Alfonso conf. 
=D, Fferrand Roiz de Castro conf.=D. Johan Garcia conf.=D. 
Diag Sánchez conf.=D. Gómez Roiz conf.=ü. Rodrigo Rodríguez 
conf,=D. Henrrique Pérez, Repostero mayor del Rey, conf.=D. 
Martin^ Obispo de León, conf.=D. Pedro, Obispo de Oviedo, 
conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, conf.=D. Domingo, Electo de 
Salamanca, conf.=D. Pedro, Obispo deAsttorga, conf.=D. Do- 
mingo, Obispo de Cibdat, conf.-=D. Miguel, Obispo de Lugo, conf. 
=D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tui, conf. 
=:D. Nunno, Obispo de Mendonnedo, conf.=D. Fferrando, Obispo 
de €oría,conf.=D. García, Obispo de Sil ve, conf. =D. Ffrai Pe- 
dro, Obispo de Vadalloz, conf.=D. Pelai Pérez, Maestre de la Or- 
den de Santiago, conf.=D. Garci Fferrandez , Maestre de la Orden 
de Alcántara, conf.=D. Aíffonso Ferrandez, fíijo del Rey, conf.= 
D. Rodrigo Aíffonso conf.=D. Marttin Aíffonso conf.=:D. Rodrigo 
Ffrolazconf.«=D. Johan Pérez conf.=D. Fferrand Ivannes conf.= 
D. Ramir Diaz conf.=D. Ramir Rodríguez conf.=D. Alvar Díaz 
conf.=D. Pedro Guzman, Adelantado mayor de Castiella, conf.= 
D. Alfonso García, Adelantado mayor de tierra de Murcia et del 
Andalucía, conf.=D. Martin Nunnez, Maestre de la Orden del 

i 



217 

Temple, conf.=D. Gulier Suares, Adelantado mayor de León, 
conf.=D. Andrés, Adelantado mayor de Gallicia, conf.=Maeslre 
Johan Alfonso, Nottario del Rey en León et Arcediano de Santliago» 
conf.=Yo, Johan Pérez de Cibdat, lo escriví por mandado de Millan' 
Pérez de Aellon, en el año treceno que el Rey D. Alfonso regnó. 

XCIX. 

Carta del Rey D. Alonso X en que otorga al concejo de Bada- 
joz la partición que habian hecho de sus heredamientos , con 
prohibición de pasarlos á Orden. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las Igle- 
sias de España , tom. XIII , fol. 521 . 

Sepan quantos homes esta carta vieren et oyeren, como nos Don ^^J^*^;'"*'''**'* 
Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castilla, de León etc. Por 
hacer bien et mercet al concejo de Badajoz otorgamosles las parti- 
ciones de los heredamientos que son fechas entre ellos como deven, 
que las hayan libres el quitas por juro de heredad para siempre ja- 
mas, ellos et quantos de ellos vinieren, para dar, et vender, et cam- 
biar, el para facer de ellos lodo lo quisieren , ansi como de lo suyo 
mesmo, en tal manera ijue los non den , ni los enagenen á Orden en 
ninguna manera, el porque esto non venga en dubda damosles ende 
esta nuestra carta sellada con nuestro sello de plomo. Fecha la carta 
en Sevilla por nuestro mandado , sábado postrimero dia del mes de 
Henero en era de mil et trescientos el tres años. Juan Pérez de Cib- 
dad la escrivió por mandado de Millan Pérez de Aellon. 



TOMO I. 28 



43 de marzo do 
1205. 



218 



'Privilegio del Rey D. Alfonso X, en que hace donación al con-- 
cejo de Córdoba del lugar de Santaella y de sus términos. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios délas Iglesias 
de España, tom. XIV, fol. 35. 

Sepan quanlos este privilegio vieren é bieren cuerno nos, Don Al- 
fonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, 
de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén é del Al- 
garve, en uno con la Reina Doña Yolant, mi mugier, é con nuestros 
íijos el Infante Don Ferrando primero é heredero, é con Don Sancho, 
é Don Pedro , é Don Johan. Por muchos servicios que ficieron el 
conceio de Cordova al Rey Don Ferrando nuestro padre, é á nos, 
é por grand sabor que abemos de les facer honra, é bien, é mer- 
ced, é porque aian mas, é valan mas, é nos puedan facer maior 
servigio, damoslesé otorgárnosles Santaella con todo su termino, 
con montes, con fuentes, con rios, con pastos, con sus entradas é 
con sus salidas, é con todas sus pertenencias, quantas a é deve aver^ 
assi como nunca meior las ovo en tiempo de moros, que la aian 
jibre é quita por iuro de heredat pora siempre iamas, pora facer della 
é en ella, lodo lo que quisieren, como de su termino, sacado ende, 
que la non puedan vender, ni enagenar en ninguna manera á eglesia, 
ni á orden, ni á ome de religión, ni á otro ome ninguno, sin nuestro 
mandado, mas que sea siempre villa terminiega del conceio de Cor- 
dova. E retenemos pora nos, é pora todos quantos regnaren después 
de nos , todo el quarto de las viñas, é de las huertas, é de todos los 
heredamientos que y ha , é los molinos , é los baños , é las alfondi- 
^as, é los fornos, é las tiendas, é los almacenes é todos los otros 
dreechos que pertenecen al nuestro almojarifadgo. E mandamos é 
defendemos, que ninguno non sea osado de ir contra este privilegio 



^{9 

pora crebanlarlo, ni pora minguarlo en ninguna cosa , ca qualquicr 
que lo ficiese avrie nuestra ira, é pecliarnosye en coto diez mil^ 
inrs. é al conceio de Cordova ó á qui su voz lobiesse todo el daño 
doblado. E por que' eslo sea firme é estable, mandamos seellar este 
privilegio con nuestro sello de plomo. Fecho el privilegio en Sevilla 
por nuestro mandado, viernes doce dias andados del mes de Marzo 
^n era de mil é trecientos é tres annos.=Et nos el sobredicho Rey 
D. Alfonso, regnant en uno con la Reyna Doña Yolant,mi mugier, é 
con nuestros fijos el Infante Don Ferrando primero é heredero, é 
con Don -Sancho, éDon Pedro, é Don Johan, en Castiella, en Toledo^ 
,en León, en Gallicia, en Sevilla, én Cordova, en Murcia, en Jaén, en 
Baeza, en Badaioz é en el Algarve, otorgamos este privilegio é con" 
lírmamoslo.==La Eglesia de Toledo, vaga.=D. Remondo, Arzobispo 
.ile Sevilla, conf.«=D. Alfonso de Molina conf.=D. Felipp conf.=D. 
Lois conf.=D. Yugo, Duc de Borgoña, vassallo del Rey, conf.= 
D. Henrri, Duc de Lorenne, vassallo del Rey, conf.=D. Alfonso, 
fijo del Rey D. Johan Dacre, Emperador de Constanlinopla é de la 
Emperadriz Doña Berenguella, Conde Do, vasallo del Rey, conf.= 
D. Lois, fijo del Emperador é déla Emperadriz sobredichos. Conde 
de Belmont, vassallo del Rey, conf.=D. Johan fijo del Emperador 
é de la Emperadriz sobredichos, Conde de Monfort, vassallo del Rey^ 
conf.=D. Gastón, Vizconde de Beart, vasallo del Rey, conf.=D. 
Johan, Arzobispo de Santiago é Chanceler del Rey, conf.=D. Mar- 
tin, Obispo de Burgos, conf.=D. Ferrando, Obispo de Falencia, 
conf.=D. Ferrando, Obispo de Segovia, conf.=D. Andrés, Obispo 
de Siguenza, conf.=D. Agostin, Obispo de Osma, conf.=D. Pe- 
dro, Obispo de Cuenca, conf.=D. Frai Domingo, Obispo de Avila, 
conf.=D. Bibian, Obispo de Calahorra, conf.=D. Ferrando, Obis- 
po de Cordova, conf.=La Eglesia de Plasencia, vaga.=D. Pasqual, 
Obispo deJahen, conf.=D. Frai Pedro, Obispo de Cartagena, 
conf.=D. Pedribañes, Maestre de la Orden de Calatraba, conf.= 
D. Pedro Guzman, Adelantado maior de Castiella, conf.=D. Al- 
fonso García , Adelantado maior de tierra de Murcia é del Ándala— 



220 

cia, conf.=D. Ñuño Gonzalvez conf.=:D. Alfonso Thellez conf.= 
D. Johan Alfonso conf.=D. Ferrand Roiz de Castro conf.=D. Johan 
Garcia conf.=D. Dlag Sánchez conf,«=D. Gómez Roiz conf.t=D. 
Rodrigo Rodríguez conf.=D. Henrríq Pérez, Repostero mayor del 
Rey , conf. = D. Martin , Obispo de León , conf. = D. Pedro, 
Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, conf. 
=D. Domingo, Obispo de Salamanca, conf. =D. Pedro, Obis- 
po de Astorga, conf.=:D. Domingo, Obispo de Cibdat, conf.=D. 
Miguel ,1 Obispo de¡Lugo.=D. Johan, Obispo de Orens, conf. 
=D. Gil, Obispo de Tny, conf.=D. Nuno, Obispo de Mendo- 
ñedo, conf.=D. Ferrando, Obispo de Coria , conf.=D. Garcia, 
Obispo de Silve, conf.=D. Frai Pedro, Obispo de Badalloz, conf. 
=D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Santiago, conf.=D. Gar- 
ci Ferrandez, Maestre de la Orden de Alcántara, conf.=D. Martin 
NuFiez, Maestre de la Orden del Temple, conf.=:D. Alfonso Fer- 
randez, fijo del Rey, conf.=D. Rodrigo Alfonso conf.=D. Martin 
Alfonso conf.=D. Rodrígo Frolaz conf.=D. Johan Pérez conf.r=» 
D. Ferrand Ibañez conf.=:D. Ramir Diaz conf.=D. Ramir Rodrí- 
guez conf.=D. Alvar Diaz conf.=D. Gutier Suarez, Adelan- 
tado mayor de León, conf.=D. Andrés, Adelantado mayor de Ga- 
llicia, conf.=Maestre Johan Alfonso, Notario del Rey en León, é 
Arcediano de Santiago, conf.=Yo, Johan Pérez de Cibdat, lo escri- 
ví por mandado de Millan Pérez de Aellon, en el anno treceno que 
el Rey D. Alfonso re^ü6,=^Signo del Rey D. Alfonso.=E\ Infante 
D. Ferrando, fijo Mayor del Rey é su Mayordomo mayor, conf.= 
El Infante D. Manuel, hermano del Rey, é su Alférez, conf. 






Carta de la hermandad celebrada entre los concejos de Córdo- 
ba , Jaén , Baeza , Ubeda y otros pueblos de Andalucía , D, Dia- 
go Sánchez y D. Sancho Martínez , en defensa de la tierra y 
de los derechos del rey D. Alfonso X, 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las Iglesias 
de España , tom. XIV. fol. 38. 

En ei nombre de Dios, que es Padre é Fijo é Espíritu Santo, que ^i5^'^'" ^* 
es tres personas é un Dios todo poderoso, é de la Virgen Santa 
Maria , su madre , é á servicio del mui alto é mui noble señor Don 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, é de Toledo, é de 
León , é de Sevilla , é de Cordova , é de Murcia , é de Jaén , é del 
Algarve, é de la Reyna Doña Yolant, su rauger, é del Infante D. 
Ferrando su fljo que ha de regnar después del: Nos, el concejo de 
Cordova, en uno con el concejo de Jaén, é de Baeza, é de Ubeda, é 
de Andujar, é de Sant Esteban, é de Eznatorafe, é de Quesada, é 
de Cazorla,é con D. Diago Sánchez de Funes, é con D. Sancho Mar- 
tínez de Jodar, facemos nuestra hermandad por guarda é por defen- 
dimiento de nuestra tierra : establecemos primeramente que guarde- 
mos la fee de nuestro Señor el Rey é de la Reina Doña Yolant, su 
muger, é del Infante D. Ferrando, su fijo, é complir sus manda- 
mientos en todas cosas , porque entendemos que esta es la primera 
carta de derecho é de lealtad , é tenemos por bien , que seamos to- 
dos unos para aludamos contra los moros, que son enemigos de la 
nuestra ley , é desta guisa : que si por aventura nos, los concejos 
sobre dichos, é D. Diago Sánchez, é D, Sancho Martínez, acaeciese 
que oviessemos menester aiuda unos de otros contra los moros, ó 
contra otras fuerzas que nos algunos ficiesen en nuestras villas, ó en 
nuestros términos, aquende el Puerto, que seamos todos tenudos de 



g2á 

nos aiudar bien é lealmente,é qualquiera destos sobredichos que 
oviere menester esta ayuda, que lo faga saber á los otros, é aquellos 
que lo sopieren , que sean luego en el acorro sin ningund deteni- 
miento , é aquellos que lo sopiesen é no viniessen , que pechen cin- 
co mil mrs. á los que oviesen menester el acorro, é salgan por 
cortiaeros, si non mostrasen escusa verdadera. Otrosi, si por 
aventura acaeciesse á alguno destos sobredichos contienda con al- 
gunos sobre defendimiento de nuestra hermandad por tuertos, ó por 
fuerzas que oviessemos recevido , que todos gelo aiudemos á quere- 
llar é á curendar. Otrosi tenemos por bien, que si por aventura^ 
algunos de nos oviesen contienda unos con otros, los otros que no 
fueren en la contienda , ó los dos concejos mas cercanos, que lo aven- 
gan, é lo judguen, é que finquen por la avenencia é por el judicio 
quellos dieren. En tal manera facemos esta hermandad con D. Dia- 
go Sánchez é D. Sancho Martínez, que si á alguno de ellos acaecies- 
se contienda aquende el Puerto conotrie quaiquier que sea , salva 
la fee de nuestro Señor el Rey é de la Reyna su muger, é del In- 
fante D. Ferrando su fijo, é nos, que seamos tenudos de los aiudar 
como hermanos. Otro si: si les acaeciese algund embargo allende del 
Puerto por razón desta hermandad, nos que seamos tenudos de les 
Biudar.=E Yo D. üiago Sánchez é yo D. Sancho Martínez, los sobre^ 
dichos, otorgamos que asi como vos los concejos sobredichos, somos 
tenudos de vos aiudar á todos, ó á quaiquier de vos que lo aya me* 
nester, é oviesseassi como sobredicho es. E otrosí tenemos por bien, 
que los ricos omnes . ó otros qualesquier, que passaren por nuestras 
villas é por nuestros términos, que les den compra de conducho por 
sus dineros, ó sobre peños, segund se avenieren con los vendedores» 
é ponemos que qualquiera de nos los sobredichos, que nos aviniere^ 
mos por ir en cavalgada en uno , que quaiquier que no fuere , que 
peche la pena de los dichos mrs. sobredichos á los que fueren, si no 
mostraren escusa verdadera. E otrosi ponemos, que quando algunos 
dennos fuéremos en uno á algún fecho, é algunos pelearen , é sobre 
esto llamaren ay de tal concejo, si fuere cavallero, al que lo llamare; 



223 

que le corlen la cola del ca vallo , é si fuere peón , que le corlen la 
lengua; é los primeros que lo vieren que lo recubden luego, é nin- 
guno non sea osado de facer tuerlo, ni demás, á otro eslraño en atre- 
vimienlo desta hermandad , que á qualquier que lo ficiesse pesarnos 
ye é faceryelo hemos emendar , é non serie nuestro hermano en 
esto. E tenemos por bien, que por coger las cuestas é los embargos 
que podrían acaecer entre nos, que qualquier de nos que oviere 
debdo contra otro hombre dotro concejo , que lo que oviere á decir 
ó á poner al demandado, que lo diga é lo ponga fasta tercer dia por- 
que no se aluenguen los pleitos, é la entrega sea fecha luego; si fuere 
mueble, que se venda IXdias, é si fuere raiz, á treinta dias. E po^ 
nemos que ayamos junta en Andujar cadano una vez, XV dias des- 
pués de la paschua de Resurrección, é que vengan y dos ca valleros 
de cada concejo, é D. Diego Sánchez é D. Sancho Martínez que 
vengan y, ó que envien cada uno dellos dos cavalleros, seyenda 
aquende el Puerto por enderezar é emmendar aquellas cosas que 
fueren de emmendar, é por razón de la hermandad; é qual partida 
quier que no viniesse á esta junta, que peche á los que vinieren dos- 
cientos mrs. é estén por lo que pusieren é mandaren los que vinie- 
ren, é porque esta hermandad sea firme é estable, nos los concejos 
sobredichos, é nos D. Diago Sánchez, é D. Sancho Martínez, pusimos 
^n esta carta nuestros sellos colgados en esta hermandad. Fué fe— 
cha é confirmada en Andujar, domingo XXYI dias andados del 
mes de Abril, en era de mil é trecientos é tres años. . 



1295 



224 

en. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo á Yalladolid el 
fuero real y varias franquezas á sus vecinos (1). 

Academia de la Historia. E 126, fol. H5. 

19 de agosto de CoDoscída cosa 863 á quaotos cste privillegia vieren el oieren, 
como nos Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla , de 
Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, 
de Jahen et del Algarve, por que fallamos que la villa de Valle- 
dolid non havie fuero cumplido por que se juzgasen, asi como debien 
tan buenos el lan honrrados homes como ellos son, el por esta ra- 
zón vinian muchas contiendas el muchas enemistades, el la justicia 
no se compile , asi como debie , é nos sobre dicho Rey Don Alonso, 
queriendo sacar todos estos dannos, en uno con la Reyna Doña Yo- 
lant, mi muger, é con nuestros fijos, el Infante Don Fernando pri- 
mero é heredero , é con el Infante Don Sancho , é con el Infante 
Don Pedro, é con el Infante Don Johan, damosles é otorgárnosles 
aquel fuero que nos ficimos con consejo de nuestra corte, escrito en 
libro, é seellado con nuestro seello de plomo, que lohaia el concejo 
de Yalladolid, también de villa, como de aldeas, por que juzguen co- 
munalmente por él en todas cosas para siempre jamas, ellos é los que 
dellos vinieren. El demás por facerles bien é merced, é para darles 
galardón por los muchos servicios que ficieron al mui noble, el mu- 
cho alto , et mucho honrrado Rei Don Alonso nuestro visabuelo , el 
al mui noble, el mucho alto el mucho honrrado Rei Don Femando 
nuestro padre, et á nos antes que regnasemos , et depues que rcg- 



(i) Este privilegio está inserto en una confirmación de D. Alfonso XI, 
^echa en Madrid 28 dias andados del mes de Diciembre de la era 1377. i 



no 

namos, dárnosles el otorgárnosles estas franquezas que son escrip- 
ias en este previllegio, el mandamos que los caballeros que lovieren 
las casas pobladas en la villa , é lovieren caballos el armas , el el 
caballo de treinta maravedís arriba, é escudo el lanza, et loriga, é 
brafuneras, et perpunte, el capiello de fierro, el espada, que non pe- 
chen, é por los otros heredamientos que hovieren en las villas de nues- 
tros regnos, que non pechen , é que excusen sus paniaguados, é sus 
pastores, é sus molineros, é sus amos que criaren sus hijos, é sus 
hortelanos, é sus vaqueros, é sus medieros, é sus colmeneros, é sus 
maiordomos que hovieren, en esta guisa. El caballero que hoviere 
dequarenta hasta cienl bacas, que escuse un baquerizo, é non mas, 
el si dos fasta tres fueren aparceros que hovieren quarenta bacas el 
mas fasta cienl bacas, que excusen un baquerizo é non mas: el ca- 
banna de bacas que sean cienl bacas arriba, el que las hoviere que 
excuse un baquerizo, el un rabadán, é un cabannero: el el que ho- 
viere cienl entre obejas é cabras que excuse un pastor é non mas, 
et si dos aparceros fasta tres se aiunlaren , que oviesen cienl entr« 
ovejas é cabras fasta mil, que excusen un pastor é non mas; et si 
hovieren cabanna de mil entré obejas é cabras, que excusen un pas- 
tor, el un rabadán, é un cabannero, el non mas. Et el caballero que 
oviere veinte ieguas, que escuse un ieguero el non mas, el si dos 
fasta tres fueren aparceros é ovieren veinte ieguas, que excusen un 
ieguero el non mas : otrosí mandamos que el caballero que oviere 
cienl colmenas, que excuse un colmenero, el si dos fasta tres fue- 
ren aparceros que hovieren cienl colmenas é dende arriba fasta mili, 
que no excusen mas de un colmenero : el el caballero que oviere 
cienl puercos que excuse un porquerizo. Otro si mandamos que el 
caballero que fuese en hueste, que haia quatro excusados, el si le- 
vare tienda redonda cinco, el el que loviere todavía loriga de caba- 
llo suia et la levare, haia seis excusados. Et otro sí mandamos, que 
las caloñas de los aportellados el de los apaniaguados de los caba- 
lleros, é de sus siervos, que las haian los caballeros de cuíos fueren, 
asi como nos debemos ha ver las nuestras, el los pastores que exca- 

TOMO 1. 2U 



«aren, que sean aquellos que guardaren sus ganados propios, ellos 
amos que sus fijos criaren que los excusen por qualro años mientras 
el fijo criaren, et non mos: et los maiordomos que ovieren, que sean 
aquellos que governaren é veslieren , et que non haia mas de tres 
el que mas oviere. Et olrosi, por facer bien é merced á los caballe- 
ros de Valladolid, mandamos, que si mataren caballero en aldea ó 
en cabanna, que los homes daquel logar do lo mataren, que recab- 
den el matador; et si non lo recabdaren, que se paren ellos á la pe- 
na. Otrosi mandamos, que los caballeros que ovieren sus moros 
siervos , é los heredaren de sus padres , ó de sus madres , ó de sus 
parientes, que los haian libres é quitos, e que los parlan, é los he- 
reden, asi como los otros heradamienlos para tender, ó para facer 
dellos lo que quisieren. Et otro si mandamos, que los alcaldes recab- 
den los montadgos, é mandamos que estos escusados que hovieren, 
si cada uno oviere valia de cienl mora vedis en muebles ó en raiz, 
el en quanlo oviere ó dende aiuso, que le pueden excusar; é si oviere 
valia de mas de cienl mora vedis, quel non puedan excusar, et que 
peche al Uei. Olrosi mandamos, que quando el caballero muriere é 
fincare su mujer vibda, que haia la franqueza que havia su ma- 
rido mientras toviere vibdedad; é si casare con caballero que tenga 
caballo é armas, que aia sus franquezas como los otros caballeros las 
han; *é si casare con pechero, peche al Rey. Et si la vibda, mujer que 
fué de caballero, fijos ó fijas oviere de su marido que non sean de 
edat, que sean excusados, asi como su padre, et ella en uno con 
aquellos fijos ó fijas que de su marido oviere fasta que sean de edad 
de diez é ocho anuos : et si los fijos partieren con la madre , que la 
madre por si haia sus excusados, é los fijos haian por si sus excusados, 
fasta que sean de edad de diez é ocho annos; el de diez é ocho annos 
arriba, aquel que toviere caballo et armas sea excusado, el aia sus 
excusados, et los otros que non tovieren caballos et armas, que pe- 
chen al Rei, el non aian sus excusados. E si fueren de diez é ocho 
annos, el non tovieren caballo é armas, otro tal sea.El si los fijos par- 
tieren con el padre después de la muerte de la madre, quel padro 



227 

por si haia sus excusados, ó los hijos por si haian sus excusados, fas- 
la que sean de edat de diez é ocho annos, assi como sobre diclio es. 
El si las fijas de que pasaren de diez é ocho annos non casaren, que 
non puedan excusar mas de sus yugueros, é assi usen faslaque casen; 
é desque casaren , si casaren con pechero, que pechen el non escu- 
sen yuguero, nin otro; el si casaren con caballero que tenga caba- 
llo el armas, como el previllejio dice, que haia sus franquezas com- 
plidas en uno con su marido. El las vibdas que oi son, que fueron mu- 
jeres de caballeros quelovieron caballo el armas, que tantos excusa- 
dos quantos ovieron sus maridos á la sazón que murieron, que tanto* 
aian ellas fasta estaquanlia que este privillegio dice, el de tanta quan- 
lia el non mas. Et todos aquellos que mas pastw^s tomaren de quan- 
los en este previllegio dice, que pierdan todos los otros pastores, otro 
tal, de colmeneros que los pierda, si mas colmeneros tomare; otro taU 
de maiordomos ó de amos, otrosí de yugueros, si mas yugueros lo- 
maren que non deben. Otrosi mandamos, que pues estos excusados 
de valia de cient maravedís han de ser, que los tomen por mano de 
aquellos quel nuestro padrón ficieren , el con sabidoria de los peche- 
ros de los aldeanos del pueblo, et quien por si se los quisiere tomar^ 
que pierda por toda via aquellos excusados que lomaren por si. Et 
por facer bien é merced á los caballeros mandamos, que quando mu- 
riere el caballo, el caballero queestudiere guisado, que haia plaza 
fasta quatro meses que non lovier caballo, que non pierda su fran- 
queza, et que la aia assi como los otros cavalleros. Otro si otorga- 
mos, que el conceio de Yalladolid que haia sus montes é sus defesaí^ 
libres et quitas, assi como los ovieron siempre, é lo que dende sa- 
liere que lo metan en pro de su concejo, el los montaneros é lo* 
defesseros "que ficieren , que los tomen á soldada , et que juren eo 
conceio á los alcaldes et al merino del Rey, et esta jura que la to- 
men los caballeros et el merino del Rei en voz del conceio, que guar- 
den bien sus montes é sus defessas, el que toda quanla pro hi pu- 
dieren facer, que la den al conceio para meterlo en su pro, en lo 
que menester lo huviere que pro sea del conceio , el el conceio que 



den ornes é oíros del conceio, á quienes den cuenta é recabdo los 
defesséros de quanto lomaren cada año, quando quier que gela de- 
mandaren , el estos homes que den fiadores que aquello que los 
montaneros les dieren, que lo metan allí do el conceio mandare que 
sea pro del conceio. Otro si mandamos que los caballeros, que pue- 
dan facer prados defessados en sus heredades conoscudas para sus 
bueies, et para sus ganados, et estas defessas que sean guisadas, et 
con razón por que non venga en daño á los pueblos. Et demás des- 
lo les otorgamos, que el anuo quel conceio de Valladolid fuere en la 
Jmeste por mandado del Rey, que non pechen marliniega aquellos 
(¡ue fueren en la hueste ; el mandamos et defendemos que ningunt 
non sea osado de ir contra esteprevillejio para quebrantarlo, ni men- 
guarlo en ninguna cosa , ca qualquier que lo ficiere havria nuestra 
ira , et pecharnosye en coto mili maravedís , et! á los que el tuerto 
rescibiesen todo el daño doblado. Et porque este privillegio sea fir- 
me, mandamosle seellar con nuestro seello de plomo. Fecho el pri- 
villegio en Gordova por nuestro mandado, miércoles diez énueve dias 
andados del mes de Agosto, era de mili é trescientos é tres annos. Et 
nos, sobredicho Rei Don Alfonso, regnante en uno con la Reina Doña 
Yolant, mi muger, et con nuestros fijos el Infante Don Fernando 
primero et heredero, et con el Infante Don Sancho, et con el Infante 
Don Pedro, et con el Infante Don Juan, en Castilla, en Toledo, en 
León, en Galicia, en Sevilla, en Gordova, en Murcia, en Jahen, en 
Raeza, en Radajoz et en el Algarve, otorgamos este previllegio et 
confirmamosle.=:Yo Johan Ferrandez, teniente las veces por Millan 
Pérez, lo esorivi el año catorceno que el Rei Don Alfonso regnó. 



229 

Clll. 



Privilegio del Rey D. Alonso A', concediendo al concejo de Ori- 
huela los fueros y franquezas de Alicante. 

Academia de la Historia. Coleccioa de escrituras y privilegios de las Iglesias 
de España, tom. Xí, fol. 676 v. 

Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Casliella, de Toledo, ^^^y^^it 
de León, de Gallieia, de Sevilla, de Cordova , de Murcia , de Jahen 
é del Algarve. Al conceio de Orihuela, salut é gracia. Vi vuestra 
carta é vuestros mandaderos Pedro Fustel é Andrés que me embias- 
tes, é mostráronme vuestra facienda, é pidiéronme merced, que vos 
diese fueros é franquegas é meioria de heredamiento á aquellos que 
sodes é morades y en Orihuela, que nos ficiestes , é nos facedes y 
servicio., et esto tengo por bien, é mando que ayades los fueros é las 
franquezas que han los de Alicante en todas cosas, é que usedes por 
ellas: et cuando yo mandare partir á Orihuela, vos me embiaredes 
vuestros homes buenos de vuestro concejo, estonce darvos he vuestros 
fueros é vuestras franquezas por mió privilegio, é mandar vos he dar 
meioria á todos los que sodes moradores é me ficiestes servicio en 
«sta guerra; «t por que esto no venga en dubda, mandé vos dar mi 
•carta abierta, seellada con mió seello de cera colgado. Féchala 
carta en Cordova por mandado del Rey, martes veinte et cinco dias 
andados del mes de Agosto, era de M.GGG.llI anno§.=Johan Fer- 
randez la fiz escrivir. 



230 

CIV. 



Carta del Rey D, Alfonso X á la ciudad de Mureia, en que 
manda que los pobladores que hubieren obtenido heredamiento 
no lo puedan vender hasta pasados cinco años después del re— 

partimiento* 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las Igle- 
sias de España, tom. XIÍ, fol. 188. 

15 de mayo de Sepan quanlos esta carta vieren como nos Don Alfonso, por la 



120G. 



gracia de Dios Rey de Casliella, de Toledo, de León, de Galicia, 
de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jalien é del Algarve: por 
que entendemos que si en la cibdal de Murcia, aquella que nos man- 
damos poblar de cristianos, pudiesen luego los ornes compraré 
vender los heredamientos que les mandamos y dar, que serie á da- 
ño de ellos, por que podien venir algunos homes con grandes ha- 
veres ,' é comprarien muchos heredamientos , é fincarien en la cib— 
dat poca gente. Por ende nos haviendo gran savor, que la cibdat so- 
bredicha se pueble é assesegadamente , defendemos que nenguno no 
pueda comprar, ni vender del dia que la partición fuere fecha fasta 
cinco años; pero si algunos homes buenos vinieren y después de la 
partición, é Iraxeren sos mugeres, é sos fijos, é sos algos, pora fi- 
car, é pora morar y, tenemos que tales como estos, que puedan 
comprar cada uno de ellos heredamiento de un poblador, é no mas; 
é si aquellos á tales que y viniesen poblar no pudiesen y venir por 
comprar de heredamiento de un poblador , estonce el concejo de 
Murcia, ó los partidores, ó los que lo vieren de veer por vos, en- 
víen nos lo decir, é nos, según el ome fuere, mandaremos y quanto 
pueda comprar é haver, assi como tovieremos por bien: et manda- 
mos que de los cinco annos adelante, que puedan comprar, é ven- 
<ler , é facer dello lo que quisieren como de lo suyo , en tal mane- 



231 

ra que lo no puedan vender, ni dar, ni camiar, ni enagenar á 
eglesia, ni á nengun orne de orden, ni de religión, sin nuestro man- 
dado. Dada en Sevilia el lley la mandó, sábado quinze dias de 
Mayo era de mili é trescientos é quatro años. Johan Matheo la fizo 
escrivir. 



CV. 



Juramento de msallage que hicieron los moros de Murcia al 
Rey D. Alfonso X de Castilla , cuando volvieron a su obedien- 
cia después de haber sido conquistados por el rey de Aragón, 

Archivo general de la Corona de Aragón. Regist. IX. Jacobi I. pars I. pág. 
24. Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, E i85, fol. 52. 

Conoscuda cosa sea á quantos esta carta vieren et oyeren como ^^Jj}/""*'' ''* 
yoaguazil Abubecre Abuadah et yo aguazil Abuambre Abengalip, 
é nos los veios de Murcia por nos, et por todos los moros de Murcia, 
que pleyte fezimos con el rey Daragon en razón de Murcia , enten- 
diendo et conosciendo el yerro que fizieron los moros de Murcia 
contra el mucho alto et muyt noble seynor el Rey Don Alfonso , el 
por gran sabor que avernos daver su gracia et sua merced, con bue- 
na voluntat, sen toda premia, que no nos fizo ninguna, soltamos et 
quitamos al muy noble Don Jacme Rey Daragon todas las juras, et 
los pleylos, et los atamientos, et las posturas, et los privilegios que 
nos fizo el en razón de Murcia. Et todas las juras é los pleytos que 
fizieron el Infante Don Pedro, su fijo, el Infante Don Jayme, su fijo, 
et todas las juras et prometimientos que fizieron los bispos, et sos 
richos liomnes, etlos cavalleros, et todos los otros que fizieron en 
esta razón jura ne prometimientos, todos los soltamos que numqua 
jamas en sean tenudos á Dios, ni á nos, ni a homne del mundo. El 
esto fazemos nos por que entendemos que por eslarazon ganare- 
mos, et cobraremos gracia et merced de nuestro seynor el Rey Don 



532 

Alfonso, por que el es lan mesurado et lan compíido de lodo him, 
ijiie nos complira el so bien, et la su merce, et la su mesura, el la 
su gracia. Et con conseio de Don Lope Sánchez, maestre de la cava- 
lleria del Templo en los Ires regnos, et visitador en los V.regnos 
Despayna, et con conseio de Don P. Nuñez, comendador mayor en 
Casleylla de la orden Duclers, qui vino á nos con mandado de 
nuestro seynor el Rey Don Alfonso en logar et en voz del maestre 
Duclers que nos avien de venir con este mandado , et con conseio 
de Don Alfonso García, adelantado mayor en el regno de Murcia, 
el en toda la frontera , rendemos et entregamos los privilegios de las 
posturas á vos Don Lope Sánchez el maestre del Templo sobredi- 
cho, et á vos Don P. Nuñez, comendador mayor de la orden Du- 
clers el sobredicho, et á vos Don Alfonso Garcia el sobredicho, ade- 
lantado mayor en el regno de Murcia et en toda la frontera. Et nos 
fincamos á merce et á mesura de nuestro seynor el Rey Don Alfon- 
so por que sabemos verdaderament que nos fará mucho bien, et 
mucha merced , commo lan buen seynor , et tan mesurado como el 
es. E yo Aguazil Abubacre Abuadah , et yo Aguazil Abuambre 
Abengalip por nos, et nos los veios sobredichos, por nos é por los 
moros de Murcia , por que sea mas firme é mas creudo quanto en 
esta carta dize et razona, ponemos en esta carta escriplura de nues- 
tras manos, et rogamos, et pedimos merced á nuestro seynor á Don 
Buaddille Abenhut, Rey de Murcia, que mande poner en esta carta 
su siello colgado en esta carta que es escripia en latino et en arábi- 
go. Feyla fué la carta en Murcia, dia miércoles XXIII dias de Juy- 
no, en era de M.GGC.IIII annos. 



233 

CVI 



'P^rivilegio del rey D. Alfonso X en que designa los términos 
del obispado de Cartagena. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las igle- 
sias de España, tomi XII, fol. 486. 

Sepan quanlos este privilegio vieren é oyeren , cuerno nos Don "¿^Si'^'"'^'''' 
Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Casliella, de Toledo, de 
León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen 
é del Algarve, en uno con la reyna Doña lolant mi muger, é con 
nuestros fijos el Infante Don Fernando primero é heredero, con 
D. Sancho, é D. Pedro, é D. Johan. Por sabor que haveraos de 
facer bien é merced á D. Frai Pedro, por la gracia de Dios Obispo 
de Cartagena, é al cabildo de la eglesia desse mismo logar, é á lo- 
dos sus succesores, olorgamosles , que haya este Obispado sobredi- 
cho estos términos, asi como los havie antes que la guerra de los 
moros comenzasse , que movió contra nos el Rey de Granada , é los 
términos son estos: Alicante con su termino, assi como parte con 
termino de la tierra del Rey de Aragón , Petrel, é Xax, é Villena, é 
la tierra de Don Manuel , nuestro hermano, como parte con la tier- 
ra del Rey de Aragón , é Val de Ayora fasta Confruenles, otrossi 
como parte con la tierra del Rey de Aragón , é Xorquera con su 
termino, é con la tierra de Gonzalvo Royg deAtienza, et Chin- 
chilla con su termino, é Lentur, é Calasparra, é Carabaca con 
sus términos, Celia con su termino, é Lorca con su termino, et 
Noglat con los otros casliellos de D. Joan García con sus términos, 
el los casliellos de D. Ferrand Pérez de Pina fasta Penna Águila 
con sus términos, é con toda la otra tierra que se encierra en estos 
logares sobredichos. E mandamos é defendemos que nini:,uuo non 

sea osado de ir contra este privilegio, pora crebanlarlo, nin pora 
TOMO I. 30 



234 

mingiiarlo en ninguna cosa, ca qualquier que lo ficiese, avrie mi 
ira, é pecharnosye en coló diez mili mrs., é al obispo, é al cabildo 
<le la eglesia sobredicha, ó á qui su voz loviesse todo el daño do- 
blado. El porque eslo sea firme é estable mandamos seellar esle^ 
privilegio con nuestro sello de plomo. Fecho el privilegio en Sevilla] 
por nuestro mandado sábado diez é un dias andados del mes de Di' 
ciembre en era de mili é trescientos é qualro annos. E nos el sobre- 
dicho Rey Don Alfonso regnant en uno con la lleyna Doña lolanl,. 
mi muger, é con nuestros fijos el Infante Don Ferrando, primero] 
é heredero, é con D. Sancho, é D. Pedro, é D. Johan, en Gastiella, 
en Toledo, en León, en Gallicia, en Sevilla, en Cordova, en Mur-I 
cia, en Jahen, en Baeza, en Badayoz é en el Algarve, otorgamos 
este privilegio é confirmamoslo. D. lugo, Duc de Bergoña, vassallo 
del Rey, cont.=D. Alfonso, fijo del Rey Johan Dacre, Emperador 
de Gonstantinopla é de la Emperadriz Doña Berenguela, Conde 
Do, vassallo del Rey, conf.=D. Lois, fijo del Emperador é de la 
Emperadriz sobredichos. Conde de Belmont, vassallo del Rey, conf.J 
— D. Johan, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos,] 
Conde de Monfort, vasallo del Rey, conf.=:D. Gastón, Visconde dej 
Beart, vassallo del Rey, conf.=D. Sancho, Electo de Toledo é\ 
Chanceler del Rey, conf.=La Eglesia de Santiago, vaga.=D. Re-; 
mondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=D. Alfonso de Molina couf.=? 
Don Philip conf.=D. Lois conf.=D. Martin, Obispo de Burgos, 
conf.=D. Alfonso, Obispo de Patencia, conf.=D. Ferrando, Obis-j 
])0 de Segovia, conf.=D. Agostin, Obispo de Osma, conf.=:D. 
Pedro, Obispo de Cuenca, conf.=D. Fray Domingo, Obispo de 
Avila, conf.=D. Yivian, Obispo de Calahorra, conf.=D. Ferran- 
do, Obispo de Cordova, conf.=D. Garcia, Obispo de Placencia, 
conf.=D. Pascual, Obispo de Jahen, conf.=^D. Fr. Pedro, Obispo 
de Cartagena, conf.=D. Pedribañez, Maestre de la Orden de Ca- 
lalrava, conf.=D. Martin, Obispo de León, conf.==D. Pedro, 
Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, Obispo de Zamora, conf.=D. 
Domingo, Obispo de Salamanca, conf.-=D. Erman, Obispo de As- 



9nn 



lorga, conf.=:ü. Domingo, Obispo de Cibclat, conr.=n. Mígueí, 
Obispo de Lugo, conf.=D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. 
Gil, Obispo de Tuy, conf.==D. Nuno Obispo de Mondoñedo, conf.= 
D. Ferrando, Obispo de Coria, conf.=D. García, Obispo deSilve, 
conf.=La Eglesia de Badalloz, vaga.=D. Pelay Pérez, Maestre 
de la Orden de Santiago, conf.=D. Garci Ferrandez, Maestre de 
la Orden de Alcántara, conf.=:D. Lop Sánchez , Maestre de la Or- 
den del Temple, conf.=l). Ñuño Gonzal vez conf.=D Alfonso Te- 
Ilezconf.=ü. Johan Alfonso conf.=D. Ferrand Royz de Castro, 
conf.=D. Johan García conf.=D. Diago Sánchez conf.=D. Gil 
García conf.=D. Pedro Cornel conf.=D. Gómez Roiz, conf.=D. 
Rodrigo Rodríguez conf.=D. Henrrique Pérez, Repostero mayor 
del Rey, conf.=D. Alfonso Ferrandez, fijo del Rey, conf.=D. 
Rodrigo Alfonso conf.'=D. Martin Alfonso conf.=D. Johan Al- 
fonso, Pertiguero de Santiago, conf.=D. Johan Pérez conf.=D. 
Gil Martínez conf.=D. Martin Gil conf.=D. Johan Ferrandez, conf. 
=D. Ramir Díaz conf.=D. Ramir Rodríguez cohf.=:D. Alvar 
Díaz conf.=D. Alfonso García, Adelantado mayor de tierra de Mur- 
cia é del Andalucía, conf.=D. Pedro Guzman, Adelantado mayor 
de Castíella, conf.=D. Gutier, Adelantado mayor de León, conf.= 
D. Estevan Ferrandez, Adelantado mayor de Gallicía, conf.= 
Maestre Juan Alfonso, Notario del Rey en León é Arcediano de San- 
tiago, conf.=Yo Juan Pérez de Cibdat lo fiz por mandado de Millan 
Pérez de Aellon, en el año quinceno que el Rey D. Alfonso regnó. 



23G 

CVII 



Breve de Clemente IV, eligiendo por arzobispo de Toledo al 
Infante D. Sancho de Aragón en la discordia que tuvo el cabil- 
do entre el arcediano de Talavera Armengot y el m aestro 3Iar- 
' tin, deán de Burgos. 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel , DD 42, fol. \. 

M .50 nsosiode Cíeiiicns Episcopus, servus servorum Dei, dileclis filiis, Capitulo 
Toletano, sal ulem et apóstol icam benedictlonem. Sapientia divina 
sacrosanctam Romanam Eclesiara quaní in hujus mundi stavilivit la- 
titudine cunclarum Ecclesiarum vbilibet positarum dominam con- 
stituens et magistram sibi specialiter gubernalionem illarum incom- 
miilabili provisione comniisit. Quare nos qui licet insufficienlibus 
meritis speculatores sunius in sublimi culminis apostolici specula 
disponente domino deputati iniunctum solliciludini nostrae circa 
Ecclesias ¡psas officiiiin quantum ab eo permilitur cujus in terris 
vicem gerimus, fructuose ac laudabiliter exequi cupientes curam 
habemus vigilem et operationes nostras ac studia diligenter apponi- 
raus, ut cum tempusaut res exigit minime differamus Ecclesiis ipsis 
de remediis utiliter consulere oportunis. Verum tune precipue quan- 
do Ecclesise ipsae viduitatis imcommoda perferunt ac salubrem illa- 
rum provisionem eo inslantius nos intendere convcnit, quo ipsas 
dum vacant maioribus constat periculis subiacere. Sane Tholetana 
Ecclesia per obilum bonai memoriai Sanccii, Tholelani Episcopi, 
dudum Pasloris solatio destituta, vos quondam Dominicum Pascha- 
sii, decanum ejusdem EcclesiíE, in veslrum Archiepiscopum concor- 
ditcr elegistis,sed eo nondum electione Imiusmodi confirmata de 
seculo isto nequam per universe carnis semitam evadenle, vos ad 
electionem futuri Ponlificis procesistis. Et votis vestris in diversa 
divisis duas elecliones, unaní, vidclicel, de dilecto filio Annengo- 



237 

lo, Archidiácono Taiaverensi, iii eadeai Ecclesia , el reliquam de 
dilecto fdio magislro Marlino, Decano Burgensi, Canónico Tiiolela- 
no, in quos vestra direxislis desideria in Ecclesia ipsa conligil in 
discordia celebrari , quibus ad examen felicis recordationis Urbani 
pp. predecessoris noslri delalis. Nos tandera predecessori eidem 
prout domino placuit in aposlolatus officio subslitutí, elecliones 
jpsas super quibus tam predecessoris ipsius quam noslro lempore 
diutius fuerat liligatum iustitia cassavimus exigente, ipsis aulem 
cassalis nos considerantes quod cum ad discordiam natura sit prona 
humana et in Ecclesia prelibala iara erecti viderentur parieles ad 
scissuram, quaulumcumque ipsi Ecclesiae velut inler alias nostraí fi- 
üae predileclae, ac illius personis, quas in charilatis conlinemus 
yisceribus, libenti animo deferamus, ex premisis lamen acob re- 
centis máxime que ibidem succrevit fomentum dicordie verisimiliter 
dubitantes. Quod si eleclionem denuo vobis remili contingeret, vo- 
bis discoherentibus , nova ex hoc ibi dissenlio suscilari ac per con- 
sequens Ecclesia ipsa, quae non módico iam lempore proprio mansit 
viduala ministro, novis multis discriminibus posset exponi , ejusdem 
Ecclesiae utilitate inspecta provisionem illius de susceplaí poleslatis 
apostoliCcB plenitudine nobis duximus reservandam , et demum de 
salubri ejusdem Ecclesiíe ordinatione ne prolixioris vacalionis su- 
biaceret dispendiis sollicite cogitantes in hoc vacavimus, ut vir uti- 
lis inibi poneretur qui ex propris iubaretur merilis , et per quem 
Ecclesiae status ipsius qui lapsui expositus videbatur, et polenlis 
plurimum indigebat cura rectoris reparari efficaciler, defensari 
magnanimiter Ecclesia ipsa posset ac feliciter gubernari. Ad dile- 
clum igilur filium Sancium , Eleclum Tholetanum, qui de regia stir- 
pe ortus ac magnis polens viribus serenissimam sui prosapiam ge- 
neris, moribus gratis, conversatione placida, honéstate vila), dis- 
crelionis maturilate, aliisque succesivis bonitalis incrcmenlis et 
laudabilibus virlulum actionibus , quibus assidue proficil nobili- 
lale conspectius et ostendere clarius comprobalur, noslre mentis 
oculos convertentes, et considerantes quod sepe dicUm Ecclesia n 



238 

que mulle coruscan? privilegio dignilalis iiiíer celeras parlium iüa- 
rum Ecclesias nobiülate preminet, nobilis decore sponsi decet or- 
nari ipsum S. tuno cappellanum nostrum , el abbatem secularis 
Ecclesiae de Valle Oleti, Palenlinse Diócesis, non obstante defectu 
quem in elate patilur queraque de predictae supplevimus poteslalis 
pleniludine, de fratrum nostrorum consiüo, ut Dei nomine ipsi 
Ecclesie Tholetane quam in ipsius S. promotione honorari ac etiam 
exaltari pensamus, in Archiepiscopum prefecimus et pastorem, cu- 
rara et administrationem illius tara circa spiritualia quam tempora- 
lia sibi totaliter commitenles, spe grandi retenta quod per frucluo- 
sam ipsius Electi potentiam, et datara insuper sibi á Deo industriara 
Ecclesia eadem ad inslantibus quibus patet periculis überabitur, ab 
adversis et nocuis preservabitur in posterura, et non solura in suis 
bonis iuribus inraunitalibus et libertatibus raagnifice defensabitur. 
Verura eliara opiata felicitatis et prosperilatis augmenta, spirituali- 
ter et temporaliter ad pacera, tranquilura et bonura statum subditi 
sibi clerietpopuli divina faciente cleraentia consequetur. Ouocirca 
universilati vestrae per apostólica scripta raandaraus quatinus eidera 
Electo taraquam patri et pastori aniraarum vestrarura humiliter in- 
tendentes ac sibi exibentes obedienliam et reverentiara debitara ei 
devotara ipsius mónita et raandata salubria curetis devote suscipere 
ac eficaciter adiraplere alioquin sentenciara quara idera rit^tulerit 
in rebelles ratara habebiraus et facieraus auctore doraino usque ad 
satisfactionem condignam appelatione reraota inviolabiliter observa- 
ri. Datura Viterbii XII kal. Seplerabris, pontificatus nostri anno 
secundo. - 



239 

CVIÍI. 

Carta del Rey D. Jaime I de Aragón ^ concediendo a su hijo 

D. Sancho, Arzobispo de Toledo, siete mil sueldos sobre laju- 

deria , morería y peage de Teruel. 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tom. DD 42, fol. 215. 

Noverint universi , quod nos Jacobus, Dei gralia Rex Aragonie, *^"!;^8'.""° '^' 
Maiorice el Valencie, Comes Barchilonis , el ürgell¡,et Dominus 
Monlpeli, damus et concedimus vobis karissimo filio nostro Sancio, 
Dei gralia, archiepiscopo Tolelano, pro honore ad forum Aragonie, 
diebus ómnibus vile noslre , Iria millia oclingenlos solidos in aldeis 
noslris Turolii anualim, et mille solidos in juderia Turolii, et mille 
quingentis solidos in pedagio Tarolii , el quingenlos solidos in more- 
ría Turolii, et lerciam parlem caloniarum Turolii prout richihomines 
qui villam Turolii pro bonore á nobis lenuerunt consueverunt illam 
percipere. Et sic damus vobis et ómnibus supradictis septem mille 
solidos jacenses annualim ad forum Aragonie tolo tempore vile nos- 
tre. Ha lamen quod vos facialis inde nobis fidum servicium secun- 
dum forum Aragonie. Dalum pridie idus Januarii anno Domini 
M.CC.LX octavo. 

Signum f Jacobi Dei gralia Regis Aragonie , Maiorice et Valen- 
cie, Comilis Barchinonis et Urgelli, et domini Monlpeli. 

Testes sunt G. de Rochafolio.=G. de Podio.=G. R. 

de Monlechateno.=Bn. G. de Entenza.=Forlunius deBerguade Vi- 
cient.=S¡gfnüm Barlholomei de Porta qui mandato domini Regis 
hoc scripsit et clausit, loco, die et anno prefixis. 



(le cacro c!c 

2J8. 



240 

CIX. 



Pr hule [fio del Bey D. Alfonso X , concediendo á los caballeros 
de linage que fueren á poblar á Arcos de la Frontera los pri- 
vilegios de los caballeros fijosdalgo de Toledo, y á los demás 
caballeros y moradores las franquezas de los de Sevilla. 

Academia de la Historia. E i26, fol. 133. 

Stípan quanlos este privilegio vieren é oyeren ciiemo nos Don 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Casliella, de Toledo, de León, 
de Gallicia, de Sevilla , de Cordova , de Murcia, de Jahen é del Al- 
garve, en uno con la Reyna Doña Yolant, mi raugier, é con nuestros 
ffijos el infante D. Fferrando primero é heredero, é con D. Sancho, 
é D. Pedro, é D. Johan; por grand savor que havemos de poblar 
bien la nuestra villa de Arcos , que es en la tierra de Sidonia, da- 
mos é otorgamos á los cavalleros de linage que y poblaren aque- 
llas ffranquezas que han los cavalleros ffijos dalgo que moran en 
la noble cibdal de Toledo , ffueras ende tanlto , que queremos que 
sean nuesttros vassallos quittamientlre. E otrossi damos á todos los 
ollros cavalleros é á todos los otros moradores de la villa de Arcos 
sobredicha todas las ffranquezas que han los cavalleros cibdadanos 
moradores en la noble cibdat de Sevilla. E á todo el ottro pueblo 
pueblo damosles oUrossi essas missmas ffranquezas que han el 
pueblo de la cibdat de Sevilla. E por facerles mas bien é mas mer- 
ced quiltamosles el diezmo que nos deven dar los peones de Sevi- 
lla segund el fuero que han de Toledo. E comunalmentre á todos 
los pobladores de Arcos por facerles bien é merced , ffranquamos- 
les que nos non vaiau en huestte, fueras ende, desde el rio de Gua- 
dalquivir fastla la Mar. E por facerles aun mas merced quitárnosles 
de todos los pechos que á Rey deven dar, sacado ende, moneda é 
ianttar. E todos esltos bienes é esttas mercedes les facemos por que 



241 

ellos puedan mejor poblar la villa de Arcos, 6 porque fagan y ser- 
vicio á Dios, é á nos. E mandamos é deffendemos que ninguno non 
sea osado de ir conllra esUe nuesltro privilegio pora crebanllario, 
nin pora aminguarlo en ninguna cosa. E á qualquier que lo ficiese 
abrie nuesUra ira é pecharnosye en coló diez mil moravedis, c á 
los pobladores sobredichos todo el danno doblado. E porque estío 
sea firme é esttable mandamos seellar este privilegio con nuestro 
seello de plomo. Ffecho el privilegio en Xet-ez por nuesltro mandado 
viernes veinte é siete dias andados del mes de Enero en era de mil 
é Irescienttos é seis anuos. E nos el sobredicho Rey D. Alfonso 
regnant en uno con la Reyna Doña Yolant, mi mugier, é con núes- 
Uros ffijos el inffantle D. Fferrando primero é heredero, é con D. 
Sancho, é D. Pedro, é D. Johan, en Castiella, en Toledo, en León, 
en Gallicia, en Sevilla, en Gordo va, en Murcia, en Jahen, en Bae- 
za, en Badalloz, en el Algarve, ottorgamos eslíe privilegio é confir- 
mamoslo, D. Sancho Arzobispo de Toledo é Clianceler del Rey, 
conf.=D. Remondo , Arzobispo de Sevilla , conf.==D. Alfonso de 
Molina conf.=D. Felipp conf.=D. Lois conf.=D. Yugo, Duc 
de Bergonna, vassallo del Rey, conf.— D. Enrri, Duc de Loregne, 
vasallo del Rey, conf.^=D. Alffonso, ffijo del Rey Johan Dacre, 
Emperador de Costtantinopla é de la Emperadriz Doña Yerengue- 
11a, Conde Do, vassallo del Rey, conf.=D. Lois, ffijo del Empera- 
dor é de la Emperadriz sobredichos, Conde de Velmontt, vassallo 
del Rey, conf.r=D. Johan, ffijo del Emperador é de la Empera- 
driz sobredichos, Conde de Monfort, vassallo del Rey, conf.=D. 
Gastton, Visconde de Beart, vassallo del Rey, conf.=La Eglesia 
de Santiago, vaga.=xS'í^wo del Rey f D, Alfonso,=YA infantte D. 
Manuel, hermano del Rey é su Alférez, conf.=El infante D. Ffer- 
rando, ffijo mayor del Rey, é su mayordomo, conf.=La Eglesia 
de Burgos, vaga.— D. Alffonso, Obispo de Falencia, conf.=D. 
Fferrando, Obispo de Segovia, conf.=D. Andrés, Obispo de.Si- 
guenza, conf.=D. Aguslin, Obispo de Osma, conf.=D. Pedro, 
Obispo de Cuenca, conf.=-D. Ffrai Domingo, Obispo de Avila, conf. 

TOMO I, 31 



542 

=^D. A'ivian, Obispo ele Calahorra, conf.=D. Fforrando, Obispo de 
Cordova, conf.=D. Garcia, Obispo de Plasencia, conf.=D. Pas- 
qual, Obispo de Jaben, conf.=D. Ffrai Pedro, Obispo de Garlta- 
gena, conf.=D. Ffrai Johan, Obispo de Cádiz , couf.=D. Johan 
González, Maestre de la Orden de Calatrava, conf.=D. Nuno 
Gonzalvez conf.==:D. Alfonso Thellez conf.=D. Johan Alfonso conf. 
=D. Fferrando Roiz de Castro, conf.=D. Johan Garcia conf.=I). 
Diag Sánchez conf.^D. Gil Garcia conf.=D. Pedro Cornel conf. 
«=0. Gómez Roiz conf.=D. Rodrigo Rodríguez conf.=D. Enrri- 
que Pérez, Repostero mayor del Rey, conf.=D. Marttin, Obispo 
de León, conf. =D. Pedro,- Obispo de Oviedo, conf.=D. Sue- 
ro, Obispo de Zamora, conf. -==La Eglesia de Salamanca , vaga. 
D. Erman, Obispo de Astorga, conf.=D. Domingo, Obispo de 
Cibdat, conf.=ü. Miguel, Obispo de Lugo, conf.-=D. Johan, 
Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=D. Nunno, 
Obispo de Mondoñedo, conf.=D. Fferrando, Obispo de Coria, conf. 
=ü. Garcia, Obispo de Silve, cf)nf.=La Eglesia deBadalloz, va- 
ga.=D. Pelay Pérez, Maestre déla Orden de Santiago, conf.=: 
D. Garci Fernandez, Maesttre de la Orden de Alcanttara, conf.= 
D. Alffonso Ferrandez, fíljo del Rey, conf.=::D. Rodrig Alffonso 
conf.=D. Marttin Alfonso conf.=rD. Johan Alfonso, Pertliguer<^ 
de Sanltiago, conf.=ü. Johan Pérez conf.=D. Gil Marttinez conf. 
=D. Marttin Gil conf.=D. Johan Fernandez conf.'=D. Ramir Diaz 
conf.=D. Ramir Rodríguez conf. =D. Alvar Diaz conf.=D. Al- 
fonso Garcia, Adelanttado mayor de tierra de Murcia é del Andalu- 
cía conf.=D. Guttier Suarez, Adelanttado mayor de León, conf.= 
D. Esttevan Fernandez , Adelantado mayor de Gallicia, conf.=: 
Maesttre Johan Alfonso, Nottario del Rey en León é Arcediano de 
Santtiago, conf. = Johan Pérez de Cibdat lo fizo por mandado dé 
Millan Perez[de Aellon en el anno sezeno (1) que el Rey D. Alffonso 



(1) Es p1 dócimospplimo. 



243 

ex. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X, en que mejora á los defensores 
del castillo de Orihuela en un tercio mas que á los otros po^ 

bladoreS. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las Igle- 
sias de España, tom. XI, fol. 677 v. 

Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Casllella, de Toledo, \^^^''^ ^'^ 
(le León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen 
é del Algarve , á vos Garcia Martínez , Dean de Carlhagena , mió 
glergo , é á vos Diego Porcell , mió almojerife de Murcia , é á 
vos Domingo Pérez, repostero mayor de la Reyna, é á vos 
Beltran de Villanueva , mió escrivano , é mios partidores de Mur- 
cia é de Orihuela , salut é gracia. Sepades, que el conceio de 
Orihuela me embiaron pedir mercet que yo que ficiese meioria á 
aquellos qui se metieron en el castillo de Orihuela é se acertaron 
y, quando los moros lo combatieron , et yo por les facer bien é mer- 
ced teiigolo por bien, ende vos mando que les dedes y heredemien- 
lo el tergo de mas de como se diere á los otros pobladores, que y 
fueren heredados, et non fagades ende al. Dada en Xerez, el Rey 
la mandó jueves quatro dias de Abril, era de M.CCC.VI annos.=Yo 
Pedro González la fiz escrivir. 



244 



CXI. 



VMii. 



Privilegio ctel Bey I). Alfonso X, en que otorga el fuero de Vi-- 
toria á los moradores de la puebla nueva que mandó hacer en 

Ver gara. 

Academia de laHisloria. Colección de D. José de Vargas Poiice, lom. 48. 

30 dciuiio de Sepan quantos este privillegio vieren é oyeren, como nos Don 
Alfonso por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, 
de Galizia, de Sevilla, de Gordova, de Murcia, de Jaén, del Al- 
garvfi, en uno con la Reina Doña Violante, mi muger, é con nuestros 
fijos el Infante Don Fernando primero heredero, é con Don San- 
cho, é Don Pedro, é Don Juan, é Don Jaymes; por savor que ha- 
vemos de facer una puebla en Vergara é señalladamente en aquel 
lugar que dizen Arisnia, á que ponemos nombre Villa nueva, é por 
facer bien é merced á los pobladores que agora y son ó serán de 
aqui adelante, dárnosles é otorgamoslcs el fuero que han los de Vi- 
toria, é mandamos é defendemos que ninguno no sea osado hir con- 
tra este previllejo por quebrantarlo ni pora menguarlo en ninguna 
cosa, ca qualquier que lo ficiese habría nuestra ira, é percharnos- 
ye en coto mil mrs. , é á los pobladores del loí^ar sobredicho, ó á 
quien su voz tuviere, todo el daño doblado: é por que esto sea firme 
é estable mandamos sellar este previllejo con nuestro sello de plo- 
mo. Fecho el privillejo en Sevilla por nuestro mandado, lunes trein- 
ta dias andados del mes de Julio en era de mil é trescientos é seis 
años. E nos el sobre dicho Rey Don Alfonso regnante en uno con la 
Reyna Doña Violante, mi muger, é con nuestros fijos el Infante D. 
Fernando primero heredero, etcon D. Sancho, é D. Pedro, é D. 
Juan, éD. Jaymes, en Castiella, en Toledo, en León, en Galicia, 
en Sevilla, en Córdoba, en Murcia, en Jalien, en Baeza, en Bada- 
Hoz é en el Algarve, otorgamos este previllejo é confirmárnoslo.^ 



245 
D. Sancho, Arzobispo de Toledo é Canziller del Rey, conf.=D. Re- 
mondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=D. Alphonso Molina conf.=D. 
Phelipe conf.=D. Lois conf.— D. lugo, Duque de Borgoña, va- 
sallo del Rey, conf,=D. Henm,Duc de Lorrene, vasallo del Rey, 
conf.=D. Alphonso, fijo del Rey Joan Dacre, Emperador de Cons- 
lanlinopla é de la Emperadriz Doña Berenguela , Conde Do, vasallo 
del Rey, conf.=D. Luis, fijo del Emperador é de la Emperadriz 
sobre dichos, Conde de Belmente, vasallo del Rey, conf.=D. Juan, 
fijo del Emperador é de la Emperadriz sobre dichos, Conde de Mon- 
forle, vassallo del Rey, conf.=D. Gastón, Visconde de Beart, va- 
sallo del Rey, conf. =D. Juan, Electo de Burgos, conf.=D. Al- 
fonso, Obispo conf.==D. ....... Obispo de Segovia, 

conf.=D. Andrés, Obispo de Siguenza, conf.=D. Agoslin, Obis- 
po conf.==D. Pedro, Obispo de Cuenca, conf.=D. Freí 

Domingo, Obispo de Avila, conf.=D Obispo de Cala- 
horra, conf.=D. Fernando, Obispo de Cordova, conf.=:D. Pasqual, 
Obispo de Jaén, conf.=D. Freí Pedro, Obispo de Cartajena, conf. 
=D Obispo de Cádiz, conf.=D. Juan Gonzales, Maes- 
tre de la Orden de Calatrava, conf.=D. Ñuño Gonzales conf.=D. 
Alfonso Tellez conf.=D. Juan Alfonso conf.=D. Gil Garcia conf.= 
D. Pedro de Orbel conf.=D. Gómez conf.=D. Ro- 
drigo Rodríguez conf. =D. Enrique Pérez, Repostero maior del Rey, 

conf.=: D. Pedro, Obispo de Oviedo, conf.=D. Suero, 

Obispo conf.=D. Hermán, Obispo de Astorga, conf.=: 

D. Domingo, Obispo de Ciudat, conf.=D. Miguel, Obispo de Lugo, 
conf.=D. Juan, Obispo de Orense, conf.=D. Gil, Obispo de 
Tu y, conf.=D. Ñuño, Obispo de Mondoñedo, conf.=D. Fer- 
nando =D. Frei Lorenzo, Obispo deBadalloz, conf. 

=D. Pelai Pérez, Maestre de la Orden de Santiago, conf.:=D. Gar- 
cía Fernandez, Maestre de la Orden de Alcántara, conf.=D. Juan 
Yanez, Maestre de la Orden del Temple, conf.=D. Garcia ..... 
=D. Esteban Fernandez, Adelantado mayor de Galicia, conf.=: 
Maestre Juan Alfonso, Nolario del Rey en León ó Arzidiano de 



246 ^ 

Sanlhiago, conf.==D. Alphonso. . .- =D. Rodrigo Al- 

phoriso conf.=D. Marlin Alphonso conf.==D. Juan Pérez conf.=» 

=1), Ramiro Diaz conf.=D. Ramiro Rodríguez conf.= 

D. Alvaro Diaz conf.— D. Alphonso García , Adelantado mayor de 

tierra de Murcia é del Andalucía, conf.=Juan lo hizo 

por mandado de Millan Pérez de Aellon el año* . Gil 

Gómez. 



CXII. 



Privilegio del Rey D. Alfonso X confirmando al concejo de 
Requena sus privilegios y concediéndole otros nuevos. 

Academia de la Historia. E i 26, fol. \Q\. ■ . ■ . 

41 de agosto de Sepan quanlos este privillegio vieren, como nos D. Alfonso, por 



4208 



la gracia de Dios Rey de Castiella, de León, de Toledo, de Galli- 
cia, de Sevilla, de Gordova, de Murcia, de Jahené del Algarve, 
en uno con la Reyna Doña Violant, mimuger,é con nuestros fijos 
el Infante D. Fernando primero é heredero, é con el Infante D. San- 
cho, é con Don Pedro, é con D. Juan é Don Jaime; por muchos 
servicios é buenos que ficieron el concejo de Requena de villa é al- 
deas á el muy noble é poderoso é alto Rey Don Alfonso nuestro vi- 
sabuelo que ganó á Requena, é la pobló, otro si al muy alto é muy 
poderoso el rey D. Fernando, nuestro padre, é después á nos acá, 
por facerles bien é merced damos otorgamosles todas las franque- 
zas que solian haver en el su fuero que antes avian que son estas: 
primeramente les damos é otorgamos todos los términos de Requena, 
con montes, é con fuentes, é con rios, é con pastos, é con entradas, 
é con salidas, é con todas sus pertenencias, é asi como gelas dio el 
Rey D. Alfonso nuestro visabuelo, é gelos otorgó el Rey Don Fer- 
nando, nuestro padre, que Dios perdone, segund ellos la ovieron de- 
Hos en acá: é aquellos términos que se deven labrar é poblar, que los 



247 

labren é pueblen, é faga cada uno en lo suio lo que quisiere, en 
guisa que no fagan daño, nin tuerto á otro ninguno. E lodo aquel 
que toviere casa poblada en la villa de Requena que non peche nin- 
gund pecho, si non fuere en las labores de los muros; ó de las torres 
de la villa é de su termino; pero que los ca valleros que tovieren en 
la villa casa poblada é cavallo que valga treinta maravedís ó mas, 
que non peche ningunas de estas cosas sobredichas para siempre, é 
que escuse el pecho de sus criados, é el de sus paniaguados, é de sus 
aportellados, según lo escusaron fasta aquí. E mandamos que lodo 
vecino de Requena non dé portadgo, nin montadgo, nin peage, nin 
barcaje, nin castellaje, nin cosa ninguna de Tajo acá en ningund lo- 
gar, assi como fué en tiempo del Rey Don Alfonso , nuestro visabue- 
lo, é del Rey Don Fernando, nuestro padre, é en el nuestro fasta 
aqui, sino fuere en Toledo, é en Sevilla, éen la ciudad de Murcia. 
E otrosi todo vecino de Requena pueda tener en su casa pesas é me • 
didas derechas sin calupnia ninguna; é el que las non tobiere dere- 
chas, peche la calupnia, como nuestro derecho manda, pero salvo 
finque para nos el nuestro peso mayor que nos avemos también, 

el peso como el otro mayor de la villa que sea para 

nuestras rentas. E aun mandamos, que lodos aquellos que esto— 
bieren ó moraren en las heredades de vecinos de Requena, que 
tobieren casa poblada en la villa , que sean vasallos del señor de 
la casa é del señor de la heredad o moraren ó estubieren, á él 
recudan con el pecho é con facenderas assi como fasta aqui. E 
otorgamos que todo ganado ageno que entrare en los pastos de 
Requena, que lo quinte el concejo, é que lo eche de todo su termino 
sin calupnia ninguna, salvo ende que lo non tomen por fuerza, nin lo 
roben. Otrosi mandamos, que ningún realengo non pase abadengo, 
nin á omes de orden, nin de religión, por compras, nin por manda- 
mientos, nin por tributos, nin por ninguna manda que ser pueda. 
E otrosi otorgamos, que de todo pecho é de lodo pedido que el con- 
cejo nos diere, ó otro qualquier, que de los que nos lomaremos en 
la villa de Requena ó en el termino, que el concejo de Requena 



548 

aia ende el seysmo, asi como gelo ovo dado el Rey Don Alfonso, 
nuestro visabiielo, é gelo ovo otorgado el Rey Don Fernando, 
nuestro padre, pero en tal manera gelo otorgamos que lo poda- 
mos nos partir en aquellas casas que viviéremos que sera mas 
servicio nuestro é pro de la dicha villa. E mandamos é defende- 
mos que ninguno no sea osado de ir contra este privillegio para 
quebrantarlo, nin menguarlo en ninguna cosa, que qualquiera 
que lo ficiere abria nuestra ira é pecbarnosye en coto diez mil mo- 
ra vedis, é al concejo de Requena, ó á quien su voz tobiese todo el 
daño doblado; é porque esto sea firme é estable mandamos sellar 
este privillegio con nuestro sello de plomo. Fecho el privillegio en 
Sevilla por nuestro mandado once dias andados del mes de Agosto 
era de mili é trescientos é seis años. Et nos el sobredicho Rey 
D. Alfonso, regnant en uno con la Reyna Doña Violante, mi muger, 
é con nuestros fijos el Infante Don Fernando primero é heredero, é 
con Don Juan, é con Don Pedro, é con Don Jaimes, en Castilla, en 
Toledo, en León, en Galicia, en Sevilla, en Gordo va, en Murcia, en 
Jahen, en Raeza, en Radajoz é en el Algarve, otorgamos este privi- 
Uejo é confirmamoslo. E nos Rey Don Sancho confirmamos este 
privillejo é mandamos que vala así como en el dice , é por que esto 
sea firme é estable mandamosle sellar con nuestro sello de plomo. 
Fecho el privillejo en Toledo viernes veinte é cinco dias andados 
del mes de Mayo era de mili é trescientos é veinte é tres años. 



L>49 

CXIII. 

Carta de Don Pedro III de Aragón á Doña Blanca, su sobri- 
na, hija de San Luis Bey de Francia, sobre el regreso á Cas- 
tilla de Doña Violante, muger de Don Alfonso X. 

Archivo general de la corona de Aragón. Regist. VII. Petri III. pág. 84. 
Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, E 125, fol. 61. 

Illustrissime et karissime nepti suae quam plurimum diligendíe ^*de^m*""'"''' 
Dompnse Blancbae, illustris Regís Franciíe quondam filiíe , P. 
Dei gvalia Rex Aragonum, salutem et sincerae dilectionis affectum. 
Refferenle Fratre Johanne Picardo, nuntio vestro, credulitatis ex 
parte veslra lilteris praesenlatis , sospitatem et statum veslrum pros- 
perum letanter audivimus, et de ipsis cor nostrum vehementi gau- 
dio exuUavit. Exposiut Nobis insuper dictiis Frater qualiter fereba- 
tur apud vos quod karissimse sororis nostrae Reginíe Castellae illus- 
tris, et vestrorura etiam liberorum ad partes Castellaa procuraba- 
tur regressus ; propler quod Nos inslanter sollicitastis , et exortastis 
per ipsum Fratrem , ut circa custodian! et conservatioiiem libero- 
runa ipsorum Nos deberemus habere, prout nos decet, et de no- 
bis confidebalis. Su per quibus vestrae dilectioni laliter responde- 
mus, quod super custodiendis et conservandis Infanlibus liliis ves- 
Iris, etnostris nepotibus, quia nostra interest, consanguinitalis pro- 
pinquse naturali debito exigente, et intervenientibus prsDcibus ves- 
Iris, sic Nos habebimus et habere intendiraus, ut cedat honori nos- 
tro, et vobis possit plurimum gratum esse, et ab alus reputemur 
mérito super hoc egisse decenter. Datum Barchinonae VÍÍI kalendas 
Decembris, Anno Domini M.CC.LXVIII (I). 



(i) Asi acaba esta, caria según la corrección y enmienda que se hizo 
TOMO I. 32 



^30 

CXIV 

Fuero otorgado ú los pobladores de Campomayor por D. Loren- 
zo^ Obispo de Badajoz, 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las Iglesias 
de España, tom. XIII, fol. 354. 

*',.J^'<?»""<?'-ode In nomine sanie Trinitalis, ac individué unitatis, Palris, el fdü. 
el Spirilu sancli, Amen. Conoscuda cosa sea á todos los que son el 
serán por siempre, como nos D. Frey Lorenzo por la merced de 
Dios Obispo de Badaioz que ssemos , el segundo Obispo después 
que ffué recobrada la tierra en poder de xriplianos , é el segundo 
año de nuestro Obispado enna sobredicha ciudad , viniemos á nues- 
tro castiello del Campomayor que por donadlo del glorioso el bien 
aventurado Rey D. Alfonso, fijo de el Rey de beneyla remenbran- 
aa D. Fernando , pertenece á nuestro señorío compl idamente tan 
bien en las cosas temporales, como ennas spirituales. E por ende so- 
mos lenudo de proveer é de ordenar de cada una de estas cosas á 
los ommes que moran é moraren en este castillo sobredicho , é en 
lodos sus términos, commo vivan á servicio de Dios derechamente. 
El hayan otrosi iuslicia et paz , por que los malos sean castigados, 
"é los bonos vivan seguramente. Poren veno el conceio desle lugar 
-sobredicho delanl nos , el pidiónos por merced por multas veces, 
-^ue les olorgassemos fuero, et los assesegassemos en el so qual vivies- 



^espues de escrita. El primer borrador continuaba de esla'manera: «Dicta 
etiam Regina, sorore nostra, ad virum suum rediré volente, eius volun- 
tali in hoc casu secundum Deum et bonam famam non possemus comode 
conlrahire. Nichilomínus dictos pueros intendimus servare Nobiscum, et 
Nos habere taliler erga ipsos,quod de negligentia, vel incuria reprendí 
per aliquem mérito non possimus.» Datum ul supra. 



2of 

ssen, el por que iulgassea. Et nos luviemos por bien de lo facer. E 
por que liaviamos savor de facerlo con placer del conceio sobredi- 
cho escoUieron de si conselladamente por siete om- 

mes bonos iurados á quien dieron lodo su poder que nos pidiessen 
fuero qual toviessemos por bien, et partición et asseguramiento de 
los heredamientos, et que nos consellasen et nosayudassen en ello. 
Et sobre esto presentaron delant nos una carta sellada por que usa- 
ban ala aqui que les otorgara nuestro antecesor de buena memoria 
Obispo D. Pedro. E veyeudo que aquella carta en algunas cosas ha 
de correger, é en algunos lugares era oscura de entender, é ha min- 
guada mayormente por alegar por ella muchas cosas que avienen 
entre los ommes. E con consello é á demanda de los siete jurados 
sobredichos otorgamos aquella carta de nuestro antecesor devandi- 
qho á este conceio , que usen por ella pora siempre, salvo en aque- 
llas cosas que eran en ella de corregier , é las corregiemos con pla- 
cer é con otorgamiento de ellos, las quales son escripias é nombra- 
das en la fin de esta carta. E demás pora aclarar lo que en ella era 
minguado, damosle é otorgamosles el libra del fuero é de los jui- 
cios del glorioso é sabio é victorioso Rey D. Alffonso sobredicho, 
que agora rey na por la gracia de Dios en Castiella, é en León, é en 
la Andalucía. E este libro quien bien lo catar fallará en el compli- 
miento de lo que a mesler , que es como fuente perenal en com- 
paración de lodos los otros que fueron é son en Spagna, é es partido 
en quatro partes. Onde mandamos que los que son é los que serán 
en esta nostra Ierra sobredicha que lo guarden bien por siempre é 
vivan s6 el , é julguen por ele. Pero las calumnias que manda en 
este libro dar el Rey de los sus vasallos que ficieren malfetrías, re- 
tenemos que las den otrosi los nuestros vasallos á nos, aquellos que 
cayeren en lascalomnias é en las penas, é á nuestros subcessores, 
é á los que fueren por nos. E otorgamos demás á los moradores de 

Campo mayor que la heredad que les dier Obispo á su 

mandado que sea escrita en libro, et tenga ende el Obispo un pa- 
drón é el concejo otro. E después (pie ficier casa ó la compraren la 



252 

tierra qüel dieren un ano hay suya 

pora morar en ella , ó pora venderla , ó dar á qui tovieren por bien, 

salvo que la non venda, nln dé ó omme que fué vecino 

é morador en Campomayor , et por caria le guarda. E 

lo que sea de correger en la carta del Obispo D. Pedro son nueve 
cosas. De¡omecio, de toller penas á sayón, de chagar , de lisiar 
miembros, de tener voz, si ommes de Campo mayor ovieren juicio 
con omme de fuera passe por pesquisa ó por juicio, é non por riep- 
to, de ferir muyer agena, de dar puñada , de mudar mojón de he- 
redad agena. Estas cosas corrigiendo mandamos que se juiguen por 
el libro de los juicios del Rey devandicho. E por que esto sea firme 
é estable pora todo siempre é non venga en dubda. Mandamos po- 
ner en esta carta nuestro sello pendiente en testimonio de verdade. 
Facía et data in Castello Pacensis Ecíesie de Campomayor, tercio 
kalendas Marcii, anno Domini Jhesu Xripli MCCLX nono, ponlifi- 
ealus nostri Pacjsnsis año segundo. 



cxv 



Carta del Rey D, Alonso X exortando á la paz al concejo de 
Escalona y concediéndole varias mercedes. 

Colección de privilegios de la villa de Escalona que posee D. Eug-enio 
Moreno López. 

6 ÍJcS;''"" ''^ ^^^ Alphonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla , de Toledo, 
de León , de Galicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén, 
é del Algarbe, al concejo de Escalona sulut é gracia. Bien sa vedes 
como después que regné fablé muchas veces con vusco é vos mostré 
aquellas cosas en que entendí que fariades grand servicio á Dios é 
á mi, é de que yo reciviria mucho placer, é porque siempre seria 
tenudodeamarvos, é de facer vos mucho de bien é de honra, 
é porque asesegaria corazón en vos para nunca vos facer si non 



253 

bien. E la primsra cosa que vosdigfué, que asesegades vues- 
tras voluntades en mi como en señor natural, creyendo que vo* 
yo amaba é havia savor de vos facer bien assi como á míos vas- 
salios naturales en que fiaba mucho, é de que yo é mió linage ha- 
viamos recividos grandes servicios é buenos. E la segunda cosa vos 
mandé, que vos asesegasedes todos unos con otros, é que tolliesedes 
devos vandos é malquerencias, é que todos fuesedes unos para servi- 
cio de Dios é de mi , é para pro é guarda de vuestra tierra. E otro- 
sí, vos rogué é vos mandé mucho afincadamente, que amasedes 
justicia entre vos , é que la toviesedes en vuestro logar , é esto vos 
mandé sobre todas las otras cosas, por que lo al sin esto, non se po- 
dria bien facer; ca o justicia non ha, non pueden bien amar á Dios, 
nin á señor , nin assi mismos. Et todas estas cosas vos di é vos mos- 
tré como señor á buenos vasallos, é como amigo á buenos amigos; 
et sin lo que vos lo dig de palabra mostrovoslo otrosí por obra en dos 
maneras: launa tolliendo vos aquellas cossas por que entendí que 
vos non podriades guardar de facer daño en la tierra , é á mi pesar 
é deservicio ; é porque yo por fuerza avria de caloñarvoslo en guisa 
que vos recibriedes ende daño é yo pesar, et esto fué quando non 
quis que oviesedes aquellos portíellos de que levabades muchas co- 
sas de los omes , que eran mas á manera de fuerza é de robo, que 
non de justicia, nin de buen paramento de la tierra. Et como quier 
que estas cosas oviesedes usadas en tiempo de los otros Reyes, non 
mesemeron que lo de vi a asofrir, porque señor non de ve á su vassa- 
llo querer, nin consentir, quanto mas mandar ó dar carrera, porque 
faga cosa que el le haya después á desamar ó facer mal por ello. 
La otra cosa que vos fiz de bien, fué que vos di privilegios de 
grandes honras, é de muchas franquezas, que non oviestesen tiem- 
po de los otros Reyes. Et otrosí, para la justicia di vos fuero aquel 
mas cierto é mas derecho que yo pud haver, é si mejor pudiere, 
mejor vos daré ; et di vos alcaldes, é justicia como vos me los de- 
mandasles, et díles soldadas porque la ficíesen derechamiente é sin 
cobdicia ó sin tuerto; assi que bien lio por Dios, que por esto que 



35i 

me vos conociesles , lomará la tierra en derecho é en buen estado, 
et por todas estas razones quiero, que enlendades que siempre la mi 
voluntad fué en amarvos, é en facer mucha de honra é de bien : et 
porque mejor entendades é creades que es assi, calé otras cosas 
nuevamente de vuestra honra, é de vuestra pro, porque amasedes 
mas, é que me pudiesedes mejor servir, et assi como sodes mios 
vassallos é mis naturales, ciertamente que asi por mi mano é por mi 
placer reciviese desde mi bien é honra, é todos toviesedes parte en el 
bien fecho sin daño é sin vergüenza de vos. Et estas son las cosas 
que vos yo fago é vos do: tengo por bien que de lodos los comunes 
de vuestra villa é de vuestro termino, que salgan las soldadas de los 
alcaldes, é de la justicia , é de los montañeros, et de todo lo al que 
fincare: que todos aquellos que estuvieren guisados de cavallos, é 
de armas, é tovieren las casas mayores pobladas en la villa, assi 
como el privillegio manda, que hayan ende las dos parles, et de la 
tercera parte que finca, que sea para vuestras carreras, ó para la- 
brar los muros de vuestra villa, ó para las otras cosas que fueren 
pro de vuestro concejo. El olrosi vos do la metad de las caloñas de 
aquellos que pasaren las mis posturas , lambien de los que sacaren 
las cosas vedadas de los regnos , como de los otros que non tovieren 
los cotos que yo pus en el mió degredo; et lodo 'esto que vos do, 
que se parla de esta guissa: que lodos los que esludieren guisados 
de cavallos é de armas de suyo, assi como el privillegio manda, que 
la melad de ellos hayan esto el primer año, é la otra melad el otro 
año los que fincaren guisados. El el primer año que echen suertes á 
qual parle caerá, é esos á quien cayere, que la hayan ese año, é los 
otros luego el olro año, el dende adelante que la hayan assi cada 
año por mentad ; el si por aventura después crecieren cavalleros, 
que aquellos que crecieren que echen suerte en aquel año que cre- 
cieren, el la metad á quien cayere la suerte , que entre luego , el la 
otra melad que atienda fasta el olro año , el si murieren non pares 
la justicia lome al uno que fuere mejor guisado, é aquel metalo lue- 
go primeramcnle sin suerte en esc año, et los otros que fueren pa- 



"ioo 



res» que echen suerte, assi como dicho es; el esto se entienda por 
los que crecieren, é porque aquello que usabades á levar en razón 
de los porliellos que haviades era daño, é non se vos tornaba en 
pro asme de vos facer este bien, é esta merced, é de vos lo 
dar con esta honra, que haya nombre soldada de Rey, et para par- 
tirse derechamente tengo por bien, que la justicia tome de cada co- 
lación un cavallero de aquellos que ovieren de haver parte en la 
soldada de aquel año que sea mas sin malicia, é estos que juren so- 
bre santos evangelios, que ellos, é aquellos otros, que manda el pri- 
villegio que han de haver el alarde , que digan quales están gui- 
sados assi como deven, é que derechamente deven haver parte en 
esta soldada, é que esos la hayan, é otros non. Et los cavalleros 
que son vasallos de los Ricos ornes, tengo por bien que non ayan 
parte en esto, nin en la fonsadera, nin ayan portiellos en la villa, 
nin escusados ningunos, nin ninguna franqueza de las que vos yo 
di por mios privillegios, mientre sus vasallos fueren. Et tengo por 
bien, que por las fiestas grandes, ó quando acaescieren bodas, ó 
otras cosas por que vos devades alegrar, que bofordedes é alanzedes, 
é que usedes de vuestras armas, ca esto es cosa que se vos tornará 
en pro, é que me placerá mucho, é que vos gradiré. Et si vos bien 
usardes desto que vos yo do é ficierdes lo que vos yo mando por 
esta mi carta, yo cataré todavía para vos faga mas de bien é mas 
de merced. Otrosí vos ruego, que pues vos vedes que yo busco car- 
reras para facer vos bien é que e sabor de lo facer , que me seades 
buenos é grandes en estas cosas que vos embio pedir: la primera 
es, que los vandos é las malquerencias que son entre vos, que las 
tolgadesende, é que lo tornedes todo en amor; la otra, que amedes 
justicia, é que la ayudedes á facer é guardar. Otrosí vos pido, que 
guardedes mios pueblos de robo, é de fuerza, é que seades agucio- 
80S, é punedes de estar bien guisados para mío servicio. Fecha la 
carta en Jaén por mandado del Rey, miércoles seis días andados de 
Marzo en era de mili é trecientos é siete años.==Marcos Garcia la 
fizo.=Gil Gómez. 



1260. 



255 

CXVI. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo al concejo de Gi- 
braleon el que sus ganados pudiesen pastar libremente en los 
términos de Sevilla, Jerez, Carmona, Bejer, Niebla y Huelva, 
y que no pagasen montadgo ni asadura en ellos ; y el que pu- 
dieren cortar madera en dichos términos. 

Academia de la Historia. Colección de Abella, tomo XVII. 

« de^abrii de Sepan quantos esta caria vieren é oyeren, como nos Don Alfonso, 
por la gracia de Dios Rey de Castilla , de Toledo , de León , de Ga- 
licia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén é del Algarve. 
Por facer bien é merced al concejo de Gibraleon , é porque los que 
son vecinos é moradores sean mas ricos é mas abondosos de las co- 
sas que son menester, asenadamientre de ganados, tenemos por bien 
é mandamos, que todos sus ganados pascan comunalmientre en to- 
dos los términos de Sevilla, é de Jerez , é de Carmona , á de Arcos, 
é de Medina, é de Alcalá, é de Bojer, é de Niebla, é de Huelva, 
asi como en los suyos mismos, é que les non tomen montadgo, ni 
asadura en nenguno de estos logares, ni los contrallen, ni los em- 
barguen, ni lospeindren, non faciendo daño en mieses, ni en vi- 
ñas, ni huertas, ni en defesas que fagan pora bueyes de labor. 
Otrosí tenemos por bien é mandamos, que corten en estos términos 
sobredichos la madera que menester ovieron para sus casas , é para 
arados , é para otras cosas de sus labores. E esto facemos porque 
lodos vivan asessegadamenle é en paz á servicio de Dios é de nos, 
é porque non haya entre ellos contienda pora linderos, ni por otra 
cosa nenguna, et defendemos que ninguno non sea osado de ir con- 
tra esto que nos mandamos, ca qualquier que lo ficiese habrie nues- 
tra ira é pecharnosye en coto mil maravedís, é á los que el tuerto 
rescibiesen todo el daño doblado. E por que esto sea firme é estable 



257 

mandamos seellar esla caria con nuestro seello de plomo. Fecha la 
caria en Jaén por nuestro mandado jueves diez é ocho días andados 
de Abril en era de mil é trescientos -é siete años.=Joan Pérez de 
Cibdat la fize en el año diez é septeno que el Rey Don Alfonso 
regnó. 

CXVÜ. 

Carta del Rey D. Alfonso , en que confiesa haber recibido del 
cabildo de Albelda unos libros. 

Academia de la Historia. Colección del Conde de Mora, tom. XXIII, O 23. 

Sepan quantos esta caria vieren, como yo Don Alfonso, por la 
gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, de Galisia, 
de Sevilla , de Cordova , de Murcia , de Jahen é del Algarve : otor- 
go, que tengo de vos, el Cavildo de Alvela, qualro libros de letra 
antigua que me emprestastes, et el uno dellos es el libro de los Ca- 
ñones, el el otro el Esidoro de Ethimologias,et el otro el libro deCa- 
siano (1) de las Collaciones de los Santos Padres, et el otro el Lucan. 
Yo tengo de vos los embiar tanto que los aia fecho escrevir. E por 
que esto non venga en dubda, dovos esta mi carta sellada de mió 
sello. Dada en Santo Domingo de la Calzada XXII dias de Hebrero 
era de mili é trecientos é ocho annos.=Maestro Fernán Garcia, Ar- 
cediano de Niebla la mandó facer por mandado del Rey. Pero Al- 
varez la feo escrevir. 



(i) Juan Cassiano , diácono de Conslantinopla y presbítero de Roma, 
escritor del siglo V, y su obra la intitulada Collationes Patrum. 



22 áo oncro de 
V270. 



TOMO I. 33 



258 

cxvni. 



Caria del ñey D. Alfonso I, en que confiesa haber recibido 
del convento de Santa Maria de Nágera varios lilbros. 

Academia de la Historia. Colección del Conde de Mora, tomo XXIII, O 23. 



25 ^^e fohrcro de 

1270. 



Sepan quanlos esta carta vieren, como yo Don Alfonso, por la 
gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, de Galizia, 
de Sevilla, del Cordova, de Murcia, de Jaén, del Algarve, otorgo 
que tengo de vos el prior é convento de Santa Maria de Najera 
quince libros de letura antigua queme emprestastes , é los libros 
son aquestos. =Las Ediliones de Donato. «^Statio de Tobas (1). 
=E1 Catalogo de los Reyes Godos.=El libro juzgo de ellos. ^Boe- 
cio de consolacion.=Un libro de justicia. ^Prudencio, Georgicasde 
Yergilio.=Ovidio, epistolas.=La historia de los Reyes de Isidro 
el menor. ^Donato el Barbarisio.=Yocolicas de Yergilio.=Liber 
illuslrum virorum.=Preciano maior.=:Boecio, sobre los diez pre- 
dicamentos.— El comento de Cicerón sobre el sueño de Scipion.= 
E otorgo de os los embiar tanto que los aia fecho escrevir , é por 
que esto no venga en duda , do vos esta mi carta sellada con mió 
sello. Dada en Santo Domingo de la Calzada, veinte é cinco dias de 
Febrero, era de mili é trecientos é ocho años.=Maestro Fernán 
Garcia , Arcediano de Niebla, la mandó facer por mandado dei 
Rey.=Pedro Alvaro la fizo escrevir. 



(1) Asi se halla escrilo en la copia que tenemos á la vista ; pero deberá 
decir uThebasn;' sobre todo tratándose de P. Papinius Statius, poeta-latino, 
autor de La Thebaida , de La Áchelleida, y de varias poesías sueltas , in- 
liluladas Stjlvcs. 



250 

CXIX. 

Privilegio concedido por el Rey D. Alfonso X á los de tierra d» 
Laciana para que poblasen en San Mames (I ) . 

Academia de la Historia. Colección de Mateos Mitrillo, tom. V. 

Sepan qiianlos este privilegio vieren é oyeren , como nos D. Al- 
fonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de León, de 
Galicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén et del Al- 
garbe, en uno con la Reyna Doña Violant , mi muger, é con nues- 
tros fijos el infante D. Fernando primero é heredero, é con D. San- 
cho, é D. Pedro, é D. Juan,é D. Jaime. Por que los omes de la tierra 
de Laciana se nos embiaron querellar muchas veces, que recivian 
muchos males é muchos tuertos de caballeros é de escuderos, ó de 
otros omes malfechores, que les robaban é tomaban lo suyo sin su 
placer. E pidiéronnos merced, que les diésemos un logar qual tu~ 
biesemos por bien en que poblasen , é les otorgásemos los nuestro 
realengos, é los nuestros derechos que hablamos en esta tierra so- 
bredicha, é que nos darían lo que lubiesemos por bien. Nos por les 
hacer bien é merced , é por que la tierra sea mejor poblada ó so 
mantenga mas en justicia , damosles é otorgamosles todos los nues- 



(d) El Rey D. Alfonso X concedió i^ual privilegio que el que se da á luz 
á los de tierra de Valdes para que formasen puebla en su lugar do Luarea. 
Burgos, jueves 29 de mayo de 1270. — A los de tierra de- Nava para formar 
puebla en el lugar de Caslillode Salas. Burgos, lunes 22 de junio de 1270. — 
A los de tierra de Malaio para que hiciesen puebla en el lugar de Biacles. 
Vitoria, viernes d7 dias de octubre de d270.— A los de tierra de Pruzos y de 
Besancos para que formasen puebla en el lugar de Pontedeurmc. Fecho en 
Guadalajara, martes 20 de diciembre de i 270. En todos estos documentos 
les concede el Rey D. Alfonso el fuero de Benaventc, reservándose el pa- 
tronato de las iglesias. 



2í «lo maiico (!e 



260 

tros realengoá é lodos los nuestros derechas que habernos é debe- 
mos de haber en esta tierra sobredicha , que ios hayan libres é qui- 
los para siempre jamas, salvo ende el patronazgo de las iglesias que 
retenemos para nos, é ellos que ayan la renta de ellas, las que so- 
lian dar á nos, ó al rico-ome que la tierra ternia por nos, é estos 
derechos é estos realengos les damos en tal manera que ellos pue- 
blen en el logar do dicen Sanct Mames, é que fagan y villa , é to- 
dos los que poblaren que tengan las mayores casas pobladas, é en- 
cierren y su pan é su vino. E otrosi les otorgamos, que fagan y 
mercado cada semana en dia de martes, é que todos aquellos que y 
vinieren que vengan é vayan seguros, asi como á todos los otros 
mercados de Asturias. =E olrosi les otorgamos el fuero de Bena- 
vente, porque se juzguen, é los que se alzaren de los juezes de esta 
puebla, se alzen á nos, é non á otro logar. ===E olrosi, les otorga- 
mos que hayan estos términos libres é quitos por estos lugares como 
comienza por la Carrezal de los Baos, é dende á la Piedra forzada 
de Carrasconte, é por la Sierra de Torona de Goda que parte con Ba- 
via , é dende á la Braüancon de la Almuzarra la vieja que parte con 
Bavia é con Seemiedo, é por Piedraíinsso , é dende como parte con 
Sumiedo, é por el albergueria de Gasternal que parle con Cangas, é 
por el piélago del Moro que parte otrosi con Cangas, é por Espino 
(|ue es cavo de casa de Pedro Martínez de Degaña , asi como parte 
con Cangas , é dende por cima de Priorafita , é ende por la sierra 
de Queija, é por Rio de Teijedo, é por el rio de ürria, é dende al 
coto dé Cevolledo, é dende al quadro que parte con Bivero, é por 
la sierra de Trabages que parle con los Baos ; é por estas cosas so- 
bredichas que les damos an á dar cada año á nos , ó á quien la tier- 
ra tobiere por nos, ochenta maravedís, la melad por Sanl Martin, 
é la otra melad para Sant Juan de Junio, é diez maravedís para yan- 
tar al rico-ome que la tierra tobiere por nos, é otros tantos al me- 
rino que anduviere por nos una vez en el año, quando fuere por 
razón de facer su oficio. =:E otrosi , por que se lemian que si el rico 
horae hy raeliesse sus homes que recaudasen el portazgo que les fa- 



261 

riaQ muchas escatimas, pidiéronnos que les diésemos el portazgo 
sobredicho, é que nos darían por ello ciento é cinquenla maravedís 
á estos plazos sobredichos , é nos otorgárnoslo que lo hayan libre é 
quito, é lo recauden por sus homes en tal manera que lo non tomen 
sino como lo solían tomar fasta aquí , é por esto que sean escusados 
de todos los otros pechos, salvo el de moneda, ó hueste quando 
acaícíere ; pero los fijos dalgo que poblaren , que non pechen mo- 
neda , aquellos que la non solían pechar ante que y poblasen. E 
mandamos é defendemos, que ninguno no sea osado de ir contra este 
previlegio para quebrantarlo, ni para menguarlo en nenguna cosa, 
ca qualquier que lo ficiese abría nuestra ira é pecharnosye en coto 
diez mili maravedís , é á los pobladores del logar sobredicho ó ü 
quien su voz lobíese todo el daño doblado. E por que esto sea firme 
é estable mandamos sellar este previlegio con nuestro sello de plo- 
mo. Fecho el previlegio en Burgos , sábado veinte é quatro días 
andados del mes de Marzo , en era de mil trescientos é ocho años. 
=E nos el sobredicho Rey D. Alfonso reinante en uno con la Reyna 
Doña Violante, mi muger, é con nuestros fijos el Infante D. Fernan- 
do primero é heredero, é con D. Sancho, é D. Pedro, é D. Juan, é 
D. Jaime, en Castilla, en Toledo, en León, en Galicia, en Sevilla, 
en Gordo va, en Murcia, en Jaén, en Baeza, en Badajoz é en el 
Algarve, otorgamos este previlegio é confirmamoslo.=D. Sancho, 
Arzobispo de Toledo é Chanciller del Rey, conf.=La Eglesia de 
Burgos,, vaga. =D. Tello, Obispo de Falencia , conf.=D. Fernan- 
do, Obispo de Segovía, conf.=D. Lope, Obispo de Siguenza, conf. 
D. Agostín, Obispo de Osma, conf.=:D. Pedro, Obispo de Cuenca, 
conf.=D. Ffrai Domingo, Obispo de Avila, conf.=D. Vivían, Obis- 
po de Calahorra, conf. =D. Fernando, Obispo de Cordova, conf.= 
D. Pedro, Obispo dePlasencía, conf.=D. Pasqual, Obispo de 
Jahen, conf. == La Eglesía de Cartagena, vaga.=D. Freí Juan, 
Obispo de Cádiz, conf.=D. Juan González, Maestre de la Orden 
de Calatrava, conf.=D. Reímundo, Arzobispo de Sevilla, conf.= 
D. Alfonso de Molina conf.=D. Phelípe conf.=D. Luisconf.=D. 



2C'2 

Simón Ruiz conf.=D. Ñuño González conf.=:D. Lope Diaz con f.= 
D. Juan Alfonso conf.:=D. Fernán Iluiz de Castro conf.=:D. Juan 
García conf.=D. Diago Sánchez conf.=D. Jil Garcia conf.=D. 
Pedro Coronel conf.=D. Gómez Ruiz conf.=ü. Rodrigo Rodrí- 
guez conf.=D. Enrrique Pérez, Repostero mayor del Rey, conf. 
=D. Enrrique de Lorene, vasallo del Rey, conf.=ü. Alfonso, fijo 
del Rey Juan Dacre, Emperador de Conslanlinopla é de la Em- 

peratrice Doña Verenguella , Conde vasallo del Rey, conf. 

-=D. Luis, fijo del Emperador é de la Emperatrice sobredichos, 
Conde de Relmonte, vasallo del Rey, conf.=:D. Juan, fijo del 
Emperador é de la Emperatrice sobredichos. Conde de Monfort, va- 
sallo del Rey, conf.=:D. Gastón, Visconde de Veart, vasallo del 
Rey, conf.— La Eglesia de Santiago, vaga.=D. Martin, Obispo de 
León, conf.=La Eglesia de Oviedo, vaga.=D. Suero, Obispo de 
Zamora, conf.=La Eglesia de Salamanca, vaga.=D. Hernán, 
Obispo de Astorga , conf.=D. Domingo, Obispo de Ciudat, conf. 
=D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.=D. Juan, Obispo de Orense, 
conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=rD. Ñuño, Obispo de Mondo- 
ñedo, conf.=D. Fernando, Obispo de Coria, conf.=D. Frei Bar- 
tolomé, Obispo de Sil ve, conf.=D. Frei Lorenzo, Obispo de Va- 
dalloz, conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Santiago, 
conf.=D. Fernando , Maestre de la Orden de Alcántara, conf,=D. i 
Guillen , Maestre de la Orden del Temple, conf.^D. Esteban Fer- 
nandez, Adelantado mayor de Galicia, conf.=Maestre Juan Al- 
fonso, Notario del Rey en León é Arzediano de Santiago, conf.= 
D. Alfonso Fernandez, fijo del Rey, conf.=D. Rodrigo Alfonso 
conf. =Marttin Alfonso conf.=D. Rodrigo Yanes, Pertiguero 
de Santiago, conf. -=D. Gil Martínez conf.=D. Juan Fernandez 
conf.=D. Ramiro Diaz conf.=D. Ramiro Rodríguez conf.^.S'í^- 
no del Rey D. Alfonso. =D. Alfonso García, Adelantado mayor 
de tierra de Murcia c de la Andalucía, conf.=Millan Pérez de 
Ayllon lo fizo escrivir por mandado del Rey en el año diez e ocho 
que el Rey sobredicho reinó. Pedro Garcia de Toledo lo cscrivíó. 



203 

cxx 



Donación de unos judíos hecha por el Rey D. Alfonso X al 
monasterio de Santa Maria la Real de Burgos. 

Academia de la Historia. Colección del conde de Mora, lomo XXÍII, O 23. 

Sepan quantoseste previlegio vieren, como yo Don Alfonso, por ^V^to"'^^' 
la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de León, de Galicia, 
de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jaén é del Algarve, en uno 
con la Reyna Doña lolant, mi muger, é con mios fijos el Infante 
D. Ferrando primero é heredero, é con D. Sancho, é D. Peydro, é 
D. Juan, éD. Jaymes, por ruego de la Infante Doña Berenguella, 
nuestra hermana, damos é otorgamos al moneslerio de Santa Maria 
la Real de Burgos aquellos judíos que moran en el su barrio de 
Santa Zecilia de Briviezca, que son por nombre estos, Esdiello é 
Jhosefo fijo, é Abraham del Bao, Hehud Mocaniz é Mosse so 
hierno é Dueña, é Mosse so fijo, é damosgelos en tal manera que 
sean suyos ellos, é sus fijos, é sus nietos, é lodos quantos deellos 
vinieren de la linea derecha pora siempre jamas, é que ayan la 
abbadesa é el cómbenlo que agora y son, é serán daqui adelante, 
destos judíos sobredichos é daquellos que dellos descendieren^ lodos 
los pechos que á nos avrien á dar, é que los metan en aquellas co- 
sas que ovieren menester las dueñas que enfermaren en el monesle- 
rio, é si algunos otros judíos a agora en aquel logar, ó vinieren mo- 
rar de aquí adelant en aquel barrio sobredicho, que finquen pora 
nos, é que ayaraos dellos nuestros pechos é derechos, asi como de 
todos los otros judíos de nuestros regnos: é defendemos que ningii- 
guno non sea osado de ir contra este previlegio, etc. Fecho el pri- 
vilegio en Burgos lunes diez é nueve días andados del mes de Ma- 
yo en era de mil é Irecentos é ocho annos. E nos el sobredicho Rey 
D. Alfonso en uno con la Reyna Doña lolant, mi muger, é con 



i64 
nuestros fijos losInfaiUes susoíUchos, otorgo este previlegío é con- 
firmoio.=D. Sancho, Arzobispo de Toledo é Chanceller del Rey, 
conf.=D. Remondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=:D. Alfonso de 
Molina, conf.=D. Phelipe conf.=D. Lois conf. =D. lugo, Duc 
de Borgoña, vasallo del Rey, conr.=:D. Henrric, Duc de Loreg- 
ne, conf.=D. Alfonso, fijo del Rey Juan Dacre, Emperador de 
Gonstanlinopla é de la Emperatriz Doña Berenguela, Conde Do, 
vasallo del Rey, conf.=D. Lois, fijo del Emperador é déla Empe- 
ratriz sobredichos, Conde de Belmont, vasallo del Rey, conf.=D. 
Juan, fijo del Emperador é de la Emperatriz sobredichos, Conde de 
Monfort, vasallo del Rey, conf.=D. Gastón, Yisconde de Beart, 
vasallo del Rey, conf.=:La Eglesia de Santiago, vaga.=La Egle- 
sia de Burgos, vaga.=D. Tello, Obispo de Falencia, conf.=:D. 
Fernando, Obispo de Segovia, conf.=D. Lop, Obispo de Siguenza, 
conf.=:D.Agostin, Obispo de Osma, conf.=D. Pedro, Obispo de 
Cuenca, conf.=D. Fr. Domingo, Obispo de Avila, conf.=D. Vi- 
vían, Obispo de Calahorra, conf.=D. Ferrando, Obispo de Cor- 
dova, conf,=D. Pedro, Obispo de Placencia, conf.=D. Pasqual, 
Obispo de Jahen, conf.=La Eglesia de Cartagena, vaga.=:D. Fr. 
Johan, Obispo de Cádiz, conf.r=:D. Johan Gonzalvez, Maestre de 
la Orden de Calalrava, conf.=D. Ñuño Gonzalvez conf.=D. 
Lop Diaz conf.=D. Simón Roiz conf.=D. Johan Alfonso conf. 
=D. Ferrand Roiz de Castro conf.=D. Juan Garcia conf.=D. 
Diag Sánchez conf. = D. Gil Garcia conf.=D. Pedro Cornel 
conf. =D. Gómez Roiz conf.=D. Rodrigo Rodríguez conf.=:D. 
Henrique Pérez, Repostero del Rey, conf.=D. Martin, Obispo de 
León, conf.=La Eglesia de Oviedo, vaga.=D. Suero Pérez, Obis- 
po de Zamora, conf. =La Eglesia de Salamanca, vaga.=D. Erman, 
Obispo de Astorga, conf.=D. Domingo, Obispo de Cibdat, conf.= 
D. Miguel, Obispo de Lugo, conf.=D. Juan, Obispo de Orens, 
conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=D. Ñuño, Obispo de Mon- 
doñedo, conf.=D. Ferrando, Obispo de Coria, conf.=D. Fr. Bar- 
Iholomé, Obispo de Silve, conf.=D. Fr. Lorenzo, Obispo de Bada- 



265. 
Hoz, conf.—D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Sandiago, 
conf.=:D. Garci Ferrandez, Maestre de la Orden de Alcántara, 
conf.—D. Guillen, Maestre déla Orden del Temple, conf.=D. Al- 
fonso Fernandez, fijo del Rey, conf.=D. Rodrigo Alfonso conf.= 
D. Martin Alfonso conf.=D. Rodrigo Ivaüez, Pertiguero de Sanc- 
tiago, conf.=D. Gil Martinez conf.=D. Martin Gil conf.=D. 
Ferrand Ferrandez conf.—D. Ramir Diaz conf.=D. Ramir Ro- 
dríguez conf.=D. Alfonso García, Adelantado mayor de Murcia 
é del Andalucía, conf.=D. Estevan Ferrandez, Adelantado mayor 
deGallicia, conf.=Maestre Juan Alfonso, Notario del Rey en León 
é Arcediano de Sanctiago, conf.=Millan Pérez la fiz escrivir por 
mandado del Rey en el décimo octavo año en que el Rey sobredi- 
cho regnó. 

CXXI. 

Carta del Rey D. Alonso X, en que manda al concejo y jueces 
de Badajos juzguen los pleitos que ocurrieren en razón de los 
testamentos sin permitir que lo hiciesen los jueces eclesiás- 
ticos. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las Igle- 
sias de España, lom. XIII, fol. o2í . 

Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castilla, de León etc. 
Al concejo, é á los jueces de Badajoz, salud é gracia. Ficieronme en- 
tender que quando acaescian algunos pleitos en razón de testamen- 
tos en vuestra villa, ó en so termino, é han contienda sobre ellos, que 
os jueces clérigos que lo quieren juzgar, é sí los jueces legos los 
quieren oir ó constreñir que viniessen ante ellos á facer derecho 
sobre esta razón, que el obispo ó sus vicarios que los descomulga- 
ban. E de esto me maravillo por que lo facen ; onde vos mando que 
quando acaesciere que hayan contienda cu vuestra villa, ó en so 

TOMO I. 34 



2i iIp jlliiiu <l(> 



266 

termino en razón de testamentos, que los fagades venir ante los jue- 
ces legos de villa, é ellos oyéndolos librenlos según devieren de 
derecho , é si por aventura el fecho de los testamentos fuere conos- 
cido, los jueces clérigos puedan conslreñer si quisieren que se cum- 
plan los testamentos, é si el obispo, ó vicario, ó otro clérigo alguno 
quisiere contra esto pasar , non gelo consintades por ninguna mane- 
ra. Dada en Burgos veinte é un dias de Junio hera de mil é tres- 
cientos é ocho años. Fernán Martínez de Sevilla la fizo escrivir por 
mandado del Rey. 

CXXII, 

Carta del Rey 1). Alfonso X al concejo y jueces de Badajoz , pa- 
ra que administren la justicia en ligúela y Campomayor sin 
permitir que el obispo lo hiciese. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de Jas igle- 
sias de España, tom. XIII, fol. 522 v. 

25^dPjnnio (le j)qjj ^iphonso por la gracia de Dios , Rey de Castilla, de León etc. 
Al concejo, é á los jueces de Badajoz, salud é gracia. Bien sabedes 
como yo vos mandé que ficiessedes la justicia en Iguela é en Cam- 
pomayor, aora digeronme que lo non faciedes, é por que vos la em- 
bargaba el obispo é el cabildo , é de esto so maravillado por que 
la facen, onde vos mando, que fagades en estos logares sobredichos 
la justicia, assi como la íacedes en las nuestras aldeas otras; é si el 
obispo, ó otro alguno, embargar vos la quissieren non gela consinta- 
des por ninguna manera , é non fagades ende al, sinon á vos me tor- 
narla por ello. Dada en Burgos veinte é cinco dias andados de Junio 
era de mili é trecientos é ocho años. Fernán Martínez de Sevilla la 
íizo escrivir por mandado del Rey. 



267 

CXXIII. 

Carta del Infante D, Sancho, arzobispo de Toledo, en que con^ 
fiesa deber varias cantidades á D. Arnaldo de Ebrau, vecino de 

Lérida, 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tom. DD 42, fol. 34. 

Conoscida cosa sea á quantos esta carta vieren , como nos Don 2\¿* «8"'''' *** 
Sancho , por la gracia de Dios Arzobispo de Toledo , Primado de las 
Españas et Chanceller de Castiella, otorgamos, et venimos de cono- 
zudo, que devemos á vos D. Arnalt de Ebrau, ciudadano de Léri- 
da, tres mil sueldos de torneses que pagastes por nos en Montpeler, 
que havien ficado por pagar del debdo que deviemos á Vivólo et á 
sus compañeros, mercaderes et cibdadanos de Sena. Devemos vos 
dolra part docientos sueldos de torneses , que diestes por nuestro 
mandado á un escudero del Infante Don Jaymes, nuestro hermano. 
Et devemos vos dotra part, trecientos mora vedis en oro que ovies- 
tes prestado al obispo de Silves Don Garcia , de los quales nos vos 
fuemos fiador et temido. Et queriendo vos facer gracia especial por 
el servicio que nos havedes fecho et facedes cada dia , mandamos 
vos dos mil mora vedis de la moneda blanca que fué fecha en tiem- 
po de la guerra, por razón délas despesas que ficiestes en nuestro 
servicio en los viages que fuistes á Montpeler et en viniendo á nos. 
Mandamos vos dotra parte en dono mil moravedis de dicha moneda 
blanca. Estos sobredichos tres mil moravedis, et todo el otro debdo 
sobredicho, vos asignamos et vos aseguramos con esta nuestra car- 
ta, que los ayades sobre nos et de pagar vos los en feria de Brivega, 
que será por la fiesta de todos Santos primera que viene. Et si vos 
non pagásemos á este plazo sobredicho , somos tenudo di adelanl de 
vos emendar todas las cuestas et misiones, que por cobrar este deb- 
do ficieredes. Et por que esto non venga en dubda mandamos vos 



208 
llar esta nuestra carta seellada con nuestro seello. Dat: en Oruña de 
mandato domini Archiepiscopi XXIIII días de Agosto era millesima 
CCC. nona. P. Petri Bonet scripsit. 

CXXIV. 

Privilegio del Bey D. Alfonso X, eximiendo á los clérigos de 

las parroquias de Sevilla y á sus paniaguados , de moneda y 

de todo pecho. 

Academia de la Historia. Coleecioíi de escrituras y privilegios de las Igle- 
sias de España;, tom. XII, lol. 505. 

de í"")'^"^'"" Sepan quantos este privilegio vieren é oyeren , como nos D. Al- 
fonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, 
deGallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen é del 
Algarve , en uno con la Reyna Doña lolanl , mi mugier , é con 
nuestros fijos el Infante D. Ferrando primero é heredero, é con D.- 
Sancho, é D. Pedro, é D. Johan, é D. Jaimes: por facer bien é 
merced al Abat é al Gavillo de los clérigos parrochiales de la noble 
cibdat de Sevilla , á los que agora y son , é serán daqui adelante, 
pora siempre ianias, quitamoslos de moneda é de lodo otro pecho 
á ellos, é á sus apaniaguados, é á sus horlolanos, é á sus pastores, 
é á sus quinteros, et otorgamosles que non puedan vender, nin dar 
á la eglesia , ni á orden , sin nuestro mandado. Et por este bien é 
esta merced que los nos facemos, han ellos de facer cinco anniver- 
sarios cada año, el uno por el Rey D. Alfonso, nuestro visabuelo, 
el otro por el Rey D. Alfonso de León, nuestro abuelo, é el otro 
por la Reyna Dona Berenguella, nuestra abuela, et el otro por la 
Reyna Dona Beatris, nuestra madre, é el otro por el Rey D. Fer- 
rando, nuestro padre. Et de estos cinco aniversarios han á facer 
los qualro en la nuestra capiella de Sancta Elisabeth, é el otro en 
a eglesia de Sancta Maria por el Rey D. Ferrando. E olrossi han 



269 

se todos de ayuntar en el primer sábado de cada mes en la nuestra 
capiella de Sancta Elisabeth, é decir missa de Sánela Maria mucho 
altamiente con diácono é subdiacono , é los otros todos con sobrepe- 
lligas vestidas, é rogar á Dios por nuestra vida é por nuestra salut de 
nos é de nuestra raugier la Reyna é de nuestros fijos. Otrossi, han á 
ir el diade Sanct Alifonso á la nuestra capiella de la torre del Oro á 
cantar missa altamiente con sobrepelligas vestidas , é esto mismo han 
á facer el dia de Sanct Nicolás en la nuestra capiella del Arenal. 
Otrossi, deven ir el dia de de Sanct Clemente á la procession á Santa 
Maria, é después ir á la nuestra capiella de Sanct Clemente en el Al- 
cazar, é decir missa altamiente. Otrossi, han á facer oración á sus 
eglesias todos los clérigos cada dia á missa é á vísperas , é rogar á 
Dios por nos, que guie al suo servicio. Otrossi, cada dia domingo 
deve rogar al pueblo que les ayuden á rogar á Dios por nos, é facer 
todos oración por nuestra vida é por nuestra salut, et han á yr el dia 
de Sancta Elisabeth á la nuestra capiella, é á vísperas, é otro dia á la 
missa, et faciendo ellos é cumpliendo todas estas cosas, assi como 
sobredichas son, otorgamosles nos pora siempre las franquezas que 
son dichas en este privilegio. Et mandamos é defendemos que nen- 
guno non sea osado de ir contra este privilegio pora crebantarlo, 
nin pora minguarlo en ninguna cosa. Ca qualquier que lo ficiese 
havrie nuestra ira é pecbarnosye en coto diez mili moravedis é al 
abad é al cabildo sobredichos, ó á qui su voz toviesse todo el daño 
doblado. Et por que esto sea firme é estable mandamos seellar este 
privilegio con nuestro seello de plomo. Fecho el privilegio en Mur- 
cia cinco dias andados del mes de Noviembre en era de mil é tres- 
cientos é nueve años. Et nos el sobredicho Rey D. Alfonso regnanl 
en uno con la Reyna Doña íolant mi mugier, é con mis fijos el 
Infante D. Ferrando primero é heredero, é con D Sancho, é D. 
Pedro, é D. Johan, é D. Jaimes, en Castiella, en Toledo, en León, 
enGallicia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jahen, en 
Baoza, en Badalloz, é en el Algarve, otorgamos este privilegio ó 
conürmamoslo. D. Sancho, Arzobispo de Toledo é Chanceller del 



270 

Rey, conf.— D. Remondo, Arzobispo de Sevilla, conf.;=D. Alfonso 
de Molina conf.=D. Phelipe conf.=D. Loisconf.=P. lugo, Duc 
de Borgoña, vassallo del Rey, conf.=D. Henrric, Duc de Loreg- 
ne, vassallo del Rey, conf.=D. Lois, fijo del Rey Johan Dacre, 
Enaperador de Constanlinopla é de la Emperadriz Doña Berengue- 
11a, Conde de Belmont, vassallo del Rey, conf. =D. Johan, fijo 
del Emperador é de la Emperadriz sobredichos , Conde de Monfort, 
vassallo del Rey, conf.=D. Gastón, Visconde de Beart, vassafio 
del Rey, conf.=:La Eglesia de Santiago, vaga.=La Eglesia d^ 
Burgos, vaga.=D. Tello, Obispo de Falencia, conf.^D. Ferran^ 
do. Obispo de Segovia, conf.=La Eglesia de Seguenza, vaga.=: 
D. Agostin, Obispo de Osma, conf.=D. Pedro, Obispo de Cuen- 
ca, conf.=La Eglesia de Avila, vaga.=:D. Vivian, Obispo de 
Calahorra, conf.=D. Ferrando, Obispo deCordova, conf.=:D. 
Pedro, Obispo de Plasencia, conf.=D. Pasqual, Obispo de Jahen, 
conf.=La Eglesia de Cartagena, vaga.-=D. Fr. Johan, Obispo 4e 
Cádiz, conf.rmD. Johan Gonzalvez, Maestre de la Orden de Cal^- 
trava, conf.=D. Ñuño Gonzalvez conf.=D. Lope Diaz conf.=D. 
Simón Roiz conf.=D. Juan Alfonso conf.=:D. Fernand Roiz de 
Castro conf.=D. Diag Sánchez conf.=D. Gil Garcia conf.=D. 
Pedro Cornel conf.=D. Gómez Ruiz conf.=:D. Rodrigo Rodríguez 
conf.=D. Henrrique Pérez, Repostero del Rey, conf.=:D. Martin, 
Obispo de León, conf.=La Eglesia de Oviedo, yaga.=D. Suero, 
Obispo de Zamora, conf.=La Eglesia de Salamanca, vaga.:^D. 
Hermán , Obispo de Astorga , conf. =:D. Domingo , Obispo de Cib- 
dai, conf. =La Eglesia de Lugo, vaga.=D. Johan, Obispo de 
Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf.=B. Ñuño, Obispo 
deMondoñedo, conf.=La Eglesia de Coria, vaga.=D. Fr. Bartho- 
'orné, Obispo de Silve, conf.=D. Fr. Lorenzo, Obispo de Bada- 
joz, conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Sanctiago, 
conf.=D. Garcia Ferrandez , Maestre de la Orden de Alcántara, 
conf.=:D. Guillen, Maestre de la Orden del Temple, conf.=D. 
Fernandez, Alfonso fijo del Rey, conf.=D. Martin Alfonso conf. 



271 
=D. Rodrigo Ivaaez, Pcrligiiero de Santiago, conf.=D. Gil Mar- 
tínez conf.=D. Marlin Gil conf.=D. Ferrand Ferrandez conf.= 
D. RamirDiaz conf.=Maeslro Gonzaío, Notario del Rey en Cas- 
tíella é Arcediano de Toledo, conf.=D. Alfonso Garcia, Adelan- 
tado mayor de tierra de Murcia é de la Andalucía, conf.=D. Es- 
levan Ferrandez, Adelantado mayor de Gallicia, conf.=Maestre 
Juan Alfonso, Notario del Rey en León é Arcediano de Sancliago, 
conf.=Millan Pérez de Aellon la fiz escrivir por mandado del Rey 
en el ano veinteno que el Rey sobredicho regnó.=Pedro Garcia de 
Toledo la escribió. 

: cxxv. 

Compromiso sobre el pleito entre D. Jaime I y los nobles de 

Cataluña acerca de si debian ó no seguir á su Rey en la guerra 

contra los moros de Granada , en favor del Bey de Castilla. 

Archivo general de la Corona de Arag-on. Pergaminos de D. Jaime I, núme- 
ro 2146. Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, E 425, 
fol. i6. 

Noverint universi , quod cura nos Jacobus , Dei gratia Rex Ara- » ^^ marzo 
gonum, Maioricae et Valentiae, Comes Barchinonse et Urgelli, et Do- 
minus Montispessulani, mandaverimus R.° de Cardona, P.** de Ber- 
ga, R.° de Urgió, et ómnibus alus pro nobis feuda tenentibus in 
Calalonia, ut nos, secundum quod hactenus ipsi, et sui príedeces- 
sores, nobis et nostris antecessoribus faceré consueverunt , et te- 
nentur, sequerentur in bpaniam in subsidium fidei christianae, et 
delectissimi generis nostri Regis Castellae, contra sarracenos, et 
pérfidos christianos adhaírentes Regi Granatae , et alus infidelibus 
inimicis Dei, el fidei, et Regis Castellae jam dicti, prout tenentur 
de usu el consuetudine comitatus Barchinon. , et jure , el hactenus 
sui praedecessores faceré consueverunt nostris antecessoribus in fac- 
ió Ubedai, Almeriaí, Provintiaí, et nobis in Navarra, Maiorica, Va- 



272 

lentia, Murcia, el pluribus alus locis; ct ipsisuperius nommalí, re- 
pugnantes nostris mandalis obedire pro se , et quibusdam alus 
scientes ipsos de jure teneri , et consuetudine juxia valorem feudo- 
rum , nos sequi in Ispaniam et qusecumque alia loca, secundum 
quod in usatico Barchinonae continetur; allegantes quod nos in Is- 
paniam in auxilium dicti Regis sequi nullo modo tenebanlur, pe- 
tieruntá nobis sibijudices dari, qui cognoscerent , et diffinirent 
utrum nos, ut feudales in Ispaniam sequi teneantur in auxilium 
Regis Castellae prsedicti; dicimus et protestamur nos paratos esse 
daré in judicem ad cognoscendum et diffiniendum, utrum nos ratio- 
ne feudorum in Ispaniam sequi teneantur in auxilium dicti Regis, 
virum venerabilem ArchiepiscopumTerraconas. Qui quidem diclam 
quaestionem quia celeritatem desideral, infra paschuam diffiniat 
cum nullum nobilem , seu nobiles de Catalonia , super hiis daré ju- 
dices teneamur, quia dicta quaestio universaliter , et generaliter, et 
specialiter tangit nobiles el milites Cataloniíe pro nobis feuda lé- 
ñenles, praecipientes et mandantes eisdem sub poena amissionis feu- 
dorum, et juramenti fidei et homagii quibus nobis lenentur, ut nos, 
qui cum inimicis fidei praedictis intendimus personal iter bellare se- 
quantur , el nos adjuvenl ut fideles vasalli in negotio supradicto. Et 
de prsediclis ómnibus el singulis ad íeternam memoriam et in lesli- 
monium rei gestas praecipimius fieri publicum instrumenlum. Ac- 
lum est hoc XIII kalendas Aprilis, anno Incarnationis Christi, 
M.CC.LXX secundo. 

Praesenlibus Archiepiscopo antediclo, A. Dei gratia , Episcopo 
Barchinonae', Episcopo Derlusensi , Ferrando Sancii , filio Domini 
Regis, Magistro Templi, Magistro Hospitalis, Abbate Fontis Frigi- 
di , Abbate Populeli , Jacobo de Cervaria , Cancerando de Pinos, 
R.° de Urgió, R.° de Cervaria, Domino Júnelas, Gilaberlo de Scin- 
tillis, Forlundo de Bergua, En. Bruyl , Maimono de Castro Aulino 
el Alberto Lavayna Judice Domini Regis. =Sigfnum mei Berenga- 
rii de Yinealibus, qui de mandato Petri de Solerio Notarii publici 
llerdensis hoc scripsi.^Sigfnum mei Petri de Solerio, Nolarii pu- 



273 

blici Ilerdensis, qui príEclictis ómnibus interfui, publicavi, et scru 
bi feci. ' 

CXXVl. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, en que concede al deán y ca- 
bildo de la iglesia de Cartagena trescientas alhabas en la huer- 
ta de Murcia y mil quinientos maravedis en cambio de las diez 
alquerías que antes habia donado para dotación de dicha 

iglesia. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privileg-ios de las Igle- 
sias de España, tom. XII, fol. 495. 

Sepan quanlos est^ privilegio vieren é oyeren, como nos D. Al- «8^eabríid« 
fonso por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de León, de 
Gallicia,de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahenédel Algarvc, 
en uno con la Reyna Doña lolant, mi muger , é con nuestros fijos 
el Infante D. Ferrando primero é heredero, é con D. Sancho, é con 
D. Pedro, é D. Johan, é D. Jaimes. Damos é otorgamos á vos D. 
Garci Martinez, deané electo de Cartagena é al cavildo de la egle- 
sia de ese mismo logar, é á vuestros succesores, pora siempre, tres- 
cientas alhabas de heredamiento en la huerta de Murcia en estos 
logares, en Robad Algidio assi como comienza á Teniente de Aliu- 
cer, segund que lo parle la acequia Dalfarraya, é en el termino de 
Albadel , assi como determina este heredamiento de Rabad Algidio, 
é de Albadel por estos linderos; de la olra parte como va el cami- 
no mayor de Murcia á Cartagena assi como comienza la senda á la 
azequia, es entre ellos é la heredat de Johan de Miañes fasta la ace- 
quia o es la ponticiella por do pasa el agua de Alfaraira que vá á la 
heredat de Hobz que solie seer de Rabad Algidio é es agora de 
AliuQer, é assi como va la acequia de Aliud que parle termino en- 
tre AliuQer c Albadel , fasta la senda é son los molones o comienza 

TOMO I. 35 



274 

la segunda affronlacion. E esla segunda affrontacion es á sol po- 
niente é es senda que va del termino de Aluicer fastal camino ma - 
yor que pasa por medio de Abadel. E la tercera affronlacion es assi 
como se acava esla senda sobredicha fasta o llega el camino mayor 
que pasa por medio de Aludel o son puestos los molones que depar- 
ten la heredat de la eglesia á la otra heredat que diemos á los clé- 
rigos parroeliianos, assi como va esta carrera mayor de Abadel 
contra Murcia fasta que llega á las azequias , que departe termino 
entre la heredat de la eglesia, é de los otros clérigos parrochianos, 
é de Lorenzo Rufa éde D. Gil Garcia de la í^agra, é de Pasqual 
Garcia, é de Pedro Daltariva, é de Beltrán de Villanueva fasta ó 
llega á la heredat de Johan de Miañes, é comengó la primera 
affronlacion. E estas trescientas alhavas sobredichas vos damos, é 
vos otorgamos assi como vos las entregaron é vos amoionaron por 
nuestro mandadoGarci Domínguez, nuestro notario en la Andalucía, 
é Johan Garcia de Toledo , nuestro escrivano , é Lorenzo Rufa , é 
Fortun Sánchez, é San de Mora, é Pedro Gonzalvez é Lorenzo 
Abenhud, nuestros partidores. E este heredamiento vos damos, é vos 
otorgamos que lo hayades libre é quito, con sus aguas, con entra- 
das, é oon saludas, é con todas sus pertenencias pora siempre ja- 
mas por juro de heredat, pora camiar, pora facer de ello é en ello 
como de lo vuestro mismo. E otrossi vos damos mili é quinientos 
moravedis cada año de la moneda nueva a razón de cinco sueldos 
el moravedi. E ponemosvoslos, que los hayades pora siempre en 
Iqs nuestros censales de Murcia. E todo esto vos damos por camio 
(k las diez alearlas que son Benimagal, Benihalhag, Benicomac, 
Ilabs, Mengeh, Benizobeyr, Tartaños, Benimugchib, Alharhal, 
Alhaudanin , que diemos pora la puebla de Murcia con nuestro pla- 
cer é con nuestra voluntad de que teniedes nuestro privilegio, que 
fue rompido quando vos diemos este nuestro privilegio. E por estas 
trescientas alhabas sobredichas que vos haviemos dado por camió 
de los diez mili rars. chicos que ante aviamos puesto é dado por 
dote cada año al obispo é á la eglesia de Cartagena en las nuestras 



273 

rendas de tierra de Murcia quando fiziemos primeramienlre el obis- 
pado de Cartagena , é no vos finca coiilra nos , ni contra ninguno 
de nuestros herederos en ningún tiempo pora siempre jamas por 
razón de los diez mili mrs. , ni de las diez alearías sobredichas, nin- 
guna demanda, ni ningún derecho, á vos, ni á vuestra eglesia, ni 
á vuestros succesores, ni á otro ninguno por vos, ni por derecho 
áe sancta eglesia, ni por otro derecho- ninguno. E mandamos é de- 
fendemos que ninguno no sea osado de ir contra este privilegio pora 
crebantarlo, nin pora minguarlo en ninguna cosa ; ca qualquier que 
lo ficiese avrie nuestra ira é pecharnosye en coto diez mili mrs, , é 
al electo , ó al cavildo sobredicho , ó á qui su voz loviese todo el 
daño doblado. E por que esto sea firme é estable mandamos seellar 
este privilegio con nuestro seello de plomo. Fecho el privilegio en 
Murcia lunes diez é ocho dias andados del mes de Abril, en era de 
mili é li'escientos é diez años. E nos el sobredicho Rey D. Alfonso, 
regnant en uno con la Reyna Doiía lolant, mi muger, é con nues- 
tros fijos el Infante D. Ferrando primero é heredero, é con D. San- 
cho, é D. Pedro, é D. Johan, é D. Jaimes, en Casliella, en Toledo, 
en León, en Gallicia, en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Jaén, 
en Baeza, en Badalloz é en el Algarve, otorgamos este privilegio é 
confirmamoslo.=D. lugo, Duc de Borgoña, vassallo del Rey, conf. 
=D. Henrri, Duc de lo Regne, vassallo del Rey, conf.=D. Lois, 
fijo del Rey Johan Dacre, Emperador de Constantinopla é de la 
Emperadriz Doña Bereguela, Conde deBelmont, vassallo del Rey, 
conf.=D. Juan, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredi- 
chos. Conde tle Monfort, vassallo del Rey, conf.^D. Gastón, Vis- 
conde deBeart, vassallo del Rey, conf.=D. Sancho, Arzobispo de 
Toledo é Chanceller del Rey, conf.=D. Remondó, Arzobispo de 
Sevilla, conf.=:La Eglesia de Santiago, vaga.=D. Fredric conf.= 
D. Phelippconf.=D. Lois conf.=:La Eglesia de Burgos, vaga.= 
D. Thello, Obispo de Falencia, conf.=D. Ferrando, Obispo de Se- 
govia, conf.=La Eglesia de Siguenza, vaga.«=D. Agostin, Obispo 
deOsma, conf. =D. Pedro, Obispo de Cuenca, conf.=La Eglesia 



270 

de Avila, vaga.=D. Vivían, Obispo de Calahorra, conf.=D. Fer- 
rando, Obispo de Cordova, conf.=La Eglesia de Placencia, vaga. 
=D. Pasqual, Obispo de Jahen, conf.=La Eglesia de Cartagena, 
vaga.=D. Fr. Joban, Obispo de Cádiz, conf.=D. Johan Gonzal- 
vez. Maestre de la Orden de Calatrava , conf.=D. Martin, Obispo 
de León, conf.=La Eglesia de Oviedo, vaga.=D. Suero, Obispo 
de Zamora, conf.=La Eglesia de Salamanca, vaga.=D. Erman, 
Obispo de Astorga, conf.=La Eglesia de Lugo, vaga.=rD. Johan, 
Obispo de Orens, conf.=D. Gilí, Obispo de Tui, conf.=D. Ñuño, 
Obispo de Mondoñedo, conf.=:La Eglesia de Coria, vaga.=D. Fr. 
Barthol orné. Obispo de Silve, conf.=D. Fr. Lorenzo, Obispo de 
Badalloz, conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la Orden de Sanctia- 
go, conf.=D. Garci Ferrandez, Maestre de la Orden de Alcántara, 
conf.=:D. Guillen, Maestre de la Orden del Temple, conf.=D. Ñu- 
ño Gonzalvez conf.=D. López Diaz conf.=D. Simón Uoiz conf.= 
D. Johan Alfonso conf.^D. Ferrand Roiz de Castro conf.=ü. Pe- 
dro Cornel conf.=rD. Gómez Roiz conf.=D. Rodrigo Rodríguez 
conf.=D. Henrrique Pérez, Repostero mayor del Rey, conf.=D. 
Alfonso Ferrandez, fijo del Rey, conf.=D. Rodrigo Ivañez, Perti- 
guero de Santiago, conf.=D. Gil Martínez conf.=D. Martin Gil 
conf.=D. Johan Ferrandez conf.=D. Ramir Diaz conf.=Garci 
Domínguez, Notario del Rey en la Andalucía, conf.=Maestre Gon- 
zalvo. Notario del Rey en Castíella é Arcediano de Toledo, conf.= 
D. Estevan Ferrandez, Adelantado mayor de Gallicía, conf.=Maes- 
ire Johan Alfonso, Notario del Rey en Leen é Arcediano de Sanc- 
tiago conf.=:Millan Pérez de Aellon lo fizo escrivir por mandado 
del Rey, en el anno veinteno rpie el Rey sobredicho regnó.=Pedro 
García de Toledo lo escrivió. 



277 

CXXVII. 

Carta de la Reina Doña Violante á Fr. Diago Roys para que 
entregase al arzobispo de Toledo D, Sancho de Aragón, su 
hermano, ciertos libros que había tomado de la testamentaria 
de Doña Mencia, Reina de Portugal, y que pertenecian al di- 
funto D. Lope, obispo de Siguenza. 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tom. DD 42, fol. 37. 

Doña Yolant , por la gracia de Dios Reyna de Casliella el de ' ^^^. 
León , á vos fray Diago Roys , doctor de los freyres menores de Pa- 
lencia , salut. Asi como á aquel que quiero bien, et en que fio, fago 
vos saber que mió hermano Don Sancho , el Arzobispo , me dixo 
que quando finó D. Lop, Obispo de Siguenza, que fizo sus testa- 
mentarios á el, et á la Reyna DoñaMencia, et á Diago López de Sal- 
cedo, el ellos que ficiesen pagar sus mandas que el fizo, et que 
quando finó el obispo que se lomó la Reina sus libros , el todas las 
otras cosas que eran suias para pagar su manda , asi como era de- 
recho et guisado de lo facer. Et quando la Reina finó que lomastes 
vos aquellos libros que fueron del Obispo, el vos los tenedes, et • 
mió hermano que vos embio decir por su carta quel diesedes aque- 
llos libros que vos tenedes para pagar cosas que fincan por pagar 
de las mandas del Obispo que lo a el de facer pagar pues testa- 
mentario es; et dice que dixiestes vos que aquellos libros fueran de 
la Reyna et que los non dariedes. Et fray Diago , bien sabedes que 
tales libros como aquellos non serien de la Reyna, et demás que 
dice mió hermano , que mostrará recabdo que fueron del Obispo á 
quellos libros. Onde vos ruego que los libros el las otras cosas que 
vos tenedes que fueron del Obispo que lo dedes á los omes de Don 
Sancho , mió hermano , que vos el embia dezir por su carta, et gra- 
dir vos he. Dada en Toledo, la Reyna la mandó jncve4 XXI dias 



578^ 

de Abril, era de mil et CCC. et dies anos. Yo^Alphonso Roiz la fiz 
escrevir. 

CXXVIIl. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, concediendo varias exenciones 
y franquezas á los pobladores cristianos de Murcia. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las Igle- 
sias de España , tom. XII, fol. 177 v. 

^^272.^^'"" ^^ E^ ^^ nombre de Dios , padre é Fijo é Espirilu Santo , amen. 
Sepan quantos este privilegio vieren , é oyeren , como nos D. Al- 
fonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, é de Toledo, de León, 
de Galicia, de Sevilla, deCordova, de Murcia, deJahen, é del 
Algarve, en uno con la Reyna Doña lolant, mi mugier, é con nues- 
tros fijos el Infante D. Ferrando primero é heredero, é con D. San- 
cho, é D. Pedro, é D. Juan, é D. Jaimes. Por que el concejo de 
los christianos pobladores de la noble cibdat de Murcia nos embia- 
ron sü carta con sus mandaderos, é pediernos con ellos, que les 
diésemos tales franquezas , que las yentes oviessen mayor sabor de 
venir y á poblar , é otrosi que les ficiessemos merced de cosas que 
los sus mandaderos nos pedirían merced á nuestro servicio é á pro 
de la cibdat. Nos por mui grande favor que havemos de facer siem- 
pre bien é merced á los pobladores christianos que moraren en la 
cibdat de Murcia también á los que agora y son moradores, como 
á los que serán daqui adelante , por que sean mas ricos é mas ahon- 
dados é nos puedan facer mayor servicio , otorgamosles é con- 
firmamosles por nos, é por los nuestros, é por quantos después de 
nos regnaren , que hayan por todos tiempos aquella merced que 
les ficiemos en el privilegio que les diemos en Sevilla : que hayan 
dosjuizes é una justicia, é que los muden cada año por la Sant 
Johan Raptista, é usen de ello de como dice su privilegio. Et otrosi 
les otorgamos é les confirmamos que hayan un almolazen en que 



279 

lo fagan coseieramieiilre , assi como el dicho privilegio dice. Et 
olrosi por facerles honrra, é bien, é merced, damosles é otorgamos- 
Íes , que las primeras alzadas que serán fechas de diez mrs. arriva 
en las villas, é en los logares, que nos havemos dado por termino á 
la cibdat de Murcia, que vengan en poder de los juizes de la cib- 
dat, é si las devieren confirmar ellos, que las confirmen, é si se 
devieren revajar, ellos que las revajen segund su fuero; las de 
diez mrs. ayuso, queremos que se delibren en sus logares. Et otro- 
si les otorgamos é les damos que los christianos, é los judios de la 
cibdat é del termino de Murcia, también los extraños como los 
vecinos que fueren en la cibdat, vengan á juizio de la cibdat de como 
lo facen en Sevilla ende han fuero , salvo por las rendas del almo- 
xarifazgo que fagan segund de Sevilla é de Toledo, é salvo otrosí si 
judio é judio oviesen pleito entre si. Et otrosi les damos é les otor- 
gamos, que los juizes puedan haver escrivanos, segund que es en 
Sevilla, mas queremos que y aya siempre un escrivano nostro que 
lo sepa todo, é nos dé recabdo de ello, quando nos gel o de- 
mandaremos. E olrosi, les damos é les otorgamos, que la casa que 
en tiempo de moros que solian decir Daraxarife que sea del conce- 
jo, é los juizes que y venguen en ella, mas queremos que la justi- 
cia la tenga , é guarde los presos en ella. E otrosi les damos é les 
otorgamos, que las tiendas ó los christianos vendan los paños de 
Francia á las tiendas de los camios de las monedas, é la pelligeria, 
que sean en aquella carrera , que el Rey de Aragón fizo derrivar 
las cassas de Santa Maria fasta al muro de la cibdat para la Arrixa- 
ca. E otrosi les damos é les otorgamos , que las calles de los arrae- 
ros, é de los selleros, é de los freneros é de los brunereros, é de 
los blanqueros , é de los capazeros, é de los correeros, é de los 
carpenteros, é las carnecerias é las pescaderías sean en aquellos lo- 
gares que los parad les dieren concejo de los ornes 

buenos de la cibdat. E mandamos, que de las tablas de las carne- 
cerias é de las pescaderías las dos parles sean en la carneceria ma- 
yor, é la tercera parte en la carneceria de la puerta de Orihuela» 



283 

El defendemos que ninguno no sea osado de vender ningunas car- 
nes empeseadas en otras tablas, ne en otros logares sino en las noss 
tras en aquellos logares que nos mandamos, salvo tocinos é puerco- 
enteros salados, que los puedan cada uno vender en sus casas á 
quien quisieren, é anguiellas menudas, é sardinas saladas, é cos- 
tales de congrios, é de pirólas saladas. E otrosí porque nos pidie- 
ron merced, que todas las tiendas de la trapería, é de los camios, é 
de las pellegerias , é de todos los otros mesteres de la cibdat , que 
las diessemos á cienso por cosa sabuda cada año para lodos los tiem- 
pos, otorgamos é damosgelos en tal guisa, que por cada una tienda 
de la trapería , aquellos cuyas fueren nos den cada año de ciensso 
quatro mrs. alfonsis en oro, é por cada una tienda de los camios 
tres mrs. alfonsis en oro, é por cada una tienda de pellegeria dos 
mrs. alfonsis en oro , é por cada una tienda de la bruneria dos 
mrs. alfonsis en oro, é por cada una tienda de los otros mesteres 
un mri. alfonsi en oro, é por cada una de las tablas de las 
carnecerias é de las pescaderías tres mrs. alfonsis en oro, é este 
ciensso queremos é mandamos que lo den á nos é á quantos des- 
pués de nos regnaren, cada año en la fiesta de San Juan Bautista 
del mes de Junio. E otrosí retenemos para nos con esteciensso, fa- 
diga de treinta dias é loísmo. E por facerles bien é merced que- 
remos, que por razón del loísmo no nos den mas del diezmo da- 
quello porque las vendieren. E aun les otorgamos, que salvo nues- 
tro ciensso é nostro loísmo , no nos den ninguna cosa de quanlo 
vendieren en las dichas tiendas , ni en las tablas de las carnecerias 
é de las pescaderías. E otrossí queremos é mandamos, que el mer- 
cado é la feria sean á la puerta allende del río, por que serán en mas 
eomnn al lugar por razón de los moros. E otrossí les damos é les 
otorgamos , que los vecinos chrístianos moradores de la cibdat de 
Murcia puedan tener en sus casas ó do quisieren de qualesquier 
tintas quieran, salvo tintas de judio, ó de grana, ó de laca, ó de 
brazil , que estas quatro queremos ó mandamos que se fagan en 
nuestra caldera, pero retenemos para nos, que de las tiendas, é de 



281 

los oficieren teñir las otras tintas, que nos den de cada 

tienda, é de cada logar un maravedí alfonsi en oro cada ano de 
eiensso. E otrossi por facer bien é merced á los vecinos moradores 
de la cibdat é de su termino , é también á todos los del regno de 
Murcia, otorgamos é mandamos que no den recova en ningún 
logar, sino en aquellos logares o se solia dar en tiempo de Miral- 
memini , é que no den mas de quanto era acostumbrado de dar en 
aquel tiempo, E otrossi queremos é mandamos, que aquellos loga- 
res o la rocova se diere , que se guarden de como estonce se guar- 
daban , é si en los caminos ó en los términos o la rocova se dieren 
daño ninguno se ficiere á aquellos que la rocova tomaren , den re- 
cabdo de los malfechores, é del daño, é sigan el rastro en guisa, 
que los otros vecinos del termino o rastro pussieren lo puedan lue- 
go seguir, ó dar recabdo dello; sino emienden. . .^nU >! . . nos 
mandamos por nostras cartas, é esto facemos por pro de la tierra. . 

Otrossi á los nuestros concejos también de la ciudad de 

Murcia como de los otros loga otrossi les otor- 
gamos que todo home que trogiere ganado de tierra del Rey de 
Aragón á Murcia no pague por razón del almojarifazgo en la cib- 
dat, ni en la Arrixaca, mas de ocho mrs. é medio por centenar. E 
otrossi les damos é les otorgamos , que todos los vecinos de la cib- 
dat de Murcia é del termino sean francos en la cibdat , é en el ter- 
mino de Murcia , de quanto ganado troxieren de Castiella é de otro 
logar para su crianza. E otrossi les otorgamos, que cada uno venda 
su vino en su casa ó alli o mejor pudiere a los christianos , mas 
retenemos pora nos alfondiga segura o compren los moros vino en 
otro logar. E otrossi como quier que nos halamos retenido pora 
nos pessos, émessuragos, é tiendas, é otros derechos, otorgamos- 
Íes é mandamosles, que del mesurar é del pesar ussen, assi como 
en Sevilla de aquello que mesuraren , ó pesaren pora sus casas, ó 
Vendieren en la villa de los christianos. E otrossi les otorgamos é 
mandamos, que ningún ome, ni cavallero, ni otro ome, que venga en 
Murcia no pesse en sus casas por fuerza sin voluntad de los juizes, 

TOMO 1. 36 



282 

é (k los jurados. E olrossi les otorgamos é queremos , que el conce- 
jo pueda escojef omes buenos de la cibdat por jurados que sean 
enderezadores de los fechos de la cibdat , en que los muden cada 
año quando los juizes se mudaran, é si nos no fuésemos en la tier- 
ra, que vengan á aquel que estuviese per nos, é les tome las yuras 
en nuestro logar , que cada uno haga aquel oficio bien é leialmen- 
tre, guardando todavía á nos é á los nuestros nuestro señorío é 
nuestros derechos en todas cosas, é pro de la cibdat. Mas, manda- 
mos é defendemos que ellos , nin ninguno del concejo , no fagan 
apartamientos , ni allegamientos , ni tablas ningunas , á menos de 
los juices é de la justicia, é cada que ovieren acuerdo, que lo ha- 
yan en Darajarife o los juices deven juzgar los pleitos. E otrossi les 
otorgamos , que ordenes no hayan cassas , ni heredamientos en la 
dbdat de Murcia, ni en su termino, sino aquellos á quien voslas 
havemos dado , ó nos, ó los nuestros, lo dieremos daqui adelante por 
nuestros privilegios. E otorgamos olrossi é mandamos, que los clé- 
rigos hayan, é puedan haver casas heredamientos en la cibdat, é en 
todo lo regno de Murcia, por razón de compra, ó por razón de he- 
redamientos, que hereden de sus padres, ó de sus madres, ó de sus 
parientes , ó por otra derecha razón; pero en esta manera, que en 
aquello que ovieren, sea salvo á nos todo nuestro derecho, aquel 
que havemos é-devemos ha venen ello, assi como lo havemos en 
los nuestros homes. E otrossi , que lo non puedan dar , ni vender, 
ni camiar, ni enagenar á la eglesia, ni á orden sin nuestro manda- 
do, ni mengüen el nuestro derecho, ni el nuestro señorío. E otros- 
si les damos é les otorgamos , que hayan en la cibdat de Murcia 
escribanos públicos pora facer cartas , assi como en Sevilla los ha 
el consejo, é que los homes buenos los escojan conceyerariamientre 
savidores é leales, é tales que sean buenos pora aquel oficio , é que 
los juices, ó la justicia, tomen las yuras de ellos que bien é lealraente 
fagan su oficio, é guardar todavía á nos nuestros derechos, é todas 
cosas. E otrossi les otorgamos é les confirmamos de como su privi- 
Uegiodice: que todos los ca valleros que fueren heredados en la 



283 

cibdat de Murcia , ó en su termino , que sean nuestros vassallos ^ 
del Infante Don Ferrando, nuestro fijo primero é heredero, é de los 
otros nuestros herederos que regnarán después de nos en nuestro 
logar pora siempre, é los que fueren vassallos de otros pierdan los 
heredamientos que y ovieren. Otrossi les otorgamos é mandamos, que 
si algún ome que haya estado preso en nuestra cadena , quando sa- 
liere de ella, si no hoviere de que pagar el prisionage que no pa- 
gue nada é sea suelto, pero aquel que oviere de que pagar, pague 
tres sueldos de pep iones, assi como en Sevilla, é no mas. E otrossi 
mandamos , que los alfayates no hayan ninguna cosa sabuda de los 
paños, ni de los peños que los traperos ni los pelligeros vendieren. 
E otrossi les otorgamos, que las aguas de las azequias sean parti- 
das entre los christianos é los moros por derecho, según que cada 
uno devieren haver su parte , é los christianos pongan un zequiero 
conseieramientre con conseio del almoxarife , é los moros otrossi, 
otro según es costumbre , en que los muden cada año é tomen las 
yuras de ellos los juizes é el almoxarife en conseio. E otrossi por 
facerles mas bien é mas merced otorgárnosles , que de toda deman- 
da de que no deva ser hecha justicia corporal , aunque sea la que- 
rella fecha ante los juizes é la justicia, si fasta diez dias después 
que la querella sea fecha á qual de quien se querellaren se pudiere 
adovar con aquel que se havie querellado de el , que lo puedan fa- 
cer sin calonia , que no sean tenudoS de dar el uno ni el otro. E 
otrossi les otorgamos , que quando los pleitos serán comenzados por 
cada unas de las partidas que los juizes tomen yuras de ellos , que 
no demanden, ni defiendan ninguna razón maliciosamientre, ni 
trayan falsos testigos en los pleitos. E otrossi les otorgamos que 
aquellos de quien fueren las tiendas o se vendieren las obras de es- 
parto, é de tierra, é de vidrio, que nos den un moravedí alfonsi en 
oro cada año, otrossi en razón de ciensso por la Sant Johan baplis- 
ta. Mas retenemos para nos, que los maestres christianos que la- 
braren la obra del esparto , é de tierra , é del vidrio , que nos den 
nuestro derecho assi como en Sevilla , é por facerles merced , si en 



584 

Sevilla ó en Toledo nos dan el diezmo , queremos que nos den en 
Murcia el quinceno Olrossi maguer nos retengamos para nos la ta 
fureria de como es en Sevilla, otorgamos que los omes buenos yo- 
guen en sus cassas ó do quisieren todo yuego, é que la justicia, ni 
otro ninguno no les demande nada por razón del yuego. E otrossi 
mandamos é defendemos, que la justicia, ni otro ninguno, no tengan 
alfondiga, ni logar sabudo de malas mugieres. Mas mandamos, que 
los juices é los buenos homes de la cibdat las guarden, que ninguno 
no les faga fuerza , ni tuerto , é las defiendan de como las deve de- 
fender nuestro alguacil de Sevilla. E otrossi mandamos, que la jus- 
ticia no haya que ver con ningún home de fecho de las mugieres* 
salvo por mugier forzada , ó casada , sino assi como es en el fuero 
de Sevilla. E otrossi mandamos, que justicia, ni otro home ninguno, 
no demande en ningún tiempo un pipion , ni mas de ninguna carga 
de leña que traigan á la cibdat. E otrossi mandamos é defendemos, 
que la justicia ni otro ome no demande porassipse ninguna cosa á 
ningún mercadero vecino de la cibdat, ni á extraño, por razón de 
las valas é de los troxiellos que troxiere á la cibdat, ó sacare ende 
si no lo ficiere en aiuda del almoxarife por razón de recabdar nues- 
tros derechos. E otrossi por facerles mas merced, mandamos que 
los juizes, ni otro ome en ningún tiempo, no demanden á los ta- 
berneros , ni á las panaderas , por razón de pan , ni de vino , que 
vendan, los tres pipiones que les demandaban por cada mes los al- 
caldes que nos y aviamos puestos. E otrossi mandamos é defendemos, 
que los menestrales, é los omes que no labraren, no den al obispo 
de Cartagena en ningún tiempo mas de quanto dan los de Sevilla 
al arzobispo , é que ussen de ello assi como agora dan en Sevilla 
en era de esta carta. E otrossi otorgamos, que el concejo pueda 
escoger los corredores que serán menester en la cibdat , tales que 
sean buenos é leales pora aquello, é que los juices é las justicias 
tomen las yuras de ellos en concejo. Otrossi por facer mas bien é 
mas merced á todos los moradores de la cibdat, é de todos los loga- 
res del regno de Murcia también á los que agora y son , como á los 



28o 

que serán daqui adelante , otorgárnosles é mandamos que todos su9 
ganados pascan francamente por todo el regno de Murcia las iervas 
de las montañas, é de los llanos é beban las aguas, salvo ende que 
no fagan daño en huertas, ni en panes, ni en viñas, ca si daño li- 
cíeren , mandamos que lo emienden de como es derecho. E otrossi 
les otorgamos é mandamos , que cassen francamente en todo el 
regno por o quisieren , é corten en los montes pora leña , é pora 
carbón , é pora madera de casas , salvo ende arboles que fueren 
dotre que lleven fruto , é que tagen é fagan laxar piedras de las 
pedreras quantas quisieren, é puedan facer, é mandar facer cal, 
é hiesso, quanto ovieren menester pora labrar é fazer su pro de 
ello. E tomen tierra quanta quisieren pora adriellos, é pora te- 
xas, é pora tapiar, é que pesquen francamente en aguas dulzes 
é en la mar, salvas nuestras alboheras, é las que hemos dado 
al Infante Don Manuel nuestro hermano , é aotri con nuestros 
privilegios. E mandamos é defendemos, que ninguno non faga 

defessa en ningún logar del regno de carneros , ni de 

pastos , sino como era usado en tiempo de Miralmomeni. E otrossi 
otorgamosles, que los jurados de la cibdat de Murcia escojan ca- 
da año dos homes buenos de cada collación, que fagan alimpiar los 
azarbes mayores de la . . . . porque se no faga almarial é losjui- 
ees é la justicia tomen las yuras dellos en consejo que lo fagan bien é 
lealmiente, é los azarbes que fueren comunahnienlre de los christia- 
nos é de los moros, que los alimpien comunialmientre los christianos 
é los moros; é los que fueren apartadamientre de los christianos que 
los alimpien los christianos á sus misiones, é los que fueren apar- 
tadamientre de los moros que los alimpien los moros á sus misio- 
nes, pero si los christianos é los moros se quisieren acordar entre 
sipsses que los alimpien de consuno, plácenos é otorgárnoslo. E 
olrosi mandamos, que ningún judio en la cibdat de Murcia no more 
entre crhistianos, mas que hayan su judería apartada á la puerta 
de Orihuela en aquel logar que los partidores les dieron por nues- 
tro mandado. E otrosí, que los ca valleros é los cibdadauos á los 



286 

vecinos de la noble cibdal de Murcia, é de su termino, entiendan é 
sepan, que no queremos que ninguno les venga contra los fueros, é 
las franquezas, é los privilegios, que nos les ha vemos dado también 
á los que agora y son moradores, como á los que y serán daquí ade- 
lante. Otorgamosíes é mandamosles, que si nostra carta viniere á 
Murcia contra los fueros, é las franquezas, é los privilegios , que 
los havemos dados, que nos los fagan saber é ende tanto que den 
fiador en poder de nuestro Adelantado , ó daquel que estubiere y 
en su logar, que cumpla quanto nos mandaremos, ca por razón de 
tal carta no queremos que ninguno los saque de los suyo, ni les 
venga contra los fueros é las franquezas, que nos le diemos con 
nuestros privilegios. E mandamosé defendemos , que ninguno nojí 
sea oseado de ir contra este privilegio pora quebrantarlo, ni pora 
minguarlo en ninguna cosa, ca qualquier que lo flciese abrie 
nuestra ira é pecharnosye en coto diez mili mrs. é al concejo so- 
bredicho, ó á qui su voz toviese, todo el daño doblado; é porque 
esto sea firme é estable mandamos seellar este privilegio con nues- 
tro seello de plomo. Fecho el privilegio en Murcia jueves veinte é 
ocho dias andados del mes de Abril, en era de mili é trescientos é 
diez años. E nos el sobredicho lley Don Alfonso, regnant en uno 
con la Reyna Doña lolant, mi muger, é con nuestros fijos el Infan- 
te Don Ferrando primero é heredero, é con Don Sancho, éD. Pe- 
dro, é D. Johan, é D. Jaymes, en Castiella, en Toledo, en León, 
en Galicia , en Sevilla, en Gordova , en Murcia , en Jaén , en Baeza, 
en Badalloz é en el Algarbe, otorgamos este privilegio é confirma- 
moslo.=»D. Sancho, Arzobispo de Toledo é Canziller del Rey, 
conf.=D. lugo, Duc de Borgoña, vassallo del Rey, conf.=D. 
Henrri, Duc deloRegne, vassallo del Rey, conf.=D. Lois, fijo del 
Rey Johan Dacre , Emperador de Gonstantinopla é de la Empera- 
driz Doña Berenguela, Gonde de Belmont, vassallo del Rey , conf. 
=D. Johan, fijo del Emperador é de la Emperadriz sobredichos. 
Conde de Monfort, vassallo del Rey, conf.=D. Gastón, Visconde 
de Beart, vassallo del Rey, conf.=:La Eglesia de Burgos, vaga.= 



287 

D. Thello, Obispo dePalencia, conf.=D. Ferrando, Obispo de 
Segovia, conf.=La Eglesia de Siguenza, vaga.=D. Agostin, Obis- 
po deOsma, conf.=D. Pedro, Obispo de Cuenca, conf.=La Egle- 
sia de Avila, vaga.=D. Vivian Obispo de Calahorra conf.=D. Fer- 
rando, Obispo de Cordova, conf.= La Eglesia de Plasencia, vaga. 
— =D. Pasqual, Obispo de Jaén, conf.=La Eglesia de Carlhagena, 
vaga.=D. Fr. Johan, Obispo de Cádiz, conf.=D. Johan Gonzal- 
vez, Maestre de la caballeria de Calatrava, conf.=La Eglesia de 
Santiago, vaga.=D. Martin, Obispo de León, conf.=La Eglesia 
de Oviedo, vaga.=D. Suero, Obispo de Zamora, conf.=:::La Egle- 
sia de Salamanca, vaga.=ü. Erman, Obispo de Astorga, conf.= 
D. Domingo, Obispo de Cibdat, conf.=La Eglesia de Lugo vaga. 
==D. Johan, Obispo de Orens, conf.=D. Gil, Obispo de Tuy, conf. 
=0. Ñuño, Obispo de Mondoñedo, conf.=La Eglesia de Coria', 
vaga.=D. Fr. Bartholomé, Obispo de Sil ve, conf.=D. Fr. Loren- 
zo, Obispo de Badalloz, conf.=D. Pelay Pérez, Maestre de la Or- 
den de Santiago , conf.=D. Garci Ferrandez , Maestre de la Orden 
de Alcántara, conf.=D Guillem, Maestre de la Orden del Temple, 
conf.=D. Estevan Ferrandez, Adelantado mayor de Galicia, conf. 
=Maestre Johan Alfonso, Notario del Rey en León é Arcediano de 
Santiago, conf.=D. Fedrich, conf.=Phelip conf.=:D. Lois conf. 
=D. Ñuño González conf.=D. Lope Diaz conf.=D. Simón Roiz 
conf.=aD. Johan Alfonso conf.=D. Ferrand Roiz de Castro conf. 
=D. Diago Sánchez conf.=D. Gil Garcia conf.=D. Pedro Cornel 
jconf.=D. Gómez Roizconf.=D. Rodrigo Rodriguez conf . .... 
JD. Alfonso Ferrandez, fijo del Rey, conf. =D. Rodrigo Ivanez, 
iPerliguero de Santiago, conf.=D. Gil Martínez conf. =D. Martin 
¡Gil conf.=D. Johan Ferrandez conf.=D. Ramir Diaz conf.=» 
¡Maestre Gonzalvo , Notario del Rey en Castiella é Arcediano de 
¡Toledo, conf.=Garci Domínguez, Notario del Rey en Andalucía, 
|conf.=Millan Pérez de Aellon lo fizo escrivir por mandado del Rey 
;en el año veinteno que el Rey sobredicho regnó.=:Pedro Garcia 
;de Toledo la escrivio. 



288 

CXXIX. 

Carta del Rey D. Alfonso X al concejo de Zamora para que no 
acoja^ ampare ni consienta en la ciudad a los malhechores y 
penados por los jueces de los lugares de su Obispo é iglesia. 

Academia de la Historia. Colección de Salazar. Colección de documentos de 
Zamora, escrita en pergamino, M 479. 

*%fí2/2.'*'""""^ Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de León, 
de Toledo, deGalizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen 
é del Algarve, al congelo é a los iuices de Qaraora salut et gracia. 
El Obispo et el cavildo de Qamora se me obieron querellar que 
omnes matadores, é lagadores, malfechores de sus villas, et que 
son dados é sentenciados por fechorías por los juiges de sus lugares 
é que se acogen en Gamora é en so termino é que vos ó algunos de 
vos que los cogedes , los amparades et los defendedes et quaredes 
conoscer otra vegada de las mal feclrias de que fueron condepna- 
dos por sentencias de los juiges de la eglesia, et si vos dicen, ó vos 
afruentan los juiges de la eglesia que los recabdes é gelos dedes po- 
ra faser justi(^ia dellos é gelos anparades, é gelos non queredes dar 
en guisa que se pierde la iustigia temporal de la eglesia et parece 
por aquesto muipeor la justicia et se asi es, so maravillado corao 
sodes osados de lo fazer. Onde vos mando que quando tales omnes 
como estos se en vuestros lugares é en vuestros térmi- 
nos que los non defendades ny los amparedes, nin consintades á 
ninguno que los ampare, nin los defienda, nin recatedes ni conos- 
cades otra vegada de los maleficios en que fueron condepnados por 
sentencia del juiz ó juiges de la eglesia de Camera, é que los recab- 
dedes é gelos dedes pora fazer dellos justigia,segunt la culpa en que 
fueron condepnados. Et non fagades ende áF, senon á los cuerpos 
é á quanlo que oviesedes me tornarla por ello la carta leida. . . . 



589 
Dada en Burgo.^ diez dias de Setiembre era de mili é trecientos é 
diez annos. Jolian Pérez la fizo escrevir por mandado del Rey. 

cxxx. 

Privilegio del Rey D. Alfonso de Castilla, en que confirma las 
particiones de Orihuela hecha á favor de los pobladores, y les 
concede facultad para enagenar la parte que les hubiere cabido 
en el repartimiento , escepto a iglesia, orden ó a hombre de re-- 

ligion. 

Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las Igle- 
sias de España) tom. XI, fol. 679. 

' Sepan quan tos este privilegio vieren é oyeren, como nos Don ^s jj «¡gi^'-mhre 
Alfonso , por la gracia de Dios Rey de Castiella , de Toledo, de 
León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen ó 
del Algarve, en uno con la Reyna Doña lolant, liii mugier, é con 
mis fijos el Infante D. Ferrando primero é heredero, é con D. San- 
cho, é D. Pedro, é D. Johan, é D. Jaimes. Por facer bien é mer- 
cet al conceio é á los pobladores de Orihuela , otorgamos é manda- 
mos que toda la partición que fué fecha fasta el dia de la era des- 
te privilegio , que sea firme é estable, é todos aquellos que y son 
heredados que ayan cada uno su part qual copo, también casas, 
como heredades , libre é quita por juro de heredat pora siempre 
jamas, ellos, ésus fijos, é sus nietos, é quanlos de ellos vinieren 
que lo suyo ovieren de heredar, pora dar, é vender, é empenyorar, 
écamiar, é enagenar, é pora facer dello todo lo que quisieren co- 
mo de lo suyo mismo, en tal manera , que lo non puedan vender, 
nin dar, nin enagenar á eglesia, nin á orden, nin á home de reli- 
gión , sin nostro mandado : et deffendemos que nenguno non sea 
ossado de ir contra este privilegio pora crebantarlo, nin pora min^- 
guarió en ninguna cosa, ca qualquier que lo ficiesse avrle nuestra 

TOMO 1. 37 



290 

ym é pecharnosye en coto diez mil mora vedis, é al consejo sobre- 
dicho, 6 á los que el tuerto recibiesen todo el danyo doblado; é por 
que esto sea firme é estable, mandamos seellar este privilegio con 
nuestro seello de plomo. Fecho el privilegio en Estalona miércoles 
veinte é ocho dias andados del mes de Diciembre en era de MCCCX 
annos. E nos el sobredicho Rey Don Alfonso regnant en uno con la 
Ueyna Doña lolaht, mi mugier, é con nostros fijos el Infantil Doh 
Ferrando primero é heredero, é conD. Sancho, é D. Pedro, é t). 
johan, é D. Jaimes, en Casliella, en Toledo, en León, én Galliciá), 
en Sevilla, en Cordova, en Murcia, en Baeza, en Badalloz, en Já- 
ben, é en el Algarve otorgamos este privilegio é confirmamoslo.= 
D. Sancho, Arzobispo de Toledo, conf.=D. Remondo, Canceller 
de Castiella é Arzobispo de Sevilla é Capellán mayor del Rey, conf. 
=La Eglesia de Burgos, vaga.=D. Tello, Obispo de Segovia, 
conf.±=D. Ferrando, Obispo de Falencia, conf.=La Eglesia de Si- 
guenza, vaga.=D. Agoslin, Obispo de Osma, conf.=D. Pedro, 
Obispo de Cuenca, conf.=-La Eglesia de Avila, vaga.=D. Yivian, 
Obispo de Calahorra, ct)nf.=:D. Ferrando, Obispo de Cordova, 
conf.=D. Pedro, Obispo dePlasencia, conf.=D. Pasqual, Obispo 
<le Jahen, conf. == La Eglesia de Carthagená, vaga.=D. Fr. Juan, 
Obispo de Galig, conf.=iD. Johan Gonzalvez, Maestre de la Orden 
de Calatra va, conf. =:E1 Infante D. Fradrich conf. =D. Alfonso, 
hijo del Infante D. Alfonso de Molina conf.==D. Simón Roiz de 
los Cameros conf.=D. Johan Alfonso de Aro conf.=D. Diago 
Sánchez, Adelantado de la frontera, conf.=í:D. Pedro Cornell de 
Aragón conf.=:D. Gutier Suarez de Meneses conf.=D. Alfonso 
Tellez de Villalva conf.=D. Rodrigo Gonzalvez de Cisneros conf. 
=D. Gómez Roiz Macanedo conf.=í:D. Diago López de Aro conf. 
=D. Ferrando Pérez de Guzman conf.— D. Henrrique Pérez, Re- 
postero mayor del Rey é Adelantado en el regno de Murcia por el 
Infante D. Ferrando, conf.=D. Diego López de Salcedo, Adelan- 
tado en Álava é en Guipúzcoa, conf.=D. Guillen, Marques de Mon- 
ferrat, vasallo del Rey, conf.=D. Hugo, Duc de Borgofia , vasallo 



59* 

del Rey, eonf.=D. Ilenrrí, Dub de lo Regn^í, vasallo del Rey, 
conf.=D. Lois, fijo del Rey D. Juan Dacre, Emperador de Cons- 
lantinopla é de la Emperadriz Doña Berenguela, Conde de Belmonl, 
vasallo del Rey, Gonf.=D. Juan, fijo del Emperador é de h 
Emperadriz sobredichos, Conde de Monfort, vasallo del Rey, conf. 
D. Gastón, Viscondede Beart, vasallo del Rey, conf.=La Eglesia 
de Santiago, vaga.=D. Martin, Obispo de León, conf.=La Egle- 
sia de Oviedo, vaga. =D. fuero. Obispo de (^mora, conf.=La 
Eglesia de Salamanca, vaga.=La Eglesia de Astorga, vaga.=D. 
Domingo, Obispo de Cibdal, conf.=D. Ferrando, Obispo de Lugo, 
Gonf.=D. Johan, Obispo de Orense, conf.=D. Gil, Obispo de 
Tui, conf.r=D. Ñuño, Obispo de Mondoñedo, conf.=D. Gonzalvo, 
Obispo de Coria, conf.=D. Fr. Bartholome, Obispo de Silve, conf. 
=D. Fr. Lorent, Obispo de Badalloz, conf.=D. Pelay.< Pérez, 
Maestre de la Orden de Santiago, conf.=D. Garzi Ferrandez, Maes- 
tre de la Orden de Alcántara, conf.=Maestre Ferrando, Electo d& 
Oviedo é Notario del Rey en León, conf.=D. Alfonso Ferrandez, 
fijo del Rey é Senyor de Molina, conf.=D. Roiz Diez Ivanes, Per- 
tiguero de Santiago, conf.=D. Ferrando Pérez Ponz conf.:;=D. Gil 
Martínez de Portogal conf.=D. Martin Gil, so fijo, conf.=D. Jo- 
han Ferrandez Batissella conf. =D. Remir Djas de Cifuentes 
conf.=D. Rui Gil de Villalobos conf.=Maestre Gonzalvo, Notario 
del Rey en Casliella é Arcediano de Toledo, conf.=D. Garci Do- 
mínguez, Notario del Rey en la Andahicia, conf.=Millan Pérez do 
Aellon lo fiz escriuir por mandado del Rey en veinte é uno anno quo 
el- Rey sobredicho regitó. Pedro García de Toledo lo escriviói. 



292 

CXXXI 

Privilegio del Rey. D, Alfonso X, eximiendo de pecho, pedido, 

enmienda é yantar á los fijosdalgo que fueren á poblar á la 

villa nueva de Ver gara. 

Academia de la Historia. Colección de D. José Vargas Ponce, tom. 48. 

^víil "*'*^'' '^'^ ^^^ Alphonso, por la gracia de Dios Rey de Casliella , de Toledo, 
de León, de Gallicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén, 
del Algarbe, á todos los hijos dalgo que son pobladores en la villa 
de Vergara, é á lodos los otros que y quisieren ser vecinos, salud 
é gracia. Sepades que por vos facer bien é merced , é por que la mi 
villa nueva de Yergara se pueble mejor , otorgo é mando que lodos 
los fijos dalgo que son y pobladores, é los que quisieren y venir po- 
blar é se vecinos , que sean quitos de todo pecho , é de pedido, é de 
enmienda , é de yantar. Por que esto sea firme é no venga en dub- 
da do vos esta mi carta abierta é sellada con mió sello. Dada en 
Abila veinte é siete dias de Mayo era de mil é trescientos é onze 
años. Yo Juan de Flubago la escrivi por mandado del Rey=Do- 
mingo Yela. 

GXXXIL 

Privilegio del rey D. Alfonso X, eximiendo á los caballeros 

fijosdalgo de Sevilla y á los ciudadanos de ella que tuvieren 

caballo y armas, del servicio de moneda. 

Tumbo de Sevilla. Biblioteca nacional D 45, fol. 20 v.** 



3 r*e jiiiiio de 
1273. 



Sepan quantos este previllejo vieren é oyeren , commo nos Don 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Casticlla, de Toledo, de 



293 

León, de Gallísia, de Sevilla, de Gordova, de Murgia, de Jahen 
é del Algarve, en uno con la reyna Doña Violante, mi muger, é 
con nuestros fijos el Infante Don Fernando primero é heredero, 
é con D. Sancho, é D. Pedro, é D. Johan é D. Jaymes. Por grant 
sabor que avemos de facer bien é raercet é onrra á los cavalleros, 
é á los ^ibdadanos, é á los ommes buenos de la noble gibdat de Se- 
villa, é por los muchos servicios é muy grandes que dellos resge- 
bimos , é por que ellos nos puedan mejor servir, quitamos de mo- 
neda á todos los cavalleros fijos dalgo, é á las dueñas, é á los es- 
cuderos , é á las doncellas , é á lodos los gibdadanos que estuvieren 
guisados de cavallos é de armas, que agora son é serán de aqui ade- 
lante, é mandamos é defendemos que ninguno non sea osado de yr 
contra este previllejo pora crebantarlo nin pora niinguarlo en nin- 
guna cosa, en cualquier que lo fiziere lo fisiese avrie nuestra yra, é 
pecharnosyé en coto diez mili mrs. é á los que el tuerto ressibie- 
sen todo el dapño doblado. E por que esto sea firme é estable 
mandamos seellar este previllegio con nuestro sello de plomo. Fe- 
cho el previllejo en Guadalfajara lunes tres dias andados del mes de 
Junio en era de mili é tresientos é honse años. E nos el sobredicho 
Rey Don Alfonso, regnante en uno con la Reyna Doña Violant, mi 
muger, é con nuestros fijos el Infante Don Ferrando primero é he- 
redero, é con D. Sancho, é con D. Pedro, é con D. Johan, é con 
D. Jaymes, en Castiella, en Toledo, en León, en Gallisia, en Sevilla, 
en Gordova, en Murgia, en Jahen, en Raega, en Radajoz é en el Al- 
garve, otorgamos este previllejo é confirmamoslo.=El Infante D. 
Manuel, hermano del Rey é su Alferes, conf.=El Infante D. Fer- 
nando, fijo mayor del Rey é su Mayordomo, conf.=iS'í^«o del Rey 
Don Alfonso. =:E\ Infante D. Fadric conf.'=D. Alfonso Fernandez, 
fijo del Rey é Señorde Molina, conf.=D. Guillen, Marques de Mon- 
ferrat, vasallo del Rey, conf.=D. Yugo, Duc de Rorgoña , vasallo 
del Rey, cont.=D. Enrric,Ducde Lorregne, vasallo del Rey, conf, 
«=D. Luys, fijo del Rey Johan Dacre , Enperador de Gostantinopla 
é de la Enperadris Doña Rerenguela, Conde de Relmonle, vasallo 



294 
del Rey, conf.=D. Johan, fijo del Enperador é de la Enperadris 
sobl-edíchos, Conde de Monfort, vasallo del Rey, conf.=D. Gastón, 
Bisconde de Beart, vasallo del Rey, conf.=D. Sancho, Arzobispo 
de Toledo, Changeller de Casliella, é Capellán mayor del Rey, conf. 
=D. Remondo, Arzobispo de Sevilla, conf.=ȟ. Gongalo, Argobis- 
po de Santiago, conf. =La Eglesia deBurgos, vaga. =D.Tello, Obis- 
po de Palengia, conf.=D. Ferrando, Obispo de Segovia, conf.=La 
Eglesia de Siguenga, vaga.=D. Agostin , Obispo de Osma , conf. 
D. Gonzalo, Electo de Cuenca, conf.=La Eglesia de Avila, vaga. 
D. Vivian, Obispo de Calahorra, conf.=D. Fernando, Obispo de 
Cordova, conf.=D. Pedro, Obispo de Plasencia, conf.=D. Pas- 
qual. Obispo de Jahen , conf.=La Eglesia de Cartagena, vaga.= 
D. Frey Johan, Obispo de Cádiz, conf.=D. Johan Gómez , Maes- 
tre de la Orden de Calatrava, conf.=D. Martin, Obispo de León, 
conf.=La Eglesia de Oviedo, vaga.=D. Suero , Obispo de Zamo- 
ra, conf.=La Eglesia de Salamanca, vaga.=D. Melendo, Obispo 
de Astorga, conf.=D. Pedro, Electo deCibdat, conf.=D. Fer- 
rando, Obispo de Lugo", cohf.=D. Johan, Obispo de Orens, conf. 
«=D. Gil, Obispo de Tuy,'conf.==D. Ñuño, Obispo de Mendoñedo, 
conf.==D. Gongalo, Obispo de Coria, conf.=D. Frey Bartolomé» 
Obispo'de ¡Sil ve, ''conf. =D. Frey Lorengo, Obispo de Badajos, 
conf.=D.^Pelay Pérez], Maestre de la Orden de Santiago, conf.= 
D. Garci Fernandez , Maestre de la Orden de Alcántara, conf.= 
D. Garci^Fernandes , Maestre de la Orden del Temple, conf.=D. 
Alfonso, fijo de D. Alfonso de Molyna, conf.=D. Simón Ruys de 
los Cameros conf. = D.'Johan Alfonso'de Faro conf. =0. Ferrand 
Ruys de Castro conf.=D. Pedro Cornel de Aragón conf.=D. Gu- 
lier Suarez'^de Meneses'conf.=D. Alfonso Telles de Villalva conf. 
=D. Rodrigo Gómez de gisneros conf.=D. Gomes Ruys Manga- 
hedo conf.=D. Diago López de Faro conf.=D. Ferrand Pérez de 
Guzman conf.=D. Rodrigo Yañes , Perteguero de Santiago, conf. 
=D.^Ferrand Pérez Ponce conf.=D. Gil Martínez de Porlogal conf. 
=D. Martin Gil ,] su fijo, conf.=D. Johan Ferrandcz Balisiella 



29> 

conf.=^D. Ramir Días tic gifuenies conf.=D Ruy Gil de Villalo- 
bos conf.=D. Enrrique, Repostero mayor del Rey é Adelantado 
m el regno de Murcia por el Infante D. Ferrando, conf.=D. Die- 
go López de Salzedo, Adelantado en Álava é en Guipuscua, conf. 
*=Garci Domingues, Notario del Rey en el Andalucía, conf.= 
Maestre Ferrando, Electo de Oviedo é Notario del Rey en León, 
conf.c=Millan Pérez de Aellon lo fizo escrevir por mandado del 
Rey en el año de veinte é dos años que el Rey sobre dicho regnó. ' 
=^Pedro Garcia de Toledo lo escrivio. 

CXXXIII. 

Primlcgio del Rey D. Alfonso Z, facultando al cabildo de la 
iglesia de Cuenca ^ porque comprase en el obispado hereda- 
des hasta la cantidad de mil maravedis para la capellanía y 
aniversarios del Obispo D. Pedro. 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escrituras de las Iglesias 
de España , tom. XlX> fol. 668. 

Sepan quanlos esta carta vieren , como nos D. Alphonso » por lo de juuo de 
la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de León, deGalli- 
'cia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia , de Jaén , del Algarve. Por 
mucho servicio que nos fizo Don Pedro, Obispo de Cuenca, é por 
grande sabor que avemos de parar bien fecho de su alma , tenemos 
por bien é otorgamos , que de aquellas casas que el mandó vender 
para su capellanía é para sus aniversarios , que el cavildo de los 
canónigos desa misma eglesia , puedan comprar en todo el obispa- 
do heredad hasta quantia de mil mrs. de la nnmeda nueva que swi 
quatro sueldos el mora vedi , en tal manera que por esto nuestro re- 
galengo no sea derraigado por esta razón, é mandamos á qualquier 
escrivano publico de todo el obispado sobredicho que do quier que 
el cavildo comprare alguna compra por esta razón, que ellos que 



290 

fagan las carias é las robras, é las pongan en registro, é mandamos 
defendemos firmemente que ninguno no sea osado de lo embargar, 
ni de elo contrallar, ni de ir contra esto que nos mandamos en nin- 
guna manera, ca qualquier que lo ficiese pecbarnosye en coto mil 
moravedis de la moneda sobredicha, é al cavildo ó á quien su voz 
loviere todo el daño doblado, é porque esto no venga en duda man- 
damos les ende dar esta nuestra caria abierta seellada con nuestro 
seello colgado. Dada en Cuenca miércoles diez é nueve dias de Ju- 
lio era de mil é trecientos é once años. Yo Roy Marlinez la íize e^r- 
crivir por mandado del Rey. 

GXXXIV. 

Donación de unas casas hecha por el Bey D. Alfonso X a 
D, Garci Marlinez, obispo electo de Cartagena, 

Academia de la Historia. Colección de privilegios y escriluras de las Igle- 
sias de España, tom. XII, fol. 499. • , .. 

<o^de febrero de Sepau quautos^ csta carta vieren como nos Don Alfonso, por la 
gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, de Sevilla, 
de Cordova , de Murcia , de Jahen é del Algarve. Damos á vos D. 
Garci Martínez, deán é electo de Cartagena , é á los obispos que 
vernán después de vos las casas que fueron de D. Gil García de 
Azagra pora morada , é señaladamienlre las que bavie en Murcia, 
cerca la Eglesia de Sancta Maria, é otorgamos vos las con el forno, 
é con el banno , é con las tiendas , é con todas sus pertenencias, 
assi como las el tuvo en su vida , en tal manera que el forno, é el 
banno, é las tiendas que las hayades por medio vos, é el cavillo, é 
desta renda, que haya el cavildo la mealad pora matinada, que 
rueguen á Dios por mi, é por la Rey na, é por mios fijos assi en la 
vida como en la muerte. E vos el electo sobredicho que estable?- 
gades de la otra mealad un anni versarlo perpetual por mi, c por la 



297 

Reyna ; é eslas casas sobredichas , é el forno é el banno é las lien-- 
(las damos á vos é á vuestros succesores los que vernán después de 
vos, que lo bayades todo libre é quito por juro de heredat pora 
siempre jamas con entradas é con saludas é con todas sus perte- 
nencias, pora facer de ello é en ello como obispo é cavillo deben 
facer de las cosas de su eglesia. E defendemos que ninguno non sea 
osado de ir contra esta carta pora crebantarla ni pora rairiguarla en 
ninguna cosa. Ca qualquier que lo ficiese habrie la nuestra ira, é 
pecharnos yeen coto mili mrs. é al electo é al cavildo los sobredi- 
chos todo el danno doblado. E por que esto'sea firme é estable man- 
damos seellar esta carta con nuestro |seello de plomo. Fecha la 
carta en Burgos sábado diez dias andados del mes de Febrero en 
era de mil é trescientos é doce annos. Yo Johan Pérez, fijo de Millan 
Pérez, la escribí por mandado del Rey en veinte é dos annos que el 
Rey sobredicho regnó. 

cxxxv. 

Privilegio del Rey D. Alfonso X, deslindando los términos de 
Xere% de la Frontera conLebrija, Aróos, Alcalá y Medina. 

Academia de la Historia. É. 126, fol. í35. 

Sepan quantos estte privilegio vieren é oyeren , como nos Don ^ íiT'*" **• 
Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de 
León, de Galicia, de Sevilla, de GorJova, de Murcia, de Jahen, 
del Algarbe, en uno con la Reyna Doña Yolant, mi muger, é con 
mis fijos el Infante Don Femando primero é heredero , é con Don 
Sancho, é Don Pedro, é Don Juan, é Don Jaymes, por grand sa- 
bor que habremos de facer bien é merced al consejo de la ciudad 
de Xerez , también á los que agora y son moradores , como á los que 
serán de aquí adelante pora siempre, damosles é otorgamosles que 
sean sus términos por aquellos logares que Don Alfonso Fernandez, 

TOMO 1. 38 



59S 

Biueslro fijo, que los amojonó por nueslro mandado primeramenlo, 
€omo comienza entre Xerez é Lebrija en la rivera de Guadalquivir 
do eslán cinco arboles en el logar quelia nombreAlixlar, é dis vie- 
ne la marisma arriba contra Quebanalal-huara, aldea de Lebrija, é 
llega derecho de otro mojón questá entre el otero que dicen Almon- 
tan ques termino de Lebrija , é al otro otero questá en la marisma 
cara deste que ha nombre Algoraira, que finca por termino de Xe- 
rez por en tal manera que se sirvan |de la marisma los unos é los 
otros, é deste mojón va otrosí por medio de la marisma arriva á dos 
mojones questan en la carrera que va desde Xerez á Lebrija entre 
Xarana é Quehana , é está el un mojón en cavo de la marisma de 
contra Xerez, é el otro cavo de la marisma al pie de la siena de 
Alquehana contra Lebrija, é esto por que sean ciertos que finca la 
marisma á los unos ó á los otros, é Xarana á Xerez, é Alquehana á 
Lebrija, é destos mojones atraviesa estta marisma é va á otro mo- 
jón ques en uno caveza de mansiniestra en cavo de la marisma 
que era en termino de Tixtirna , é deste mojón atraviesa la maris- 
ma que viene Dayxa é vá derecho á otro mojón questá en otra ca- 
vezuela ques en cavo desta marisma, é deste mojón va derecho á 
otro mojón ques en el mas alto otero questá entre Cuerbo é Atixa, 
é deste mojón va derecho á dos mojones questán el uno de la una 
parte de Aunaff , é el otro de la otra, é destos mojones va derecho 
á otro mojón questá en una cavezuela ques en la Xara sobre la car- 
rera que va de Xerez áMilana, é deste mojón va derecho á otro mo- 
jón ques sobre Granina cabo de las Salinas é de la ;carrera que va 
de Lebrija á Granina, é deste mojón ques en una caveza penosa de 
un collado so la sierra de Gibralvir do es el departimiento de los 
términos de las aldeas de Granina, é de Carrizal, é finca Granina á 
Xerez, é Carrizal á Lebrija, é deste mojón va á otro mojón de pie- 
dras questá en otra caveza mas alta cabo desta otra sobredicha, k 
tienese con ella un lorrejon en que está una higuera, é deste mojor 
va mojón cubierto á unas peñas rubias questán sobre un arroyuelc 
cabo de la carrera vieja quo va del Carrizal a Arcos o se partee 



299 

los términos entre Xerez é Arcos é Lebrija, é desle mojón lornii 
é atraviesa una veguilla 6 un arroyo salado ó va partiendo termino 
Xerez con Arcos, é llega á otro mojón questá en otra caveza que en- 
Ire los arroyos salados asomante de Parchit, é deste mojón atraviesa 
uu arroyuelo salado, é va á otro mojón questá en otra cabeza pe- 
dregosa que es en derecho de Parchit, é deste mojón va á otro de 
piedras que esttá en otra caveza ques en cabo desta vega de Par- 
chit que ha nombre Marts-Alhvalal en questán unos peüiscales en 
derecho de una laguna, é deste mojón va á otro que en una cave- 
za questá en somo de un llano o se departe el termino de Parchit 
que finca á Xerez con el termino de Xabdun, que es de termino de 
Arcos é heredad de Domingo Baeza el Adali, é deste mojón loma 
é va á otro questá en una caveza delante esta que de parte otrosí 
termino Parchit con Xaudan, é deste mojón va á otro questá de- 
lante este que parte otrosi Parchit con Xaudan , é deste mojón va 
por el Arraciff fasta que entra en la cañada cabo de una caveza re- 
donda é penosa é va esta cariada ayuso, como parle termino de Gra- 
nada, ques de Arcos, con Olit que finca á Xerez é llega al arroyo 
que dicen Ilumuyo fasta un mojón questá del otra parte deste ar- 
royo cabo un mojón questá en la cuesta Gibralvaique, é deste mo- 
jen torna al mojón questá en la caveza sobre de Gibralvaique é des- 
le mojón va derecho á otro ques en una caveza llana sobre la car- 
rera va deste á Arcos do parte termino Effe que finca á Xerez con 
Hiena ques de Arcos, é deste mojón atraviesa la carrera sobredicha 
é va á otro mojón ques en una caveza llana o parte termino Effe 
con Al mojarasta, ques de Arcos, é Casares que linca á Xerez, é 
(leste mojón va derecho á otro mojón ques en otra cuestta ques so- 
bre la carrera que va de Effe á Judula do parte termino entre Ca- 
sares é Judula , é deste mojón va á otro mojón ques en otra cues- 
ta passado un valle, ques á caer de la carrera que va de Mucliar- 
Almidux á Vicos, ó parte termino con Casares é Judula, é desle 
niDJon torna cara contra Guadalet é pasa el valle ques entre Vi- 
cos é Judula, é va á otro mojón ques en la cuesla de la Carrera 



300 

que va de Xerez á Arcos, é de este mojen va á olro mojón que es 
en la cuesta de sobre una fuente que le dicen Ayncuria , que parle 
termino Vicos que finca á Xerez con Judula , é de este mojón va 
derecho á otro mojón ques sobre una cañada do parte termino Mar- 
charavin que finca á Xerez con Judula , é deste mojón va derecho 
á olro mojón ques sobre estta cañada é cabo la carrera que viene 
de Xerez a Machar— pobut que se parte termino Marcharavin con 
este Marcha -pobut ques de Arcos, é deste mojón va derecho á otro 
mojón ques en una caveza que le dicen Almur-dallon , é sobre esta 
cañada é deste mojón atraviesa el arroyo de Almur-dallon , é va arr 
riva de mansiniestra á un mojón que está sobre la cuesta que le dir 
cen Cudiantaltanih . que parle termino Marcharavin con Muchar- 
pobut, é deste mojón va á olro ques en derecho' de Guadalet é de 
Papines ques sobre el arroyo sobre dicho, é deste mojón va derecho 
á olro mojón ques en un rivaso departe aquende el rio de Guada^ 
leí en derecho de Papines , é de dos rinconadas que se facen del rio 
Guadalet, é deste mojón pasa el rio de Guadalet, é va á otro mo- 
jón ques del otro cavo del rio en el otero que dicen Cambellax, é 
deste mojón va derecho á otro mojón queslá en olro otero ques so- 
bre una cañada que desiende contra Guadalet, é deste mojón va 
derecho á otro mojón queslá de la otra parte de la carrera que 
va de Xerez á Tempul , é deste mojón va derecho á otro mojón ques 
en una caveza de la otra parte del arroyo que dicen Uydalibir, 
é deste mojón va derecho á olro mojón queslá en otra cuesta de un 
llano que es arenal en linde de una carrera vieja, é deste mojón 
atraviesa e^tta carrera, é va derecho á mojon'cubierto á otro mojón 
queslá en una cuesta ques sobreseí arroyo que dicen Huil Alhaar, é 
sobre un villar , é deste mojón va derecho á olro mojón de piedras 
queslá en un villar que le dicen Muchar Aluchar, é deste mojen 
desiende á un arroyuelo, é va por una cañada arriba á olro mojón 
ques en una cuesta alta entre oirás dos cuestas cudianlanas. E desle 
mojón va á un lorrejon ques y Arco en voz antigua por o viene ^1 
agua de Tempul á Cádiz ques sobre la carrera que va de Xerez á 



301 

Alcalá de mansiníeslra o se parten los términos entre Xerez é Ar- 
cos é Alcalá , é desle mojón atraviesa esta carrera sobre dicha é el 
arroyo que dicen Huid-hamima , é va partiendo termino Xerez con 
Alcalá, é llega á otro mojón ques en una quesla llana ques de sobre 
este arroyo, é desle mojón va derecho á otro ques en somo de la Ata- 
laya que lleva nombre de Alabaidat, é en este mojón se departen 
los términos entre Xerez é Alcalá é Medina , é ponen de este mojón 
fasta Medina dos leguas, é deste mojón torna partiendo termino Xe- 
rez con Medina que va contra la carrera que viene de Xerez á Me- 
dina á otro mojón questá en una cuesta do se parte el termino de 
Pajana que finca á Xerez. E Alarbaydar que fué termino de Arcos 
é finca agora á Medina, é deste mojón deciende por una cañada, 
é asi va por el campo , é dá en otro mojón ques en una cavezuela 
llana cara de una laguna é unas piedras que fueron de Viilarijo , é 
deste mojón va derecho á otro mojón ques en una questa alta de 
parte aquende la carrera que viene de Xerez á Medina en derecho 
de una peña redonda, que ha nombre Guayra, questá de laotra parte 
desla carrera , é deste mojón desiende á la carrera sobredicha é 
atraviesa la era asta Peña redonda sobredicha. ==E todos estos tér- 
minos sobredichos les damos é les otorgamos por aquellos logares 
por o de suso son señalados é departidos, que los hayan libres é 
quitos para siempre jamas, para usar de ellos en aquellas cosas é en 
aquella manera que consejo puede é deveusar do su termino, é man- 
damos é defendemos que ninguno non sea osado de ir contra estte 
nuestro privilegio para quebrantarlo ni para menguarlo en ninguna 
cosa, é aqualquier que lo ficiese habria] nuestra ira, é pecharnos- 
ye en coto diez mil maravedís, é al consejo sobredicho é aquien su 
voz toviese todo el daño doblado; é porque estto sea firme é estable 
mandamos sellároste privilegiocon nuestro sello de plomo. Fecho el 
previlegio en Cuellar viernes tres dias andados del mes de agosto 
en era de miile trescientos é doce años,=E nos el sobredicho Rey 
Don Alfonso reynante en uno con la Reyna Doña Yolant mimuger, 
é con nuestros fijos el Infante Don Fernando primero é heredero, é 



302 

con Don Sancho, é Don Pedro, é Don Juan, é Don Jaymes, en Cas- 
liella, en Toledo, en León, en Galicia, en Sevilla, en Cordova, en 
Murcia, en Jahen, en Baheza, en Vadallos, en el Algarve, otorga- 
mos este previlegio é confirmárnoslo. D. Sancho, Arzobispo de To- 
ledo, Canciller de Casliella, Capellán mayor del Rey, conf.==D. Ra- 
mondo. Arzobispo de Sevilla, conf.=D. Fedric el Infante, conf.=: 
El Infante D. Felipe conf.==D. Guillen, Marques de Monferrat, va* 
sallo del Rey, conf.=Yugo, Duc de Bergoña, vasallo del Rey, conf, 
=Don Enrique de Lorregna , vasallo del Rey,conf.=Don Luis, fiJQ 
del Rey Joan Dacre , Emperador de Constantinopla é de la Empe* 
ratriz Doña Berenguella, conde de Belmente, vasallo del Rey, 
conf.=Don Joan , fijo del Emperador é de la Emperatris sobre di- 
chos, conde deMonfort, vasallo del Rey, conf.=Don Gastón, viz- 
conde de Beart, vasallo del Rey, conf.=Don Gonzalvo, Arzobispo 
de Santiago, conf.=La Iglesia de Burgos, vaga.=Don Tello, Obis- 
po de Falencia, conf.=Don Fernando , Obispo de Segovia, conf.sst 
La Iglesia de Siguenza, vaga. = Don Agostin, Obispo de Osraa, 
conf.=Don Gonzalo, Obispo de Cuenca, conf.==La Iglesia de Avió- 
la, vaga.=La Iglesia de Calahorra, vaga.=Don Fernando, Obispo 
de Córdoba, conf.=D. Pedro, Obispo de Plasencia, conf.=Don 
Pascual, Obispo de Jahen, conf.=La Iglesia de Cartagena, vaga.= 
D. Fr. Juan, Obispo de Cádiz, conf.=D. Johan Gonzalvez, Maes- 
tre de la Orden deCalatrava, conf.=D. Ñuño Gonzalvez, conf.= 
D. Lope Diaz de Vizcaya conf.=D. Alfonso, fijo del Infante Don 
Alfonso de Molina, conf.=D. Simón Ruiz de los Cameros (íonf.= 
D. Juan Alfonso de Ilaro conf.=D. Pedro Cornel de Aragón conf. 
=D.Gutierr Zuarez de Meneses conf. =D. Alfonso Tellezde Villalba 
conf.=D. Rodrigo Gonzalvez de Cisneros conf.=D. Gómez Ruiz 
Manzanedo conf. =D. Diego López de Haro conf.=D. Francis- 
co Pérez de Guzman conf.=:D. Enrrique Pérez, Repostero mayor 
del Rey, Adelantado en el Reyno de Murcia por el Infante D. Fer- 
nando, conf.=D. Diego López de Salzedo, Adelantado de Álava c 
en Guipuscoa, conf.==D. Martin, Obispo de León, conf.<=La Igle- 



sia de Oviedo, vaga. =D. Suero, Obispo de Zamora, conf.=La 
Iglesia de Salamanca, vaga. =D. Melendo, Obispo de Aslorga, 
coiif.=D. Pedro, Obispo deCibdad, conf.=D. Fernando, Obispo 
de Lugo, conf.=D. Juan, Obispo de Orense, con f.= La Iglesia de 
Tuy, vaga.=:ü. Ñuño, Obispo de Mondoñedo, conf.=D. Gonzalvo, 
Obispo de Coria, conf.=D. Fr. Bartolomé, Obispo de Silve, conf. 
=D. Fr. Lorenzo, Obispo de Badalloz, conf.=:D. Pelay Pérez, 
Maestre de la Orden de Santiago, conf.=ü. García Fernandez, 
Maestre de la Orden de Alcántara, conf.=D. Garcia Fernandez, 
Maestre de la Orden del Temple, conf.«==D. Alfonso Fernandez, fi- 
jo del Rey é Señor de Molina, conf.=D. Estevan Fernandez, conf. 
«=0. Rodrigo Ivañezconf.=D. Francisco Pérez Ponze conf.=Don 
Gil Martínez de Portugal conf. =D. Martin Gil, su fijo, conf.= 
D. Juan Fernandez Ráyasela conf.= D. Ramir Diaz de Cifuenles 
conf. =D. Ruy Gil de Villalobos conf. -=^0. Gonzalvo, Obispo de 
Cuenca, Notario del Rey eh Castiella, conf. = Garcia Domínguez, 
Notario del Rey en el Andalucía, conf.=Maestre Fernandez, No- 
tario del Rey en León é Arzediano en Zamora, conf.=Yo Juan Pé- 
rez , fijo de Millan Pérez , lo fize escrivir por mandado del Rey en 
veinte c tres años que el Rey sobre dicho reynó. 



304 

CXXXVL 

Carta del Rey de Aragón d Don Fernando dé la Cerda, priinch 
génito del de Castilla , en que negándose a darle el auxilio 
que pedia para apoderarse dé Navarra , le ruega que ayu^ 
dé en su conquista al Infante de Aragón Don Pedro , á quien 
de derecho pértenecia aquel reino. 

Archivo general de la Corona de Aragón ftegist.. i^, Jacobi I, pág. 97 v. 
Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, É 12o, fol. 56. 

^4^^^'^^ *^^ Infanli Dompno Ferrando , filio primogénito llluslris Regís Cas- 
tellíB...... Femos vos saber que viemos vuestra carta que nos en-^ 

viastes poí- Johan Martinez de Mijanchas, cavero vostre, en la 
qual nos enviastes dezir quel Rey vuestro Padre vos a dado el drey^ 
to que el cuyda aver en Navarra et las demandas que hi fazen , el 
que nos rogavades que vos enviassemos lifant Don P. , filio nuos-* 
tro et tio vuestro , que se viesse con vos , et que vos ayudasse á 
aquel feyto. Ont á vos en tal manera respondemos, que tota vuestra 
hondra et vostre pro nos plazeria muyto assi como el nostre mismo. 
Mas est feyto est tanto apropiado á nos , que nos no podemos seer 
que no demandemos lo dreyto que y avernos. Et ya el lifant Don 
P.° avandito antes que nos esta vuestra carta oviessemos recebido, 
era ya ala á instancia dalcunos bonos homnes de Navarra por de- 
mandar el dreyto que nos hí havemos. Et porque el dreyto mils 
seades certo queremos vos lo fer á saber, que sepades quel regno de 
Navarra fue sempre anticuamente del regno de Aragón. Mas quando 
el Rey Don Alfonso murió ala batal de Fraga los Navarros eslieron 
por si mismos Rey, et despuys el Rey Do. Sanxo, Rey de Navarra, 
afilo nos , que si el moria menos de filo de legitimo matrimonio, 
quel regno finquasse á nos. E desta avemos bonas cartas de tot lo 
regno firmadas , et en cara es á nos obligado el dito regno por LX 



^^. 



305 
tóilie marches de plata , el asi no podemos lexar de demandar todas 
estas cosas. Porque vos rogamos^ assi com solemos, que vos á de- 
mandar estas cosas ajudedes al dito lufant Don P." , assi com amos 
fiamos de vos. Car nos devemos cataü Vuestro dreyto, et vos deve- 
des catar lo nostre. Et somos sanos et alegres. Datum Barchinonae 
VIII kalendas Seplerabris, anno Dominl M.CCLXX quarto. 

CXXXVIK 

Privilegio del Rey Don Alonso X , por el 6ml e(cime al concejo 
de Alcalá de Henares^ su villu y aldeas de pagar el servicio >, en 
ateiicion á que habian pagúdo el de dos años en una sola paga. 

Academia de la Historia. Golecciori de Abella , tomo XVIÍ. 

Sepan quantos esta carta vieren el oyeren como nos D. Alfonso^ « áe^«6o«to de 
por la gracia de Dios Rey de Castiella, de Toledo, de León, de 
Gallicia , de Sevilia , de Cordova , de Murcia , de Jaben el del Al- 
garbe; por facer bien el merced al conceio de Alcalá, de villa el 
de aldeas, et porque nos dan oganno el servicio de dos annos, se- 
gund lo dan los otros logares de nuestro sennorio, no por los des- 
aforar ni les facer otro agravamiento , sino porque nos es mucho 
mester, el no lo podemos escusar: prometemos de gelo nunqua de- 
mandar daqui adalante por fuero ni por uso , nos ni los otros Reyes 
que regnaran después de nos en Castiella ni en León. E porque 
deslo sean mas seguros, damosles ende esta carta seellada con nues- 
tro seello de plomo. Fecha la carta en Cifuenles, martes veynl et 
ocho días andados del mes de Agosto , en era mili et trescientos el 
doce annos. Yo Johan Pérez, fijo de Millan Pérez, la fiz escribir 
por mandado del Rey en veynl el tres anos que el Rey sobre dicho 
regpó. 



TOMO I. , 39 



Í275. 



31)6 

CXXXVIII. 

El Consejo d€ Toro y Ruiz Fernandez, su alcalde y juez, esta- 
blecen varios capítulos relativos al gobierno, seguridad y de- 
fensa de la villa y del Rey, 

Academia de la Historia. Colección de Abella , tom. XVII. 

sde^aRostode E^las SOB lüs cosas quG nos el conceio de Toro, é yo Ruy Fer- 
nandez , alcalde del rey, é juez de este mismo lugar ponemos al 
servicio de Dios, é del Rey , é guarda de su tierra, é á provecho é 
guarda de nos , que guardaremos nuestra villa é el término , que 
ninguno non faga lii daño, nin robo, nin forcia, á vecino ni otro 
home, é que tengamos la villa bien guardada pora lo que el Rey 
mandare; et si dalguno vinier pora robar, ó facer mal á home de 
la villa, ó del término, que vaian hi, é que ayuden aquel á qui lo 
ficieren. Et si fallaren que alguna cosa le han tomado é robado, que 
gelo entreguen de lo suio del robador et de sus vasallos doblado. El 
odo home de la villa é del término que esto sobier , é non aiudare 
á cumplir esto, que sea forfechoso del conceio, é que pierda cuan- 
to hobiere ^ é (|ue le derriben sus casas , é nunca mas sea vecino 
del conceio. Et si acaecier que dalguno quiera mal facev á nuestro 
vecino, que todos gelo aiudemos en esta misma manera, et si so- 
bre esta razón al conceio ó alguno del conceio mal viniere , ó fuere 
llamado, ó citado sobre esta razón, nos el conceio nos pararemos á 
ello, é seguirlo hemos por toda costa, é sin todo daño ende. El 
otrosí, prometemos de guardar en todas cosas el señorío de nuestro 
señor el Rey é del conceio, é en ninguna cosa no venir contra ello; 
é de aquellas cosas que ficieremos ó hubiéremos á facer que fueren 
servicio del Rey é de nuestro pro , que tengamos ende poridat , en 
guisa que lo non saban ordenes ni caballeros, ni aquellos contra 
quien fuer, salvo quando fuer menester. Et si acaescier que alguno 



307 

vinier conlra vos Rui Fernandez, alcalde sobredicho, que buscar- 
vos mal en esla razón , nos el conceio prometemos de vos aiudar 
et de vos tirar á salvo. Et yo Rui Fernandez , alcalde sobre dicho 
soe en esto mismo con vosco el conceio , et prometo vos hacer esto 
mismo á vos. Et esto juramos el prometemos, nos el conceio é Ruy 
Fernandez , en nombre de Dios, que gardaremos é regardaremos 
todas estas cosas sobre dichas á bona fé; é aquel que las non tubiere, 
é las non gardare, ó viniere conlra ella, que hará la ira de Dios, 
del Rey, é del conceio, é sea por ello forfechoso de nos el conceio, é 
le derriven las casas, et esla carta faciemos porque el Rey non es 
en la tierra , et quando Dios quisier que venga , nos mostrargelo 
hemos , ét si el tobiere por bien que sea , et si non , la sna merced 
mande bi lo que tobiere por bien. Et porque esto sobre dicho no 
viniese en dubda, é fuere mas firme , nos el conceio de Toro man- 
damos poner en esta carta nuestro sello pendiente. Fecha la carta 
ocho dias de Agosto , era de mil é trescientos é trece años. 

CXXXIX, 

Carta de protección y seguridad dada por D. Juan Nuñez , se— 
ñor de Albarracin, á los lugar es, vi I las y vasallos del Monaste- 
rio de Oña. 



Pergfamíno original en la Academia de la Historia. Documentos del Monas- 
terio de Oña. 



De mi Don Johan Nuñez, vassallo de Sánela Maria et señor Dal- "«oío."''" 
varazin, á lodos los mios merinos de Rureva , el do Casticlla vicia, 
et de Trasmiera , et de Asturias, et de Campo, et de Treviño, salul 
como á aquellos para qui querría buena ventura. Mando vos fir- 
inemienlre, queguardedes, et defendades, et anparades lodos los 
logares, et las villas , et los vassallos del raoneslerio de Oña , et que 
no consintades á cavallero, ni á escudero, ni á otro orne ninguno. 



308 

que les faga fueiQa , nin tuerto , nin demás , nin les lome ninguna 
cosa como non devie, et que vos paredes el defender lo todo de mi 
parle assi como aquellas cosas que son mas quitas, et non fagades 
end al por ninguna manera , $i non quanlo danno et menoscabo el 
abbat ho los sus vassallos tomassen por mengua deslo que vos yo 
mando facer de lo vuestro mismo gelo entergaria todo doblado et de 
si ávos et á quanto avedes me lomaría por ello. Dada en Burgos 
postremero dia de margo era mili el €GC. él XIllI annos. 



CXL 



Privilegia del Bey D. Alfonso X, en que condonando á la mlh 
de Aguilar de Campo los que le dehia, inserta las cartas de 
arrendamiento de las rentas reales hechas con B. Zag de la 

Maíeha, 

Academia de la Historia. Archivo de Salazar, est. iO, leg^. ?i . 

» desjunto (te Don Alfonso , por la Gracia de Dios , Rey de Castiella , de Toledo, 
de León, deGallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de 
Jahen et del Algarbe,al conceio de Aguilar de Campó, salut el 
gracia. Sepades que los omes buenos de vuestra villa que fablaroa 
comigo sobre razón daquellas cosas que yo arrendé et demandé ea 
toda la tierra, de que agora vos perdonólas penas en que me iacie- 
des de todo lo pasado fala aqui, salva ende aquellas cosas que soa^ 
escripias que retobe para mi , me pidieron merced por vos , que vos 
mandase dar ende libro seellado de mió seello , porque oviesedes 
ende mas cierto recabdo. Et yo tengolo por bien et mándelas todas 
escrevir en este quaderno, et dar vos le seellado con mió seello col- 
gado. El las cosas que yo arrendé et demandé , segund las cartas 
del arrendamiento, son estas. Esto es lo que arrendaron Don Zag de 
Maleha, et Roy Ferrandez de Sant Fagund , et Don Abrahen Aben 
Xugen en razón de las dehesas, et de las cañadas rompidas, el de 



309 

las otras cosas que se siguen deste fecho. Sepan quanlos esta carta 
vieren como yo Don Zag de la Maleha, et Roy Ferrandez de Sant 
Fagund, et Don Abrahen Aben Xugen, yerno del Almoxerif Don 
Mayr, arrendamos de vos nuestro señor, el Rey don Alfonso, etc. 
cerca el servicio de los ganados de toda vuestra tierra , desde este 
Sant Johan que agora pasó de la era desta carta fasta dos años, 
sacado ende las veinte et quatro veces mil moravedis del arrenda- 
miento deste año, que yo Don Zag fiz que e de aver por vos, et 
Jos arrendadores á quien la yo arrendé que nos den cuenta , et 
quanto fallaremos en verdat que han serviciado estos arrendadores 
del servicio de los ganados de mas de las veinte el quatro veces mil 
moravedis del arrendamiento que yo fiz con ellos, que nos lo den. 
Et otro si arrendamos de vos. Señor, los derechos de las entregas 
de los pastores et de las defesas rompidas, et de las cañadas, et de 
los omeciellos de los pastores , et de las amparas , segund dicen las 
cartas que los vuestros entregadores traen, en tal manera que nos den 
ende cuenta todos los entregadores de vuestra tierra de lo que recab- 
daron de quatro años á acá, et aquello que fallaremos que iace en 
«líos demás de io que dieron por vuestras cartas, ó por vuestro man- 
dado, ó del Infante Don Ferrando, que lo den á nos. Et lo que ellos 
nos mostraren por escripto, et por recabdo que fincó en la tierra por 
entregar de las caloñas , et de las defesas en los quatro años sobre- 
dichos que vos^ Señor, que mandedes á los entregadores que agora 
ponedes que nos lo entreguen. Et si después que nos dieren quenla 
fallaremos qne encubrieron alguna cosa , que nos la den con el do- 
blo. Et desde este Sant Miguel que agwa pasó fasta un año, que vos, 
Señor, que pongades los entregadores asi como lo soliedes poner, 
el nos que les paguemos sus soldadas de lo nuestro, é ellos que re- 
<;udan á nos con todo aquello que recabdaron , et que nos den ende 
buena quenta. Otrosí los entregadores que fueron de^juatro años á 
acá é pletearon con algunos omes de la tierra por vuestras car- 
tas, que vala el pleteamento, é si no lo pletearon por vuestras car- 
tas, si non por si mismos, que non vala el pleteamento. El los plec- 



3f0 

lamentos que Rodrigo Ibañes Descalada , que fué enlregador de la- 
yo allende, fizo por vuestras cartas, ó por sí mismo, que non vala, 
fallando nos que nos dé por ello la meatad mas de por quanto fue- 
ron pleteados. Et si de aqui adelante vos, Señor, dieredes cartas de 
plecteamentos , ó quitaredes de aqui adelante alguna cosa á algu- 
nos, que aquello que montare, que nos lo recebades en quenla de 
los mora vedis del arrendamiento, Et si nos, Señor, vos mostrare- 
mos en verdat, que ricos omes, ó cavalleros, ó dueñas, ó otros ornes 
qualesquier nos forzaren , ó nos tomaren algunas cosas de nuestros 
derechos que nos arrendamos de vos , que lo mostremos primera- 
mente á los vuestros entregadores que han esto de veer que nos lo 
entreguen; et si por ellos no lo pudiéremos cobrar, que vos. Se- 
ñor, que nos mandedes dar vuestras cartas, et recabdo porque lo 
cobremos. Et por todo esto si se ficiese , usando nos bien de vues- 
tras cartas , et de vuestro poder , et non fiando por nos que vos, Se- 
ñor , que fagades y en guisa que lo hayamos , ó que nos lo rece- 
bades en quenta de los mora vedis del arrendamiento, tomándolo 
por los tercios del año , asi como avemos á facer las pagas , sacado 
ende el servicio de los ganados , et el montadgo que puede montar 
en estos dos años que lo de vos arrendamos fasta ochaenta mil mo- 
ra vedis , que si alguna cosa dello nos forzaren , ó lomaren , que 
vos, Señor, no nos seades ende tenido, nin nos lo descontedes de 
los mora vedis deste arrendamiento sobredicho. Otrosi, Señor, si 
en algunos logares montadgaren los ganados, non teniendo vuestros 
previlegios, ó por vuestras cartas, ó de los otros Reyes por que lo 
deban facer, que nos fagades entregar de aquellas caloñas que vos 
avedes y á aver daquellos que los montadgaren, segund las cartas 
que traen los entregadores, et los pastores en esta razón. Et nos, 
Señor , otorgamos de vos dar por este arrendamiento , asi como so- 
bre dicho es , docientas veces mil raoravedis de la moneda blan- 
ca que fué fecha en tiempo de la guerra. Fecha la carta en Bi- 
toria, nueve dias de Octubre era de mil et trescientos et catorce 
años. 



311 

? Olrosi (lesla guisa arrendó Don Zag de la Malelia las quenlas de 
lodos los pechos que yo eché en loda la tierra del año de la hueste 
de Niebla á acá , et de las tercias desle mismo tiempo fasta que las 
yo di por tierra á aquellos que las agora tienen de mi.=Sepau 
quantos esta carta vieren , como yo Don Zag de la Maleha arrendé de 
vos mió Señor Don Alfonso etc. todas las quentas de vuestros reg- 
óos que en esta carta son dichas, sacado ende desdel puerto de Mu- 
radal allende, et el regno de Murcia. Et son estos los servicios, et 
las fonsaderas, et las martiniegas, et los pedidos, et los otros pechos 
que vos echastes por qual razón quier desde la hueste de Niebla 
fasta que fué echada esta ayuda segunda que me den ende quenla 
los cogedores et los seismeros que lo recabdaron , salvo ende lo de 
las martiniegas en aquellos logares do fueron arrendadas , metién- 
dolas en almoneda que me non den ende quenta , si non si la cogie- 
ron el pecho en mayor quantia de como lo arrendaron. Et olrosi, 
que me den quenta de los tercios sacado ende desde aquel tiempo 
que los vos distes por tierra á aquellos que las agora tienen de vos. 
El otrosí, que non tome yo, nin otro por mi, las quentas de las ren- 
das, asi como moneda que batieron , et salinas, et ferrerias, et mi- 
neras, et almoxerifadgos, et diezmos, et los comunes de las villas, 
el de las otras rendas que fueron arrendadas, ó que tovieron en fial- 
dat, si non las tercias que debo tomar quenta, como dicho es, el 
quanto les alcanzare por quenta derecha que me dedes poder como 
lo pueda recabdar dellos. Et yo que non demande quenla á los co- 
gedores mayores que andudieron y sobre los otros cogedores que 
vos pusistes, ó mandastes poner en las villas, et en los otros loga- 
res. Et olrosi lo que fallare , que los cogedores et los sobrecogedo- 
res tomaron de los ricos homes , ó de los ca valleros , en don ó en 
malas baratas , esto podiendolo yo probar , et si non que sean los 
ricos omes creídos, et los ca valleros, de que lo levaron por su yura. 
Et á los que fuere probado, asi como dicho es, queriéndolo luego pa- 
gar, quanto levaron, que me lo den senciello, et los qué fueron re- 
belles que lo non quisieron dar , que me lo den con el doblo. Otro- 



312 

si que me fagades dar todas las pesquisas que mándasles facer sobre 
los cogedores, et aquellas que fallaren que son acabadas que me 
entreguen dellas, sacado ende aquello que dieron por vuestras care- 
tas , 6 por vuestro mandado , ó del Infante Don Ferrando. Otrosí 
las pesquisas que non son acabadas que las fagades acabar á aque-^ 
Dos pesqueridores que andudieron y por vos. Otrosi , quales vos y 
pusieredes , et yo que les dé sus soldadas de lo mió et non de lo 
vuestro , et quanto sacaren los pesqueridores de la tierra que recu- 
dan á mi con ello et con las penas que vos avedes de aver. Et maes- 
tro Jacobo et los otros que tomaban las quentas por vos» que la? 
non tomen daqui adelante de ningunos cogedores , el si tomaren al- 
gunas quentas del dia que esta carta es fecha adelante, que aque- 
llo que alcanzaren á los cogedores que me lo den , salvo ende las 
quentas que maestre Jacobo a comenzadas á tomar , ó acabar , é 
aquello que es puesto á los ricos omes, é á cavalleros, é á otros qua- 
lesquier. Otrosi, los pleteamentos que yo fiz, ó otro qualquier por 
mi , que non valan fallando quien me dé el tercio por ello , de mas 
de por quanto fué pleteado , ó arrendado , et los que fueron fechos 
por vuestras cartas ante del arrendamiento primero que yo fiz de 
vos en razón destas quentas, que valan. Otrosi, que me mandedes 
dar vuestras cartas, et que me den los traslados de los padrones por 
do fueron cogidos lodos los pechos que fueron echados desdel 
año de la hueste de Niebla fasta el dia que fué echada es- 
ta ayuda segunda , asi como dicho es. Et lo que fallare que fi- 
cé en los cogedores demás de lo que dieron por vuestras car- 
tas, é por vuestro mandado, ó del Infante Don Ferrando, de 
quanto montaren los padrones, que me lo den, sacado ende aque- 
llos que an dado quenta derecharaientre. Otrosi , Señor , que vos 
que dedes pesqueridores que fagan la pesquisa en razón de la fon- 
sadera que vos echastes y desta ayuda primera , el que los pague 
yo sus soldadas, el si fallaren que en alguna villa , ó en algún logar, 
ficieron maliciosamente el padrón , et encubrieren alguna cosa los 
(iacedores el los cogedores , que aquello que fuere encubierto demás 



313 

de lo que iacie en los padrones , que me mandedes dar vuestras car- 
tas que me entreguen dello. Et este arrendamiento fago de vos por 
quatrocientas veces mil moravedis demás de las docienlas veces mil 
moravedis del otro arrendamiento , que de vos havia fecho en razón 
destas quentas, que son por todos seiscientas veces mil morave- 
dis, etc. Fecha en Bitoria dos dias de Octubre era de mil et tre- 
cientos et catorce años. 

Otro si, estas son las cosas que Don Zag et Don Yucef , fijos del 
alraoxerif Don Mair, avien de recabdar por mi en toda la tierra que 
ellos arrendaron de mi. 

Pririieramientre , que las quentas de las tercias de toda la tierra 
después que las yo di por tierra á aquellos que las agora tienen de 
mi fasta el dia primero de enero que pasó , que fué en era de mil 
et trecientos et quince años. 

Sepan quantos esta carta vieren como yo Don Zag, fijo del almo- 
xerif Don Mair , otorgo á vos mió señor Rey Don Alfonso, etc., que 
el arrendamiento que yo avia fecho de vos por treinta mil morave- 
dis de la moneda blanca en razón de las quentas de la vuestra par- 
le de las tercias de vuestros regnos, desdel dia que las vos distes por 
tierra á aquellos que las agora tienen de vos fasta el dia que esta 
carta es fecha, sacado ende desde el puerto de Muradal allende et 
el regno de Murcia, que avien pujado Roy Ferrandez de Sant Fa- 
gund á sesaenta mil moravedis que vos daré yo agora por el se- 
lahenta mil moravedis de la moneda blanca en tal manera , que me 
den ende quenta todos los terceros , clérigos et legos , que lo ovie- 
ron de recabdar por los ricos omes en el tiempo sobredicho. El to- 
do lo que les yo alcanzare por quenta derecha que ficó en ellos, 
que non dieron á los ricos omes, ó á aquellos que lo avien de ver por 
ellos en este tiempo que dicho es, que me lo den con el doblo por 
que lo cogieron el lo non dieron. Et si después que la quenta fuere 
dada fallare en verdad que furtaron , ó encubrieron alguna cosa 
destos tercios , que me lo den doblado. Et destos setahenta mil mo- 
ravedis sobredichos otorgo que vos dé ende los diez mil moravedis 

TOMO I. 40 



314 

tlel (Ha que esta caria es fecha fasta uu mes sobre aquello que ago- 
ra dio Don Yucef, mió hermano, en Burgos por vuestro mandado 
á los falconeros et á otra vuestra compaña. Et los sesaenta mil mo- 
ravedis que fican que vos los dé, otrosí del dia que esta carta es 
fecha fasta un año por los tercios del año , etc. Fecha la carta en 
Bitoria domingo tres dias de Enero era de mil et trecientos et quin- 
ce años. 

Otrosi , estas son las otras cosas que arrendaron de mi estos 
fijos del almoxerif Don Mair que yo avie de mandar por toda la 
tierra. 

Sepan quanlos esta carta vieren como yo Don Zag et Don Yucef, 
fijos del almoxarif Don Mair , arrendamos de vos nuestro señor Rey 
Don Alfonso, etc. , todas estas cosas que en esta carta son dichas 
desde el año de la hueste de Niebla fata el dia que esta carta es 
fecha , el servicio de los ganados que fué demandado por toda la 
tierra pora las bodas del Infante Don Ferrando , que nos den ende 
quenta aquellos que lo recabdaron , et el ganado que fallaremos 
por quenta derecha que ficó en aquellos que lo cogieron , que nos 
lo entreguen con los esquilmos que ende ovieron fata aqui, salvo 
ende los que mostraren vuestras cartas, ó del Infante Don Ferrando, 
de pagamento. Otrosi , en razón del servicio de los ganados que 
vos dieron los pastores de toda la tierra después qne Don Alfonso 
Garcia lo dejó fasta este Sant Johan que agora pasó , en que conos- 
cen el arrendamiento que Don Zag, et Roy Ferrandez de Sant Fa- 
gund, et Don Abrahem Aben Xugen, ficieron en razón del servicio 
de los ganados que nos déñ ende quenta lodos los que lo ovieron de 
ver et de recabdar en el tiempo sobredicho , sacado ende aquellos 
que lo ovieron arrendado , et aquello que fallaremos por quenta de- 
recha que ficó en ellos, que nos lo entreguen con los esquilmos que 
ende ovieron , salvo ende si algunos mostraron vuestras cartas, ó 
del Infante Don Ferrando de pagamento. Otrosi, los cavalleros de 
las villas de toda la tierra que tomaron moravedis para ir en la 
huesle, et non fueron guisados como debien , segund las soldadas 



315 

que lomaron, que aquello que fallaremos en verdal que lomaron 
desla guisa demás, queriéndolo ellos pagar , que nos lo den sen— 
ciello; et aquellos que lo non quesieren dar que fueren revel- 
des que nos lo den con el doblo, salvo ende si ay algunos de- 
llos finados que gelo non demandemos á sus erederos. Otro- 
sí, los cavalleros de las villas de toda la tierra que lomaron 
moravedis para ir en las huestes , et non fueron nin los servie- 
ron, fallándolo en verdal, que nos lo entreguen con el doblo, saca- 
do ende ios que fueren finados que lo non demandemos á sus here- 
deros, et sacado ende otrosí , los moravedis que tomaron desla fon- 
sadera que lo an de servir á vos señor. Otrosi los cavalleros de las 
villas que ficieron alarde, et mostraron guisamienlo segund el fue- 
ro vieio, que es menor que el guisamienlo que vos mandastes por 
vuestros previlegios , el tomaron panyguados aquel pecho que es- 
cusaron en aquel tiempo que los cavalleros mostraron el menor gui- 
samienlo segund el fuero; porque por el fuero, nin por los preville- 
gios, non los deben aver. Et otrosi, los cavalleros de las villas que 
fallaremos en verdal, que ficieron alarde con cavallos ágenos, el con 
armas agenas, el lomaron panyguados et partidos en los conceios 
por razón daquel guisamienlo, que tales como estos que nos tornen 
los moravedis que escusaron por si mismos; ellos moravedis que 
lomaron por razón délos pora ellos el los sus panyguados, que nos 
tornen otrosí los moravedis que escusaron por razón de tal guisa- 
miento como aquel , sacado ende lo de los finados , como de suso es 
dicho; por que segund so fuero non podrien escusar asi mismos, 
nin tomar por aquellos, nin aver panyguados, porque el fuero di- 
ce que lo non hayan sí non los que ovieren el guisamienlo de suyo. 
Otrosi, los cavalleros de las villas que el tiempo que fueron ó seña- 
lados después que lo vos defendisles el los otros Reyes , tovieron 
porliellos en los conceíos et los dieron los moravedis por razón de- 
I líos et lomaron panyguados, que nos tornen los moravedis que fa- 
1 liaremos en verdal que escusaron por eslas razones, et los pany- 
i guados destos lales que nos tornen los pechos que escusaron de 



316 
«nquel tiempo, porque segund los privillegios que vos, Señor, dis- 
tes á las villas, non pueden escusar ningunas de estas cosas por ra- 
zón del aseñoramiento , si non á sus cuerpos mismos desde aquel 
tiempo que los previllegios distes. Otrosi, los cavalleros et los 
otros omes de las villas que tomaron moravedis de los conceios por 
razón de carreras , et los non sirvieron , ó lomaron mas moravedis 
que non merecieron segund los dias, que pusieron en la ida et en la 
morada et en la venida , contando las sus despensas derechas et afo- 
radas, que aquello que fallaremos en verdat que non sirvieron, ó 
que tomaron demás, como dicho es, que nos lo tornen. Otrosi, los 
que tomaron moravedis de los conceios por razón de carreras por 
venir á vos , Señor , é non demostraron vuestras cartas de respuesta 
sobre aquellas cosas porque vinieron , que nos tarnen aquellos mo- 
ravedis que tomaron. Otrosi, aquellos que falleremos en verdat 
que compraron las alcaldías , et los otros portiellos de las villas, 
asi cavalleros , como otros ornes , aquellos á quien caien por suerte, 
que aquellos que los vendieron , que nos tornen aquel precio que 
recibieron por ellos, et los que los portiellos compraron que aque- 
llo que fallaremos en verdat que levaron sin derecho et como non 
deben seyendo aportellados, que nos lo den con el doblo. Otrosi, 
lodos los apDrtellados de las villas el de los logares de toda la tierra 
que fallaremos en verdat que tomaron por sus soldadas mas mora- 
vedis que non manda su fuero , ó que los non sirvieron ellos ó otri 
por ellos, et los tomaron el los metieron en su pro, que nos tornen 
lo que tomaron de mas de lo que non sirvieron , salvo ende lo de 
tos finados que lo non demandemos á sus erederos. Otrosi , los al- 
caldes et los aportellados que van á facer las entregas por las al- 
deas , ó por recabdar otras cosas et tomaron de los pueblos iantareí- 
contra el fuero , a viendo su derecho de las entregas que facien, que 
aquello que fallaremos que lomaron desla guisa que nos lo den cor 
el doblo. Otrosi , los que fallaremos en verdal que mandaron mo 
ra vedis á ricos omes, ó á otros, en los comunes de los pueblos, tam 
bien de las villas, como de las aldeas, contra vuestro defendimien 



317 

to, que nos lo pechen doblados aquellos que gelos mandaron et los 
dieron. Otrosí, que los cavalleros et los otros ornes de las villas, el 
de los logares de toda la tierra que pidieron moravedis en los con- 
ceios, ó eri los pueblos, contra defendimiento de los previlegios que 
los conceios tienen de los Reyes , si non si fuere en aquellos dias 
señalados del año que dice en los previlegios , que nos los tornen 
con el doblo aquellos que desla guisa los tomaron ; et los que los 
moravedis pidieron en conceio por ellos, et los que gelos mandaron, 
que nos pechen la pena que es puesta en los previlegios. Otrosi, los 
que fallaremos en las villas et en los logares de toda la tierra que 
vos iacen en pena por algún demandamiento , asi como por non 
complir vuestras cartas , et vuestro mandado , el les enviastes de- 
mar la pena por vuestras cartas, et non la dieron, que nos la den; 
el los que lo non quisieron dar pidiendogelo , ó ampararon pendra 
á aquellos que la ante avien de facer , que nos pechen doblada la 
pena en que vos iacien con la ampara. Otrosi , los que fallaremos 
que ficieron avenencia entre si , et pusieron que el que lo quebran- 
tase, que vos pechase pena cierta, et la quebrantaron, que nos la 
peche , sacado ende si es esto en las caloñas de las villas que lo non 
demandemos, porque lo tienen los ricos omes. Otrosi, Señor, los 
pecheros que moran en los otros señoríos et an heredades en el 
vuestro rengalengo, et non pecharon por ellas, que nos den ende 
todo el pecho que fallaremos por buena quenta derecha que rece- 
vieron de los vuestros pechos, que como quier Señor, que esto la- 
ñe en pecho , et Don Zag de la Maleha arrendó de vos todas las 
quentas de los pechos non lo a el de aver , et podedes lo vos meter 
en este arrendamiento, por que non es en esta quenta, mas es co- 
mo fuerza que ficieron los pecheros de los señores en retener pora 
si los vuestros pechos que deben dar por razón de lo que avien en 
el regalengo. Otrosi , que aquello que descontaron los pecheros de 
la tierra por razón del servicio senciello et doblado que vos qui- 
tastes á los cavalleros , et á las vibdas , et á las doncellas en las 
villas de Eslremadura et dallende sierra , que devien descontar en 



318 

del servicio sencíello á razón de cinco raoravedís el tercia, el en los 
otros servicios á razón de once moravedis menos tercia , que aque- 
llo que fallaremos en verdal por cuenta derecha que descontaron 
Jos pecheros, mas de esta quantia que nos lo den: que como quier, 
Señor, que esto sea en razón de pecho, non entró en el arrenda- 
miento de D. Zag de la Maleha , por que non es quenta , ante es en- 
gaño que recebistes de los pecheros , et descontaron en el servicio 
mayor quantia que non devien por razón daquellos á quien lo vos 
quitastes, por tal que oviesen ellos menos á dar pora cumplir la 
cabeza ; el el non arrendó si non quentas , asi como de cogedores é 
de facedores de los padrones , é de los otros que avien á coger los 
pechos. Otrosi, que los moravedis que fallaremos en verdal que to- 
maron las justicias que vos aviades puestas en las villas por razón 
de sus soldadas el año que los vos, Señor, tollisles por la Sant Mar- 
tin , é non lo sirvieron lodo el año por esta razón que vengan con 
ñusco á quenta , é daquel tiempo que fallaremos en verdal por 
quenta derecha que sirvieron , que les dejemos sus soldadas tanto 
como monta aquel tiempo , é lo que fincare que nos lo den , si non 
si mostraren recabdo que gelo mandastes vos tomar por carestia 
del tiempo , é lodos los otros moravedis que fallaremos en verdal 
que lebaron de la tierra por servicio, é por ruego, ó por pecho, como 
non devien, que nos lo den con el doblo. Et otrosi, los moravedis 
que recabdaron por vos de las aventuras , é de las otras cosas que 
sallen é acaescen en la tierra, é las encubrieron, que vos los non die- 
ron, que nos los den doblados^ seyendo averiguado derecha- 
mente. Otrosi, los moravedis que fallaremos en verdal que los 
vuestros omes que vos pusisles en las villas, lomaron de los pue- 
blos , asi como non devien , é pedidos que ficieron por las al- 
deas de ganados, é de otras cosas por asi , que nos lo den con el 
doblo. Otrosi , que los moravedis que fallaremos en verdal que to- 
maron los alcaldes , é los aportellados de las villas , é de los loga- 
res, como non devien en don, ó en servicio, que nos les den con 
el doblo. Otrosi, los moravedis que fallaremos en verdal que 



319 

lomaron los merinos de la tierra de los pueblos por menguar 
los vuestros derechos de los vuestros pechos, ó en otra guisa , co- 
mo non devien , que nos lo tornen con e,l doblo. Olrosi , los que 
fueron alcaldes ó fieles del degredo, ó por razón del juego de 
los dados en el tiempo que fué defendido , é aquello que alcanzare- 
mos á ellos por quenta derecha que fincó en ellos , que nos los den 
senciello; et si después que la quenta ovieren dada fallaremos, que 
encubrieron , ó negaron ende alguna cosa , seyendo probado, que 
nos lo den con el doblo. Otrosí , en razón de las tercias que todos 
los clérigos é legos que tomaron arciprestadgos, ó mayordomos de 
las vuestras tercias con consintimiento de los perlados , non seyen- 
do y puestos por vos , ó por aquellos que lo avien á recabdar por 
vos, é tomaron alguna cosa de la vuestra parte por razón que an- 
daban en fecho de las tercias, i que lo.lornen pues que ellos non 
andaban y por vos , cá el perlado debe pagar los sus ornes , é vos. 
Señor, los vuestros; et si estos mismos pusieron terceros á menos 
de las vuestros omes por moravedis, ó por prescio de pan que les 
dieron , ó ficieron mengua , ó falta en la vuestra parte , que nos lo 
pechen doblado , é esto que sea en verdat de las terceros de que lo 
levaron: que como quier. Señor, queD. Zag arrendó de vos las 
cuentas de los terceros , é de los otros que recabdaron por vos las 
tercias, non debe y entrar esto, porque estos átales non eran ter- 
ceros, nin lo avien de recabdar por vos, mas omes que cataron car- 
rera de entrar , é por si se aplacer de los perlados por levar algo de 
la vuestra parte de las tercias ante que viniesen á partición. Olrosi, 
que las amparas que fallaremos que ficieron á porteros, é aporte- 
liados, ó aquellos que recabdaron algunos derechos por vos. Se- 
ñor, sobre peindras, ó entregas, que vos mandastes facer por vues- 
tras cartas , ó que los aportellados ficieron usando de sus oficios se^ 
gund so fuero , seyendo probado por cartas daquellos á quien ficie- 
ron las amparas, ó en otra guisa con derecho , que nos pechen las 
penas que las vuestras cartas dicen , é de las otras amparas que fue- 
ron fechas á los aportellados, non aviendo y vuestras cartas, que 



3 ¿o 

nos pechen la pena que el fuero manda ; salvo ende las amparas que 
fueron fechas en razón de los pastores é de los ganados del tiempo 
que lo a de recabdar Roy Ferrandez. Otrosí, que las peindras que 
fueron fechas por razón de los vuestros pedidos ^ é de los vuestros 
pechos, tan bien muebles como raices^ é fallaremos en verdatqiie 
fueron vendidas por el tercio, ó por el quarto menos de lo que va- 
llen, que pasen, é las cosas que fallaremos en verdal probándose 
que fueron vendidas engañosamente á menor menoscabo desto, que 
non valan , é el cogedor que fizo vender la peindra , ó la vendió^ 
que peche quanlo montare aquel menoscabo que y ovo mas del ter^ 
ció ó del quarto que dicho es á aquel cuya fué la peindra, é á nos 
otro tanto pora vos porque lo fizo maleciosamente é con engaño. 
Olrosi, que los que fallaremos en verdat^ que ficieron alfolis de sal 
contra los vuestros previlegios , é de los otros Reyes en que gelo 
mandan pechar, que nos pechen lo que fallaremos que valió la sal 
destos alfolis que fueron fechos contra defendimiento asi como di- 
cho es. Otrosi, los que fallaremos que vendieron la sal por mayor 
préselo que es puesto en los previlegios, que nos pechen aquello 
demás con el doblo. Otrosi , en las villas é en los logares que an 
monte ^ é fallaremos que algunos los cortaron, ó metieron y sus ga 
nados, ó ficieron y daño en otra manera contra defendimiento de lo3 
previlegios , que aquel daño que fallaremos en verdal por prueba 
que an fecho contra defendimiento , que nos lo pechen los que lo 
ficieron con aquella pena que los previlegios mandan. Este arren- 
damiento de todas estas cosas sobredichas avemos de aver é de de- 
mandar, asi como dicho es, en lodos nuestros regnos, salvo ende 
desdel puerto de Muradal allende , é el Regno de Murcia que non 
entra en este arrendamiento ; é otorgamos de vos dar por este ar-* 
rendamiento de todas estás cosas sobredichas quinientas veces mil 
moravedis de la. moneda que fué fecha en tiempo de la guerra etc. 
Fecha en Riloria martes trece dias de Octubre era de mil et trecien- 
tos el catorce años. 
Otrosi, este es el arrendamiento que fizo D. Zag, fijo del Almo- 



321 

xerif, en razón de las sacas é de las otras cosas. 

Sepan quanlos esta carta vieren como yo D. Zag, fijo del Almo- 
:xerif D. Mair, arrendo de vos mió Señor D. Alfonso etc., todas es- 
tas cosas que en esta carta son dichas. La primera que todos aque- 
llos que fallaremos que sacaren algunas cosas vedadas fuera del rey- 
no, que me pechen otro tanto quanto valien aquellas cosas que fa- 
llaren en verdal que sacaron contra vuestro defendí miento; que 
como quier que vos, Señor, mayor pena aviades puesta sobre ellos^ 
quando lo vos mandastes recabdar á los procuradores de Sancta Ma- 
ría despaña (1), agora por los facer merced lovistes por bien que 
den la quantia de lo que sacaron, é non mas; et si algunos omes al 
go tomaron por esta razón destos que asi ficieron las cosas vedadas, 
et lo non dieron á vos, nin á los procuradores, que esto que non- 
dieron que lo den á mi. Olrosi, todas las demandas que avedes contri* 
los mercadores, é contra los otros omes, por razón de las merca - 
duras que sacaron de vuestros regnos al coto , et avien á traer al' 
tanto en paños ó en plata , et venderlas al coto , asi como dice en 
los vuestros degredos, et non lo truxieron á aquellos plazos que pu- 
sieron con vusco , que lo den á mi asi como lo avien de dar á vos,, 
segund dice en los vuestros degredos, daquellos que fallare en ver- 
dal que lo non troxieron, salvo ende lo que an dado á los procu- 
radores de la confradia : el si algunos mercadores , ó otros omes, 
ganaron algunas vuestras cartas contra esto, porque vos digieron- 
que el diezmo non avien pagado á la ida que lo querien pagar á la 
venida , é non vos frieron entender la pena en que vos iacien por 
razón del retorno , que estas non valan , porque las ganaron enga- 
ñosamente. Otrosí, aquellos que fallare que arrendaron de vos que 
pudiesen sacar bestias et ganados de cierto prescío et que tomasei> 
cosa señalada de cada bestia et dexaran sacar bestias de mayor 



(i) La cofradía de Sania María de España fue una orden militar crea- 
da por Alfonso X para hacer g^uerra contra los moros por tierra y por mar. 
8e incorporó después á h orden de Santiago. 

TOMO I. 4t 



322 

prescio de lo que vos mandastes, según fue la postura, ó lo con- 
sintieron sacar por algo que les dieron, que me pechen lanío quanto 
rooniare en el prescio de las bestias mas daquello que vos mandas- 
tes, salvo ende si las bestias vendieron sus dueños por aquel mis- 
mo prescio non lo faciendo por engaño ; el si estos niismos rafizaron 
el prescio que vos mandasles lomar de las bestias é de los ganados 
por que sacasen mas , é los valiese was la renta , que la suella que 
en eslo fallare por verdal que fiicieron, que me lo pechen. Otrosi, 
lodos aquellos que fallare en verdal que quebrantaron vueslros pre- 
vilegios, é vuestras cartas, é de los otros Reyes , en lodos vueslros 
regnos , que me pechen la pena que es puesla en ellos pora vos. 
Otrosi, lodas las cosas naostrencas, asi como moras, como moras, 
cavallos, rocines , yeguas , mulos, muías, bestias, bueyes, bacas, 
carneros, ovejas, cabras , puercos , é qualesquier otros ganados, 
é averes perdidos de sobrelierra en qual manera, quier monedado, 
é por monedar á que non salió dueño el a mas de año el dia que es 
fallado, que me lo den aquellos que lo fallaron, salvo ende loque 
an dado á la confradia; el si non a año el dia que es fallado, con- 
tándolo desdel dia que fqé fallado, que lo que lo tenga fasta el 
plazo sobredicho manifiestamente, el que lo faga pregonar por los 
mercados reales; el si non saliere dueño fasta este plazo que sea mió, 
el eso mismo de lo que daqui adelante saliere fasta navidad que vene 
en das años; el lodos los heredamientos que fallare que fueron da- 
íjuellos que murieron m herederos, que es vuestro derecho el de los 
Reyes de lo aver, el lo aviedes vos dado á la confradria , el non lo 
ovieron los sus procuradores , que me los den á mi aquellos que lo 
tienen, el yo que los pueda vender , el facer dellos lo que quisier, 
salvo ende lo que han dado á la confradria : el si algunos dellos que 
desla guisa murieron fallare que mandaron sus vienes á cavalleros, 
ó á otros omes, que aquellos que desla guisa los heredaron , que rae 
los tornen con los esquilmos que ende ovieron, porque non podían 
ser herederos de tales cosas como estas, nin los otros non gelos po- 
dieqdar, si non vos; el si algunas yo fallare que lieuen íilgunasi 



32á 

cosas moslrencaá^ él las non pregonaron asi como devien , que me los 
den con los esquilmos de quanlo tiempo las lóvieron demás de año 
é dia ; et vos , Seíior , que mahdedes á los procuradores , é á todos 
los otros á quien vos distes vuestro poder para recabdar estas co- 
sas, que me den todas vuestras cartas que tienen en esta razón éi 
las pesquisas que an fechas sobi;e todas estas cosas sobredichas, el 
que me dedes vuestros porteros que me entreguen eii ellas , salvo 
ende lo que an dado á la confradria ; et que me dedes pesquerido^ 
res que fagan la pesquisa de aqui adelante en aquello que fallare 
que se debe facer sobrestás cosas íjue vos distes á la confradria , et 
yo que les pague su galardón de mió, et non de lo vuestro. Et los 
pleteamientos que ficieron los procuradores, é los otros omes que an- 
daban en recabdar. todas estas cosas que yo fallare que podian va-* 
1er el tercio mas de por quanto pleyteades que non valan; mas 
que vengan á cuenta comigo et que me cumplan la quantia que les 
alcanzare por quenta derecha , sobre aquello que an dado por rsi- 
ion del pléyteamento. Et que me mandedes dar vuestras cartas de 
como me den los traslados de todos los padrones et de todos los es- 
criptos que tovieren deste fecho, tanbien los fieles de los puertos et 
de las villas , como los recabdadores. Et otorgo de dar á vos, Se- 
ñor, por este arrendamiento de todas estas cosas sobredichas qui- 
nientas veces mil moravedis de la moneda que fué fecha en tiempo 
de la guerra, et de vos los pagar asi como los fuere cogiendo: et que 
lodos vuestros omes que anden comigo , et que los recivan , salvo lo 
que ovierett mester pora las misiones que ficier yo et los otros an- 
dando en el fecho. Et todas estas cosas que las pueda yo deman- 
dar del tiempo que vos pusistes los degredos en vuestros regnos 
fasta aqui, sacada la pena délos previlegios que la pueda deman- 
dar daquel tiempo que fueron dados á acá; el que recabde todas es- 
las cosas sobredichas desta navidat que ven fasta dos años et non 
mas. Pero lo que yo et los pesqueridores fallaremos que me an á dar 
destas cosas, et lo non pudier coger en los dos años, que lo pueda 
coger adelante fasta medio año mas: et todas las aventuras que sa- 



324 

licren ó acaescieren en razón deslas cosas en los dos años sobredi- 
chos que sean mias ele. Fecha en Biloria , viernes diez el ocho dias 
de Diciembre , era de mil el trecienlos et catorce años. 

Fecho este quaderno en Burgos, veinle dias de Junio, era de rail 
et trecientos quince años. = Yo Pedro Gómez lo fiz escrevir por man • 
dado del Rey.=Eslevan Pérez. 

CXLL 

Privilegio (i) del Rey D. Alonso X ., eximiendo al concejo de 
Carrion de pagar á los reyes que vinieren después de él el ser- 
vicio de la moneda que le ofrecieron por su vida. 

Academia de la Historia. Colección del P. Sobreira, lom. III. 

28 dp junio de Sepau qüautos esta carta vieren é oyeren , como nos Don Alfon- 
so, por la gracia de Dios Rey de Gastiella, de Toledo, de León, 
de Gallizia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen et de 
Algarve. Otorgamos al congelo de Carrion et á todos los otros lo- 
gares de su merindat que éste servicio que nos prometieron de dar 
cada ano por en toda nuestra vida, que monta tanto como una mo- 
neda á racon de cinco maravedis é tercia de los dineros que fue- 
ron fechos en tiempo de la guerra, que lo non ayan por fuero, ni 
por costumbre de lo dar después de nuestros dias á otro Rey que 
venga después de nos. Et por que esto sea firme et estable manda- 
mos seellar esta carta con nuestro seello de plomo. Fecha la carta 
en Burgos lunes veinte el ocho dias andados del mes de Junio en 
era de mili et trezientos et quinze años. Yo Johan Pérez fijo de Mi- 
llan Pérez la fiz escrevir por mandado del Rey en veynt et sex an- 
nos que el Rey sobredicho regnó. 

(1) Eslá original en el archivo de la villa de Carrion en un pergamino 
plomado que tiene de alto hasta el doblez nueve pulgadas menos línea, y 
de ancho nueve pulgadas menos dos líneas. 



2 (lo marzo de 
i-2-8. 



32o 

CXLll. 

Carta de Don Pedro III a Don Alfonso X sobre sus vistas con 
el infante Don Sancho. 

Archivo general déla Corona de Aragón, Regist. 7. Pelri III. pág-. 84 v.° 
Academia de la Historia. Colección delP. Villanueva, E. 125, fol. 63. 

Exellenli et magnifico atque sibi karissimo tamquam fralri Don- 
no Alfonso, Dei gralia illaslri Regí Caslellae, Toleli, Legionisetc. 
P. per eandem ele. salutem et ¡ntimae dilectionis continuum incre- , 
menlum. Recepimus lilteras veslras, quarum serie intellecla vos 
scire volumus, quod nos quanto celerius potuimus cura karissimo ne- 
pote nostro illuslri Infante Dompno Sancio. Sed nondum ad confe- 
clionem praesentium fuerat in aliquo processura de negoliis super 
quibus tractatur. Speramus lamen in Domino quod ipsa negolia fe- 
liciter disponenlur, et tune quicquid inde actum fuerit vobis signi- 
ficare curabimus per lilteras vel nunlios spetiaíes, Dalum Tiraso- 
nae VI nonas, Marcii anno Domini M.CC.LXXVIII. Sigfniím P. de 
Sancto Clemente. 

CXLIII. 

Carta de Don Pedro III, rey de Aragón , al infante Don San- 
cho de Castilla acerca de la Reina Doña Violante, 

Archivo general de la corona de Aragón. Regist. VII. Pelri III. pág. 85 v. 
Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, E 125, fol. 64. 

Pelrus Dei gralia, ele. Illustri ac karissimo nepoli suo Dompno <« de mano de 
Infanti Sancio illustris Regis Caslellae filio primogénito et heredi, 
salutem et sinceras dilectionis affectum. Sciatis quod ad instanciam 



32G 

illuslris sororis dosUíb Dominse Reginae Castellae fuimüs Borgiae^ 
doñee Domina Regina responsum vestrum habuit super quibus- 
dam quae nobis relulit. Quibus attentis exlimantes quod ea quae Ín- 
ter nos Iraclala sunt non possunt ad praesens comode expediri : má- 
xime cum simus in Cathalonia circa quaedam negolia ocupali , sig- 
niticamus vobis , quod intendimus esse die assignala pro negolüs 
Iractandis et ordinandis, de quibus speramus quod, Domino me- 
diante, effectum laudabilem sortientur. Dalum Borgiae XV ka- 
lendas Aprilis , anno Domini M.GG.LXXVIlI.=Sigtnum R. Es- 
coma. 

CXLIV. 

Privilegio del Bey Don Alfonso X, mandando que lo^ que liu-- 

hieren recibido donadios en el obispado de Cartagena pagasen 

diezmos al obispo y cabildo de esta iglesia. 



Academia de la Historia. Colección de escrituras y privilegios de las Igle- 
sias de España, tom. XII, fol. 504. 

ao^^^aíníid» Sepan quantos esta carta vieren, como yo Don Alfonso, por la 
gracia de Dios Rey de Castielia, de Toledo, de León, de Gallicia, 
de Sevilla , de Cordova, de Murcia , de Jahen et del Algarve. Por- 
que el electo é el cavildo de la eglesia de Cartagena me embiaron 
decir, que algunos de y de ese obispado les pagaban mal sus diez- 
mos de los donadios, yo por facerles bien é merced tengo por bien, 
que los diezmos de los donadios que los hayan bien é complida- 
mienlre, assi como los ha el arzobispo é el caviído de la eglesia de 
Santa Maria de Sevilla. End mando, é defiendo que ninguno non 
sea osado de gelos embargar , iiin de gelos contrallar en ninguna 
manera, si non qualquier que lo ficiese á el é á lo que o viere me 
ternaria por ello. Et porque esto no venga en dubda , mándeles dar 
esta carta sellada con mi seello colgado. Dada en VaüadoUd pos- 



327 

%emo dia de Abril era de M.CCG.XVI annos. Yo Johan Fernandez 
a fiz escrivir por mandado del Rey.=Roy Martínez. 

CXLV. 

Carta del infante D. Sancho^ mandando al concejo de Za- 
mora no impida que el Obispo y cabildo tengan jueces en sus 
villas, y que los jueces de la ciudad no cobren soldada. 

Academia de la Historia. Colección de documentos de la iglesia de Zamo- 
ra escrita en pergamino. M. 179. 

Sepan quantos esta carta vieren, conmo ante mi Infante Don ^e^dc^janiode 
Sancho, ffijo mayor et heredero del muy noble Don Alfonso, por la 
gracia de Dios Rey de Castiella, de León, de Toledo, de Gallizia, de 
Sevilla , de Gordova , de Murcia, de Jahen el del Algarve. Vinieron 
el obispo et el cabildo de famora de la una parle et el conceio et 
los juizes dése mismo lugar de la otra sobre contiendas que avian 
los unos contra los otros, que el obispo et el cabildo decian que en 
Santo Martin de Bamba teniendo ellos y sus juizes, que los juizes é 
otros omnes de la villa por nombre del conceio de Camora que fue- 
ron alli á Santo Martin, et que tomaron aquellos juizes que y esta— 
van por la eglesia de Camora, et que los mataron, et que defendieron 
que non oviesen y juizes, nin en ningún de los otros lugares del 
obispo et de la eglesia. Et sobresto et sobre las otras cosas que eran 
contienda entrellos, mandé á Estevan Pérez de Sevilla , et á Don Vi- 
dal de Salamanca, alcalles del Rey et mios, que lo pesquerisen é que 
sopiesen la verdal lo mas que pediesen. Et yo, vista la pesquisa et la 
verdal quellos fallaron, acordeme con omnes bonos que comigo eran, 
el mando que el obispo et el cabildo sobredicho ayan juizes en Santo 
Martin de Bamba, et en Bamba, et en Santa Maria del Valle, et en 
las otras sus villas; el que los pongan cada que quisieren, et que 
judguen el husen de so oficio asi conmo husaron fasta la sazón que 



328 

les tollieron los de Sanio Martin et que defendieron en los oíros lu- 
gares que non oviesen juizes, nin se llamasen juizes. Et otrosí man- 
do, quel obispo et las otras personas de la eglesia de camera ayan 
las escaleras que les fueron cerradas que sallan sobre la penna á sus 
huertas, é á sus bodegas, é á sus salidas. Et otrosí fallé quel obispo 
et el cavildo an ameter vn juiz clérigo en Qamora et los otros jui- 
zes, et que judgue todos los pleytos que venieren aniel, et que Heve 
su parle de las calonnas, asi como cada uno de los otros juizes quan- 
do el conceio ovieren juizes por su fuero. Et mando, que el obispo 
et el cavildo sobredichos daqui adelante pongan un juiz clérigo et 
que judgue todos los pleitos que venieren aniel, et Heve su parle de 
las calonnas, asi como cada uno de los otros juizes. Otrosi fallé, que 
los vasallos del obispo é del cavildo nunca dieron soldada á ningún 
juiz que fuese en Gamora por el Rey, salvo agora que Gulier Pérez 
después que lollio los juezes de los lugares del Obispo é del cavildo 
sobredicho que prendó é costrinió á los sus vasallos que le diesen 
soldada. Porque tengo por bien et mando, que daqui adelante non 
den soldada á Gulier Pérez, nin á otro juiz que en Zamora fuere por 
el Rey, nin por mi, pues nunca la husaron á dar, el an juizes entre 
si que los juzgue. Et porque esto non venga en dubda mande dar 
de lodo esto al obispo et al cavildo sobredicho esta carta sellada 
con mió sello colgado. Dada en Valladolit XXVI dias de Junio era 
de mili é trecientos et XVI años. Yo Diego Pérez la fiz por man- 
dado del Infante. 



329 



CXLVI. 

Privilegió del Rey Don Alfonso Jf, concediendo a la iglesia 

catedral de Santa Maria de Murcia un hilo del agua de la 

anoria de su alcázüt. 

Academia de la Historia. Colección de- escrituras y privilegios de las Igle- 
sias dé España , tom. XIÍ, fol. 334. 

Sepan quanlos esla carta vieren, como yo Don Alfonso, por la 
gracia de Dios Rey de Casliella, de Toledo, de León, de Gallicia, 
de Sevilla, de Gordova, de Murcia, de Jaén é del Algarve. Por- 
que la Eglesia Calhedral de Santa Maria de Murcia sea mas noble, 
é porque el electo é el cavildo desse mismo logar me lo embiaron 
pedir por merced^ doles un filo del agua, que el annora hecha en 
el mió alcázar de Murcia , é que lo puedan traer dentro á la Egle- 
sia sobredicha de Murcia. Ende mando é defiendo que ninguno non 
sea ossado de gelo embargar, nin gelo contrallar por ninguna ma- 
nera. Si non á qualquier que lo ficiesse al cuerpo, é á quanto oviese 
me tornarla por ello. Et porque esto no venga en dubda mándeles 
dar esta mi carta abierta sellada con mió sello colgado. Dada en 
Segovia ocho dias de Agosto era demül é trecientos é diseseis años. 
Yo Apparicio Pérez la fiz escrivir por mandado del Rey. 



8 de agosto (le 



iUp\tí ». » 

" ' V 

■ ' • V 



TOMO 1. 42 



330 



CXLVII 



Carta en que unos mercaderes de Calatayud confiesan haber re- 
cibido de Pero Pérez Lonet, canónigo de Toledo, de orden del 
Arzobispo electo, abad de Covarrubias, ciertas alhajas en pago 
de lo que les debían dicho electo y su antecesor el infante 
D, Sancho de Aragón. 

Biblioteca nacional. Colección del P. Burriel, tom. DD 42, fol. 20. 

* dlTaíS?'^'^'' Sepan quantos esta carta vieren, como yo Don Per Simón de Mar- 
lell, mercadero de Calata y u, otorgo et vengo de conocido, que en 
fecho daquella fialdat de las joyas que fueron de la capiella del aro 
zobispo Don Sancho , que Dios perdone , que vos Pero Pérez Lonet, 
canónigo de Toledo, recibiesles por el señor Don ¡Ferrando , elect- 
de Toledo, et por mi et mis corapaííeros vezinos de Calatayu, que 
nos fueron obligadas por el dicho electo á mi et á mis compañeros 
en razón de aquel debdo , que el dicho Don Sancho nos devie , se- 
gunt se contiene todo complidamente en la carta del debdo et de la 
obligación de las joyas que el dicho electo nos íizo, por que el di- 
cho debdo no nos fué pagado, segunt que nos fué prometido, ante 
fallecieron , nuef mil et trecientos et treinta et tres moravedis et 
tercia , por entrega destos dineros , sacada pero ende la parte de 
Ferrant Ivañez, nuestro compañero, que son quinientos morabedis, 
de que no so procurador, nin recibo cosa ninguna por ell , por en- 
trega destos morabedis que nos fueron pagados , recivi de vos el di- 
cho Pero Pérez , por nombre mió et de mis compañeros , de las 
otras joyas estas cosas que aqui serán nombradas: recevi en plata, 
esto: un cáliz, dos ampollas, un encensero, un ostiario, un reli- 
quiario, una arqueta que tenie cadenado, una croza con su baglo, 
el otra cabeza de croza, dos picheres, XXIII cuchares, una sale- 
ro. Toda esta plata sobredicha ficiemos pesar ante hombres buenos. 



331 

et pesó quarenla el dos marcos et dos onzas. El receví en oro, eslo: 
dos aníellos pontificales grandes con sus piedras grandes, la una sa- 
phir, la otra topacio, et receví otros cinco aniellos pontiíicales los 
tres dellos con camafeos, et el otro con balay , et el otro con esmal- 
tes. Et receví otros siete aniellos los V. con saphiros,et el otro con 
tapacio, et el otro con camafeo. Et dotra part dos crucetas doro , et 
una broncha dorada con piedras et aljohares , et receví dos piedras 
por encastonar la una balay, et la otra camafeo , todos estos aniellos 
el las crucetas et la broncha pesaron cinco marcos el tres onzas et 
media: et receví otrosí dos mitras las meiores, la una de los cama- 
feos grandes , et la olra de las piedras enlevadas ; et reciví dos pa- 
res de sandalias con sus calzas, las unas calzas lavradas á imáge- 
nes, et las otras de xamit vermeio, et receví un baldaqui vieio tray- 
do. Todas estas cosas como aquí son escripias otorgo que receví de 
vos el dicho Pero Pérez, et vinieron en mi poder. Et por que estas 
cosas sobredichas que receví no se podien apreciar ciertament en 
esta tierra en quantia de ciertos morabedis, el por eslo de la paga 
de los morabedis que devia haver non podiemos facer definimienlo 
ninguno, por esto receví estas joyas en esta manera el en esta fial- 
dat,'que yo que las faga vender en Monlpesler, ó en corle de Ro- 
ma, si entendiero que meior se vendrán á buena verdal, el á buena 
lealdal, por quanlo meior el mas se podrán vender. Et si alguna co- 
sa sobrare del precio dellas, demás daquello que yo et míos com- 
pañeros avemos de aver , prometo yo que lo torne al deán el al ca- 
billo de la eglesia de Toledo. El otro si alguna cosa minguare pora 
cumplimiento de nuestra paga, vos el dicho Pero Pérez que seades 
tenido de lo complir daquellas joyas que ficaron en vos. El nos 
aviendo compiimienlo de nuestra paga yo el dicho Per Simón por 
mi et mis compañeros quilo á vos el dicho Pero Pérez la dicha 
fialdal, que vos non sea demandada ende ninguna cosa en ningún 
tiempo daqui adelant; pero en lodo eslo non entra la parle del di- 
I cho Ferranl Ibañez nuestro compañero, que non recivo ninguna 
cosa por el como sobredicho es; el por que yo he recevido estas 



332 

cosas sobredichas en entrega de nuestra paga , do á vos el dicho 
Pero Pérez las cartas de las obligaciones. De todo este debdo que 
yo et mis compañeros aviemos sobrel arzobispo Don Sancho, et so- 
bre el electo, que vos que las dedes alli o se devieren dar. Et yo 
el sobre dicho Pero Pérez otorgo lodo aquesto que ei) esta carta es 
puesto et de complir á vos Don Per Simón si alguna cosa vos min- 
guare de la dicha paga, vos faciéndomelo saber daqui al primer dia 
del mes de Febrero primero que viene , et otorgo otrosí que receví 
lie vos las carias que vos aviedes por razón de este debdo segunt es 
sobrescripto. Et por que esto sea mas firme et no venga en dubda, 
los sobredichos Don Per Simón et Pero Pérez rogamos á Martin Es- 
leban, notario publico de la corte del electo, que nos ent mandase 
facer dos cartas partidas por a. b. c. , et firmadas con los testigos 
que y serien puestos el con su signo, el seelladas con nuestros see- 
1 1 os, et subscriptas de nuestras manos. Fecho fué esto en Toledo 
jueves primero dia del mes de Septieníbre era de mil CCG. et seice 
años. Testigos que fueron presentes Sancho Vicent, Yeñeg Aznarez, 
Martin Miguell, compañeros, el Don Pedro Catalán, capellán en la 
eglesia de Toledo. Et yo Martin Esteban sobredicho , notario, por 
ruego de los sobredichos Don Pedro Pérez, canónigo de Toledo, et 
Don Per Simón , mandé escrevir estas dos cartas partidas por a . b. 
c. et tórnelas en publica forma, et fl? aquj este mió sigf noen testi- 
monio. E yo Don Persimon el sobredicho escreví en esta caria con 
mi propia mano é pose nela mi selo. Et yo sobre dicho Pedro Pérez 
Bonet, canónigo de Toledo, subscrivo en esia cav^a con m propiai 
mano, et pus en ella mi seello. 



333 

CXLVIII. 

Ordenamiento sobre la mesta hecho por el Rey D. Alfonso X, 

Academia de la Historia. Colección de D. Francisco Martínez Marina, 
tom. II. Colección diplomática de D. Luis de Salazar, tom. XXVII. 

Don Alfonso, por la gracia de Dios Rey de Gastiella, de Toledo, 
.de León, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia, de Jahen, 
de Baeza, de Badajoz, del Algarve. Por que los pastores del con- 
cejo de la mesla se nos querellaron , et disen que los pastores de 
las cibdades et villas et logares de estos los mios regnos que van 
á los extremos et salen de ellos, quando van et vienen , que fa- 
llan las cañadas cerradas , et labradas , et pidiéronme merced que 
les mandase dar por donde passasen sus ganados, quando van á los 
extremos et vienen de ellos , por quanto gelas cierran , et gelas 
quebrantan labrando en ellas; et otrosi, que ay algunos logares del 
mió sennorio que facen defesas de nuevo, et otrosi, que les toman sus 
ganados quando van et vienen de los extremos, demás de sus dere- 
chos que an de pagar, et les loman los serviciadores, et los otros que 
recabdan por mi los derechos de las rentas por do van, et les toman 
los moruecos et carneros encencerrados que an menester para adalides 
de sus ganados, et que fieren á los pastores, et les prenden, et le que- 
brantan sus fatos, et a las vegadas matan á los pastores; et pidié- 
ronme merced, que les ficiese merced de mandar que ellos pudiesen 
ir á los extremos et venir dellos, et non resciviesen estos dannos; et 
lube por bien de ordenar en como se faga escarmiento en todas es- 
tas cosas, seguntque en esta manera se contiene.^Primeramente 
mando , que si alguno ó algunos mataren pastor7-en cañada yendo 6 
viniendo por ella , ó en otro logar qualesquier , que aquel ó qua- 
lesquier que lo mataren, que pechen quinientos mora vedis de 
los buenos: el mando que si los prendiesen, ó ficiesen prender, ó 



22 de setiembre 
de Ii78. 



334 

lesfirieren,ó ficiesen ferir, que pechen cien moravedis de esta 
misma moneda, Et qualquierque quebrantase las cañadas, ó los exi- 
dos, ó los cerrare, que peche cien moravedis desla misma moneda. 
Et qualquier ó qualesquier que ficieren defesas de nuevo sin man- 
dado del Rey que pechen cien moravedis de los buenos, et Ja de- 
fesa sea desfecha , et el entregador ó los entregadores pártanla á 
aquellos que la oviesen menester, segunt que entendieren que cum- 
ple á cada uno. Et otrosi, qualquier que quebrantare ca vanas que 
peche cien moravedis de la dicha moneda. El qualquier que que- 
brantara fatlo peche cien moravedis de la dicha moneda. Otrosi, 
qualquier que tomare ó matare morueco peche cinquenta moravedis 
de la dicha moneda. Qualquier que lomare carnero ó oveja en- 
cencerrado peche cien moravedis de la propia moneda. Las fuerzas 
et las tomas que fueren fechas, et tomadas ó forzadas á los pasto- 
res, mando que gelas fagan pagar los alcaldes é entregadores con 
el tres tanto. Et mando, que el entregador ó los entregadores que 
abran las cañadas dichas, et las veredas, et los exidos, et que 
prendan por las caloñas sobredichas á quien fallaren , que las 
labraron ó las cerraron labrando en ellas. Et la medida de quan- 
to ha de aver , es á saber , de seis sogas de marco de cada qua- 
reinta el cinco palmos la soga , et esto se entiende de la cañada o 
fuera la quadrilla por los logares de las yinnas , et de los panes, 
et mando , que asi lo midan los entregadores de cada año , et que 
asi lo fagan guardar. Et mando , que lodos estos moravedis que yo 
mando pechar á qualesquier que caiere en pena de estas cosas 
que se contienen en este ordenamiento , que sean de la buena mo- 
neda. El otrosi, mando á los mis alcaldes et entregadores, que oyan 
las querellas el demandas que los pastores an de aquellos que ovie- 
ren querellas, é gelas fagan enmendar segunt dicho es; el los pas- 
tores probando con dos pastores, jurándolo en su buena verdal. El 
ninguno non presente escripto contra los pastores ante los mis en- 
tregadores , nin responda por abogado , nin otro ninguno sino por 
si mismo, ni ningund abogado nin olro ninguno non responda , nin 



8.-55 
faga demanda; el si respondiere, ó escriplo diere, peche cien mo- 
ravedis déla dicha moneda. Et el escripto que ante los mis entre- 
gadores fuere presentado que le rasguen , et que non vala ; el deslo 
les mandé dar esta mi carta de ordenamiento, et mando que vala, 
el se guarde en todo^ segunl que en ella dice por siempre jamas , 
el mando el defiendo que ningunos non sean osados de passar contra 
estas cosas sobredichas, nin contra ninguna de ellas, nin contra 
alguna, nin ninguna dellas; sinon qualquier ó qualesquier que con- 
tra ellas passaren, ó contra qualquier dellas, pecharnosyan mil 
moravedis de la moneda buena : et otrosi mando, que fagan por el 
traslado de esta mi carta, assi como por la carta mesma. Dada en 
Sevilla veintidós dias de Setiembre era mili trescientos diez é seis 
annos. Yo Diego Alfonso la fice escrivir por mandado del Rey. 



CIL 



Carta de Don Pedro III de Aragón á Don Lope Diaz de Viz- 
caya , sobre sus quejas con el Bey de Castilla, 

Archivo general de la corona de- Aragón. Regisl. PelrilII, pag. 84 v.', 
Academia de la Hisloria. Colección del P. Villanueva, E i25, fol. 62. 

Petras etc. Luppo Didacide Biscayo salulem el dileclionem. No- a de diciembc* 



veritis nos Rodericum Ivaynes, miiitem vestrum, vidisse quiex par- 
te veslra nobis exposuit, quod ¡Uustris Rex Caslellae non compleve- 
ral vobis , net complere voiebal ea quae vobis daré promiseral. El 
ideo supplicavil nobis ex parte veslra, ul nos consuleremus vobis 
swper praediclis, el significaremus vobis voluntatem noslram super 
praedictis. Unde vobis respondemus, el vobis consulimus, ul ad 
préseos sustinealis , el spectetis, doñee ¡psa dissensio sil soluta, 
quemodo videlur esse in mundo el veneril ad lucem; el super ip- 
sis declaráviraus voluntatem noslram príedicto militi , ul eam vobis 
referal ex parte nostra. Datura Barchinonie IIII nonas Decembris 
annoDomini M.CC.LXXVIlI.^Sigfnum P. Marchessi. 



de iUi. 



336 



CL. 



Carta del Rey D. Alfonso X, en que manda á los recaudado- 
res del pecho , pedido y moneda de Sevilla que no cobren estas 
contribuciones de los clérigos de Sevilla , por haberles eximido 

de ellas. 

Academia de la Historia . Colección de escrituras y privilegios dé las Igle- 
sias de España, tom. XII, foi. 211 V. 

R jc juciembrc Don Alfonso, por la gracia de Dios, Rey de Castiella , de Tole- 
do, de Leoñ, de Gallicia, de Sevilla, de Cordova, de Murcia , de 
Jahen é del Algarve , á qualesquier que hayaft de recoger é recab- 
dar los pechos que ovieren de dar en Sevilla por qualquier razón, 
salul é gracia : sepades que yo tengo por bien , que todos los cléri- 
gos del coro de la eglesia de Sevilla, sean excusados de todo pe- 
cho, é de todo pedido, é de moneda^ ende vos mando que les non 
pasedes contra esto, nin le demandedes ninguna cosa por está razón, 
6t non fagades ende al por ninguna nranera, si noíi mando á los al- 
caldes é al alguacil que y fueren que vos lo faga facer é que vos 
non consientan que les pasedes contra esto que yo mando, et si non 
á ellos me tornarla por ello. Dada en Toledo ocho días de Dicieím- 
bre era de mil é trecientos é dies é seis aíios. Yo Pedro Fernandez 
la fiz escrivir por mandado del Rey.=Ray Martínez .=Sancho Mar- 
tínez. 



CCI. 

Acuerdo tomado por el concejo de Oviedo para evitar los daños 
que se seguían á los vecinos por el arrendamiento de los derechos 
que correspondían al rico-hombre que tenia la ciudad por el rey. 

Academia de la Historia. Colección de D. Francisco Martínez Marina, tom . IX . 

Gonoscida cosa sea á quantos esla caria vieren , como nos conze- 
11o de Oviedo ajunlados por pregón en el corral de Santo Tiso lodos 
en un acordó, por que reciviraos muchas pérdidas, é muchos da- 
ños, é muchas males, por razón que nueslros vezinos arrendavan 
los derechos que al riconme pertenez en Oviedo, é havian conllen- 
das sobre suas riendas en manera que nueslros vezinos y eran pren- 
dados é especbados por los caminos sen derecho , no seyendo fiado- 
res, ne debedoresá las justicias queriendo coraplir el derecho al 
querelloso si viniese, é por esto non osavan andar por los caminos 
con pan , nen con vino , nen con las otras cosas , por que havemos 
aquerescer. E y eramos por ende muciio afamados , é por esta ra- 
zón, establecemos por siempre, que lodos nueslros vezinos que qui- 
sieren arrendar por si, o por otro, estos derechos al ricomue , ó 
al cavallero, ó á aquel que lo tobier por ricomne que lo arriende 
en manera que faga pago al que arrendar bien , é á so placer en 
manera que nuestros vezinos no seáVi por ende prendados , é si 
acaesciere que en alguna manera fosen prendados nueslros vezinos 
por esta razón que los arrendadores vayan sacar la prenda del dia 
que for fecha á tercer dia , 6 en quitar á los vezinos el daño que por 
ende reziviesen con las costas sen nenguna defensión , é los que fo- 
sen prendados que sea creudos por su ajura del daño que recibie- 
ren; é si lo asi non compliesen, otorgamos é mandamos, que peche 
cien maravedís cada dia hala que lo feciesen , 6 demaes que non 
entren en nuestra villa, nen en nuestra alfoz, hala que lo cumplan; 
é si y entraren que sea recabdados por las personas. E esta pena si 
y acaescier, mandamos que se parla en esta manera , el Rey el 

TOMO i. 43 " 



31 rfp enero de 



338 

lorcio, é nos ol conzoilo el tercio, é los que recivieren el daño el 
tercio: é mandamos á las nuestras justicias que foren á la sazón, 
que fagan tener é gardar esto sobredicho, é que fagan las prendas 
si acaesciere, é que non ozcan á los arrendadores sobrello en juicio, 
nen en otra aianera. Et que esto sea creudo é non venga en dobda 
faciemos seellar esta carta con nuestro seello en testimonio de ver- 
dad. Fecha la carta pustremero día de Enero, era de mil é trecien- 
tos é dies é siete años. 

CLll. 

Carta del Rey Don Pedro III de Aragón al concejo de Murcia, 
en que espone algunas quejas que tenia de Don Alfonso X, 

Archivo general de la corona de Aragón. Regist. III. Petri III. pars II. pág. 
86 V. Academia de la Historia. Colección del P. Villanueva, E d2o, 
fol.' 78. 



2 de febrero de 
12T9. 



Probis hominibus, et toli concilio Murciíe , salutem et dilectio- 
nem. Litteras vestras, quas Johannes Ferrandi et A. de Molendinis 
nobis ex parte vestra presentarunt , recepimus . et tam earum te- 
norem , quam ea , quae praedicti nobis exposuerunt verbo , intelle- 
ximus diligenter, scienlesquod poslulatum per vos assecuramentuin 
vobis et rebus veslris in lerrSi nostra libenter concessissemus, 
bono modo possemus illud faceré, novit Deus. Sed ex quo nostri 
subditi male tracttantur, pignorantur et detinentur in térra illustris 
Regis CastellíB, et malefactores cum maleficiis, quse fiunt in térra 
nostra receptantur cotidie, et sustenlantur in térra ipsius Regis (su- 
per quo nos sepius paratos obtulimus Regí ipsi et fratri suo Infanti 
DompnoEmanueli, quod illud poneremus in manu omnium perso- 
narum, ad quanim notitiam maleficia inler homines eorum el nos- 
Iros invicem facta restilurentur et emendarentur) non videlur nobis 
pro bono, nec justo modo possimus, nec debeamus opprimendo 
noslros al ios relevare, necassecuramentum vobis, vel alies spe- 



339 
lialiler concederé memoralum dicet vos in praediciis maleficiis ciil- 
pam non habealis. Conligit frequenler, ut scitis quod homines et . 
merces unius jurediclionis pignorantur pro alus de eadem juredic- 
lione, et nos nolumus, nec debemus tollere subditis nostris opor- 
lunitatem pignorandi, ex quo ipsi pignorantur, et raactanlur. Ro- 
gamus itaque dilecliouem vestram, ne pro malo habealis, quia non 
potuimus ac qaiescere precibus et supplicationibus veslris. Datura 
apud Biar, IV Nonas Febrarii anno Domini M.CC.LXX uono=Sig- 
num P. de Sancto Clemente. 

CLIIL 

Avenencia entre el concejo de Burgos y D. Juan Pimientiella, 
recaudador de los pechos y otros derechos en las villas y ciu- 
dades de Castilla , sobre las deudas y atrasos que tenia la 

ciudad. 

Academia de la Historia. Colección de D. Francisco xMarlinez Marina, 
tom. II. 

Sepan quantos esta carta vieren de remembranza del pleyto de **'dJS." 
la avenencia que nos el concejo de Casliella , caveza del reyno é 
cámara de nuestro sennor el Rey, facemos con vusco D. Juca Pi- 
mientiella, por nos, et por razón de nuestras aldeas, por una 'car- 
ta del Rey que nos distes, en que mandaba que qualesquier con- 
cejo de Castiella et qualesquier ornes que pleyteasen ó íiciesen ave- 
nencia con vusco D. Juca Pimientiella (I) en razón de las quentas, é 
pesquisas de los pechos, é todas las otras cosas que el deve de ha- 
ver de derecho , los quales vos avedes de recabdar por su mandado 
en las villas, et en las cibdades de Castiella, que por quanlo pley- 
teasen , ó avenencia ficiesen con vusco en esta razón que á el pla- 
ce, et otorga, et a por firme complidamente, asi como dixeren las 
cartas del pleyleamento ó del quitamiento, que con vusco ficiesen 
en esta razón. Et por que vos D. Juca nos quitades todas las quen- 

(I) La copia dice aljfuna vez, Pinidla 



340 

las é pesquisas que el Rey a de derecho contra nos fasta hoy que 
esta carta es fecha, quier por razón de las penas en que cayeron 
aquellos que tienen los exidos, et de las rentas de los comunes, et 
de las doblas de todos los pechos que fueron echados fasta aqui que 
non fueron pagados á los plazos, ó por razón de las pesquisas que 
fueron fechas , ó pudieron ser fechas fasta aqui sobre todos los co- 
gedores que son nuestros vecinos que cogieron los pechos de las 
juderías, et de las morerías, et de los cristianos, en qualquiera tier- 
ra , ó de qualquler pecho que fueron cogedores , quier por razón 
que tomaron de los ricos ornes, ó de los cavalleros, ó de los otros 
ornes, á quien ficieron las pagas, ó do les dieron barata en pago, 
ó por razón del pechero que ellos tomaron por las cartas de perga- 
mino, ó quier por otra razón qualquier que el Rey a algunas pes- 
({uisas Q demandas contra nos con derecho , ó contra qualquier de 
nuestros vecinos fasta el dia de hoy por razón de estas cosas sobre- 
dichas, por que nos lo quitades todo , salvo los cogedores que co^ 
gieron el servicio primero, é la moneda forera, é la pesquisa que fué, 
({ue den su cuenta derechamente é llanamente , et si alguna cosa 
lineó contra ellos de pagar que lo den, et si alguna cosa fincó en 
la tierra que lo cojan , et quitades la pena .que el Rey avie con- 
tra los exidos fosta ol dia de hoy , en tal manera que los exi- 
dos sean nuestros, libres é quitos ansi como es fuero el de- 
recho. E otrosi quitades á todos los alcaldes, et merinos, et á 
los aportellados , et á los oficiales de nuestra villa, todas 
quantas demandas ó pesquisas havedes contra ellos por nues- 
tro sennor el Rey, quier de servicios que oviesen tomado, ó 
de cogechas que oviesen cogido, ó por otra razón qualquier de las 
que sobredichas son. Et por este quitamiento que vos D. Juca Pi- 
mientella nos facedes con poder que vos tenedes de nuestro sennor 
el Rey , et porque havemos sabor de le servir, otorgamos de dar á 
nuestro sennor el Rey seis servicios en cinco annos que monte cada 
anno como una moneda, de esta guisa. Este anno el primer servicio, 
el íine le cojan por la pasqua de resurrectiono Domini primera que 



3IÍ 

viene. Et el seguado anno oti-o servicio é medio , et dende en ade- 
lante cada anno un servicio , et que cojan cada anno un servicio por 
la pasqua de resurrectione Domini, et el postrimer servicio que 
cojan postrimer anno en el mes de agosto antes que salga la renta 
de D. Zag. Et el que oviere valia de diez maravedis de la moneda 
prieta que es cinco sueldos el mora vedi que dé diez sueldos de esa 
mesma moneda , que facen de la moneda primera treinta cinco ma- 
ravedis et tercia. Et el que oviere valia de la moneda nueva que es 
á siete sueldos et medio el maravedí , que dé seis (i ) sueldos de esa 
mesma moneda que facen ocho maravedis de la moneda de la pri- 
mera guerra cinco mora vedis et tercia. Et que los paguen cada an- 
no á seis mercados, que en esto non haya escusados ningunos por 
privilegios, nin por otra razón alguna; et el que non pagare cada 
anno á los plazos sobredichos que lo pague doblado, et el que lo 
pagare que sea quito, que le non penen por doblo ninguno, nin por 
el otro que lo ha de pechar, et que fagan cada anno tassa nueva, 
et que no haya cabeza ninguna. Et otorgamos , que si alguna cosa 
acaesciere de nuestro sennor el Rey, lo que non quiera Dios que 
acaesca, sinon todo bien, que nos que lo cumplamos todo esto al 
Infante Don Sancho, su fijo mayor heredero, asi como lo avemos á 
cumplir al Rey. Et yo D. Juca Pimientella el sobredicho por el po- 
der que tengo de nuestro sennor el Rey, et por que vos el Concejo 
de Castiella otorgades de vuestra buena voluntat por vos et por 
vuestras aldeas de dar al Rey estos seis servicios, asi como dicho 
es, quitovos las demandas que yo contra vos et contra todos vuestros 
vecinos havie por el Rey, asi como sobredicho es; et desto -manda- 
mos facer dos cartas partidas , tal la una como la otra , que tenga- 
des vos D. Juca la una sellada con nuestro sello, é vos el concejo 
que tengades otra firmada de mi D. Juca, que fueron fechas seis dias 
de Febrero era de mili et trescientos et dies é siete annos. Yo Al- 
fonso Pérez la fize escribir por mandado del Rey et de D. Juca Pi- 
mientiella. 



(I) Otra copia pone diez. 



342 



CLIV. 

Carta de Don Pedro III de Aragón al rey de Castilla sobre la 
prorogacion de vistas. 

Archivo general de la corona de Aragón. Regist. VIL Pelri III. pág. 93. 
Academia de la Historia. ( 'oleccion del P, Villanueva, E i25 , fol. 77. 

25^.^« febrero de Excelleiiti etc. Regí Castellae. Gratanter receptis lilteris vesiris, 
quas Jordanus de Podio, miles vester, nobis ex parle vestra príe- 
sentavit, et intellectis diligenter hiis, quae in ipsis continebantur 
lilteris , et quaí idem Jordanus nobis ex parte vestra exposuit , se- 
renilati veslrae duximus respondendum , quod elongamentum á vo- 
bis pelilum super vislis aceptamus, ex quo vobis placeal, et ipsum 
utile repulalis. Super alus vero nobis ex parte vestra per dictura 
Jordanum expositis verbo tenus, eidem responsum feciraus, prout 
inde per eum poterilis edoceri , et vos procedatis ac faciatis super 
eis quod utilius viderilis faciendum. Datum Algeziree V kalendas 
Marcii anno Domini M.CC.LXX.-==Sig'í*num P. de Sánelo Cle- 
mente. 

CLV 

Carta de creencia que el rey D. Pedro III dio á los enviados 

que mandó el rey de Francia, y relación de los capítulos que 

se habian de tratar con este rey. 

Archivo general de la corona de Aragón. Regist. VIL Pelri III. pág. 85 v. 
Academia déla Historia, Coiection del P. Vülanueva. E d25, fol. 65 



lüdeaiiril de 



Excellenti et sibi karissimo lanquam fratri Domino Philippo, Dei 
gralia Regi Franciae illuslri, Pelrus per eandem et caet.* salulemet 
inlimai dilectionis constantiam. Dileclionera vestram rogamus, qua- 



343 

tertus nobili viro et dilecto nostro Guilaberto de Ci'udiliis ac vene- 
rabili et dilecto Bartholomeo de Villafrancha Terraconensis Eclesiae 
Archidiácono, quos ad vestram celsiludinem duximus transmiten- 
dos, credalis super hiis, quse vobis ex parle nostra duxerint re- 
ferenda. Datura Barchinoníe VIIl kalendas May anno Domini 
M.CC.LXX. nono. 

Capitula de quibas dicli nuncii lóqui dehent cum Rege Francics. 

Primerament li dignen la posa qui es feta entrel sennor Rey Da- 
rago, et el Rey de Mallorcha son frare, et que abans no loy havia 
pogut fer saber per co cor mantinent hac á anar á les vistes de Don 
Sancho. 

Itera del fet de la vista per que esdevenc que nos viren , co es 
assaber, per rao de la juslaya quen Sauxo havia feta; enpero que 
nos partiren ab guerra ne tant mal cora dien. 

ítem con lo Rey de Castella et en Sanxo requeren et fa lur po- 
der en haver amistat et amor ab lo Rey Darago, et sobraco diga 
con la deraanen en encarreguen lo Rey : et atressi, cora demanen los 
Infants filis den Ferrando; raas que ben creu lo sennor Rey que la 
on el volgues venir á lur amor , que de la demanda deis Infants li 
jaquirien fer qo qui rao fos, et hometrien á ssa voluqtat; et parlen 
ab lo rey de Franga si vulria quel Rey parlas quels Infants hague- 
sen térra en herelaraents del Rey de Castella en la frontera , quel 
Rey lur pogues defendre, et que romanguessen ga en Espayna. 

Itera sobre la resposla ho páranles que hagen ab lo Rey de Fran- 
ca sobre aqüestes coses poden moure axi cora per si , cora lo Rey 
Darago ha molt percagat, et percala la sua amor, et ell poc la sua; 
et digali que no li volc otorgar ajuda sino aquella den Johan Nuniz, 
qui pro nol tenia , per qo cor en Johan Nuniz ha pro que fer de si 
meteix, el encara cor es natural del Rey de Castiella no poria en- 
trar en batalla contra ell. Atressi, con lo Rey Darago li ha demanal 
lo dretseu de Navarra, et encara negunt acabamenl, levat beles 



344 

paraules non ha haul; ans apres quel Rey Darago \i hae felá de- 
manda de Navarra el Apóstol i len hac escrit, et ell olorgal quet 
plaurla el vulria lot lo drel del Rer Darago, et el impetra dispen- 
satio de son fill. Et sobrado pot li locar deis drets quel Rey Darago 
ha en Navarra, go es assaber, de caries danllquitat de posessio et 
domenatges, et pot li atressi obrir la carrera per que cascu poria 
haver son dret á bon enleniment, sil Rey de Franca no era tant co- 
beejos daver térra, co es assaber, del maridatge del fill del Rey Da- 
rago, et de Dona Johanna. Et aqüestes coses digen axi largamenl 
cora ell les ha enteses, etaxi ordenadament com rao aport, segons 
les páranles del Rey de Franga. E entre aqüestes paraules, la on 
inils venga por rao, diga les amors quel Rey Darago li ha fetesda- 
torgar lo passatge per sa ierra , et viandes et combatedors , et altres 
coses quel demaíiá : et de mette son cors á peril en trer aquells In- 
fanls de Castella. Per les quals coses ell ha hauda aquesta enemis- 
tat del Rey de Castella et de sos filis. 

ítem deven demanar vista de part del Rey Darago á Carcassona, 
ó á Narbona, ó á Tolosa, si en allre loe pus prop fer nos podia, el 
temps á la vista entorn lo mes dagost, óenlorn aquell temps. 

ítem apres ago dignen al Rey de Franga lo fet de Mompeler, axi 
com sera acordat per ells, et perlos missatges del Rey de Mallorcha. 
Pero si el Rey de Franga no vulia otorgar lo fet de Navarra, nosia 
demanada la vista ; mas que facen á ssaber al sennor Rey la respos- 
ta del Rey de Franga, el sennor Rey farals en saber lur volunlat. 

Atressi, sil Rey de Franga vulia fer et otorga va lo fet de Navarra 
acen o saber sobte al Rey, perqué pogues preveer com enanlaria ab 
lo Rey de Castella. 



ADiaONES 



AL LIBBO 



DE LAS ANTIGÜEDADES Y PRDÍCIPADO DE SEVILIA, 

Y corografía de sü convento jurídico, 



sus DUÓ MAHViCRITia 



EL DOCTOR RODRIGO CARO. 









í.\rii!;)Si,u.M ut.id :iii 



.OÍAÍi;.Í ^Jh./^íí4+>*^í>i. l^X. ^'M^S¿, 



NOTICIAS 



.!' 



'>i>: 



Híl 



LA VIDA Y OBRAS DE RODRIGO CARO. 



\_4onsta de su fé de bautismo que nació en la villa de Utrera, dió- 
cesis de Sevilla : fué hijo de Bernabé de Salamanca y de Francisca 
Caro, y se bautizó en domingo 4 de Octubre de 1573. Su familia 
antigua y conocida en Utrera, era oriunda de Carmona. 

Se consagró al estado eclesiástico y se ordenó de sacerdote: aun- 
que su principal estudiofué la jurisprudencia. Ejerció varios deslinos 
importantes al servicio de los arzobispos D. Podro de Castro, Don 
Luis Fernandez de Córdoba, D. Diego de Guzraan, cardenal Borja 
y cardenal Spínola, pues fué vicario general y juez de«la Sania Igle- 
sia, visitador de algunos partidos, de fábricas y de monjas, juez de 
testamentos, y cuando murió era visitador de hospitales y cofradías, 
examinador sinodal y de la junta de gobierno. Murió en Sevilla en \ O 
de Agosto del año \ 647, á los 63 años de edad. Fué enterrado en la 
parroquial de San Miguel , donde los de su familia tenían sepultura 



348 

propia. Había vivido en el Arquillo del Alambor, á cuya calle re- 
cientemente se ha dado el nombre de este sabio para perpetuar su 
memoria. 

Llamó la atención en su tiempo y le celebraron todos por su erudi- 
ción y conocimientos en las antigüedades, venerándole como maes- 
tro los mas doctos. Prueba de ello es , que D. Francisco Quevedo 
le dedicó su trabajo sobre la defensa de Epicuro contra la opinión 
común, diciéndole: «pues hablar con el docto, para el que ignora, 
))es acreditarle el que habla, no obligarle: yo, señor, quiero que to- 
))do lo que en él es forzoso , se defienda en la caridad de los amigos. 
))A D. Juan de Herrera doy el tratado, á Vmd; las cuestiones de él. 
))Mas eruditas fueran si de su nota las trasladara que escribiéndo- 
»las de la mia. Empero en la condición de mi obra, no tiene lugar 
»otra demostración de mi buena amistad. Escribiré lo que Vmd. sabe 
«mejor, como yo lo sé: por esto me contento con que se tolere mi 
«discurso, sin pretender que se apruebe.» 

Sin embargo , debe tildársele haber contribuido á acreditar los 
falsos cronicones de Dexlro, Máximo y demás , debidos á la fecunda 
fantasía del célebre P. Gerónimo Román de la Higuera y á otros va- 
rios, tal vez siguiendo el impulso de aquella époc^, Sin embargo, con- 
fesó al P. Francisco de León, de la Compañía de Jesús, «que nunca 
dudó ni habia dudado, que en estos cronicones apareciesen infinitas 
adiciones, intrusiones y cosas encontradas»; y arguyéndole León, 
que según esto en nada se podia fiar de cuanto aquellos cronicones 
decian, callaba (I). Pasó esto en el año de 1639, doce años después 
de haber Caro comentado al Dextro. Fué nuestro Rodrigo Caro muy 
versado en otros ramos de las buenas letras, y muy dado á la poesía. 
En todas sus obras aparecen versos latinos ó castellanos , correctos 



(I) Carlas de D. Nicolás Antonio, núm. 18, inserías en la censura de //»*-' 
torias fabulosas* 



349 
y generalmente muy bellos. En un trabajo manuscrito que dejó, 
titulado Memorial de la villa de Utrera, que, según parece, es- 
cribió en el año de \ 604 , y del que se hablará entre sus obras, 
hay una escelente canción á las ruinas de Itálica , la cual refundió 
después á su gusto , mejorándola notablemente , Francisco de Rioja; 
y es la epístola conocida con dicho nombre , que principia: 

«Estos, Fabio, ¡ay dolor! que ves ahora» (i). 

Hé aqui el catálogo de las obras impresas y manuscritas que es- 
cribió nuestro autor y que son conocidas en el dia. 

; Impresas. 

Antigüedades y principado de Sevilla, y chorografia de su con- 
(Vento jurídico, en folio. En Sevilla, por Andrés Grande, año 
4634. 

Relación de las inscripciones y antigüedades de la villa de Utre- 
ra, con unos versos latinos en alabanza de la misma villa , en 4.° 

Santuario de Nuestra Señora de la Consolación de Utrera» En 
Osuna, año 1622, en 4." 

Flavii Lucii Dextri omnimodae historiíe quse extant fragmenta 
cum GhronicoM. Maximi, Helecae, et S. Braulonis, notis ilústrala» 
Hispali, apud Matlhiam Glavijium, anno 1627, en 4.° 

\i Manuscritas» 

f .. ' " 

Veterum Hispanice Deorura Manes sive reliquiaí» 
Dias geniales ó lúdicros» 



{{) Historia de la literatura española, escrita en francés por Mr. Sismond 
de Sismondi, y traducida con notas por D. José Lorenzo de Figueroa y 
D. José Amador de los Rios, tom. 2, pág. 180 y siguientes. Sevilla, 1842. 



350 

Tratado de los sitios y nombres de los vientos. 

Tratado de la antigüedad del apellido Caro. 

Respuesta á D. Martin Anaya y Maldonado, en sü memorial de 
los santos de Sevilla. 

Respuesta al P. Martin de Roa ^ sobre algunas cosas que escribió 
en el Principado de Córdoba. íí^híí)ííiíjo3í tu ionooiikUí'iq^ 

El Cupido péndulo , á imitación de Ausonio. 

Adiciones al Convento jurídico. 

Memorial de Utrera en cuatro libros, que se conservaba en la 
parroquia de Santa Mark de la Mesa de dicha villa , y su fecha 
es 1604. 

Claros varones en letras , naturales de Sevilla. No concluyó esta 
obra. 

Carta á D. Félix Laso de la Vega , sobre antigüedades. 
' Inscripciones del arzobispado de Sevilla , que copió él autor en 
sus visitas. 

Inscripciones de la casa del Duque de Alcalá en Sevilla. 

Lugares nuevamente añadidos á la Corografía. 

Por los años de 1818 á 1819, tratóse de la impresión de estas 
obras, á escitacion de nuestro celoso y entendido académico D. José 
de Vargas Ponce, y bajo la dirección del presbítero D. Agustín Mu- 
mí y Alvarez, vecino de Sevilla, gran humanista y muy versa- 
do en la literatura antigua; pero el proyecto no llegó á realizarse. 
La Academia, que conserva en su archivo copias de casi todos 
los manuscritos citados, ha acordado insertar en este Memorial 
aquellos opúsculos de antigüedades de nuestro Rodrigo Caro mas 
ajustados á la índole de esta publicación. En este número irán las 
adiciones á las antigüedades de Sevilla , los lugares nuevamente 
añadidos á la Corografía y algunos otros trabajos de interés histó- 
rico. Se ha dado preferencia á las ciladas adiciones, porque habién- 
dolas escrito Caro para un libro impreso en el año de 1634, cor- 
rigiendo algunas equivocaciones y errados conceptos que en- 
tonces imprimió, justo es que en nuestros días procuremos dar 



351 

preferencia á estas aelaraeiones, en honra á su buena memoria , y 
antes que el tiempo consuma los pocos manuscritos que de ellas 
quedan. 

El original de estas adiciones y de las demás obras inéditas de Ca- 
ro, se guardaba en la librería del convento de San Alberto de Sevi- 
lla; pero ya no resultaba alli en el año de 1814. La copia que nos 
ha servido de guia para esta impresión, la sacó en el año de i 81 i el 
licenciado D.Francisco Javier Delgado, erudito abogado de Sevilla, 
de otra muy correcta que se conserva en la biblioteca de la catedral 
de dicha ciudad , cotejándola con dos que pertenecieron al citado 
Muñoz Alvarez, y á D. Miguel Ignacio Pérez Quintero. Esta úl- 
tima , la ha adquirido recientemente nuestro compañero el señor 
D. Pascual de Gayangos. Ademas se ha tenido á la vista otra copia 
que existe en la biblioteca de esta Academia, 



a en'jíKi ^i« ¿ íq 



alíísvn^') hl) éii9'i(Ii{ üí íio ccíkÍ)tbi 

í;.¿ ,*. if^í- ob cas í'ír • ■" ' ' i on ñj i 

'- ■■■'' '■^::.Hiú,CimOHii... ... ., ^ ,....;;:: í)!) Ot 

')í)í) (íiirj^íi^I 



ADiaONES 



AL LIBRO 



DE LAS ANTIGÜEDADES DE SEVILLA 



Y SU CONVENTO JURÍDICO 



SMkWRO^x, Venus diosa de Sevilla, 
Al capítulo 5.", fol. 8 del lib. i.**, después del verso Ambuhaiarum. 

Hay célebre mención de esta diosa Salambona en Elio Lampri- 
dio, en la vida de Eliogábalo. Este monstruo de la naturaleza, pre- 
ciándose siempre , aun en la religión , de la mas asquerosa , celebró 
á la diosa syria Salambona con el mismo rilo y ceremonias, que los 
syrios, imitando los llantos de Venus á su enamorado Adonis, ha- 
ciendo con la cabeza y otros gestos y meneos del cuerpo lo propio 
que hacian las mugeres que lloraban con tristes lágrimas, y esto fué 
agüero de su tardía, aunque bien merecida muerte. Las palabras 
de Lampridio son tales. «Salambonem eliam omni planclu el iacla- 
))tione syriaci cultus exhibuit, omen sibi faciens imminentis exitii.» 
Aunque es verdad que los sevillanos tuvieron por deidad particular, 
y indigele á Salambona con este mismo nombre, la celebridad de 
sus endechas y dolorido llanto eran muy comunes en todo el mundo. 

TOMO 1. 45 



354 

como eleganlemenle lo describe Ovidio, prometiendo la diosa á su 
enamorado que la imitación de su amargo llanto seria siempre repe- 
lida con ánnuos gemidos: 

. luclus monumenta manebunt ^ 

Semperf Adoni, mei: repetitaque mortis imago 
Ánnua plangoris peraget simulamina nostri. 
Memorias de mi llanto, Adonis mió, 

Quedarán siempre, y siempre repetida 

La triste imagen de tu amarga muerte 

Imitando cada año mis gemidos. 

Gonviene admirablemente la celebridad de las fiestas ó llantos de 
Adonis con el tiempo en que fueron martirizadas las santas Justa y 
Rufina , patronas de Sevilla , que es á 1 7 de Julio , porque en este 
mes los sirios celebraban la muerte de Adonis , á quien llamaban 
Thamuz , y al mes de Julio con el mismo nombre. Admirablemente 
S. Hieronimo sobre Ezechiél por estas palabras. «Quem nos Ado- 
))nidem interpre|ati sumus, et haebreus et syrus sermo Thamuz vo- 
))cant: unde quia juxta gentilem fabulam in mense lulio Amasius 
))Veneris, et pulcherrimus iuvenis occisus , deinde revixisse narra- 
»tur; eundem lulium mensem eodem appellanl nomine, et anniver- 
))sariam ei celebrant solemnitatem, in qua plangitur quasi mortuus, 
))et postea reviviscens, canituratque laudatur. Unde apud Ezechie- 
))lem prophetam legitur: ecce ibi mulieres sedebant plangentes 
))Adonidem.» 

Canopo , Dios de los egipcios adorado en Sevilla. 

Al capítulo 5.^ fol. O." 

De las provincias del mundo que mas vanamente erraron en la 
investigación de la divinidad, fué ridicula Egipto, aunque muy 
presumida de haber sido donde tuvo principio la humana filosofia. 



a55 

Esla provincia , eon loca superstición entre los portentos de sus fal- 
sos dioses, adoró el buey Apis, el perro, el gata, el escarabajo, 
los puerros ^ las cebollas. Ríese de ellos graciosamente Ju venal. 

o sanctas gentes quibus ñmc nascuntur in hortis 
Numina 

No tuvo mejor principio en su theogonia el dios que llamaron 
Canopo , cuya deidad creció y tuvo mayor conocimiento y estima- 
ción con el suceso que se sigue. Preciábanse los sacerdotes caldeos 
que su dios el Fuego era el mayor y mas poderoso de todos los dio- 
ses; pues á los demás, ora fuesen de oro, plata ú otro metal, ora 
de piedra ó de madera , los consumía , desbarataba y volvia en ce- 
niza. Llegaron con esta contienda al templo del dios Canopo, cuyo 
sacerdote con astucia dijo que él averiguaría que su deidad era su- 
perior al fuego. Para prueba de esto ocultamente buscó una tinaja, 
hizo en ella muchos horados, tapólos con cera, cubriendo toda la 
superficie con varios colores , caracteres y pinturas. Añadióle una 
cabeza y manos humanas. Esta mala y monstruosa figura salió á la 
contienda del fuego que trajeron los sacerdotes caldeos. Plantó el 
sacerdote de Canopo su divina tinaja en medio del fuego , y á poco 
espacio derritiéndose la cera y saliendo por muchas partes el agua, 
de que estaba llena la tinaja, apagó á deshoras el fuego, quedan- 
do corridos y vencidos los sacerdotes caldeos. Esta narración es de 
Rufino, en el libro 1 1 de su historia, y 2.** de la de Ensebio Cesa- 
viense, y la refiere Suidas en la voz Canopus. (Jou ser esta conseja, 
de tan poca sustancia, no solo en Egipto fué admitida, sino que en 
alguna parte de Grecia y otras provincias se hizo lugar. En Italia 
hoy se hallan algunas efigies de este dios Canopo. Parece haber 
prendido esta mala semilla también en Sevilla, por la mucha comu- 
nicación por el Océano con todas las naciones del orbe entonces 
conocido. Hallóse la estatua de Canopo en los alcázares reales el 
año de 1606, siendo alcaide de ellos Joan Gallardo de Céspedes, 
cavando unas zanjas, á poco mas de una vara , donde á lo que se 



S56 

puede presumir , la escondieron sus devotos , cuando los cristianos 
quebrantaban todos los ídolos de la gentilidad. Es esta estatua de 
cinco cuartas de alto, de piedra negra durisima. Llamante los an- 
ticuarios y artífices,, basaltes ó pedernal egipcio. Represéntase en 
ella una muger sentada con ropage decente de grave y hermoso 
rostro. Tiene en su regazo im niño de poca edad , hermoso y risue- 
ño , cubierta la cabeza como con una capilla de fraile que le des- 
ciende por las espaldas , los brazos cruzados , el derecho sobre el 
izquierdo , y en él un azote. De la cintura abajo metido en una red 
que le cubre todo , acabando todo el cuerpo en punta á la ma- 
nera que los matemáticos figuran el rombo. Tiene la estatua de esta 
muger por ambos lados del asiento de arriba á abajo y en la peana 
donde está sentada , cavados muchos hieroglíphicos y caracteres ex- 
traños, aves, culebras, flores, varios animales , círculos, triángu- 
los, figuras de cruz y del tau. En el pecho tiene un taladro como 
de un real sencillo, que le pasa á las espaldas: y parece que este 
ídolo estaba encajado ó arrimado en algún nicho ó pared , porque 
teniendo en toda la parte delantera escelente escultura y de maes- 
tro muy aventajado con admirable polimenlo , por las espaldas está 
la piedra bruta. Yo vi este ídolo muchas veces con admiración de 
su extrañeza , y lo vio toda Sevilla. Hubo varios pareceres en cuan- 
to á su significación. A algunos les parecía Yenus y Cupido; mas 
faltándole el arco y flechas y las alas no podía ser. Para ser Bere- 
cinthia, falta la cabeza torreada, y finalmente, los curiosos se veian 
atajados de discurso. Dio paso á la inteligencia Juan Goropio Beca- 
no, que en el libro 7 de sus Hieroglíphicos pone la efigie de Cano- 
po casi con las mismas señales, salvo que en ellas no se halla la de 
muger, y después de haber este autor discurrido largamente , dice; 
«ídem autem significat Canop, ac si dicas cognoscendarum reruní 
))spem. Dum ígitur hanc pucri imaginem pingebant omnia simul 
))haec indicabant: puerorum ánimos haud minus ad scientiam el 
))artes natura pronos esse, quam ad pocula ipsorum palatum.» Esto 
es, Canop signifirca esperanza y aptitud de la inteligencia de las 



357 

cosas, ser los muchachos inclinados naturalmente á la ciencia y ar- 
tes no menos que su paladar al gusto de beber. Confirma el sentir 
de Goropio el hallarse en esta efigie sevillana las manos cruzadas 
y el azote para significar, no solo la inclinación de los muchachos, 
sino también la pronta obediencia y sujeción á quien les enseña. 
En aquella muger se representa la filosofía ó alguna de las Mu- 
sas, por cuya sabiduría los dioses comunicaron á los hombres las 
ciencias : si ya no es como piensan otros que todo este compuesto 
sea hieropjlíphico de las cosas celestiales á que por último y mas 
glorioso fin nos lleva y encamina la disciplina y la filosofia. Mu- 
cho ayudaran los hieroglíphicos de esta imagen, si todos se pudieran 
entender, pues con el escarabajo los Egipcios daban á entender lo 
que el sol obra en el cielo y en la tierra. Díjolo Plinio, lib. 30, 
cap. 11, «Scarabseum qui pilas volvit. Propter hunc Aegyplima- 
))gna pars scarabíeos inler numina colit, curiosa Apionis interprela- 
))tione, qua coUigat Solis operum sirailitudinem huic animali esse, 
))ad excusandos gentissuae ritus.» Jacobo Bosio en el libro 5, cap. 8 
de Cruc. triumph. , pone la efigie de Canopo, y favorece el pare- 
cer de Goropio Becano diciendo, que por ella se significaba la impor- 
tancia de poner freno á los muchachos mientras lo son, para que 
aprendan, y que eso significa la leil en (|ue está envuelto, dice asi: 
(dmago haec pueri habel caput, cuius corpus retículo quodam cir- 
wcumseptum est: quo mea quidem senlentia significatur hominem, 
))dum impueritia et adolescentia est constitutus, coercendum ac dis- 
))ciplinaí et obedienliíe fraenis cohibendum.» El taladro de nuestra 
imagen de Canopo pudo servir de echar agua con algún artificio he- 
cho detrás de ella, para significar y representar la victoria del fuego 
de los caldeos, ocultándola hasta la ocasión de poner alli cerca el 
fuego encendido; si ya no es que el sacerdote ó sacerdotisa de su ara 
ó templo ponia alli la boca para adivinar lo que consultaban los de- 
votos, recibiendo algún espíritu maligno, como lo hacian en las trí- 
podes de Delfos y en la encina de Dodona, donde Júpiter respondía á 
sus adivinos. Y si esto no agrada, adivine el pió lector lo que qui- 



3o8 

siere é consoUe d alma de Tyresias, qae yo no alcanzo otra cosa. 
Estuvo el Canopo sevillano escondido muchos siglos enlre los veslh 
gios y ruinas de antiguos edificios, hasta que, como dicho es, se 
descubrió el año de 4 606 , y siendo alcaide de los alcázares Don 
Fernando de Céspedes, caballero del hábito de Santiago, tenien- 
do noticia de él el conde de Monterrey, lo pidió- y se llevó á Ma- 
drid y después se llevó á Italia [donde se hace justo aprecio de estas 
antiguallas] con sentimiento de los curiosos de Sevilla, y con poco 
crédito de la curiosidad española , poes habiendo allá dos de estas 
estatuas ó efigies que representaban el mismo Canopo , que una te- 
nia el cardenal Pedro Bembo y después el duque de Mantua , y otra 
el cardenal Famesio , estimándolas mas que si faeran piedras pre- 
ciosas, pidieron también esta y se la llevaron, atreviéndose á nues- 
tra poca atención á las cosas de la antigüedad. 

PüEETA DE CtoLESv 
AI cap. ii, fot. 21, qae trata de Hércoles y de su templo de Sevilla» 

La puerta que los antiguos sevillanos llamaron de Hércules, y el 
vulgo corrompiendo este nombre llamó de Goles, juzgan los mas 
atentos haber tomado el nombre de su fundador , y que la cansa 
de esto seria por haber tenido allí cerca aigan templo ó ara de los 
muchos que esta deidad en todo el mundo tenia , ó ya fuese porque 
en la misma puerta tuvo algún simulacro como ya lo dejamos ^- 
crilo. 

Después he reparado, que esta puerta está á la parte occidental, 
opuesta derechamente á la puerta del Sol , que mira al Oriente, lo 
cual tengo por muy ajustado á la atención con que aquellos sacer- 
dotes y agoreros antiguos hacían sos ritos y ceremonias, y en esto 
quisieron dar á entender, que Hércules era el mismo que el Sol, que 
nace en el Oriente. Por esta causa á nuestro Hércules gaditano k) 
esculpian con rayos de luz en la cabeza , coído á Apolo, y en mu- 



359 

Iphas de sus anliguas medallas que yo tengo y he visto, ponen los 
gaditanos por reverso al sol , que se pone en Occidente. A este mi 
pensamiento favorece lo que dice Macrobio en los Saturnales, ca- 
)itulo 20. «Sed nec Hercules á substantia Solis alienus est: quip- 
» pe Herculis ea est Solis potestas, quae humano generi virtutem ad 
)) similitudinem príEslat deorum». Y como este heroico varón ven- 
ció y puso en paz el Oriente de donde vino, y el Occidente, donde 
feneció su vida, y virtud de pacificar, le atribujan la paz de todo el 
género humano: asi Séneca en el Hércules furens. 

aPace est Hercúlea, manu aurorara inier et Hesperum.i> 

Y Ovidio en la elegía 10. 

« Implesti meritis Solis utramque domum.» 



Algunos vocablos que en Sevilla se conservan del uso de los 

romanos, 

A la foja 21 , pág. \ . cap. W , del lib. 1.° 

Alguno que leyere esto que aqui escribo, por ventura lo tendrá 
por superQuo ó de muy poca importancia. Pero el que eslo dijese 
no creo habrá leido en Marco Varron, Nonio Marcelo, ni á nuestro 
patrón San Isidoro en sus Elimologias, que aun descienden á cosas 
mas menudas, y en materias de antigüedad no hay cosa que para 
los doctos no sea estimable, y para ellos es toda esta obra como 
quiera que ella sea. 

Los hombres de mar usan comunmente de dos voces , que por 
usarlas solo en el rio Guadalquivir y no en otra parte del mundo 
nuevo y viejo, piden particular atención. Eslas son aguas fusentes 
ó husentes y aguas montantes. Aguas fusentes ó husentes , llaman 
cuando el rio entra en la mar en las menguantes, y parece vienen 
del verbo fundentes^ que se derraman , que por eso llaman á los 



360 

desaguaderos de la ciudad fusillos ó husillos quasi fusilia del ver- 
bo fundo is. Aguas montantes viene del verbo mutuo as, quasi 
aquas mutuantes ^ porque cuando el rio crece volviendo por mu- 
chas leguas hacia atrás » parece que las aguas que dio al Océano 
se las vuelve ) y asi se dice con propiedad aguas mutuantes, quia 
mutuo recurrunt. 

Del mismo tiempo y lengua son los dos nombres del castillo de 
Quartos y de Quintos ^ que están á la vista de la ciudad. Quartos 
á quatro millas, que alli, conforme á las ordenanzas de Sevilla, po- 
nen una legua vulgar, y los romanos la cuarta piedra, Quartus la- 
pis; y se ha quedado con la medida todavía el mismo nombre. Hace 
á propósito el epigrama de Marcial, nuestro español , lib. \ .°^ epi- 
grama 13. 

Rura, nemusque idcrum, dilectaquejugera Musís 
Signat vicina quartus ab urbe lapis. 

Quintos porque está á la quinta piedra^ y alli ponian cinco millas, 
se llamó Qmntus lapis y persevera todavía la voz sirviendo de 
nombre al castillo y heredad que alli está. 

Labirinto de Sevilla ó sus reliquias. 
Después del cap. i2, fol. 23 , pág. •I^, añádese por capítulo nuevo. 

No es maravilla, que un edificio tan notable como el que ahora 
diremos, se haya escondido á los ojos de los sevillanos, aunque sea 
' de los que con particular afición y gusto inquieren las cosas anti- 
guas; porque si los que se hallan á veces sobre la haz de la tierra 
ó en despedazadas ruinas se tienen vulgarmente en tan poco precio 
que los gastan por materiales ó quiebran y deshacen sin mas consi" 
deracion que si fuesen piedras brutas para acomodar en sus edifi- 
dios, ¿qué será en aquellos que se esconden á los ojos, ó tienen 
mudada la forma para que se edificaron? Tales son unas bóvedas 



361 

que se vea en la Vínaleria que hoy sirven de bodegas. Estas están 
fabricadas de forlísima argamasa con arcos de ladrillo , por donde 
parece se daba tránsito de las unas á las otras. El altura de las que 
hoy se pueden ver es de tres varas y media, y de ancho diez y sie- 
te pies. A lo que parece pudieron servir de alojamiento militar de 
los ejércitos de los romanos, á que llamaban mansiones, de donde 
vino la voz castellana mesones. Los soldados que venían de Cádiz 
paraban en Sevilla. De aqui iban á Itálica, Carmena, Córdoba, 
Mérida y otros muchos lugares, como consta del itinerario de An- 
tonino, muchas veces alegado en nuestra corografía. También 
servían estos alojamientos para la gente que el pretor, presidente 
ó procónául traía consigo quando en el invierno se recogía en Se- 
villa á oir pleitos como en convento jurídico y metrópoli de la Bé- 
lica. Vénse también en otras partes bóvedas dentro de la ciudad, 
y por el mucho estrago del tiempo y mudanza de los edificios sobre 
ellas edificados , no se puede conjeturar de qué pudieron servir. 
Mas el edificio subterráneo que se ve en Cal de Abades (1), collación 
de la Sania Iglesia mayor, en las casas del licenciado Andrés Pi- 
chardo canónigo de ella, es tan extraño y lan nunca visto en otra 
parte de España (á lo que muchos que lo han vislo juzgan), que me 
pareció no cumplía con el intento de mi obra, si no lo representase 
al lector que no lo hubiere visto, asegurando á cualquiera que lo 
viese, que se admirará mas, porque quizá quedaré yo corlo en su 
descripción, no obstante que para ella me valí de arquílectos bien 
entendidos en su arte. Es la puerta de esta cueva cuadrada de á vara 



(I) En la copia de Pérez Quintero se lee la siguiente nota marginal: 
(( Según lo que he oido decir son estas casas en Cal de Abades , como se 
va por una calleja á saFir á la plaza del Conde de Gelves , nnles de en- 
trar en la del Atambor , frente á la calle de los Angeles , pasando una ca- 
sa que hace esquina, y este año de d686 la vive D. Francisco Levanto^ 
Arcediano de Reina y canónigo de Sevilla. » No se dice de quien sea esta 
nota. 

TOMO I. V 46 



36¿ 

por una y otra parte , y entrando á su profundidad se baja desde la 
superficie de la pieza donde está por unos escalones de á media vara 
cada uno de alto, cuyo cielo es un medio canon de ladrillo mayor qiio 
el de estos tiempos. A los seis escalones hay en la pared á la mano 
siniestra una taca a manera de ventana, pero no entra masde basta 
el medio cuerpo. Tiene tres cuartas de alto y dos de ancho. Sigue 
el medio canon de media vuelta, y al cuarto ó quinto escalón, hay 
otra taca en la pared del mismo modo que la primera. Sigue el 
medio canon bajando al peso de la escalera , y á diez y siete gra- 
das hace un testero y da vuelta á mano siniestra, y en la mitad 
del cielo tiene una tronera ó respiración cuyo fin no se pudo al- 
canzar. Es en ancho de una tercia y de dos varas vistas de profun- 
do. Baja desde aqui el canon con otra media vuelta á uña capilla 
redonda de bóveda, que sus movimientos son de ladrillo y su cón- 
cavo ó cielo es de pedernal, y otros materiales muy fuertes. A mano 
derecha hay un medio canon de bóveda con dos troneras una á ca- 
da lado, que tendrá cada una seis varas de hondo, y siguiendo á 
mano derecha hay un risco de argamasa y peña , el cual viene á ser 
una de las paredes de un pozo que está inmediato , con una venta- 
na, por donde al parecer se sacaba agua á este edificio. A mano 
izquierda hay otro canon de vara y media de alto y otro tanto do 
ancho, el cual tendrá de profundo dos lanzas de á catorce palmos. 
Tiene otra ventana en el testero, y prosigue el edificio , mas no se 
puede descubrir á dónde va á parar por la tierra que han alli echa- 
do. En medio de este y del otro se sigue otro medio canon de ladrillo 
cuya profundidad es de tres lanzas de á catorce palmos. Para en 
otra capilla de la misma labor, y el niismo material que la prime- 
ra, algo mayor en su redondez. Tiene el cielo de ella cuatro pe- 
ñas á compás, distantes unas de otras dos varas en cuadro, las 
cuales están con un agujero grande en sus mitades , que parecen 
quicios de á vara de profundo. Tiene esta capilla cinco callejones 
de á medio canon, los dos pequeños de á vara de alto y de tres 
cuarlas de ancho, y no pudiéndose entrar para ver el fin de ellos, 



3t)3 
'se vé desde la enlrada que cada uno acaba en olra capilla redonda, 
no tan grande como la de donde salen , sin poderse ver lo que hay 
de allí adelante. Los oíros dos cañones son de vara y media de al- 
to y olro tanto de ancho, los cuales están atajados con tierra echa- 
da alli de propósito. Háse dicho que abriendo pozos en las casas 
vecinas, daban en estos huecos y los tapaban para proseguir su 
obra. Tienen hoy ocho varas de profundo, caminando (á loque 
se puede en aquella oscuridad conjeturar) hacia el Oriente. El 
olro canon, que es el mayor, vuelve hacia el Mediodía, y tiene 
tres varas de alto y dos de largo y mas de tres lanzas de á catorce 
palmos de discurso: en cuya entrada hay dos piedras notables por 
lo grande, una enfrente de otra, y están en la mitad del edificio, 
digo en los principios de las paredes del medio canon donde lla- 
man los movimientos del arco. Al fin de este medio canon hay un 
peñasco que baja de arriba, y para pasar por debajo de él 
se bajan dos gradas, y en pasándolo, poniéndose en pié á la vuelta 
del peñasco se descubre arriba gran cantidad de arcos forlisimos y 
muy juntos, y algunos como nichos de ladrillos fuertes, y siendo 
lodos estos arcos muchos rematan en medio todos, y la obra pasa 
adelante sin poderse ver ni penetrar la forma que tiene ó no atre- 
.verse á darle fin. El remate de estos arcos es un entresuelo que tie- 
ne una vara de cuerpo de argamasa, y debajo de él está otra capilla 
cuya labor es mas tosca que las otras. Podráse en su redondez vol- 
ver una lanza de doce palmos: su altura es de siete. Tiene su rema- 
te aqui por esta parte, porque está impenetrable al curioso. Tiene 
el edificio otras muchas calles y bóvedas todas de ladrillo ó arga- 
masa; que por haberlas Cortado no se puede ver el fin. Las capi- 
llas están perpetuamente como con espeso roció de la humedad que 
sale de aquellas cuevas, y cae á gotas en el mismo suelo de donde 
sube. Este está muy limpio; porque en él no se cria ningún animal 
viviente, y es tan frió que si á la entrada se pone alguna vasija con 
agua en poco tiempo se pone fria , de modo que solo la de nieve lo 
está mas. llanto visto muchos artífices y admiran su fortaleza , y no 



364 

saben á qué fin se pudo labrar. Solo dicen que les parece obra de 
mas de tres mil años de antigüedad. 

Vénse no muy lejos de estas cuevas y calles otras que en otras 
casas se han descubierto, que sin duda son dependientes de ellas, 
porque en la profundidad , forma, ladrillo y fortaleza son las mismas. 
Como en las casas del duque de Veraguas se vé una que discurre há- 
el corral de Dona Elvira, y olra que sirve en su profundidad de cañe- 
ría al Alcázar, y puede por ella entrar un hombre y andar en pié por 
largos espacios; y en la casa que yo vivo, cerca del Arquillo del 
Alambor, hay otra cuya boca se cerró , y no dudo han cegado y cu- 
bierto otras dependientes Ide estas (I ) . Gregorio Fiel , maestro car- 
pintero que vive frontero de mi casa, pasado el Arquillo del Atam- 
bor , derribando unas atahonas , entre otros raros edificios que des- 
cubrió, halló tres estados debajo de la tierra una bóveda de ladrillo, 
la cual estaba solada curiosamente de masarles, y tiene seis varas 
y tercia de alto y cinco varas y media de ancho. Corre desde las 
casas donde vive Juan Rubio, presbítero, hacia la iglesia Mayor, sin 
saberse donde para. Al tiempo que la descubrieron, rompiendo el ca- 
non de su bóveda salió un vapor espeso, que atafagó los circunstantes 
y les paró los rostros y los vestidos azules. Dejáronla abierta un año, 
y después entró un hombre colgado con sogas, y unahacha encendida 
en la mano, y miró todo lo que pudo del primor de la solería y la- 
drillos de su edificio, y queriendo discurrir por él salieron tantos mur- 
ciélagos arracimados que envestían con él y le apagaban la hacha, por 
lo cual hizo señas, y le sacaron, no pudiendo dar mas señas que es- 
tas; y las mismas da Fr. Pantaleon de Aveiro del Labyrínto de Creta 
que él mismo vio, y lo refiere en el Viage de Tierra Santa, cap. 8, 
y alli dice le sucedió esto mismo de los murciélagos que allí vio (2). 



(1 y 2) Lo inserto enlre estas dos notas estaba , según afirma Pérez 
Quintero, al margen del manuscrito de Caro , y de su letra; pero en el de 
la Catedral aparece como aquí dentro del párrafo. 



365 

Es de advertir que la entrada de este edificio está todavia , á lo 
que parece, en la misma superficie de la tierra donde su funda- 
dor la comenzó ó edificó , sin que la ruina de otros edificios la 
hayan hecho mas honda, como es muy ordinario en todos los edifi- 
cios muy antiguos. Fundóme en que el pozo que está conjunto á la 
entrada , y los escalones por donde se baja es todo de un mismo 
ladrillo grande y de un barro muy puro y de escelenle cocimiento, 
sin que se halle diferencia, de modo que cualquiera juzgará que todo 
es de una misma labor , fábrica y tiempo. 

£.a primera vez que vi este raro edificio me pareció una cárcel 
horrible y oscura subterránea , como aquella que menciona Aris- 
tóteles en losEthicos, cap. 16, que habia en Atenas, donde encer- 
raban los reos de gravísimos delitos, ó aquel cuarto.de la cárcel de 
Roma que llamaban Tullianum, que también era oscura y hor- 
rible. Descríbela Salustio con tales palabras en el Catilinario: 
«estin carcere locus, quod Tullianum appellatur, ubi paullu- 
))lum ascenderis ad laevam, circiter duodecim pédeshumi depres- 
»sus. Eum muniunt undique parietes, atque insuper camera , la- 
))pideis fornicibus viñeta; sed inculta, enebris, odore, foeda al- 
«que terribilis ejus facies est. » La segunda vez que lo volví á ver 
con mayor atención , me pareció que no podia ser aquel edificio 
cárcel , ni tiene modo ni forma de tal , porque no se puede andar 
por ella sin llevar luz encendida, y porque es tan grande y perpetua 
su humedad que fuera imposible vivir alli un hombre tres dias sin 
morir ó cobrar enfermedad mortal , pues como queda dicho arri- 
ba, la parte cóncava de las bóvedas está destilando perpetuamen- 
te roció que cae sobre los que por alli andan , y este no le viene ni 
le pudo venir de la parle convexa ó superficie de la tierra por su 
forlísima argamasa y ladrillos, y porque casi toda está cubierta de 
casas; sino que este rocío lo causa la humedad que exhala el suelo 
de aquellas bóvedas, que es terrizo, y está siempre mojado por la 
proximidad que tiene al agua del abismo, y subiendo esta humedad 
al cóncavo vuelve, como sucede en las alquitaras ó destiladores, á 



366 

caer abajó. Saliendo, pues, del pensamienlo de que hubiese sido 
cárcel, se me vino á la memoria si fueron aqui las infernales es- 
cuelas de la arle mágica que en tiempo de los árabes fueron famo- 
sas en Sevilla, como las habia en Toledo, Salamanca y otras par- 
tes. De las nuestras hacen memoria San Antonino de Florencia, 
Platina , Martin Anronio Delrio y D. Tomás Tamayo en las notas á 
Luilprando. Mas tampoco este pensamiento me agrada; porque 
aunque el lugar parece acomodado en lo infernal y oscuro para lal 
ministerio, es tan notablemente húmedo, que lo hace del todo inha- 
bitable, si ya no es que el maestro de esta maldita ciencia traía alli 
algún calor de lo que sobra en el infierno para la comodidad de sus 
oyentes. Con todo eso , aunque esta mala ciencia se puede haber en- 
señado aqui, el edificio es mucho mas antiguo que de los árabes y 
de genio mas extraordinario; antes arguye grande ociosidad y po- 
tencia del que lo mandó hacer. Obligóme la admiración y la cu- 
riosidad á vdver tercera vez á verlo , llevando conmigo personas 
que me ayudasen á discernir y pensar qué cosa fuese esta fábrica 
tan rara y extraordinaria, y á la verdad todos quedaron con la mis- 
ma admiración y suspensión que yo. He pensado si pudo ser sepuK 
ero de algún Príncipe ó de alguna familia grande, y es cierto que 
no tiene disposición ni forma de sepulcro, porque yo he visto los 
sepulcros subterráneos que hay junto á la insigne villa de Osuna, y 
aquellos conocidamente se echa de ver fueron enterramientos de 
personas principales, y cuando se descul^rieron hallaron muchos 
huesos y cenizas. En la villade Aroche, á una legua de ella, vi 
otros sobre la tierra edificados en forma de capillas de bóveda, y 
.sus inscripciones dicen lo que fueron, y ninguno de ellos parece á 
esta fábrica sevillana. Puede ser que el no haber comprendido ni 
entendido el uso de ella ni el fin del que la edificó, me haya traido 
á su (conocimiento; y asi he venido á pensar que todo este edificio, 
que sin duda fué mucho mas extendido de lo que hoy por él se pue- 
de andar, con multitud de calles y bóvedas intrincadas á varias 
partes , fuese algún labirinlo á imitación de aquel que hubo en 



367 
Grcla, que describe elegantemente Virgilio en el 5 déla Eneida en 
estos versos. 

Ut quondam Creta fertur labyrinthus in alta 
Parietibus textum ccecis iter, ancipitemque 
r Mille viis habuisse dolum, qua signa sequendi 

Falleret indeprensus et irremeabilis error. 

Volviólos á nuestra lengua en estos versos el traductor castellano. 

Bien como en la alta Creta un tiempo es fama 
' Haber habido un labirinto obscuro 

\- ^ Cuya confusa c intrincada hechura 

, ,' Con mil caminos , calles y senderos 

La gente confundía y engañaba 
De suerte , que el error inextricable , 
La multitud de sendas y carreras 
, Cegaba á los que entraban las señales . • 

; Por do podian para salir regirse. 

Nadie se espantará que yo haya dicho que el no poder compren- 
der este nuestro edificio me haya traido al conocimiento ; porque 
aun vulgarmente solemos decir de las cosas intrincadas , y que no 
percibimos bien, es el labirinto de Creta; y aunque este proverbio 
es vulgar, no todos saben qué cosa haya sido el labirinto de Creta, 
ni otros que con tal nombre haya habido en el mundo : y no es lo 
que suelen hacer los jardineros, como vemos en los alcázares de 
Sevilla , calles intrincadas de madera , vestidos de murtas ó naran- 
jos que tienen muchas vueltas y revueltas; ni como Pinjen los mu- 
chachos haciendo rayas en el suelo ó en el papel ; y no advirtiera 
yo esta menudencia, si Plinio el mayor, en su historia natural, no 
lo dejase advertido lib. 36, cap. 13. «Non ut in pavimentis, puero; 
«rumve ludicris campestribus videmus brebi lacinia millia passum 
))plura ambulationis continentem: sed crebris foribus inditis, ad fa- 
))llendos occursus, redeundumque in errores eosdem.* 

Era, pues, el famoso labirinto de Creta un edificio subterráneo 
de intrincadas y perplejas paredes, tan oscuro y dudoso, que si el 
que entraba en él no llevaba un ovillo de hilo para volver por don- 



368 

de había venido, era imposible salir, Bajábase á él por cien escalo- 
nes, y dentro se encontraban figuras y simulacros monstruosos, y 
alli dicen haber estado el Minotauro: caminábase á partes diversas 
por innumerables pasages y encrucijadas para inducir á error al 
que por ellas entraba, de tal manera que si no era valiéndose del 
ovillo , parecía imposible volver á salir. Esta descripción es del gran 
Isidoro hispalense en el lib. i 5 de sus Etimolog., cap 2. Alli dice, 
que hubo cuatro labirintos famosos en el mundo : el primero fué el 
egipcio, el segundo de la isla de Creta, el tercero el de Lemno, el 
cuarto en Italia , y que todos estaban de tal manera fabricados que 
ningunos siglos los podian destruir. No pongo todas sus palabras 
por evitar prolijidad: mas de las señales que en ellos hallamos, co- 
nocemos que el de Sevilla se^hizo á su imitación, ya que no fuese 
.tan grande ni tan famoso eomo ellos. Lo primero ser subterráneo, 
bajarse á él por escalones , multitud de calles y paredes , entradas 
y salidas, algunas tan dificultosas, y todo tan horrible y obscuro, 
que aun lo poco que resta si se apagase la luz con que es necesario 
entrar en sus oscuridades, seria dificultoso acertar á salir. Acredita 
este discurso lo que dice Plinio en el lugar citado, donde hablando 
de aquellos cuatro labirintos describe su soberbia grandeza, princi- 
palmente del egipcio, que eíi la ciudad de Heraclopolis edificó Pe- 
tesco ó Tytire su Rey^ de quien lomó ejemplo Dédalo para hacer 
en Creta el suyo; pero este, aunque era de mucha grandeza no lle- 
gaba en la centésima parte á ser como el egipcio. «Hinc utique 
»sumsisse Daedalum exemplar ejus labyrinthi , quem fecit in Creta, 
»non est dubium, sed centessimam lantum portionem ejus imita- 
»tum, quaeitinerum ambages occursusque, ac resus inexplicabiles 
»continel.)) Y mas adelante , en el mismo capitulo , dice : «Majore 
»autem in parte transitus est per tenebras : aliajque rursus extra 
))murum labyrinthi sedificiorum moles, Pteron appellant. Inde aliae 
»perfossis cuniculis subterráneas domus». Acaba Plinio admirándose 
de la furiosa demencia de los que buscaban gloria en costa , que no 
habia de aprovechar á nadie, y fatigaban las fuerzas del reino solo 



369 

para que fuese mayor la alabanza del arli fice: «adeo vesana de- 
wmenlia quaesisse gloriam impendió nuil i profuturo propter ea fali- 
»gare regni vires, ut tamen laus major arlificis esset». 

De este mismo labirinlo de Creía ó alguna parle que de él resta» 
dice Fr. Pantaleon de Aveiro en el libro del Viage de la Tierra San- 
ta, cap. 8, que entró, dentro y lo vio, y que si en alguna parte del 
mundo hubo Minotauro y su historia no es fabulosa, no pudo ser 
sino alli, donde los indicios están tan claros y manifiestos, y refie- 
re cosas espantosas que alli vio. Yió también el mismo labirinto, y 
notó sus cosas como hombre docto, haciendo cumplida descripción do 
élJuan Cotovico Trajectense en su itinerario Ilierosolimilano, que es- 
cribió en lengua latina, cap. i 3, digno de que el mas curioso lo lea. 

Del labirinto que el Rey Porsena hizo en Italia, escribe Tomas 
Castellón Aretinó en el libro de los funerales antiguos, tabla 7. 
Cornelio Alapide, expositor muy docto de las epístolas de S. Pablo, 
en la que escribió á los hebreos, cap. 11 , dice: que aquellos lu- 
gares subterráneos llamados catacumbas, cuyo principio se ve en 
la iglesia de S. Sebastian, donde los Santos Apóstoles y muchos Pon- 
tífices y predicadores se escondían á veces huyendo de las persecu- 
ciones, y á veces para predicar y hacer los divinos oficios, y don- 
de asimismo estuvieron enterrados los cuerpos de los Santos Após- 
toles S. Pedro y S. Pablo, son á la manera de estos labirintos, y 
que personalmente anduvo parte de ellos, admirado justamente y 
devoto con un santo horror y respeto, considerando lo que pasó en 
aquellas cuevas subterráneas, que le admiraban las vueltas y re- 
vueltas, ya bajando, ya subiendo, extendiéndose sus calles por dis- 
tancia de muchas millas con plazas, y divertículos, moradas altas 
y bajas, pulpitos y altares, todo ello, no solo como una ciudad que 
llegaba hasta la mar, sino como toda una provincia. Es muy largo 
y digno de leer todo lo que refiere este autor visto por sus ojos;' so- 
lo referiré algunas palabras suyas. «ítem vidi et miratus sum sacro 
»horroreprofusus, subterráneos specus longo spatio partim eundo, 

»parlim repetendo, nunc ascendendo, nunc descendendo, nuncgi- 
Touo I. «47 



370 

í)ramlo , praeunle candela íiigresussum: specus bi ad mulla milla- 
))rla á christianis excavati usque ad mare percurrunt plateas el d¡- 
)>verlicula quaqua versum habent infinita instar labyrinthi». 

Quien leyere este autor creerá fácilmente lo que vemos boy en 
Sevilla, y podrá también juzgar que en las persecuciones de los 
cristianos (que hubo muchas en esta ciudad) ya por los gentiles, ya 
por los hereges arríanos , y después por los moros , servirían parle 
de estas cuevas para esconderse, aunque la habitación de ellas es 
poco menos áspera que la misma muerte. Concluyo este largo dis- 
curso con decir que confiriendo las principales señas de los famo- 
sos labirintos que se han referido con este edificio sevillano , tiene 
mas similitud para haber sido también labirinto á la traza de aque- 
llos, pues el ser mayor ó menor no muda la sustancia, porque en él 
concurren ser lugar subterráneo, descenderse á él por escalones, 
ser muy obscuro, las calles, ambages., entradas. y salidas perplejas, 
no poder servir para ningún uso humano de alguna utilidad , y la 
fábrica ser eterna de tal manera , que ningunos siglos la podrán des- 
baratar ni destruir , que estas señales son propias y comunes á lo- 
dos los labirinlos, como dice S. Isidro en el lugar citado: «Omnes 
))¡la construGli ul disolvere eos nec ulla saecula quidem possinl,» y 
no consumen en las cárceles ni en otros edificios, que pueden ha- 
ber servido de algún uso ó utilidad humana. 

Ríito es lo que yo siento y alcanzo después de haberlo considera- 
do. El que fuere mas curioso podrá ver los autores que refiero y 
sacarme de mi engaño, y habiendo visto este nuestro antiguo edifi- 
cio ó nuevo labirinto sevillano, en que yo por su perplejidad por 
ventura me he perdido, desengañará á otros estableciendo otro mas 
acertado pensamiento; que yo, persistiendo en mi error, juzgo que 
conQo Sevilla es una de las mas antiguas y conocidas ciudades del 
mundo por la comunicación de entrambos mares, pudo ser y es muy 
verisímil que algún Rey Tartesio ó Turdetano oyendo decir á los 
egipcios, griegos ó italianos de los labirintos que en sus provincias 
habjau fabricado sus principes les quisieron imitar haciendo otro 



lal en esla ciudad , porque la ambición de los grandes señores sien- 
te mucho que oíros se les avenlajen , aunque sea en lan inúliles y 
furiosos intentos : y como los Reyes Turdelanos eran los mas ricos 
de oro y plata que habia en el mundo, pues aun los pobres y gente 
(le menos cuenta tenían los acetres, calderas y cántaros de plata, 
como lo dice Estrabon en el lib. 3, querrían imitar á los demás prín- 
cipes, que aun con tales disparates hablan ganado estimación; y en- 
tonces no hablan comenzado á venir las naciones á hacer guerra 
sangrienta á los españoles, que abundaban en riquezas, sino en mul- 
titud, y una larga, ociosa y continuada paz, con la cual no solo 
podían hacer el edificio subterráneo , que hoy en parle vemos, sino 
imitando á los otros sobreponer pirámides, obeliscos y grandes co- 
lumnas encima con otros soberbios edificios, esto es, si la imita- 
tacion de aquellos forasteros labirlntos solicitó el ambicioso cora- 
zón de nuestros reyes , en nada inferiores á los demás; mas como 
han dominado en Sevilla tantas y lan fieras naciones, que todas la 
han procurado destruir hasta hacerla suya, no es maravilla que no 
se vean hoy sino estas pequeñas y desfiguradas reliquias, de lo que 
antiguamente fué desperdicio de alguna gran potencia y entreteni- 
miento, de antojadiza curiosidad. 

MEDALLAS ANTIGUAS DE SEVILLA. 

Al cap. 22dellib. I.° 

Después de las monedas que batió Sevilla, de que en esto capítu- 
lo 22 se hace mención , me mostró el licenciado Sancho Hurtado de 
laPuente otra del tiempo de Tiberio César, diferente de la que puse 
en el lugar citado: tiene estas^ letras: TI.CAES. AVGVSTVS: en el 
reverso está esculpida una corona civica , y en medio un círculo, 
que por estar algo maltratado no se ye lo que allí hubo esculpido. 
Pudo ser algún escudo ó las efigies de Druso y Lucio, sus nietos, 
como se ve en otras medallas. Otra medalla me dieron que se halla 
en el Ajarafe; tiene por la una parte el rostro de Augusto con una 
corona de seis puntas, y allí el rayo de Júpiter, y al rededor es- 



372 

crilo DIVVS AVGVSTVS PATER. Por el reverso una muger sentada 
en una silla con una palera en la manó, ó ya sea olro instrumento 
(le sacrificio, y la letra dice JVLIA AVGVSTA (1). Es común esta 
insignia de la corona de seis puntas y el rayo de Júpiter en casi to- 
das las monedas de esta ciudad. En estas señales aludieron nuestros 
antiguos sevillanos á lo que sucedió á Octavio, padre de Augusto 
César, llevando un ejército por la provincia de Traerá que, consul- 
tando los sacerdotes de Baco que alli con bárbaras ceremonias le 
sacrificaban, qué tal seria la forluna de su hijo, sucedió que la 
llama del sacrificio subió tan alta que parecía llegaba al cielo. Lo 
cual en el mismo sitio solo habia acontecido á Alejandro Magno, 
haciendo sacrificio. La noche siguiente en, la quietud del sueño le 
pareció que veia á su hijo en forma mayor que humana con el rayo 
y despojos de Júpiter óptimo máximo y una corona de rayos sobre 
un carro laureado que lo tiraban doce caballos de extremada blan- 
cura. Esto refiere Suetonio en tales palabras. «Atque etiam se- 
))quenti nocte statim videré visus est filium mortali specie amplio- 
»rem cum fulmine el sceptro et exuviis Jovis optimi maximi ac 
»radiata corona super laureatum currum bissenis equis candore 
«eximio trahenlibus». Y por esta causa los sevillanos le pusieron el 
rayo de Jo ve óptimo máximo. 

Parece haber habido en esta ciudad algunos insignes templos de 
aquellos vanos y antiguos dioses de la gentilidad, y en especial del 
dios Apolo y Júpiter. Esto me persuaden los antiguas medallas de ella, 
de que hemos hecho memoria, y en especial la que poco ha des- 
cribimos en estas adiciones (2) , en la cual se ve la figura de Augus- 
to con la corona de rayos de seis puntas, en la cual juntamente re- 
presentaban al dios Apolo ó el Sol con aquellos rayos, preciándose 
del templo de este dios ó su insigne ara y estatua en aquella forma 

{{) La primera de estas monedas pudo ser la de Germánico acu- 
ñada en Sevilla, publicada por Florez, tab. 39, núm. 4. La segunda, es co- 
nocidamente la de Itálica, que publica el mismo autor, tab. 30, núm. 9. 

(2) Se refiere al párrafo anterior. 



373 

y juntamente para la veneración de Augusto, que ya era Divo, lo 
figuraban con la imagen del dios Apolo. Y esto mismo me da á en- 
tender poner alli junto al rayo de Júpiter óptimo máximo, porque 
sin duda ninguna como esle era el tenido por el mayor de los dio- 
ses, está cierto que el capitolio que hubo en Sevilla estaba dedicado 
á él como el de Roma y otras partes. Y tengo por cierto que antes 
de Augusto estuvo este templo aquí muy estimado por las insignes 
reliquias que de él todavía quedan en las antiguas murallas que cer- 
caron estegran templo, que aun todavía se ven alrededor de él en mu- 
chas partes, coraoesen el Colegio de San Miguel, que ahora se llama 
de San Isidro, y en la calle que por su acera corre de las gradas, donde 
se. han desbaratado poco ha Tortísimas torres (1) , y la misma muralla 
corre por casi todas las gradas, rota en muchas partes, y mucha 
parte que permanece en el taller y por las espaldas del corra) de los 
Olmos, de modo que cercaba todo el capitolio en cuadro; y cuan- 
do este templo no fuera de muy antiguo , que no pongo duda , pare- 
ce que con nombre de Augusto ó se hizo de nuevo otro y con el 
nombre de Júpiter juntamente. Esto me dará á entender las palabras 
de Cornelio Tácito en el fin del libro \ de los Anales, en que dice 
que los españoles pidieron que en Tarragona se le hiciese templo á 
Augusto, y que este fué un ejemplar para todas las provincias. Y 
siendo Sevilla la ciudad metropolitana y cabeza de la Bélica, -claro 
está seria de las primeras en esta adulatoria adoración y devoción. 
Las palabras de Tácito son estas. «Templum ut in colonia Tarraco- 
«nensi strueretur Augusto, petentibus Ilispanis permissum ; datum- 
))quein omnes provincias exemplum.» Ora se entienda este lugar 

(í) La copia de Pérez Quinlero tiene en esle lugar la ñola marginal si- 
guiente : «Eslas torres estaban en las gradas frente de la puerta que llaman 
del baptismo, que tienen seguidos los balcones las casas que se labraron. 
Labrólas un flamenco ó alemán muy rico que se llamaba Bernal Pérez , y 
siendo yo muchacho las vide labrar, y me acuerdo de la obra porque iba al 
escuela que era allí en las gradas: » No se dice quien sea el autor de esta 
nota. 



374 

como lo entiende Berlranio ó como Justo Lipsio en sus notas af 
mismo. 

RESPUESTA A ALGUNAS COSAS QUE EL P. MARTIN DE ROA ESCRIBIÓ 
EN SU LIBRO DEL PRINCIPADO DE CÓRDOBA. 

Como el principal intento de sacar á luz mi libro de las antigüe- 
dades y principado de la ilustrísima ciudad de Sevilla , fue conser- 
var á esta ciudad en su antiguo esplendor, en aquella parte que 
mis cortas fuerzas alcanzaron, y que los que no tienen tanta noticia 
de la antigua historia hallen algo alli junto: corre también por mi 
cuenta satisfacer á los que han puesto alguna duda á lo que alli 
tengo escrito. No juzgo que en esto se hayan algunos movido con 
envidia ni mala voluntad , sino que el sentir de los hombres es va- 
rio, y fácil la contradicción de los que demasiadamente se amana 
si ó á sus cosas, ó por ventura piensan que por aquel camino en- 
cuentran con la verdad. Siendo pues esta la primera y mas nece- 
saria condición de la historia y de los que escriben antiguas me- 
morias es justo se sepan los fundamentos que tuve para lo que alli 
dije. Yo habia comenzado á hacer algunas adiciones á mi libro; 
caminando en espacio como se ofrecian las nuevas advertencias, 
dio ocasión á apresurarlas un libro que tiene por título : Antiguo 
principado de Córdoba en la España ulterior, autor el P. Mar- 
tin de Roa de la Compañía de Jesús. 

Reconozco en este libro, como en todos los demás, la piedad y 
elocuencia de su autor , que yo siempre venero mucho : desconoz- 
co algunas indiligencias que por ventura causaron mayores ocu- 
paciones, ó estar -ya muy vecino á su muerte, que fué el premio 
de su conocida virtud y obras con que enriqueció la piedad cris- 
tiana. Indiligencias digo, que sin duda ninguno reconociera y en- 
mendara «enmendaturus si licuisset erat». Los mayores ingenios 
incurren en faltas , y la flaqueza humana no pasa sin ellas. Defen- 
deré solamente las que locan á mi libro de las Antigüedades de Se- 



37o 

^¡lla , y como en él procuraré con cuidadosa atención no disminuir 
«i un átomo la estimación de la indita y antiquísima ciudad de 
Córdoba, lo mismo haré en estas adiciones, reconociendo sin dudí) 
que en la gloria y alteza de sus inmortales hijos, está haciendo 
honrosa contraposición á Grecia , á Italia , asi en el valor militar, 
como en el claro esplendor de las letras, y dejando lo que tan co- 
nocido es , solo pretenderé aquí que el lector desapasionado nos 
mantenga en lo que fuere justamente nuestro, quedando la verdad 
mas conocida y clara, sin*que aquellos estrechos límites de la mo- 
destia que siempre quisiera guardar, se traspasasen un punto, por- 
que admiro y reverencio esta verdad en los ágenos escritos y qui- 
siera que fuese el mayor ornamento de los mios. 

Dice, pues, el P. Martin de Roa, cap. i, fol. 12: «con este aviso 
«hablaron también algunos modernos que tratando de Sevilla, cual 
»la llama cabeza de su reino , cual de las ciudades de las costas, 
))cual que en mucha parte del Andalucía y la general del Rey 
))D. Alonso que en la provincia de Guadalquivir». Dos cosas pre- 
tende en este capítulo nuestro autor. La primera, que Sevillano 
es cabeza del Andalucía, sino parte de ella, y que la provincia del 
Guadalquivir no es mas que el reino de Sevilla : en prueba de esto 
trae la historia general del Rey D. Alonso. En cuanto á lo primero, 
yo en mis Antigüedades de Sevilla pruebo por autoridad y testi- 
monio de mas de quince autores que uniformemente la llaman cabe- 
za del Andalucía, sino es Brito Lusitano, y por ventura algún otro 
autor solitario que en tanto número como el contrario no hace al 
caso, mas en esté punto hablaremos luego. 

Ahora vamos á aquella proprosicion que el Martin de Roa saca de 
la Historia general «de que la provincia de Guadalquivir no es mas 
))que el reino de Sevilla». Pregunto, ¿no es provincia de Guadal- 
quivir en nuestro vulgar castellano lo mismo que provincia Hética? 
No puede nadie responder que no; porque Bélica se llama del rio 
Betis que la atraviesa: luego si Sevilla es cabeza de la provincia 

de Guadalquivir, es cabeza de la provincia Bélica. Mas si alguno 



376 

no lo quisiere confesar, dígalo el príncipe de la geografía Slrabon. 
lil). 3, de versión de Xilandro. «Regionem ipsam á flumine Bae- 
))tican[i vocant, ab Incolis Turdelaniam.» Pünio, lib. 3, cap. 1. 
«Baelica á flumine eam mediara secante cognominala.» Sigúese la 
consecuencia: si la provincia Bélica se llama asi del rio Belis, que 
en la lengua vulgar moderna se llama Guadalquivir, la provincia 
de Guadalquivir es la que se llama Bélica : porque nadie escribió 
jamás ni se ha dicho que haya tal diferencia como la que el P. 
Martin de Roa constituye: luego la provincia de Guadalquivir es 
toda la que baña y atraviesa por medio el rio Belis; y si la pro- 
vincia del rio Guadalquivir no es mas que el reino de Sevilla, Cór- 
doba, Jaén, Andujar y las demás ciudades por donde este rio pasa 
antes que llegue á Sevilla, no eran de la provincia Bélica, porque 
no son provincia del rio Guadalquivir. ¿Esto habrá en el mundo 
quien lo diga? 

Mas si por ventura este autor, por huir el peligro manifiesto en 
que zozobra su interprelacion , adivina que esta es locución de la 
Historia general , y que en ella se llama provincia de Guadalqui- 
vir, no masque el reino de Sevilla, le convenceremos con las 
palabras de la misma Historia en todos los lugares que trata de la 
provincia de Guadalquivir, y luego con las mismas palabras de 
este autor en su principado de Córdoba. Declárase á sí misma la 
Historia general , si es posible que en esto se halle alguna anfi- 
bología. En la primera parte, cap. 149: «E los Vándalos que eran 
»llaraados Sylingos, tomaron la provincia de Bélica, que es toda la 
»ribera de Guadalquivir, ca Belis llamaban estonces aquel rio de 
» Guadalquivir que llaman aora..., é fasta aquella sazón fuéUama- 
»da aquella provincia Bélica por ef nombre de aquel rio: é aque- 
» líos vándalos que la hubieron por suerte, pusiéronle nombre de 
«Vandalia, que en latín quiere decir como Andalozía». Nótense 
aquellas palabras: «la provincia Bélica, que es toda la ribera de 
Guadalquivir, no parte de la provincia , sino toda. » 

Bien se podía librar el desengaño de aquel autor en solo aqueste 



317 

lugar, que lan de propósito declara la Historia general qué entendía 
por provincia Bélica ó provincia de Guadalquivir: naas porque con 
toda claridad se sepa cuan poca justicia tuvo en su interpretación 
Martin de Roa, pondré aqui lodos los lugares de aquella Historia, 
que para solo este punto leí dos veces de verbo ad verbum: en el ca- 
pítulo ya citado 149, dice asi: «En la era de 467 años. . . . . 
«aquel Rey Gunderico, desque ovo deslroido á Cartagena, fuese pa- 
»ra la provincia de Guadalquivir por destruir los sylingos non ha- 
Dviendo piedad dellos, maguer que eran del linage de los vándalos, 
»é robó toda la tierra, é destroyóla, é llegó á Sevilla, é entró por 
«fuerza , é mató y mucha gente». En esta conformidad habla Juan 
Vaseo en el año de 440: «Richila seplem regnavit a^cinos, et Hispali 
«expúgnala BíElicam et Tarraconensem provinciam ditioni suae sub- 
jecil». Lo mismo Joan de Mariana, lib. 5, cap. 3: «Secundum eam 
«vicioriam Baetica imperio subjecta, Silingis domitis atque Hispali in 
«polestatem redacta». Mas volvamos á la Historia general de que se 
vale el contrario, pues ella ha de ser el mayor fundamento de su 
desempeño. Dice en el dicho capítulo: «En el segundo año del Rey- 
»no de Riquila Rey de los Suevos en pues que ovo ganado de los Ala- 
»nos la provincia de Lucena (es Lusitania) fué para Andalucía por ga- 
»nar de los Silingos toda la provincia de Guadalquivir, onde era Se- 
» villa cabeza». Esto es lo que sobresalta á la parle contraria: «é lle- 
»go a Sevilla é prisol : é de si diose toda la tierra , asi que ganó 
«aquella provincia». No habrá ninguno lan apasionado que este lu- 
gar no le abra los ojos para entender la verdad , mas prosigamos 
con los que eslan en el mismo capitulo. «En el tercero año que fué 
»la era de 480 años quando andaba el rey no de Genserico en Irese, 
Davino asi que el Rey Riquila después que obo ganado la tierra de 
»Sevilla, fuese para Cartagena con sus huestes». Aqui le hace ma- 
yor honra á Sevilla, pues habiendo dicho que ganó toda la provin- 
cia Bélica, ó Andalucía ó tierra de Guadalquivir, dice ahora que es- 
ta era Uerra de Sevilla, sin acordarse de ninguna otra ciudad, sien- 
do asi que entonces había en ella lanías y lan grandiosas ciudades. 

TOMO I. 48 



378 

Efl la segunda parle, cap. 2i, vuelve á llamar al Andalucía pro- 
vincia de Guadalquivir: «E venció é quebranló en la provincia de 
»Guadalquivir á los Vándalos y á los Silingos». En el cap. 78 vuel- 
ve á decir que Theodorico, Rey godo, envió á la provincia de Gua~ 
dalquivir un capitán llaraado Cerula. En el cap. 55, hablando del 
conde D. Julián: «é elGonde D. Ulan guió los Moros por la pro- 
«vincia Bélica que es de Guadalquivir he quebranló hi muchai^ 
«ciudades». Nótese aqui que en esta primera invasión no tomaron 
los moros á Sevilla, y cuando la tomaron fué no solo perdida toda 
la Andalucía, sino casi toda España. Siendo, pues, asi que la pro- 
vincia Bélica y la de Guadalquivir es y ha sido una misma cosa , y 
solo SQ diferenciaron en la mudanza de las lenguas, y que no estu- 
vo en ningún tiempo dividida, ¿con qué razón el P. Martin de Roa 
para lograr un intento descaminado la quiere dividir haciendo solo 
tierra de Sevilla lo que llama la Historia general tierra del Guadal- 
quivir, y no el resto de la demás Bélica ó Andalucía? Pero senten- 
ciase á sí mismo esle autor, que olvidado de lo que había dicho 
antes, dice en el cap. 5, fol. 21 , estas palabras: «La Andalucía 
«siempre fue una sin haver tenido mudanza ni división: desta ma- 
»nera vino á poder de los Godos , y estos conservaron la división de 
«Constantino», 

El mismo autor en el cap. 5 del dicho libro, al fin de él, ha- 
blando que Joan Mariana en la Historia de España latina y de ro- 
mance constantemente llama á Sevilla cabeza de la Bélica, en 
cierta manera lo censura , como si para decirlo no hubiera tenido 
bastante fundamento. Repara en que siendo el P. Mariana doctísimo 
y versado en todas letras divinas y humanas, y especialmente en 
las cosas de España, cuya historia no solo profesó, sino que glorio- 
samente escribió como severo amador de la verdad , le culpa en que 
llamó á Sevilla cabeza de la Bélica; porque si en un varón consu- 
mado é insigne religioso, y nacido en ciudad de España y no muy 
lejos de Sevilla, de quo tan particular noticia tuvo, y lan conocido 
no solo de los propios sino de los exlrangeros, cupo el yerro deque 



379 

h hace cargo, ¿como hace lan absolula la verdad de Hircio, quo 
era un soldado forastero y no tan obligado á decir la verdad, y en 
cuyos escritos se hallan muchas cosas erradas , inconsecuentes, du- 
dosas, y que no se pueden entender como ya lo han observado va- 
rones de consumada erudición y consta de los mismos escritos? Oi- 
gamos la censura de Lipsio: «Multa otiosa reperiesdisj uñeta, intriu- 
»cata, inlerpollata, repelita, ut omnino non absit quin ad hanc 
wveluli prisci operis staluam novella aliqua accesserit et imperita 
wmanus». Pero no loquemos en la verdad que ya tiene calificada el 
liempo, que yo soy tan amador suyo que antes confesaré ingenua*^ 
mente en tales dificultades mi rudeza é ignorancia, y venerando la 
sagrada antigüedad le procuro dar la salida tan honrosa como ya la 
escribi en mi libro de Sevilla, y aunque la autoridad de Joan de 
Mariana está contestada allí en el fol. 80 y 81 con gran número de 
graves autores , corroborémosla de nuevo con los que aqui se Iru- 
jeren. 

Sea el primero Fr. Juan Gil de Zamora en la Crónica de España, 
que se vé escrita en pergamino de letra muy antigua en el conven- 
io de S. Francisco de aquella ciudad, dice asi en el cap. 79, ha- 
blando del Santo Rey D. Fernando: «e mientra que esto diese el 
»lley con grande folganza é lodo su Rey no se gobernase pasifica- 
»raenle, vino aquel Pelai Correa sobredicho por que le contara nue- 
»vas de Andalucía, el qual recibió el Rey, é le plogo con su venida: 
»mas entre las otras cosas que le dixo al Rey aconsejol que con su 
«hueste cercase la cibdad de Sevilla que era cabeza de España y en 
))Olro liempo fuera morada de chrislianos; lo qual como oyese el 
))Rey plogol mucho». El traslado de buena parte de esta historia hubo 
el P. Juan de Pineda, de la Compaíiia de Jesús, tan conocido en to- 
das parles por sus letras y erudición, y lo tuvo también el licencia- 
do Antonio Moreno, cosmógrafo del Rey N. S. El cardenal Margari- 
le ó Gerundense en su Paralipomenon, lib. ].": «Quarum Ratica 
x>continet (lumen Raetis diclum Guadalquivir, a nova Carthagine á 
cujus monlibus defluit Occeanum allanticum, cujus regionis et 



380 

))provinciae caput est Hispalis et metrópolis Belicse». Francisco de 
Castilla en el tratado de los Reyes de España y sus buenas virtudes 
en verso de arte mayor, dedicado al Emperador Carlos Y,é impreso 
en su tiempo, hablando del Rey Santo. 

Pues callo Jas villas, que en propia persona 
Ganó de los moros del Andalucía, 
Diré las ciudades de mas nombradla, 
Según que el prelado Rodrigo pregona, 
A Córdoba y Ecija , Palma y Carmona, 
, Ubeda, Andujar, Jaén y Baeza , 
Jerez y Sevilla que fué la cabeza 
De aquellos tres reynos primera corona. 

Mario Arecio Siracusano , en los diálogos de España , tratando 
del rio Bélis ; « Hic ergo et mediam Bseticam influit Cordubam tot 
))claris viris insignem el Hispalim ejus provinciae caput expulsis 
))barbaris á Ferdinando Rege». El bachiller Luis de Peraza en una 
historia que escribió mas ha de cien años, cuyo original MS. tiene 
el licenciado Sancho Hurtado de la Puente, oidor de la Real audien- 
cia de Sevilla, y en él se contienen muchas antigüedades de esta 
ciudad, en muchas parles de ella le llama cabeza del Andalucía; y 
en el cap. 8, fol. 15, tiene escrito por lema, este titulo: «De la no- 
))bilís¡ma provincia Bélica ó Andalucía, cuya cabeza es la imperial 
))ciudad de Sevilla». Ferreolo Locrio en la obra que intituló: Mariae 
Auguslaí, lib. 4, cap. 20: «Hispalis celebre Emporium Hispanise el 
»BíEt¡caB caput». Georgio Braunio en su insigne Theatro en la pre- 
fación. «In Hispania Bélica sive Andalucía tantum illud comme- 
wmorabimus quod cum Hispalis ejus provinciíB caput, expulsis 
»barbaris á Ferdinando Rege». Gerónimo Brioso in cpmpendio re- 
rum memorabilium , cuyo ejemplar MS. estuvo en la librería del 
Sto. arzobispo D. Pedro de Castro mi señor, y ahora lo tiene el li- 
cenciado Alfonso Gordillo Sánchez, abad mayor déla universidad, 
cap. 1 6, hablando de la epístola del Papa Anteros, dice asi: 



381 

« Rescribens aulem Romanus ipse Ponlifex Praelalis Raelicae et To- 
))letanae provinciae quai ¡nler caeteras Hispaniae provincias nilore 
))fidei calholicíe elucebanl Baelicam aperle visus esl praelulisse, et 
))noslram civilalom, quaecum ómnibus alus multum praeslaret, 
wplürimis de causis, sicut Bselicse lolius, et caput exlilit et prin- 
))ceps ita sedis primalura debuit, procul dubio lenuisse». Habla 
aquí en particular de Sevilla y sus grandezas y después tratando 
de los silingos : « quorum nimirum regia sedes, prsecipuumque 
))regni caput Hispalis». Joan Olivarlo sobre Pomponio Mela, lib. 2: 
« In Baetica vero primas tenet Hispalis quae nunc Sibilia vocatur». 
Joan Mariana, aun después de interpelado por el P. Martin de Roa, 
no se retractó de su opinión, antes en el lib. 6, cap. 15, no ha- 
biéndolo dicho en este lugar en la Historia latina lo añadió en 
la de romance , y en el prólogo de esta última edición , que fué 
la cuarta de su obra, dice: Que como autor añade y quita á la 
historia latina , y que esto último quiere que sea y se tenga por su 
opinión. «Las ciudades sufragáneas al arzobispado de Sevilla, eran 
))la primera Itálica, que hoy es Sevilla la vieja, legua y media 
))de aquella ciudad nobilísima, cabeza del Andalucía». Alonso 
Sánchez en el Anacephaleosi de rebus Hispaniae, lib. 5, cap. 7: 
«Interea Ferdinandus Rex hispalense bellum urgere cum in una 
» principe civitale caput regni, Maurici restare videretur, quo 
))Sublato reliquum corpus concidere nccesse erat». La historia del 
Santo Rey D. Fernando en la prefación. « Estando el Rey D. Fer- 
»nando en Córdoba aparejando los instrumentos bélicos para su 
» guerra, vino á besarle las manos Remon Bonifaz, é era hombre 
»muy sabio para regir una flota de armada por la mar, y el tenía 
» acordado de hacer naos y galeras de armada para aprovecharse 
wpor la mar para quebrantar ese fuerte y alto capitolio del coro- 
«namiento real». Habla aquí de la espedicion que prevenía para 
conquistar á Sevilla, á quien llama alto capitolio y coronamiento 
real. La Corónica del Rey D. Alonso el Sabio, cap. 44, tratando 
de la diferencia que los grandes tenían con él , que el noble Don 



Fernán Pérez, Dean de Sevilla fué á hablar á los señores (lepar- 
le del Rey, y dijo asi: «Dicinos el Rey D. Alonso nuestro y vues- 
»lro señor, que tuviesedes por el á Sevilla, que la mejor ciudad de 
» lodos los reinos y muy honrada con muy grandes retenencias». 

Parecerá ya superfluidad Iraer mas autores para prueba de este 
intento, pero no puedo envolver en el silencio dos testimonios que 
á mi parecer son prueba de la grande estimación de Sevilla sobre 
todas las ciudades de España. El primero es de Andreas Bernaldes, 
en la historia que escribió de los Reyes Católicos que MS, corre 
con título del Cura de los Palacios. Este autor escribe varias 
cosas con mucha curiosidad como testigo de vista de aquellos tiem- 
pos. Dice en el cap. 76, hablando de un recibimiento de los ejér- 
citos á la valerosa y sabia reina Doña Isabel. «E ficieronle un re- 
»cibimiento muy singular en que salieron al camino los primeros el 
» duque del Infantado que habia venido desta vez á la guerra muy 
» pomposo y muy poderoso é el pendón de Sevilla é su gente é el 
«Prior de S. Joan fasta uua legua y media del Real: é púsose una 
«batalla á mano izquierda del camino por donde ella venia to- 
)) dos bien aderezados como para pelear : é como la ' Reyna llegó 
)) fizo reverencia al pendón de Sevilla é mandóle pasar á la mano 
«derecha. En este mismo capítulo dice: que luego los otros pen- 
» dones de las demás ciudades se abatieron á la Reyna, faciéndo- 
))le gran reverencia». Pasó esta acción entre Loja y Antequera, no 
lejos de la Peña de los Enamorados. 

El segundo testimonio sea de D. Fadrique Enriquez , Almirante 
de Castilla que por orden y mandado del Emperador D. Carlos 
vino de Cataluña, donde se habia retirado por ser ya muy viejo, con 
plena comisión de quietar las comunidades que amenazaban á Es- 
paña fatales daños. Vino pues á Tordesillas, donde se hallaban los 
comuneros con mucha gente de guerra y con tanta insolencia y 
atrevimiento, que destruían las ciudades; y dando cuenta á Sevi- 
lla de todo lo que pasaba por una carta cuyo sobrescrito era: «A 
lila muy noble y muy leal ciudad de Sevilla: » y dentro de ella en 



383 

la parle superior. «Muy magníficos Señores: basta ahora no he 
«escrito áVnads., porque me parecía debía pasar con mis obras 
«adelante. Vmds. sabrán que estando yo y la Condesa apartados de 
»buU¡cio y deseando servir á Dios en lo restante de la vida » oyen- 
»doallá las revueltas de Castilla, el amor de la patria y un se- 
«crelario de su Magestad para que me encargase de la goberna- 
»cion del Reyno, me truxeron acá, etc.» Y después de algunas 
cosas de que les da larga cuenta dice asi: «Yo como natural y ve- 
»c¡no de esa muy noble ciudad, é tenido y tengo contienda con 
»esta gente de la Junta que por otro nombre unos á otros llaman 
»Santa Comunidad ó Reyno de España, diciéndoles y defendién- 
))doles que pues Sevilla los contradice que no son ellos Reyno, y 
))que Sevilla es de tanta calidad y merecimiento, que ella sola pue- 
))de llamarse reyno y ellos sin ella no pueden tener tal nombre». 
Al fin de esta carta dice: «Cuyas magníficas personas N. S. guar- 
»de y acreciente. De Medina 28 de Noviembre de 1520 años.» 
Esta carta trae Luis de Peraza en su historia de Sevilla MS. f. 15, 
y lodo á la. letra con otras que el almirante escribió, y el perdón 
general y nombre de los encartados impreso lodo, año de 1522, 
tiene el beneficiado Juan Gómez Brabo, beneficiado de la veintena 
de la Santa Iglesia mayor de esta ciudad mi amigo. 

El libro de las Etimologías es de S. Isidoro , arzobispo de 
Sevilla, y no del Cordubense. 

Es tan propio el gran Isidoro de nuestra ciudad, que la gloria de 
sus escritos y obras de admirable erudición loca también á la ciudad 
donde aprendió y leyó con tanta fama en toda la Iglesia Católica: y 
asi su defensa en la parle que recibiere agravio corre por cuenta de 
la misma ciudad, pues es su patrono y tutelar. Dice el P. Martin 
de Roa, ful. 28: «Desle tiempo fueron los dos Isidoros mayor y 
»menor, señalados ambos en letras y santidad. Escribió el último 
•sobre el libro de los Reyes y Evangelio de S. Lucas, y el olro 
«compuso los libros de las Eliraologias , que por yerro se atribuyen 



384 

»á S. Isidoro, arzobispo de Sevilla, que floreció muchos años des- 

))pues. » 

Quien leyere esta proposición tan absoluta , tan nueva, tan sin 
razón ni probanza, no dudo (si ha leido algo de antigua historia) que 
admirará la mayor novedad que se ha dicho en nuestro siglo, y pues 
Martin de Roa dice que el atribuirse el libro de las Etimologías á 
S. Isidoro Hispalense ha sido yerro , será necesario para sacarle del 
suyo repetir los tiempos antiguos y los autores de la edad en que el 
Santo escribió, supuesto que Isidoro Cordubense fué doscientos años 
mas antiguo que el Hispalense. Sea el mismo S. Isidoro el primer 
testigo, que á buen seguro no se abrogará obra agena, teniendo 
tantas propias de que poderse preciar. En la epístola dedicatoria de 
este libro la inscripción es : «Domino meo et Dei servo Braulioni 
»episcopo Isidorus». Habia comenzado á escribir las Etimologías á 
ruegos de S. Braulio, arzobispo de Zaragoza, su discípulo, y aun- 
que no lo habia puesto en perfección ni acabado, le dedica el libro 
como cosa que el Santo habia trabajado y meditado; luego no es ni 
puede ser de Isidoro cordubense, ni tal libro era en el mundo. Sea 
el segundo testigo S. Braulio cesaraugustano , el cual en el libro de 
Yiris illustribus , refiriendo las insignes obras que su maestro es- 
cribió, dice: «Isidorus vir egregius Hispalensis ecclesiae episco- 
))pusLeandri episcopi succesor et germanus». Buenas señas son 
todas estas para que nadie dudase, y después de haber contado los 
muchos libros que escribió , prosigue: «Ethimologiarum codicera 
»nimia magnitudine distinctum habeo titulis non libris, quem ro- 
))gata meo fecit quamvis imperfectum ipse reliquerit». No es de 
menos crédito , santidad y dignidad el testigo que se sigue. Este es 
S. Ildefonso, arzobispo de Toledo, discípulo también de S. Isidoro, 
en el apendix de Viris Illustribus, dice asi: «Isidorus post Lean- 
»drum fratem Hispalensis sedis propise Bseticse cathedram tennit, 
»vir decore simul et ingenio pollens. » Y habiendo referido algunas 
de sus obras que escribió, dice: «Scripsil queque ultimo ad pelitio- 
»nem Braulioni episcopi librum Ethimologiarum, quem eum multís 



385 

«annis conaretur perficere ¡nexplelo opere diem extremum visus 
))esl conclussisse. » Todos estos testigos son instrumentales y de 
vista. 

También es antiguo Sigisberto Genblacense en el libro de Viris 
illuslrib. «Isidorus júnior hispalensis episcopus multa scripsit ad 
»Braulionem episcopum viginli libros Etymologiarura.» El abad 
))Tritemio de scriptorib, ecclesiast. «Isidorus júnior episcopus his- 
))palensis, vir in divinis scripturis-eruditissimus: hic dicitur júnior 
))ad differentiam senioris episcopi cordubensis: Scripsit autem iste 
»Is¡dorus multa praeclara opuscula de quibus dumtaxat reperi sub- 
))jecla.)) El coronisla Morales, natural de Córdoba, 1 ib. i 2, cap. 21: 
César Baronio en los Ann. anno 636 n.° 9, y antes y después de 
ellos cuantos autores han escrito de cosas de España: Belarmino en 
el tratado de los escritores eclesiásticos. Cuantas impresiones se han 
hecho desde que se inventó el arte de la imprenta , intitulan las Eti- 
mologías, constantemente de S. Isidoro hispalense. Últimamente vea 
el lector la prefación de Joan Griales , á quien el señor Rey D. Fe~ 
lipe el prudente cometió juntar, reconocer y enmendar las obras 
del gran doctor de las Españas , el cual dice que con la potencia de 
tan gran Monarca se juntaron de todas partes mas de treinta códi- 
ces MS. antiquísimos de letra gótica , y longobárdica , y que el 
libro de las Etimologías se encomendó con particular atención al 
doctor Alvar Gómez , canónigo de Toledo , para que comunicándolo 
con el doctísimo Antonio Agustín , arzobispo de Tarragona , y Pe- 
dro Chacón , que se hallaba en floma , dijese cada uno lo que sentía 
y se remitiese á Alvar Gómez. Las palabras de aquel autor, entre 
otras de dicha prefación , dicen asi: «Etymologiarum emendatio 
))Alvaro Gomezio Toletano, viro in primis erudito credila est, Ira- 
))ditaque ipsi veterum codicum magna copia, quorum bona pars got- 
))lhícis caracteribus sive mavis longobardicis erat scripta. Quo ipse, 
»varietale notata, ad Antonium Augustinum, tarraconensem ar- 
«chiepiscopum , et Petrum Chiachonium Romse jam tum commo- 
«rantem singulis de rebus referret. Quorum utrique id etiam fueral 

TOMO I. 49 



386 
))a Rege injuncUim: ut el ípsi, collatis surs exemplaribus, quid son- 
))SU3 sui esset ad eumdem Alvarum remiterct. Conslat autem omnes 
))lr¡ginta, aut eo pluribus manuscriptis libiis in lioc opere emen- 
))dando fuisse usos.» Juzgue ahora el lector cuyo es el error, y si ha 
delinquido el consentimiento común nacido de tan conocida verdad 
ó el efecto desordenado de usurpar para su ciudad lo que no le 
puede tocar por ningún titulo. 

El mismo autor en el fol. 35. «Fuerza me obliga á no pasar de 
))aqui sin alabar el esfuerzo que el licenciado Rodrigo Caro hace en 
))sus Antigüedades de Sevilla para probar que hubo escuelas en ella; 
))mas no puedo admitir dos testimonios de que se vale , porque no los 
))tengo, ni los tienen varones doctos por legítimos: el primero de una 
))piedra\ ó un antiguo mármol , que está en la iglesia de San Salva- 
))dor, eíc. , quiere que sea titulo sepulcral, y que el entierro hubiese 
))sido en las escuelas, cosa tan agena de los romanos». En otra parle 
dice Martin de Roa «que no cabe en humano discurso haber sido 
»Triaua Itálica». Antes que se satisfaga á los escrúpulos que opone 
y de que se muestra mal contento, no. puedo dejar de culpar á este 
autor que se ponga á inquirir si hubo ó no escuelas públicas en Se- 
villa, y si Triana haya sido Itálica, diciendo que no cabe en huma- 
no discurso que lo haya sido, porque no tiene que ver esto con el 
Principado de Córdoba que intentó averiguar. Esto sin duda es saltar 
fuera del corro, como está en el proverbio. Parécele á Martin de Roa 
que en decir yo en mi Principado que hubo escuelas públicas; en Se- 
villa hago un grande esfuei*zo por mi ciudad averiguándolo alli, y 
la verdad es, que aunque parece hacerme honra no puedo pasar por 
ello: falla mia será no haber logrado el intento, no descrédito de la 
causa. Por confesión de Martin de Roa (y en esto no nos da lo que 
es notoriamente nuestro) Sevilla fué cabeza de la Turdetania. Los 
lurdelanos le llama Estrabon, los doctísimos de toda la provincia, lue- 
go muy verosímil es que aun en aquel primero siglo tuviesen escue- 
las en la cabeza de sus ciudades. Cuanto mas en tiempo de los roma- 
nos, que conlinuando aquella su antiquísima mayoría fué metrópolis 



387 

de la provincia Bélica , y liabia tantas profesores de todas las cien- 
cias y facultades que fué necesario acortar las inmunidades á sus 
profesores reduciéndolos á menor número, como lo refiere Modesti- 
no en la ley Si duas Big. de excusat. hit., y esla disposición habló 
con todas las metrópolis del orbe romíino. Mas si nuestro autor se 
descontenta de todas estas probanzas, y no quiere entender la ins- 
cripción donde se halla escrito IN. LVDIS. IIISPALENSIBVS. sean 
escuelas sí no algunas fiestas , oiga lo que el mas severo escritor de 
las cosas de España dice en particular de las escuelas que habia en 
Sevilla, llamándolas alcázar de la Sabiduría: sus palabras después 
de otras muchas: «Collegium Hispali construendum curavit juven- 
))luti litteris elsapientiae studiis imbuendae, unde tamquam ex arce 
»sapienti<)e plurimi prodierunt,» ¿Qué mas se pudo decir de Ate- 
nas? No solo habia escuelas en Sevilla , mas en ella florecían las 
lenguas latina y griega , y todas las buenas artes y el lenguaje puro 
y gracioso, de tal manera que ni aun en el vulgo habia ignorancia 
de nada: asi aunque con mas elegantes palabras lo dice Matamoros, 
canónigo que fué de esta Santa Iglesia , y uno de los primeros doc- 
tos que fundaron la universidad de Alcalá de llenares, en aquel doc- 
to tratado que hizo de las Academias de España , hablando de aque- 
llos antiguos tiempos. «Florebant quoque Hispali lat¡na3 et grecae 
))litleraí, artes etiam omnes huraanitatis: unde et sernio facctus et 
»nulla ni re rudis eral nostris homínibus. Ilic nosler Isídorus prae- 
»slans ingenio ac diligentia doctrin» mirífice colebal.» San Leandro 
fué doctísimo, San Fulgencio fué eminente , no solo en la teología, 
sino en las lenguas latinas, griega y hebrea. De San Isidoro ya es 
notoria en toda la iglesia de Dios su generalísima sabiduría. Estos 
santos y otros muchos que fueron sus discípulos, aprendieron en 
Sevilla para ser eminentes en otras partes; ¿pues en qué se funda 
aquel autor llamar esfuerzo mío lo que quizá es cortedad en materia 
tan notoria? pero es ya su costumbre quitarlo á Sevilla para darlo á 
quien no lo ha menester. 
Desconténtase del testimonio de Platina en la vida de Silvestre 



388 

segundo : mas él es tan legitimo para el intento de las escuelas que 
hubo en Sevilla, que seria cosa ridicula quererlo contrastar supues- 
to que en las antiguas inscripciones de este autor se halla asi : bor- 
rósele después por juzgarse fué agravio de aquel pontífice máximo, 
que siendo monge floriacense vino á Sevilla á aprender el arte má- 
gica. Bien sé que el cardenal Benon , enemigo suyo, por infamarlo 
aun después de muerto, lo escribió y publicó asi. Yo, y todos los 
que piadosamente sienten, negamos que Gilberto, monge antes que 
fuese romano pontífice, viniese á Sevilla á aprender tan execrables 
estudios; pero nadie niega, sino es Martin de Roa, que vino á esta ciu- 
dad á estudiar y aprender las artes liberales , como en la universidad 
mas florida que entonces había en el mundo se leian. No todos los que 
iban á la universidad de Salamanca, cuando dicen que la Peña Cle- 
mesin era escuela de aquella prohibida facultad , entraban en la Pe- 
ña Clemesin , ni se puede decir que por solo oir en ella la arte má- 
gica iban á Salamanca. En cuanto al testimonio de Platina no fué 
solo él el que dijo aquello. Tan antiguo ó mas es San Antonino de 
Florencia , que lo afirmó en la parte historial , título 16, cap. 1, 
§ 18, dice: «Demum claustrum exiens (Gilbertus) Hispaniam pe- 
))tiit: veniens que Hispalim, quaenunc Sibilia dicitur, ibidem diu 
«mansit: hsec enim civiías tune á Sarracenis tenebatur: quadrie- 
))nium eliam ita imbibit ut illas artes quas liberales vocant jam du- 
))dum oblectas (1) in Galliam.revocaret». Ya se vé aqui como no 
solo había escuelas en Sevilla, sino que fueron el plantel ó semina- 
rio de las que después florecían en París y otras partes. Bien me- 
rece honroso lugar en esta averiguación Gonzalo de Illescas, que 
para escribir su Historia pontifical es cierto averiguó y supo la ver- 
dad de lo que escribía. Dice asi en el lib. 5 , cap. 1 .", hablando de 
Gilberto, después Silvestro segundo. «Fué monge cuando mozo en 
«el monasterio floriacense, y de allí dicen que vino al estudio de 



(1) Oblilas, sive óblelas. 



389 

))las artes liberales y raalemálicas á Sevilla , á donde los moros en- 
))tonces lenian una muy principal escuela de todas ellas, y en ella 
«aprendió consumadísimamente todas las letras de humanidad y 
«muchos secretos de naturaleza , con lo cual alcanzó tanta fama y 
«nombre de letrado, que muchos principales lo codiciaron tener en 
))su casa para que enseñase á sus hijos». Lo mismo dice Luis de 
Peraza en la Historia MS. alegada en otra parte, y Morgado en la 
suya, lib. \ , cap. 13, y ya parece superfluidad hablar mas en es- 
las materias de las escuelas de Sevilla. 

Dice en el lugar citado Martin de Roa «que tiene por ilegitimo el 
«testimonio del mármol, y que hombres doctos lo juzgan asi, que- 
«riendo yo que sea título sepulcral y que el entierro hubiera sido en 
las escuelas, cosa tan agena de los romanos, etc.» Lo primero qui- 
seria saber quién son estos hombres doctos que se descontentan de 
este mármol, porque en esta facultad conozco muy pocos en España, 
y no sé que puedan decir sino lo que yo dejé dicho en mi libro , que 
el extrago del mármol no da lugar á discernir con claridad la men- 
te del que lo puso; mas de que fué en las escuelas hispalenses don- 
de le pusieron cenotafio y estatua , sino sepultura; pero cuando yo 
hubiese dicho que fué alli enterrado aquel Lucio Vivió, hijo de Lu- 
cio, no me apartara de lo que pudo ser; porque aunque es asi ver- 
dad que los romanos tenian ley en las doce tablas que prohibía en- 
terrarse dentro de ciudades: intra urbes ne sepelito, nevé urito, y 
el hacerlo era contra religión, esta ley no fué general en las provin- 
cias, como parece de lo que doctamente pintó Joan Kirmano en el 
tratado De funeribus romanorum, lib 2, cap. 25 y 26, y en la 
misma Roma hallamos á cada paso quebrantada esta ley, pues den- 
tro de ella se enterraban muchos, como lo dijo Aurelio Prudencio, 
lib. 1 , contra Símmachum, que había tantos templos en Roma como 
había sepulcros, que fué grande encarecimiento. 

« Et tot templa Deum Romm quot in urbe sepulcra. 

Festo Pompeyo en la voz argei dice, que eran unos lugares den- 
tro en Roma, llamados asi porque en ellos estaban enterrados cier- 



390 

los varones ilustres de Grecia. « Argei loca Romae ajípellanlur quod 
))¡n eis sepulli essent quidam Argivorum illuslres viri.» La misma 
costumbre habia de enterrar en la ciudad las vírgenes vestales y 
otras personas que por sus méritos y servicios hechos á la repú- 
blica lo merecieron. Servio es buen testigo. «Imperatores, et vir- 
»gines vestales quia legibus non tenerentur incivitate habent se- 
«pulcra». No solo emperadores, sino también varones ilustres. Mejor 
Cicerón, lib. 2, de legibus, «Quid, qui post XII in orbe sepuUi 
))sunt, clari viri?» Familias enteras se enterraban dentro en Roma: 
de la familia Cincia, Festo Pompeyo: «Cincia locus Romae ubi 
))Cinciorum monumentum fuil». De la Claudia, Suetonio in Tiberio. 
«Agrum insuper trans Anienem clientibus, locumque sibi ad sepul- 
))turam sub capitolio publice accepit.» Si todo esto pasaba en Ro- 
ma , ejemplar y cabeza de todo el mundo , maestra de las ceremo- 
nias de todos y de donde manaban las leyes , ¿ por qué seria ma- 
ravilla que en las provincias, donde no se observaban las leyes con 
tanto rigor, se le diese *sepultura á una persona ilustre en los gim- 
nasios ó escuelas públicas? Es muy peligroso juzgar por reglas ge- 
nerales; muchas veces se engañará quien sin mas discurso conde- 
nare por solas ellas. En nuestra inscripción sevillana hallamos 
opuesta la general costumbre , pero quebrantada muchas veces en la 
misma Roma; las letras singulares T. R. P. IN. LYDIS. HISPAL. 
no daña entender que es sepulcro y no estatua , porque las mismas 
se hallan en otros muchos cipos, que yo he visto, que no se pueden 
negar sean de sepulturas. Declararélas : «Títulus Requietorii Posi- 
))tus In Ludis Hispalensibus. Vea á Kirmano De fun. Romam). Mas 
si alguno siguiere la interpretación del P. Martin de Roa, que quie- 
re que diga: Titulum Romula fosuit, no reñiremos por eso, pues de 
cualquier manera (fjeda averiguada que alli hay memoria de las 
escuelas que hubo en Sevilla en tiempo de los romanos, que.es 
mi principal intento. 

Dice el mismo « que no cabe en humano discurso haber sido 
»Triana, Itálica». Notables son las resoluciones de este autor, mas 



391 

¿qué liene que ver con su Principado que lo haya sido ó no? Pues 
basta decirlo refiriéndolo de oíros , hombre lan docto y de toda?^ 
maneras grande como Antonio Aguslin , para abstenerse de tal en- 
carecimiento. Las palabras de Antonio Agustín son en el diálogo 8 de 
las medallas. «Venio ad Hispalenses nummos et Ilalicenses. illam 
.))urbera Sevillam vocant. Ilalicam vero Sevillam veterem , vel ut 
))aliis placel Trianam». Sigo la opinión contraria en mi Corografía 
conformándome con la común que Itálica es Sevilla la vieja , que 
está á la vista de la misma Triana y en la misma vanda del rio; 
pero confieso juntamente que pudo ser Triana: y finalmente, estas 
poblaciones estuvieron tan cerca unas de otras, que yerra poco ó 
nada el que las hace todas una ó las confunde. 

Al mismo intento de las cosas de Itálica le parece á Martin de Roa 
queme contradigo, pues haciendo en una parte á Lucio Racilio y 
Tito Basio y los demás caballeros ilalicenses, sevillanos, después pa- 
ra eximir á los sevillanos de las culpas que César les cargaba, digo 
que fueron alli culpados los de Córdoba y los de Itálica en parti- 
cular, de manera que para honrar á Sevilla los hago sevillanos, .y 
después porque Sevilla no sea culpada, los hago ilalicenses. Terri- 
ble cargo : grande nefas et mor te piandum , como si fuese cosa 
nueva y estraordinaria , que en una misma persona por diversos 
respetos concurran calidades contrarias. Respondo á este cargo que 
la hazaña, que los caballeros de Itálica acometieron queriendo ma- 
lar á Quinto Cassio Longino, gran ladrón y tirano de la tierra, no 
solo no fué delito culpable, sino fué valor digno de tan ilustres 
caballeros, defensores de la justicia y de su patria, por quien en 
esta hazaña espusieron sus vidas al riesgo de la muerte, y aunque 
Julio César también era tirano, no era por lan ruin camino como 
Q. Casio; pero con este hecho le dieron ocasión bastante de tener 
sentimiento y queja de ellos por estar en esta provincia aquel pre- 
tor puesto por él, y ser de los que seguían su parcialidad, y así 
se quejó gravemente de los que en él pusieron las manos, querién- 
dole matar á puñaladas, y en esie hecho, que pasó en Córdoba y 



392 

en la plaza pública, Hircio no dice que se hallaron sino los italicen- 
ses y Scapula de Córdoba; y asi aunque aquella enojada ocasión 
que César tuvo en Sevilla habla generalmente contra lodos los an- 
daluces, aquella particular culpa que refiere no tocó mas que á los 
dichos caballeros; y esto en cuanto á su juicio y estimación le lla- 
ma culpa; mas juzgada la causa ahora y siempre sin la ira de Cé- 
sar fué hazaña digna de inmortal corona. Llamando yo pues, á los 
hijos de Itálica verdaderamente sevillanos, los alabo con justa cau- 
sa y á la ciudad donde nacieron y llamándoles italienses , cuando 
acometieron la venganza de la patria contra el malvado Quinto Ca- 
sio, también los alabo y con causa superior, y en esto no hay en- 
cuentro ninguno sino aumento de alabanza ; mas el intento de Martin 
de Roa no es hacerme á mí cargo de cosa tan pueril como me opo- 
ne, sino es no querer que Trajano, Hadriano, Theodosio y la demás 
copia de varones ilustres sevillanos ó italicenses no toquen á Sevilla, 
ni se juzguen por naturales de ella; como si la distancia de media 
legua que apenas hay de las últimas casas de la puerta Macarena 
al despoblado Sevilla la vieja la hiciesen distinta en la naturaleza, 
siendo como es uno el terreno y la posición de los astros celestiales 
una misma : y esta razón movió al autor del Itinerario de Antonino 
en no poner distancia entre Sevilla y Itálica , según buenos origi- 
nales de este autor y muchos impresos, que todos hacen por la 
pretensión de los que dijeron que Triana es Itálica. No porque el 
gran filósofo Séneca , su padre y sus hermanos y sobrinos nacieron 
en Córdoba la vieja, que dista de la que hoy es una legua se puede 
decir que no son naturales de esta ciudad de Córdoba , pues haber 
nacido una legua de distancia , no los hace ciudadanos de diferente 
ciudad. ¿Quién le negó jamás á Virgilio haber sido natural de 
Mantua? Pues es cierto no nació en ella , sino en una aldea ó pago 
de esta ciudad que se llamaba Andes : por lo cual le llamaron mu- 
chos el poeta Andino. Asi le llama Silio Itálico. 

deliciosa camoenis 

Andini valis 



Esle niismo nacimienlo leda Eusebio Gesariense en el Chrónico. 
«Virgilius Maro in pago qui Andes dicilur, liaud procul á Mantua 
»naseitur. » Justamente se llamó Mantuano y Andino: por la misma 
causa no se le puede negar á Trajano y á los demás augustos y ca- 
balleros que nacieron en Sevilla la vieja, que son sevillanos natu- 
rales propiamente, porque si vale lo que dice este autor caerá en 
grandísimo inconveniente, que es no juzgar por una misma ciudad 
á Córdoba la vieja y á Córdoba la nueva : y que primero fué edi- 
ficada Córdoba en el despoblado de Córdoba la vieja, donde nació 
Séneca y toda su familia , es constante opinión del cronista Morales, 
su muy aficionado historiador, y esta es la verdadera recibida y 
€omun opinión de todos los hombres doctos, y el mismo sitio lo 
manifiesta hoy diB. Seria locura decir, Séneca no fué de Córdoba. 
No se les han de escasear á tan ilustres ciudadanos las honras que 
tanto cabimento tienen en sus méritos, pues de los hijos que 
cada una de ellas tiene , no solo se honra la provincia Bética y 
loda España , sino que sobra honor para todo el imperio romano, 
y para invidiar aquellos dichosos siglos enriquecidos con la virtud 
y valor de tan ilustres hijos. 

Tan poca justicia tiene Martin de Roa, como en lo que se ha dicho, 
en lo que dice en el cap. 2 , fol. 4. « Que aun los mismos bárbaros 
«árabes guardando este respeto, pusieron en Córdoba la cabeza de su 
»reino que pocos dias estuvo en Sevilla, antes que ganasen y cono- 
«ciesen á Córdoba». Aqui se olvida de la historia Martin de Roa, 
que siendo en este punto tan notoria y vulgar, no es creíble no la 
habia leido. Córdoba se ganó de los moros mucho antes que Sevi- 
lla, porque después de la desdichada batalla de Jerez, en que aca- 
bó el Rey D. Rodrigo, y con él el reino de los Godos, huyendo las 
reliquias del ejército vencido y viniendo en su alcance el vencedor, 
pararon en Ecija , y alli volviendo á pelear segunda vez fueron ven- 
cidos los godos, y los moros sin detenerse pasaron luego á Córdoba, 
y con el mismo ímpetu y presteza la tomaron, siendo su caudillo 

Magueit, como lo dice el arzobispo -D. Rodrigo, lib 3, cap. 21: 
TOMO I. 50 



394 

Morales, iib. f2, cap. 73 y 74, siguiendo ambos autores al moro 
Rasia: y con ser asi que Sevilla fué la postrera ciudad de impor- 
tancia que se gario, pusieron en ella los moros su primera corte, de 
donde , como del mas fuerte alcázar , todo su imperio recibió leyes: 
de esta manera lo dice Joan Mariana, Iib. 6, cap. 27: «Hispalis 
«electa Maurici imperii sedes atque firmissima arx, unde univer- 
))sa3 pro vincise jura dabantur))f (1). Después los moros mudaron su 
corte á Córdoba , donde estuvo por espacio de trescientos años poco 
mas ó menos , y se acabó del todo levantándose en cada ciudad un 
Rey. En Sevilla, uno que era en ella juez, llamado Albucazin, que 
murió año 435 de la égira de Mahoma: después de él reinó Habel 
Almocamus su hijo, y el hijo de este que se llamó Mahomad Abe- 
nabeth , que fué padre de Zaida, muger del Rey D. Alonso el VI, 
y se llamó Maria en el bautismo : éste ganó á Córdoba y fué Rey 
de toda la Andalucía , y tuvo muchos lugares en Castilla, deles 
cuales dio parte á Zaida en dote. Muerto este Rey en una batalla, 
comenzaron á reinar los almorávides, que eran Arabios de Lutinia. 
En Sevilla reinó Ali Aben Axa, y en toda España en aquella parte 
que los moros poseían , levantáronse con el nombre de Miramolin ó 
Amixmunimin, que solóse lo llamaban los que en toda la morisma 
imperaban : el reino de Sevilla en la Bélica perseveró hasta Axataf, 
á quien lo ganó el Santo Rey D. Fernando. Todo esto consta de la 
Historia délos Árabes, que escribió el arzobispo D. Rodrigo, cap. 
47 y 48, y de Mariana, Iib. 10, cap. 1 , y debiera haberlo visto 
el P. Martin de Roa para hablar con menos afición y mas atención 
en cosas tan notorias. fTropezar en la verdad manifiesta por buscar 
misterios donde no los hay , no es seguro, como ni Jo que en otra 
parte dice: «que Córdoba estuvo siempre tan llena de ciudadanos 
«romanos, que no tuvo necesidad que se supliese por privilegio de 
))los emperadores, como sucedió á Sevilla y Mérida». En esto se en- 



(1) Lo escrito enlre las dos f f eslá al margen en el original. 



395 

gaña, pues Cornelio Tácito, que refiere esle bcclio, no dice que 
faltaban familias de ciudadanos romanos en Sevilla ni Mérida, sino 
que fué merced que les hicieron por tener estas ciudades tan pode- 
rosas, gratas, y valerse de ellas en las ocasiones de guerra que 
siempre tenian, y esto era añadiendo á las familias antiguas otras 
de nuevo para hacer mayor el número, como sucedió en Genova 
cuando trujeron aquellas porfiadas guerras civiles, que á las veinte 
y ocho casas antiguas nobles se añadieron trescientas, ó como pasa 
hoy en España , que se dan muchos hábitos de las cuatro órdenes 
militares, no porque hay falta de ellos, sino por premio de los ca- 
balleros y por tenerlos S. M. (Dios le guarde) gratos para tantas 
ocasiones como dan los enemigos de esta corona , ó por servicios ya 
hechos, que es lo mas ordinario , y asi sucedió á estas^dos ciudades 
• de Sevilla y Mérida en tiempo de aquellos emperadores. Ni Justo 
Lipsio dijo que esto se hizo por falta de ciudadanos, sino porque 
tal vez lo solian hacer los romanos cuando la había. Esta merced á 
Sevilla y Mérida no fué suplemento ni falta, sino don y aumento. 
Las palabras de Tácito no dan lugar á dudas. «Hispalensibus et 
»Emeritensibus , familiarum adjectiones Lingonibus universis civi- 
))tatem romanam provincise Baeticíe civitates dono dedit». Perspi- 
cua está aquí la verdad. Dono dedit, dice, y no suplevit vel su- 
plementum fecit. Merced fué de los Lingones darles la ciudad, no 
por falta de aquella gente; las ciudades de Mauritania dadas á la 
Bélica, no fué porque le faltaban á la Bélica ciudades ni podían 
trasportarse las de Mauritania á la Bélica , sino por pagarle gran- 
des servicios que esta provincia hizo siempre al pueblo romano. Es- 
to queda sin pensamiento de duda con lo que dice Wolfango Lazio 
en el lib. 12, cap. i , de la República Romana, hablando de este 
mismo privilegio, que podrá ver el curioso si tuviere gusto y no que- 
dare muy satisfecho. No es posible que Martin de Roa enmendó esle 
tratado, porque él propio me dijo que no enmendaba ni revia, sino 
que de una vez cúrrente cálamo escribía lo que imprimía. 
' En el folio 42 dice: «Tanto Beto, lanío Híspalo, tanto Tago que 



396 . 

«no solo oírlos hiere las orejas y cansa. Pues ya los ensayes que 
»hacen de Hércules ya griego, ya egipcio , ya gálico, que no hay 
))rios, ni montes, ni mares, ni ciudades donde nosuene su nombre 
»y asombre su piel , y su maza á quien no ofenda?» En los ejem- 
plos pasados bien se echa de ver que Martin de Roa faltó en la dili- 
gencia y atención con que debia escribir: mas en la primera parte 
de la proposición echo menos la sinceridad de este autor , pues por 
que á Hispalo ó Hispan se atribuyó la fundación de Sevilla ó su 
nombradla lo envuelve con Beto y Tago , porque Beto y Tago son 
reyes de la creación de Joan Annio Viterbense , que por acreditar 
su Beroso ó su ficción sin haberlos hallado en autores clásicos, di- 
cen que los fingió : á lo menos todos los hombres doctos lo reprue- 
ban : mas Hispalo ó Hispalis (que de ambas maneras se halla escri- 
to en MSS. antiguos), cuyo nombre se halla en Justino ó el Abrevia- 
dor de Trogo Pompeyo, qué tiene que ver con Beto y Tago? implicar 
lo que se tiene por falso ó fabuloso con lo que está acreditado con 
autores graves y tiene por si la aprobación de los siglos, no es ofi- 
cio del legal escritor. Desaforar lo verdadero ó lo que en la anti- 
güedad se tiene por tal , y desterrarlo á la provincia de los sueños, 
no es acción del justo y recto juez. Si esto vale , cuál de los demás 
escritores que reverencia la antigüedad estará seguro? ó dónde se 
podrá admitir tan rigorosa censura? 

No es menos digno de advertencia el enfado que este autor toma 
en Hércules libico, egipcio, griego, etc. Si las memorias de Hércu- 
les le desazonan es necesario que haga Martin de Roa nuevo y nunca 
visto expurgatorio para que el nombre ó las nombradias de Hércu- 
les se borren de Herodoto, Diodoro Sículo, Pausanias, Dionisio 
Halicarnaseo , Estrabon, Plinio, Solino, Tito Livio, Salustio y toda 
la mayor parte de los que reverencian á Clio(que ya de los poetasno 
hacemos caso), sopeña de que todo lo demás se tendrá por fabuloso. 
Si con tres ó cuatro Hérculesse enfada Martin de Roa, mande borrar 
en Cicerón de natura Deorum los cuarenta y tres que junio, y si 
las nombradias de los rios, montes y ciudades le cansan, necesaria 



397 

es un diluvio universal segundo. Pobre de la Lusitania , desdicha- 
dos de los Pompeyos en Italia , nunca hubiera habido Ara máxima 
en Roma , ni templo famoso en Cádiz , ni camino que atraviesa á 
toda Espaiía , ni ciudad Heráclea en el Estrecho. Ojalá los sacerdo- 
tes gaditanos perecieran con los Policios y Pinarios de una vez, pues 
solo un enfado de Martin de Roa basta para deshacerlos y aniqui- 
larlos, y dichosa nuestra edad que goza de un tan oportuno aunque 
muy tardio desengaño. 

Lo mucho qve comprehendió la metrópolis de Sevilla antigua. 

Pretende Martin de Roa en el cap. ÍO , fol 49 y 50, que Córdoba 
fué metrópolis. Válese de Julián Pérez, que asi lo dice, y otras con- 
sideraciones que hace: y porque este es honor de aquella ciudad no 
me pasa por la imaginación contradecirlo , aunque estaba á cargo 
de este autor declararnos cuáles y cuántos fueron los obispos sufra- 
gáneos de Córdoba, y salvar la dificultad que hace el concilio cal- 
cedonense, en que se ordenó que en una provincia no hubiese mas 
de uri metropolitano. Mas como mi intento no es disminuir las gran- 
dezas de aquella ciudad no examino sus proposiciones. Lo que no 
se puede poner en duda es que la iglesia de Córdoba y sus obispos 
fueron siempre sufragáneos de Sevilla hasta su recuperación de los 
bárbaros : seria gloria de esta gran ciudad que su arzobispo y pri- 
mado de las Españas en aquel tiempo tuviese por sufragáneo otro 
metropolitano. Mas pues la ocasión se nos ha venido á las manos, 
servirá esta adición al cap. 12, y los consecuentes del libro 2 de 
mi principado, y constará cuan extendidos fueron los términos del 
prelado metropolitano de Sevilla, y cuánta fué su jurisdicción y au- 
toridad. En tiempo del PapaHormida extendió Sevilla su jurisdic- 
ción no solo por toda la provincia Botica , sino también por toda la 
Lusitania. Esto consta por una epístola decretal de este pontífice á 
Salustio, arzobispo hispalense, que entre otras palabras dice así: 
«Suffraganlibus igitur libi tol meritispia? solicitudinis el laboribus 



398 • 

))cerle jam delectat injungere, quae ad noslri curam conslant officii 
«perlinere, ut provinciis tanta longinquitale disjunclis , et nostram 
wpossis exhibere personara et palrum regulis adhivere custodiara. 
»Vices itaque nostras per Bseticara Lusitaniaraque provincias, salvis 
»privilegiis quae metropolitanis episcopis decrevit antiquilas, praesen- 
»ti tibí auctorilale coramitiraus, augentestuam hujus parlicipalione 
))minislerii dignilatem, relevantes nostras ejusdem reraedio dispen- 
))sationis excubias». Un poco mas adelante le da facultad para que, 
si á la causa común de la religión conviniere, convoque los obispos 
y haga concilio, y determine las controversias ajuslándolasyen todo 
haciendo como está dispuesto por los santos cánones. «Quotiesuni- 
«versalis poscit religionis causa, ad concilium se cuncti fratres evo- 
»cante conveniant:et si qüoseoruraspecialisnegolii pulsat contentio, 
»jurgia Ínter eos obvorta compesce,discussa sacris legibus determi- 
))nando certaraina.» Y aunque esta jurisdicción es tan grande, es 
mayor la que da el Papa Simplicio á Zenon, arzobispo de Sevilla, 
en todas las provincias de España. Esta epístola decretal tiene así el 
sobrescrito. ((Simplicíus Papa ad Zenonem spalensem episcopum. 
))Decomissa illivice apostolicae sedis inalíis Hispaniarum ecclesiis». 
Dentro en la carta. «Dilectissimo patri Zenoni Siraplícius. Plurirao- 
»rum relatu comperimus, dilectionem tuam fervore Spiritus Sancti 
))ila te ecclesiae gobernatorem existere ut naufragia detriraenta, 
))Deo auctore, non sentiat: talibus idcirco gloriantes indiciis, con- 
))gruum duximus, vicaria sedis nostraí, te auctoritale fulciri, cujus 
«vigore raunilus, apostolicae inslilulionis decreta vel sanclorum ter- 
«minos patrum nullo modo trascendi permitías: quoniam digna ho- 
»noris remuneratione cumulalus est, perquem in his regionibus di- 
))vinus crescere ínnotuilcuitus.Deus teincolumen servel carissime». 
Bien se echa de ver el gran celo con que este santo arzobispo de 
Sevilla trataba las cosas do la religión , no solo en su iglesia sino 
que su ejeraplo daba leyes á los deraas , pues con tan honoríficas 
palabras se lo gratifica el Santo Pontífice , dándole en toda España 
potestad de íegado a latere. fS. Isidoro tuvo potestad del romano 



399 
Pontífice para hacer sus veces en cualquiera parle del orbe roma- 
no. Esto consta de un libro antiguo manuscrito que se conserva en 
la iglesia catedral de Coimbra , cuyo título es : Avisos ó monito- 
rios. AWi: «11 Nonas Aprilis obilus Isidori hispal. epi. qui reli- 
))nuit privilegia per annos X romana auctoritate firmata in omni 
))lerra romani imperii. Obiit Era DCLXXiijwf (1). Mas para 
que de una vez se sepa la amplísima jurisdicción que tuvieron aque- 
llos prelados antiguos, añadiremos á lo dicho en mis Antigüedades 
lo que después acá rae ha ocurrido á la memoria y de nuevo he 
leido. Ya es cosa notoria en toda la iglesia de Dios que la santa 
iglesia de Sevilla desde el tiempo de los sagrados apóstoles ha sido 
metropolitana de toda la provincia Bética, en cuyo distrito se con- 
tenían los obispados siguientes: Itálica, Astigí, Corduba, Malaca, 
II ¡herís, Egabro, Ilipla ó Elepla , Asidonia, Tucci, Utica, Solía, 
Abdera, Asta, Iliturgi, Gades, Marchena en tiempo de los mozá- 
rabes. Esto consta por los concilios de España , antiguas histo- 
rias y la división de Wamba y Constantino. Estevan de Garibay, á 
quien los castellanos deben mucho y poco la Andalucía y menos 
Sevilla , añade otros tres obispados Sitalense ó Sitíense , Tueca ó 
Tucci, que es hoy Martos, y Castulo, que es Cazlona. Véase en el 
lib. 8, cap. 41 de su Compendio historial. Ha sido negligencia de 
los escritores de Sevilla , que siempre ha tenido pocos valedores de 
su grandeza antigua, pues los obispos de la Mauritania en África 
fueron también sufragáneos de Sevilla y su metrópoli. Esto consta 
por no menos auténtico instrumento, que el libro llamado Provin- 
cial, cuyo original se guarda en la cancelaría apostólica de Roma, 
y lo refiere y traslada Pedro Rebuffo al fin de la práctica beneficial 
por estas palabras en cuanto á Sevilla: «Archiepiscopus hispalensis 
»hos babel suffraganeos; Gienensis, Godicensis vel Goden-Silven- 



(i) Lo enlrc estas dos señales f f estaba al margen del manuscrito ori- 
ginal de letra del Dr. Rodrigo Caro. 



400 

»sis, Marrochilani in África, Rubicensis». El lener Sevilla por 
sufragáneos los obispos de la Mauritania parece haber nacido de 
mas hondas raices, porque el Emperador Otón dio en donación, 
como ya dijimos, las ciudades de la Mauritania á la provincia Bé- 
lica, y asi, siendo Sevilla su antigua y general metrópolis parece 
que también les rindieron el vasallage eclesiástico: y fué tanto el 
trato de la Andalucía con la Mauritania, que le llamaban España 
Transfretana , España de esa parte del estrecho ó allende el mar. 
Esto consta de Sexto Rufo y Honorio, y asi el conde de las Espa- 
ñas ó su vicario visitaba aquella provincia , como parece de los ac- 
tos del martirio de S. Servando y Germano. Después de esto , y ha- 
biendo los árabes conquistado la África , los cristianos Mixtárabes 
que en Marruecos quedaron , tuvieron aquel respeto y obedeci- 
miento al arzobispo de Sevilla como lo tuvieron sus pasados: y nues- 
tros arzobispos favorecían y cuidaban de aquella pobre y arrinco- 
nada cristiandad. Deaqui sucedió, que haciendo Texufin, Rey mo- 
ro del bando de los malvados Almohades (1), crueles enemigos del 
nombre cristiano, general expulsión de los obispos de esta pro- 
vincia, año de 1126, y habiendo permanecido hasta entonces 
arzobispo en Sevilla y obispos en otras partes de la Bética, 
este año fueron todos desterrados , y. el arzobispo de Sevi- 
lla, por la antigua amistad y conocimiento que tenia con los 
de Marruecos y ser sus sufragáneos, se fué allá con ellos. Asi 
lo escribe Julián Pérez , testigo de vista de aquellos tiempos en su 
Chronico, en el año arriba dicho por estas palabras. «Manserunt in 
))Baetica episcopi Hispalis, Corduba, Tucci cum christianis muzara- 
))bibus doñee Texufinus hoc anno H26 eos per suos duces marro- 
»chiumjussituttransfretarentur)). Recuperada Sevilla por el santo 
Rey D. Fernando año de 1 248 , se continuó el trato amistad, y cor- 
respondencia de los cristianos de Marruecos con la de Sevilla y los 



(i) Almorávides. 



40! 
x)l)ispos de aquella ciudad venían á esta á los sínodos convocados 
por sus arzobispos, y los cristianos seglares iban y venían tan de 
ordinario de una ciudad á otra , que edificaron un barrio fuera de 
los muros de Sevilla , y le pusieron por nombre Marruecos. Des- 
pués los moros, desterrando los obispos de toda él África , el de 
Marruecos se vino á Sevilla, y se le dio de distrito y diócesis lodo 
aquel barrio que se llamaba Marruecos con unas hazas de tierra 
adyacentes, y tuvo su iglesia catedral, que todo ello le rentaba seis- 
cientos ducados en cada un año; pero como los arzobispos de Se- 
villa nunca ó muy raras veces ejercitan el pontifical, y siempre 
tienen y han tenido un obispo titular, que haga órdenes y confir-^ 
me, venia á ser lodo junto tres mil ducados de renta, con que pa* 
saban con alguna comodidad. De haber sido este obispo sufragá- 
neo lo mas cercano á nuestra edad^ consta por la convocatoria que 
D. Diego Deza dio año de 1512, que comienza: «Nos D. Die- 
))go Deza , por la miseración divina , arzobispo de Sevilla , con 
«acuerdo y parecer de los venerables nuestros muy amados her-^ 
«manos deán y cabildo de la dicha nuestra Santa Iglesia , deter- 
«minamos hacer y celebrar concilio provincial en esta insigne ciu- 
»dad de Sevilla. Para el cual mandamos llamar por nuestras car- 
))tas patentes de convocación á los reverendos en Christo padres 
))é señores los obispos de Cádiz, Málaga, Silves, Canaria y 
«Marruecos, nuestros sufragáneos, é á los cabildos, etc.» Eslo 
duró hasta el año de 4570, que habiendo muerto D. Miguel de 
Espinosa, último obispo de Marruecos, se consumió su diócesis 
y obispado; y aquel barrio que hoy se llama San Telmo, y las 
hazas de tierra vecinas, se adjudicaron al fisco del Santo Oficio 
de la Inquisición de esta ciudad , para ayudar á seguir las cau- 
sas |de la fé. Hoy hay personas que viven y conocieron la iglesia 
catedral , palacio obispal y un hospital de convalecientes que allí 
había, y vieron hacer órdenes y ejercitar el pontifical á sus obis- 
pos, y con todo eso para muchos viene á ser esto una cosa muy 
nueva con haber tan poco tiempo que pasó , por la poca alen- 

lOMO I, 51 ' 



402 

cion que el vulga pone en estas cosas tan dignas de no olvidarlas. 

Del obispado Rubicense en África , de que el libro provincial 
de la canceleria apostólica hace mención, que también era sufra- 
gáneo de Sevilla como arriba vimos , no hallo mas memoria que 
la que hace Yictor , obispo tticense , en el libro de la persecución 
Wandálica de que él fué testigo de vista, y alli le llama Rubica- 
riense, que á lo que puedo juzgar estaba en la provincia de Maurita- 
nia Cesariense, y lo pone Ábraham Ortelio en su Tesoro Geográfico. 

El mismo olvido comprehendió también el obispado de Jaén, 
en cuanto á que haya sido, después que se recuperó de los moros 
aquella tierra , sufragáneo de Sevilla ; y no sabemos por qué cau- 
sa, ni cuándo se le adjudicó á la iglesia de Toledo, ni las historias 
de aquel reino lo escriben ; y es cierto y que no puede faltar la 
verdad de aquel libro provincial «tantum aevi longinqua vale 
»mutare vetustas». 

El obispado de Silves en Portugal ha menos que deja de recono- 
cer esta Sede Hispalense, y no ha cien años que la reconocía; mas 
por el ordinario descuido de los prelados, se ha perdido esta juris- 
dicción, y cada dia se va perdiendo mas con notable menoscabo de 
Ja dignidad arzobispal, y mas cuando llega á ser tanta la desdicha, 
que á quien pertenece el mayor cuidado, es el que menos atiende, 
cargando el gobierno á solo un hombre indocto, ambicioso, y que 
no supo gobernar su casa , y este con gobierno despótico ha des- 
truido la autoridad de su dueño y la del arzobispado, quitando mi- 
nistros dignos y poniendo inméritos y mudándolos á su albedrio; 
pues lo que no se ha visto jamás, ni oido decir, ha mudado en 
Ires años ocho provisores y lodos los demás jueces y ministros in- 
feriores, de lodo lo cual hablará con mas libertad la posteridad^ 
pero cuando ya no tenga remedio , como ya no lo tiene lo que 
hasta ahora se ha perdido (1). La razón , ó por mejor decir la las- 
lima , ha hecho correr la pluma lo que no pensaba. 

(I) Fué esto en el tiempo que fué arzobispo el Sr. Boija y alude al Go- 
bernador durante la ausencia del prelado, en cuyo tiempo escribía Caro, 
K del Orig. 



403 
Háse de añadir á la foja 84, lib. 2.° de mi libro del principado, 
lo que advierto aqui contra lo que dice Martin de Roa en la foja 1 3 
del suyo, en que declara el epigrama ^e Ausonio y lo escribe á su 
modo. Dice en una nota marginal : Ausonio explicado en favor 
de Sevilla. No sé que haya dificultad alguna en este epigrama (al, 
que tenga necesidad de esplicacion, porque lodo él es llano y muy 
claro después de las declaraciones que Elias Yineto hizo en sus co- 
mentarios á este poeta. Después en una nota marginal dice Martin de 
Roa «y también de Córdoba». Si todos los hombres doctos hubiesen 
de leer el libro del Principado de Córdoba, no habia para qué ha- 
blar en lo mucho que alteró, asi en la inteligencia del epigrama de 
Ausonio, como en la puntuación. Mas porque muchos no son (au 
doctos ni versados en estas letras, será bien se vea cuánta violen- 
cia hace al texto mudando no solo la puntuación, sino la escritura. 
Lo primero, hallándose en los ejemplares asi manuscritos como 
impresos escrito: 



Jure mihi post has, memorabere nomen Hiberum 
fíispalis, aequoreus, quam prceter labitur amnis , 
Sumitfit cui tota suos flispania fasces. 
Corduba non, non arce potens tibi Tarraco certant 
Quceque sinu pelagi jactat se Bracara dives. 



El Padre Martin de Roa quila el punto redondo de la última dic- 
cion del tercer veí'so y continúa con el cuarto, hasla donde dice: 
Corduba non, y aqui pone dos punios: luego donde en lodos se lee 
certant, lee en singular ceríaí; y siendo lodo esto violencia pública 
contra la ley Julia peculatus, la hace mayor en la interpretación del 
romance: porque diciendo Ausonio que toda España se humilla y 
abalea Sevilla, que estoes sumittere fasces , sQ^mx Budeo, y 
pasando luego á decir que ni Córdoba, Tarragona, ni Braga, pue- 
den competir con ella, atribuye esto que es de Sevilla á Córdoba, 
diciendo: 



iOi 



Con tu gTandeza*noVompUe aquella 
Córdoba , en cuya dignidad suprema 
Ventajas reconoce toda España. 



Aqui deja dudosa esta dignidad, y mas parece que el P. Marüu 
de Roa se la quiere dar á Córdoba; mas forzado de la claridad del 
epigrama se declara en la prosa diciendo: «porque dando á cada una 
))de las demás ciudades Tarragona y Braga las ventajas que tenian 
))para engrandecer la comparación , debia también dar á Córdoba 
))la que tenia de ser cabeza de su España, con que de todas partes 
«encarecia la estima de Sevilla, prefiriéndola á las cabezas de las 
«provincias, que en su tiempo liabia Citerior , Ulterior y Lusita- 
))nia, etc». Tampoco vuelve sinceramente los versos trasponiendo 
la interpretación del verso tercero á que esté después de el nom- 
bre de Córdoba para atribuirle á ella lo que Ausonio dice de Sevi- 
lla. Vea el lector que gustare saber lo que dijo Ausonio en Elias 
Yinclo su comentador, lo que Martin de Uoa innovó no solo en cuanto 
á la interpretación , sino cuantos puntos quitó y traspuso á su al- 
bedrío, y esto no es lícito. Los puntos, comas, incisos ó los inter- 
rogantes, etc., son en las escrituras y libros como en las ciudades 
y heredades y jurisdicciones los límites y términos, las piedras 
sagradas que encaminan el sentido para que se entienda la mente 
del autor. Mudar esto es crimen, ahora y antiguamente lo fué 
capital. Su cabeza devolvía á los dioses terminales, quien los mu- 
daba ó movia de su antiguo lugar. Estimaban los antiguos tant( 
estas piedras , que les hacían sacrificio, porque conservaban la paí. 
pública. Si fuese lícito mudar los puntos, comas, incisos, etc., en 
los libros , no estaba la filosofía segura en Platón ni Aristóteles, 
jii la historia en Tito Livío, ni las leyes en los jurisconsultos; todo 
seria tinieblas y confusión. Contra Solem ne loqiiitor, decía Pílá- 



405 
goras: sol es la verdad. Mucho se desacredita quien la quiere os- 
curecer y anublar y no adelanta el intento que pretende. 

solía, hoy solucar ó san lugar la mayor. 

Cuando escribí el libro 3.° de mi Corografía, cap. 7, llegando 
á tratar de Menoba , ciudad de quien escriben Estrabon y Plinio, 
no teniendo instrumento que me guiase, dije me parecía era San- 
lucar la Mayor, por hallarla sobre el rio Menoba, donde la pone 
Estrabon , usando de la conjetura : pues vemos que por lo general 
muchas ciudades tomaban el nombre de los rios en cuya orilla es- 
taban. J\ías esta regla no es siempre cierta, y asi falló aqui también 
en cuanto á esta ciudad ; porque después que publiqué mi libro, 
el licenciado Juan Matias Gallegos, cura y natural de esta ciudad, 
aíicionado á la antigüedad y de muy buen juicio en estas y otras 
letras, halló en una heredad que llaman Benazuza, cerca de ella, 
la inscripción siguiente: 

FL. AEMILIA. A. 1. H. S. E. 

P. MARSIVS. ínter. MENVBAE. 

RIPAM. ET. LVCVM. AMPLISS. 

SOLIENTIVM. ORDINIS. 
LNDVLGENTÍA. ACCEPTO. LOCO. 
P. S. C: B. M. D. P. 
S. T^T. L. 

En castellano dice. Aqui está enterrada Flavia Emilia de cin- 
cuenta años. Publio Marsio, habiendo por merced del caJ)ildQíyn- 
plisimo de los soliences, recebido el lugar de la sepultura entre el 
luco ó bosque consagrado y la ribera de Menuba, puso á costa de 
su dinero esta memoria con mucho dolor á su muger , que bien lo 
merecia. Séate la tierra liviana. 

Demás de esta inscripción se halló un fragmento de mármol con 
estas letras: 



m 

AEDEM. STI. M. EVSTACHI. 
SIMYLACRO. SOLIS. EVERSO. 

Hallóse también una urna de barro cocido , en cuyo cuello está 
escrito; it) imífí^o 

SOLLVCO. 
XX. 

Demás de estas memorias que perseveran todavia en Sanlucar, 
parece que en la torre de la iglesia mayor estaba un mármol que 
habiéndose de cubrir con nueva obra que hicieron , tuvo curiosi- 
dad el licenciado Antonio Caro de trasladar las letras que tenia, y 
porque su traslado no se perdiese , le hizo escribir en un protocolo 
de ia fábrica , firmándolo de su mano y nombre como vicario que 
entonces era de Sanlucar. Y las letras son las siguientes, en esta 
forma : 

NOMINE. MVTATO. . . . ROMANVS. IBERO. 

NVMINE. CRESGENTI. CRESCERE. TECTA. FAGIT. 

ARCE. POTENS. ARMIS. FVERAM. DECORATA. MEORVM. 

CVM. CECIDI. MARCI. YÍRIBVS. ATQ. MANV. 
INFAVSTA, AMISI. SPLENDORIS, QVIDQVID. HABEBAM. 

VRNAQ. FATALIS. PVLVERIS. IPSA. FVI. 
ASCENDÍ. AD. CVLMEN. MISERO, REVOGATA. SEPVLGRO. 

ROMANI. IVRIS. GAESARIS 10. 

• »»•-• i.»... 

QVODQVE. TVIS. ARIS. HESPERE. NOMEN. ERAT. 

Bien se echa de ver 'que le falta á este elegantísimo epigrama 
algún verso al principio , y algunas palabras en aquellas lagunas 
que están señaladas con puntos demás del penúltimo exámetro que 
está borrado todo. Para reintegrar el sentido, suplo lo que va se- 



407 

ñaladocon rayas (I), guiado de las demás memorias que eu eslaá 
inscripciones liallo, y juzgo que pudo lodo decir asi: 

« Hesperiaé nuper nomen dedit Hesperus Arae 
Solia dicta modo sum. Hespere amice vale. 
Nomine mulato nunc Sol Romanus ibero 
Numine crescenli crescere tecta facit. 
' Arce potens armis fueram decórala meorum , 

Cum cecidi Marci viribus alque manu. 
,; Infausta amisi splendoris quidquid habebam , 

Venaque fatalis pulVeris ipsa fui. 
Ascendí ad culmen misero revócala sepulchro, 
Romanis juris Caesaris auspicio. 
Sol fovet igne novo; magno cede Héspero Solii 
Quodque luis aris Hespere nomen eral. 

Y porque se goce el sentido y algo de la elegancia que resta me 
pareció volverlo á nuestra lengua en estos versos: 

í)e Hesperia aras luve anliguo nombre 

Que el Héspero me dio : mas ya me llamo 

Ciudad del Sol. A Dios Héspero amigo. 
Mudado el nombre ibero el Sol romano 

Hace crecer los edificios mios: 

Su crecida deidad crece mis brios. 
• ' l^oderosa en alcázares y muros, 

De mis armas estuve ennoblecida , 
Cuando caí con mano vengadora 

Y con fuerzas de Marco mi enemigo* 
Triste! perdí quanlo esplendor tenia, 

Urna fatal de mi ceniza fria, 
Mas ya de aquel sepulcro revocada 



(i) Ahora de bastardo. 



las 

Á grandeza níayor soy levantada 
JDe! derecho romano por auspicio 

Del César que me dio tal beneficio. 
Con nueva luz él Sol me favorece, 

Y al paso que su luz mi dicha crece, 
Solía soy y del Sol es mi renombre. 

De tus aras dejé Héspero el nombre. 

Todo esto es tan notable en las antigüedades de España como se 
le hará nuevo al que las trata con justo aprecio é inteligencia de 
ellas. No solo se nos descubren áqüi los hombres dé Sanlucar la 
Mayor antiguos, sino también el origen del moderno y una larga 
historia de sus sucesos, pérdida y restauración con la mudanza y 
trueco del nombre que tuvo. 

Parece , pues , que esta ciudad en sus primeros siglos sé llamaba 
Hesperia ó Arae Hesperiae , y estaba consagrada á Héspero, que 
es la estrella de Venus que sigue á el Sol en la tarde : del nombre 
de esta estrella se llamó Hesperia toda España, como última pro- 
vincia del Occidente. Pudo también ser que el nombre Hesperia 
fuese de otra formación en lengua antigua española , mas como 
no sabemos hoy aquella lengua con certeza , no podemos saber si 
sonaba de otra manera. Estando, pues, esta ciudad en su potencia, 
rica, adornada de muros y alcázares^ sucedió en la provincia Bé- 
lica un gran motin ó guerra tumultuaria, y siguiendo Hesperia una 
parcialidad la mas poderosa, cuyo capitán era un caballero llama- 
do Marco, la asoló y destruyó toda. En cesando la guerra los ve- 
cinos que quedaban con consulta del Emperador romano, á quien 
aquí le llama Sol romano, se volvieron á juntar para restaurar su 
población. Y considerando que le habia sucedido mal con la deidad 
de Héspero, que no les defendió en ocasión tan urgente como aque- 
lla guerra tumultuaria, determinaron buscar mayor deidad, que 
los amparase de alli adelante y hallando á mano el Sol , cuya gran- 
deza era sin duda mayor que la del Héspero, no solo se consagra- 
ron á él, mas también mudando su antiguo nombre ibero, se lia- 



409 

tharon con nombre romano SaUa, que quiere decir ciudad del Sol; 
fuéles tan bien con esta mudanza, que al paso que el Sol es ma- 
yor que la estrella de Venus, iba haciendo crecer los nuevos edi- 
ficios y casas que iban edificando. Obligados de los grandes be- 
neficios que su nueva deidad les hacia, le consagraron un luco ó 
bosquecillo , brilla del rio Menoba , que hoy llamamos con nombre 
■ árabe Guadiamar y pasa cerca de esta ciudad, y yo sospecho que 
en el mi»mo le levantaron templo. Homero, el mayor de los poe- 
tas, en el himno de Apolo, todas las veces que hace memoria de 
los lucos, que en muchas partes de la Grecia tenia, pone en ellos 
templo como ceremonia entonces usada comunmente. Levantáronle 
también una estatua ó coloso, la cual no sé si estuvo en este bos- 
que ó en olro templo que edificaron en la ciudad, lo cierto es que 
lo tuvieron como parece de aquel fragmento que dice: SIMVLA- 
€R0. SOLÍS. EVERSO. Cuándo ó por qué acontecimiento cayó 
este simulacro del Sol, no parece por estas memorias, pudo ser de 
él un pie de mármol que yo vi en casa de Juan de Torres Alarcon 
de casi media vara de largo , muy bien labrado , y decía se lo 
hablan dado en Sanlucar. 

Dijimos que los nuevos reedificadores de Sanlúcar la hablan lla- 
mado Solía, y que no consta por menos cierto instrumento, que la 
inscripción sepulcral de Flavia Emilia, que ya pusimos. Mas el luco 
ó bosque consagracro debió de ser tan famoso en toda la comarca, y 
tan visitado de los solíenses y sevillanos, que el nombre de Solía 
arrimado á la devoción del luco, degeneró en el de Solm lucv.s, ó 
Solis lucus, y de ahí dijeron SOLLYCO : esto nos da á entender la 
urna que hoy tiene en su casa el licenciado Joan Malhias Gíllegos, 
en la cual está escrito SOLLYCO , y parece se hicieron para este 
intento las palabras de Planto en la comedia Rudente, hablando de 
una urna de la diosa Yenus: Ilaec literata est , ab se cantat ctiia 
sit. Los figulos ó alfareros sellaban sus vasos y ponían en ellos su 
patria, como se hallaron en Osuna: Exofficina ursanientium ; y 
en San Juan de Alfarache: Ex officina patricioriim; asi los de 

TOMO I. 52 



4t0 

Sfflia y Soluco pnsieron SoUuco, porque ya comiínmeme h líanía-* 
Lanasi. Este mismo nombre diremos que degeneró en el de Salu-^ 
ear, que después tuvo basta la edad de nuestros*abuelos, y boy lo* 
llamamos Sanlúcar. 

Todo esto está tan consecnenle , que aun los mas escrupulosos m 
lo dudarán , pena de ser tenidos por ignorantes de lo que sucede 
en todos los nombres de las mas ciudades de España , y oirás pro- 
Yincias. Mas si alguno se desconleulare digo, que el mismo nombre 
Solucar es latino , porijue lucar es el dinero que proviene del luco, 
y asi lo dice Sexto Pompeyo Festo: lucar appellatur aes quod et 
lucís captatur.X asi Solucar, el tributo que se pagaba al sol de su 
luco, coiBO que los de la ciudad de Solía fuesen vectigales ó tributo 
que le pagaban al sol ^ ó ya el mismo provento qué de su luco pro- 
cedía . 

Réstanos averiguar, si por algún camino pudiéremos, cuándo pas6 
la destrucción de esta ciudad y aquella guerra tumultuaria, y quién 
fué aquel Marco enemigo de los Hesperios , que tan mal los trató. 
Supongo lo primero que de una guerra tumultuaria que pasó en la 
Bélica tenemos un breve , aunque fiel testimonio , por la relación 
que de ella hace un instrumento ó inscripción de la villa de Aro- 
che, y la traigo á la letra en mi Corografía, lib. 3, cap» 6, fol. 93-^ 
y comienza asi : 

M. ATTERIO. PAVLIJNO. M. F. 
QVI. TVMVLTVARIO. BAETIGAE 
BELLO. ADSVRGENTE. etc. 

• 

Aqui vemos con claridad mención de esta guerra tumultuaria de 
la Bélica , y que parece haber sido capitán de la una parcialidad 
este Marco Atlerio Paulino, á quien los de Aro(!he levantaron está-^ 
lúa por haber defendido su patiia : de manera que hallamos ya la 
certeza de la guerra ó motin , y junlamenle el nombre de Marco, y 
todo ello conviene con lo referido en los versos del epigrama. Resta 



ahora la parlicular de nuestra ciudad , que cuan Í3 aquella guerra ?e 
«omenzó todavía se llamaba Hesperia ó Arae Hesperiae, y tenemos 
€tra inscripción hallada en los campos de Solucar, que tiene estas 
letras, 

D. M. S. 

€. BAEB. CAEC. F. VENVL. CRIN, 

BEB. FF. AD. líESP. BELL, 

EXTINTOS. 
FL. DEMETRLA. CRISPINA. 
LL. GC, EAD. VR,....P.M.D.C.S.... 

Es dificultosa de entender ; asi por las abreviaturas , y leh ns sin- 
gulares, como por las que están gastadas y no se ven. Yo la onlieiulo 
asi, poniéndola primero en latín por el orden mismo suyo , y luego 
en romance: «Diis Manibus Sacrum. Caium Baebiura Gaecilium, Fa- 
))bium Venuleium Crinitum, Bebii íilios, ad Ilesperiam bello extin- 
))tos, Flavia Demetria Crispina liberes carísimos eadem urna propio 
«monumento dolenter condidit. Sit vobis térra levis». Consagrado á 
))los dioses Manes. Flavia Demetria Crispina enterró á sus muy ama- 
»dos hijos Cayo Bebió hijo de Cecilio, y á Fabio Venuleyo Crinilo 
))su hermano, ambos muertos en la guerra que sucedió en la ciudad 
»de Hesperia, en una misma urna en su propio sepulcro. Séaos la iier- 
))ra liviana». Aqui vemos el nombre de la ciudad Hesperia y me- 
moria de la guerra que en ella sucedió , y la causa de la muerte de 
estos caballeros, hijos suyos, muertos por su patria: hallarse esta ins- 
cripción en el mismo sitio, no parece que da causa de dudar, por- 
que estas memorias se dan tanto de la mano unas á otras que con- 
secuentemente tejen la historia de aquel lastimero suceso (1). 



(f) De esta g^uerra tumultuaria ocurrida en la Bélica durante el im- 
perio romano , nada nos dicen los antiguos historiüdores ; pero se conser- 
van otros datos lapidarios á mas de los que cita .aqui Caro. En Antequera 
estaba una inscripción Iraida de las ruinas de Singili^ publicada por varios 



41-3 

Queda ahora el Uempo de él , y en esto no hallo tanta claridad. 
Si por algún camino pudiéramos conjeturar que la causa de esta 
guerra fué la religión cristiana , y que por ella los pueblos se pu- 
sieron en arma, dijéramos que sucedió en tiempo de Nerón, pues 
sabemos por otros instrumentos auténticos que Nerón movió una 
cruel persecución en España contra los cristianos. Comenzando por 
Sevilla y Itálica, tan vecinas ciudades á esta, y que envió soldados 
con orden de matar y prender á los cristianos , de . quien se hallan 
muchas inscripciones que trae el cardenal César Baronio en sus 
Anales, Morales y otros autores graves, y vino á mis manos una 
medalla antigua que juzgo por el mas iluslre monumento que en 
esta materia se halla, y lo estimo mas que si fuera una piedra pre- 
ciosa. En esta medalla se vé la testa de Nerón coronada de rayos, 
tiene delante del rostro el lituo y detrás la símpula ó capedúncula, 
señales déla dignidad de pontífice máximo, y dicela letra del cír- 
culo: IMP. ÑERO. CAESAR. AVG. PONTIF. MAX. TR. P. P. P. 
Dice en. romance: El Emperador Nerón César Augusto, pontífice 
máximo, con potestad tribunicia, padre déla patria. En el reverso 



anliciiarios , y últimamente en la colección litológica de Masdeu, lomo 5.* 
de su hist. crit. de España, pág. 475, la cual dice, que el ayuntamiento 
(ordo) de dicha ciudad de Singili dedicó una eslalua á Galo Maximiano, 
procurador de los Augustos y patrono de la misma ciudad, por haberla li- 
brado del largo cerco que la pusieron los bárbaros. Recientemente se ha 
descubierto en las ruinas de Itálica otra inscripción dedicatoria á Cayo 
Valió Maximiano, procurador de las provincias Macedpnia, Lusitania y 
Mauritania Ting-ilana, por los me'rilosque contrajo en haber restituido á su 
primitiva paz la provincia de la Bélica. Creemos que el sugelo mencionado 
en esta inscripción de Itálica, y en la de Anlequera es uno mismo, y que 
los acontecimientos á que ambas inscripciones se refieren pudiesen ocurrir 
en el imperio de Marco Aurelio el filósofo, pues según Julio Capitolino los 
pueblos de la Mauritania molestaban mucho las provincias (íe España. Tal 
vez entonces ocurriera el desastre de Soha, y la defensa de Aroche, á que 
aluden las inscripciones publicadas por Caro, y llamarian á esta guerra tu- 
nvuUuaiia porque tomarían gentes del pais alguna parle con los mauretanof. 



413 

tiene una basa y encima de ella la misma efigie de Nerón coronado 
y con palma en la mano como á triunfador. Nacen del suelo del ara 
por cada lado dos palmas que ocupan el vacio de los lados, y en el 
espacio de la basa están estas letras: COL. IL.FOR. I. OP. PR.D.D. 
La colonia Iliturgi, que' se cognomina Foro Julio, al mejor prin- 
cipe por decreto de los Decuriones. En* el círculo dice: SVPERS- 
TITJONE. CHRISTL\NORVM. DELETA. deshecha y borrada la su- 
perstición de los cristianos. Grande sin duda fué la persecución y 
movimiento de la provincia Bélica , pues los vecinos de liilurgi (que 
(Bs Andujar) tal aclamación hicieron á Nerón para adularlo y tenerlo 
grato (1). Pudo ser que en la misma ocasión los solienses, favoreci- 
dos de este mal príncipe , levantasen también estatua en su ciudad 
con memoí'ia del beneficio que les hizo en permitirles restaurar su 
ciudad, que de nuevo llamaban Solia, porque en Solucar se vé una 
piedra de mármol blanca muy grande, y aunque muy mal tratada, 
conserva estas letras, y tuvo otras muchas que nos envidió la igno- 
rancia y rusticidad de los que la maltrataron. 

. . . IIL MVN. NVND. L. STAT. AEREAM. PON. 
..... PROV. VLTER. LVCO. ..... 

VSP. D. ÑERO. AVG. 

. . . . . AMPLISS. ORDO. ..... 



A la corla Juz de las señas que nos dan estas memorias, podemos 
«divinar lo que vamos inquiriendo del tiempo de esta guerra lumul- 



{{) Una de estas monedas se conserva en el museo de esla Real Aca- 
demia. Son conocidamenle fals.is, y fraguadas pafa comprubur los pre- 
tendidos marlirios de sanios en varios punios de España durante el impe- 
rio de Nerón, que refieren los falsos cronicones. Véase sobre el particular 
la ya cilada caria del P. Tomas de León de la Gompañia de Jesús, inserta 
.con las de D. Nicolás Anlonio, al fia de la Censura de historias fabulosas. 



4U 
tuaria y la causa de ella; pero no para asentar punto fijo. Podrá* 
ser que como el tiempo nos ha descubierto estas antigüedades, nos 
descubra lo demás que deseamos, ni por esto digo que los cristia- 
nos se defendían con armas, pues no lo solían hacer; pero pudo 
suceder ocasionalmente , pues los cristianos eran gran parte de las 
ciudades, y en ellas tendriati muchos amigos, parientes y deudos 
que los quisiesen defender. Estas inscripciones , si son del tiempo 
de Diocleciano y Maximiana, acreditan grandemente las actas de 
los Santos Mártires Bonoso y Maximiano que traen los que escriben 
délas reliquias de Arjona, Bivar, Tamayo y otros; porque allí 
claramente se habla de esta guerra tumultuaria cerca de Sevilla,, 
por estas palabras. « Conligit aulem illis diebus tumultuarium be- 
»llum quod Baeticam infestavit, eo quod hispalensis praefectus 
»urbem síbi et próvinciam contra jus fasque vellet occupare etc.» 
Ayuda la conjetura, que este emperador Maximiano fue tan devo- 
to del Sol , á quien como á Dios adoraba , que en muchas medallas 
suyas, que yo he visto y las trae Antonio Agustín, ponía en una 
parte su>figie y por el dorso estas letras : SOLÍ. COMITI, y por 
ventura esto mismo obligó á los de esta, ciudad á mudar el nombre 
de Hesperia' en Solía y llamarle Sol al emperador romano , coma 
que fuesen dos soles compañeros. 

Supuesto que ya^tenemos añadido á la historia y antigüedades 
de España lo que hasta ahora no se sabia, y que hallamos una ciu- 
dad llamada Solía, tan cercana á Sevilla, que no dista de ella mas 
de cuatro leguas cortas' al Occidente, conviene averiguar si esta 
ciudad de Solia fue el obispado de San Marcelo, á quien celebra 
Dextro por varón muy piadoso y docto en el año de 30 1 diciendo 
asi: «in civítate ^Soliense in Baetica S. Marcellus, ut credítur hís- 
))panus episcopus, yir egregíe pius et doctus». A esto añado que 
en el Concilio Iliberilano .'se halló Eumancío presbítero de Solia. 
«Eumantius presbiter á^Solia,» como se vé en las suscricíones de 
aquel concilio. Yo]en "mis notas á Dextro sobre este lugar, sospe- 
cho que este santo obispo Marcelo, soliense, es el mismo que el 



415 

Martirologio romano celebra á nueve de Abril , y le llama obispo 
'iliense, y Gregorio Turonen^:e, cap. 70, de gloria con fes., cuenta 
un gran milagro que sucedia en su iglesia. Muévome á creer esto 
asi por la identidad de! nombre Marcelo como porque la ciudad 
Diense ó Idiense y la Soüense eran afines y lindaban la una con la 
otra, como consta de la antigua inscripción que alli traigo, fo- 
lio 103, la cual trae también Morales en sus Antigüedades, y dice 
que se halla en Villanueva de la Jara, que es allá en el obispado 
ó reino de Córdoba. En esta dificultad me inclino mas á que aquel 
obispado estuvo cerca ó en el mismo lugar donde se halló esta ins- 
cripción , donde hallamos las ciudades Soliense y Adiense, porque 
de ambas ciudades hacen obispo á Marcelo, y osaré afirmar que la 
ciudad que en Plolomeo se llama Solia, es esta Solia su obispado, 
porque este autor la pone en 9 grados de longitud, 33 de latitud, 
que concurren el sitio de Villanueva de la Jara , á que se añade 
que también estuvo entre los pueblos túrdulos, y nuestra Solia ó 
Solucar entre los turdetanos en 7 grados de longitud, y asi que no 
fué obispado de San Marcelo; pero no asi osaré afirmar que Eu- 
mancio el presbítero fue de aquella iglesia, antes tiene bastante pro- 
babilidad de que fué de esta Solia sevillana (i). 

La similitud de las dos ciudades llamadas Solias, ambas en la Bé- 
lica, nos Iráe á la memoria que también hay en la misma dos ciu- 
dades que se llaman Solucar ó Sanlúcar , estas son la mayor de que 
vamos tratando, y la de Barrameda que está en la costa del 
Océano, por donde entra en la mar el rio Guadalquivir: y lo que 
mas me admira es, que en el nombre latino son semejantes y con- 
formes, pues esta se llama Luciferi fanum, y aquella Hesperi Ara 
ó Hesperia, porque el Héspero y el lucero que llaman la estrella 
de Venus son una misma cosa. De aqui podíamos conjeturar que 
los que fundaron la una, fundaron también la otra. Mas pues Solia 



(t) Véase la citada Censura de historias fabulosas, lib. VI, cap. i, 
riúms. 30 al 33. 



416 

que se amjiíiró de la luz del Sol no nos da claridad eii cosa tan an- 
tigua, quedémonos en la luz dudosa del fano ó templo del lucero 
que se llama lux dubia, como dice Estrabon en el lib. S."" de la 
Geografía : T^<y cpoacpSpou Upov: Luciferae fanum. 

Del tiempo de los romanos no hay otra memoria de que aqui la 
podamos tener: de los godos hay algunas sepulturas que no nos 
enseñan mas que los nombres de algunos Cristianos, cuyos sepul- 
cros se hallan en los campos, de los cuales me remitieron los tras- 



lados siguientes de Sólucar. 



1/ 



A :k fí 

YBITILDE. FAM. D. 
::::::DiB.MAl.ER. D, 



2.* 

- " t 

GEFALIVS. FAMVLVS. DEI 

VIXIT. ANN. P. M. L. RE. 

CESSIT. IN. PACE. D. 

KALEND. DECEMBllES. 

ERA. D. L. XXXII. 

De mucha estimación serán sin duda ninguna para los amadores 
de la sagrada antigüedad los monumentos que en este discurso se 
han ponderado tocante á esta ciudad: mas para mí ha sido de sin- 
gular consuelo el que el mismo licenciado Juan Matías Gallegos me 
trajo, que yo le vi en un mármol negro en la muralla de la iglesia 
mayor visitándola, pero no la pude leer por no tener descubiertas 
todas las letras , mas como persona natural de alli lo hizo sacar y 
lo leyó todo, y dice asi: 



i\7 



XPS VIVIT -XPS VINCIT.-XPS IMPERAT. 

t»ER. CR\CIS. BOC. SIGNUM. FVGUT. PRO .. E. MALIGNUM. 

EN ERA DE. M.CC L II. TOíME. ACABO DE LABRAR ESTX EGLEJIA. 



Aquel verso exámetro eslá borrado en aquella parle, mas no es 
diíicultoso de suplir y asi dice lodo. Per crucis hoc signum fu- 
giat procul omne nialignum. Por la señal de la Saula Cruz^ Luya 
de aqui toda cosa mala. 

Fué costumbre de los cristianos desde el principio de la iglesia 
iisar aun en los edificios de la señal de nuestra redención contra 
los mágicos encanlos y fañlasmas, como lo dice San Alanasio en 
él libro de Incnrnatione: «Crucis signo omnia mágica compescunliir 
))et veneficia ineficacia sunt: solo crucis signo utens homo dolo 
))daemorium á se propellil». Conforme la cuenta de la era, esta igle- 
sia que Thóiiié hizo, se edificó año de la Natividad de nuestro Señor 
de mil y doscientos y catorce, treinta y cuatro años antes que Sevilla 
se ganase, y según eslo, hasta entonces hablan perseverado en So-. 
lucar los crislianos; y loque mas es de maravillar, permitirles los 
moros edificar iglesias. Pedraza en la tercera parte de la historia de 
Granada dice : que el templo de San Cecilio se conservó en ella todj 
el tiempo que la tuvieron los moros hasta su restauración. Véase en 
el cap. 7, que á este intento es notable. Mas esto no se hará de 
nuevo á los que dentro de Sevilla han visto otras tales memorias; y 
yo vi y leí en la iglesia parroquial de San Ildefonso una losilla como 
de un pliego de papel estendido en que contenía, que allí estaba se- 
pultado N. beneficiado ó cura de aquella iglesia, y conforme la cuenta 
de la era que se señala, sucedió su muerte siete ú ocho años anles 
de la restauración de Sevilla. Trasladé esta inscripción con la misma 
forma que tenían las letras, no muy bien escritas, conforme podía en 
la angustia de aquel miserable tiempo, y guardé este papel mas de 

TOMO I. 53 



4fS 

diez años, y últimamente él se me perdió y la losilla se despareció^ 
mas aun todavía hay personas vivas que la vieron tan bien como 
yo , y todo esto digo porque andan tan cortas las historias de la res- 
tauración do Sevilla, que permaneciendo en ella muchas iglesias en 
que perseveraban cristianos mozárabes , ni una palabra se habla de 
ellos, y asi eslimamos estas memorias que el tiempo preservó de 
aquella edad, á cuyas cortas luces guiamos ios medrosos pasos en la 
espesura de tañías tinieblas. :* ' 

AtCAÍ.A DEL RIO ES ILIPA. 

. Al cap. Xí. deilib. 3. 

Encuéntranse en los geógrafos y historiadores tantos pueblos lla- 
mados Hipa en España ulterior, que á los muy doctos y atentos 
causa no poca confusión distinguirlos' y dar á cada uno su sitio y 
nombre moderno. Traté de esto en mi Corografía, en los capítulos 
'1 1 y 81 . Escribió primero Ambrosio de Morales de Hipa en sus an- 
tigüedades. Martin de Roa y Francisco López en tratados particu- 
lares, de los cuales y en parte de mi parecer en aquellos capítulos, 
aqui iré con diferente opinión confesando, que son tan aparentes laá 
razones que da Morales , sintiendo que la villa de Peñaflor, que es 
del arzobispado de Sevilla y dista de ella doce leguas rio arriba, sea 
la que se llama Hipa, que confieso ingenuamente pasé con ella sin 
escrúpulo ninguno, antes teniéndola siempre por muy fundada. 
Ofrecióse después ocasión de visitar el sepulcro y reliquias de San 
Gregorio, que yace en la villa de Alcalá del Rio, y está dos leguas 
rio arriba, y con la nueva inspección de aquel lugar y volviendo á 
ver de nuevo á Estrabon, Pliniq y Plolomeo donde hablan de Hipa, 
averigtlé que esta villa es Hipa , y que aunque Peñaflor puede ser 
otra Hipa que se hala en el itinerario de Antoaino, no puede ser 
la Hipa deque habla Estrabon: lo cual averiguaremos tan clara- 
mente, que no pueda ser otra cosa. 



Lo primero que da paso á conocer la anligúedad de un lugar , es 
ver los vestiglos, que tiene de aquellos siglos á donde volvemos á 
ingerir su conocimiento. Estos los tiene Alcalá del Rio tan nolab'os, 
que no es necesaria mucha atención para conocer es anlicjuísiino 
lugar. Está edificado en un gran cerro míjderadamenle alto , corea- 
do casi por todas partes de un profundo valle, que juntamente causan 
otros cerros que tiene á la redonda, si no es por la parle que lo 
baña Guadalquivir, que lo baña á lo largo por la parte de Oriente. 
A la parte de Occidente tiene á dos leguas la Sierra Morena , y 
en todo su término fértil campiña; de manera que asi por la tier- 
ra como por el agua goza de las mayores comodidades de la vi- 
da humana, y la población está d;^scubierta gozando de aires 
regalados y limpios con benignidad y templanza de cielo salu- 
dable. 

Está cercada de murallas y torres en cuyo sitio pueden caber mil 
vecinos: á la parte del Mediodía tiene un fuerte castillo; la niayór 
parte de él es obra de los moros, pero los fundamentos y muchas 
ruinas que allí están son sin duda obra de romanos ó españoles an- 
tiguos. Tuvo otro castillo á la parte de Septentrión, mas él y toda 
la muralla que miraba al rio están caídos en su ribera; de moilo 
que parte de ellos cubre el agua y parte está descubierta , acredi- 
tando todavía su invencible material. 

Las murallas casi permanecen enteras por todo lo demás del pue- 
blo: son de aquella materia que los arquitectos llaman derretidos 
de cal fuerte y guijas en proporción , formado todo entre tablas, de 
donde los antiguos españoles le llamaron formaceos, y esta voz aun 
persevera con poca mudanza , pues le llamamos hormazos. Este 
^nodo de fábrica juzgo ser propia de los españoles turdelanos, si ya 
40 es también de los cartagineses; porque de la misma forma y 
materia eran las atalayas de AnibaJ, cuyos vestigios vemos en mu- 
chos montes altos de la Bélica. De ellos dice Plinio, lib. 35, cap. 
14, que después d3 cuajada y seci su materia , ni el viento, ni los 
aguaceros, ni los fuegos pueden nada con ellos; porque en su du- 



420 

ron vencen el pedernal, y en su duración los siglos. A quien 
pareciere encarecimiento lo dicho vea estos destrozos, ó por mas 
í'áci! oiga á Piinio, que lo dice mejor como- testigo de vista. «Quid? 
))non in África, ííispaniaque ex térra parietes, quos appellant forma- 
))ceos, quoniam in forma circumdatis ulrimque duabus tabulis infer- 
»tiunlur verius, quam instruunlur, aevis durant, incorrupli imbri- 
))biis, vento, ignibus, omni caemento firmiores? Spectat etiam nunc 
especulas Hannibalis Hispan¡a,terrenasque turres jugis montium im- 
«positas». En la parte occidental de esta antiquísima muralla por 
la parte de dentro hay unos atajadizos que nacen de ella y son de la 
misma materia y tiempo, y en su capacidad parece se podian al- 
bergar un hombre y un caballo. Y asi leemos hubo en las murallas 
de Cartago para estar á punto en tiempo de guerra. También pudo 
ser recogimiento de mugeres deshonestas, ó lupanar que solia estar 
cerca de las murallas, que por esto les llamaban summenianas, como 
se halla en Marcial. «Summoenianae qua pilantur uxores». Y en otra 
parte: «Summoenianis inquinatior buccis». Como quiera que haya 
sido, ello fué obra pública y para uso común. Vénse por todas lasca- 
lies y plazas, y edificios públicos y casas particulares muchos sillares 
de mármol blanco y negro, y de varios colores columnas y otras 
formas, que sin duda fueron de grandes y solemnes edificios, que to- 
dos están aun acreditando la mucha antigüedad y grandeza que tuvo 
esta ciudad que, como luego veremos, se llamó por sobrenombre la 
grande. 

Resta ahora averiguar este punto de haberse llamado Hipa la 
grande, y es cierto que el hallarse en el Itinerario de Antonino una 
Hipa sobre Sevilla, rio arriba, pudo divertir al coronista Morales 
para pensar, que esta y la de Estrabon y Plinio , eran todas una mis- 
ma y no dos , como verdaderamente lo son , distintas la una de la 
otra. Esto constará del discurso del Itinerario en el camino de Cá- 
diz á Sevilla, y desde alli á Córdoba, de esta manera: después de 
haber puesto muchos lugares dice, 

Orippo M. P. XXIIÍI. 



421 

Hispali. M. P. IX. 

Basilipo M. P. XX. 

Carilla M. P. XXIIII. 

Hipa M. P. XVIIÍ. 

Dista Hipa del Itinerario, según esta cuenta, cuarenta y cuatro 
millas de Sevilla , caminando rio arriba hacia Córdoba por la ban- 
da izquierda: en este sitio hallamos hoy la villa de Peñaílor con mu- 
chos rastros de pueblo antiguo y copia de romanas inscripciones; lue- 
go diremos que es esta Hipa la del Itinerario. Hasta esto sigo el pa- 
recer de Morales, y en mi Corografía le seguí en todo: mas habien- 
do visto, como dicho tengo, á la villa de Alcalá del Rio nuevamente 
y considerado con atención las medidas y señales que da Estrabon 
del pueblo, que también se llamó Hipa , hallo que no puede ser Pe- 
fiaflor. 

Para creer que esto es asi me guia Plinio, el cual, discurriendo 
por los pueblos que tocaban al convento jurídico de Sevilla, á una 
y otra parle del rio Betis, llega á la ciudad de los Arvenses, que es 
Alcolea ; luego pone á Canama , luego á Aria , después de estas pone 
á Hipa, que tuvo por sobrenombre la grande, tras de ellas pone á 
Itálica, y volviendo á la mano izquierda pone á Sevilla. Las pala- 
bras de este autor en esta parte son estas: «Arva, Canama, Aria, 
(ítllipa cognomine magna , Itálica , el á laeva Ilispalis cognomine Ro- 
«mulensis». Esta cuenta que hallamos por el decurso del rio á sus 
dos bandas, va consiguiente caminando como camina el mismo rio. 
Cómo, pues, puede ser que habiéndose interpuesto tantos lugares 
vuelva Plinio diez ó doce leguas y ponga á Peñaflor? Por lo cual 
tengo por cierto, que supuesto que Hipa estaba junto á Sevilla la vie- 
ja ó Hálica, es la que hoy llamamos con el nombre árabe Alcalá 
(leí Rio. A esta probanza se llega otra mas apretada, la cual saca- 
mos de Estrabon en el lib. 3. Este autor, hablando de las ciudades 
mas principales de la Bélica, habiendo puesto muchas, dice asi: 
«Secundum has Itálica, et Hipa supra Baetim positae». Ya vemos 
aqui juntas á Itálica y á Hipa, y tambieq quíj estaban puestas so- 



bre el Belis, que parece mucho á lo que dice Plinio de ambas ciu- 
dades. En olro lugar del lib. 3 dice hablando del rio Betis, que se 
navegaba por él con navios de alto bordo hasta Sevilla, y desde allí 
hasta Hipa con menores; mas de Hipa á Córdoba con esquifes. «His- 
))palim usque sursum navigalur grandibus onerariis ad quingenta 
))stadia,ad superiores aulem urbes Ilipam usque minoribus: inde ad 
))Cordubam scaphis fluvialibus». Después dice, que en los lugares 
que están cerca de Hipa hay mucha plata: «plurimi árgenti est in 
))locis circa Ilipam». 

De las muchas veces que Eslrabon nombp á Hipa se colige cuan 
famosa ciudad fué en aquel siglo. Mas de lodo ello no podemos sa- 
ber ajustadamente y con precisión su sitio mas que por muy vecina 
á Itálica. Pero lo que no ha dicho en los lugares citados, lo dice 
casi al fin de este libro por autoridad de Posidonio á quien alega. 
Cuenta una larga historia de cierto hombre llamado Seleuco, filó- 
sofo, que observando los flujos y reflujos del Océano en solisticio 
estival y en el novilunio, estando en la ciudad de Hipa notó, que el 
rio Belis tuvo mucha diversidad en su reflujo; porque no mojando 
antes mas que la mitad de su playa, en aquella sazón creció tanto, 
que hacian alli agua los soldados, y que esta ciudad de Hipa dista- 
ba del mar setecientos estadios. Pondré las palabras que prueban el 
intento por ser muy largo el discurso. Dice casi al fin del lib. 3. 
«Sed circa ejus mensis novilunium magnam se in Bsetis fluvii apud 
))Ilipam repereusione notasse diversitatem: qui cum antea vix usque 
))ad dimidiara ripam madefaceret tune influeret eífusus,ut ibi aqua- 
»rentur milites, abest autem Hipa á mari circiter septuaginta sta- 
))dia)). Aqui nos pone Estrabon dos señales pi-ecisas del sitio de Hi- 
pa: la una que llegaban á ella las mareas del Belis; la otra, que 
distaba del mar setecientos estadios poco mas ó menos. Estos sete- 
cientos estadios hacen ochenta y siete millas, y de leguas vulgares 
veinte y dos poco mas ó menos. Veamos ahora: el reflujo del rio 
no pasa de la villa de Alcalá media milla , y esta es señal perpetua 
de la misma naturaleza; luego diremos, que asi por la medida de 



4^3 

los estadios, como por la señal del reflujo, la villa de Alcalá del Rio 
es Hipa, de quien en este lugar habla Eslrabon, y que no puede 
ser otro lugar antes ni después: porque en ellas concurren arabas 
señales y no así en Peñaflor, que dista de Alcalá diez leguas y del 
Océano treinta y do?. 

No puede ser tampoco la villa de Cantillana, que dista de Sevilla' 
cinco leguas y de Alcalá tres, y las mareas ó flujo y reflujo jamás 
han llegado allá : y aunque es asi que de las medidas de. Estrabon 
basta Hipa sobran dos leguas, se responde fácilmente que estas dos 
leguas se embeben en las vueltas y revueltas ó hoces que va tor- 
ciendo el Betis hasta que llega al mar: y esta es la causa por que 
los antiguos le llamaron Circio, y vulgarmente decimos de un hom- 
bre revoltoso que tiene mas vueltas que Guadalquivir; y aquellas 
veinte y dos leguas que hay de distancia desde el mar hasta Alcalá 
del Rio, son derechas y por tierra. Hay también otra razón aun 
mas fuerte; porque cuando Estrabon escribió existia la isla de Tar- 
lesso causada de los dos brazos en que se dividía el Betis , la cual 
llegaba muy cerca de Cádiz , pues no distaba de ella un estadio: 
mas como toda aquella isla se hundió en el mar, comenzamos ahora 
á contar desde Sanliicar, lo que antes se comenzaba desde cerca 
de Cádiz, y asi viene cabal la cuenta de los estadios y la del flujo 
y reflujo en Alcalá del Rio y no en otro lugar; luego diremos que 
alli fué Hipa. 

Dijimos que Plinio llamó á esta Hipa la grande y no dudo fué 
por su grandeza de que tiene hartos vestigios, mas cuando se lo 
diese por diferenciar de las otras que hubo en la España ulterior, 
tuvo razón para hacerlo : mas por haber en los antiguos códices 
MS. de Plinio variedad de lección , puede haber alguna duda por- 
que en unos se lee Elepa y en otros Hipa cognomine Itálica y 
con esta lección pasa Segismundo Gelenio. A mi ver pudo mo- 
verle á ésta lección ó enmienda lo que dice Hircio, lib. 2, de he- 
lio cmli, donde dice asi: «Quibus rebus perterritus Varro, cum 
)iitinere converso Hipam Itálicara venturum se promisisset certior á 



))>iii5 factii? pnéclu^ás éa^^é portas, é!c.w En éste punto discurro 
mas largo en mi Corografía^ cap. 15; allí lo podrá ver el curioso, 
que ahora no quiero repetirlo; solo añado que si por alguna causa 
se puede sostener esta lección de Hircio^ no es porque Hipa se 
llamase Itálica, pues vemos con evidencia, que aunque fueron ciuda- 
'des muy vecinas, fueron muy distintas, y esto consta de Eslrabon 
con claridad y de lodos los autores que de ellas hablan. Mas pudo 
ser que esta vecindad de Itálica le pegase aquel cognombre de Itá- 
lica, como hoy vemos que la puebla de Coria, que está dos leguas 
rio abajo de Sevilla, tomó el nombre de Coria que le cae vecina, á 
diferencia de la puebla de Osuna, que tomó el nombre de aque- 
lla villa, que le cae cerca, y Coria de Galisteo se llama asi, á di- 
ferencia de la que está sobre Guadalquivir, abajo' de Sevilla, y de 
estos ejemplos hoy vemos muchos. Asi que, como habia tantas Hi- 
pas esta, como vecina á Itálica, tomaba de ella el cognombre para 
diferenciarse de las otras. Tengo par casi muy verosímil que la 
ciudad que Ptolomeo en las tablas de la Bélica llama >vatTOri fxsYa^Y) y 
la pone entre los pueblos Turdetanos es nuestra Hipa, asi por el si- 
tio , como por el cognombre de magna que le daii los códices mas 
correctos de Plinio. 

No quiero pasar en silencio lo que Julián Pérez advierte á este 
propósito en el adversario 324, siguiendo por ventura los códices 
de Hircio y engañado por ellos. «Duae in Baetica Italicae: altera 
))eadem quae Hipa, altera Sedes Episcopal is». De manera que quie- 
re que dos ciudades se llamaron Itálicas; la una Hipa y la otra 
que fué Sede Episcopal. Casi siguió el mismo error Isaaco Casau- 
bono en sus comentos á Estrabon , enmendando el testo sincero de 
este autor, queriendo introducir su error por acierto, solo por él 
antojo ó sarna insanable de los críticos, que escribiendo desde In- 
glaterra, Francia ó Flandes, quieren ver desde allá mejor, que los 
de acá estamos tocando con las manos, nuestros propios pueblos y 
ciudades. Dice, pues, sobre aquel testo de Estrabon. «Post has 
))Ital¡ca et Hipa super Beli» que se ha de entender. «Itálica quae 



425 

»et Hipa». De manera, que ó nos quita á Itálica, ó dice que se lla- 
mó Hipa , siendo como fueron y son dos ciudades tan diferentes 
como Córdoba y Sevilla , aunque no tan distantes. Erró también 
Julián Pérez en dar á la Bélica dos Itálicas, porque no hubo mas 
de una , y otra en Italia en los pueblos voltinos; y si Hipa se lla- 
mó Itálica para diferenciarla de las demás Hipas, esto no la hizo 
otra Itálica. 

No hallé en Alcalá del Rio inscripción romana que tuviese el 
nombre de Hipa, pero hallé y tengo muchas medallas de esta ciu- 
dad. En ellas se vé por una parle una espiga muy grande y en el 
reverso un pece como sábalo; la letra dice ILIPENSES, aunque la 
S última no se manifiesta, y puede ser que diga ILIPENSE, su- 
pliendo municipium. 

Las ipscripciones, que nos podian dar alguna luz, están tan mal 
tratadas sus letras, que no se pueden leer. En la iglesia parroquial 
en el porche está una de mármol blanco con solas estas letras, que 
se pueden leer. 

Q. FABIO. Q. F. Q. N. 
GAL. RVF 

En la ermita de San Gregorio en una columna de mármol se vé 

DASVMÍAE. L. F. 

TVRPILLAE. POPVL. 

LAVDATIONEM. PVBLIC. 

IMPENSAM. FVNER. 

LOCVM. SEPVLTVB. 

D. D. 

Vénse por toda esta villa notables reliquias de antigüedad, y fue- 
ra de ella la de un acueducto que por arcos venia á parar á la pla- 
za ,donde hoy se vé parle de él, y el lugar donde estuvo la fuente, 

TOMO 1. 54 



426 

porque aunque el rio está lan próximo que bale con sus murallas, 
era parte de su grandeza tener agua conducida de fuera (I). 

Al fin esta villa de Alcalá del Rio era en aquella edad de los ro- 
manos ciudad ilustre, pues aun todavía acredita en sus reliquias so- 
las su grandeza. Mas lo que yo eslimo y la hace mas digna de ve- 
neración es el sepulcro ó túmulo de un santo varón que se llamó 
Gregorio, cuyo cuerpo se vé hoy en medio de este lugar en un muy 
autorizado templo, lan antiguo la mayor parte de él, que no hay 
memoria de su principio : el túmulo es el mismo en que parece se- 
pultaron á este santo varón. Es todo hecho de sillares por todos los 
lados y la cubierta con una bóveda de ladrillo, de manera que aun- 
que el sepulcro está profundo un estado , la bóveda ó cubierta es- 
taba, y hoy parece, en la superficie de la tierra: y alli pusieron 
una losa de mármol blanco muy fino con estas señas y letras. 



(1) No eran los pueblos en aquellos siglos tan perseg-uidos de gabelas, 
cargas y sobrecargas, millones, sisas, pechos, donativos, y tantas otras im- 
posiciones, que no hay vocablos en los diccionarios con que poderlos 
nombrar, ni guarismos que los puedan numerar; y quiere Dios justo y san- 
to que al mismo paso que se imponen pechos , se vayan perdiendo los 
reinos y acabando esta monarquía ; porque aquella sangre de pobres que 
han chupado las malditas sanguijuelas de los malos ministros, la venga 
nuestro Señor acerbamente , mostrándoles á los ojos que las injusticias y 
agravios tienen y han tenido en todas las monarquías este paradero, y con 
todo eso, ellos duros y protervos en su obstinación, multiplican cada dia las 
causas de la ruina común. ¡O tiempos! ¡O costumbres! ¡O desdichas dig- 
nas de ser lloradas con lágrimas de sangre! Perdone el que leyere estola 
diversión , que el justo sentimiento me lleva. (Nota del autor.) 



427 



$ 



íl 



IN. HOC. TViMVLO 

lACET. FAMVLVS. DEI 

GREGOmVS. QVI. VI 

XIT. ANNOS. PL. MIN 

F. RECESSIT. IN. PACE 

D. II. NONAS. FEBR. 

ERA. DLXXXII. 

El monograma está dentro de un círculo, el cual significa la 
unidad de Dios, que no tiene principio ni fin. La letra P griega con 
la X atravesada dice abreviado Christus. Las dos letras alpha y 
omega dicen lo que San Juan dijo en su Apocalipsi. «Ego sum al- 
pha et omega, principium et finis». Estas señales ponian los católi- 
cos para diferenciarse de los pérfidos hereges arrianos. Lo escrito 
dice: «En este túmulo yace el siervo de Dios Gregorio, que vivió 
«sesenta años poco mas ó menos ; fuese en paz el segundo dia de 
»las nonas de febrero, era de 582». No está fácil de entender el dia 
preciso del tránsito de este santo, y en los años puede haber tam- 
bién duda, no en cuanto á la era, que está clara, sino los de su 
vida, porque aquella nota F puede ser C, y.seria mas de cien años; 
yo la tengo por L , y añadiéndole diez por la vírgula que la atra- 
viesa , tendrá sesenta años. 

Cuándo se descubrieron estas reliquias y sepulcro, no hay me- 
moria escrita, ni tradición que la alcance; solo se sabe que aquella 
parte del templo ó capilla donde está el sepulcro, estuvo cercado de 
rejas de hierro fuertes , y que los cristianos sacaron el cuerpo de 
San Gregorio y lo encerraron en un arca dorada, elevándolo sobre 
un altar que alli hicieron, y poniendo la loza á un lado encajada en 
el mismo altar. Después en el tiempo de los Reyes Católicos se en- 
sanchó el templo mucho y se puso un altar mayor con un retablo 



428 
dorado , y alli cerca en la capilla mayor esian escritos y pintados 
muchos milagros que el santo ha hecho, y su mucha antigüedad 
parece de la letra francesa en que están escritos , y la verdad en la 
sencillez de su estilo. Los Reyes Católicos fueren tan devotos de este 
santo varón , que estando en Salamanca año de i 486 , dotaron este 
templo dando su privilegio en que le adjudican cantidad de trigo y 
maravedís. Es visitado, no solo de esta villa, sino de toda la co- 
marca, viniendo en romería de las ciudades de Sevilla, Ecija, Car- 
mona, y otros muchos lugares, por los beneficios que todos reciben 
de su intercesión. 

Muchas cosas causan admiración , en hallarse este sepulcro y sus 
reliquias en medio de una ciudad en lo mas poblado de ella , siendo 
asi que por ley de las doce tablas, derecho muy reverenciado de los 
romanos y de los sujetos á su imperio, era prohibido enterrar los 
muertos dentro de la ciudad. «Hominem mortuum in urbe ne sepe- 
»lito, nove urito». Tenian por cosa ominosa y de mal agüero ver al- 
gún muerto, y asi no solo lo excusaban, pero huian de la calle 
donde estaba : esta prohibición se continuó por muchos siglos como 
parece por la ley Praetor divus d. de relig, et sumpt, fun. En 
ella se refiere la constitución de Adríano y Antonino su sucesor. 
Después de ellos renovó la misma ley Diocleciano y Maximiano : la 
razón de esto era porque de enterrarse los muertos dentro en la po- 
blación, se violaba el santo derecho de los municipios. «Mortuorum 
»reliquiasne sanctumjus municipiorum polluatur intra civitalem, 
»condi jam pridem vetitum est». No solo fué este derecho de los 
gentiles, sino que pasó á la iglesia cristiana con el mismo uso, si 
bien no con el mismo abuso, pues lo renovó el concilio Bracarense 
en el canon 18: «item placuit ut corpora defunctorum nulla Basi- 
))lica sepielantur : nam formosissimum hoc privilegium usque nunc 
«manet civitates, utnullo modo intra ambitus murorum cujuslibet 
))defuncti corpus humatur». 

En esta conformidad y de los tiempos de este santo , se hallan ca- 
da dia sepulcros por las heredades y cortijos y otros poblados, no 



429 
solo de los gentileá, sino de cristianos católicos, y no sé que en lo 
poblado se hayan hallado tales sepulcros. Cómo , pues , este yaron 
santo fué enterrado en medio de la ciudad , cuando aquel decreto 
del concilio Bracarense estaba en su verde observancia? Esto mis- 
rao, que admira cómo se haya podido hacer, acredita la fama y san- 
tidad de nuestro Gregorio , porque de aquella regla general de la 
prohibición de enterrarse en las ciudades, se esceptuaban las perso- 
nas de soberana autoridad , santidad ó grandeza. Asi dentro de la 
misma Roma habia un campo que llamaban Marcio, donde á los ta- 
les por particular prerogativa se les daba sepultura. A Augusto Cé- 
sar y á Trajano colocaron sus cenizas en urnas de oro dentro en Ro- 
ma , y asi á otros varones de suprema estimación , por lo cual dijo 
Aurelio Prudencio contra Simachó que en ella habia tantas sepultu- 
ras como templos de los Dioses. ' ' » _ 

Et tot templa deorum Romoé qíiot in útbe sepulchra 
Heroum numerare licet, quos fábula Manes 
Nobilitat, noster populus veneraturj adorat. ] 

Este mismo respeto á las personas superiores pasó á la Iglesia 
cristiana , como lo vimos practicado en el mismo Constantino y 
Theodosio el mayor, y algunos otros príncipes de aquella edad de 
conocida y heroica virtud , los cuales no solo fueron sepultados den- 
tro de la misma ciudad , sino en las mismas basílicas consagradas á 
Dios. Luego pasó esta costumbre á los venerables obispos y á aque- 
líos particulares que por común y asentada opinión los juzgaban 
que estaban reinando con Dios. Dispúsolo asi el Concilio Triburiense 
Can. 1 7. «Nemo in ecclesia sepeliatur,nisi forte talis sit persona sa- 
))cerdot¡s, aut cnjuslibet sancti hominis, qui per vitae meritum lalem 
))VÍvendo locum suo corpori adquisierit». Véanse á este intento Ba- 
ronio, tom. 3,anno357,n. 22. Joan Kirman áefun. Román. 
lib. 2,cap. 25. 

Todo esto se ha dicho para calificación de estas reliquias de San 



430 

Gregorio, pues si no fuera lal persona en santidad heroica no le die- 
ran lugar á enterrarse en medio de una ciudad populosa y por ven- 
tura en la basílica mayor. Y lo que á mi me causa mayor admira- 
ción es, cómo en mas de quinientos años que poseyeron moros esla 
ciudad no encontraron con este sepulcro, pues estando asi tan su- 
perficial con la haz de la tierra parece imposible que edificando ca- 
sas ó reparando otras no encontrasen con él y lo demoliesen ó es- 
parciesen sus reliquias, olas quemasen, como hacian con cuantas 
encontraban. Mas sin duda ninguna anduvo aqui la poderosa mano 
de Dios, que quiso privilegiar á San Gregorio entre innumerables 
mártires y confesores cuyos cuerpos los bárbaros profanaron demo- 
liendo sus sepulcros. 

Algunos piensan que los cristianos, que quedaron en casi todas 
las ciudades de España, conservaron con veneración la iglesia donde 
estaba, hasta que el Santo Rey D. Fernando ganó á Axataf, Rey 
(le Sevilla, esta ciudad que él eslimaba mucho, y que asi el culto 
de este santo se continuó desde su dichosa muerte hasta la restau- 
ración de Alcalá. Otros dicen, que San Gregorio fué coepiscopo de 
San Laureano , mientras el santo perseguido, voluntariamente se 
desterró buscando la corona del martirio, que dichosamente consi- 
guió en Francia. Mas todo esto no tiene sólido fundamento mas que 
pensarlo y decirlo asi los curiosos. Lo cierto es, que luego que se re- 
cuperó y salió de poder de los moros esta villa , los cristianos de ella 
comenzaron á venerar este santo ó por la tradición de los antiguos 
cristianos ó porque los que aqui estaban conservaban su antiguo 
culto, y se cumplió aqui lo que Aurelio Prudencio dice de las re- 
liquias de San Vicente , tan uno en el suceso que parece profecia 
del nuestro. 

«Sed mox subactis hostibus 
Jam pace justis reddita, 
Altar quictem dcbitam 
Praestat beatis ossibus. 

Subjecta nam sacrario, 



431 

Imámque ad aram condila,^ 
Coelestis auram muneris 
Perfussa subtus hauriunt 

No ha sido tan corla ni tan sorda la fama de esle glorioso varón, 
que se haya quedado en la pública devoción y veneración de Sevi- 
lla y su arzobispado , antes viviendo y después de muerto la cele- 
braron los escritores de aquellos tiempos, cuyos ecos llegaron á los 
nuestros con admirable correspondencia. De aquellos siglos es Mar- 
co Máximo, arzobispo de Zaragoza, que en su Chrónico, Era 544, 
hace honorífica memoria de él por estas palabras. «In Hispania Bae- 
»lica apud Aquas Durias Constanliae Julise, quae Osset dicitur, mo- 
»ritur glorióse Gregorius, famulusDei». Y después el mismo autor, 
año de 560 , dice tratando de la fama de su Santidad. «His lempori- 
))bus vel circiter in Baetica Conslanliae Julise, quse est Osset, Sanctus 
))Gregorius confesor , el Sánela Venere monialis benedictina». En 
la primera parte dice Máximo que murió gloriosamente en el pueblo 
llamado Aguas Duras, que era de la jurisdicción de Constancia Ju- 
lia ó Osset. De donde colijo dos cosas, que este santo falleció en 
Ossel, y lo Irajeron á sepultar á nuestra Hipa, hoy Alcalá del Rio, 
ó que esta misma villa habia mudado su antiguo nombre y la lla- 
maban ya Aguas Duras. Y esto último tengo por mas conforme á la 
mente de nuestro autor: pues después en la segunda memoria de 
San Gregorio junta su ilustre y gloriosa fama con la de Santa Vere- 
ne, monja benedictina; y vemos hoy alli junto á Brenes ó Verenes, 
lugar á quien la ilustre santidad de aquella santa dio el nombre per- 
petuo, mudándole el que entonces tenia; y estas apelaciones ó nom- 
bradias de lugares donde estaban santos sepultados , fueron muy or- 
dinarias en aquellos siglos y en estos, como vemos que Compostela 
se llama Santiago, Scalabis en Portugal Santa Irene ó Sanlaren, 
Berrocana San Fulgencio, y asi otros muchos: sin esta ocasión ha 
sido y es muy ordinario mudarse los nombres de las ciudades al 
paso que se mudan las naciones, ó imperios ó monarquías. Asi ve- 



432 

mos que el primitivo nombre de Alcalá fue Hipa: los romanos la 
cognominaron la grande ó la que estaba cerca de Itálica; luego vi- 
nieron á la miserable España tantas naciones bárbaras de Silingos, 
Vándalos, Godos y Suevos, que no solo la destruyeron, pero por 
la mayor parte mudaron á su antojo los antiguos nombres de las 
ciudades, y asi á Hipa le llamaron Aguas Duras. Esto nos asegura 
ver ahora este sepulcro en Alcalá del Rio : y luego en el lugar mas 
cercano, con quien parte términos, rio arriba, el nombre de Santa 
Yerenes, como lo pinta Máximo en su Chrónico; cuya verdad y la 
de Dextro queda tan fortalecida , que cuando no tuvieran otro ma- 
yor apoyo , era bastante esta para persuadir á la mas crítica emu- 
lación , que no puede ser impostura ni ficción lo que en estos auto- 
res se halla. Porque, cómo es posible que desde Alemania ó otro 
cualquier lugar de España se viese , aunque fuese con ojos linceos, 
lo que estaba en este rincón de Alcalá escondido y en el nombre de 
un tugarían desconocido la ilustre memoria de Santa Yerene, ni 
quien cayera en cosa tan extraordinaria , si no fuera verdad que 
nuestro Señor reservó desde aquellos siglos para que en el nuestro 
le glorifiquemos en sus Santos: pues siempre tendrá lugar la profe- 
cía que dice : «Mirabílis Deus ín sanctis suis magnificus in sanctí- 
»tate facienlprodigia». 

En cuanto al año en que San Gregorio murió, ha habido mani- 
fiesto error, asi en Máximo como en Ambrosio de Morales, lib. I i, 
cap. 41. Marieta, lib. G, cap. 43. Padilla Centuria, 6, cap. i. 
Quintana Dueñas en los Santos de Sevilla, fol. 314. Carrillo en los 
anuales el año de 544. El cual error se convence por la piedra se- 
pulcral, que yo con cuidado y atención leí, pues lodos los dichos 
autores ponen su muerte en el año de 504 á 9 de setiembre, y por 
la dicha piedra consta que murió año de la era de César 582, que 
viene á ser año de Cristo de 514 , á dos dias de las nonas de febre- 
ro. Y me admiro de la diligencia del cardenal Baronio, que no se 
dejó llevar de las relaciones de tantos autores, y hizo diligencia 
para que se viese la misma inscripción , pues de ella tuvo verdade- 



433 
ra y cierta relación, como parece de sus Annales, tom. 7, anno 544, 
en el núm. 12. 

QUE OFICIO HAYA SIDO MAESTRO DE LOS LARES Al GUSTOS. 

Al cap. 16 del lib. 3. 

En este lugar dije, que eí oficio de maestro de los Lares augus- 
tos era el mayordomo de los palacios ó casas que en Itálica tenian 
Trajano y Adriano Augustos, y bailé quien patrocinara mi opinión, 
persona de tan conocida erudición como Julio César Bulengero. Y 
digo ahora de nuevo, que persisto en mi opinión de que la voz ma- 
gister aqui signifique el mayoral ó mayordomo; porque supuesto 
que con esta voz no se puede entender que era sacerdote , ni que 
este oficio fuese sagrado, sino profano, no se le puede aplicar otro 
que el de mayordomo, guarda ó custodio de las casas augustales, 
ó como si dijéramos alcaide de aquellos alcázares. Puede también 
significar aquella voz magister quedándose en aquella nocioii', que 
el tal mayordomo, prefecto, etlilimo ó guarda de los lares augus- 
tos, cuidaba del larario ó capilla particular doméstica de los Au- 
gustos; porque fué costumbre en aquella gran república romana 
tener cada uno los dioses de su familia en su casa, á quien cada 
dia luego por la mañana hacian sacrificio. Asi Marcial, contando 
los ejercicios diurnos en una epigrama, dijo : «Mane Déos oro fa- 
wmulus post arva reviso». Los pobres, que no tenian para poder ha- 
cer capilla, tenian los dioses lares en las casas junto al fuego, y asi 
les llama Aurelio Prudencio humosos: «fumoque lares pallescere ni- 
»gros)). Hoy dia queda algo de esta voz entre la gente rústica, que 
mas tenazmente conservan las voces antiguas, y llaman llares á las 
cadenas de donde cuelgan sobre el fuego las calderas y ollas. Te- 
nían estos lugares su particular santidad y religión. Este Cayo Mar- 
cio maestro de los Lares augustos, era también mayordomo ó guar- 
da del genio de César Augusto, esto es, de la capilla ó templo que 

Toaio I. 55 



434 

habían los vecinos de Itálica edificado al genio de aquel empera- 
dor, y siendo tal mayordomo tenia personas que le estaban sujetas, 
ministros del templo ó capilla particular, de que hay memoria en 
Suetoüio en Domiciano. «Puer qui curse larium cubiculi ex con- 
))suetudine pneerat inlerfuil caedi». Yéase á Jacobo Gutterio,de 
jure pon t. lib. 3, cap. 10. Lo mismo que digo entendiéronlos 
autores mas graves de la edad baja, llamando magister palatii 
al mayordomo ó prefecto de la casa real ó del emperador. Godo- 
frido Viterbiense en su Chrónico, parte 16: «Dum illi magislri pa- 
))lalii qui Regis nomine magna diuturnaque bella gesserat». Paulo 
Diácono de gentis longohard., lib. 6: «Qui maiores domus rega- 
))lis erant». Gregorio Turonense: «In principa tum majores domus 
))elegerunt)). 

MEDALLA DE TARTESSO. 

Al cap. 25 del lib. 3. , - , 

Llegó á mis manos después de haber publicado este libro una 
medalla de cobre muy antigua toscamente labrada , de peso de un 
real de á cuatro. Por una parte tiene figurado una manera de árbol 
cuyas ramas tiran del tronco afuera , como suelen estar las hojas 
de una caña, aunque no lo parece, sino otro árbol ó arbusto. En 
el reverso parece estar figurado un barco con remos , aunque por 
su mucha antigüedad no se ve con claridad. Mas vénse allí estas 
letras : TARTES:::: Juzgo con probabilidad que esta sea medalla 
de las que batió la isla y ciudad de Tartesso, cuyas riquezas y fer- 
tilidad tanto encarecen los autores, y á la verdad no hallo en Es- 
paña pueblo á quien pertenezca sino á ella. Esto me dan á enten- 
der aquellas letras y el barco figurado ; pues la isla y su ciudad 
eran tan famosas en el mundo por su navegación de ambos mares, 
como lo dejamos escrito en su lugar. En el género de árbol ó ar- 
busto que los tartesiacos pusieron por insignia , estoy dudoso ; por- 
que aunque parece caña no lo es, ni tan rica y noble gente se pre- 



435 

ciara de que había cañas en su ciudad é isla , siendo e&le un arbusto 
lan vil y ordinario. Puede ser aquel árbol , de que escribe Eslra- 
bon, lib. 3, por sentencia de Arlemidoro y otros autores mas an- 
tiguos, del cual dicen tenia los ramos torcidos hasta el suelo y que 
las hojas eran de largura de un codo y anchura de cuatro dedos en 
forma de una espada. «Narrat etiam arborem esse Gadibus, cujus 
))rami ad solum sunt flexi, folia frequenter cubital i longiludine, 
«quatuor lata digiltos forma gladii». Tenia este árbol una propie- 
dad muy particular, que quebrando un ramo brotaba de sí un hu 
mor como leche; mas si cortaban la raiz, aquel mismo humor era 
colorado como bermellón. «De Gaditana autem arbore eam ramo 
))defracto lacradice incissa humorem minii similem emitiere». Algo 
diferente escribe esto Philostrato en el lib. 7, cap. 19. Dice que 
habia dos árboles semejantes al pino, cuyos ramos destilaban san- 
gre, y que estos estaban junto al sepulcro de Gerion, por lo cual 
les llamaban arbores gerionias, y que no se hallaban otros seme- 
jantes en otra parte. «Arbores etiam esse illic tradunt, quae ñus- 
wquam alibi terrarum reperiuntur, appellátas autem gerionias, efe 
))duas tantum esse : ortse sunt autem juxta sepulchrum quod illr 
»Gerioni statuerunt , specie pinu , piccíeque conmixtam habentes 
))sanguinemque stillare». A cuál de aquestos árboles no vistos ni 
conocidos en nuestra edad, se puede aplicar el que se ve escul- 
pido en esta medalla , queda al albedrio del curioso , pues ni en el 
metal se ven los colores , ni se pueden representar sus ramos y 
propiedades como ellos las lenian. 

No será razón olvidar que en esta isla de Tartesso se criaban 
unos gatos muy grandes y de tan malas mañas, que no solo eran 
cazadores, mas con sus notables astucias causaban risa, de tal ma- 
nera, que fué común y celebrado refrán para notar en los hombres 
tales acciones , y asi- decían feles tartessia. Acá decimos la gata de 
Mari Ramos. De este género de gatos ladrones habló Arístophanes 
en la comedia llamada Avispas. «Nunc me uli ' felem rapta carne 
»observant geslantem verba». Suidas dice qu« en esta isla ha- 



436 

bia un animal que era ó conejo, gato ó comadreja, de mayor 
cuerpo que las ordinarias. «Cuniculus sive mutela sivefeles Tar- 
«lessia. Tarlesus urbs esl extra columnas Herculis ad Occeanum 
» ubi máxime nascunlur mustelae». Celébralos también Luciano 
en los Diálogos y Erasmo en su Chiliadas, Parece que en las ex- 
tendidas vegas donde acaba Guadalquivir , y muy cerca de don- 
de antiguamente comenzaba esta isla de Tartesso, queda todavía 
alguna parte de su antiguo nombre, llamándose hoy los llanos de 
Tarsia ó Tarfia, habiéndolo mudado la luenga edad y varias len- 
guas que ocuparon á España ; y no es mucho se haya corrom- 
pido algo el nombre, pues de la isla y ciudad ni aun las señales han 
quedado, sorbiéndolo todo la mar, propiedad ordinaria de este gran 
monstruo del Océano , hacer agua lo que fué tierra , y tierra lo 
que fué mar profundo, que bien lo supo decir Ovidio: 

Vidi ego, quod fueral quondam solidissima tellus, 

Esse fretum: vidi factas et aequore térras; 

Et procul a pelado conchse jacuere marinee, 

Et vetus inventa est in montibus anchora summis. 

Yo vi , yo vi que la que antiguamente 

Fué tierra solidísima y estable, 

Era ya undoso mar , líquido , instable, 

Y el mismo mar vi tierra continente. 

Y lejos vi del piélago espumoso 
Yacer conchas marinas : 

Vi del monte erizado ser vecinas 
Ancoras, freno al mar impetuoso. 

INSCRIPCIONES Y MEDALLAS DE LA CIUDAD DE ACINIPO, EN EL SITIO 
DE RONDA LA VIEJA. 

Al cap. 57 y 58 del lib. 3." 

Tiénese por felicidad en estas letras, que lo que borró la luenga 
edad y el olvido lo alcance la conjetura , siquiera para hacerlo ve- 



437 
risimil. Habiendo yo leido en algunos autores graves que Ronda la 
vieja era la ciudad de Munda , donde fué la batalla famosa entre Ju- 
lio César y los hijos de Pompeyo, no pude conformarme con su pa- 
recer; porque conforme el discurrir de Plinio en la descripción de 
las ciudades Célticas de esta banda izquierda del Guadalquivir, en 
el Convento jurídico de Sevilla, junta á Arunda y Acinipo ; y asi 
escribi en mi Corografía que Ronda la vieja fué Acinipo. Después 
de estampado mi libro, me escribió el licenciado D. Macario Fari- 
ñas, natural y vecino de la ciudad de Ronda, ingenio de muchas 
noticias y esperanzas, que habiéndolo leido con deseo de averiguar 
la verdad, habia hecho muchas diligencias leyendo inscripciones y 
sacándolas de debajo de tierra en las ruinas de Ronda la vieja : y 
porque yo escribí que Arunda es Ronda la vieja , pondré primero 
la inscripción de esta ciudad y luego las de Acinipo, copiadas con 
mucha diligencia y puntualidad por D. Macario Fariñas. La que se 
ve en Ronda está fija en una pared del Albóndiga pública, y tiene 
estas letras : 

L. IVNIO. L. F. QVIR. IVNIANO. 

II. VIR. II. 

QVI. TESTAMENTO. SYO. CAVERAT 

SEPVLCRVM. SIBI. FlERl. AD. XX. CIOCC. 

ET. YOLVNTATI. PATRONI. CYM. OBTEM 

PERATVRVS. ESSET. L. IVNIVS AVLCINIVS. 

ET HERES. EIVS. PETITVS. AB. ORDINE 

ARVND. YT POTIYS. STATYAM. lAM. 

: :::::: AAY: : : : QYAM. EIYS CALLI. 

IN. FORO. PONERET QYAM: :::::: 

SYMTY. MAIO: : : : ADGRAYARE: : : : 

ONES lYiNI NECESSARIYM: :::::: 

RYNTINI ORDINIS OBS: : : : : : N: : 

ERE: :::::::::::::::;: 

Ya se ve aqui el nombre de la ciudad de Ronda con poca mu- 



438 

(lanza del que tuvo, llamándose antiguamente Arunda , y esto por 
instrumento tan calificado de la antigüedad con que no queda duda 
alguna. Las letras que faltan por las injurias de la piedra suple con 
muy buen juicio D. Macario Fariñas. Gozará de ellas quien las 
viere dadas á la estampa con otras antigüedades singulares de 
aquella ciudad y su distrito. 

Las de Ronda la vieja son las siguientes, aunque de alli han lle- 
vado otras muchas y gastádolas en edificios. La primera contiene 
el nombre gentil de Acinipo, si bien maltratada en otras parles. 

MARIAE: : : : : R 

FABIUS. YICTOR: : : : : 

:::::: PO ::::: SV 

ORDO. ACINIPONENSIS 
: : : : : LOGVM. DECREVIT. 
M. AEMILIVS S. P. T. D. S. 

Alli mismo está la siguiente : 

: : : : : MARIO, M. F. M. N. 

FRONTONI :::::: 

PO. : : : : ET. CALLIL IL VIR 

:::::: ENT. PATRONO. 

OB. MERITA. EX. AERE. 

CONLATO. D. D. 

Una arula á la Victoria, que dedicó Proculo: 

YICTORIAE 
AVG : : : : E. 
PROGVLVS. 

Hállanse en este sitio entre sus ruinas muchas medallas que tie- 
nen por señal de la fertilidad de sus campos dos espigas, y en medio 
de ambas, claro el nombre de AGINIPO. En el reverso de una ó dos 
que yo tengo, me habia parecido que tenia esculpida una hoja de 



4;]9 

luguera. Después be vislo otras medallas mas enteras y en ellas 
parece racimo de uvas: pudo también poner ambas cosas, porque 
donde se crian viñas, son muy propias las higueras. Restan en las 
ruinas de esta ciudad las reliquias de un anfiteatro con que se 
da á entender era ciudad magnífica y muy noble. Vónse alli mas de 
sesenta pedestales de jaspe y algunas estatuas y columnas de már- 
mol. Conjeturan que fué una de las ciudades que asolaron los Ván- 
dalos, Alanos y Silingos; porque hallándose alli monedas de varios 
emperadores desde Octaviano Augusto , no pasan de los tiempos de 
Valentiniano , y de alli adelante no se hallan asi de romanos como 
de godos, con que la conjetura se ajusta , pues en el mismo tiempo 
fueron del todo destruidas Cartagena , Nescania y otras ciudades de 
España por la furia de aquellos crueles bárbaros que tanta sangre 
humana derramaron: y aquí se ajusta lo que dijo Sidonio Apolinar. 

...Simul et leminiscHur illud, 
Quod lartessiaciis huius Wallia terris 
Vandálicas turmas, et iuncti Martis Alanos 
Stravil, et occiduam texere cadavera Calpem. 

SEGrEDA ES ZAFRA. 

Al cap. 09 del lib. 3. 

Lúcese también la bien encaminada conjetura de mi discurrir en 
este capitulo 69 , en que afirmé por las pasos contados de Plinio 
que el lugar, que este autor llama Segeda, era la villa de Zafra , y 
después se me remitió de esta villa una iDscripcion de qd mármol 
hallado alli cerca, con tales letras. 

D. M. S. 

L. E. SPERATA. SEGEDffiNSIS. 

ANN. XXXXV. H. S. E. 

L. QVATERNVS. VXORI 

ET. L. CINCINATVS. MATRI 

OPIVM REPOSVERVNT. 



440 

Antes que declaremos esta inscripción en romance , es necesario 
allanar ana dificuUad que ofrece la copia que se me remitió: por- 
que dice que la pusieron opio en la sepultura á esta señora Spera- 
la. Porque si fué por antigua ceremonia, yo no la hallo en los mo- 
numentos, que nos han quedado de la república romana ni griega. 
Opio no es otra cosa que el zumo del papa ver ó adormidera, que se 
aplica, según los médicos, á los que están faltos de sueño, y es re- 
medio tan eficaz y poderoso, que suelen no recordar mas. Pues á 
qué propósito se lo hablan de poner á quien ya el profundo sueno 
de la muerte tenia? No era tampoco ceremonia. Qué diremos ? Es- 
toy cierto que el marmorario ó el copiador se engañaron , y que la 
letra que parece I es T, y pudo ser que la línea sobrepuesta la haya 
borrado la injuria del mármol. Y asi donde dice OFIVM, estuvo ó 
debió estar OPTVM, y diria MATRI OPTVMAE, porque era ordi- 
nario y conveniente epíteto de una buena madre. Y aunque no está 
estendida toda la dicción es muy ordinario abreviarla aun con 
menos letras y poner OP. Algún curioso y entendido en estas le- 
tras puede pensar que ya que no puede decir OPIVM puede decir 
APIVM, porque el apio es yerba feral y adornaban con ella las se- 
pulturas. Plinio, lib. 21 . «Sed et apii coronis sepulchra sua exor- 
wnabant». Y Suidas, «corona ex apiolugubris est, apium enim luc- 
))tibus convenit». Lo mismo consta de Plutarco en Timoleonte , y 
en otras partes de este autor que yo he visto y no refiero. Podrá el 
que tuviere gusto ver á Juan Kirmano, lib. 3, cap. 4, de Fun. Rom, 
Con lodo eso no me aparto de lo que primero tengo dicho , y no 
es creíble que errase tanto el marmorario que pusiese O por A, que 
no tienen entre sí símbolo, y aquel discurso primero no solo es ve- 
risímil , pero no tiene inconveniente y asi dice en romance. «Con- 
Msagrado á los dioses Manes. Lucia Elia Sperata, natural de Segeda, 
»de edad de 4o años, está aquí enterrada. Lucio Quaterno á su mii- 
»ger y Lucio Cincinalo á su muy buena madre le pusieron esta 
))sepultura ó memoria». 

Remitióme el mismo curioso otras copias de inscripciones roma- 



has qiie se han hallado eii la villa de Zafra, Medina de las Torres y 
ipor allí cerca; pondrélas aqui por el gusto de la antigüedad y para 
Jos qne la reverencian ; una dice asi : 

L. VALERIVS. AMANDVS. 

ET. L. VALERIVS. LVCVMO 
PODIVM. IN. CIRCO. P. DEC 

OR HONOREM lililí VIR 
EX. DECRETO. DECVRIONVM. 
D. S. P. F. C. 

En castellano dice asi: «Lucio Valerio Amando y Lucio Valerio 
))Lucumon, mondaron hacer en el circo un podio de diez pies por 
))honra del oficio del se\ I «m virado y por decreto de los Decurio- 
))nes, poniendo ellos la costa de su dinero». 

Es cosa notable que en esta villa hubiese en aquellos siglos obra 
de tanta estimación como entonces eran los circos, y aunque es asi 
que en muchos antiguos monumentos de España hallamos que en 
ella se celebrasen los juegos circenses, no la he visto de circo per- 
petuo y permanente, como parece haberlo habido en Segeda: por- 
que pudieron celebrar las tales fiestas en circos subilarios hechos de 
madera para desbaratarlos luego , como se hace ahora en los tabla- 
dos de nuestras fiestas de toros; antes que Roma tuviera tan gran 
señorío en el mundo asi lo hacian sus ciudadanos. Mas porque no 
todos han leído las historias romanas y sus antigüedades, y no sa- 
brán qué es circo, lo entenderán en breves palabras, siendo ciertos 
que sí todas las circunstancias de tales obras y los juegos circenses 
se hubieran de decir, era necesario un libro entero de no pequeño 
volumen. Circo, pues, era un edificio hecho de cantería y fuerte 
argamasa sobre bóvedas^ encima de las cuales se formaban gradi- 
llas, comenzando las primeras deJ muro mas cercano á la área ó 
suelo donde corrían, y continuándose las demás, como sí dijésemos 
«na cuesta arriba. Mas fácilmente entenderá esto quien hubiere 

TOMO I. 56 



vigío el anfiteatro de Sevilla la vieja ; mas con esta diferencia , qué 
el anfiteatro era redondo y un poco ovalado como aquel , mas el cir- 
co era prolongado. Al principio ^ donde estaba el ópido ó las puer- 
tas principales era cuadrado y el remate acababa en redondo. Por 
medio iba una muralleta alta como vara y media , donde ponían es- 
tatuas, obeliscos y otros grandes ornamentos que daban hermosura 
al circo, y esta muralleta , á que llamaban espina, se remataba en 
un torreón pequeño mas alto que la espina, al cual llamaban meta. 
En este circo corrían unas cuadrillas ó facciones con coches descu- 
biertos, en que iba sentado el auriga ó cochero guiando cuatro ca- 
ballos que iban, no como ahora de dos en dos, sino lodos cuatro 
juntos en un yugo, Las cuadrillas ó facciones andaban vestidas una 
de rosado , otra de verde mar , otra de blanco y otra de azul , y en 
cada una había cien hombres en Roma. No seria fuera de ella el nú- 
mero tan grande. Estos corrían de cuatro en cuatro, cada uno de su 
cuadrilla, y daban siete vueltas al circo continuadamente, y el que 
mas veces llegaba el primero á la meta , ganaba el primer premio^ 
y el que le seguía el segundo , y muchas veces por anticiparse y lle- 
gar primero á la meta tocaban en ella y se hacia pedazos el coche, 
y el auriga se maltrataba. El premio principal era una rama de 
laurel ó otra cosa* semejante , y esto lo tenían por mucho honor. Y 
había varias aficiones en los que los miraban , de tal modo que ha- 
cían apuestas con tanta porfía , que llegaban muchas veces á reñir 
pesadamente. Eran dedicados los circos á Apolo, Cibeles, Gerés y 
otros dioses á quien hacían fiestas en sus trabajos, ó pidiendo ]oa 
frutos de la tierra , y el vulgo tenia tanto gusto en este entreteni- 
miento, que con él solo y pan estaba muy contenta, y asi dice Ju- 
venal en la sátir. 10. 



Continet, atque duas tantum res anxius optat, 
Panemet Circenses. .......*... 



Véase á Juan Británico sobre la sátira 3 de Juvenal , donde jan- 



443 

í|6 muchas cósasele estas, y á Onofre Pan vino, que de solo esta 
materia escribió un libro muy docto, y otro Julio César Bulen- 
gero. 

Tal fué el circo de nuestra Se^^eda bélica. Ahora nos resta ave- 
riguar qué parte de este edificio hicieron á su costa estos dos caba- 
lleros Valerio Amando y Valerio Lucuraon. Es de saber que podio 
es lo mismo que meniano; quiero decir,- una parle del edificio ó 
muro que salia fuera de la pared , como ai dijésemos un ala de te- 
jado que no tiene columnas que la sustenten desde el suelo; de la 
misma manera que vemos las cornisas de los muros de la iglesia 
mayor por la parte de afuera, ó los déla lonja, que alli junio está en 
Sevilla. Este podio ó poyo era lo mas cercano á la área ó arena por 
donde corrían los coches en el circo, y alli se sentaban los magis- 
trados, tribunos, pretores y senadores como lugar mas honrado y 
mas acomodado para ver los espectáculos y fiestas. Tenia esle podio 
en los anfiteatros sus barandas y antepechos delante para la autori- 
dad del edificio y para recostarse en ellos los que alli se sentaban, y 
era mas ancho todo él que las demás gradas en que los demás por 
8u orden se sentaban. Y aunque es verdad que podio no era mas 
que aquella proyectura, ala ó cornisamento que salia del muro, to- 
da la grada y su espacio se llamaba podio. Y esto propio y rigoro- 
samente era en los anfiteatros; pero en los circos dan á entender los 
anticuarios que el podio era como una torrecilla que fabricaban 
hueca por de dentro, en la cual se sentaban los cónsules ó el em- 
perador, ó tales personas que en aquel acto eran las mas principa- 
les, y esta estaba cubierta de las inclemencias del cielo. Y había 
cuatro podios en el circo máximo en Roma, todos fabricados de la 
misma forma. A lo que yo puedo entender eran como cuatro balco- 
nes que, no ocupando nada del suelo, salían fuera del circo por lo 
alto, y estaban sustentados de la fortaleza del cauro con algunas 
contrapuntas ó canes, como vemos hoy en las torres del alcázar 
veal de Sevilla. Siendo esto asi en Roma y sus circos, con lodo eso 
ea cuanto á nuestro podio segediense no juzgo que era solo balcón 



444 

de diez pies, sino que era toda aquella primera gradilla en que se 
sentaban los duumviros, decuriones, seviros y los demás magis- 
trados de Segeda , el cual tenia diez pies de ancho en toda la redon- 
da ; y asi alli cabia muy bien la cornisa que salia fuera y el ante- 
pecho, y luego quedaba espacio bastante para poner sillas ó bancas 
donde se sentaban los magistrados y regidores , y podían entrar y 
salir cómodamente. Muéveme á creerlo asi , porque en una obra 
tan insigne y de tanta costa como un circo público, no era gran do- 
nativo hacer un balcón de ám pies , donde no era posible caber 
todo el regimiento , y permitirle poner á dos particulares en lugar 
público tan honrosa memoria. La obra y el gasto fueron dignos de 
ella , y asi este podio á mi parecer su ancho era de diez pies , mas; 
lo largo ocupaba todo el circo. 

Con esta memoria se remitieron de Zafra otras dos inscripcio- 
nes que alli á muy cerca se han hallado, que pareció no dejarlas 
de poner aqui por el gusto de los curiosos. 

DIDIAE. ET. SEVERINAE. 

EX TESTAMENTO FABÍI 

TVRPINÍ. MAWTI. EIVS. 

Q. POMPEIVS. BOSIVS. 

PRISCVS ET DDIA SEVERINA 

RAER. V. S. 

APPVLEIA. M. F. BROGINA. 

H. S. E. SIT. tibí. TERRA. 

LEVIS. 



L. LVCVLLVS. MARIVS 
ENERVS. V. S. L. 

En el convento de Santo Domingo del Campo en la puerta de la 
huerta. 



445 
SERVENIVS. IRACILANVS. 
ANN. XXII. H. S. E. 



MARÍA. M. F. MARCELLA 
AMNOR. XXV. H. S. E. 



Estas inscripciones tienen otras por los lados; ñolas pudieron 

leer. Pondrélas como me las remitieron con sospecha de error en 

algunas. 

Q. EVANGEL. M. C. L. 

APPVLEI FRATRE. V. S. L. 



D. M. S. 
Q. MANLIVS AVITVS. 



En la ermita de San Blas de Medina de las Torres 

M.C. I. 

A. ASELIVS. THREPTVS. 

ROMVLENSIS. EX. VOTO 

D. D. 

En la iglesia parroquial de Mediqa de las Torres. 

D. M. S. 

LATINIVS. ROPIANVS 

ANN. LXXV. H. S. E. S. T. T. L. 

LVCIANVS. M. F. 

ALVANVS. EMER. 

V. S. L. 



446 

FABIAE CAESARAE, 

AN. XXV. H. S.E. 

S. T.L.L. 

, FABIA CAESAREA 

* MATER CARISSIMA 

ET. PIENTISSIMA 

F. C. 

G. LVCRETIVS 
MARIVS. M. F. 
•■^ ^r V. S. A. L, 

L. LVGVLLVS IVLI 

ENSIS. ET ANNIVS. 
LVCANVS. PATER 
EX. VOTO. ANM. L. S/ . 

En Burguillos cerca de Zafra. 

D. M. S. 

T. EELVIO. M. F. RVFINO. ANN. LX. 

ET. L. HELVIO. M. F. NOVATO. AN. XX. 

ET. M. HELVIO. M. F. RVFO. ANN. XXX. 

FRAT. H. S. S. S. V. T. L. 

HELVÍA. RVFINA. MATER. 

PIENTISSIMA. FECIT. 

P. POMPONIVS. HONORVS. 
V. S. L. A. 

Cerca de Jerez al pago de Alcántara. 

D. M. S. 

G. TRIPHAENA 

C. S. AN. L 

U. S, E. S. T. T. L. 



447 

JULIA contribuía, CERCA DE FUENTE DE CANTOS. 
Al cap. 70 , del lib. 3 de la Corografía. 

El acierto de mí conjetura en decir en este capitulo que el lugar 
que llama PHnio Contribuía Julia, fué en un despoblado que está 
entre las villas de Fuenle de Cantos y Calzadilla , consta por uua 
inscripción, que en estas mismas ruinas poco ha se ha descubierto, 
y me remitió copia de ella el licenciado Juan Vicente Carrillo, per- 
sona de buenas letras, natural de aquella tierra, lo cual será para 
mi siempre muy agradable , tanto mas cuanto en estas materias 
se suele errar: en las cuales aquel que ajusta mas su conjetura 
haciendo verisimil lo que dice, cumple para con los doctos su obli- 
gación , supuesto que en estas cosas tan apartadas de nuestro siglo 
y la memoria de los hombres, no se puede hacer mas. Pero si la 
buena dicha halla testigos tan fidedignos, como las inscripciones de 
aquellos tiempos, no le queda mas que hacer ni al mas curioso lec- 
tor que desear ni buscar, pena de incurrir en la culpa de porfiado 
y demasiado de presumido, ascendientes por linea recta de los que 
estudian toda la vida para ser y parecer muy necios. Pondré aqui 
la copia de la inscripción que se me remitió, si bien juzgo estar la 
piedra de donde se trasladó truncada. 

PATRIA. CONTRIBVTENSES 

FIVNIVS. T. F. GAL. CRASSIDIANVS 

P. ANNOR. L 

TERENTIA. PITHNE. MATER. ANN. XXXX. 

FIVNIVSTFGALFVNDINVS ANN.XVIII. 

Aunque le faltan algunas señales de sepultura, no dudo lo es, 
porque el número de los años no se ponia sino á los muertos, y asi 
dice en romance: <( Los naturales del lugar llamado Contributa,, 
»Fiunio hijo de Tito» de la tribu Galería, Crassidiano padre, de 



448 
«edad de cincuenta años: Terencia Pilhne, madre, de Ireinla y cin- 
wcoafios: Fiunio, hijo de Tilo, de la tribu Galería, Fundino de 
))diez ocho años». 

Después me trajeron otra inscripción hallada en el término de 
Zafra, que es alli cerca; tiene las letras siguientes: • 

D. M. S; 

Q. MANLIVS. AVITVS. 

GAL. CONTRIBVTENSIS. 

IIVIR. BIS. ANN. LXXVI 

H. S. E. S. T. T. L. 

MANLIA. AVITA. PATRI 

PIENTISSIMO. D. 

(( Consagrado á los Dioses Manes. Aqui está enterrado Quinto 
))Manlio Avilo, de la tribu Galeria, natural de Contributa, que fué 
))duumviro dos veces , y vivió setenta y seis años. Séate la tierra 
))liviana. Manlia Avila á su padre muy piadoso le dio esta se- 
«pultura». 

VILLA DE PALOS. 

Al cap. 76, dellib. ^. 

En esta villa murió el ínclito caballero Gonzalo de Sandoval, 
uno de los heroicos varones que conquistaron el gran imperio de 
Méjico y Nueva España , compañero infatigable del nunca bastan- 
temente alabado D. Fernando Cortés, el cual viniendo en su com- 
pañía á estos reinos, habiendo tomado puerto en esta villa de Pa- 
los, adoleció gravemente y murió con mucho sentimiento de su 
buen compañero y amigo. Y porque la sepultura de caballero tan 
ilustre basta á dar fama á esta villa de Palos, y es justo que la 
posteridad no lo olvide, me pareció hacer aqui esta memoria, y 



449 

que se sepa que Gonzalo de Sandoval está enterrado en el monaste- 
rio de la Rábida , que ahora es de frailes descalzos de San Francis- 
co, como ya lo dejó escrito Bernal Diaz del Castillo en la historia, 
que como testigo de vista , escribió de la conquista de aquel reino, 
cap. 195, aunque con el ordinario olvido de las cosas memorables, 
también se ignora esto, aun de los mismos religiosos que alli viven. 
Parece que hablaba con el ínclito caballero Hernando Cortés y con 
sus invencibles compañeros en aquellos elegantísimos versos del 
lib. i."* de bell. troi, Cornelio Nepote (I). 

O qui magnánimo domuistis remigefluctusy 
Quifreta, qui ventos primilibastis, et asirá; 
íratum. didicisfis iter, non nota sequuti , 
Discite dura pati , sola est quce conterit hostem, 
Virtutesque regit patienlia; sola triumphis 
Militat innocuis, et honestae consulit irae. 

Son dignos de la participación de tan ajustadas palabras el valor, 
osadía y no vencida constancia de aquellos ilustrísimos conquista- 
dores, los vecinos y naturales de esta villa, los Serranos digo y los 
Pinzones, y otros valerosos soldados que fueron los primeros vence- 
dores dei Océano y descubridores de los extendidos reinos del Nue- 
vo Mundo , adquiriendo para nuestros reyes y su gloriosa monar- 
quía los innumerables vasallos que alli ganaron, no solo para su 
aumento, sino también para la Iglesia Católica , que habiéndole qui- 
tado el demonio toda la Asia, se recompensó con la extendida Amé- 
rica, después de Dios, por el valor de estos caballeros y otros que 
sucedieron en su lugar y hazañas inmortales. 



T-TT 

(í) El autor de este poema fué un monge de nación inglés, llamado Jo- 
sefolscano. Floreció en Inglaterra, su patria, en el siglo XII y principios 
del XIII. Las primeras ediciones de este poema llevan el nombre de Corne- 
lio Nepote. Descubierto el verdadero nombre del autor que fué Iscano, todas 
las ediciones modernas llevan su nombre. 

TOMO 1. 57 



450 



VEAS DEL CONDADO. 
Al cap. I-Tyeádellib. 3. 

En estos dos capilülos del lib. 3 de mi Corographia , descubri lá 
anligiiedad de la villa de Veas que retiene el nombre romano : en el 
capitulo 77 , en lo qué toca á Veas , y en el 82 defendi la villa de 
Niebla coíilra el sentir de Ambrosio de Morales. A lo que alli dis- 
currí añado aqui en favor de la villa de Veas, que está de Niebla dos 
leguas no mas, que los vecinos de estas villas fueron los que hicieron 
aquella gran hazaña de socorrer á Sevilla cuando la ganaron los mo- 
ros, juntamente con los vecinos de Niebla alli cercanos, y no pudie- 
ron ser los de Beja en Portugal, como dice Ambrosio de Morales, li- 
bro 1 2, .cap. 73; porque Beja la de Portugal se llamaba Pax-Julia y 
dista de Niebla mas de veinte y cuatro leguas, nueve la tierra aden- 
tro pasado Guadiana, y no le tocaba en nada la defensa de Sevilla, 
lú es verisímil que pueblos tan distantes se juntasen en ocasión en 
que cada una tenia harto que defenderse previniéndose para sí mis- 
mos. Tampoco pudo ser Beger, como dice la Historia general, por- 
que este lugar está junto á Tarifa en el mar Mediterráneo, y ya lo 
tenían los moros ocupado; y toda la verisimilitud concurre por Nie- 
bla y Veas, lugares hermanos, vecinos, sujetos á la metrópoli de 
Sevilla, y asi se han de entender el moro Rasis, el arzobispo Don 
Rodrigo y la Historia general del señor Rey D. Alonso, citadas por 
mí. Ni puede ser PeñaQor, Elepla por las razones que en estos capí- 
lulos yo traigo , de manera que se pueden gloriar justamente los 
vecinos de Niebla y los de Veas, que acometieron la mas orgullosa 
hazaña que sucedió en la miserable perdición de España, si bien el 
suceso no correspondió á su valentía , porque el cielo estaba airada 
contra ella con las causas que su divina disposición había justifi- 
cado. Estas dos ciudades, que tan juntas estaban en su sitio, se jun- 
taron también en el ánimo generoso y resuelto , y hallando los ara- 



451 
bes como vencedores descuidados y los crisUanos ofendidos de que 
les hubiesen quitado su mejor ciudad , y donde se habia recogido 
gran multitud de los que se perdieron en la fimeslisima batalla de 
los campos de Sangobala junto á Jerez, viéndola orgullosa resolu- 
ción de los de Niebla y Veas les correspondieron matando los moros, 
que babian quedado de presidio en Sevilla , hasta que por entonces 
la volvieron á restaurar. 

LUGARES NUEVAMENTE AÑADIDOS A LA COROGRAPUIA 
POR EL DOCTOR RODRIGO CARO. 

CÜNISTORGIS. 

No sin mucha propiedad compara Marco Varron la antigüedad 
á una selva espesa llena de altos y acopados árboles, en la cual hay 
pocas y mal descubiertas sendas, que antes ocasionan «i errar 
que guian al caminante; el cual tiene por no poca ventura si Á 
costa de algún cansancio lo acertó y salió de la espesura. Esto mis- 
mo sucede á los que en la oscura selva de la antigüedad vamos in- 
vestigando los lugares antiguos por las corlas señas que de ellos ha- 
llamos ya en las inscripciones, ya en los autores que nos quedan de 
aquellos remotos y oscuros siglos, tras cuyas pisadas vamos guian- 
do nuestros medrosos pasos. Asi, si pareciere á algunos que reitera- 
mos los mismos caminos por donde ya pasamos , no será poca dicha 
encontrar con lo que no vimos, bien para enmendarlo, ó de nuevo 
darlo á la noticia de los que lo ignoraban. 

De esta clase es la antigua y famosísima ciudad de Cunistorgis ó 
Conislorsis, de quien solo hallamos hecha memoria en Apiano Ale- 
xandrino y Estrabon : aquel autor dice que los lusitanos, ofendidos 
de los romanos y andaluces por la guerra que les hacían , y desean- 
do tomar venganza de muchos agravios, tomaron las armas contra 
los Cuneos (esta gente habitaba entre Guadiana y Guadalquivir), 
siendo su capitán un valeroso lusitano llamado Cancheno, á quien 
de común consentimiento eligieron por caudillo; y aunque ellos vi- 



452 

vian de aquella vanda del Tajo lo pasaron juntamente á Guadiana,, 
y llegaron á la muy conocida y famosa ciudad de Cunistorgis, ca- 
beza de los pueblos Cuneos aquende de Guadiana , la cual era de la 
jurisdicción de los romanos, y habiéndola sitiado y tomado la die- 
ron á saco. No contentos con esto, se atrevieron á pasar el Océano 
y llegar á las columnas de Hércules, hoy Gibraltar. Las palabras 
de Apiano Alexandrino , que hacen á nuestro intento , son estas de 
la versión de Celio Secundo. «Lusitani, quamvis alteram Tagi amnis 
))accolant ripam, sumptistamen contra Romanos armis, duce Can- 
))cheno, Cuneos Romani populi vecligales praedabuntur, Cunistor- 
))gim quae eorum magnam urbem , atque Occeanum et Herculis co- 
))lumnas trajecerant». Esto pasó por los años antes que Cristo nues- 
tro Señor naciese, ciento y cincuenta. 

Después tuvieron estas naciones varios encuentros, ya venciendo, 
ya siendo vencidos, hasta tanto que habiendo los lusitanos dado gran 
rota al Pretor Servio Galba, se retiró y fortificó á la ciudad de Car- 
mena (1), la cual el coronista Morales quiere que sea Carraona. Allí 
se le juntó un ejército de veinte mil hombres, y con él caminó á la 
ciudad de Cunistorgis, que ya estaba otra vez en poder de los ro- 
manos, y alli se quedó á invernar. Es mas largo el discurso de 
Apiano; de él pongo solo lo que toca á nuestra ciudad. «Galba cum 
))omnibus qui circa eum erant equis se in urbem Carmenam rece- 
))pit: ibi omnes qui evaserantcollegit: Suumque ad viginti millium 
))militum collegisset, vectigalium in fines Cuneorum transivit, ubi 
))Cunistorgi hiberna vit». Nonos ha quedado otra memoria de esta 
ciudad , á la cual estos dos autores le dan epíteto de grande , muy 
conocida y famosa , y. sin duda ninguna fué la cabeza de esta ge- 
neración de los Cuneos andaluces. 

Lo que nos hace mas dificultad es saber dónde fué ; porque de 



(1) Carmelis pone la versión que usó Florez. La de Lipsia de 1785 pone 
Carmonem. 

{Nota de Peres Quintero.) 



453 

Apiano se colige que fué ciudad litoral de la Bélica. Estrabon no 
dice mas sino que estuvo entre los pueblos célticos. « In Celticis 
))notissima est urbs Gonistorgis». Todos los pueblos célticos que 
estaban entre Guadiana y Guadalquivir pertenecieron al convento 
jurídico de Sevilla , como dice Plinio y largamente consta de mi 
Corografía. Algunos podian pensar que esta ciudad estuvo hacia 
la de Badajoz, Jerez de los Caballeros, Ellerena ó por alli cerca, 
porque todos estos fueroq pueblos célticos ; mas como esta gente 
pobló en mucha parte de la Beturia bélica, y Apiano da á enten- 
der que Gunistorgis estuvo en la costa , no parece estuvo tan sep- 
tentrional , y asi todos creen que fué su sitio no lejos de la anti- 
quísima ciudad de Niebla. De esta opinión es el coronisla Morales, 
libro 7, cap. 35, y sin embargo de que es portugués, la sigue 
Manuel Faria de Sousa en su epítome déla Historia de Portugal, 
parle i .% cap. p. 

Réstanos ahora saber qué lugar hay cerca de Niebla y su con- 
fiado en que hubiese estado; y aqui no podemos mas que guiarnos 
por razonables conjeturas. Yo visité toda esta tierra en tiempo del 
ilustrísimo y gran prelado D. Pedro de Castro, y con cuidado miré 
los lugares en que había rastros de antigüedad , y esta diligencia 
me dio paso para lo que discurrí en mi Corografía , porque de otra 
manera no se puede acertar. En el condado de Niebla ni por allí 
cerca no hallé lugar de mas porte y que me guie á este pensa- 
miento que la villa de Trigueros , la cual tiene muy buena y fuerte 
campiña para sembrar pan , que de aqui le vino el nombre que de 
presente tiene: cae alli cerca la falda de Sierra Morena , y por Po- 
niente y Mediodía tiene cerca el Océano para todo género de comer 
ció, y junto con esto vi en ella algunos vestigios de lugar antiguo. 

Algunos han dicho que Gunistorgis estuvo cerca ó en el sitio de 
las villas de Alcalá y Chucena , no mas que adivinando ; mas yo 
estuve allí, y no vi cosa que me guiase á pensar, que allí pudo ha- 
ber pueblo tan famoso como el que vamos inquiriendo ; porque 
donde lo hubo por lo menps quedan algunos pedazos de muros, 



454 

castillos , ó por lo menos las piedras , ni aquel terreno de estas vi- 
llas es acomodado para murallas ni torres, y asi me parece que na 
pudo ser alli Cunistorgis, y que pudiese haber sido donde vemos 
á Trigueros lo testifican las señales de antigüedad que allí se ven, 
y especialmente una piedra de mármol blanco, cuya forma y le- 
tras describiré aqui, como quien la vio, con alguna atención. La 
forma es como un brocal de pozo con boceles abajo y arriba : tiene de 
alto vara y cuarta , y de redondo diez y seis palmos ó poco menos: 
por el ámbito están cuatro niños á distancias iguales , y en el me- 
dio que queda entre cada uno á distancias iguales , están labrados 
cuatro animales, todo esto de medio relieve con mucho primor y 
arte. Los animales son : el que los antiguos llamaron pistrix, que 
es la parte delantera de caballo y lo demás de pez : luego está un 
cordero , luego un león , luego un centauro , que es medio hom- 
bre por la parte delantera , flechando , y lo demás de caballo. Los 
cuatro niños tienen sobre sus hombros una corona como de laurel 
con lemniscos (lemniscos llamaban á ciertos listones ó vendas con 
que ceñian la corona , y esta era señal entre los vencedores del que 
llevaba el primer premio en los certámenes) : esta corona ciñe lodo 
el ámbito del mármol , el cual en el plineo ó soco tiene muy linda 
labores , y en circuito están estas letras : 

G. SEMPRONIS. GAL. PROCVLVS SERVILIANVS. 
G. SEMPRONIS. C. F. GAL. SERVILIANVS. DONVM. 

AVG.==Aqui falta el círculo, y un poco mas abajo dice: 
SEMPRONI: : : : : NVLA. DED. 

Es uno de los mas ilustres monumentos y mas enteros que yO' 
he visto. Tuvo sobrepuesta sin duda alguna estatua del Emperador 
César Augusto , aquel en cuyo tiempo noció nuestro Señor (cuya 
santa cruz mejora el empleo de aquella injusta lisonja, y justa- 
mente sirve á la señal de nuestra redención , que también sirve á 
la misma piedra de amparo, porque de no ser asi ya los mucha- 
chos y los rústicos la hubieran deshecho) : las letras latinas dice» 



455 

t}ue Gayo Senipronio Próculo Servüiano y su hijo Cayo Serapro^ 
hio Serviliano, ambos de la tribu Galería, hicieron esle servicio á 
Augusto, y que Sempronia Nula lo dedicó. Esto de poner los nom- 
bres los romanos en las memorias que para si ó para otros hacían, 
era cosa de grande honor , ora fuesen dedicaciones de templos ó de 
estatuas ; mas la de mayor estimación era la dedicación : y asi 
ios dos caballeros que pusieron toda lá costa de esta estatua , ce- 
dieron su derecho á Sempronia Nula , que era de su linage , para 
que ella fuese la dedicante. 

Ahora lleguemos á la interpretación de las figuras mudas, que 
es cierto no las pusieron allí casualmente , sino con orden á adular 
i César. Los enigmas y los hierogUíicos se diferencian en esto: que 
la enigma no puede significar sino solo una cosa á quien únicamente 
venga : mas el geroglifico significa todo aquello que en la pintura 
ó extructura hace visión; y asi la mano extendida significaba la 
lealtad, la fé, el cumplimiento de la palabra, la liberalidad, el 
poder, la fortaleza. Esto digo, porque mi interpretación no cierra 
la puerta á otros mejores discursos y mas acertados y cada uno 
como tenga noticia de la antigüedad podrá dilatar y adelgazar mas 
su sentir : mas siii mucha noticia de estas letras errará vagando 
por los términos de su albedrío. Digo, pues , que los cuatro niños 
significan la felicidad de los tiempos de Augusto , que fueron los 
mas dilatados y pacíficos que hubo jamás en el imperio Romano, 
pues imperó cincuenta y seis años dichosísimamente , y en su tiem- 
po se cerraron las puertas de Jano ; pero sin duda mucho mas di- 
chosos, porque en ellos nació el príncipe de la paz , Rey eterno, 
Jesucristo nuestro Señor, Dios y hombre verdadero. Mas es cierto 
que los dedicantes ignoraban esto , y solo hicieron esta dedicación 
por lo temporal que vían y gozaban. Poner cuatro y no mas ni me- 
nos puede significaf el año y sus cuatro tiempos ; y la corona de 
laurel que llevan sobre sus hombros , demás de ofrecerla al César 
como á triunfador de su imperio y de todos sus adversarios , puede 
significar la eternidad, porque el círculo significa el año; y como 



156 
en sí no tiene principio ni fin, dan á entender que desean que su 
Imperio sea eterno. Los cuatro animales que están en los espacios 
que hay entre los cuatro niños también se dirigen á la adulación de 
Augusto. El que tiene la parte delantera de caballo y acaba la mi- 
tad del cuerpo en pez, dijimos que los antiguos le llamaban pis- 
Irix: vése en las cuadrillas de Neptuno, en el almete de la diosa 
Palas Minerva , y usaron de esta insignia las ciudades marítimas, 
como se vé en las medallas de Siracusa y en España en las de Em- 
purias, y sin duda esta nuestra ciudad de Cunistorgis la usó como 
también ciudad litoral y marítima; mas juntamente daban á enten- 
der que el César era poderoso en la tierra y en la mar , haciendo 
de ambos un imperio tan unido , que siendo diversos elementos, 
como significan el caballo la tierra , y el pez el mar , el buen go- 
bierno los hacia una sola cosa ; porque el que es señor del mar es 
señor de la tierra , y el que es señor de la tierra ha de ser tan due- 
ño del mar como lo son los nadantes mudos que en él nacen y se 
crian con libertad y señorío. El cordero significa la mansedumbre 
é inocencia del principe , cuyas entrañas han de estar tan llenas de 
piedad , que si fuese necesario á sus subditos se ofrezca por ellos 
hecho víctima. El león denota que juntamente con ser manso es 
fuerte, bravo y justiciero, de tal manera, que un bramido haga 
temer á todos sus subditos. El centauro significa la sabiduría , que 
es la que junta y une todas aquellas virtudes : todas las cuales se 
hallaban en Augusto ; y digo que significa el centauro la sabidu- 
ría, porque Chiron Centauro fué maestro de Aquiles, ejemplar de 
principes valerosos , y él muy sabio y entendido en todas las exce- 
lencias que debe tener un alto príncipe y soberano señor. 

No vi otra inscripción en esta villa. La iglesia es un castillo y 
casa fuerte con todos los pertrechos necesarios dentro, y fuera para 
hacer fuertes y defenderse de los enemigos, porque sus muros son 
muy gruesos, y tiene por la parte de afuera almenas, y por de den- 
tro sus troneras y andenes para desde ellos ofender y defenderse. 
Dicen fué casa de los caballeros Templarios y que por eso se edificó 



457 
asi. Hay cerca de esta villa una fuente que llaman la Parrilla , de 
escelente agua, famosa en toda la comarca: es de setecientos veci- 
nos, y visitándola noté una cosa, que sus habitadores son tan piado- 
sos, que tienen mas memorias de misas y fiestas perpetuas, que ca- 
sas hay en todo el lugar; no obstante que demás de la iglesia paf- 
roquial en que de ordinario asisten mas de veinte clérigos, hay un 
convento de la Compañía de Jesús y otro de la orden del Carmen. 

PESULA ES SALTERAS. 

No hay cosa pequeña en la antigüedad , siendo como es su ín-^ 
teligencia el objeto principal de estas investigaciones y discursos; 
y como la luz hace visibles las cosas grandes y las pequeñas, sien- 
do una misma la causa asi, si acertaremos á descubrir igualmente 
lo uno y lo otro , no merecerá menos estimación lo pequeño. Con- 
fieso que ignoré en mi Corografía el sitio del municipio , llamado 
en Ptolomeo Pesula, bien que reconocí estaba dentro en nuestro 
convento jurídico Sevillano. Mas ahora á la luz de una inscripción 
antigua hallada cerca de la villa de Salteras, que dista de Sevilla 
dos leguas al Occidente, y es parte de su eslendido Ajarafe, digo 
que me parece ser esta villa. Mas antes de la resolución, ponga- 
mos el instrumento principal sobre que se funda esta sentencia, 
pues la ignorancia de él, que no se había aun descubierto, nos hizo 
dejarla en el silencio. Es, pues, de este tenor. 

D. M. S. 
L. FVRIN. L. E. PESYLAN 

II. VIR. LEG T. I. H.S. E. 

ANN. XLini. S. T. T. L. 

«Consagrado á los Dioses Manes. Lucio Furino, hijo de Lucio, 
»que fué dunviro ó alcalde ordinario en Pesula, está aquí enler- 
»rado, vivió cuarenta y cuatro años. Séate la tierra liviana». Las 

TOMO I. ^^ 



458 

letras borradas parece que decían haber sido soldado centurión de 
alguna legión. . 

No era bastante esta inscripción para afirmar que fué Pesula la 
que hoyes Salteras, mas se ajusta tanto el sitio donde se halló 
con la graduación de Ptolomeo, que la pone entre los pueblos lur- 
datanos , en 6 grados de longitud y 37 y 6 minutos de latitud. 
Girolamo Rusceli en su Ptolomeo italiano dice que Pesula es Santo 
Domingo de Silos : y si entendió por el que está allá en la Tarra- 
conense no puede ser cosa mas disparada; mas yo entiendo que lo 
dijo poruña iglesia ó ermita que llaman Santo Domingo de Repu- 
dio, lomando el nombre de un arroyo que hay alli cerca, y pudo 
ser que esta iglesia esté dedicada á Santo Domingo de Silos , y asi 
que quien informó á aquel autor , lo dijo, porque está no lejos de 
Salteras, donde concurre apoco mas ó menos la graduación dicha. 



-K-\} . 


ú im'umll'., >'íí ,o'íí()v\; - 


i'','..l\V'Á\ , •■■ 


ili-i b'. iín íío *noo 


V' f.^^.:^ -- 


' ^ ó ,¡%d ,\]Ui..-/¡ 




- Mtiulil''-^' ;.■•■':' 




* í:Uo>; 


0-fi^ ■. 


.•*v* m ' J Y ,'iUyr 


• i'\J.¡h-[ , : 


■ '■ í^fíjií^; ;• : 


f • ■ 


-"[), i^'it.^. . 


(.■ 


:Á í)a Olí . 


f 


^ oí) .^w(í lí'i -oi'moli?. {'} irt 






DE LOS NOMBRES Y SITIOS 



DE LOS VIENTOS. 



DIRIGIDO A LOS SEÑORES LICENCIADO CRISTÓBAL DE AYVAR , CANÓNIGA 
DE LA COLEGIAL DE S. SALVADOR, Y AL MAESTRO FRANCISCO DE MONTOYA, 

presbítero, ETG. 



POR EL LICENCIADO RODRIGO CAR0^^,9¿,„ 

'* '^ SU AMIGO. r UA/ftim,, 



,;., ,1 



'hlíii ¡:/ 



J_ja mucha distancia que hay (fe la facultad que profeso, á la ma- 
teria que V. mds. me encargan, ha tenido suspensa la ejecución de 
su mandamiento los dias que he tardado, discurriendo varias veces 
si acaso se pudiera dar alguna conveniencia entre Eolo y Licurgo, 
el viento y el derecho, el establecimiento y la instabilidad, las le- 
yes y aquellos que no las guardan, los abogados^ y los pilotos; y 
hallándome tan l^^jos de la suficiencia, como extraño de la materia, 
que no me acuerdo que haya leído, pues no he profesado matemá- 
ticas, ni navegado en mi vida mas que de Sevilla á Triana, tuve 
necesidad de recurrir á la fé de la amistad como sagrada áncora para 
creer, que pues V. mds. me mandan tratase de vientos, su manda- 
miento era justo , y por esta parte también posible ; y entrando con- 
migo en mas estrecha cuenta , hallé que la materia de vientos me 
era mas familiar de lo que quisiera, y callando otras cosas que de 
mí conozco, por lómenos me acwdé que en el viento están libra- 



460 

dos los momentos de mí vida , y que lo tengo hecho depositario de 
mis esperanzas , y cayendo en la cuenta , me hallé de repente muy 
rico de esta pobreza y muy caudaloso de lo que no tengo. Pero to- 
das estas ayudas de costa no me dieron paso á mi pretensión, y no 
me aliviaron la ignorancia, antes me perturban é inquietan. Por lo 
cual desaforándome voluntariamente de los limites de la jurispru- 
dencia , me entré en agenas provincias peregrinando á ley de obe- 
diente, y usando de la licencia de explorador, diré lo que vi y supe 
de los vientos , sin haber visitado las cuevas de Eolo , ni sido com- 
pañero de Ulises en sus luengos errores. Y en cuanto á lo primero 
advertí, que como esta es materia de vientos, entre los mismos que 
la profesan no está cierta , ni fija , sino acudiendo á su misma na- 
turaleza, varia é instable. De todo diré lo que he entendido y 
opinado , en lo cual afectuosamente deseo acertar , pues mi intenta 
no es llevar á Y. mds. á salvamento á la Isla de los Fases, ni huir 
los peligros de los Lestrigones» evitándola Isla de Circe, los de Sel- 
la y Caribdis , ni camino con mi derrota á los Cimmerios , si bien de 
parte de mi ignorancia van por aquí mis pasos. Solo deseo dar gus- 
to á V. mds., á donde como á la Cinosura encamino mis afectos, y en 
esta razón rogaré á los vientos que, siéndome favorables, lleven 
mis votos ó mis deseos á Y. mds., como solían hacer á los dioses ce- 
lestiales, y estaré muy contento si solos se satisfacen. 

Non ego ventosee plebis su ffragia venor. 

Y hasta saber esto quedaré cuidadoso, no sea que las tempesta- 
des los desbaraten y hagan írritos. 

Irrita venlosod rumpant neu verba procellm. 
Yalete. 

Antes que comience esta obra me pareció poner en el principio, 



461 
y frente de ella, los autores de quien me valgo, y por cuya cuenta 
y riesgo corre lo que yo dijere, en lo cual ¡mito á Plinio en su His- 
toria natural, y juntamente desempeño mi crédito, pues fuera te- 
meridad escribir yo en materia que no profeso, sin tales fiadores 
como los que siguen. ^,,¿,., ^,.^,^^^,, 

Aristóteles, lib. L Meteorol., cap. 6. 

Estrabon, lib. 1 . de su Geographia. 

Séneca, lib. 1 . Nat. quest. , cap. 1 6. 

Aulo Gelio, Noctum atticar, lib. 2, cap. 22. 

Plinio, Nat. histor. , lib. 2, cap. 47. 

Flavio Vegecio , de Re militari, lib. 4, cap. 38.' " ' 'V 

Vitruvio, lib. i , de Architeclura. 

Celio Rodiginio, Lect; ant. , lib. 20, cap, 18. 

Francisco Maurolico Mesagense, diálogo 2.", Cosmog. 

Francisco Raroccio Véneto, lib. 2, cap. 3. 

El Colegio Conibriceuse , in Arislolel, metheor, tract. 6, cap. 4. 

Todos estos autores tratan la materia de vientos de propósito y en 
particular, aunque no todos convienen en opinión, y para decir la 
parte que V. mds. me encargan y acomodar los nombres que tuvie- 
ron en tiempo de los griegos y romanos , acomodándolos á los que 
lioy tienen en el uso de los que profesan la náutica, es necesario 
presuponer el número de ellos, y el sitio de á donde cada uno sopla 
y corre, en lo cual también ha sido vario el sentir de los autores en 
varias edades y tiempos. 

Eolo, que fué el primereen la noticia de la historia, que los ob- 
servó , halló cuatro vientos , que soplando de las cuatro partes, qui- 
cios ó cárdines del mundo, y por eso á estos vientos los llaman car- 
dinales, y á ellos se reducen todos los demás, que la curiosidad 
náutica divide y observa; de esta opinión fué en su Odissea el pa- 
dre de todas las ciencias, Homero, que pintando una tempestad, 
dice asi: 



;'j 



46t 

Una Eurusque, Nohisque ruunl Cephirusque matigno 
Flamine tum Bóreas " 

Virgilio, que lo imitó felizmente en todo el primero de la Eneida ^ 

Una Eurusque f Notusque ruunt creberque proceUis 
Africus . .. 

Y en el 4.° de las Geórgicas : ,./ 

Quatuor ¿ ventis yobliqua luce fenestras. ■ ''í 'íí «) í- 

Ovidio en su Metamor. , lib. 4. 

Eurus ad Aurorara, Nabathceaque regna recessit, 
Persidaque et radiis iuga subdita matutinis. 
Vesper, et occiduo quce littora Solé tepescunCy 
Próxima sunt Cephiro: Scythiam Septemque trionem 
Horrifer invasit Bóreas ; contraria tellus 
Nubibusassiduis, pluvioque madescit ab Austro. 

El mismo número de vientos admite la Sagrada Escritura. Par^ 
tes enim mundi sunt quatuor: Oriens, Occidens , Aquilo et Me- 
nW/^í. D. Aug. Psal. 86. • .,.: 

Andronico Cyresle halló otros cuatro vientos medios á los dichos, 
y para indicarlos hizo en la tierra de fábrica una torre de cuatro 
esquinas, que cada una miraba á su viento, y en ella estaba su 
figura. Sobre esta torre estaba levantada una meta ó columna sobre 
que estaba una giralda de bronce en figura de un Tritón con una 
vara en la mano, y la movia el viento, y con ella señalaba el que 
corría. 

Manilio en su Astronomía (I) quiere que los vientos no sean mas 
de cuatro, y que cada uno tenga dos cuartas ó flatos, y dice asi : 

Quatuor in partes Coeli describitur orbis, 
Nascentem, lapsum diem mediosque calores 

(\) Marci Manila, Astronomicon; lib. IV, pág. 779. 



463 

TequCi Hélice. Totidem venti departibus iisdem 
Erumpunt, secumque gerunt per inania bellum. 
Asper ab Axe ruit Bóreas: fugit Eurus ab Ortu 
Auster amat Médium Solem: Cephirusque profectunij 
Hos Ínter binae mediis é partibus aurae 
Expirant similes mulato nomine flatus. 

El filósofo Favorino en Aulo Gelio no quiere que sean naas de los 
ocho : tres de la parle oriental , y cada uno de su polo. Aristóteles 
constituye diez vientos. El colegio Conibricense , su intérprete, dice 
que once, y Oiimpiodoro dice que Aristóteles constituyó doce vien- 
tos; y esta es la común opinión de aquel siglo, que siguieron Marco 
Varron, Séneca y otros muchos. 

Yitruvio subió al aumento de veinte y cuatro vientos, constitu- 
yendo ocho principales, y á cada uno le dio dos colaterales, que 
son diez y seis flatos ó cuartas, y todos vienen á ser veinte y cua- 
tro : hasta aqui llegaron los pareceres de los antiguos en cuanto al 
número. Siguiendo, pues, la común opinión, pondremos los nom- 
bres y los sitios de los doce vientos , porque estos se hallan mas fre- 
cuentemente en los autores de mejor nota. 

Y comenzando del que nace del polo ártico, digo que los griegos 
le llamaron Axápxrtaff , voz que en esta lengua significa la Osa, por- 
que asi llamaron á las estrellas del Norte. Los latinos llamaron al 
mismo viento Septentrio, según Séneca,' y según Aulo Gelio í^jí- 
tentrionarius por lodos términos de estrellas, que entran en aquella 
parte. Marco Varron dice, que de la voz terriones, que son los bue- 
yes que aran la tierra. Este viento septentrión, tiene dos colaterales, 
uno al Occidente, que llamaron los griegos opa^xia?. Séneca quiere 
que le faltase nombrelatino; pero Marco Varron lellama Cercio. Auh 
Gelio y otros, Circto á Turbine, et Ver tigine quibus circuí t. El 
otro viento , que mira á la parte oriental , haciendo lado al Norle, 
llamaron los griegos Bopeac-, los latinos i^^wí/o por la presteza y ve- 
hemencia de su soplo, semejante al vuelo del águila. Aristóteles 
llamó á este Meses y al septentrión Bóreas. De él habla Ovidio coa 



464 

gran propiedad en el 6.° de los Metamor. , introduciéndolo enamo- 
rado de Orithia, ninfa. 

Apta mihi vis esl ; ac tristia nubila pello: 
Vi freía concutio , nodosaque robora verto, 
Induroque nives, et térras grandine pulso, 
ídem ego, cum fratres coelo sum nactus aperto; 
{Nam mihi campus is est) tanta molimine luctor; 
Ut medius nostris concursibus intonet aether; 
Exiliantque cavis clise nubibus ignes. 
ídem ego, cumsubii convexa foramina terrae^ 
Supposuique ferox im,is mea terga cabernis; 
Sollicito manes, totumque tremoribus orbem, 

A todos los vientos que vienen de esta parte , sin distinguir si es 
uno ó tres , llama el vulgo todos estos nombres y por ventura tiene 
mas. Norte, Gallego, Tramontano, Madrastra , Descuerna-cabras, 
Zarzahán, Cierzo. De este dice San Isidoro, Lib. i 3, cap. 41. «Cir- 
))cius dictus, eo quod Coro sit iunctus. Hunc Hispani Gallecum vo- 
))cant, propter quod eis á parle Galléela 'flat». Asi leo á este santo, 
no Gallicum ni Galilea como está en los impresos. ív» í;í 

A los dichos tres vientos de la parte del Norte , se les oponen 
otros tres de la parte del Mediodía ó polo antartico. Al viento car- 
dinal ó principal le nombran los griegos Noto? de la voz Non?, según 
Aulo Gelio, que significa humor, porque ordinariamente causa plu- 
via. Los latinos le llamaron Auster ab migendo, vel hauriendo 
aquas. Al colateral que mira al Occidente, llamaron los griegos 
XeuxovÓTo? ó E'upovoTo? y los latiuos de la misma manera Euronotm 
ó Leuconotus, y también Áfrico, Auster, y se opone derechamente 
al viento Bóreas. 

Al otro lado del Austro nace el viento que los latinos llaman 
Euro, Auster y y se opone al Circio ó Circo. Flavio Vegecio 
quiere que este viento se llame Coro ó Cauro: pero no se- 
guimos en esto su opinión. A todos estos vientos llama el 
vulgo en esta tierra , Vendabal , Marea , aire de la mar , y 



465 

al que se inclina un poco al Oriente, le llamamos aqui Rondín 
porque viene de hacia Ronda, y con él suele llover. 

Debajo de la línea equinocial á la parle oriental , nace el vien- 
to cardinal , llamado de los griegos Apelioles, que significa cosa 
que viene del Sol. Los latinos por la misma causa le llaman Sub- 
solanus. A la parle hibernal ó brumal nace el viento colateral 
que los griegos le llamaron Euro» con la misma voz, ó ya le llama- 
ron asi ab Aurora vel Evo. De él dice Séneca: Eurus quoque iam 
civitate donatus est. Llamáronle también con nombre latino Vullu^ 
mi, a volvendo, asi le llama Livio en aquella batalla desdichada 
donde Aníbal puso mañosamente contra este viento el ejército ro- 
mano y le venció. Varron le llama también Vulturno. A la parle 
solsticial ó vernal sopla el viento llamado de los griegos Kaíxia? y 
de los latinos Ccesias. De este dicen tiene tal propiedad , que trae 
las nubes contra el suelo; llámase también Helespóntus. En estos 
nombres va muy diferente Aulo Gelio, ó en él, el filósofo Favo- 
rino, porque al subsolano le llama Euro, y al viento que nace de 
la parte estival, llama Aquilón y Bóreas; y al que nace al otro lado 
hiemal le llama Euronoto, y dice asi. «Hi sunt tres venli orienla- 
))les: Aquilo, Vulturnus, Eurus, quorum medius Eurus est». Mas 
es de advertir que este filósofo no hace caso de mas que de ocho 
vientos, y asi les muda los nombres con mudar los sitios. Nosotros 
llamamos á todos estos vientos Solano y Levante. A la parte opues- 
ta occidental, nacen los tres vientos restantes debajo de la linea 
equinoccial del Poniente, de la cual nace el viento cardinal llamado 
de los griegos asi Zecpupo, que significa el que viene del ocaso ó de 
la noche, ó el que trae la vida. De los latinos es llamado Favonius, 
a fovendo, vel fovendú, y le suelen muy de ordinario llamar Zephi- 
rus. De la parte colateral brumal, nace el viento llamado Ltbicus 
porque corre de Libia, ó Africus. De él dice Séneca que es furi- 
hundus et ruens, nosotros le llamamos de la misma voz. Ábrego, 
y un poeta nuestro dijo: ! s? ;> oi 'iui«^ /I 

«Cuando el Cierzo y el Ábrego porfían.» 
TOÍÍO I. o9 



46G .. . 

A la parle solsticial estiva nace el viento llamado de los griegos 
el tempestuoso. Con este viento huyó Gleopatra de la batalla na- 
))val de que habla Aulo Gelio». I taque, Yirgilius, Cleopatram a 
navali prcelio in Aegiptum fugientem vento S api ge ferri, ait. 
Los latinos le llaman Coro, ó Cauro, ó Corruscando. Flavio Ve- 
gecio hace los vientos diferentes al Céfiro y Favonio, y dice asi: 
((Occidentalem vero cardinem tenet Cephirus, huic á dextra iun- 
))gitur Lips, sive Africus, á sinislra Japix, sive Favonius^); y nues- 
tro poeta Garcilaso como hombre militar, le siguió en la Égloga 3, 
en tales versos: 

Cual suele acompañada de su bando 
Aparecer la dulce primavera, 
Cuando Favonio y Céfiro soplando 
Al campo tornan su beldad primera. 

También los distingue como vientos diferentes Gaudencio Merula 
y Gerónimo Cardano contra el común parecer. 

Dijimos que Vitruvio, siguiendo nueva sentencia, constituyó ocho 
vientos y diez seis flatos, y asi es justo que sepamos sus nombres, 
porque algunos se distinguen de los que hemos dicho, y son los si- 
guientes : 

Al viento subsolano le añadió á la parte diestra el viento Cabra. 
A la siniestra le puso Ornithias. A Favonio puso á la diestra á Ar- 
geste y á la siniestra á Etesias. Al Septentrión añadió el viento 
Thrascias y el Gálico. Al Austro le puso el Leuconoto, y á la otra 
parte el Allano. Al Aquilón sobrepuso el viento llamado Sugema, 
y á la otra parle Bóreas ; á el Áfrico el Libionolo , y Subvéspero. 
Al A uro acompañó con Cesias y Vulturno. Al Cauro añadió el Cier- 
cio y el Coro. 

Hasta aqui discurrió la antigüedad; mas nuestros marineros, que 
audazmente penetran la inmensidad del Océano, venciendo con 
Ja obra lo que fabulosamente cuentan los antiguos de los Argonautas, 



i 



467 
padeciendo muchos mayores peligros y Irabajos que los que finge 
sabiamente Homero de Ulises, han dado el punto fijo á esla materia 
de los vientos y del arte náutica , para lo cual constituyen diez y 
seis vientos principales, y en medio de ellos diez y seis fiatos ó 
cuartas, partiendo el horizonte en otras tantas secciones, y dando á 
cada uno de los vientos y cuartas sus sitios y lugar cierto. 

En la tabla ó rueda de los vientos consta mas claramente lo que- 
se ha dicho, y parece que el intento está satisfecho, mas porque 
algunos de los vientos ya nombrados, en ciertos tiempos y ocasiones 
del año mudan aquellos nombres que comunmente se les dan, y to- 
man otros, será bien no lo envolvamos en el silencio, pues se trata de 
acomodar á cada viento su nombre. Plinio dice, que el mismo vienta 
que todo el año se llama Favonio, se llama siete dias antes de las ka- 
lendas de Marzo, Quelidonio, y algunos Ornilhia , porque entonces 
se ven las golondrinas comunmente. «Favonium quídam a. d. Vil kal . 
))Martii Chalidonian vocant, ab hirundinis visu, nonnulli vero Orni- 
Ihian», y el mismo autor dice después: «Hujus exorlum diebus oc- 
io ferme Aquilones antecedunt, quos Pródromos appellanl». A los 
mismos vientos Aquilones llaman en otro tiempo Etesias,masdice una 
cosa digna de advertir, que estos vientos en Asia y España corren del 
Oriente. «AbOriente flatus iste orum», y en el Ponto nacen del Aqui- 
lón y en las demás partes del mundo del Mediodía. Los mismos vien- 
tos suelen correr de la parte Brumal, y en esta ocasión se llaman 
Omilhias. Los vientos que corren de tierra mojada, llamaron los 
griegos Apogeos; los que de algunos senos Encolpias: los que corren 
furiosos con aguaceros y turbiones de agua, llamaron Exhidrias. 
Los aires tempestuosos que corren con tumulto y fragor, se llaman 
Tyellas. Los que corren de abajo para arriba y se vuelven retor- 
cidos en sí mismos, Arobylos y Lalapes. De esla casta son los que 
llaman Enaphisematas. A los Bóreas que vuelven hacia airas, lla- 
maron Patimboreas. Cuando el viento tempestuoso rompe la nube 
seca, causando truenos y rayos, es llamado Ecnefias; cuando cua- 
san remolinoyse llama Turbines y Thiphoues. Guando la exallaciou. 



468 

ventosa arrebata lo que encue¿tra y á veces lo enciende , se llama 
Préster. Cuando vuelve hacia atrás se llama Vortex, y cuando se 
levanta y espesa en humor se llama Columna. Todo esto es de 
Plinio y Celio Rodiginio, y yo quise ponerlo por digno de adverten- 
cia, y no sabido vulgarmente. 



CARTA 



DEL LICENCIADO RODRIGO CARO A D. JOSÉ PELLICER 



SOBRE LOS DIOSES VENERADOS EN ESPAÑA. 



Sr. D. JoséPellicer: 

Jxecibí la de V. md. con el cuaderno incluso de mis dioses, y llegó 
todavía á tiempo que pueda encaminarle á Flandes con persona 
confidente , y si tal la hallarse para esa corte también remitiera á 
V. md. el original, para que con mas clara noticia se pudiera escoger 
lo que hiciera á propósito de tan insigne obra como la que V. md. ha 
emprendido de sus Anales, que no dudo por la mucha lección y no- 
ticias que V. md. alcanza, será de las mayores cosas que ha visto 
España, bien que como tal quisiera yo con la cortedad de mi áni- 
mo que V. md. se desembarazara de todos los cuidados de obras me- 
nores, y mayormente de teger genealogías, cosa cansada, que solo 
las estiman los que les tocan y nunca las agradecen; mas V. md., 
atento á hacer bien, menosprecia lo demás. Lo que suplico á V. md. 
que en su obra no se olvide tanto de Sevilla, como lo hacen todos 
los historiadores castellanos, para cuyos escritos no hay mas que 
Toledo; siendo asi que Sevilla en estas provincias últimas, ha sido 
su mayor admiración y el objelo de los príncipes. Esto digo como 
hijo agradecido á esta común patria. 

En cuanto á lo que V. md. ahora por la suya me manda, haré lo 
que pueda en esta breve caria , y pienso que en cuanto al primer 



470 

•cuaderno sacaría V. md. lo que pudo ser á propósito, y asi proseguiré 
lo demás. 

' Marte.