(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Parentacion real. Luctuosa pompa. Sumptuoso cenotaphio, : que al augusto nombre, y real memoria dél serenissimo señor don Phelipe V. catholico rey de las Españas, y emperador de las Indias mandò erigir el Excmo. señor D. Joseph Manso de Velasco, del Orden de Santiago, virrey governador, y capitan general de estos reynos, en la Capilla Vice-Cathedral, de la ciudad de Lima, capital del Perú. Cuya relacion escrive de orden de su Exca. el Doct. don Miguel Sainz de Valdivieso Torrejon, abogado de esta Real Audiencia, assessor de esta ciudad, cathedratico de codigo en la Real Universidad de San Marcos."


J- 




; 



. I i 



l^£t 






l\a\\yí (ÜMi-ífr Stóríiitm 



iStQ 



I liitfV-''«r " I 




•íf s 






Uc 




4 




PARENTACIÓN REAL, 

4^^^ LUCTUOSA POMPA. ' ¿ti* "-5 

''p§ süMPTuoso c:enotaphio km 

im Que ' St .^^ 






^^q^ 



lH Al Augufto Nombre, y Rea! Me- ^l^ 

^i^ f ^ ^^^'^^ d^^í Serenirsimo Señor é^ ^ S^ 

tó|^ DON PHELIPE V Í|Í 

^mí J^'I^^Í'f ReydelasErpañas,y ||p¿ 

18^5^1 E-^P-^rador de las Indias mando fíl^ 

ll^ ^ erigir g|^| 



El Eíccmo. Señor D. JOSEPH f • »■'- 
MANSJ DE VELASCO, del ^l^ 
Orden de Santiago, Virrey Go- ^l^ 
«^r«. '^f nador, y Capitán General de Jgf^ 
y^l^l eftos Reynos,en]a Capife Vicc- Wim 
fílg ^^^hedral, de Ja Ciudad de Lima, ^MS 
^llí! Capital del Perú. S|pÍ 

iacim efcriie de ordm ¿e fu - "«*»«' 



^ií^Ui <i»3* ^''cio, cihwe de ofd,„ de /a Exc«. - T iii 




C<1 



r^ 







Fol. I. 




ANTELOGIO A LA 

RELACIÓN DE LA5 EXEQUIAS 
DEL 5En'or 

DON PHELIPE V. 
S I. 






m^ NTRE AQUELLAS 

acciones, con que los huma- 

l nos explicaron íus grandes 

gozos, y defmeclidas penas 

en la íuccefsion varia de los 

cafos, fiempre han fido las Demonflra- 

cíones Fúnebres el primer aíTumpto de la 

A Me- 




¡ y ""wmn 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



Thucvdíd.lib. 
2. beíl. Pelo- 
pon. 




Memoria , de la Solemnidad , y de la 
Pompa. Tributo ion, que rinde á íu 
condición el hombre; deuda, que co- 
bra de íü mano ía mortalidad : conque 
es preciío, que tenga de prompto el re- 
cuerdo, quanto trabe de iníeparabilidad 
fa cauía, y que el amor proprip de los; 
vivos fea la magnificencia de los muer- 
tos. AHÍ donde el tranfito de un morral fe 
íolemnÍ2a,veneraníu fin todos los mor- 
tales : ha2:eíe el horror reípeto, y la me- 
moria paila á religión. Noticias íjon fu- 
neílas , pero proprías : trágicos recuer- 
dos 5 mas comunes : lúgubres poííeri- 
dades, pero nueftras. Mas entroncan los 
humanos por la caducidad, que por la ían- 
gre:efte es un deudo, que nace con la 
vida para el tiempo, y aquel fe firma en 
el íepulcro para la eternidad. Afsi lo con- 
cibió Alhenas, quando para dar fepisltu- 
raá íus Varones, puertos á la veneración 
del Tabernáculo, concurrian las Tribus 
llevando en pálidas Urnas íus difun-os. 
Y porque á viíla de un cadáver no pa 

re- 




DON PHELIPE V. 



recieíle alguno reíervado á los deícanfos 
del fepiilcro, en un Carro, que ocupaba 
un Lecho, fymbolizaban la univeríal pre- 
fenciade los muertos. Poca religión les 
parecía concurrir los moradores con el 
llanto, íi aquel deudo, que llega irafta 
las Aras, no íacaííe álos hueílc^s del re- 
pofb, para que en crage de dolientes, fi- 
no pudieren íentiVj á lo menos acom- 
pañaílen al dolor. 

Bien es, que la acción fueííe eftoi- 
cidad de los Athenieníes : mas el con- 
cepto fué unomiímo en todas las Nacio- 
nes, que por derecho de Gentes en di- 
verfiadde ricos, guardaron uniformidad 
de Religión. Los Lydíos, losSacos, y los 
Syrios tenían íns ferias deííínadas al do- 
lor, en que habitando las Cavernas, y 
Poiyandros, comunicaban por el llanto 
con los m«iertos, aísi como por el gozo 
con los vivos. La miíma Roma, que 
zeioQ de fu dignidid negaba todo co- 
mercio de íus Ciudadanos con los Sier- 
vos, no conoció diferencia en ios cada- 
veres: 



r 



Plutar. Con- 
fuí, ad Apoll. 
JEUzn. !ib. 12 
var. hiftor. . 



m 



Liv. lib. 4. 
dec. 4. 
Labor, ác prif<. 
& recen, fu 
ncr. mor. tit 
2. c. 1. n. 80. 



M. Paul. Vc- 
net.l. 1.C.48. 




Artemidor. 1. 
2. c. 8. 



r EXEQUIAS DEL SEñOR 

veres;ance'^ virtiéndoles la purpura en, el 
féretro, daba k entender, q eran Ceíares 
en el íepulcro, los que aun no eran perfo- 
nas en la fociedad. Poco difío de efta po^ 
litica la barbaridad de los. Tártaros, que 
convirtiendo los Túmulos en Thalamos, 
celebraban deípoíorios con Jos hueííbs: 
y quemando las dotes en los Rogos, pa- 
ra unos cónyuges de polvo fundaban un 
patrimonio de cenizas. Aísi íc fingían 
otra (agrada afinidad mas poderoía que 
la muerte : con que introducido á Reli- 
gión el Parenteíco, era tenido en la re- 
verencia, mas que podian ícrlo en la co- 
dicia todos los theíoros , que incendia- 
ban, En fin no huvo Provincia donde 
no fueflen las primeras Reliquias los deP 
pojos de la mortalidad. Aun para los 
Inkmes huvo honores : aun para los 
Tyranos (obró Piedad : y no faltó Reli- 
gión álos 5acrilegos. Los miímos abor- 
recidos de íus üioíes, fe hazian con la 
muerte amables á los hombres ." y los que 
Júpiter privaba con el Rayo, aun no po- 
dian 



; EXEQUÍAS 3 

dian tocaríe con la mano. Teniaíe por 
faidüco al vicio, y por immortai la digni- 
dad: efpiraba el delito con la muertev y 
no llegaba al Cadáver la impureza. 
,' Efla digilidad, efte reípeto genera]* 
mente propagado en tantas Naeioné^,' 
q-uantas (ujeta el Imperio de la muerte, 
fué el origen de aquellas ParenralesPom- 
p<ís, con que cada una Gonílrayóá fu mo 
do fu Magnificencia. Aquellos, que folo 
defíinüban al vientre ¡a riqueza^ forma- j^^^^"** ^""• 
ban la íbiemnidad de los Baíiquet^és, y 'fo^i^^^^ 
reduciendo las Sepulturas á Cóngiáriés,^ 
hazían palto de la llama lo que ya no era 
alimento de íu dueño. Los que tuvieron 
el gufto en las fragrancias, hÍ2:eron igual 
profufion de los Aromas; y donde pre- 
ivaleció el arte; con las fabricas, íe erigie- 
ron pon Monumentos Maravillas. En ios 
Braíilios: no fe conocieron las herencias, 
por qUe al honor del túmulo era debido 
codo d patrimonio: y en la Judéa fe en- 
terraban los Metales en tal copia, que fav 
cando Hircano de un Sepuicro, tres mil 
" B talen-! 



•vr* 



Thevet.I.ii 
c. 8. Cofmog. 



Jofepfi Antiq. 
lh,6.c. 12. 



ik^ 



í 




BaíáM* n. in c. 
34.1eg. 12. ta 
bul. 



BOn PHELÍPE V. 



•í^r 



-H 



bitin. cap. 6. 




iaIer>tos.para AntioGho, íobraron muchos 
theforos para Herodes : magnificencia 
báftarda, donde k mifma inutilidad bar. 
2ia níiayor la profufion. No fueron menos 
pródigos los Griegos, y Romano^ en 
llenar de oro, y placa los Sircophagos baí- 
Éa la prohibieron íabid de lus Leyes, para 
que losque con la mjerte todo lo dexa- 
bao, no íe lo llevaíTen todo con la muerte. 
Otros huvo, que fin Ifegar á los the- 
íbros diísipáron lo mis precioíode la hu 
manidad. Tales fueron ios MaíTagetas, los 
Eíledones, los Hircanos , los Javos, y 
Padeeníes, que negando á la tierra fus 
cadáveres, porque no los reduxeíle á tier- 
ra en fus entrañas, ios trasladaban en vi- 
andas á las uy as, para renovarlos en los 
vivos de vivientes, con una metempfi- 
¿lófis de las carnes, como la diícurrió Pía 
ton de los efpiritus. Aísi tenían un íepul- 
cro cu cada morador | tamo mas digno 
quanto es mas la vida, que los marmoles, 
y la racionalidad, que los theíoros. 

Pero todo es nada á viíla de aque-. 

líos, 




EXEQUIAS TREIX SmOR 4 



[Ibs, qae tuBeroó ea ppco íeptJÍíar. i te 
Ih^rcibres; icn bs ha¡gii)rí5s, barviéndo JJio^ 
ííes,, con qa:é for^^^rles de Númenes las 
, Aras- Loi 8a feos mancipaban los cuer- 
•pos á los Buytres, porque colocaron 
jaílí íü adoración. Los Baólrianos^ivla^í 
Fieras , por q^ae les Ureron: xülco^ :hm\ 
Ichrhiophagos á las Aguas: los Sertas 
á los A y res, llevando á cada qual fu ido- 
Jatria. Y fin im en te los quehizíerom Dios^ 
al fuego, fueron los icxvúmores^ íde Jqs 
Pyras: rito el mas extenío en las nadies 
nesv porque también en ellas fué eá»: íá 
adoración mas propagada. ¡Efe efteip pida 
baztan íerviles álos Díoíes por divinizar 
á los rnuertos los honoresyy enrikziaíí 
el culío, quanro exaltaban la piedad 

i¿ ii o JMas al fia eílos recanociaii . aj , 
Eüof pomo origen de todo el beneficia, ^ 
de quien folo era partiv.lpacion lo eref-¡ 
•no; porque al difolver los raiembros^j 
Imezciada en el Numen la materia» juz-. * 
gabán ,qucf af rapto les feria vehiculo 
la I>ivinj4adi Mechanifiuo mal tolerado 



•^lian. í. II. 
;hiftor. anim. 

fe. 2t* 

fPQlydor. lib. 
Ij-ó. c. 10. 
'Diod.1.5. C. I 
|/V!ex. 1. 5.C. 2. 



en 



r 



. ft,',-*" 



.jk ,■•5:;; 






DON PHEUPE Y. 



crí los EgypcioSy que llevando rn^s de- 
recha iQ^üccton azia íia^ er ror,>^t miítno 
cadáver le hfaieron Dios^ y ¡e creyeron. 
El duelo era un doloroío principio de 
íu culto 5 y el incienío una perpetuidad 
gtorioía dei íii l?areatac¡pn> ; A^si tenían 
juntbs.lQS Sodjo^^y Deydades; y no fe dife 
tínguian de las Familias las T^u reías* -A-i 
dorábanlos, como fi fueran creadores; 
tpero¿ los guateaban, comarque eran íuíi 
ihefchÜrass: ^ rmcukdos a las cajas pa* 
ra la pofteridad aquellos hueílbs Dioíes, 
fe tenian en ellas el Olimpo , el Tem^ 
ifloj y. -'Cl -Sepulcro.; ^ ^''X; ':i^rr?'m . ■ 
hív Crió Dios al hornbr« para eterno;; 
no para caduco ; que la muerte no fué- 
ky de íu naturaleza, íino deuda del er- 
iror. Formóle paj^ Principe, y ié^onfti- 
kuyóinfanne. Concibióle veridicoi f él 
páfiímo íe hizo delirante : conque fu íer, 
íu dignidad, y íu razón padecieron tres 
muertes, ea ía naturaleza, en el engaño, 
y el honor. Llameábale íu inílitutoá íu 
principio V y no ^enicodó fuerzas, para 



I 



W 




EXEQrUÍAS DEL SEnOR 



5 



el remedio, cjuiío facerlas de fus debili- 
dades. En la vniveríal corrupción de nueí- 
tra carne íolo no ersn vicioíos los ái 
füotos, poreíTb eran ceñidos porilüílres. 
íolo ellos no morían; por eíTo eran los 
muertos immortales. Aquel primitivo pé- 
íamiento de íer Dlofcs no fué mas ori- 
ginal parad reato, que para kiugcnionil^^lff^^^lf'^ 
conque pueflo el error en lo immor-= •^•^•^'•5- 

tal, tardó' poco en llegar á lo Divino; 
y vencida la muerte con ja muerte, tam- 
bién falvo los honores el engaño. No 
tubieron mas origen los Lémures, los 
Manes, ¡os Penates, y todo aquel reí- 
ro de Fignientos, con que adquirió un 
nombre cada Eílrella , y fe pobló la 
imaginación de Sim.üIacros. 

Aísi elevaron los humanos fu 
condición harta lo íummo, colocando 
en el orden divino íus Cenizas ; mas 
^no por tíTo faltaron otras mayores ex- 
celencias á los Principes: ñi'el íepul- 
cro ,.qne tantu exaltvO los hueíos avía 
de coníundir la Mige fiad. Dio/es eran 

C tam-í 





hpcirüaa. jn 
Ant. Geta.. 



tj^^--^^mmmmÉtmiimmi^^ 



JiéitmmAáít 



_ iiipa ■ Éiaánii 



táñr\ÍTf' 



— ■ — . ^.ii 



ursim 



kON^PHELIPE V. 



') 



4 



Polidor. lib. 
3 . c. ío. 



fic* de Deor. 

Via 



caáybien los Reyes : pero Dioíes de 
otra mayor adoración Eítcs ersii los 
Divos, Superiores á todos los Manes 
y ios Lares : divinizada plebe, que en 
eí ;pri vado Cuito de las Caías hszVa el 
Vaífaíl-age de aquelías otras divinizadas 
Magéítades, á quienes eran Lolas los 
Montes labrados en Pyr aturdes, y Ur- 
nas ios Monumentos conííruidos feh Pa- 
líicios. Díganlo eííbs Laberintos con que 
Caria, Athénas , y Sicilia honoraron 
á Maufób , á Theíeo, y Tináoleon 
íus Reyes : y équeHos barbaros Colo- 
íos cor> que Memphis felló los hue- 
/os a Chenííis , Cepho , y Myzerino. 
lüs Mor.archas. Obras todas cooq hizie- 
ron magefluoía el poívo , y dominan- 
tes íus nombres^ íobre la admiración , y 
la memoria. 

Pero raeíor fe explique el honor 
de fus Aras por lá nobleza incompa- 
ble de las Vidimas. A Júpiter fue el 
Bezerro bailante Sacrificio : á Neptü- 
íia e|i Toro : la Cabra á Minerva : ei 

Caba- 






^ 



EXEQf AS DEL áEnbR^ ,. 6 



lo a] Sol : ios Canes a "Diana ; 
L'í ATpó á Bitcbo : á Ceres ks. Mieles : 
V á Venus las Palomas. Pero á los Re- 
yes fóío fueron álgna ofi'enda los hu- 
manos: y como que {"uqÍTq hoíjor de íu 
.muerte e! aumentaría, ei'póriiati catervas 
de Jiombres,' ya á las hogueras , ya al 
Gucbiílo; Aísi íacrificó Alexandro to- 
dos los Coíséos á Epheítion , por acre- 
ídítarle honores Monarcha : áísi lo tu- 
bieron los Tarcjuiníenfe'í por coílum- 
bre;ytoda la Piedad de Augüfto en la 
Conqaiñá de Perufia no rehuíó immo- 
lar a Ctbr trecíenios Dediricíos, íoló 
por hszerlejuíta una memoria. No-pa- 
rece fino que aquel acabar de íer hu* 
manos los iniciaba Dioíes de la Íra,eo 
cuyo Altar folo era viáiima la íangre 
ofreicída por manos dei fijror. Pero ó 
quanto ex edén entré eíios de f natura- 
lizados aquellos que ofreciendo las vidas 
voluntarios ha2Írin de íu eípohraneidad 
otro mas cruento íacrificio. Tal fijé 
en las Galias aquel fequito noble de 

Sol- 



Píutár. in Ale 

xsnd. 



Livilib. 7. 
Suet, c. 15. 



"l^x 



17-.. J 



\ 



1 



Jul.i Cefar. 

lib, (k.debell. 



Lipfi. in mo- 
wt. ét excm- 
Politic.cap. |, 
11. 5)v •' 



GeuSit divus 
di:m. non üt 
vivus, 

Sparpan. in 
Ant. Geta. 



PHELÍPE V. 



Soldurios , devota familia de íus Frin- 
cipes , que por que comunicaban con 
ellos en la Meía, y en el Trage ofrecían 
el corazón á fus hogueras. Y no fue- 
ron menos en el Perií los Indios con 
ÍÍjs ¡ocas , cuya fidelidad no daba e! 
Real Cadáver a! Sepulcro , antes que 
ellos 5 enterraíen en el íus Cuerpos^ 
y fus Vidas. Demoííraciones todas tan 
barbaras á la execucion , como elo- 
quentes a! concepto de lo que valen 
honores de una eípirante Mageftad. 

Tanto pudo ¡a (oberanía del Imperio 
^un en aquellos cuya vida era el pri- 
¡nero inconveniente de íus reynos: por 
lo que Baísiano Caracálla decretó á 
Geta el máximo honor de la Apochéo- 
fis 5 con aquella proícripcion de la 
mayor infñm'iñ : Sea Dí'jg ^ como no 
fea vivo, Y que íería en los ínclitos, 
cuyas perfonas fueron de la mifma ío- 
beráma Otra mas realzada mageílad ? 
AquelÍQs que ignorando la poceíiad pa- 
ra íaoprefsioD ^ íolo conocieron lo po- 
de 




DON PHELIPE V. 



*<|ci oiC] 






Rader. c. p. 
de hoa. Alex. 



.7 
deToífo para eí beneficio; Jos que em- 
puñaron la Juííicia,aun mas quee! Ce- 
tro, y á quienes Coronó la Virtud mas 
que el Diadema: los que viviendo afa- 
nes eípiraron glorias, para dominar el 
mundo, y las edades con ja ley de la 
iramoriaíidad, que es el exemplo. Ef 
tos eran aífuej/os eípiritus íüblimes,que 
agregados al numero de los Dioíe¿ 
Confentes, y Paredrios eran renidos co-; 
mo vnos Aííeílores de Júpiter^ y unos 
Goníejerosí fíeles de lo heroico , fuoe- 
ndres'á' ía Divinidad, y íu Virtud ; 
■porque eran' /a miíma Deidad diricri! 
daí';,^-|y' d'fñiímo H^roiímo regulado. 
Nó quedó' paraí eíí os otra ofrenda, ^ue 
las 'Almas; y como'fi íé deímenu^aíen 
todas en íu honor, no huvo iieí recuer- 
do, que no fuelle TribiHo indeficiente 
¡a lus Ceniza:;; paísion cuerda, que tío 
jfueíle amor de íiis Proejas ; ni digno 
peníamiento, que no fu efle elogio jüí- 
to^ d^ íüs glaria3./^Aq^uéllás Lámparas | Ccra-In Vir. 
inexringuibles-eo'ioíí Btiíquesj .que-orfáí ^* L"cishabi^ 

. f-^ * j^' ■ taniüs opiicis. 



D 



coía 




Mam 



EXEQUIAS DEt SREnO 






Dio lib. 47* 



Gui:H. lib. I 
de Funer. 



Zuinger. in 
Theatr. llb.5?, 
veib. Templa. 



coía fueron, fino vnas lagrimas de fuego; 
con que el Orbe de, anochezido ¡iorabai 
la muerte de íafuz ? Los Teppips 
erigidos á íu honor , eran vnas Urnas 
magnificas del llamo, donde los vo- 
tos, públicos bazian officio de lanaen-- 
ros. Las monedas , q eícuipim fus .bla^J 
iones los Epitaphios volances de íu fa*; 
ma ; y las Eftatuas , el depofico eña-' 
ble de fu nombre. Afsi íolemnizQ Ro-. 
ma la generofidad en Cchr ^kcom-l 
prehenísion en Adriano: ^y todas ^givj 
ras las Provincias exaltarorv Í^í Politicaj 
de Augtiflo. Afsi la Italia ponderó, en'; 
Eneas íu Piedad. Aísi Athems reconon 
ció á Licurga íujuílicia , y pagó tam-¡ 
bien >é Lüandro lu Valor. Héroes to-' 
áós^ que porque fueron cabales devna 
íola prenda, le veneraron Dioíes de 
vna perfección. 

Si para una faifa Virtud , como 
que no tubieíTe demoíbaciones la ver- 
dad , íe hubieron de fabricar falíos ho- 
nores, quales feran los q el Orbe debe 

con 




DON PHELIPE V. 



8 



contribuir al miímo compueílo de las 
Virtudes verdaderas ; á la encyclope- 
dia de iluílres í]ualid£des : al GRx4N 
PHÍLÍPO V, honor .envanecido de la 
Ebaña : gloria aforíun¿ida de íü íi- 
gfo : y embídia decoróla de Jos tiem- 
pos. Quaí fuego pudiera í^r adivo pa- 
ra encender k la poííeridad el oleo ío- 
bedano de íu mérito ? Que Templo 
bailara á contener fu nombre , para 
quien todo el Orbe aun no es eíphera ? 
Qjc meral puede llevar en fymbolos 
íu fama , íi rio ay fugar que no tenga 
prevenido íu noticia ? Ni que marmol 
dará cuerpo á íu imagen, í¡ alli donde 
copia íu figura le eflá íeparando de íu 
eípiritu ? Que íflaban^.a podrá con to- 
do el peío de íu dignidad para exaltar- 
la, ni á que cauda) de penísmienios la 
miíma grandeza de íu mérito no le fue- 
ra pobreza del elogio ? Quien encon- 
trará par<ilclos para iodo un cumulo de 
heroicidades, íi cada prenda íe halla reñÍT 
da con la íemejar.za? Aquella Religión 

puri-' 




«flHUlií 





EXEQÍA5 DEL S£ñOR 



ptiriísirna , hija á un tiempo , y her- 
mana de íó Fe , toda íacrificio en el 
entendimiento , y toda ardores en el 
coraron , no es una afrenta de 5olon5 
y Numa , en <^uienes todo el eímero 
del culto no fue mas, que una exaóli 
tuá de la fuperfticion ? Aquella Juíii- 
cía iníuperable, toda terror al delito, to- 
da beneficencia k h virtud , y toda 
temperamento á la equidad , no es un 
vituperio de Bruto , y de Zaíeüco, en 
quienes la reólitud no fue otra cofa, que 
una dureza^del genio, y una terquedad 
de la razón, poco diftantede la injuria ? 
Aquella Mogn animidad, toda prudencia; 
en la dirección, toda liberalidad en los 
medios, y en las adveríidades toda forta- 
leza: aquella generofidad íijperíor á la 
miíma Monarchía, en cuya Renuncia 
hafta. el míímo Poder fe hizo Donación, 
no fue una vergüenza de los Catones, 
y ios Reguíos, en quienes el deíprecio 
derhonor':'era otra mayor codicia de la 
gloria? Aquel Valor eíclarecido, con 
^ que' 




DON PHELÍPEV. 



que Conqui/lador, y Heredero de íu 
Rsyno, fmgó de Adonis Marte la cam- 
pafia^ porque hdíia la íuccefsion fueííe 
vñtoria, no es oprobrio de Ceíar , y 
Aiexandro^ en quienes la ambición del 
Reynar era de íü Rjifmo esfuerzo otra 
fljqüeza ? Aquella Política inefablejpo- 
blidora del mar con las E^quadras , y 
á^ los Campos con los Exercitos, to- 
da artificio en las Maquinas para el re- 
creo ^ y toda pericia en las Leyes p$- 
ra el govierno, no reprehenden á Au- 
guro en Roma , y á Atlante en 
Mjqritania , en quienes todo el conato 
vá la íeguridad 5 y al beneficiu no fue 
mas, queuna aftucia del temor, para 
arraigar íu imperio en la benevolencia? 
Y tanta heroicidad,, con un derecho 
á mí! eteraidades, no pudo libertarle de 
caduco ? Bien oílenta la Parca íu poder 
íquando aísi deilroza tancas immcrialida^ 
des. Pyrece que. íe.Je hizo logro en lo 
in:>raf,. aquel. bárbaro deíFeo de Nerón, 
de reducir á una perforva los humanos 
i E para. 



'K^ 




EXEQUIAS DEL SEnOR 



Angufte lóen- 
le AtiguílBm 
eapi» viram 
quem noaca- 
pit Orbis. 
XiphlLineÍHS 
vita, 

Unt!S Peleo 
luveni non 
fuf£cit Orbis 



,para ít^af de golpe tedas las vidas en 
un cueíío.O <]uien tubiera en un llan- 
to toáoslos laaientos, para ur*a perdi- 
da-, que todas las encierra ! Donde íe 
hallara unaaccion de todos los honores, 
para pagar lo juílo á una Mageílad de 
tantas dignidades ? Que luto el mas 
funello dará el color de todas las trifle- 
zas: ni que aparato el mas magnifico 
podrá reducir a una ío!a las íumptuofi- 
dades ? Si al reconocer Severo el íef ul- 
ero labrado á íu períona le pareció ar- 
duo, que un lugar angoflo comprehen- 
dieíTe á un Varón Auguflo, por que 
aun en polvo era mas, que lu cuerpo 
íu fobervia: Si para Alexandro no era 
un mundo bailante monumento , por- 
q en uno no cabe codicia de dos Orbes^ 
^ual feria digno para el dueño Augul- 
to de el que fono Alexandro, íi ; el 
míímo defprecio del Reyno, mayor que 
rodo el Reyno^y el Dominio, no íe traf 
Udaíe al CÍelo, para dexarle á fu Cuer- 
po todo el Mundo ? Sea pues eíle Túmu- 
lo 



^;l 



h 




ir 



DON PHELIPE V. 



10 



lo á fu honor: el Cielo doíel a fu gran 
dezdrá fu virtud Anrorchas las Eílre- 
llas: y á nuellros ojos lagrimas los Ma 
res,. 



LLEGA A LIMA LA FATAL 

noíicia. Demofiracione) de fentimiento . 
y Providencias al fúnebre apa- 



IJ L día veinte y vno de Febrero de 
mil íeteciencos quarenta, y fiece 
( feñalado por fu aviío, mas que 
por fií numero, y lúgubre por fu hifto 
ria, mas que por fu noche ) llegó á eí- 
ta Capital el O dinario de Qnco, en q 
íe conduxeron uno3 Piiegoa de \á Cor- 
te, dirigidos por Pinámaá fu Provincia; 
y recibidos en el Palacio hizo el /ulo 
prologo a la pena. ííendo el \\'Zgco íe- 
lio de lus nemis índice (\mei\o del 

afum- I 




im' 





DIi:L SEíiOR 



afumpto. Abíío el deípacho fu Exce- 
lencia: y encontrando authorizada , Ici 
muerte del^JR.ey en Cédula de treinta y 
uno de Julio de mil íerecientos qua- 
rentay íeis^ quedó echo una cílatuadel 
dolor labrada 'á un golpe del Zelo ^n 
la prompta officinade íu Fidelidad. D-- 
cia el Real Deípacho en elthenor • ir 
guiente. 



-i- /#- j 






IRREY , GOVERNADOR , 

"y Capuan General de las Proviñ- 
?: ; xias jdci^Pe^íi, y Preíidence de mi 
Real' Audiencia, que refide en la Ciudad 
de los Reyes, ó la períoria , o períoV 
has ^' a cuyo cargo fuere íu Govierno, 
Havrendo fido í3ios férvido de jievaríe 
pam si'Ia alma; de mi Amado Padi^^e, y 

Seaor 




DON PHELIPEV. 



II 



Señor DON PHELLPE QUINTO 

(que íanta gloria haya) como íe os par- 
ticipa por otro Deípacho de la fecha de 
eíle; coníiderando, que el Amor, Zelo, 
y Fidelidad de los VaíTallos, y naturales 
de eíías Provincias, querrán en ocafion 
de tanto dolor, y íeníimiento, paíFar á 
ha^er demoníiraciones, que correípon- 
daná íu fineza; y porque es judo, que 
eíías ( fin faltar á lo predio para la de- 
cencia ) fe moderen en todo lo poísible; 
na parecido conv^eniente ordenaros , y 
mandaros ( como lo hago )deis las or- 
denes neceííariasen lo dependiente á eíle 
Govierno, para que en lo que toca á Lu- 
ios, fe execufe preciía , y puntuafmente 
lo mandado obfervar generalmente, por 
Cédula de 22. de Marzo de 1693. y Prag-: 
marica, que en elle fe cita; y por loque 
mira á Túmulos, fe moderen, efcuían- 
do todos aquéllos, que no íean muy pre- 
ciaos; a cuyo fin haréis íe participe eíía 
Orden á las partes, que convenga , y 
me daréis cuenta de íu execucion. De 

F Buen 




EXEQUIAS DEL SEnOR 



Buen Retiro a 31. de J uiio de 1746. 

YO EL REY. 
Por mandado del Rey Nueflro Señor 
Don Miguel de Villanueva, 



Siempre hsrn fido dolopóras las 
iMuertes de los Reyes en nueflra fide- 
lidad , y eña huviera fido extraordina- 
ria en todas ocafiones por h íuperiori- 
dad de. fus motivos • pero fi el tiempo 
puede agravar circunüancias i la pena, 
no fe diícurriera mas eítrecha opor- 
tunidad, para llevar alo íupremo lo íen- 
fible. C€n el eílrago, que padeció efia 
Ciudad en el fatal Terremoto de 28 de 
Oélübre de 1746. havja quedado hecha 
el Sola^r de ía confier nación , y la Pa- 
tria del lamento. Los arruy nados Tem- 
plos, antes Palacios de nuefira Reügió, 
y 'Cortes abiertas al Coníuelo , fueron 

unos 



DON PHELIPE V. 



12 



unos defiertos donde no pudo entrar 
el culto aun en gemido ; y bueira fu 
protección en amenaza, andaban los Sa- 
crificios por los Campos , y Plazas, no 
menos errantes que los ruegos . Las 
Clauíuras allanadas en íus Cercas, eran 
unas licencias patentes por todas partes 
al quebranto, fin otros muros q el Voto 
y la Piedad. Las Caías unas moradas del 
horror, donde íolo podia habitar el deí- 
amparo. El Ornato magnifico de fus 
habitaciones, confundido en fragmentos 
con deííTiontes, íolo íervia de hazer ef- 
plendída la ruina, para authorizar mas ía 
confufion. La Riqueza ( fi alguna pudo 
libertarle ) mas, que comodidad para eí 
alivio , íe tenía como un embarazo á la 
cuílodia, y un incentivo a la invaísion. 
Los Ricos íehiziéron en un punto mi- 
íerables, porque perdieron el tener ; y 
los mendigos perdieron mucho mas : 
porquefecas las fuentes del alivio per- 
dieron la eíperanza del íocorro. Las Ca- 
lles no daban paíTo á la comunicación, 

por- 







wm 



MMnÜy^HISÜii 



EXEQUIAS DEU SEñOR 



porque teníao íepultadps los caminos* y 
las Paredes pendientes á pedazos, pare- 
cían, vibraríe ai continuo movimiento de 
la tierra; con que reducidos todos k los 
campos, paflaron de moradores á fugi- 
tivos , y la íociedad fe hizo diíperfion . 
Las Ciencias quedaron inútiles, porque 
careció de uío la ra^on: y los Artes en 
ocio, porque, acabó con las oficinas ei 
güilo de las fabricas, reducida toda la 
neceísidad al primer eftado de Ja natu- 
leza, en que un alimento bafto , y un 
pajizo Alvergue eran términos de la 
mas delicada vanidad- Aiúie formó otro 
Lima dividido en muchas poblaciones, 
a que íobrevíno en, las enfermedades 
aquella plaga iafeparable de las. comu- 
nes plagas, porque la débil Caña tenia de 
defabrigo, todo lo q no pudo íerofen- 
ia: aíjio imauílo, que cauíando mas de 
catorze mil muertes, excedió £ía un du- 
plo al mifmo eftrago padecido en Ig 
oprefsion del Terremoto^ é inundación 
de fu Prefidio ;, cuyo exemplar funefto 

repre- 



DON PÍÍELÍPE V. 



repreíentado en la viveza del temor, en 
cada golpe del iMar amenazaba una íub- 
merfsion , con que /e deíamparaban Jos 
llanos , y poblaban las cumbres de los 
montes. Cada ÍodIq del ayrc íe conílruía 
como preíagiodj un Temblor; y re- 
petidos eílos por inííanres , cada quaí 
rezelaba en fus huellas fu fepuícro. To- 
do en fin era una fucceísion de miedos, 
Y de horrores, en que el de la propria 
muerte paíTaba á íer deíprecio de la 
dgena: y acortumbrádos los corazones a! 
peíár, , íe havía convertido en indo- 
lencia el miímo exercicio de íentir. 
. ^ En efla confternacion fe hallaba 
la Ciudad, quando llegó la noticia de la 
muerte del Rey: y entonces íe dexó 
ver todo lo que imperaba íü amor en 
nueftra fidelidad, y quanto mas, que la 
naturaleza, dom ¡n.iba en la íangre aque- 
lla divina poteílad /obre las vidas ; 
pues los hijos, que no fentian la mu- 
erte de los Padres, y los Mavores, que 
no lloraban á lus Porteros, lamentaren la 

G muer- 



> 



mí 



rAÜMHHÉliÉl 



HtÉMÉL 




I AS DEL SSqOR 



Propugnacu- 
la murorum 
deieclt, utur 
bes fpecie 
tiiíli per in- 
deatqo^ ani- 
mal ia luge- 
re eum vide- 
rentur. 
Plutarcb. in 
Pelopidas. 



F'greli, de 
Statuts.Roni. 
cap. 3 8. 



muerte de fu Rey; y íorprendídos del 
dolor, olvidaron todas las miíerias , fi- 
xahdo en íu Monarcha el penfamiento. 
Solo fe traxeron a ccníideracicn las 
plagas, para conftruirlas de preíagio: co- 
mo oue la Ciudad de los Reyes, no 
pudiendo componer fu pompa con 
aquella muerde, la lloró con íu ruina, 
haziendo de fus poftrados edificios, arraí- 
trado luto por fu difunta Mngeílad. Pen- 
famiento fue en Álexandro arruinar 
Muros , y derribar Torres, por que 
hafla lo iníenfible tomaíle aípeclo de 
dolor , para contribuir al llanto de 
Epheñion: no necefsitóeíía Patria de ar- 
tificios, para fer iloroía; porque el mil- 
mo fuelo, cuyos efluvios fon fidelidades, 
Tupo acreditaríe de fenfible. Si z] morir 
Cefar, la cayda de fu efiatua fije fu avi- 
(o : fi k Vitelio Cue prefágio ia ruina de 
la fuya; fi las que íe erigieron a Vibio, 
k Augufto, y a Hieron, anuciaron á 
fus dueños fus tragedias : no fiíltó eña 
fingularidad al GPvAN PHILÍPO en 

aque- 




DON POELÍPE V. 



14 



íiquella auguíla Eííatua, caballera íobre 
j y rolo Bruto, con que ennobieció Li- 
ra'3 e! miL^nifíco Arco de íu Puente: 
y íepuitsdd la Imagen del Rej', con la 
Ciudad , en ambas Ruinas quedaron 
dos padrones de perverfo agüero . 
CombinacioQ es, que íolo tiene exetTi- 
plar en Marco Antonio , en cuya 
muerte fu Eílarua en Albs^ y fu Ciu- 
dad é AncórH8,áia fuerza de un Temblor 
íe confundieron : y no havía de íer mas 
fvmpatico el metal Albán05,q el Peruvi- 
co; ni menos íenfible Lima, quePeíáro. 
La Solemnidad de las Reales 
Exequias llamaba toda ja atención, a 
dar las providencias ; porque haviendo- 
fe arruinado la Iglefia Cathedral, cuya 
reparación demandaba curia de años , 
y eolio de millones, era tan ardua a 
h eícaíez de medios, como á la promp- 
titud dejadlo; por lo que convocando 
íu Exc. á Acuerdo , para tan impor- 
tante aííumpto, concurrieron todos los 
Señores Mmiílfos en el Carnario, que 

hizo 



Piulare, in 
eius Tita. 




im-; 



''>* 



<< ^ H ' J » V I 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



hizo conííruir en la Plaza principal , 
frente de la Puerta del Palacio: donde 
conferidas todas las difpoficiones, que 
pedia el cafo conforme á la coftambre, 
y las que debían aóluarfe en la confliru- 
cion del tiempo, íe ordenó lo figuienre. 
Que íe publícaííe Vando, para que 
rodos viílieííen luto por tiempo de íeis 
me/es, igualando el trage al íentimien- 
to. Que íe cerraííen los Tribunales por 
ocho días, y que el final terminaíc con 
el Publico Peíame: á cuya función íe 
deílinó la 5ala de Acuerdo, que íe hal- 
laba en eílado de concluiríe, haviendo 
principiado por ella el reedificio del Pa- 
lacio. Que íe formaííe una Capilla, que 
hi^ieíTe Oficios de Cathedral, á exemplo, 
de la que íe erigid en los Temblores 
de 1687. P3ra que en ella fe íolmni^aí^ 
fen las Exequias. Que fe conítrnyeíle 
el IMaufoléo en toda la fumptuofidad, 
que permirieíFe la Capilla. Y como eílas 
obras no pudieílen abreviaríe con la 
eícaíez de materiales, y Operarios, fi 

no. 



DON PHELiPE V. 



•)/ 



noes, que e! conato pufieíle slas en la 
induílria, íe encomendd !a dirección de 
la Capilla al Señor Do6l. Don joíeph 
Tagle, Oydor de eíh Real Audiencia ; 
y la del Maufolco, con todo lo concer- 
niente á las Exequias, 8Í Señor Dodor 
Don Pedro Braveo del Rivero, Oy.dor 
de la miíma Real Audiencia, acompaña- 
do del Theforero Don Phelipe Altóla- 
guirre, en quienes la fuperioridad de íus 
Talemos no limitados á la Eíphera de 
una profeísion, afianzó bieOj que como 
eran Artifizesdieflros de la Jurispruden- 
cia, ferian iguales Juezes de la Archi- 
tedüra. 

Publicdíee! Vando de los Lutos , 
con iníercion del Real Defpcho, el dia 
24. de Febrero; y fin embargo de la 
moderación recomendada, paila ron el 
excedí) al termino de la exaélítud , 
virtiendo el negro trage en los interio- 
res retiros de fus Chocas; porque aun 
allí donde no havía Juezes de la urbani- 
dad, no reprehendieííe á cada uno fo 

H dolor. 



.„■..,*■ irV»Pn-.i, 



í 



mtr 







HHf 




^^^^ 










^^^ 















IL 



h SEiiOR 



M 



dolor. Corrieron desdíi elle éh los, 
ochOj en que ce r ripios ios: Tribunáleo 
liaxm duelo la Jufficia; y en ellos k con- -1^ 
éluvó á toda dilio-enGia la Sala de Á-i 
cuerdo, que cubierta de negros tíipi 
zes fe 'previfífi de theatro> á ciifT^pkmii-ii 
éñté. Hizofe íaber á rodos los Cuerpos, 
para que concurrieílen á las diez del! 
dia en el Palacio, donde las ruinas ext 
rieres con el pavoroío afpeélo enf-aya-. 
ban eloquencia á las congojas. Ocupo 
íii Exc. el Centro del Doíel, todo luto 
en el Cuerpo, todo muerte en el íem- 
blame, todo ternura en e\ Cora:2cr>: y.i 
labieua la cortina á poca luz, r^^ijuzóeíj 
aélo por el miímo orden de la aucivoiidad. 
Entróla Real Audiencia, á quien 
acompañó el Tribunal Mayor de Cuen-;: 
tas con todos los Miniítros rubalterno?? 
Secretarios, Relatores, Abogados, Pro , 
curadores; y por todos el Señor Don^ 
Alvaro de Navia, Bolañó, y Moícofo,! 
del Orden de Santiago, íu Oydor Deca- 
no, del Goníeiode íu Mssíeñadí en «1 

'- íupre- 




DON POELIPE V, 



i6 



íüpreaia de ínxlias , coa aq Jdíli Eloi- , 
Cjuencia melliza generoía de íw fangre^ 
fignificó el alto dolor d^ aqueílos Rea* 
les Miníí^ros , dexando acreditado, que 
no es el filencio la Reíhorica íublinie 
para demoíírar Auguños fencimientos. 

Saccedíó á la Real Audiencia el 
Tribunal Regio, y Pontificio de la Sien- 
ta Cruzada, en Cuerpo pleno de quantos 
Miniílros lecomporié: por quien íu Co- 
miílirio delegado Apoftoiko D. Plielípe; 
Manrique de Lara, Venerable Dean de.' 
efla SantB ígleíiaMeirGpoíiíüaa, expref-' 
so en bien ponderadas daníulast la j.uP. 
la congoja, con que todos coníribuían w 
tan íbberana perdida. 

SigüiGÍeel Ven. Cabildo Eclefiaf- 
tticOjGompueftode íus Dignidades, pr^-^ 
bendados Canónigos, y Racioneros, á! 
quienes precedían íus Miniílros, y Ca- 
pellanes de Coro; en cuyo noitibre el 
;Do6l:, Don Andrés de Munrbe, fu dig- 
níísímo Arcediano, en la repreíentaciaBj 
de fa pena.x:op¡d la que aisiíHa á^í;^0#s-3 
i í ■• S'auefeb;,v 



\ 



íi 



.'í »' 



aiaaaKiíiait ininr 



iM ¿ ii & J g»é!iiiiiHwn i i ii i , < iii" ir "i fi,',.i. !?' 




EXEQUIAS DEL SEnOR 



aquellos obligados Capellanes de la di- 
funta Mageíiad, 

Entró deípues elCabiído Secular 
con todos íus Capitulares, y Miniílros, 
prefididos de quairo Alcaldes (elección 
irregular de eííe -¿ño para ^elar los ex- 
traordinarios iníiiltos , que facilitó el 
Terremoto ) que lo fueron Don Vito- 
rino Montero del Águila, Capitán de 
Guardias de fu Excelencia ; El Conde 
de Monte blanco : El Conde de Torre 
Velarde: y el Conde de Valle hermoío. 
y por tan Iluflre Cuerpo habló el Al- 
calde de primer Voto, con toda la pro- 
priedad que en tanta pena debía una 
Lealtad íoberanamente acongojada. 

Succedió la Real Univeríidad de 
Sm Marcos en Clauílro pleno de íus 
Cathedraticos, Doótores, y Maeítros de 
íodas facultades: por quienes fu Reélor 
el Dodor Don Ifidro Tello de Guz^ 
man, digna voz de tan eíclarecido Cuer- 
po, en Magefíuoía Oración viflió dií- 
creciones al dolor, y íupo hazer íabio 
aJ fentimiento. Con- 



'» I w i tj , i . i l;>i)Í 1 1 II I I iii 



. U 1..IJ. JUMM... I . » 




DON PHELIPE V. 



^7/ 



Continuaron los tres Reaies Co- 
legios : el Reai, y Mayor de San Pheli- 
pe, prefidido por ííj Reólor, el Doólor 
Don Manuel de Manfiíla ^Cathedrati- 
co de Digeíío en la Real Univeríidad 
de San Marcos 

. El Real de S^n Martin, á quien 
prefería íu Reélor, eíR. P. M. Aiooro 
de Lobera de la Compañía de Jeíiís, 
artífice perito de huzer labios en a^quella 
Oficina de las Ciencias 

1 el Real 5 y Seminario de Santo 
Thoribio: cuyo Reólor Doélor Doq 
Franciíco Izquierdo Roldan , Racior 
ñero de efta Santa íglefia, Cathedratico 
de Lengua ,, en la Real; Univerfi,dad^, 
hizo, como los primeros, una expreísion 
dólorora de igual C^raóler á la Mageílad 
del aíTumpto.^ ^ DfeomoinAmhi 

buccedio el Tribunal de! Con4iIa- 
do , y íu Prior Don Mathéo; de la Ve- 
ga .acredito periodo el Coniercip 
aquel caudal de íeniimientos, de que fe, 
hajíaban apoderados todos,. v cada-^uno 

I Si- 



t 



^i 




♦ • • 



4 



EXEQUIAS DEL SEnOR 



Siguieron enronfes los Prelados 
de las Religiones , la Nobleza de eíla 
Ciudad Titulos, Cavaileros, y Xefes 
Militares,- a quienes la igualdad de la 
pena no dio preferencia en el orden de 
decirla: cuya larga íucceísion puío ter- 
mino a la debida ceremonia, llenando 
toda la mañana de criíiezas. 

La tarde íedeílinó al Tribuna! de la 
Santa Inquíficion, por q el Cuerpo de la 
Fe pufieíTe termino auna deuda de la Fi- 
delidad. Componíanle en CongreíTo ple- 
no los Señores Inquifidores, có todos los 
Miniftros fubalternos: k quienes acora 
pañaba lomas puro de la Nobfeza, Sabi- 
duría , y Religión, en el íequito copio- 
fo de íus Familiares, y Confultores: 
en cuyo nombre el M. L S. D. Pe- 
dro Antonio de Arenaza y Garate, del 
Coníejo de fu Mageftad , en el de la 
Suprema Inquificion, Juez Vifitadorde 
efla de Lima, en profunda y generoía 
Oración, manifeftó á fu Exa. quanto 
llanto vertía aquel Templo de la Reü- 



'^ 



DON PHELIPE V. 



iS 



gion, por la Columna principa! de íu 
purera : por un Principe, que tomando 
de íu inÁicuco fu caraéler , dio en (u 
protección la mas noble piedra á lu 
Corona . 

Su Exea, recibid de rodos el mií- 
mo peíár, que íe tenia: y hnviendo 
eflímado en nombre del Rey, á 
cada Tribunal fus exprefsiones^ fe re- 
tiró anochezjdo, á diícurrir prompti- 
tudes con el zeío, mientras allá íe 
entendía íu Corazón <:on íu dolor. 



S iii. 



CONSTRUYESE EL REAl, 

Túmulo, y íe défcribe en el 

orden de lü 

Fabrica. 



c 



OSTUMBRE fue antigua en 
las Naciones, erigir á íus Reyes, 

íump- 










EXEQIJMS DEL SEñOR 



{umptüOÍos Mauíljíéos. Son eííos' 
el Dépoíito, qué guarda los deípo- 
jós , y el Monuraento, que publica los 
honores. El Ara donde ya^e el Polvo 
Auguílo, y el Palacio, que habita el 
Nombre íobtírano . Son a un tiempoiel 
Sepulcro ^ y el Throno perpetuo, de 
íu Héroe: porque .1eparanda>de ía dig- 
nidad la corrupción , devora en fus (e- 
l nos el Cadáver, y coníerva la Magefiad 
en íu eílraólura; conque á dos hazes 
de Marmol ion el voraz Sarcophsgo , 
que purifica las CeniEaSjy el Asbeííos 
inextinguible, que enciende íu me- 
moria. Para íér noticiofcs de íu dueño, 
I era preeiílb, que fuellen memorables de 
íu fsbrica : porqae íepultada la peque- 
ñm- en el olvido , no. pudiera /er ve- 
hículo al Héroe j ni preíeniara agena 
gloria en las diílancías, de tiempos, y 
regiones, fino lo dominara todo íu 
eminencia. Por eílb íe emprendían eílas 
maquinas conun confito He prodigios, 
que coníülcado conel arte, y el poder, 

aquel I 



^ 



DON ^PHELIPE V. 




aquel ideaba Paradoxas , y eíle exe- 
cutaba MaFaviilas. Los operarios íe 
contaban por exercitos , coíuo que, el 
vencimiento de la obra fueíle una coq- 
quiña de impoísibles : y en el conipu- 
to áé coñp íe tenían por unidades los 
-Talentos 5 como que mas, que Monu- 
. mentes de períbna, fueílen Sepulcros 
del Erario. 

Eíie Arte de poner la dignidad 
en Marraoles, para haberla perpetua 
en eJ recuerdo, deípues quefue inven- 
tion en Artemiíagíe hizo eíludio de 
los Ptoloméos: quienes para dar á los 
figlos ün teílimonio de fu mayor gran- 
;deza, íolo emprendían íu mayor Agu- 
ja:, y hecha nueva íucceísion la com- 
petencia por el orden de la maquina íe ve- 
nía acontar la dignidad : haíia que Gheó- 
pcs, aurhdr de aquella máxima, labrada 
con trecientos y nueve rail hombres. 
en veinte sños continuos de trabajo, pufo 
con ella teritiino á todas eíFas erigidas 
phantafias: porque excitado el animí' 

K ai 



Herod. L. 2, 





ji iiwjuiii j. jii 



11 



EXEQUIAS BM. SEnOR 




Ú ^exceilb, aiites acababan ¡m íü{:^ceííof'es 
la vida, que el Sepulcro : y auxiliada la 
impoísibili dad con el conato, quanto 
mas obraban en la falda, tanro mas dií- 
taban de la cumbre. 

No convirtió Roma tanta plata en 
piedras, ni cooguld tanto ítidor en mar- 
moles la Grecia; porqué dexando ellos 
íingulares esfuerzas del poder, p(-» fie- 
ron la magnificencia en la pluralidad, 
formando para cada Héroe tantos ho- 
norarios Túmulos, quontos en propor 
cion al numero valían , 6 el amor ó la 
Retg'^&^mJgí'andeza. Llamáronlos Monumétos los 
'¡Latinos: y con mas propriedad losGrie- 
gos, Cenotaphios , que tanto vale en 
fu Idioma como Sepulcros fin cadav^er : 
artificioíb engaño, con que á favor de 
la Religión, y del Honor difcurrian, ó 
fixar los Efpiritus errantes, ó hazer fir- 
me el nombre, en quantas partes lo 
quifieíTen memorable. No mereció ^Li- 
ma erigirle el Doíél h fus Catholicos 
Monarchas, nimenbsconflrHjirleel Man- 

foléo 



Leg.42.fF. ¿c 

Relig. 

funer. 



'^ 



*-^ 



DON mkiJt^ V. 



20l 



íbiéo á ÍUS deípojos ; pero fiempre fue 
eímero de íu fidelidad levantar k 'fü 
Auguílo Nombre íurnptuoíos Monu- 
meiítos, y en íeñal de íu menrsoria los 
masdiflinguidos Ceñoraphios: e^nrribü- 
yendo a todo la elevacioB , yztñplhi^á 
del yá arruinado Templo , 

Para lubrogar eík incomparable 
perdida, y que hiiviefíe lugar para fus 
vezes en ÍB- c^eíebndad de los Oficios , 
fe delineó una Capilla, frente de lá Igle 
*la, en el plano de la Plaza, prorroga- 
da -azia el centro con cierno y cío- 
q^ienta y íeis pies de longitud, y íe- 
^enta y íeis de latitud, promediados en 
rres Nav^es : de las quales las dos cola- 
terales guardaban una proporción dupla 
con el medio : de modo, que fuera de 
lo que ocupaban los Muros, y Golum- 
nas, quedaron al cuerpo treinta pies de 
eípacio libre. Y aunque las dos Colate- 
rales fe hizieron de cubierüo plano., ío- 
bre la principal fe manteó una Bbbeda' 
angular 5 para que en fe «lovacron pu- 

diéí-( 



tiéaiiííi^ímaimsseaasi^&ís 



} 



f 



SEñOR 



--1 '■■ 



dieííe recibir ei Mooumento. Coruen- 
zóíe por Marzo eíia Obra: y ereciéíiT 
do al inflüxo del Señor DoóiorD, jó- 
le ph de Ta g le , p ud o con c 1 u i r fe q u a n - 
do O) ed i aba julio; en que prevenida la 
formación del Túmulo, íe deílino el dia 
fíete de Agoíío, para dar principio á 
la Solemnidad de Í8S Exequias . 

Concedía la Capilla en íii- refpai' 
do, pueílo a la parte del Oriente ^. un 
Jien^o eípacioío 5 á qjie íe haviáde fi- 
xar la nfiaquina; y como en 'eíia plan- 
ta no podiá regiftraríe en qusdro , y 
íe perdiera de artificio todo lo que no 
moílraííe por fu frente, fue preciílo 
apartaríe de las figuras: quadrsdas per- 
fectas, y íe eligió un medio Exágono, 
que íobre íú diaaietro, formaba tres Ca- 
ras en íu , perímetro extimo ,- con que 
correípandía. k h mifma, fabrica de la 
Capilla 5^ daqdo^para fus ír#.$ Naves tres 
aípeclos . 5u ejeyacíon fue de quarenra 
y trespiés, y repartidos entres Cuer- 
.pos, fegun lo que demandaba el Arte en 

el 





^ 



DON PHELIPE V. 



21 



¿] lugar, al primero íe deflinaron dkzí 
y fiece ; doze al feg^ndo , y ocho al 
tercero : deícollando el Remate con íeis 
j)ies^ harta lo msis agudo del CuT)¡erto . 
Erigióle el primer Cuerpo fobre 
un S0CC0I03 de tres pies de altura; cu- 
ya Ichnpgraphia fe formó fofare una 
linea de veinte y quatro pies, dividida, 
como para tres Cuerpos, en tres psr- 
tes, y en proporción dupla los dos co 
laterales con el medio; porque eñe 
conftaba de doze pies de latitud , y de 
íeis cada uno de los otros . En efta dis- 
tancia íe levantaron quatro Columnas, 
íobre la miíma línea, pbr la parte inte- 
rior, que hazía el reípaldo: y pueflas. 
á la frente otras dos paralelas Con las 
del medio ,^ y guardando entre fi, y 
con las otras, la mííma diftancia de 
los doze pies íobre ^05 dos ángulos 
exteriores, que formaba el medio Exá- 
gono, dieron las íeis Columnas tres fi 
guras regulares, en un quadrado, que 
naifia el medio, y dos Triángulos rec-^ 

L tan- 




CUERPO. 








' S,-„'Av.44i;g.-^ j.W4¿t'yity ! w^ ' ^W4ir.-.----^'--' ^ '- 




EXEQl|f4S 0EL SB 






t^iigulos en los C^^^^ 

La proporcJQn , en tQ4ps Ip*^ Q^"- 
áenes de Arehkeftura, íenrama coino 
regla de los Modujos / San eíl<;>s ei íe- 1 : 
íDÜíametro de tas Colummsi^ cuyo j 
grueb encierra en íu diámetro dos^ 
Módulos : y fieodo en e! orden Corin- 
thio treinta y quatro , los que debe te- j ] 
Aer cada columna , le deílinaron h el-, | 
ías^ por íu modulo de medio pie, diez- 
y fíete Íntegros , que hazen los trein-' 
ta y quatro módulos de elevación , De 
eílps^ios cinco pertenecen al Pededal; 
diez y ocho á la Columna, en el Fufte, 
Baía, y Capitel: y on^e al reftOaque 
comprehende la Cornija . 

La gala de que fe virtió todo efle 
Fufe^fueen el Pedeílal fobre fu plin- 
to, un Bozel y Filete,ó Liílelo, á que 
feguia el Neto, terminando en una 
media Caña, y íu Cimacio. Para dexar 
íu proieaura ayroía, íe retiraba el plin- 
to de la Columna, guardando el mirmo 
Neto del PedíiftaU á qy^ igualaba un 



SSPHWrruS^T" 





BQN PHELÍPE V. 



fTsQ^^í ó fiozéloo , xiííminiiyendoíe en 
juíi Ji4:pquite 5 f ara ípf^poreioiiaríe al 
¡Fiífle:. Nacía eíle con ei diámetro 
lee un pie hafta fu t.ercio, donde le fe-, 
ñaiaba un Tores entre dos filetes del 
fumo 5 y del irno-Scapo: y diíminuyen^ 
da en forma curvijinea ios dos tercios, 
ll^gabg al Capitel, compueílo de fiiet^ 
del íirmo Scapo ColkFÍno, íohre que 
ieguiab la$ Ojas , aumentandoíe haííü 
formar quatro Caulas q Volatas, que 
je cufcrián con íu Abkco^ ó Tablero . 
Sobre las íeis CoJu ninas volaban 
ocho Arcosa íuenlaze, formando una; 
Eüpíe mas 6 menos abierta, íegun lo 
demandaba fu diílancia. Las quatro que 
ha^iat} quadfo al Camarín, eran de 
igual punto, por montearía todas íor 
bre una linea de diezy íeis pies, en 
¡que í^ apartaban con igualdad íus ba- 
I fas; pero en los Colaterales los dos ex- 
ternos excedían tanto á los primeros, 
quanto la hypotenur^ íobre que íe for- 
inaban> debe íer mayor, que el perpen" 

dicü- I 




"—*'•" -^*-^-*-^!-^ [ — r. 



> >üí: i II ■ ' 



EXEQUIAS DEL SEñOR í 



diculo : y por ^íla miíma caula fiendo 
menor la baía en la tenfion de íeis 
pies, los do5 arcos internos venían á 
íer qmíi redondos, 
i Griabaníe todos ellos^aísi por la 
parte extima, como por la interna, de 
dos jünx^uillosde Gro; el uno, que cor- 
ría harta encoQtraríe con el Arquitra- 
be: y eí interior, que bolviá al perfil 
de la Columna, formando un Trisrnguíc 
k la Albanega : de cuya eípecie fe for- 
maban quatro : dos en cada Columna 
delantera, y otra en cada una de las co- 
laterales , las que fe poblaron de her- 
mofos Feftónes de Oro, y negro, abrí 
gandolo todo fu Arquitrabe, compues- 
to de Faxa, y dos Artragalos; á que 
íeguia el Fnílb en altitud de un palmo,' 
luciente campo ^ la bermoía variedad 
de Olivas, y Laureles, que íe enlaza- 
ban tan conformes al ornato , como 
havian fimbolizado en el Héroe. Ter- 
tninando todo en la Cornija compueif 
ta deLiílelo, quarto Bosiel., Gola , y 

Ci- 




DON PHELIPE V 



23/ 



Cimacio 5 haziendo fu reíalto en los 
Ángulos, para dar lu.CafQna. á. la^ Co 

, Sobre la Clave del Arco princi-^ 
pal, en los puntos donde reíalcaba k 
Cornija, para Remate de eíle prime ro 
cuerpo, íe colocó por Fromiípicio ^ ó 
Tympano un ^Segmento de circulo orr^ 
lado en íu periferia de filetes , d Hí- 
telos, á que íegu ia una EícOGÍa, o me- 
dia caña , que comprehendia una Ginca, 
Ileyado todo en progreílp orhicular, 
para dar el Centro a la pinteara de una 
Teíía coronada, que pareció hazer pun-, 
to á ias que eq Jüs Netos llevaban ]aí¿^ 
Columnas . , : 

Cubria fe el Camarín de unA^afir 
te hondeado heraiü(aínente, va de Li- 
íes, vade Feírones de Oro, en que 
íe veían mezclados muchos volantes 
Genios, que como antes cantaren fus 
virtudes, haora lamentaban íu tragedia^ 
yíicndü aísiílentes de íu Throno^no: 
podían dexar de fer do lien íes en íü" 
M ' Tum- 



L 



^ 







EXEQUIAS DEL SEñOR 



Tumba, Levantabiíe eíla -en el ayre 
íoílenida íobre el Soccolo, con quatro 
Garras^ ó Cartelas, cuyos extremos 
apartandoíe en ocho pies remátsban en 
quatro íobre los quatro ángulos de un 
marco , haziendo una diminución du- 
pla y de modo que él quadro de la Tum- 
ba quedarte concéntrico con el Cama- 
rín . Cubrioíe de violado TerciapeJo, 
guarnecido de galones, fluecos , y bor- 
las de Oro: fiando uniforme ia almo- 
hada donde fe cru:s3ron el Cetro con 
la Eípada, para recibir íobre ambas In- 
fignias la Corona, q guardaban quatro 
ReyesdeÁrmas en los quatro Ángulos. 
Por el 5occolo , cerrando los dos 
Cuerpos Colaterales , corría una Va- 
randa con vajauííres de ayroío Torno, 
y perfiles de Oro, hafta afrontaríe á 
ios pedeftales de las dos Columnas cx- 
tiiTias: donde para dexar el tranfíto, fe 
abrían en dos Alas, a recibircinco gradas, [ 
con que fe camunicaba al pavimento. 
En eíle, para acompañar la 

ma- 



1 



DON PHELIPE V. 



24 



maquina, íe erigieron otras dos Püaítras^ 
que parcelan íer otros pequeños Mo- 
numentos, ó de aquel Tüniuío mal- 
tipiicados Cenotaphios. Levancaroníe 
para ellas, en diítancia de eres pies de 
b Eícaía, á uno, y otro lado , dos Efti- 
lobaies por pedéíbles, con cinco pies 
de altitud, y de latitud tres eícaíos. 
Conítaban de Plinto , E'cocia, y Lis- 
telo: á que feguia el Neto con tres- 
piés, orlado de blanco con perfifesde 
Oro, dexandp el centro, para un qua- 
drangulo de imitado Jaípe,)»^ terminaba 
en otro Lifteío , Junquillo, Gola, y Ci- 
macio. Sobre el macifo del centro fe 
firmaba la baía de la Aguja, que co- 
menzando en todo el Neto del Pédefla- 
Ion, íe ceñía he rmoíamente, para dar lu- 
gar á varias proyeéluras, formando una 
abierta Lis del Baíamento , íobre que 
arrancaba laPyramidcjCon doze píes de 
elevación , en que perdiendo los colla- 
dos íü diílancia^ llegaban al termino en 
un punco: venidas eílas ^ íobre carri- 

po 




Don Jofeph 
EuJtbio de 
Ij'ano y Za- 
pata. 



EXE:(:^I AS DEL SEáOR 



fjo blanco can perfifes de Oro , y e$. 
parcidas variamente de Lízes, Feflones, 
y Romanos, íervian de íoílenerlas íuzes 
en mislcipiicadas Cornucopias, dando en 
cada una, otra Pyramide de fuego, que 
ó nacía de la Aguja luminoía, o je cp-. 
piaba por embidía íü figura . ,,,'^ 

Preciíb era, que á tan noble -eíf 
truftura fe unieííe la Ciencia con el Ar 
ifC , y que al arfificio de las manos acom.>; 
pañaíle el mas décoroío de los penía- 
mientos; porque embargada por ios 
pjos la Razón, no faeííe todo fu extafi el 
Sentido. Entre las dos Columnas inte- 
fíores corría un hermoíb Lienzo, que 
cerrando ei foro al Camarín guarneci- 
do de viíioíos Romanos, y Feílones, 
con una exquifita Orla de madzes for- 
maba una Lapida eípacioíá, íoíienida de 
quatro alados Genios, en que gyroío 
pinzel , con letras de Oro perfilado en 
negro, copió por inícripcion , la que 
bien cortada pluma raigo para Epíia- 
phio; V dixo aígi. 

D. 



i 





DON PHELIPB V. 2j 



D O M. 

NON PROCEDAN, NON VADA5. 

GreíTus comprime, atque íiíle 
Viator. 
HIC lACET 

PHÍUPPUS V 

MAGNU5 HISPANÍARUM 



^^ 9 



ETTOTIUS AMERÍC^SUMMUS 

iw IMPERaTOR. 



Occupaturiis regnum, 

QÜO 

km poené exumscredebatur, 

N Poíl 



I 





«■ 






i 



'^'W!?*ww'»*'*"»JW' W)>. i Wi'jimMa « s Mwttt^w f j^^uMiw i 



|- i-ís EXilQUlAS 'BKL SESOR. 

fofl: ÍU0Ú mulÉíidn íaiiguii:|is 






edeñs 




e 



j cecidit. 

Conjuratos illüm re£inder 
j cupientes 

Mon ÍDvis fulmine disiecife, - 
Sed gladij acuniine dlírecuit. 
BELLIPOTENS ^ ^ 
Tot viélorias reportavit, 
^: = ?Quo0ioftes contrivit 
Atque hc^recicos CDriculcavit. 

Ipíiedomiti, 
I Et fugad 

Non rebeües pe!:íliterev 
Sed' imbeiles ílibjacüeiíe. 

m 




DOM PHELíf E ¥. 



Phiiipptira neicitl, 
Martem ignorar. 

Efiloi^ebaot: ímperati. 
SlSTErrFERUM-VlATORé. 
■nííJí-Regeiiiv. -^ bfi íB ■ 
Quhríiaraiore tegitur^ 
jaftitkc can(€foreni, 
Religkmis fídera^ l^ 
Ob reruoiDi^inaruíTi Gukum, 
Oh noílri Servratoris reverétia 

Beati 82 vi fbdicitaítO 




} Habes lucíais^ m^mmmuím^. 
Habes 6t tetiti^r 



■ AL, I , 



■j::r!P 




EXEQUIAS DEL SEnOR 



4 



I Alterum mors praabet, 

:; Alterum virtus 

Miniílrat. 

Si ad Solis orturn. 

Si ad Occaííim, 

Si ád univerfe térras ambitum. 

Si adCoelum ipíum 

oculorum aciem 

Intendas, 

Nulíum, nec bello majorem, 

Necarmis potentiorem 

Invenies. 

Omnes,utregem, 
Omnes, ut parentem, 
Orones, ut amantem 

Colehanr, venerabantur, & íuípiciebant. 

Nullus tfiílis accedebat, 




DON PHEtíPE V. 
Q0I 



■^WN^i 



■*«-»i-!*_íaS5!íEO 



^35KI^8^^!?^ 



Solatio affeélus non exíret. 
NuJius pauper incedebat, 

Q.ur " 

Divítüs auélus non rediret. 
Nullus injurioíiús tra^abatur,' 

QUI 
j Vméiéiñm non hsih'étéW 

GEMATHISPANÍA. 

I America ploret, 
í Immugiat Mundus, 
, Lvgtat Mther 
ítxtincluei Regem 
Flurimis viaoriarü ttophms 

i,\:„. .^Nob^litatum,? -■,;;;; 

t omnium genere virtutum 






ratum: 



o 



Rf^ 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



Regnumíponté filio rclií5lüm, 
Pofthujus inimaturum obitü. 

invitus, atque coaélus 
\ Iterum íliícepit. 

' Quadraginta íex annis 
' In rcgnandi muñere 
Confectis, 
Translatus eft ad Superos 
Annoíalutis 
M.DCCXLVL 



En las quatro Columnas Angula- 
res, íbbre el Cimacio de fus Pedeílales, 
fe colocaron quatro Ovales guarnecidos 
de encontradas Palmas, y Laureles de 
Oro, en que la incluían otras tantas 
Tarjas, con orla de matizes tan finos , 
como' vahos : donáe eícribió el pincel 
qu.atfo Sonetos, obra toda de la Gom- 

pañií^l 



DON PHELIPE ¥.t 



wmmmmfttmmmmm 
28 



pania de JESÚS ; y pueftos, h. un pa- 
ralelo con el Epitaphio hazian .otra Ar- 
chiteélura de Conceptos, y otro Racio- 
nal Cuerpo en mejor proporción de 
qonfonancias. 

SONETO. I . ■ :¿t.r^ 

^ L^ MUERTE DEL RET 
FHELIPE J^: Qtiando dormía. 

A PHELIPE, cruel Parta , diflé 
' muerte, 

Qüando en íueño profundo más 
yacía: 
S'\ efla no lo es, qual es alevofia? 
• Qué íagrado podrá jamas valerte? 
Eíperaun poco, aguarda á que deípierte, 
\ Si quieres oílemar tu valentía 4^ 
^ Que el que aílaha á un dormido, deí- 
confia 
De poder contraftarlo de otra fuerce. 
No es triunfo, no¿ flaqueza en n es áó- 
I toria>. . . V ; I 






I- 



•, — i 



'ilMMfHlipMpiÉfiMI^^ 



í> 


{ 


K 






i 


t 




• 

1 





\ i í^ EXEQUIAS DEL SEñOR 

^ Qj»e, Gomo en miedo tu traición ei 

j infamia es tuy^af y dt el Diflimo 
gloria, 

Y afsi F^jma, y Valor, en voz feftiva, 
. Dicen por el cantando la Vitoria; 
i Muera la Muerte, y <jue PHEUPÍS 
\ Viva. 

SONETO ir. I 

^ L^ KENÜNCIM QUE HIZO 

^ en vidiii y Reajfuwipaon dd 

Éfpües de mil Batallas , mil bay* 
benes; 

I Pe Jar varia: Fortscuta^ c^rr^r pudo 
I -T!u üipjda valeroía^í Ci0gó nüdd^ 
! Fixando el Lauro a tus in Vicias fienes. 
Mas quündoen paz íegura ya \o tienes, 
j Mdnd<^^ y Muí)du.de«iir\(ilo,^vií» dtí^i' 










•mm»^*—m 



í¡ 



DON PHELIPE V. 



29] 



MriMi»" 



A íepultarte en e! filencio mudo:' 
Retirada, que dá triumphos perenes? 
Aqui avivabas con piadoías veras 

De lo que fu lite las ceni:^3s frias 
• A la memoria de las poílriméras, 
Quádoá reynarbolviíle en breves días: 
Pues como el Fénix de !os Reyes eras. 
Renacer de ti miímo aísi debías. 



SONETO IIÍ. 

DEíats, digo mal, reprime el llanto 
O trifíe Lima, y advertida mira. 
Que aunq funefta, y lóbrega eíTa Pyrs 
De un ó'oí, q oculta, es traníparente 
' manto. 
De bíla Antorchí? apagada á rigor tanto 
Palpíiar las pavezas aqui admira,' 
Y' verás, que ala Fe aun afsi reípira 
Ardor eí velo, Efíiritu el-qifébranto. 
Ocuítarfe PHÍLIPO no es fracaío - 
Dé dolor digno, y el renerlQ auíénte 
N^Q lo reputes muerte 5 finó ocafo. 
^:' P -- ■ Que 














1 ■' 








¿ ' ui.Iu.X ' ':'')'' •':.. ' 



Í). ^ 



I EXEQUIAS DEL SSñQR 

Qiie: a^Bf (fel Rea! Planeta el accidente 
EíB Pyráeorytiéne en íu Regafo, 
Tu meíiioriákd^ perpetuo Oriente. 

^SO^IETO IV. 

Goneíla Letra. 
MilUiá ejl vita hominis fnper 

■' I ' ■ ■ o 

! 

SI :1a vida del Hombre es en la Tierra 
Milicia continuada, en fatal hado; 
. Mas que en alguno, en tí verificado 
Se vé^ PHELIPE,qüáíaJobencieira. 
Sin duda que el^Clarin, q eí ayre aterra, 
-Fué lu arrullo al nacer, conioengeD- 

drado 

Ai merecerlo Rey por lo Soldado 

En^efríiarcial eíJruendo de la Guerra. 
Nueve luíifos vívifte batallando ^, ■ 
; Yl medio Mundo refiíliílefiicnev 

Mientras ttiviíle de la Eípaña é mancfo. 
Con qu« en cu afa n, trocando fe la íuerte^ 
i St>ío defcanfo, y paz bailarte quando 

Ceílb k vida^ y empez^aita, Knpert€. 

Para 



■ÍBSSfc-i. 



'^ 



&."|^*,. 



■MMiiriáfHU 



1^1 lililí I -TTi-iii ífni^M—tBBBaa 

DON PHELIPfí V. 



30 

ííM 



Pata la form^croá iei úgunáú 
Cuerpo fe levafuó íabre el mutilo dé 
las quatro CoJumnas inferibfes^ que ha- 
bían eí qü.^ro de la Tumba, un Soiabáñ- 
co, que incluyendo enfi miímó las Co- 
lumnas íuperíores, ferviá de Pedeíld ^ 
íodafi ellas. Fué íu Figura otro mfedio 
Exágono, con que formando otras tres 
Caras correfpondiemes á las áé priítié^ 
ro Cuerpo , tenía con él otra ígyal^ 
dad, para la íuperpofiGiGn. Su orden fü@ 
el Corinthio, por que h uniTormidtó 
fe hallara en todas partes: y htúáú íu. 
elavacion un quarto menos qu^ Ja dd 
primer Cuerpo ^ con quien guardaba 
una proporción feíquialcera , fue el 
Modulo menor al miírno feípeélo , f 
una miíma fu diííribucioni 

Ekvaroníe las Golúmíias con dká 
y ocho Módulos de longitud^ incbA^ 
el Sotabanco ^ que fingía él Pedi^íl^L % 
dividida í» Baía, TercfOy y Cmml'^^am 
el miímo adorno d^ Pljo^^ Bózeij Líí- 






•^ 



tmm^mimim^ 




ur 



'yt— 






v r v ' * * i ' 



€ 



EXEQUIAS DEL SEnOR 



liíías , venían á cermihár en el Abaco, 
que tanto diminüia ai inferior , cjuantó 
era menor el Modulo^ y en igual dimi- 
nución las proyecturas. 

} . De las íeis Columnas que havian 
de componer eíle Cuerpo , fe erigie- 
ren Jas quatro íobre una linea reda 
por la parce del Teftero; efto es, en el 
iniímo diámetro del Exagonb : con que 
maniíeííab^n tres inrercolunios, de los 
quaíes los dos guardaban una propor- 
ción dupla con el medio í y püeftas 
las otras dos á la freT)ce en otra parale 
la, y en igual diftancia de ocho pies, que 
guardaban entre íi, y con las otras , 
desde los dos ángulos externos forma- 
ban un quadro para Centro , quedan- 
do figurados otros dos Triangulares 
Cuerpos por Coiaterale^. 

. Pero en ellos parecían unirfe con 
alguna diverfidad las íeis Columnas; por 
que volada la Cornija íbbre los Capi- 
teles' con íu Corotia , Gola , ^y Ci- 
macios el Medio figuraba un Porticovy 

los 



■»"'■1,1, ^r-'-it- 



■;,4".'j,-ii»"i'. 




DON PHELIPE V. 



los Colaterales con unos Arcos fingi-j 
dos en \u ¡ntcrcolunio extimo forma- 
ban d<>s Nichos, donde íe colpcaron dos 
Virtudes en íu Imagen, A la derecha fe 
raariifeflaba la Jufticia con los ojos ven- 
dados, Ccomo que para nnianejar h Eí- 
pada, y la Balanza, no neceísita de la 
viíta.^ quien íe tiene en el pulió la direc- 
ción, y la cerería, A Ja izquierda, apa- 
reció la> Fortaleza, cargando una gran 
Columna, cuyo peíb era exercicio , y 
demoílracion de íu conflancia. Sobre 
el Pórtico fe erigió, un' Frontis bipar- 
tido, para recibir en fus alas un Eícüdf) 
que guardaba el JBlaíon de eíla Ciu- 
dad : ó por que entre el aparato de la 
pena hizieíTe la períona del dolor , a 
por que aisi elevada íe dexaíle eícuchar 
de los Ríos , Montas ,, y Provincias ^ 
que convocaba al llanto con la vo2 
un Soneto , que en bien fasquesda 
Tarja íe - colocó & íuipie ; y -diw 
aísi, ' 



^■'íi'l 



so, I 



« l< 



p^' 



^ i 



EXEQUIAS DEL SÉIOR 



MM^ OOMÉMTE. 



13 Or p^gar Honras a mi Rey Difunto, ' 

X Para exprimir mi grave íehtimienr<3, 
Conílrüyrle Perghnó Monumento 
De material precioíbves oy mi aíutitó. 

Túmulo el Potosí fe erija al punto^ 
Agujas de Oro ocupen íu elemento 
Eí Yílimani, y Carabaya al viento^ 
Laricajá por Valla 5 y Lipes junto. 

Prefté el Uvina íbeaí^ al ambiente, 
Arda el Pichinché tofibert cada Cato; 
GuanéáVélica eh íii Mercurio cuenteí 

QueelMaranoo^yel Plata fon mí Hanra 
Córriéndt^ por los ojos de mi Puente; 

Quctahto fíente 3 fi, quien ama tanto ! 



En i! centrd dé elle Cuerpo le figti- 
táfon otras dos Columnas , que tanto; 
íe apartaban , quanto era neceííario á 

re- 



A\ 



¥■ 



%oÑ PfiétíPk % 



_3í\ 

recibir el Elcüdo de/as,Armas Realeo , 
que íiendo urt Augtífto Epitaph.o áé 
Blaíones , daba otra (oberana ínícrip.' 
con ai M.u/oléo. En días fe gravó 
en l(,g.,r de) Nm plus ultra un Epigram- 
ma en dos Tarjas dividido : x- por 
qute eífe hizieííe cohíonáhcia éri íás Sos, 
Virtudes , fe pintaron dos Dez.rtias en 
doi fafqüeados Óvalos, ¿ori que fa For- 
taleza , y la jüfiicía dtíputa'báii íá ijri- 
ma.-ia en él Herde: fiendo dé áhibás paz 
agradable la igualdad , qxiar,do etl cada 
una el proprto éxceflíyfe hazla ardor. 

Corrieron éffas Letras al cuidado 
de la mifmá Gorítpaftiá de JESÚS ; y 
fueron las figujentes. 



EPÍGRAMMA. 



ínter fx 



iterfava diuvexm, bella PhiUppus 
Ifía^nammi áterhitm mmh ábiiA'tufí 

^ed titula mUm, Pm^aimt Ifk 
" nis Ptetási 



nmtminm t mi m m^t .k 





ti 



V EXE QUIAS DEL SEñOR | 
DEZIMA. 



T 




Hahlacon ella la Jujlicia. 

Oro agitado en el Cofa 
De Europa, fué el León de Eípaña: 
Ganando con tanca has^aña 
El renombre de Animoío. 
Mas bien dale el de Piadoío; 
Pues lo jufto dexó atrás 
Lo valiente; aísi dirás , 
Que filé, con tymbre oíayor, , 
Lo de. qienos íu Valor ^ 
X íu Virtud io de más, . 

DEZIMA. 

HhU con ella la FQfUÜczd, 



Úeftro Valor fm igqal 
Rayo incapiz de repofo, 
Ei renombre de Animólo 
Os dio, PHÉLÍPE, iíp^ortalí. 

Gloria 



DON PHELIPE V. 



33 



t Gloria os es mas principal, 
k Que, enere Dios, y e! Mundo, vos 
Puerto en medio de los dos, 
Hazíendo oflado, y valiente, 
Contra todo el Mundo frente. 
Solo temiííeis á Dios. 

Iluminabaíe todo efle ayroíb Cu- 
erpo , por medio de otras dos Agujas, 
que colocadas en fus Eílilobates íbbre el 
Macifo de las Columnas Coiatersiesíu- 
faian en ocho pies de elevación, guar-. 
dando la miíma figura de las que íe eri- 
gieron en el pavimento, para acompa- 
ñar el primer Cuerpo, Desde íus Pe- 
dedales corría una hermoía Varanda por 
toda la Cornija , quebrando en fus Án- 
gulos, haíía embeberíe en elTympano, 
que íe colocó íobre la clave del Arco 
principal : y vertida de luzes , pare- 
ció, que por ella íubía el fuego k las 
Pyrámides , de cuya Cúpula bolvía á 
deícender á otra Varanda fuperior, que 
coronando la Cornija de erte íegundo 
R Cuer- 





EXEQUIAS DEL SEñOR 



TERCER 

CUERPO. 



'X 



I 



Cuerpo, dab» toda la iluminación para 
el Tercero 

Por fundamento de efle íe levantó 
un Banco , ó 5ocolo de tres pies, que 
fobre el Macifo de las feis Columnas 
formaba otras tres Caras, haziendo un 
eípacioío Friío , que terminaba en las 
proyeéluras de una Efcocia, quarto ño 
zel , y Filete, cubiertas de Oro , para 
dexar libre el blanco á los dibuxos de 
viftoíos Símbolos , y hermoía Lazeria. 
Sobre efte, en diminución de un pie íe 
erigid un Sotabanco en la miíma figura 
exagona, con altura de dos pies, q íobre 
un Friío eíparcido de la miíma La- 
zería, que el primero, en mas menudo 
punco , terminaba en íu Corona, com- 
nuefta de un Dentellón , Fílete , y 
Bozeí quario. 

Ceñido yá eííe Cuerpo en do- 
ze pies de latitud, íe levantó una Me- 
dia Naranjíi, de cuyo punto vertical deí- 
cendían bien proporcionadas Eílrias , 
abriendo campo en fus ¡nt jrmedios á 

los 



DON PHELIPÉ V. 



34 



JDs caiados de. unos fingidos Óvalos 
y á la pintura de fiermoíos Romanos 
que íe coronaban de unos Genios^ ó 
Cargadores del Remate. 

Hazía íu Biía, un Rudon c5 B.>- 
zel en circulo , cuyo diámetro era de 
dos pies ; y ííibiendo en diaúoucion 
por varias figuras, llegaba á dar el Ne- 
to en una Efcocia ceñida á medio pie 
Je latitud , deíde donde bolvia á au- 
mentaríe en varias proyeéluras á mas 
latitud de ,tres, píes: íobre cuvo Cen- 
:ro íe fixó una For de Lis' de leis 
pies de altura , y defigual latitud , íe- 
gnn lo demandaba yá íu figura pro- 
[pria , yá las^ojas, que por por ella def- 
cendian , acampanando no menos a 
U Flor, que k las dos Cartelas, que íe 
derivaban del pie lobre la eftriada Cú- 
pula. 

Conrtruido en eíla forma el Mau- 
ítíléo, íe dexó percibir, firme en las Ba- 
ías : fuerte en íüs Columnas : enlaza- 
du en los Arcos : concavo en íus Bo- 

bedas: 





(i 



K-'^ 
M 



€i 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



bedas : volado en las Cornijas; ayro- 
ío en íus Reíaltos : coronado en las 
Claves : perfeóbo en los Remates : en 
el Color uniforme : vario en los Ma- 
tízes : exquiñto en los Realzcs. Sublime 
en fus Letras : luminoío en las Pyras; 
diilribuido en íus partes : y en el total 
de íu afpeólo., Mageíluoío. Pero por q 
tan bella Obra depofitada como penfa- 
mientoen la razón, no quedaíle expuefta 
al diferente arbitrio de la idea , le pro- 
curó im:tar en breve Lamina : cuya 
llftampa, ó fueíTe otra deícripcion pa- 
ra ios ojos : ó del miímo Tuojulo 
perpetuo Monumento, 



IV. 

SOLEMNIDAD DE 
EXEC^UIAS. 



LA5 



Orrido el tiempo hafia Agoílo, y 
prevenido en íu diícurlo el Fúne- 
bre Aparato , llegó eldia fíete, en 
que conlcsVilperas íehavia de dar prin- 
cipio 



DON PHEÚPE \^ 



iS 



SOLWMHU 



i, I 

i! I 



cipio á las Exequias, A la hora de las 
doze comenzó la Gathedral los cien 
golpea de íu Campana mayor , en que 
pareció imitar » '^^ pechós el íágrado ^^^^ ^^ * ^ 
Bronze , cuya paüía há2Ía el clamor i^/jp^^^^j ; 
intercadentej-dónde padecía deliquios el t 

dolor. Gunipíido el numero, fe publicó 
el doble con todas ías Campanas, cur 
yo peíb ha vía preíervado el primer Cu^ 
erpo de ana de íus Torres: k qcré figuie* 
fon las rtes Religiones, Santo Dbmin' 
gb j 5an Francilco^ y la Compahia dé 
Jesús 5 q íalvaron á medía ruyna las- 
fuyas en el general deftrozó : güedandd 
fin Voz los demás Templos 5 que fol0 
iervían, de doblar á los ojos el horróH. 
La Arti'llcria colocada en el Di* 
que Úq\ Rió principal, comenzó á lá 
iTiifma hora, regulando por quartos el 
fuego de íus luiros; ceréhibilia, que fe 
guió toda la nochp , y mañana del fi- 
guíéntediaj'én que diíparada á un pun- 
to en la conclüfion délas Exequras,foK 
mó un' Marcial feftrepico, compuefto de' 

S todas 



1 ii' f 



,1,:-,,,: 

r ; 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



J 



'todas las vozes del bélico ciatnor : por, 
qne d\ vlúmo f^a/eót:] Rey le bizieíle, 
aqueÜa fuerza, que fiempre es la ultima 
razón para los Reyes. 

Enronzes deícendió con ía nove- 
dad teda la Piebe , que habitaba las. 
Huerias , y los Campos: viendofe unir 
Dor el amor del Principe, los que ha- 
via hecho diíperfas el temor. Llenóíe 
la PídZa de rumerolo Gentío, á quien 
pudiera ícr recreo , la bella coaftruc- 
cion de la Capilla, la harmonía concep- 
tuóla de poéticas Tarjas, y nobles Hie- 
roglyphicos , y la mageítuoía pompa 
de la Pyra ( p re feas rodas del Arce y 
ád Ingenio, colocadas en e/ confuío cea- 
tro de ia ruyna ) íi al permitiríe á los 
ojos la agradable repreíen ración de eftos 
objetos, la m i ím a tragedia del aíTumpto 
no líevaíle á la parre del dolor todo el 
fentído. 

Deípejada !a Plaz^, comenzaron k 
entrar las Milicias del Bitallon de eíia. 
Ciudad, y det Comercio, enccho Com 

pañia^ 



DON PHELIPE V. 



W~'\ 



panias á^ Infantería , }' otras ocho de 
Gabalíeriíí, hijziendo militar duelo , del 
1 itode los Xeíes: del abarimjento de la? 
Armas: de la poíl ración de lasVande- 
ras : de la coafufion de los Pífanos: del 
deftemple de hs Caxas: y det íbrdo cla- 
trror de los Clarines: belícaí» ceremo^ 
nías , con que el Marte afligido expri- 
me íus congojas. Prendíanles íus Ca- 
bos, que fueron ios figuientes. 



XEFE5> Y CABOS 5UPERÍORE3. 

D. Balfhaíar de Abarca jTheniente 
general , primer Xefe por auíencia del 
Señoí Don Joieph de Llamas, Marqués 
de Mena-her mofa, General del Prefidio 
del Callao , y primer Cabo de Us Ar^ 
mas/ 

pon Pedro de Encalada Tello <íe 
Guzm^n, Mieftre deCámjo de las, Mi* 
ia-ias de efia Ciudad. ' 

Don Doníiingo de Oyagoe, y Bí'tj- 
goléa, dei 0>:dej) de SiUtiago^ Comií- 

tirio / 



I 



í 



^ 

\ I 



;! P 




I 



€¡ 



( 



if- 




EXE^MS DEL SEóOR 



" " "tW^lLJ^.JL!: 



tóno, Generafdela Cabaiieria. ; : 

.Don Pablo, xJe Segura y Zarate j 
Sargento mayor átl Batalbn. de efla: 
■ Ciudad, :■ , • I 

El Conde de Torre-V^elarde , íar- 
Igemp mayor dd Comercia 

' CAPITANES DE CABALLOS. 

Don jMan Jofeph Veíafco de la 

Compañía de Lanzas, 
Don Fermín de Caravajal 1 

Don Juan Fernandes de Caftro, y 

Quirós. 
Don Pedro de Boza y Daga. 
El Marques de Soto.hermoíó. ^ 
Don Fernando Moralesl . J i 

Don Pedro de Chaves. ; J 

CAPITANE5 DE LNFANTERIA 

' '^ del BatajJon de efla Ciudad. 



Don Félix de Aramburu y Mbfalei. 
Don Manuel de S. Miguel y Soíieií. 

Don 



DON PHELÍPE V, 






"^^"^•MMMpVHBi* 



Den Manuel Roldan. 
Don Damingo de la Breña 

CAPITANES DE INFANTERÍA 

, del Comercio 

' Dün Pedro Cantón Saíazan 
Don Diego de la Piedra. 
Don Fernando de la Vega. 
Don Domingo de Unamufag^v 

Ocuparon ellas Milicias, con la 
Gaardia de fu Exc. el piano de la Pla- 
za, dividiendóíe en quatro Cuerpos, fof- 
raados de dos Compañías de Infante- 
ria por Centro, y dos' Alas de Cabal- 
lería , que guardaban fus Coflados : 
y pueftos en los quatro ángulos, por 
hiedio de uno y otro , aparecía una- 
V§lla = rirada para la comunieacibn del 
Centro , donde daba fus Puertas h Ca- 
pilla. La que correípondió á la Puerta 
del Palacio, fe hizo firme de maderos, 
que teñidos de fúnebre colóf, guarne- 
: i- i i Clan 



I 



B 



íi . 





EXE0JI^S pEL^Sg&PR 



L_ 



cían ¡a alfombrada íenda,,; por donde 
havía de de dirigiríé .el Regio Du^!o. 
Componíaíe eíle, de todos los 
Giierpos públicos , que hazen los Tri- 
•bunales, Unjverfidad, y Colegios, que 
con aviío deliíenalado dia concurrieron 
al Palacio, de donde á las quacrpde. 
la tarde comenzó á íalir el acompaña- 
miento, por la Puerta principal, que 
guardaba el Capitán Don Manuel de 
Caycoeguidel Orden de Santiago, con 
una 4e las Compañías del Prendió. 

Dirigieronfe por delante los Tí- 
tulos , y Cavalleros de la primera, y 
diílinguida Nobleza de eíta Ciudad,rio 
orden de precedencia. 

•Seguiafe el Tribunal del Con- 
íülado compuefto de todos íus Juezes, 
y Minirtros. , . 

Succedieron los tres Colegios^ el 
Real , Seminario de Santo Thoribío, 
el Real de San Martin , y el Real y 
Mayor de S. Phelípe, en numero ple- 
no, driblando las Vecas /obre el hombro 

para. 



DON PHEÜPÉ M 



■■^áHmím* 



S^RP*!!*'«wt 



f ^. r -:. í 



38, 



para cubrir con un extremo las Coxoi 
ñas : demoflracion de duelo» con que 
figníficaii penas de \i rii,33 aka otíiga- 
cion. 

Contínuabaíe ta Real Univerfi- 
dad , á quien daban principio fus Ma- 
deros ,7 Bedeles, .con todo el nurpe- 
ro de íus Maeííros ^ Dodores, y Ca- 
ihedratieos, prefididos de fu Reélor. ; 
llevando todos la infignia de Capirote» 
y..Borla jobre el brazo. i ,í;u¿u 

: . íiguiofe .. , '',':fiiUiÍJtO^ :■;■ 

EL CABILDO DE ESTA 



'OR 



H-; Ciudad. 



i-^ Iban por delante dos Porteros^ con 
las Mafas cubiertas de Uno, virtiendo 
en pecho 5 y efpalda el Eícudo de Ar- 
mas de efe Ciudad , y íe -corvcinuabanf \ 
los Mmiílros , y Capitulares^ i ' 

Don Jofeph Agüero Eícrivano The- 
/ mente de Cabildo. 
liDpílor Don Manuel Silv^ y deja ^ 
• M ] Vanda,j 




<l 



EXEQUIAS DEr. SEñÓR 



1 



Vmáa-^ Cathedracko de Prima deCa- 

nónes, y Procurador general. 
I Í)oii Manuel Negron* y Depofítarlo 
gerieral, 

Don Franciífco Hurtado de Mendo- 
za, Regidor perperuo. 

El Marqués de Villa- hermoía, Regi- 
dor perpetuo. * ^ 

Don Diego Terrones, Regidor per 
petüo.^ 

Don Francifco delosSantosy Agtre-, 
ro, Chanciller Real , y Regidor 
perpeiuo. 

D. Diego Miguel déla Preffa Carril- 
Jo 5 Regidor, y Eícribano mayor 
perpetuo del Mar del 5ur. 

Doíí Bartholome Zifüéníes y Dava- 
lóse Alcalde Provincial, ' ; 

Den Bentura Ximenes Lobaton y 
,■■'■• A^afiay Alguacil mayor. ; : 'j ^ j 

Don Phelipe- Altolaguirre, dél^f-i 
den de Santiago, Theíorerfp-Ofíi- 
cial Real de Lima. > ' :^':in , 

Ddn Manuel Sauz de Aysia, Fa^or 
:^i'^'Úíñckl Real. Don 



1^ 




DON PHELIPE V. 



39 



Don Joíeph Allende y Saiazar, Con- 
tador Ofíiciai Real. 

El Conde de Valle - hermoíb Alcalde 
Ordinario. 

El Conde de Monte-blanco , Alcal- 
de Ordinario. 

EL TRIBUNAL DE CUENTAS 

de eíle Rey no con los figien- 
tes Señores» 

Don Ignacio Manrique y Saldias , 
A<güi2il mayor. 

Don Francifco de las Heras, Conta- 
dor de Lanzas, y Media-Annata. 

Don Gregorio de Eípínola , Con- 
tador. 
' Don Francifco Manrique, Contador. 

Dan Joíeph de Bord^i, Contador. 
• El 5eaor Marqués de Caíii- Calderón, 
Regente de eíle Tribunal 

LA REAL AUDIENCIA COM- 

puerta de los fíguíences Señores. 

V El 



K 





EXEQUÍAS DEL SEñOR 



El Señor Conde de Villa-nueva, Pro- 

teélorde los Naturales. 
5eñ3r Marqués de ViÜa-fuerte, y da 

Soto-mayor , Fiícal de lo Civil. 
Señor Doól. D,>n Manuel de Borda, 

Alcalde de Corte. 
5eñor Doól. Don Jqíeph Antonio 

deVillalta, Alcalde de Gorte. 
5enor Docl. Don Alphonío Carrion, 

Alcalde de Corte. 
Señor Don Juan Gutiérrez de Arze, 

del Orden de Calacrava, Alcalde 

de Corie. 
5eñor Don Miguel de Gomendio, Al- 
calde de Corte. 
Señor Doól. Don Pedro Bravo de 

Cartilla, Oydor. 
5eñor Doól:. Don Hermenegildo de 

Querejafu, Oydor. 
Señor Doót. Don Pablo de Olavide, 

Oydor. 
5eñor Doa. Don Gafpar de Urqui- 

¿u, Oydor. 
Señor Doa. Don Jofeph Tagle , 

Oydor. Señor 



DON PHELIPE V. 



40 



Señor Doct. Don Pedro Bravo del 

R i vero, O'/dor. 
Señor D:>n Alvaro de Navia Bolaño 

y Mdícoío del Orden de Saatiago, 

Oydor Decano. 

Coronaba el Regio acompaña- 
miento el E^celentiísimo Señor D Jo- 
íeph Manió de Velaíco, Virrey , y Ca- 
pitán General de eílos Reynos. Cre- 
yeranle todos un otro del milmo Rey 
difunto , Parhelio oBícuro del Sol 
anochecido;, fino le períuadiera vivo 
la aólual repreíencacion del Soberano 
Reynante , dándole en el Cargo todol 
el vital eíplendor la nueva Mageílad. Iba^ 
fu Exa. aísiílido de toda la Guardia de 
íus Alabarderos, con fu Capitán D. Vic- 
torino Montero del Águila, figuien-j 
dolé íu Iluftre Familia, que fuera de loi 
auíentes la formaban. 

El Doót. Don Domingo Silvano Lu- 

x^n 5 Capellán mayor de la .Real 

Capilla del Palacio. 

Don 

' * — — — — -■ — 



A 



i 



JHLUU 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



c 



Dun Diego de Hesles, Brigadier d 
los Reales Exercicos , Secretario 
de Cámara de Sü Exea. 

Don jaan Baptífla Caíanova , Ma- 
yordomo mayor, 

Don Jóíeph Arlegui , Secretario de 
Cartas. 

Don Pedro Vílariz,Cava!lerÍ20 ma- 



í'i 



yor. 



Don Antonio Sarabia, 

Don Martin de Tcx'áda. 

Don Barthoíomé de Roías. 

Don Joíeph Migué) de OvaÜe, 
^ Don Manuel Gallegos. 

Don Manuel de Arenaza. 
Gentiles hombres de Cámara, . 

Don Joíeph de Roías^. 

Don Ignacio de^ Aguirre, ■■ 

Don Gregorio de Viana. 

Don Martin Redin. 
■ P¿ixes de Su Exea. 

En la Puerta principal de la Ca- 
pilla, aguardaba en dos Alas el Cabildo 
EciefiLÍiico 5 compuefio de todos íus 

Pre- 




«^» »>n i |M WWl H IP« mMM i^li J.. i . i i i . »■ 



Ir 



^i-y^l 



DON PHELIPE V. 



W 



Prebendadosj Canónigos, y Dignidades, 
yeftidos, como infigniade íü Du^io, de 
Manto talar, tendido el pegro faldamen- 
to por la tierra; Muzetan^gra, con Co- 
gulla calada íobre la cabeza ; cuyo nu- 
mero aumentaba, aísi el de íus Capellanes 
de Coro, como el de la mas noble Cle- 
recía, que vertida de Sobrepeíli?;es,fehÍ2o 
preíeníe, en acción de tanta deuda/ Las 
Pefíbnas déf Cabildo eran las figuientes. 

MEDIOS RACIONEROS 

Don Migue] de írurrios. _ 
Doa D. Eílevan Jofeph Gallegos. 
Don Chrifioval Bequer. : - 
Don Manuel Fernandez. > 

\ , RACIONEROS, 

Doól. D. Franclfco Izquierdo, Cs- 

thedratico de Lengua. 
D^ól. D. Manuel de Moííeda. . - 
I Don Pedro Ximénez Lancho. 

^■' ■. /^ . ..^ X Doa, 












EXEQUÍAS DEL SEnOR 



i. 



Doél.D; Diego Román de Auleília, 

CANÓNIGOS, T DIG' 

nídades, ' 

D^n Ginés Zorrilla, Canónigo de ci- 
ta Sanca Igleíia. ; 

Do6t. D. Mjthias Ibañez, Canónigo: 
oy digniísimo Obiípo de Ja Paz. 

liod,. D. Juan Joíeph Marín de Pó- 
veda , Cathedratico de Prima de 
Sagrada Theologia, Canónigo. 

Doft. D. Fernando de la Sota, Obif- 
po eleélo del Tucumán , y Juez 
Ordinario de la Santa Inquíicion, 
Canónigo. 

Docl.D.Gabriel de Cha\res,Canonigo 
Do6l. Don Juan de Oyarzabaí, Ca- 
nónigo. 
D06I. Don Juan Joíeh de la Canal, 
Canónigo. 

Dod. Don Andrés Nüñez deRoxas, 
Canónigo. 

Doél. Don Fernando Cavero Ca- 
nónigo. Doól. 



'j;^^.- 



i rl I Tir i f»ñM1 »iiipiiiii|¿¿Í 



DON PHELIPE V; 



!i 



43|: 



Do6t, Dó^r Domingo :Vaí(jüe2 de 
Acuna 5 Chantre de eíta Santa 
Igleíia , 

Doét. Don Bartholomé de Lobaton, 
Maeílre Eícuela de eíla Santa 
íglefia. 

Dod:. Dan Andrés de Mu n i be, A p- 
fcdiano de e(ia SantB íglefia , Ca- 
thedrütico jubilado en íá de Pri- 
ma de Cañones, Proviíor, y Vica- 
rio General de eifte Arfobiípado, 

Don "Pheijpe Manrique de Lara, Gb- 
miílaíio Subdelegado Apoílolico de 
la Sanra Cruzada, Dean de ella 
5anta Igleíia. 



i Recibido el Duelo, ocupó Íü Exa . 
el Sitial, que cubierto de Terciopelo 
violado, con fobrepueftos de OrOjíe fi- 
xó QT) d comrnedia de la Nave prin- 
cipal de la Capilla. La Real Audiénr 
cia, y Tribunal de Cuernas tomaron 
Sillas al lado del Evangelio. El Ca- 
bildo Secular Jas Bancas del-, l.^do de la 

; Epií- 



lí 





F MequMvS: E>E£ ^ffij^R^ 



*.p«tela,:: y paí^el Ecle/iaíhco, cer^aT 
da Ja puerca principal, ft colocaron los' 
aísientcsy que Je formaban Coro. Los^ 
O.Wg.os, Comun.d.des, y Nobi¿¿a„ 
¿,Í7 ^"'''^'^."«Po^una.y otra' 
Nave íe ordenaron á la efpalda del Re- 
gim:,emo , y Tribunales : /irviendo de 
otra mayor áuthoridad la rnenos exten- 

f,?L . ^'"''^"^ hazia tanto mas 
uieeconcur(o<3uanto no permi- 
ta la liebe interpolada 

^ , Iluminada la Pyra de fc Luzes, 

y d3 la authoridad de las perfonas cí 
J heatro, comenzó la Mufíca por ei 
Ipvuatorio; en cuya dierir,, compofi- 
cion /e Vieron unidas la harraonia mas 
Jjbírijie, con la mas profunda gravedad. 
No : fueron mas acordes aquellos I 
in frumento^, con que la Antigüedad 
hMOj los penaícos dbciles; ni mis dul-j 
ps Jas vozes, con que reíufcitaban 
'os tnuertos en la fábula . Continuó 
en ^ nriíma coriíonancia todo el Rito 
qpe Ja Jglefia .previno -á Jas Exequias' 

d 




SK»í PHELim ¥. 



d^. 1 os So be r a O0S ; e n c ü y Q R rog r e í- 
ioialterntida la Capilla con el Go^Q, y 
can fus Dignidiades, llego la ultirn^ 
{I>f3cion,que cantó el Venerable jDean, 
pLrimera pignidad en la Sede Vacante: 
con. q<ue al entrar la noche fe dio fir» 
ala Solemnidad de la tarde; y refti- 
íuido fu Exá. al Palacio con el mifmg 
acompañaiiiiefitt'O 5 fe deípidieron todos, 
ipkzüáús de la obligación p^r^ el íi- 
guiente día-. 

Qiiedó la noche al deícanllq^ du- 
plicando en í^típ las íofnhras el ül^r^ 
(TÍot;, : fin cmríp rumor 5 que el qye lle- 
vaba á;tpd as partes lá Artillería en (q^ 
! pau fados tiros :-h afta que previ nien^do 
al prnanecer los dobles a la'lg^, dií- 
; p^rí^pon- rodos los moradores al dc^íoi, 
1; y ,.lc^; Ecleíiaílieos á 'Ids Sacrificio^ >// 
i ■ Rayando el día concurrieron a Ji 
Capilla, para celebrar lus Miiías, y 
|Réíponíos., iodos los Curas de ja§ ,Pa¿ 
jrochias,. y •Prelados 'de los 'Conven- 
: tos Mayopéá , y Rccol^ccif ©es en. ej 
; orden figuiente. ' Y per 



I 








EXEQUIAS DEL SEñOR 



Por la Santa Igleíla Cathedral, de 
quien es Thenencia la Parochia de 
Nueflra Señora de Acocha, fus dos Gu- 
ras Reélofes, Don. Don Bernardo 
Zubieta, y Doét. Don Juan de Beitia, 
y Aguirre . 

Por la de 5anta Anna, fu Cura 
Reélor, Doft. Don Santiago Bengoa. 

Por la de San Sebam'an, íu Cu- 
ra Re6tor, Doól. Don Franciíco déla 
Concha IlArbe . 

Porta de San Marzelo, íu Cura 
Re6lor, Don Julián García Fernandez. 

Por la de 5an Lázaro, fu Cura 
Reélor, Doél. Don Juan P¡o Valber- 
de 5 V Zevallos . 

I Siguió la Congregación del Ora- 

torio de San Phclipe Neri, á quien 
íuccedieron las Religiones por el or- 
den de íu antigüedad. 

La Religión de Predicadores del 
Patriarcha 5anto Domingo. 

La Religión del 5eraph¡co Pa- 
dre San FranciíCQ • 

La 



DON PHELIPE V. 



441 



La Religión de 5an AugUÍíín. 

La Religión Real , y MHitar de 
Nueftra Señora de las Alercedes. 

La Religión de 5an Franciíco 
de Paula . 

La Religión de la Sagrada Gom- 
pañia de Jeíüs 5 por el Colegio Máxi- 
mo de San Pablo, y la Caía ProfeíFa 
de Nueílra Señora de los Deíampa- 
rados. 

La Religión de San Juán'de Dios. 

La Religión Betbiehemirica. 

La Religión de los Padres Cru* 
ziferos Agonizantes : á quien íucce- 
dieron por el miímo orden las Reco- 
lecciones . 

La de Santa María Magdalena 
Dominica. 

La de Santa Roía Dominica. 

La Deícalía de Santa María de 
los Angeles Franciícana . 

La de Nueftra Señora de Guia: 
Aügüíliniana. 

La de Nueftra Seik>ra de Bethfe- 
hem Mercedaria. To- 




^ 



é 



EXEQUIAS DEL SEñl 




TodoiS eíjos RelígiQÍós Cuerpos | 
^a^iílieron en Comunidad piena al Can- 
to de íus Miffisj y íoiennnidad de los 
Réíponfe / dand'0"íe]e á cada Religior 
ío una Veía grueíía, fin ernbargo dé! 
extrüordinario precio á qué íubió la 
fcer^ con la eícaíez, y el tiempo. 

/Mientras (e acercaba la hora, con- 
currieron á^la Pla^a las Milicias con 
fos Xefes , ocupando el terreno en 
la* mitoaf formación , que la tarde an- 
tecedente . Los Tribunales ^ Colegios, 
y. Nobleza, al Palacio, á acompañar 
el roiímo Duelo, que ellos ccmpo- 
■ nian ; y los Prebendados a ja Iglefia, 
para recibirle de vfbanos5'y para vn ir-, 
íe|; á^ dolientes V 

A las diez del dia íalio fu Exa. 
ídél.„PaJacíOv aísiílido de todo el con- 
gneííb íegun el orden , y precedencia 
de las Viíperas, dirigiendoíe por la 
miínia Valla á la Capilla, de ndf ocu- 
pó íu íuperior Afsiento, y los dema$ 
Ciierpos Ip^ .^jjítg j^'^íl tó t^^;.,havian 
obtenido, . COr 



it t,'g ,'X,Í' 



-i(ijii;,.^,yij'. 






úon ptíEhifÉv, 



'---_. r.y^w.:».--v 



45 



n = * Comenzó enton2es el^ íblemne 
Sacrificio de la Miíía ^ que cama el 
Déan de eítá Santa Iglefia , ácompa- ^ 
erándole de Diácono el Do^or Don ' 
Manuel de Molleda, y de Subdíacono, el 
jac6l,D: Fránciíco Gome^de fosRiqs, 
frebendatíos anfibos de íu Coro: en cu- 
yo tiempo confundida en el cuito la 
congcyá, pareció acjiiel , oíra cirx:unP 
fíeccíon de los íémblantes , y?:eíl^¿. ríü^i 
vía reverencia al Sacrificio:- ■: : ; i /^ 

Subió; al Pulpito él M. K.íP. M. 
Diego. Joíeph Merlo de la Gbmpañia | | 

áe> jeMs, Gathedraüco queí^ué :deiPhí4 1 ^ 
lofoplikv y Theofogia, y Preféélo áe¡ I 
Eñudibs mayores en el Ma?fimoCo^ 
egioide San Pablo- a -cuy ó íüpéríor 
;|ilento fe encom^nrfo la Oracitsn Fi3¿ 
lebre^ qué líawa de íér:^ tas Vírcu-, 
les del Riéy ^ -él mas: perene Mónu- 
pento y . y bh incoriiupribte v\roma /que 
i la. pofíeridadde^^loá 'Siglos^ cortfer- 
^ail^ i íiis glorias- indelebles, Dixola fu 
Ima. en un íagtado * paralelo de apli- 
■ Z ca> 





4 



/i 



EXEQIJÍAS DEL SEáOR í 

___ _ . : ' •" 



j 



cacion tan jufta, q haziendole de parte 
de la verdad contra el ingenio, no pu- 
do creeríe invención de Ja Übnr, finó 
haüazgo de una adeíanrada Prophecíi: 
ó^ue íiendo eíludio del Monartha la 
imitación de las acciones, íe enrregó 
á el Orador formado el Paneg/nco. 
Irá puerto al fin del Libro, porque 
en el encuentren los ojos fu alabanza; 
qonio fe lleva en sí la luz la claridad/ 

Acabado el Sermón, comenza- 
roh los Refponíbs con la Mufica: á 
euyos Oíficios fe revirtieron de ne- 
gras Capas qnatro Prebendados de la 
mas antigua Dignidad, y tomando lu- 
zes todo el Coro, puefto en pie el 
Goncurío con íu exemplo, íe cantaron 
por el orden figuiente . 

Dixo el primero el Doñor Don 
Andrés de Munibe, Arfedianc. 

El íegundo el Doélor Don Bar- 
tholumé Lobaton, Mrjertre Efcueía. 

'Et tercero el Doólor Don Fer- 
nando CaVero.Cunonigo. 

El 






DON PílELIPE V. 



46/ 



El cjUdrto el Doólor Don An- 
drés Nuñes de Roxas, Canónigo. 

Eí qaintQ, y uítimo Don Pneh 
peMánricjiíe de Lara, Daan de elh 
Santa Igiefia, con que íe dio fin a í-i 
Süleninidád de las Exequias; y ha* 
zíendo íeñal la» C&mpanus con el Dj- 
ble, reípondieron los Marciales B^on- 
zes en el Dique del Río, y el Prc- 
íidioj rompiendo el ayre á todo el fue- 
go: cuyo eílruendo improvijo pareció 
una deiefperacion de la fueiza, que 
nada refervaba, donde todo el Imperio 
íaüeda. 

Reílituydfe íu Exa. al Palacio af- 
fiftido del reípetüoío Acompañamiento: 
y quedando en la Sala de Acuerdo, 
funeílo hoípicio de aquel luñuoío 
Inceffi^y fueron defpedidos todos con 
aquella urbanidad , que nunca és qí- 
ítrana al íentimiento , 
I Aquí terminara la Fúnebre Sóíern- 

nidad, fi el zelo que anima las Rdí- 
igiones, no ocupara el: fitio para rencj- 



var 



BXEQÜJM 
LARES. 





I^ 



'.:*? ti*í^ 



-n i - ai i ' i i- ■ u". ii ■ ■ ■ j I j . . 1 ^ I ■■ III I -. ^ .. ... . 

\Jar vj^ mitfria, hanori&a niemoriavCcP 
tümbre bar fido en ; las Comuniclades 
haz^rcn; /lis 'Templos partÍGiilares^Exe- 
quias á las Reales Períonas, erigien- 
do Magnifiüos Túmulos de invención 
Iprolixa, y del más pompoío adorno : 
en que con la authorizada preíencia 
de los Exmos. Señores Vireyes , y 
Tribunales, y con el concurío de Ja 
mejor parre del Pueblo, convocado no 
menos de, la obligación , que del eíco- 
jido ingenio de los Oradores, venia 
á ofrecer cada Religión otra Real 
Pompa, Pero como los arruinados 
Templos no contribureflen á la mag 
mficencia, que todos aípiraban, fe hu- 
vieron de Vinler en íucceísivo^ días 
de la miíma Capilla Cathedral ; que- 
dando eíla ^, como aquella Ara, del otro 
fabuloío Templo, que con, bs Cenizas 
del paíTado Sacrificio inflamaba mejor 
el Holocauflo, 

j i..>íFu¿ la primera, fcomo mas an- 
tigua, la Religión de Predicadores en 



"^l¿fÍV-} 



i | ii > i »> p mi 





HMMMaOMMAvMWiim 



DON PHELIPE V. 



47 



el dia onze de Agofto: quien reno* 
vando de Luzes todo el Monumen' 
to, venidos los Muros de eícogidas 
Targas, y ocupado el fitio de la au- 
ihoridad del Exmo. Señor Virrey, en 
concurío de todos los Tribunales, y 
.Nobleza, íe vio repetida la paílada 
Real Solemnidad , á excepción de las 
Tropas de Milicia, Magnificencia, en 
que todas las Religiones quedaron 
igualadas, Gantó la Miíía ^1 M. R. 
P, Vicario General Fray Fernando 
Davila, y dixo la Oración Fúnebre 
el R. P. M, Fray Franciíl'o Azpik 
cueca: íujefo eíclarecido, á cuyo agu- 
do ingenio íolo ha^e frente lu vaíia 
erudición, 

La Religión Seraphica, eligid el 
dia catorze,, en que difpueíio eí Thea- 
tro á igual corto de todas prevencio- 
nes, canto la Mííla por auíencia del 
M. R. P, Provincial, el R, P, M, Fr, 
Juan Franciíco Mathéus, Guardian deí 
Convento Grande, Predicador Gene. 
A a ral 



lA HELI- 

GIOM DB 

SANTO DO 

MINGO. 



LA DE S. 
FRANCISCO, 



'5<.''í 



>.'í-w/ü?jr!-'í'«'i 



L4 DB S. 

AÜGUSTJN. 



MERCEDES^ 



:|\'f EXEQims mu SÉñOJl 

ral, y Apoífolico. Díxo por ella ef 
Panegyrico, el R. P. M. Fr. Pedro 
Rodrigue:^ Guillen, Doótor en eña 
Real Univerfidad, Ex- Cuílodio, Padre 
de eíla Provincia, v Predicador del 
Rey N. S. por cuya titulo era tan 
deudor de la Oración, cómo íu eíco-/ 
gido genio acreedor de la elección pa-' 
ra elle enrpeno . 

La Religión Auguftiniana , ocu- 
pó el dia díe2 y ocho, con toda la 
pompa de una Fúnebre Magnificencia. 
Cantó la MiíTa , el M. R. P. M. Pro- 
vincial Fr. Pablo Ponze, y íe eligió 
para ef Sermón, al M. R. P. M. Fr. 
Francifco Pacheco : cuya fina eloquen- 
cia prendió los Corazones por el Oydo, 
^dexandolos pendientes de íus Labios. 

El Real, y Militar Orden de 
Nueflra Señora de las Mercedes, eli- 
gió el dia veinte, y uno. Cantó la 
MiíTa el M. R. P. M. Fr. Manuel 
Serrano, dignjfsimo Provincial de efta 
- : jMilitar Familia : por quien oró el R. 



DON PHELIFÉ ^. 



■■iUÉHPfM 



P. M. Fr. Diego Bermiíde2,per(onaj 
en quien la diícrecion es linage, ia 
eloquencia eflirpe, naturaleza la gra- 
cia, y vinculo de antigua poíeísion, 
rodas las qualidades del acierto. 

La Sagrada Compañia de Jefús , 
difpuío en el dia veinte, y tres aquel 
Magnifico Aparato, coíi que fiempre 
deíenripeña el honor, que íabe á todos 
propagar. Por aufencia del M. R. P. 
Provincial, Franciíco Carrera, Cathe- 
dratico de Vifpcras de la Real Uni- 
veríidad, cantó la Miíla el R. P.Juan 
Lagos, Reólor del Máximo Colegio 
de S. Pablo, y dixo h Fúnebre Ora- 
ción, el R. P. Pedro de Caftro, Ca- 
thedratico de Prioia en la raiíí^na Real 
Univerfidad : iíuííre genio, cuya píu 
ma daba igual elevación á la Cathedra, 
que al Pulpito : pareció íér del Ciíne 
lu dulzura , con que al ultimo canto 
anunciaba proxim.a íu muerte. Será 
perpetuo duelo á las Efcuelas ; como 
havia fido antes íu perlona honor de 

la 



LA COM^ 
PAñU DE 

jfESUS. 



mii 



hi 



EXEQUIAS DEL SEnOR 



la Religión, y de lá5 Letras/ '•■ "' 

La Re^l Uni\rerfidad de San Mar- 
cos, por la ruyrw de íu Capilla, en 
que debra Íblemni2:ar con fu acortum- 
brada ipagnificencia las Exequias, eii- 
gio ^'1 día veinte, y íeis; en que pre- 
cediendo la Convocatoria de íu Rec 
tor el Do6lor Don líidro T^llo, con- 
currieron en Clauftro pleno fus iMa- 
eftros , Doélores , y Cathedraílcos , 
con la Iníignia de Muzeta, y Borla, 
que en la copia de íujetos daba otro 
particular luftre a la aísiftencía. La 
condecorada quaüdad de las períbnas , 
ía multitud de Luzes. con que ardió 
la Capilla, deíde la Cúpula baña el pa- 
vimento, y las bellas compoíiciones 
de toda elpecie de metros en íus Tar- 
jas:, formaban otro carafter de reípe- 
to, en que fe admiraba n.o menos la 
mageílad del affumpto , que el decoro 
de! Cuerpo, que íolemnizaba , Ordenó 
fu Reólor, que fin embargo de la 
obligación, fe rem^nerafle h cada Gra- 
duado 



-w-w- 



<mmi^aimm#mmmm!'. 



DON PHELIPE V. 



49 



duado íu aísiflencia , y doblada la pro* 
pina con cargo de Miíla en los Ecle- 
fiafljcos 5 fué efta crecida erogación ut¡- 
üdad del Sufragio y y efplendor de la 
Magnificencia . Cantó la Miíía íu Ma- 
eílte ' EÍGüela el Doétor Don Bartho- 
lomé Lobaton , y Azaña Gavallero 
del Orden dé Calatráva , acompañan 
dele de Diácono el Doñor Don Die- 
go Román de Auleflia, Racionero de 
eíía. Sa n ta Ig i e fia , y de *Su bd i acó no , 
el Doélor Don Eftevan Gallegos, 
Medio - Racionero 5 y Theíorero de . la 
mifma Eícueia , Oró en eíla ¡ 
lemnidad extemporáneamente , el Doc- 
tor Don Nicoks de Cárdenas, Cathe" 
dratico de Nona de Sagrada Theolo- 
gia ; .porque en la Cafa de las Letras 
declararte raeíor láíubita Minerva .to-^ 
¿da la prevención de íu noticia, 

■íSiempre manifefió el Santo Tri- 
bunal de la ílnquíficion , los cimeros 
de íu fidelidad. en aquella extraoréina^ 
fia pompa, con que íolemni-^aba las 
B b Exe^ 



U SANTA 
JNQUISICIOI^ 







'tí 



EXEQUIAS DEL SEnOR 






El Maefíro 
Santiago Ro- 



Exequias de los Soberanos, en el int 
^reripr de fu Gapilla; pero haviendoía 
comprehendido la ruina con todos los 
Edificios de íus Caía^v b'dvo de elegir 
la Igiefia del Monarterio de Monjas 
Trinicarias menos inhábil a[ ufo j, que 
las otras. | 

La Gonflruccíon del Túmulo es 
Ja primera obra de toda pompa fune- 
fere. Formdíe á dirección de Artífice 
perito íbbre las gradas del Presbyterio 
una bella maquina, con quarenca y cin- 
co pies de elevación, y treinta de la- 
titud, con que íe ocupó el Área en 
quanto permitía íu exíeníion. Divi- 
diofe en dos Cuerpos por el Orden Do- 
rico, que con íobrada hermoíura ex- 
cede á los demás en la firmeza. El 
primero conñaba de treinta pies en 
ambas dimenfiones, íoftenido de íeis 
Columnas Piíaftrónas, de las quales 
puertas las quatro en el refpaldoj cori 
las dos que íe fixaron á la parte ex- 
limsi 5 manifeílaba en toda íu Ich-. 

no- 



DON PHELIPS V. 



ya 



ncgráphia uí>a figura íexavüda con a/- 
peSo de tres Cuerpos 5 en un Quadro 
perfeóto, cjue hazía eJ medio , y dos 
Triángulos por colaterales, de propor- 
cioD dupla con ef centro. 

Sobre las Columnas cargaban fas 
lái^poftas , Arquitrabes y Frííós, y Cor- 
nijas, unieodoíe toda la Obra por me- 
dio de ocho Arcos volados á f u en- 
iaze en proporcioíi hermofa, y mas, ó 
menos rebaxados fegun lo demandaba 
la diftaneia . Los Cielos de eílos Gu^ 
erpos fe cubrieron de urt Azafate en 
aquel modo, que lo pedia fb figura: 
firvféndo el eípaciofó campo al pin- 
cel de hermofas Tarjas, y, Romanos 
perfilados en Plata, cuyo matiz deí- 
cendia por el fuíle á todas las Colum 
ñas 5 mezcfandoíe en ellas á fu ornato 
otros Simulacros fúnebres en realzadas 
figuras de pulida ralla, harta dar en los 
Pedeflales, donde íe eícribieron fe is So- 
netos de bien corrada pluma. 

El íegundo Cuerpo confiaba de 



un 



ftj 




^^\, 






EXEQUIAS DEL SEñOR 

un Qijg<iro, cuyas cjuairoColumpas y 
veftidas de igual adorno, cjtie las iníe- 
riores, íoflenian otros qiiátro a y re- 
íos Arcos, ^jue cartigsban el Fríío , 
y lu Cornija , Para acompañarle, fe eri- 
gieron íobre el centro de losdos Cuer- 
pos Colaterales dos grandes Pyrami- 
des, que diminuían en otros dos me- 
nores íobre el maf izo de las dos Co- 
lumnas extinrías.' y pobladas de Lu- 
zes con las dos Varandas, que corrían 
íobre el Cornijamento de ambos Cuer- 
pos, daban al Túmulo no menor ilu- 
minación, qué mageflad . 

Para remate fe formó en firme 
Sotabanco pna Media - naranja eftriada, 
íobre cuya Cúpula fe fixó la Cruz 
que unk á íu pié ia Bípada 
con la Palma; Infignias todas de efte 
Santo Tribunal . Hazia Cielo á efta 
hermoía Maquina un magnifico Do- 
íel de Terciopelo roxo, coíluíacnente 
guarnecido dé fluécós , y galones de 
Oro; y porque él Cuerpo inferior que- 

daíle 



%ÍV .ll.j » II I « 



DO?s' PMELIPE V. 



51 



d-iíle spto para e! Altar,, en que ha- 
vía de celebra? íe el Sacrificio, íe co- 
locó la Tumba en el centro deí íe- 
íTundo Cuerpo, cubierta de Terciope- 
lo negro orlado de lobrepueflos de 
Oro 5 donde íobre la almohada de cor- 
reípondienie adorno íe colocaron la 
Eípada, el Cetro, y la Corona. 

Hechas las prevenciones en el 
dia. onze del mifmo mes de Agoño 
íeñaiado para las Víperas, concurrie- 
ron en el Colegio Real, y mayor 
de San Pheiipe, ( hoípicio de eíle 
Santo Tribunal per la deíolacion de 
íns Caías) todos los RR. PP. Gon- 
ÍLiltores , Calificadores, los Barones ho- 
•neftos 5 y Cavalieros Familiares, que 
huvo en efla Ciudad : defde donde íe 
'dirigió el acompañamiento en Pro-- 
ceísion reípecoía, que guiábanle! Nun-' 
'ció , y .el Portero , figuicndoíes los 
'Cavalieros f'amiliares, ios Barones ho.^ 
neílos , ios Calificadores , y Coníulto-- 
res 5 por el orden da fu antigüedad, a 
I Ce quic- 



i EXEQUIAS DEL SEnOR 



Fue error de 
noticia la aí- 
¿ftcncia de 
«I CainUot 



quienes cerraban los Miniílros Titu- 
lados: en cuyo centro el Aígua2ii Ma- 
yor llevaba el Eftandarre de San Pe- 
dro Martyr, con dos RR. PP. Califi- 
cadores de la mas dirtinguida grave- 
dad : prendiéndolo todo el M. Iluílre 
Señor Don Pedro Anronio Arenaba, 
Coníéjero, Vifitador General , y el 5e-\ 
ñor Inquifidor Don Marheo Amufcjui- 
bar , con Manteos largos , recogidas las 
Chias, y calados los Chapeos, infig- 
nias de íu Apoftolica Delegación . 

En tanto havia concurrido á las im- 
mediaciones un gran Pueblo , convoca- 
do de la generalidad del Doble: y con 
aquel foperior refpeto » que conflruye 
en culto todo quanto executa efte San- 
to Tribunal , tomó de íu caraóler otra 
nueva reverencia la atención . Hallá- 
bale yá en el Templo el Venerable 
Dean, y Cabildo Eclefiaftíco, que á 
Ja corteíana infinuacion de los Seño- 
res Inquifidores concedió en fu aísií- 
tencia fu grave authoridad; por lo que 

llega n- 



i 




'^ 



DON PHELÍPÉ \^ 



'%. '^'í 



52 



llegando á Ja Iglefia el . acompaña- 
mienco, y íentadas las períbnas por el 
orden dei empleo, comienzos. ía! Mufl- 
irá de ia Capilla Cathedral el canto 
del offieio, en que el miímo 5eñor 
Viíiíador íe reviílió de Preíle , para 
fa Oración : y concluidas las Vi /peras 
fe reflituyó con el oiiíliio lequico á íu 
hoípicío . 

El día doze íe repitió para las 
Exequias el concurío de la tarde: y 
dirigido por el miímo orden á las diez 
de la mafiana , comenzó la Vigilia, y 
el M. Y. S. Vificador cantando la al- i 
tima lección paísó á celebrar la Miffi, 
aísiftiendo de Diácono el Doélor D. 
Luis. Carrillo de Córdoba, Capellán 
Real, Cura de efta Ssnta Iglefia Me- 
tropolitana , y de Subdiacono , el Doc- 
tor Don Melchor Carrillo de Córdo- 
ba, Cura de Araguay , Comiffario ^el 
iSanto Offieio , en la Provincia de 
Canta: dos Alsiílentes con Capas de 
Coro; y los ocho Capellanes de la 

Santa! 




I 



EXEQUIA5 DEL SEñOR 



S^nta Iglefia con Sob^epcílizes ,.por 
ordea de íü Cabildo. ; 

i?; Dixo la Oración Fúnebre el R*^ 
P. joíeph Paredes de la Compañia de 
jeíüs Calificador del miímo. Sanio 
Officio, quien en la elección delafump- 
to igualmente ajuftado al Héroe que' 
al lugar , en /a compoficion beíla de 
íus partes , en la viveza genial de 
ios peníamientos , y en Ja eloquencia 
pura de fus vozes , dio á luz una 
niaravilla del ingenio , . que íolo pu- 
diera elogiaríe dignamente con íu 
pium? . 

Siguieron luego los cinco Ref- 
poníos, officiando los quatro ios Pre- 
lados de las primeras Religiones, re- 
venidos de fus Capas , y el quinto el 
miímo Y. S. Vifitador : con que íe 
dio 'fin á las Exequias. 
í Fué juicio común 5 no havérfe 
manifeílado mas pompoío eñe Santo 
Tribunal en las honras de otro Sobe- 
rano ¿ y aunque fin duda, excediera 

efia 




DON PHELIPE V 






;\i rpíttt-yr-r-rmi 



fi 



efta /olemnidad en todos fierhpos, fue- 
ron en eñe orra^^ magñificéÁcia in* 
comparable las miímas circunftancias 
del conflifto; pijes np teniendo fon- 
dos de haziend'a para /ja congrua íuí- 
centaciod de íus Miniaros, y mucho 
menos para la edificaeion^ de^ ius^ íFin 
cas, Caías, y Offieinas, tanto extedid 
lo extraordinario , quamo: eran: las 
fuerzas irapoílibíes: y íolo en un me- 
tarnQrphoí|¡5 de tó lealtad, y deí amor 
pudo .cíiber aquella . paradoxa, de xoni- 
.truir en .grar)de2:is Jas tn ¡ferias ^. y de 
ilas miímas plagas.^rigir íumptuoíidades. 
Todas las Capitales, Ciudades, y' 
Villas de efte grande Reyno , requi- 
ridas de -la obligación por íu Exa, 
íoiemnizaron íus Exequias con no me- 
nos pompa, que doler ; y huvierft c6ri¿ 
cluido íu deuda el Vaífállage, fi déí- 
pues del 5acro Rito no quedaíle un 
perpetuo aparato en cada fiel para otrat 
civil Parentación: íiendole en cada mo-f 
rador ú gran PHILÍPO Ara el pechbj 
Dd fue- 








EXEQUIAS 0EL SEñQR 



U 




Euego el amor. Ofrenda ei peníamienco, 
y Lampara "iflextinguible íü m^flsormv 



CANTO FÚNEBRE "" 

MÉTRICOS LAMENTOS, 

IMBLUTO MELPaMENE 

los Poetas del Rimac., a la^muef^í^^^ 

y Túmulo del Rey Nue/lr^'^^ii^'-^^^^ 

Señor, --S ^^^^^^U^^ ¿st 



Siempre fué la alabanza la primefa 
congratulación de los honores, y Ja 
Poefia el hanor mas apreciable de to- 
dos los elogios. 'La mas cofloía de- 
mofl ración es cuerpo vaflo , íi el eípi- 
rítu de los peníamientos no la anima: y 
aun eflos no fon íubliraes, fiel fuego 
decoroíb de los K hy tmos.np les da aquel 

vivaz 





Ñ PHÉLÍPÉ V. 



M 

Vivaz eípíendor á los conceptos. Lo 
que en ía hiííoria es juílo, en el metro 
iíe '[Percibe cbmo hefoyco ; y |o que 
'fuera diícrécion en las dau fulas, íe vifte 
dé' divinidad en las cadencias. Eííees el 
vinculo dé Ja memoria, que llama por ej 
acento los objetos, y la voz de lá fama, 
que no tiene más habla, que los Can- 
tos. Por eíío (a pluma de Homero fu é^ 
toda la gloria de Aquiles, y toda la em- 
bidia de Alexandro. Entre los Lacéde- 
rnórííos aprecio Li/añdro á par de íqs' 
|rropheós las celebridades de GberilóV 
;y entre los Romanos reputo Scipion 
los acentds de Ennio, como íuflré prin- 
cipal de íuS hazañas. 

Si la muei-te es el día áe las ala- 
banzas , con razdn debe ferio también 
de las Poemas, tanto, que fin ellos no 
fueran cumplidos los hobores. Aun las 
maravillas funebrqs neceísitaron de eíla 
luz, para encenderfeeíplendidasá lapof- 
teridad. Milagro fué- el Mauíoléo de 
Ártemiía, y no tubo todo el comple- 

hien-l 



i 



w 



^Iut.iaLií^ni 



Val. Max. I. 
8.C.I. 



r 



ñ' 



íL'- 



..) 




mi 



Gellms L lo 
c. 18. 



I Plutarch. la 



\ 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



mentó del honor, harta ^quel fúnebre 
Certamen, en que convocados todos los 
Poetas de ia Grecia, quedó indeciílb el 
premio entre Theodeíles, y Theopom- 
po. líuílres fueron la$ demortraciones, 
con que Áthenas íolemizd la Traníliicíon 
de fy Theíéo , y de tanta pompa, fué 
ío mas celebre ej poético juicio, en que 
Sophocles moftró ia preílancia incom 
parabíe de fu ingenio. Tantas fueron 
las compoficiones, que en toda eípecie 
de Metros, y de idiomas produxerori 
los floridos Ingenios de efta Corte, que 
no íe reduxeran á un Volumen breyej 
fi la preciofidad de íiis Tarjas no hu- 
\^¡eíle /aerificado al rapto de la Plebe 
, l^^ Poeíias, lyas que pudieron re- 

cogeríe en el confliéio 1 

i^l tiempo fueron loi^ ,r; 

íiguiemes. : 



.^. «¿.'■ 



<>í<í..<*'. 



^ÓE- 






DON PHELIPE V. 



5í 



njum.im »y>HP"»'>«WWW>F— ~^— *'* 



poesías DE LA REAL 

UNIVESIDAD DE 5. MARCOS. 

SAPHICUM CARMEN IN OBI- 

rUM PHILIP I PUINTI HISPA- 

NIARUAJPkEGIS. 



Pro dolor; virtus, pietasqué, tetro, 
Qiio,jacet Quintus, túmulo, Philippu% 
Et jacent: funus celebremus illis 

Carmine maefto. 
Ne legeos mireris, ut iíla fiant, 
Improbes noftrum gemitumnec: ipfi 
Ipfi nitimur magni ratione flere, 

Fata utriuíque. 
Dam viget Princeps, pietas que floret 
Et viget virtus; moriente ac illo, 
Vtraque & finit miíera ruina 

Vivere florens, , 

Vcriufque ineens velut alta noíler 
• ^ ^ E e Eft 




i 



¡I 

i i: 'i- 



'í,f 







EXEQUIAS DEL SEñOR j' 



Eft radix Princeps: ratioque clara, 
Quod radicatum revirere íincjuir, 

Morte radicis. 
Ingemat virtus, pietasque ptoret 
Morte deviólae'. Lugeat perenni 
Fonie dejeélum milercPhilippurn 

índicus Orbis 
Hujus, ó felix^ memorare, Princeps 
Dum poío seíernum vigeas Philippe, 
Ne velis omnino relinquere ipium, 

Patre carentem. 



EPITAPHIUM. 

Sirte Viator ¡ter;Regis monuméta videto. 
Hic iacetarmisiníignis, bello que crucn- 

tus; 
^rere fama noius , clarus in orbe 

Phüippus. 
Hicltalosquondam bello íuperavit acer-^ 

bo, J 

Regna que dempta íibi fatis aflantibuis; 
- auíFerr. * 



DON PHELIPE ¥. 



Hic nuper aísiduo bello contendicin Aa- 



los. 



Excidic, & rrepidi fcricas animofa' %i- 

tanni 
Arma necin fáciles viélriciacontulithoí- 



tes. 



Mortis enim Viftor íubito occurrentis ad 

Aííra : 
Tendit5& aethereas Superumnuncoccu- 

pat Arces. ' 

Perge Viator, abi, nam csetera fama do- 




ODEDICOLOS DISTRQPHOS, 

Cingitur en pennis turgeícens ¡pía favilla 

Papilionis Avis; 
Incauté nam credens (tices decidhign^ 

frangere tune levibus, 
Carpitur & mors Papilio ítuki Fmiíppi 

I u mine faéla ruens. * ^' 

Nam q Philippus deportat iaiiiilapftá^ c^pe 
liimea ád añra íuper. 

EPiJ 







EXEQUIAS DEL SEñOR 



EPIGRMMA. 

Quid próperas ? íero vadis ianí Parca 
íuperba, 
Tollere quam velles: perdita vita fult, 
Imperij fauíium, ü vis aufferre Philippo, 
Coijitempta id medio fübñulit iiíe fuo. 
Casca es: nam terrg^ dum currisdemere 
regnum 
Iáípr^tum3praeb€S5quodcupic ille Poli. 

CARMEN ADONICÜM ACROS- 

íicum. 

Plangat üvernus, 
Héperus atquQ 
ínteger orbis 
lyUgeat, ifturn 
lüdice namque 
Privat O.lyropus 
Píuíque petitum 
Utivoret, illum 
Subílulit orco. 

Eílos íepufieron cada uno en un 

Laby- 









.y •> !" } » , lum ii f 



f ww mmjm c . - m 

¡Labyrinto, y para que íalie^ el AcroF 
[tico, fe colocaron los verfos en un Me- 
ídioGiíCulo ; el Curioío que q^jíiere 
canttM' las ve^es, que íe lé% haHará,que 
[en el primero , y íeptimo , íe haüa el 
[miífnpvéríb 502. v^zes:tn d nnméxo 
[íegundo,y íexío, íeíialla 35*6: en el 
Squarto , 25:6^ en el tercero, quinto, oc- 
[lavo, y nono^ 3Q4. vezes fe veri lo 



^IRTUTUM THEOLOGÁLIUM 



y FÍDJES , 

: Epigramma, . 
Et fi cacea, fui quondam papilla Phiüppi, 
Caeeiiiteiruíii lacrymis redderer ipía meis 
SPES. 
. Epigramma, J 
Spem tenet ille, bpnum íiBi qui defiderat 

':: ' abífeas.;i . - -- .: ' ' ' ' -'^'y 

Quid me ultra indigeat, fi tenetjfte Deú 






EXEQUIAS DEL SEftOR 



CHARITaS. 

Epigramma. 
VirtutumRegnavocor, Regi qcorpnjam 
Dono meaní, ut túmulo tollat in aftra 
capur. 

VIRTUTUM CARDINALIUM 

P/andtís. 
PRUDENTI^. 

Epigramraa. 
Amiíi Regem íocíuaij cui femper ¡n- 

haerens 
Concilijs rexi, rexit & inde bené. 
' imTITUJ 
Epigramma. 
RexquÍ3mecoluit5pergit fecurusad aííra 
Nam juflis iuííé gloria celia datur. 
FORTITUDO. 

Epigramma. ^ ^ 

Curcadít ¡nvidú, prasííáti roborepeftus? 
Foftioraíl illo, quisquear eíle? Oeus. 
TEMPERANTU. 

Epigramma. :-; >• 

Qui abftinet á vicijs & mores temperar 
•" ■ sequé, ^' ^■^, ^^ , ;:■ ;^ . ■ ■:.••■ 

Temperie «terna. gaudeat ille Polo., 




DON PHELIPE V. 




■■ elegía:;''' ;• -'..y 

EPOS FIRGILUNUM 

Eloquar^an fiíeam? -Gemitus lacrymabüís ¡rno 
Auditur, túmulo, Srvox redita ferturad aures, 
Qua* mihi coriclamans tumuü fie aggere fatür ; 
Aanus exaélis compleí ur men íibus orbis, 
;Ex c\uo reliquias, regaliá que oíía Philippi; 
Condidimus térra, miaeflas que (ácravioius aras : 
hm q dies(ni falfbf)adeft,qaera íiptnperacerbumj 
Semper honoratum, fietiij voluítis, habebb, ] 
Fimeraquo fi^nc Liniaí lacrymófa per UrbeaiV 
Ergo omnes, magno regem clarnore frementés 
Nücagite, & cun3í;i dignurri celebremus honoré. 
Neparcas poíl- vitam iiii, cui íure treinenda' 
Parceremors fevé reouu,duai vira manebat. 
Illa ferox, prseceps, vaidecrudelís, & auía,. 
©ulmina deípiciens exceifi priocipís alta, 
Non parcií^cupiens extinguí faéía Phiüppí^ 
Indolis at cómparGnaedepa/cere noli, 
CaríBÍne nunc Ürbi íuadens benefaéla íepuJcí 
Obiiciat, /emperque nletnor perfiftat edruíJD. 
penique fi ruríusgelidiis tremor wcilptr ^rius, 

i ■■\....:.: ■ ' ' Me 





I ^ 



""^IXll^ÍAS: 



.-■-«■sssásKfr; 






Me liceai fari breviter íuper eius honore. 
ÍHorrendum fiteor fbre vivum pifigere regem, 
Sifgula (;¥eÍpotit;is dicam ) fuá íeribereifaíta ; 
Jftaíilet carmen metoensillispoíle redargüí, 
Si.minime ad vivorn fbríandcferíberqtiila. < 
Abíque metii óblico poílem decdrporc fari; 
Aft non de fadis cum teftes moreernanerent ; 
:OÍIa fuere quidem íolum cum mórte (epulta 
Non tamen S^jmeriti morietur gloria tanti. ¡ 
Dumque Bobes Jaeti viridi íegraminepaícenf, 
Dum iugamótis Aper, fin viosdijm Piféis amabir, 
Dumq thy mo paleen tur O veSjdufn roreCicada?, 
Semper hanos^nomenq íuum, laudes q maneSüt, 
ÍSlon íbium in lerris, íed & coeíeftibus arÍ5, 
Muneref utregi Dominusquicárcere i'itae 
Abftulit; ill« habeat íecum, íervecque fepulcro.^ 



ELEGIDION. 

He¡ miKi nune! quor ííini conducu nt hórrida (^ta^^ 
liuñibus aaternis peftora tanta íuis? 

Seu quó nunc etianj veriuíTtur Jumíneucaeío \ 
ík>rtunaB terris, Gordibtis atque rotae ^ 

Miratis Tethys cur térras cinibaJa pulíu 

Jbefleélucu aniaiosj. & pia.vpia vocant. .: : 

;,; ^ ■ " " • • '■ ■ -Ñec 

i i jii 'i! -ju.wjwj i H i .i,. i .. i jn i j i i II . . ' .. ' """.. .'"-"■■ ■ :.i- ' "'■.'.-. . .'.■ ' ■■ ' -; ' . ' ,-x -.;,.. ' • 



•mr 



DON PHELIPE V. 



59 



Nec toe quis quaeras cau'íet, nam candida fama 

ReípQndet Numen, pauperibuíque Patrem. 
At nec teócacarent Phsebi , nec Veíperus ipíe 

Alterno lucru lumina pauca ferens. 
Proh Coeü / ni faljor, adeft iam témpus acervum 

ín quo mors Regis mentíbusora redir. 
Nunc etiam faceor rtiríus íuperare Philippi 

Vitam5qü.aiTi íübitoíubílulií aeradles. 
Sed nec íempergaudia, nec non flümína currunt 

Luaiinibusjguris auribüs arque modis. ^ ,,; 
Nam triftes Regera claaiár quoq vocibus omnes 

Certatim plaotu terquequaterque fuiím. 
Vna pr^aiens taníuiTi par lot praeíentia triílis , 

Cernitur, & fletu, nox, obítu que vigens. 
Aft ego, cui virtus clarefcit íu'nima PhiJippí, 

Quo rtülce rendo carmina m^ííacanens? , 
Ergoquidem teneor íempeí* íperare Philippum 

. Virtutumcultu teíflarepalere Poli. . ; .^;:;^ 
Sisque Philippe,illuí}ris, iam laudacus, & aílris, 

Agnbícancvinci íidera, iupet(4a. 

HEROieUM CARMEN, 
lafandum Rex Magne iübes renovare dvolorem. 





' ' •! 



4 



:íÉ^i^&. 



m>^'-r-:'iiJiV-'S>Uf,eitf„„^r 



EXEQUIAS dEIj SEftOR 



^--...^^.v'y«^j,^v»^VV¿^r^^i«.,..«8á^,af;ia^B^^-'» t»^r-c^^ 



B-btióué accjüécuüm tuffiím reg^íé^apercíns, 
(^áqaá animus^mémiñifle horref, lut^^^ 
I o c i pí a iT) . L acr y m as Li im ái effii n tí ité G i vés, 
Rúpite iá (proh í rifli^ amor) vos qüseflíbus áuras^ 
Et ma^fti vtiltufDque, ge^ás;'nünc ora;^ 
In íubitaRegis praedüfi fíníórrtí Phííi^^pi. 
Ámiíiílis^fíitn chárutii pfeídümqúe Parentem,' 
Qui veítris paníis adfif, faveatqíiebénigílús; 
Rfe(3:oreEt) v igilem, q ü i vos- ínoderefti r ártí dM - 
Martem, qui in belíis íront'rariá défti* ijat^rmá. ' 
Deriique qüi íempér fuit omnibüsjomné ie^^am^é/ 
Aíl iam iam labrytós privetffuf lumína véílrar- 
I^agnánitriiím'Regem vitt ioriere PhíU^^ 
Ac veldti Phoenix perir,'exoHítííqu'efaVÍJI?s> 
i^aíckur adG^ekimíiüpoft fuá fata Phifi^pus- 
É.egia ít(^ qtiidetii tatiti dignifeima Rbgis 
Net tempes pdrerkfieiB' tonga abóte i^e vétí/íías^ '^ 
In qua,Rek demún íempervfempértjüé^^E^^^^^^ 
Magnos eris;magfitimqi3etuum per íáecüla riOimé 
Vivet, & ííéla m€i miretótuf t^ffypora Regis¿^- 



- .i 




♦^* 4' -íF^- >^ -^>=. m ^ ,,■• 






PLANO 



..: j 











, DON PHfc LíP& T: 

^LANi5f[KrET A 

miicus Juper excé^'Cpn^i PlíILlPPl 
f^, ak¡u¿ Ínter liími'cúMeiJu, 

Plange Camalfiáí^ ; 

Voce dolenri, '' 

(Jaeíliibus irtrpfe 

libera vaííunffi*" 

Ecce Soroturtt^ 

Dirá poleftas '■ 

Áurea geílit ' 

Rumperetha^rsS^ 

Stjmina vita^ 

Par<?ite Pártíe"^ 

Lgedcre Nfim^tí- 

Viverjedigíiümit 

Ssecula ¡Dille. 

Contine déxtracÜ 

A ropos atrox 

Retine gref&Th'' 

Impla Clhotdj -^ 
- ^ Et Laclr^ífó ftr 
;• Hinc prQcuFef^ 
i - Ite rueniél 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



Pérfida turba 
Conde íub Orcum 
Férrea corda. 
Ducite ibidera 
Pollice dgro 
Manibus afri» . 
Vellera nigra. , , , 
At Charites iatn ;, 
Vos properace, 
Ferte profuííe 
Grandia dono; 
Necrite cQmpté 
Flore virenti 
♦Serta Philippo; r 
Cingite rpagni , 
Témpora ^egis, 
Natnque benigd© 
Carperequando 
Pata dedere 
Moliiter ayras, . ; 
Peélore forti 
Terruit hofles; 
Püílus acerba 
Fronte /ere na eft 



■ ■ i 



iijiiA'-i1iiii''''^^''V- 



'Vf'.^ 




DON PHELÍPE \r. 



Mente fideli . 

Traxit ad aras 
Gandida vota* 
Corde íuaví 
Fudit egenis 
Largiter aiiruiB 
Neraíne laeííb, ac 
Curque paratus 
lura tiieri, 

Labeque purus 
Duxerat aerum.' 
EegoCaroaena r 
Pange receptuní 

Regna iubalta ^ WnSl-i^i 
Jure Philippum. . :>: S.,^ 
Additus ínter i. 

Agmina Divum 
Sede íuprema. ; 
^ydeí^a calcac. 
Perficit ima 
Sceptra retenta ns 

Cum írbi ceíiit (^CL mZ^áM 
Ivegia Cceli. V ' ¡ 

H H Attd 





EXEQU I AS DEL SEñOR 



Attamen iude 
Regna tueri * 
Orbe relióla 
Legc paterna 
Semper amabiV 



EPITAPHIUM. 

5iffe vlator ¡ter: diftraótaque lamina fine, 
Funeílam cernes, Regís adeíTe pyram. 
Hic latet, Hiípanus, Quintus Rex ille 
PhilippuSj 
Magoanimus <J lacet belliger ule Leo; 
Egregijs olim fá6iis, virture que clarus. 
Sed niiunc íceprra tenet non peritura 
Pola 

elegía 
ad fluvium rimac 

UTSUl DOMJNI FATAACERi 

, . hé ploret. • 

•5?íA Tam 



DON PHELIPE V. 



' r ^,- te * 



62 



IAm tibí tcmpiis adeíl, «ndis, quo ñamen, amoris 
Discurras Rimac, fax?, ferire finetis L . ♦ 
Ne pofsinc illas animal ia fu mere Iceta: 

Nec v'dearis, aqais,*laeíius,"ife ciiis. 
lam tibi tempus adefl:, quo non dicifsimus iré 

Perfpiciare; ruje derineancur aqutas; 
Quoque feras undas iterum, quas primó tuliílí 

Ne lacrymis fiifsis pofsic adeíTe modas: 
Nam lacrymae pasni commenfurancur acerba, 

Sunt que breves lacrymae, dum orevisilla fubeft 
lam que tibi eft ratio nataram venere flexam. 

Lene que murmur agat fpuma fuperbatua. 
Quando quidem celfum, qui asternam vivere vitam 

Dígnus erat, Dominum, contegit urna brevis : 
Pro que vndis, facies videatar maefta, fuperbis, 

Deplorans Regis fita íevera tüí. ' ' 

Clara fupvrficies nec no¿lis lampade lucens . 

Vifi íit indigenis, fed tenebrata, tais : 
(!^uae tibi nam virtus, deje6li á culmine, confers 

Splendorem, radios dilacerata fuos. 
Vertito pondas aquae nuilo folamine^ lapfge 
I Retro, ubi fine carens, un lat origo tuus: 

Qra ferat vultum plonntis raaeíti lugubrenx 

Ñeque Ceres il/a pofsit habere locum. 
Et, qui florebAnt Aprilis germ'na, flores j 

Cernmtur -ficci, flumine qumdo carent. i 

Heu tu MelpDmene lúgubres jám compriine Iufíüs,| 

* Ne Rimac paiiter flamen ínuniec eis. 






PGE.1 



tí 







:>ar;n:2:ijLr 



l«t L.H III| | lli l i 




k 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



poesías DE BAS TlE- 

LIGIONES. 

IN PBILIPPI QUINTI HKPA- 

niarum Regis Obitum» 

Ávida tormenti bacchantur fydera 
noflri? 
Magnanimse vitsé, furor ó nlmls invide 

, Mortis! 
Conditur en féretro , Fidei perfirma 

: columna, \ 

Lumen & extinítum, tumuli íplendore 

, quiefcit. 
j Hefperiaí domitor, furtim ¡acet ille pe- 
I remptus, ^ 

km que foli Indiacl clárus Protéftor 
-' obivir, ' 

Dignus ab exemplo quem Mundus dé- 

■fleat oinnis 
Exulet efl: masror procül hinc iacrymasq 
\ recedant. Vi-I 



1 1 » i i i lim^ i'r i < ' i«i _g ;i » |i .; 



sammmmmmmmm 



DON: PHELIPE ¥. 



m 



^?p!^ní l T^O MM 



S|xirai adhuq y^j^ liteq í^§í§r||í?í^,|iejt 
Orbem 

Famsei ^tqaf ignjai-a buflt vinut^. ma- 
nen ce. 

INLAUDEM PHILIPPI V, |lEa 

nuFn abdiciafuis. 

PRQGR4MMA. 

Philippus Quintus Híípaniarum Rex 
Cathojicus. 

ANAGRAMMA. 

Hic pius , humilis, qui luxus,; (ceptra 
panit: an par? 

EPIGRAMMA. 

Poííqnam parta quies, poíl hórrida jbella 

Philippus 

Riégales luxuSjfceptra (jue ponisc o vana. 

Sponte valedicit terris, humilisque, piusq 

Gm n ibus hoc prasfert, impericare fibi. 

Fecerat ante tuqs Proavu s, quid tu er^a, 

Phiíippe? 

«í / Tépare pofleriorjlaude íed ¡píe prior. 
I i Iin- 



BBPT.MjjR! j_ Jimiii,.,_*i,„nii,-,4iujsi,i; 




l:yí> 




w 



EXEQUIAS DEL SEñOR 

Imperium dedit ¡lie (enexj tu in flore in- 
vente: 
An tibi par mérito? Nemo, Philippe, 
fuit. 
Gloria fi Proavum fimilem efl habuiíle, 
cj-uid illum 
Exuperaíle ? Tibi haec gloria íumma 
venit. 

ALIUD 
In Ídem argumenttim 
53spe triumpantem Campis te Hiípánia 
vidir, 
Quando ferox pulchré Mars, & Adp- 
¿^ nis eras. 

Geflafedufque modo, puto ludrica bella 
fuere; 
Arma<jU€ nulla movensjnunc graviora 
facis. 
Depolito Imperio palmas fine fine re- 
portas, 
Nam te ipfum vincis nobiliore modo. 
De hoñibus innumeri Reges peperere 
triumphos; 
Quis tamen ¡líe fui vidor !n Orbe fuit? 

Nül-l 




DON PHELIPE V. 




Nulla, Phriippe, tibí parta eft vidoria 
maior, 
Vnam prs reliqíils fami ¡oquetur eam 
Qiod coniaratus nsqueic tibí velíere 
íceprrum 
Orbis, quam fáciíi proifcis \p(e martu í 
Cogeré quae vis te valeac ? faperare Phi- 
i iippaní . v' 

I Solu3 Tu, Aiacis more, Philippe potes. 

EPÍGRAMMA. 
IM PHILIP Pl r. HISPANIA- 

rum Regis Mortem, 

Hic iacet ilíuílris fama, & virtute Phi- 

lippus, 

Et quato totus Mádíis, hanore,m!cat; 

Nerogítes, quare vaneícat gloria tanca? 

Fallerisidcredans, ampíius illa viget. 

IN PHILIP PI r, HISPAMIA- 

rum Rf.gis necem, 
EPIGRAMxMA. 
Si mediter íiccis oculis tua fata Philippe, 
Ec lapide, & íaxo durior eíle puto. 

Nam 



y 




EXEQüiár DSÜ pSOR 



I Nani; lapides rapcuai defleiic te maxiíBé 

Princeps, 

I Crudeli fato,íaxaque duradolent. 
Si <5.uando eíl: oculis licitum fine, fine 
dolore. 
Per que get>a» iacrymas fluminis iré 
modo, 
Nunc eíl; cum flemus inagnura virtute 
Philippum, 
Sasculaqui centum vívere dignus erat. 

J'INTASE Jl LA MUERTE 

ofreciendo á Philip o V, Nuejiro 
Smqr dos Coronas, 

EMGRAMMA. 

Íyiia negat Regi, (jifod mors eaacedit 
Ibero ; 
Ilb t?€g^3f terram,durn dedíc ifla polucn. 
Dúplex ergotibi regnum mors coniulit 
ultrix ; 
^Quod tibivita negat, G:,uod fimul ¡píí* 

í., 

EPI- 



■ 



'^'^mmwm^^amtmam 



DON PHELII'E V. 



éj 



CARMEN ACROSTICUM. 



Plorant Percunte Philíppoj 



Infignís 8¿ íüdytús *«v. 



Péñora Pulfi, Pió 

Herctícos Habuk qui Horraref> 

Illos Jecit Ifcer 

Luna & Luz Lmx 

Illico 8c Imperlutn Indulget 

•í ' ' 

Principis at^ Polus Pofcít 

Foílque Poceaf Pottat 

Vociferante Viri: Vífac 

Siccine Sunama Super 



EPIGRAMMA. 
IiV PHIUPPI QÜINTI ÓBITÜM 

ErgQ. fie dirá putaíJi iiirtibris fepeKre PfaHfp|>ti|n 

Parca tuis ? abíit credere tale nefas. 
Tot fiquidQra* radios dum veAiace^ iííe refundit, 

Aípeólu ut Pha^btím cGgai abjure ítíp. 

:Nam huius íüjcem nube vWes foigore rémiísi 

Dum nébulas mutai; Iir:feCfej^iUe fois. 

K k ALIUD, 



/am 


lupiter 


Ipíí. 


Pia * 


Pignora 


Plaudcns, 


Pretiofaí 


Prarnai* ! 


Paiafíri; 


Veluf 


Vdica' 


Virtásl 


Seandieiatn 


Sidora 


' '^al.*iiR ■ ' '■ 



■ .■..Á!J» i< w 



! .Ji.l^,-..^.c,.4-l 



'i 



'■ 



EXEQUIAS DEL SEnOR 






ALIUD. 



Tranfíulic sd Stíperos Martem ínter figna reponens. 
Fábula Grecorum concelebrata Cheii 

Cum tamén aftra fubitMarsverus, nempe Philippus 
Quid íack ilie? fitadejiciendus erir. 

ALIUD. 

Hefperiíe Itimen cur fíe extinguere temas, 
Involvens tenebris Mors truculenta tuis? 

Cum viduas oculos tatn claro lumine noílros 
Nií nifi mssrorem cerneré ubique vafent. 

Nos femel obfecas, lacrymarum namque fluenta 
Sunt íatís eílremus queis operietur amor. 



ROMANCE HI5PANO LATINO. 

Urna, quas funefla ocultas 
Coronas altas Hifpanas 
Ccnfidera, queinveíligan 
De Philipo inviótas palmas* 

Oi 



DON PflELIPE V. 



■-^«:- ■ .. ^- 



66 



O tu, quae de Lima uíürpas 
duictis influencias ílcras, 
dé Rimae ípera dignas 
murmuraciones, avara. 

Tu, qdas afeüas religiofa 
juriídicciones de grata, 
íbias prodiga di ípenías 
triítes luces inhumana.. 

Si de tan Regia Perfbna 
immediaciones defraudas, 
ambiciofa de Philíppo 
claras noticias retardas. 

S'\ te.Gfrcundan conííaoteS' 
Períbnas Americanas, 
de Philippo aníores gratos 
continuos Etnas exalan. 

Si te tributan amanten ■ 
veneraciones, repara, ' 
que de Philippo reliquias 
contemplando triftes, aman. 

Acceptando reverente 
atenciones tan Chriftianás 
coníerva adorando pia 
Philíppicas Regias plantas. 



EPI- 





4 



EXEQUIAS DiL SEáOR" 



EPIGRAMMA, 



Non ne in pace iacet, bellutn Rex, qui 
intulit Orbi? 
Beiío, & Marte ferox, Pacifer an ne 
¡acet ? 
Haud dubíto, ut Ccelum,pac¡s domu^ 
ipíe teneret, 
Et carnij& Mundojbella cruenta tullii? 

GLOSA. 



í¿^? 



DEZIMA. 



En paz el Guerrero yace? 
Guerrera en paznaJeri. 
Pasctíico íe dirá -:■ Di i? 
Pues p^2¿es con el Cielo hace. 
Okq PhÜippo o,y renace, 
N. «¿ev o re no m br e con íiga:. 
Pues con el Cielo hazeJiga 
Por baver vencido en gue^rra 
Nue:ftro= Guerrero en la tierra 
At.nauqidos j? eariue en^íniga. 



; DON PHEUPE V, 



f?¡ 



PINTÓSE A UN hAnO UNA\ 

Ciudad üTrnlnada ^ y al oirq un Corazón 
tendido cndjuelo al pie de am 0ma. 

Siibverfum efl cor meum in me metip/o^ 
qtioniam domi ( Hugo Card.: /i eji ^ 
, in Civitate ) mors fimilis ejt, 
.>. Thren, i, v. 20. 



DEZIMAS, 

Como edificio en mi pecho.^ 

wkDí<3 en tierra mi corazón 3 

Vozes de oráculo íorí;}i;iO 

Y en en Phelipe fueron hecho, 
Qui?:á e) Temblor, duro eílrecho 

De Lima, leal prefintió, 

Y dixo tierno : eííb. nó. 
Tú, mi Lima, tu arruinarte? 
El cora2;on fe me parte/ 

'^.>Vaya á tierra, y muera yo! 
Hable el gran Arco del Puente, 
Milagro de fimetria, <) 

L I ^ En 





EXEQUIAS DEL SEñOR 





1 • 
1 . ' 



^m 



r 



En qué íu Eílatu a oprimía 
La eípaida á un Bruto valiente. 

cayó juntamente. 
Dando á ver á oueílro Pais, 
Que con íu Roía b Li s 
Corria ( una y otra bella ) 
Por decreto de fu Eftreik, 
La tnifnia fuerte iíifelis. 

GLOSA. 



Con bs Aííros íe eterniía 
De Philipo k memoria, 
Qa^ndo muerto^ y en la 
Deíde kxos íe diviía. 

DEZIMAS. 



la 



:T'. 



"e'pa'ria morir creo 
por fu condición fatal 
Naturaleza mortal, 
que en ios hombre todos veo: 
>iii^s de Phiüpo el empleo 
oy trueca íu^t-e preciíla 

hazien- 



DON PHELIPEV. 



<5s 



haziendo que en íu c^niii 
muers para vivir íolo, 
pues paíTando á un nuevo Polo 
CQn los Aftros íc eterniía. 

Que el gozo íé vnieíe al llanto 
érala íu rve armonía: 
que componer preieodía 
en eíle mi triíle canto : 
mas ñ de amor el encanio 
íin nota de vanagforia 
le vé en aquefta hiftorif 
íer ojuerre lan juíía, y fenta 
me fuaviza pena tanta 
de Philips la memoria^ 

Aufentaríe con la muertey 
f hazeríe ver con la vidOs^^^ 
haze fin que íe le pida 
del 5oI la inconftante fuerte; 
mas que Pbilipo 07 aeiertí^ 
á mí>ftraríe con vi¿jbp,^ig, 
en íu muerte tan rjícat^da 
es d enigma qpe i^^^errg 

fíno 







EXEQUIAS DEL SEñOR 



fino con vida en la tierra 
íjuando muerto, y en la gloria. 

• M'^rchitaíe por la tarde 
ia Maraviila frondofa, 
y puntualmente la Roía, 
que haze i la mañana alarde/ 
mas ya de Philipo oy arde 
el amor con tanta priía, 
-que centella no remiía 
abrafa en todo momento, 
y encumbrada al firmamento, 
d^íde lexps í^ diviía. 

LIRAS 

QUE SE PUSIERON EN EL 

Real Túmulo el dia de Ids honras 
del Señor Don Phelipe /^ 

Efla Pyra que obtiene 
la ukima pompa alSol deaqueñavida, 
que en fu Plinto íofliene 
^con decoro la gloria mas perdida 
- dice 





DON PHEUPEV. z 



Ó9 



r 



dice, fi bien íe advierte, 

íer fúnebre theacrode iafutierte. 

De Phíüpo Monarcha, 

que vanidad terrena defengañá, . 

íiendo de la atroz Parca 

ruina fatá/ la gloria de la Efpaña: 

mas ay ! que ion defcjichas: 

las q Cifran las Clauíuks yádichasJ 

Corro plazo confientes 

Átropos parto de la noche horrible, 

pues parece queíientes 

íe goze de la iuerce lo apacible, 

acometiendo á Efpaña 

al embidiar íus.g!orias en CaEDpaña. 

Mas no altiva viólorias 

blaíbnes^ que divinos paralelos 
ion yá las altas glorias (los 

de Phiíipo,q yá en los claros Cie- 
es de innumerables bienes. 
la Corona que gírapor fos Sienes. 

DEZÍMA. 

Quanto de horrores la Muerte 
Mueílra en tzn fatal herida, 

M rn f 






- ..-l^^-- 



« 



é 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



el Grande Manió de vida 
i difpone en pompa que advierte^ 
De Phiiipo en Luz convierte 
Jo que oy en íbmbras recive 
pues ñ el cuydado percive 
íu Lealtad; verá en engaze, 
en la Pyra el aqui yaze, 
y en íu Pecho el aquí vive. 

SONETO 
PARJNOMASTICO. 



TS Ófiblc es Parca, que tu harpon infc 

JL Al Hetoe del valor, fin que te afu 
Mas j ó cobarde 1 con aleve embu 
Dormido lo cogifte vil agre 

No de dieftra blafoncs, pues fiendo e 
Corazón todo, quien la mira aju 
A qualquiera parte de fu cuerpo, ó fu 
Dará en el corazón, fin que mas cue 

Llorará tu traycion Efpaña tri 

Sin que un Mar folo a fu llanto ba 
Haíla cegar de lo que tu no vi 

O quanto en poco obró el fatal contra 
Porque en un corazón, que folo heri 
Infinitos de pena atravefa 



STR 



wmwi 



so 



DON PHELIPE V. 



70 



50NET0. 



SSA que admiras Caminante Pyra, 
Y eíle que adviertes cülío reverente. 
Lúgubre ofrece Lima ¡urtamente 
Al gráMDnarcha5por quie oy íufpira, 
Y quando en ruinas fepulíada mira 

Su pompa toda, y fu eíplendor luciete, 
Tanto el Ocaío de Philipo íiente, 
que íbio en ahogos fu dolor reípira. 
Pero íi eí buen vivir, d fiera Muerte ! 
De vivir para fiempre es fiel premiíla, 
La conclufion es fuerza convencerte : 
Que el que aquí yace lubrica ceniza 
En fuerte fe mejora, y de tal fuerte. 
Que en gloria, y fama aun tiempo íe 
eterniza. 




5G^ ■^? ^S^ ^^ "S^ ^Rí* 



POE- 




i 





♦1 



EXEQUIAS DEL SEñOR | 

POESÍAS DEL COLE- 
GIO MÁXIMO DE SAN PABLO 
de la Compañía de Jeíus. 

DE LITTEKA V. QUJE , LVj 

numerum Romanum adopiúta, Quintum- 
dijlinguit Philippum. \ 

EPIGRAMMA. ' 



Panditur V. furíum , íed pun£lo deíinít 
infra; 
Tota patens Coslo^ vix ea tangir bumú. ! 
In ferie Regum,pr£eÍ8ga forte, Phüíppe, 
Non alicjuo caíu, contigit ¡lia tibí. j 

Corpore vix terrae infiííensj Coeleílibusj 
ampio 
. Semper corde vacans, menteque totus; 
! eras. ! 

.. DE-i 



DON PHELIPEV. 



DEZIMA. 

Efla V. que en un punto eflrl va, 
y apenas toca el terreno, 
mas, y mas abierto el íeno 
mueftra fíempre para arriva. 

Tu imagen Phelipe, es viva, 
y de tu alma fiel traílíinto, 
niíetediófinaíTunto, 
pues deípfendido del fuelo, 
te entregarte todo al Cielo 
dando tu íolo en el punto. 



PINTÓSE UNA ANTORCHA 

muy luciente^ que acababa de defpavilar con 

la tixera la mano de la Muerta 

con ejie 

EFIGRAMMA. 

5¡ Átropos aggreditur reílinguere csBca 
Philippum, 
Dicite, cur oculis clarior irte nitet ? 

N n Cor- 




EXEQUIAS DEL SEñOR 

Corporis exuvijs fpoliato, forcipe mortis 
Muela favilla fuitjfax magis inde micat. 

A LIMA ARRUINADA DES^ 

pues de la muerte de Philipo, 

EPIGRAMMA. 

Funus vbi Regís Limae pervenit ad aures, 
Hsec, moriamur, air, fímus ut ambo 
pares, 
Poícit amor caplti conneólens membra, 
quod illud 
Cum cadit, híec parker, ftrage pre- 
mente, ruant. 

PINTÓSE EL SOL PUESTO 

en el Oca/o^ y la Flor Clicie caido el 
cuello eyi defmayo con ejie 

EPIGRAMMA.» 

Flos íolaris erat Lima irradiante Phil ippo; 
Defficiente tamen, defficit illa fimu). 

Tra- 



^n 



DON PHELTPE V. 

Traducción. 

DEZIMA, 



Qual hermoía flor del 5ol 
en íü brillante carrera 
íiguió Lima placentera 
A nueftro Phebo Efpañol. 

Mas cubierto íu arrebol 
alocaíb de la Muerte, 
ella íé inclinó defuerte, 
que, por ortentaríe fina, 
tiene por gloria íu ruina 
luego que íu ruina advierte. 

IN OBITUM PHILIP P I HISPA- 

niarum Regís. 

EPIGRAMMA. 

Maximus exiguo Túmulo ¡acet , ecce 
Philippus, 
Poílquana cot gentes Marte íubegit 
-ovans. 

Nil 






'm 



Nil quod vincat habens terrís, íua crans- 
tulit arma, 
Aggreditur Coelüm, moxq potitur eo. 

PROGRAMMA. 

PHILIPPUS QUINTUS REX 

.Hi/pafjiarum placlarus obivit^^ 

ANAGRAMMA. 

Qui uti vlx ipirabasj lumina iplras ut 
Puich^r Phoenix 

EPÍGRAMMA ECHOICUM. 

Solvitur in ciñeres Phoenfx ¡nñante fe- 

pulchro, 
iEternuminftituens vivera fuavisavis. 

Sic tu, cjui vir uti, ipirabas flamina vit^, 

Luminaiáípiraspulcher Apollo Polo. 
Vnicus ut Phoenix,<jui optafti vivera íem- 

^Lampadisosreferens, quoraodo qu^-, 
ris, eris. Ifi 




(- 



DON PHELIPE V. 



mOBlTUM PHIUPPI regís 

abforta efl mors in vi¿hria. 
i.ad Cor. 14. 

EPIGRAMMA, 

Efl obitu mortls dúplex vidiOxk parta*' 
Primam Mors tenuit, Rex queque & 
ipíe íuam. 
Illa fqas vires prímaevo a crimine duclt. 
Suppetit huicrobur Gracia, & arma 
parar. 

lili laethiferi veniuntad cjarsica morbí, - 
Miíicachuic ascher, íubfidiante Dea. :"^ 
Viüa funt lili, fpolia, árida íciiicec oííi, 
Huíc regnum aeternum, &glof¡a íum- 
ma venir. 

Hácubiperp,éd!t maiorem Fallida vidrix, 
Abíorta in tanta diíparitate manet. ' 
Vincere fe puduit, quod inania lucra re- 
portet. 

Arque ait : Hic felix ! viólor hic unus 
ló ! 



O 



EPL 




i iiñrii ¡M<^ rn i)ii m»i 



EXEQUIAS OEL SliOR 



EFIGRAMMA. 




T**'"~'~ ii T-ífi 'TTr'-— "1 r' - 'i Tr-fM!- 



immm*itmSBSmiSSm 



Splendetüt mi Ccefe Gsfcamunífique !ú- 
mine Phoebus, 
Sic Rex exJemp& eJá^uut Orbe füis. 
Nunc ramen oceumbens fokm íuperemi- 



mm^ 



Clauditur ¡n Tropicis T¡íiai3i;Éü&í Pama, 



eiminíartem/kuiM 



n 



EHISRAMMiíi 

'rgoáiíé de Eoíiiev effigtés^cáéfcferrtoaj 

Regís, difiera mole, re vultóeádlí ? 
x.equ¡deiii¿ cjuxímaííPtJeílifói^ 
Phiiippi, 
Ultima, regnantis, triflia fátadólet. 

Qfíid 



1,1 „r j, -iMraBsaaa 




DON ÍHÉLÍPi V" 



■i^^.^-., .,_ ,1 m »l'«l ipliM»!» 



74] 



Monis qui ¡nf^áMÜ^ (Weifeús ante ¡atét. 



LAMENTOS mh TtíQ KIMAG 

0Mfe gfáfídés défgraéiéí ¿fué llora, 

AIegl%^ yo éii iin- tíéfnp# if ^(^bá 
losr ójd^ apacibles: de rñi- Ptiente, 
y retsíríléhdd ertvpatiía^ níFébrriente 
de PhilipoláEtotüa^ contemplaba. 
[Mas ay ! (^üe, quado mas contentó ertaba^ 
i poftflcylá Paí^crcHibré^ 
\ ^ail> Arcó- ttíúmphal^ en^q pén^íétíl^ 
I al Mundo, y aiHi'á^ st íe íuílentaba. 
|5u bello Original,dernás,íin vida! (eco I 
] Lima Mi^vfMWof pol vd haft^ i3 tSftíí 
\ ^^OinundacToii depenas ! no av¿iií(^J 
pantos^olpés deué^f>lpíe ? qi tóf meto ! 
voy fíie Wti\ ^r ir aí M i r, v^rá %n¿ídf 
íii aímÍFgiif é^ie aaí ^eíáí>f im fen t0í 



II I " "iti'friitfiíiM «ip ' 






EXEQUIA5 DEL SEñOR 



t4 



PINTÓSE'. UN CETRO CAIDO 

de una inúno. 
DíDZíMA, 

Nunca peníe, que liegafe 
á tal deídicha mí luerte, 
Gran Philipo, que la muerte 
de tus manos me dexafe. 

El que á ¿enit tu Iqz paíe 
es á corta de mi ocaío 

• porque que mayor fracaíb 
me puede traer tu partida, 
que pagar yo con la vida 
oy la falta de tu braío. 

50NET0 ITALIANO. 
NELUA MORTE DIL RE FL 

Hppo F. 

fermati, ó Fellegrtn, in queílíj Tomba 
-; ' Per rivcrir un Prode eoíl fanto, 

Che, il de Guerrier in Lui fu minor vanto, 
Benchq nell'armi tanto ilXuon rimbomba. 

Perche il tuo cuore al áuolo non foccomba 
In foípiri lo sfoga, in ahí, jn pianto; 
Che anche-la Fama, cinta in ñero am manto, 
Piangente fiede, é tace la fuá tromoa, 

' ^ In 



DON PHELIPEV. 



In marmor quí la fpog/ia frale poíaj 
Ma il Nome di Filippo vá immonale 
Per ogni parte, ancorch^ al Solé alcofa. 

Non ni nai da demandar per cagioii quale 
Non fegna Carme alcun h urna famola, 
Che non v' ? Carme á fuá virtiice equale- 

TRADUCCIÓN. 

Detente en efta Tumba, Paíagero, 

y reverencia un Heróe aquí tan íanto, 
que lo Guerrero en él aun no fué tanto, 
con celebrarfe tanto d^ Guerrero, 

Por que no mueras al dolor íevero, 
deshágalo en furpiroSjayes, llanto^ 
q aun la Fama, virtiendo negro mantoj 
llora, mudo el clarín antes parlero, 

Aqui en Marmol deícanía íu ceniza, 
mas de Philipoel nobre immortal buela 
aun mas allá de lo que el Sol div¡ía. 

Si preguntas, porqué no íe fincela 
inícripcion en (u Urna? digoapriía, 
queá íu virtud ninguna ay paralela. 





SONETO ITALIANO. 
MELLA MORTE DIULIPPO 



Che Tomba é qnefla ? c di Filippo i! Grande : 
di Fiiippo non é, menrr' egÜ vive 
Jiel Cielo, é neila Fama; é ció s' afcrive 
á le virtu ñupeniie, é memorande. 

Com egü é mono, fe per tucto fpande 
Raggi di gloria; onde !a fama arrive 
dall' uno all altro Pollo, ín cui prefcrive 
la gloria con le fue opre ammirande? 

Ver é che ín quefta Tomba le fue frali 
fpoglie qui fon; ma le virtu fue rablte 
ie Tenderán di morte immortali. 

Pellegrin, quede fpoglie, che qui accoltc 
fon : queíle ifc íH^ ne fuperni annali 
ipirano Eternitade c fon fepoíce. 

TRADUCCIÓN. 



Que tuba es efla ? es de Philipo hoguera; 
mas de Philipo no es, que eííacon vida 
en Cielo, y íam^; vida muy debida 
a íu virtud; que en ella Feniz era. 

Como há muerto^fi eíparce por laEíphera 
rayos de gloria, que íe vé eflendida 

de 



DciÑ PHELIPE V. 



76 



de un Polo a! otro, efpacio, en q íe mida 
de íiis heroycos hechos ia carrera ? 

Cierto es, que la Urna fus cenizas Reales, 
encierra, pero mejorando fuerte 
las hdze de caducas immortales. 

Para tu exemplo^ PaíEgero, advierte 
Gueeílasmiímasdei Cielo en los Anales 
ecernidad reípiran en la Muerte. 



PINTÓSE UM LILIO CORO- 

nado cay do en tierra al corte de una Gua- 
daña en fu yardin todo marchito, 

ENDECHAS. 

Marchita en tierra iace 
la Real, la bella Lis 
traíplantada de Francia 
al Eípañol jardín. 

Dormida la aílaltó 
de la Parca el ardid 
con traydor doble aleve 
cobarde, trato vil. 



Que 





'.! i [ 




EXEQUIAS DEL SEñOR 

Que en una vida íola 
quitó fin diícurrír 
quantas poblaban bellas 
ei deliciólo País. 

Murió; mas quien dudaba 
que avia de morir? 
de efímera acabó 
por que era flor en fin. 

Con ella desfalleze 
ia pompa del Abril, 
que Agofió Julio en ella 
iodo el verde confín. 

Muília la Primavera 
vi fie negro monjil, 
llorando en tierno aljófar 
el no poder ya reír. 

]£t\ miímo aípero Cierzo 
del infulto adalid 
¿parece dá al íoplar 
indicios de gemir. 

El duelo hazen las flores 
que de amor mueren, y 
cada una en fu caimiento 
quiere íobreíalir. 




DON PHELIPB V. 



77, 



»«P««IP"WWP»((P»WP»*»W»! 



Por que como íe acuerdan 
de íu antiguo matfe 
fe lamentan diciendo, 
yá no foy flor, lo fui, 

Defojada la Roía ^ 

íe quexa al veríe herfr 
de fus eípinas no 
de fus peíares fi. 

tlét foxo que derrama 
el Clavel carmesí, 
es íangre que en él hasje 
el dolor, no carmín. 

La nevada Moíquéta, 
y el candido Ja^mín,-^ 
blanco de penas fon 
en la doliente lídf 

Al delmayo íe rind^ 
el pequeño Alelí, 
y mas pálido ahora 
íe íiente á menos ir. 

El Narciío que adora 
íu hermoíura infeliz 
por no ver el eíírago 
un- ojo diera, y mil, 



El 





piP«iniW''*'"V'"»" 




EXEQUIAS DELSEñOR 



El cárdeno] acinto 

que por la cicatriz 

aun refpira, mil vezes 

repite el ay de mí. 
La Corona de Rey 

perdió fin ya lucir, 

en íu verde eímeralda 
" la eíperanza de si. 
Su briíJo en e! diamante, 

íü ardor en el Rubi, 

íu candor en la Perla, 

en el Oro el ofir. 
Immoble Clicia yá 

eílatua es de marfil, 

que el mifmo íentiniiento 

la priva del íentír. 
Pedida de íu Norte 

folo labe de sí, 

hazer íu Imán hermo/o 

un eterno Nadir. 
Mas fi para la tierra 

le deíprendió de raíz, 

otra vez reflorece 

en campos de zafir. 



.^fiáé^ 



i^_i:^ <>jV M •\> 



á: 



DON PHELIPE V. 



Si íué Lis al nacer, 
trasladada al peníi!, 
los privilegios goza 
de fiempre-viva allí. 

O Lis pura por íiglos, 
digna eres de vivir, 
pues tu vidano tuvo 
el mínimo desliz. 

Las fragrancias que diíle, 
y buen olor de tí, 
durarán mientras dura^ 
tu eternidad feliz» 

Principes, y Vaííalbs 
del íuceío inferid 
deígraciasque tenrer, 
virtudes que íeguír. 

Deíengaños, y exemplos 
¡untos tenéis aquí, 
ellos ion de imitar, 
aquellos de advertir. 

Si ni á luzes, ni á fombras 
los ojos oy abrí?, 
aun mas qua ceguedad 
es loco frenesí. 



78 



RE- 



■ ■t n iM i i mi ii ,! ■ 



7 




EXEQUIAL DEL SEñOR 



REDONDILLA. 

^ dos Mundos oy reporte 
Philip o fu Corazón^ 
Por aliviar Ju aflicción^ 
Z ^/si al dexarh$fe parte* 

QhOSh. 

Dos mundos han cQnciirrido 
á llorar á ¿i Monarca, 
y en el golpe de Ja parca 
no pueden hallar partido : 
iSolo Phijipoha podido 
jdar un corte con gran arte, 
pues fiendo uno, y otro parte 
rfefu mas intimo pmor, 
íu corazón con valor 
a dos Mundos oy reparte, 

Pl corazón en fu vida 
para todos tan abierto, 
por ier liberal, aun muerto 
fué roto con eíla herida; 



la 



i- ^. '-.S rJk'l 



DON PHELIPE V. 



n 



la fíneza era debida, 

á dos Mundos con razón; ; 

y afsi í¡ en efla ocafion 

íii corazón íe há deshecho, 

por eílb les dá de el pecho 

Phelipe fu Corazón. 

Fué Pelicano amorofo 
cuya fineza al morir 
peníó con íangre efcribir 
de íu pecho generólo : 
un amor tan prodigio ib 
en tan fuerte defunion, 
quiío dar reípiracion 
al. corazón, aunque poca, 
y aísi le há abierto efta boca 
por aliviar fu aflicciQU, 

Los dos Mundos en el pecho 
de Phelipe batallaban, 
y ambos \ dos alegaban 
al corazón íu derecho; 
mas Phelipe en efte eífrecho 
viendo de una, y otra parte 

R r la 



r 









í 



EXEQUIAS DELSEñOR 

la juflieia, dixo: darte 

x3=e el corazón la mitad 

es fineza ds amiílad í ^ 

y afsial dsxarlosji parte, . : 

\ ■: . . " -- 

f ■ . íi' 

POESI ASDEL COLEGIO; 

3 

REAL Y MAYOR DE S. PHELIPeJ 

DEL DOCTOR DON ANTONIOJ 

Boza y Garzés, Reólor aíiual' de ertej 

Colegio, Aíeílbr del TribunaldelCon-l 

lulado, y de íu Exea, en el I 

defpacho de Indios. ¡i 

PINTÓSE UN'A FLOR DE ^lá 

entrando al Cielo ^y [obre ella las pnhibrasl 

Jigíiientes. Confiderate Lilia agri | 

quomodp creíeunt Matb. 6. 



Fallitur hunc Florem credens obijíe|| 

Gadendo ?l 

Nam falce aetherü crevitaduíq poJunr^^ 



^^■■■■'><- 



i^ '^ , jS rt>M 




DON RHELM^E ¥. 




...i 



AL PIE DE ESTA FLORASE 

pintó una mano con una hoz^ y ellas pala* \ 
¡)ras que fülmn de slUí^ y remataban 

en el Cíelo ^ que (e pinto. 

Prpripietur ^x homo flo-SjUtilteíé 

perenni balitu frsgnet in 

bis div'inis praris. 

Deeflas palabras fe faca un x4 lagramma^ 

que dejígna ba el ano en qu e m u ri ó al 

mundo e/la Blor^yes la Jiguiente, 

PhILíppVs V.*ReX Hlípanl^ Intra 

Dglboftos Vd LIUVM grate efíLo- 

rens IníerltW, 

CLAVIS ROMANA. 

PhlLIppV$ V. .- 62. 

ReX HI^íhI^^--U-:.. 12. 
Intra Del horios- — - — 502. 
Vtl LILIüfn —II 13. 

Graté cíFLorésiaíerlcur 57. 

Summa 1746. 





EXEQUIAS DEL SEñOR 



«""WKSSWa- 



-i ¡ 



GIBOSA, 

P.eX Hlípanl^ in aflra petlt fuprema! 
PhlLTppVs í 

Non térra pVtriconciitusipfejacet: \ 

Haec ecjuideai brevisdtj illius fluminal 

parva, | 

Alere qusetantum ülia parva valent. " 

Intra hortcsj ideo InrerliVrDuncille,! 

perennes, ^ 

Flumina^ ubi curnpnf nnaxlmalene,? 

Del 

His ergo efjflorens graté reíperget| 

odores. | 

JL,IL|VM Vil, íuavqs, pfbls ad ut-| 

que locuffi, i 



»•> 






f»>^.i'k''^<"* 



i 



OTRQJ 



^ 



DON PHELIPE V. 



OTRO EPIGRAMMA ACRÓSTICO 

al míííiio áíTumpto, 

'^ ulcher erat, fortis, wiagniaícjue Pllprp|>u^ in orbe, 
tu oc fíos, prse cunílis flatibus orbis okrns. 
ü-i pfo candidius nullum per amena: fe/ebant 
fH ilJum odoriferum prata vírentis hiiTni 
M nrpicíens auteni divinum ex aecKere numen 
-o Lilchriira. adeo florem convolat üfquein humum 
i-tí rotinus & florem tcireno CoHigit horto. 
Cj no quo í3etermispaícitutrejtis^mc(r..)"| 



cri i mihi deben tur pujcherrima Lilia dixt I 

< no hoc, quAm cumSíis pafcar -aUiore magne. \ 

jíL pm r)ÉÉT^ IUrja se 

pintó ía Ti^fü con otr^ ^^ijjspfjuetias^: 



Si vita Tpolias florem mors, quanclo Phi- 

lifípum- ' '• f : 

.Ullum producet G'afliírá'téfi-a parem? 

:;;;i');u j\^\^ v¡.íí ü.isv ,-ji.'P -::.'yf| 

DUCTOR 'mW B^R- j 

tholóm'é Grillo^ Abogadó'lie ejla | 
Real jrítídiencia, 

S s DE-' 



■l'ilLli, 



1li 




y 




A h Parca por morral 
inzú:^ñÍ9 el Qpinto en vaííaüage, 

jfríin íerde lo Rey ultrage 
por íer cofa natural. 

Mas como fué fin igual 

fij proceder, fiempre en cinto, 
de btros Reyes tan dirtinto. 
Je hizo e! Quinto ta bué Tercio, 

^, ^^ue.quedó ^n efte Comercio 

'^ inejorado en Tercio y Quinto. 

En el Cielo eíla mejora 
logra en felerno reynar, 
aquellg virtud fin par, ! 

qué jTüé Zenit en íu Aurora. 
:,¿q ^,?Goze Phelipe en buena hora 
ííi fuerte feh'z, y grado^;? 

. de.gloria tan elevado; - , 
pues que, veríe de eííe modo 
mejorado en parte, y todo, 

. .no puede íer, mejprhado. 



'. cnaisq 



L. A>^tk. 



m 



DON PHELIPE V. 



82 



DE DON JUAN IGNACIO 

de Obiaga, Jbogado de la Real 
Audiencia. 

EPÍGRAMMA. 

Solv'jtnr m íacrymas plangendo Lima ( 
PhiÜppum, 
Et lacerar m^ilapeéíoranuda mann. 
Quid ploras ? magnum tribuam libi, 
Lima laevamen, 

V¡vit3& ex fama naícitur ¡píe íua. 

DEZLMA 

En continua lid íoldado . 
como Rey, vivid, en Ja (ierra 
Philipo, pues fué la guerra 
empleo de íu cuydado : 

Aísi vivid embarazado 
íiempre en ella íu defvelo, 
porque fu Rey no era el Cíelo: 
á él partid muy de otra íuerce; 
pues fin guerras en la muerte 

.,^-íu, Corona fué en un vuelo. 

POE- 





EXEQUIAS DEL SEñOR 



íl colé. \ 

GÍO REAL DE SAN MARTLN 

DE DON THJDEO ZAP^ALa 
P^cizquez de f^elajco, ' > 

Pintó fe la V. rehuelta del todo al fu el o 

en ejla forma, js^yy la Fama en un pi 

Jbbre fu punt aclocando el Uarin^ 

4e cuya boca Jaita una <c 

DEZíMA. 

La V. del mortal parafifmd ' 
i büeita en tierra, haze que ( velo 
fe levante el Quinto al Cielo, 
Pyramide dé sí mííino. ■. 

La Fama todo ün guarifmo •; 

de elogios le haga elegante, j 
rebuelta la V. en que cante \ 
íu virtud; letra tan belia, \ 

^úe entré todas íola úVsl \ 

^otubo era 61 t'Oníetiátite. 

DEI 



^ 


. > > 




.'"■' 



T^rznrTTAíis n^n ^z^ 




DON PHELIPE V. 



S3 



DEL MISMO. 
EPIGRAMMA. 

IN PHELIPPI r. HISPANIA^ 

rum Regis inícmum. 

Hoc ceníes parvo Regem perftare íe- 
pulcro? 
Mens, horno, te fallit prsecipitatqtua. 
^Lhere mens habitat, íed térra fama fu- 
per íles, 
Etfolum Corpus nüc requíeícit humo. 
Non igitur Regem dicashic eñk íepultú, 
Hic potius partem Principis éíle lui. 
Autíi vis rebusproprié daré nomina^Re- 

Dic hic exuvias, relüquiasque fore. 

DE DON FR.4NCISC0 DE ZA 

vahí f^azqucz de l^elafco. 

Pintaron fe dos Mundos^ y arriba en me 
dio de ellos un corazón partido ^ como fe 

T t le 






EXEQUIAS DEL SEftOR 



■' 



le hcúlh, h Nuejlro Rey PHIUPO en 

Ju muerte^ con eflehemi/lichio ^ que ; 
pú[}ahaelxQrazon^Coi[ írangac 
oportet. 



EPIGRAMMA. 

Cur dúplex apparet cor,moriétePhilippo 
Si Pater & Princeps ómnibus unus 
'wi- í ■ erat? - • 

Falimur: haud dúplex Cor, íed fraólurn^ 
eíle videmus. 
Frangir amor noftri, frangit & ¡nde 
dolor. 
Dividit in partes, ut, Princeps duplicis 
crbis, 
Dimidiam panem cordis utrique da- 
ret. ¡ 

Ergo nil hcrymae faciunt, Corfrangat 
oportet 
Noílrum, nam Regís fuñera corda¡. 
terunr. i] 

DE\ 



DON PHELIPE V. 



DE DON Manuel DE ZA' 

Vida J^íizqnez de VdajlQ' 

EPIGRAMMA. 

iMoserar antiqais, Supen's /acra Templa 
dicare, 
Mos pariter Templum cuique Yacrare 
íuum. 
Q,jid non íervaret raorem hunc ííia Li- 
ma Philippo, 
lili pro Templo peólora fida íacrans? 
Caufa nec ignota eft, íiquidem memo- 
. randa merentur 
Faéla, quibus Terree non habuere pa- 
rem. 

DEL MI5MO. 

EPIGRAMMA. 

Dum mors intendir, vicalem extinguere 
lueem. 
Regís, plus fülget flatibas ip/a íuis. 

Fia- 




y 







EXEQUIAS DEL SEñOR 

Flavít namque fidena Coeli, quae lumina 
velat, 
Quodque fide latuit, deiegic ipfa iubar. | 

DE DON FRANCISCO MA' \ 

tienzo Bravo del Rivero. 

DEZIMA. I 

Oy Dios nos arrebató ! 

A Pbilipo Quinto al Cielo- i 

El íe lo llevó en un vuelo, j 

Que íu derecho le dio: | 

Su amoPj y íu ley cumplió, | 

Llevando á los dos erapós: j 
Su rapro eílrivó en los dos, 

Porque íi manda la ley \ 
Que íe pague el Quinto al Rey,j 

"Ei Qaiíico oy íe pagó á Dios. : 

DE DON DOMINGO MA- \ 

lienzo Bravo del Rivero, 

Pintó f$ á Lima en trage de Dama Ef- 

paviola^ deteniendo á la Muerte^qutejlava^ 

con la flecha en el arco á pimío dedijpa- 

ror al Rey en fu Camarín. \ 






DON PHELIPE V. 



ROMANCE. 

Aguarda Parca tiran?, f 
No ai arco des el harpon, 
mira que el íufto le quita 
al golpe, todo el dolur. 

No diípares no, detente 
íuípende e! impuífo atrd^:, 
porque es malograr el > tiro 
noconfüitar la ocaíion. 

La liíonja de el acierto, 
íiempre el acuerdo la did,^ 
porque en la celeridad 
peligra la reflexión. 

No tu deílreza acredita - p 
íer el blanco íuperior, 
que íi íe yerra, el defayre 
íe mide á íu proporción. 

Lecciones den á tu brazo , 
Jos delirios de Faetón, 
que quiío con débil pecho 
regir el Carro del Sol. 

Mas deípues precipitado^ v^í 
íus altivezes llorójp ^ 

V V vien 






* 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



viendo que paró íu aíTeníb 
en el deípcño mayor. 

Y aísi buelve atrás el paííb, 
la flecha en la aljaba pon, 

C]ue el íer prudente en los lanzes 
no es covardía, es valor. 

Mas ay ! que de mis aviíos 
huyendo el eco veloz, 
contra ei Gran Phiiipo Quinto 
la Muerte el dardo arrojó. 

Murió el REY; clauíula breve, 
que á un periodo ciñó, 
con parentefis de vida 
la mas trifte explicación. 

Salgan pues azia los ojos 
los ayes de el corazón, 
tropezando en la congoja 
los deliquios de la voz. 

Y emulando en mis deídichas 
la mas tierna compasión, 
íbio mi llanto repita 
pofible es que el REy murió / 

Pofiblees, que aquel Monarcha 
á quien reverente incó 

todo 



DON PHELIPE V. 



todo el Orbe la roáilh 
en íeñaj de adoración. 

Cuya altera íoberana 
a la fama le ocupo, 
las trompas para el aplauío, 
los bronzes para el blaíon. 

O/ es pálida ceniza, 

oyes un yerto eíplendor, 
que acabó como mortal, 
" fi como Dey dad nació í 

Pofible es que el miímo culto 
que las aras fe er/gió, 
en eí proprio facrificro 
le auguró la iamoíacion ! 

Alsi muere el que mas vive í 
3ís¡ el Aííro anacheció, 
que á rayos iluminaba 
el emisferio Efpañol! 

Quien dará pues á mis ojos 
tan crecida inundación, 
que paíle de ama:rgo llanta 
á íer piélago de horror. 

Mas recobreíe mi pena ■ 
con la conlideracion 





EXEQUIA5 DEL SEñOR 



dé que íus altas virtudes 
le dieron Solio mejor. 



DE DON JOSEPH ANTONIO 

Hurtado y Sandoval, 

EPIGRAMMA. 

^D NOSTRI regís PR^^ 

clíirifata Ph¡Iipp(. 

Qiialis, abhofle. Lacro nudari, luce ve- 
retur, 
5ic Regís vita, Morsínimica timet. 
Furisj & id circOj noflurni, invadií ad 
indar 
Mors,Regem íubico/alce parata fagax-. 
Rex eteniai palmas tot, uc adquiísiverat 
aures 
1' Vinci,inflru¿laíua falce timeícitadhuc. 

DE DON PERO RAMÍREZ 

Izquierdo, 

so- 



i 



^^^ . 



- \ 



DON PHCLIPE V. 



SONETO. 

Murió Philipo- y íí fu obrar íe advierte, 
quien mejor q él, de no morir pudiera 
privilegiarfe?riotra Cíotho fuera, 
quelarazonen ceguedad convierte. 

De fu vida immortal triumphóla Muerte, 
que no pudiera evitar, aunque quifiera, 
yápordeíearloparasíla Efphera; (te. 
ya por gloria,en q el terminóle advier- 

O hombre !q liares de Ja locura engaño, 
entre eiTa Idz, q te hab¡a,íe contemplo, 

que infeliz facas del provecho el daño. 
Mira en Philipo la virtud exeir.pío, 
pues hizo, dando luz al deíeogaño, 
derTfono el Ara ,y delPaJacio el 
Templo. 

POESÍAS DEL COLEGIO 

REAL , Y SEMINARIO DE 

Santo Toribio. 

DEDON^L^ERTO CAFE 

liño. 
X X EPI- 





EXEQUIAS DEL SEñOR 



EPÍGRAMMA. 

Laudibusüluflrem, fas eíl mlbi, dicere 
Regem, 
Dulcibus, ac citharis, fafta re ferré fuá. 
Hiclicet, hoc tumulO) iaceat iam funere 
preíTus; 
Añ il!um mérito, vivereFama facit. 
Aícendit,pariter que ruit, curíuq fub uno, 
Vivensacrnoriens,hiccadit5atq volat, 
lamque Philippe, dein, fimilem, nec in 

orbe tenebis. 
Faca, licet, meritis, inferiora tenes. 

ALLIUD EPÍGRAMMA. 

Fuñera dum Quinti vidit mors dirá Phi- 

Robur, aitnoítro, quse Dea majus j 

habet ? ^ I 

Illum , quo telo Martemque á culmine J 

ieci, ^ , j, 

Et quid quid mundo robor¡seíIe;,tuli?|j 

DELI 




DON PHELÍPE V. 



DEL BACHILLER DON 

Jojepb Antonio Ee/ina , López 
de Donlibún. 

SONETO. 

Eíla Pyra, que ilullra !a memoria,^ 
íeíla del Gran PhílÍDO Ja ceniza, 
donde la Mageílad, que la authoriza, 
logra del tiempo la mejor viétoria. 

TrÍLimphade lo mortal íuexceíFa gloria, 
y en la miíma virtud, que íe eterniza, 
' tiene ocra Alma^qel íer le iainnoríaliza 
!aFan:]aexéplo, yeíplédorla Hiftoria. 

La Fé coníngra, al que la Fe venera. 
Real pompa, y el Amor parece culto, 
qtje convierte en Altar el Monuméto. 

Brilla la Féotro Eípiritu en la hoguera, 
qhaíze immortal la Imagende íu vuítc^ 
trasladando á la Tierra el Firmamento. 

DE DON MANUEL- DB'ZE" 

vallos M'.fídizabaL. 




j 




■ , :■ 



í 



EXEQUIA5 DEL SEñOR 



\\ 




^L CETRO , CORONA, f ES^ 

pacía, que fe pujo en la Tumba del 
iehor Don Pbilipo /^ 

SONETO. 

EííeRea! CerrOjyeíTeEííoque sugufío, 
cjüe orlan eíía Corona tan brillante, 
infignias fon, conq el mayor Athíante, 
dio á la Fe ty mbre, y al herege fuílo. 

El Cetro a Carlos le imitó lo jufio, 
la Eípadaá Luis copiólo fulminante, 

.- de heroico fe haze exéplo lo triúphate, 
q harta la embidia lo admiró con güilo. 

No es hoy Tropheo, q el horror advierte; 
fino honor á fu gloria merecida, 
queíosdefpojos en elblaíon convierte. 

I^aFéaquí íé halla á la virtud unida, 
que al renacer Phiíípo de la Muerte, 
lo eterni:za glorioíb con la vida. 

DE DON THOM^S DE LA 



í 



Farra, 



SO- 




DON WIEUPE V, 



SONETO. 

De Phelipe el Eípiriiu fublime 
logra en íu OcaíbTu mejor Oriente: 
que es otro So f de glorias refulgen íe, 
que dicha íní]uye,qüando luz imprime. 

La -R eg la Ur na,. i í ufi r ads, en lo q oprime,; 
la Mj g e í} a d oc u 1 1 a m a s. I ucie n ce, 
y allí bnlía fu luz indeficiente, 
c o mo virtud, q u e o 1 a v i r t u d a n i rp e. 

Si tanta honra íe debe á la ceniza, 

q es Numen, aun en la Urna q^'a fella; 
quanraafu alma, q alcanza la vifloria? 

Aquel íér, que en íu fer la immortafea, 
ci-ñe a cada virtud con una Eftirella, 
y en fu miímp Laurel k ák la gloria. 

poesías de los ca- 

VALLEROS PARTICULARES. 

DE DON MIGUEL DE MU 

d^rra yi^oldm. Marqués de \ 
Sama Matia, 
[ Y y R04 





é 



EXEQUIAS DELSEñOR 

iíOMAÑCE 

Qué funeflo el DiOS de Deíphos, 
habiendo Tumba la Efphera, 
forma allá unaluz, que es íombra, 
y una ¡lama, queespaveía. 

No fé, ñ el dolor, d el íufto, 
enere el filencio, y la quexa, 
forma un aliento, que es llanto, 
ó una expreísion,que es triíleza. 

Toda el Alma la acción tiene 
coii el afombro íuípenía, 
entre el miedo, que la embarga, 
y el cuydado que la aíecha. 

Murió Philípo? O! y como 
la V02, al dezirlo, encuentra, 
aquel ahogo, que es congoja, 
que en folo morir, alienta. 

Mas como es poísible, (ó Parca,!) 
que eípirar lo immortal pueda? 
ni como pueden uniríe 
lo excello con la miíeria? 

Aquel Heróe, que auguílo, 
fundando íolar fus venas, 
tubo al valor por Ertirpe, 
la virtud por Aícendencia. Que 






DON PHELIPE V. 



Que á canfo Progenitor, 
que ilürtra íu ñngre Regia, 
buelve el tymbre mas brillante, 
mejorando los que hereda. 

Quien de Luí fes, y Fernandos, 
en la gloria que renueva, 
hizo vinculo el Laurel, 
fiendo la virtud herencia. 

Quien de Carlos, y de AÍphoníos, 
íobrepujó las Empreílas, 
quanto excede, el que conquiíla, 
al que conquiílando impera. 

A quien la Europa íe opuío, 
mas de temor, que de fuerza, 
^é hizo venganza la Embidia, 
bclviendo blaíon la afrenta. 

Qiien el bélico exercicio 

eníeñó á Marte en íu "Eícuela, 
é hizo, que h. íu nombre el Mundo 
íe rinda, de lo que tiembla. 

Caníado yá de triumphar, 

triumphar de sí miímo intenta, 

abdicando la Corona, 

y en lo que humilla, íe eleva. 

Pues 





'ri 




EXEQUIA5 DEL SEñOR 

Pues con un gyro de Imperio 
íe haze, cjue el Cetro rebüelva, 
y la Corona reaíunfia, 
bolviendo al Trono, que dexa. 

.Con naevo horror, nuevas furias, 
b aíTaitó infernal Megera, 
que haze á la Europa Theatro, 
y es el iníuho Tragedia. 

iPero el Cielo, que lo exalca. 
Jo arrebata de la Tierra, 
por llevaríe en él a Marte, 
dexando en Fernando á Aflréa. 

Murió en fin, que era farzoío, 
que al precepto no eftá eíenta 
Ja miíma Immortalidiid, 
que quiíó eflar t élTujeta:. 

Toda la Pompa es Cadáver, 
que ha?5e una fmagen funeíla, 
que aviía, con lo que aíTombra; 
y con lo que afulía, eníeua. 

Aquel yanO' reíplandor 
de I^ caduca grande^yi, 
que de lo miímo, qu€ no. halla, 
quiere- fornnar íu exiftenaja. 
^ Re. 



I- 



DON PHELIPE V. 



Reduce á íu nada el polvo, 
y bueíve en lu2 ía liniebía, 
que ilumina con la íombra^ 
y alumbra, con lo que ciega. 

O ! quanto el eítrago advierte, 
íi el exemplo, que efcarmienca, 
halla á la razón, que ilurtra^ 
para huzef la vida eterna! 

Aíbi en Philípo, -la Muerte 
dos vezes exemplo queda, 
por la virrud,que acredita, 
y la Magertad, que dexa. 

La memoria en eíle Mundo, 
quando falta, lo coníerva; 
y pia la Fe en el otro, 
come lo eré, lo venera. 

5uba gloriólo al Olyinpo, - 
donde el tiieriro íe premia, 
que haze la piedad jüíticia, 
porque fiendó gracia, es deuda. 

Allí la Immonalidjd, 

que yá impjcienre lo eípera, 
le dará por Trono el Sol, 
y por Laurel las Eílrellas. 

Z 2 AL 




j 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



AL MISMO ASSUMPTO. 
ENDECHAS ENDECASYLABAS. 

Parece, que allá el Alma, 

4 dudando Jo que teme,) 

picucha los preíagios, 

q le anuncian el mal, q fobreviene. 
Es cierto, que la Pena, 

íi íér por sí no tiene, 

ay Ciro, que la anime, 

ó e¡ pefár, y el eípiritu íeentiéden ! 
No íé, fi eíle es deímayo 

del corazón doliente, 

que ahoga, en lo que oprime; 

ó es la fatiga, q ha de dar la Muerte! 
Sin duda, que reíerva, 

aun deípues que fallece, 

las vozes íolo el Alma, 

como ecos q declaran, lo q fienten? 
O es, que el dolor al íuflo 

otro Efpiriiu adquiere, 

que de morir, alienta; 

y en lo milmoq anima] desfallece ! 

Nuef. 



í 



DON PHELIPE V. 



Nueftro Grande Philipo 
paíáó ya á íu Occidente ! 
mira ( ó Parca/) lo que hazes, 
pues en íu vida, la del Rey no pede. 

Yá es cadáver ííi Imperio, 
que eípira, quando él muere, 
porque de los Vaílalios 
es el alma la vida de los Reyes. 

Aqael Monarcha inviólo, 
cuya ilüftre Progenie 
fué la heroicidad mifma, 

que en íu íér,Ia q tu bo^le tranícléde. 

Herde, el mas glorioío, 

que haziendo, que íe hereden 
las almas en la íangre, ( te. 

bolver íupo á virtud por Aícédie- 
,A toda Europa armada 
con íola Eípaña vence, 
dando afrenta á la Embidía, 
q vid lo amable unido alo valiente. 

La Corona, que ciñe, 
generoío la cede; 
triumpbo, que íe haze exemplo, 
y q forma el Laurel de losLaureles. 

A 




iMMtfhi^U«ÍMk¿dCMál^riM 





EXEQUIA5 DEL SEáOR 

A eíle Principe excelío, 

í]uc impuío al Mundo Leyes, 

no cxcepriía inviolable (viene. 

la Ley, q al hombre el termino pre- 
Murió, que e.a precifo, 
. y es pügü, que fe debe; 

mas como jufíovive, (vierre. 

y cJ íer caduco en immorial con- 
O quanto el defengaño 

luze, en lo que obícurece! 

y exempíos authonza, 

la miíma M igeftud q los advierte ! 
Aquella Regia pompa, 

que á la viíta es deleyte, 

cuydado pila en el aln}3, 

que en e! oyre ÍuííI íe deívanece. 
Es un dülze atradivo, 

que finge lo aparente, 

que como humo íe exala, 

y (jen íu nada miíma íe dííuelve. 
O vanidad caduca! 

quien te goza, te teme; 

quien te conoce, te huye; 

y Tolo el que íe engaña, te apetece. 

Mas 



DON PHELIPE V. 



Mas Philipo dichofo^ 
Tupo ha^er dos ve^es 
mérito á la Fortuna, ( 

de qnié el mifmo deíengaño aprén- 

Aísi goza el Empíreo, 
que en luz indeficiente 
de Aílros mil le corona, 
y lo hazealli conftelacíó de Reyes. 

Deíde donde á íu Imperio 
benéfico dilpeníég 
por ordenes las dichas, 
por influxo la gloria á cj él aíciende. 

DEL MI5MO. 

OCTAVA5. 

Ceííe del Pindó el Numen ínípirante, 
que hoy haze otra Deydad de la agonía, 
y en el dolor, que anima de inceííante, 
la pena es voz, y el llanto es harmonía : 
el proprio Apolo íéa el invocante, 
filuz ledexaen fu congoja al dia^ 
porque al ver de dos Mundos el lamento, 
íe haze en laEíphera anguilla el deícilíéto, 
A a a La 





EXEQUIAS DEL SEñOR 



La íóbra, en 4 el Oiy mpo íe commína, 
el íufío, en que la Tierra íe eftremece, 
VÓ2 es terrible, que fatal fulmina, 
que el Orbe eípira, ó que üi Rey fallece : 
ó el Perüíe transforma en Lybitíaa, 
ó es cadáver deíniperio, en que parece, 
que al faltar el Monarcha en el Dominio, 
íe anticipa otra Muerte á íu exterminio. 

MuridPhilipo ? óParca! q es lo q hazes? 
que alma le falta, á quien razó no adviene: 
lo q hizo un figlo,en una acción deshaces; 
y es pena, en que la gloria íe con vierte: 
no obras juila, ni cruel te íatisfazes ; 
de matar vives, y tu vida es muerte : 
vé, que ay otra alma en la Soberanía; 
con quien, fi habla la Ley, es ty rama. 

Murió aquel Héroe, que excelíoera, 
de los Carlos, y Luiíes paraleío, 
cuya alma de íus glorias heredera, 
fué al valor regla, á la virtud modela ; 
en vida eternizado íe venera, 
dexando el Mundo, ¡>or ganar el Cielo; 
pues colgando el Laurel del Capitolio, 
hizo exemplo el Poder, y Teplo el Solio. 

Si 



.<*fl^ 



DON PHELIPE V. 



96 



K 



Siganoe! Cetro Henricocó la Eípada, 
y hero^^co Garios la Corona abdica, 
de Auílriacos, y Borbones mejorada 
buelve la gloria, al que íü acción íe aplica : 
de ios Luiíes, y Alphonfos derivada 
tanta Alma á ib íér íe comunica, 
que de. cada uno Imagen es tan propría, 
que íe haze Original la miíína Copia. 

Ratdel AvernOyConípirado el Mundo, 
armóá ía Embidia^ y conjura á Belona, 
que hizo al furor de borribíe mas fecundo, 
por partir, d arrancar fu Real Corona : 
mas del Cielo otro esfuerzo fin fegundOy 
que invi6lo ííempre, vencedor blaíona, 
entre la gloria del Poder, que atepra, 
hizo al Triumpbo milagro de íaguerFa. 

Fiero al B rita no el Alemán aliña, 
y noay Plaza en Efpañajqiueno expugna;. 
- íé bol vio haíta íaCarteotra Cóquiíla; (na: 
dddeel aiiímo, é quié gana, esquié opag- 
vano es fu esfuerza, aunque íerdz inüíta, 
q á Phí-íi-po oíratrianipbo escada pugna;, 
y allí brotando del va{ór laa glorias, 
fembró Laureles, y cogió viólorias. 

Bri- 




■M<»*aiÍlMÍMirfl^t^MU 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



Brilíar íe vio en íu Eípiritu fogoío, 
la virtud zelo, y el valor haa?aña, 
cjue haziendo otra conílancia ío animoío^ 
ganó feliZ á Eípaña con Eípaña ; 
paísd de lo invencible a lo glorioío, 
dicha immortál del fér que le acompaña, 
queauxiliardel Amorg íu Períona, 
íe íixó con íu Eípada íu Corona, 

Mas la que íabia Providencia rige^ 
que obra profunda, y íuperior impera, 
cumplido el plazo^ que'á fu fin dirige, 
termino pone á íu feliz carrera: 
le quita un Reyno, y ák otro, á q lo erige; 
y aquel bien, que íe goza, y no íe eípera, 
que al exceíío del íér, que beneficia, 
de fu miíma piedad íe haze juíticia. 

Allá goza otro Imperio mas luciente, 
vaca en fu Prole de Coronas llena, 
mil vea por una, que abdico íu frente; 
4 el Mundo es,dcl q al Mundo fe enagena : 
del Regio TroncO/ brota floreciente 
' tanto auguftoArKol,que el Doíél eflrena, 
y haze oti a Eílirpe del honor de Reyes, 
q da ala Europa gloria, al Mundo Leye«;. 

Ya 



DON PHELÍPE V. 



211 



Ya el Orbe todo de efpienddr fe baña, 
y otra felizidad en él impera, ( paña 

pues vé en Fernando, aquel Laurel qEí- 
adora fanto, o inclyto venera; 
íli miíma fucceísion aun es hazaña, 
que armada Europa en sí íecon/umíera, 
pero e! deílino quiere íoberano, (Jano. 
q él cierre á Marte el Templo, y lo abra á 

Dicha, pues^ tan preclara, tan glorioía 
concede el Cíelo^al qen la "Fierra prueba: 
de la vida es la Muerte myííerioía, 
puesquanto la unaanguífia, la erra eleva: 
la Guerra aísi enPhilipofué frud^oofa, 
mérito, que á la eterna Paz la lleva, 
deíde donde en íuEílirpe hará, que viva, 
el Laurel enredandoíe en la Oliva. 

MurióPhilipo, y yace íu Ceniza, 
que el calor de fu Efpiricu reíerva, 
y Urna es íu miímo íér,quela autoriza; 
íu Nombre, ícícripcion, que la coníerva : 
la heroy cidad que alienta, la eterniza; 
y la virtud que anima, la preíerv^ : 
la Fé, y Conflancia, allí en ítj Maufoléo, 
ion Laurel, fon Ornato, y no Trophéo. 
B b b Si 



EXEQUIAS DEL SEñOR 

5i el Perú fiempre, que de.leaí es fino, 
lo amó Monarcha de házañofo auguílo, 
psílando hoy de lo heroyco á ¡o divino, 
proclama Numen, al que adora jufto : 
y Lima, haziendo Amor, lo q eídeftino, 
coníagrá ofrenda del dolor el íuílo, 
que en pompa funeral valiente Maoío 
le erigió Pyraá íu immortal deícanío. 

DEL CAPITÁN DOM GERO- 

nymo Mu dar r a y Roldan. 
SONETO ACRÓSTICO. 

< ive PhiHpo;que es de un Sol fu alien- 
'-' aún quando efpira, le tr.infciende can- 

< ital á fu Alma, que lo heroyco, y San- 
tij s fér, que halla al morir fu naclmiea- 



1^ Hipo vive : y Cuna el Monumen- 
S luftraalli otro Efpirituel quebran- 
r ibre del polvo, buelto en gozo el llan- 
^ kimina con gloria el fentimien- 

"^ ues efta á la Alma lo imnmrtal conjun- 
O tro fér en la acción tiene indft'n- 
vQ ue haze cxiílir viviente á lo cíifun- 

< ive afsi de immortal Philipo Qu'n- 
t-H al valor copia, á la virtud trafun- 
2; uevo el Retrato, .Original diftin- 



O 



DÉ 



DON PHELÍPE V. 



9S 



DE DON FRANCISCO BENITO 
de Salas y . f^illela , Corregidor , y Te- 
niente de Capitán- general que ha fido de 
las dos Provincias de Cotabamhds^y Giia- 
malies^ V^iíitador de la Provincia de Ca- 
nes^ y Canchis^ dos vezes Jaez- tmiverfal \ 
de Commiffos de ejlos Keynos^ y Co- 
ronel de el Reginnenio , que 
a/u cofia recluía. 



ROMANCE. 

ELOGIACO 5 FÚNEBRE , HISTÓRICO. 

Si en las grandes pefadumbres 
fat^ímente dolordfas, 
hkn de íer proporcionadas 
a las penas las congoxas: 

Jufto es, que haviendo perdido 
con deígracia preíuroía, 
el mejor Rey, qae los Siglos 
pretéritos, epilogan. 




— » . «Wiliii ■ 



EXEQUIA5 DEL SEñOR 



N! 



4 



La razón, con los íiineílos 
afedos que cieíabrochá ^ 
por Cupido de !a Parca, 
íe haga Viólima luduoía. 

De la mental peíadumbre, 
cue á el corazón opreísiona: 
es cada reípiracion 
un Sympcoma, que le ahoga. 

La idea en las íeníaciones, 
que más ordenada forma, 
pieoía penas, por auxilios, 
y por coníuelos, zolobvQs; 

Pues es iíiíülto, es conflido, 
es falta calamitofa, 
haver perdido la vida, 
de Philipo Quinto Heroyca. 

Es Muerte, es íubito trance, 

y adverfidad agreíTora, 
^ haver perdido en íu Brazo 
la Efpada más defeníora. 

Y es de America una anguilla, 
que hará que en íus partes todas 
la fienca el Orbe, y la exclamen 
en Aísia, África, y Europa. 

Pues 



DON PHELÍPE V. 



99 



Pues fus Heroycas Virtudes 
rnyfticamence ha^añofas; 
Naturales, y Efirangeros, 
haíla hoy firmes ¡as adoran. 

Y sísi; han íido para todos, 
veneraciones forzoías; 
como /agradas efigies, 
de iquelia Alma gioríoía, 

No ha tenido en eftos Siglos 
la Fama, para la Hiíloria, 
Principe mas combatido 
ni Oieííra mas valerofa. 

Parcas fulminaba ínviílo 
con el Xable, y la Pirtola; 
y en íus nías arduas Batallas 
fabricaba íus Vitorias. 

Aunque deíde el miímo Día, 
que entró á exaltar la Corona, 
fué un Certamen de cuy dados, 
fué un Abyírno da diícordias, 

Luego empezó e! Fanatiímo 
con opiniones odicías 
á prepararle en venenos . 
de Sedición, íus ponzoñas. 

C c c Pero 





y 



é 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



Pero él, perípicáz, y cuerdo, 
con máximas induílrioías: 
venció de íus aíechanzas, 
las rebeldes scrímonias. 

Fclfemente, cafó luego . 

con la Auffuíla infama hermoía 

o 

María Lo lía Gabrieíe, 
Real feg uiida de Saboya. 

Mas no bien debió a li y me neo 
tan facrá unión de!eyu>ía: 
qaando le impelió á la Italia 
mas formidable Belona. 

De Luzára en el Aííedio, 
la Batalla congoxoía: 
recias Líneas, y Trincheras, 
forzó fu olTadía Heroyca. 

Y eí Marte Borbón, fe pufo 
en acción tan peíigrofa , 
que quafi fué priísionero 
de las Injperiales Tropas, 

Mas defpues de la mas ardua 
Lid, íu Efp'dda truncadora: 
como Rayo profligante^ 
le coronó de Viátorias» 



Año 



DON PHELIPEV. 



lOO 



Año y medio eííuvo en Lides 
de Campañas laboriofas; 
y á penas boivió á el Hechizo 
de la idolatrada Efpoía : 

Quando Jaao bolvio á abrirle 
laü Puertas íupeílicioías, 
y íc fué de Lufitania 
á la Guerra litigíoía. 

De eí quinto Planeta, en ella 
tubo la influencia prcpria,- 
y aísi, faé Pbiíipo el Marte 
de Madrid, contra Lisboa. 

Pues llegar, ver, y vencer, 
fué todo una mifaa cofa: 
rindiendo Caflillos, Plazas, 
y Ciudades populólas. 

Hizo á el Rey, y á Carlos de Aurtria, 
quando á mas Lid le provocan, 
cercando á Ciudad Rodrigo 
boíver la eípalda medroía, 

Deípues, con hs fieras huertes 
de la Alianza pernicíoía ; 
violento Carlos, dos vezes 
le contrafíó la Corona. 

Pero 



EXEQUIA5 DEL SEñOR 



é 



Pero otras dos, !a cobró, 
con poca gente brioía; 
ya E(laremberg,y Eflanope, 
dio una íangrienta derrota. 

Dé aüi á Lérida rebelde, 
paísó á mandar en Perfona 
íu ExerciiOg y fué rendida 
k íu vifta Poderoía. 

Y deípues le fué preciío 
traníportaríe á Zaragoza, 
h ajuPcar con fu preíenci^ 
las interiores diícordias. 

Con Aragón, y Valencia 
recuperó á Barcelona, 
y les derogó fus Fueros 
por fu rebelión traydora. 

Aun confliól:ado por Marte 
de las Armas Sedicioías: 
cuydó de exaltar las Letras 
con Minerva noticiofa. 

Y para inílruir^con cultura 
la elegancia de el Idioma 
Caftellano, la Academia 
Real, inñituyd Efpatiola, 



Co- 



^r^l^^ 



DON PHELIPE V. 



-2S&I. 



loi 



Colegio en Madrid de Nobles; 
y á otros en Sevilla aííbcia, 
por h Phyíica, que en Cádiz 
en la Náutica, íe engolfan. 

Bulvió á Madrid con la Anguila 
Gabriela .-y el Rey ahora, 
por tercera vez triumphante 
con la Alteza de Vandoma. 

Qaando hallandoíe gozando 
de cantas Marciales glorias], 
Átropos, más cruda entonces 
y más que nunca injurioía: 

Contra la adorada Vida 

de la Rey na, Cypria Dioía, 
la inexorable Tixera, 
íacrilegamente toma. 

Y revertida de Parca: 
más fué Furia executorá: 
á !a radiante Madexa, 
coreó la Ebra luminofa. 

Tranímutd en un punto á Eípaña 
a las mas funeftas íombras^ 
que ha tenido en los Ocaíos 
de ninguna Real Perfjaa. 

D d d . Pues 




— - --^ - LW -- 



4 



EXEQUIAS DEL SEñOR 

Pues íu Amor, mas ciego en todos, 
de lo que ama, y ío que Hora, 
gimió apagada á fu Venus, 
y á íu Diana tenebroía. 

Y, s\ el fatal Regio Yíío 
vid, perecer á íu Troya, 
luego, que perdió la Imagen 
de Tu Palas müagroía: 

Phiíipo, que en íu Gabriela 
perdió mucho mejor Dioía, 
temió perder íus Dominios 
íin tan divina Tutora. 

Y más conñi6tó a íu Pecho 
eíla perdida luóluoía; 
que Mavorte en íus Batallas 
con íus balas impetuofas. 

Su Real Animo, iníultado 
de pena tan poderoía, 
arroja el Cetro, y depuíb 
de las Sienes ia Corona. 

Por lagrimas, que no pudo 
brotar íu paísion Heroyca, 
gimió esfuerzos, por peilares; 
lloró Hazañas, por congojas. 

Pero 



DON PHELJPE V. 



102 



Pero, la Razón de Eilado, 
DomííTante Iniperioía, 
que impone á los Reye-'r Leyes, 
qiic les dáj y Íes proporciona; 
Decretó, que la aRguíiiada 
pena ornante Mageíítioía: 
kjlpendieííe los íbneílos 
afeólos, que h apafsioaan; 
Y qoe de el triíle Hy meneo 
las apagadas Antorchas, 
h otro Thalamo, nupciales 
fueífán hachas an^orpías. 
La Prin<:efa, que es de Parma 
Beldad Primogenitor^ y 
de tan ílóra/o diíavio,. 
fué la Oliva, y ía Paíonva. 
La Aüguíla ífabel Farneíi-o 
fué la ía c r a Su ce e íTc^ r a • 
paes^ tkl Deydid, fola pudo 
. fubrogaTÍe en lugar de otrír. 
Ais i 5 fe ioipidíd á el M o na r cha 
la Soberana zozobra, 
con eíla gallarda. Niobe, 
d-e alca Eílirpe ge ñero ía. 



mm^mt^mF 



mm^ipimmmf 



s 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



Mas la Eftrella de Philipo, 
bol vio á irradiar tempeftuoía, 
nuevas conípiradas cauías 
€n furibundas diícordias. 

Pues baelta á alzar Cathaluña, 
bol vio á rendir fu traydora 
cerviz, deípues de nueve años, 
en ^|onju^, y en Barcelona. 

Rindió en Cerdeña á Cali¿r, . 
fu Cabe:za cabilofa; 
y en Sicilia rebelada, 
las de Paiermo, ambicioías. 

Haíla Francia le hizo Guerra; 
y tubo razón fbrzofa, 
para paflar con la Reyna 
á. rcfiftirla á Pamplona. 

Bervíc, á Fuente- rabia 

ni á San Sebaflian perdona; 
pero las cobró Philipo, 
con brevedad prodigiaía. 

Y haviendo hecho retirar 
á las Galicanas Tropas, 
h Madrid bolvió triumphaote 
con la Obfidionál Corona. 

Def- 



DON PHELIPE V. 



Í03 



Deípachp Naval Eíquadra \^.y¡, 
á h expedición de Ef^QcU^ 
corno Principe adveríario 
dé los Luteranos dognias. 

A Melado, y Franca-vila, 
que; un Exercito eíquadronan : 
rindió, con f^las las fuerzas 
de fus Guardias animoías. 

AÜ!, Mérci, y HolstMn 
el aliento, y vida poílranj 
invencibles Generales^ - 
de las Alenvanas Tropas^ 

De San Vicente en ei Cabo 
hÍ2o á b Eícjuadra Eípañpla, 
que k la Ingleía, de Amphicrice 
la íumergieííen las Ondas, 

For^ó de Ceuta las Lineas 
contra el poder de- Mahornaj 
y hi^o levantar el Sitio y 
con fuga precipitofa, 

Porque el tierno Luis Primero 
íe hjzieíle á la acción glorioíg 
de defenderla : le hizo, 
Renuncia de la Corona. 

E e e Msis 






«>:-. 






EXEQUIAS DEL SEñOR 

Mas no la logro en fus Sienes; 
* porque la Parca enojoía, 
fe la quitó á los feis mefes 
con la Infante Vida ííeroyca. 
5mttó íu AnTtor e! fracafo; 
"'y el ver, qae la R eligió fa 
^ reíolucion, de el Retiro^ 
muerto un Angef, le deroga. 

Y como haverla él tenido, 
fué en Lides tan peiígrofas, 

k cobró, ha fía que á Fernando 
le fueíTe menos coito fa» 
Cetebró, por graves caafas 
con Lufitania eoacordia;. 
porque en íus altas Razones, 
•ios motivos fe acomodan. 

Y de Aííurfas, y el Brafil 
' los Principes eslabona, 

deEípaña, y de Portugal 
con ks Infantas hermo-ías. 
A Ñapóles, y Palermo 
recuperadas, perdona: 
y a Carlos íu hijo, Rey hizo, 



de- ks Sicilias fogoías. • 



Por 



DON PHELÍPE V. 



104 



PoF no atraíar á el Comercia 
con las Brítankas Ropas, 
íufrió la Anglicána Guerra, 
que híiíla hoy dura qaerellofa. 

Más como eí Averno esfuerza, 
lo que en Eípaoa atheíbr-a, 
íe mam i ene ea la que uíurpa, 
con codo lo qiie negocia. 

A qu a renta y quatra Naves 
lagjjfasy de ardientes Proas; 
con qüín>¿e, y íü Real impuifo-, 
Navarra,, inviélo deflfoza. 

Y peníandaen^ acabar 

. con la Heregla infidioíay 

falleció; parque aun no díjbe 
. de haver llegado la hora. 

Y aq¿i sí, es bien^, q^^ue el Parn^íoy 
para íénti^^r, cohíio i^^mporta , 

/k el Délphico eíplendor íuyo 
• traaíínute en funeftas ían^bras, 
Aqui sí, deben las Muías 
de el pbcer nnétricas Dkiías: 
1er cademes concrifladas, 
Meipcxnenes lacrycnofasv 



5 . 






EXEQUIAS DEL SEñOR 




Y^jqui; fiel radiante Phebo-.i 
íu diurna Luz encapota, 
los demás Planetas debea 
. apagar las íuyasnoda^. 

Saturno: g ios que en Philipo 
.peía res nos ocafiona, 
añada jas impiedades 
de íu eíi relia criminoía. 

3u lüziente Eíp|iera, eníiíte ' 
jove, con fúnebre pompa, 

; y el Trííulco eílálle en Rayo§ 
du-fas penas fulguro fas. 

Rlarte : en dobles beücofos, ' 
íu Muerte fienta irapetuoía, 
con .cl,amoroíc)S eílruendo^, 
de íns BslaSj y ígs Bombas. 

Venus: toda la bjermoíura 
de fu Eflrella* brilladora 
ec]ipíe:y de fus defmayoi, 
forme Eípana íus congojas. 

Su facunda Luz Mercurio, 

tutbe, apague, y defcomponga: 
y en nn extafis de anguília, 
íu elegante ¥Q^ eíconda» 1 

Ha- 



H^ i^QN, 'Bmutm^: V;' ■ '^ ' '^'^ io5¡í 






Haga, apagando la /yp, ; 

. á^^I ^eal piJ^!Q.,de Philigp, 
. Goj:íjunc¡opies« te^ebrofes.; 

\^teanp;^ en, ¡gnep^ Gométa%_ 

co/ique Tragedias denota,, 

^ á, ; íü EJepieatp ,dG Lu^ies;,^ 

, haga Tpmuíp, da íooibras,^ 

Jun.o: a iu diaphana Eíphera,.' 
obícure^ca = nebtíloía, 
y iiív$ Aüguílos; ge_midpt§, 
.en-,rafág3s, eípantdías. 

Ne.píuno: brotC; íus.. Mares, 
por , íus. lilas proceioíss- 
y baga el;Tridaace inundad*^, 
otro Di!,uvio en, fus Ondas, 

Céres : ep ios Maüíoleos^. ' "_ 
quq Artemíía fi«l5_ rernpntt., 
Niíps. llpre,.. y, por, fus ojp^, 
deraguen: las fie te .Bocas, 

Y^ en. fin, de .Orbes, y . Ejemeaíps 

, lajyiachiaa prpdigíoía, ■ 
por la Muerte óq. PNlipOj,,; 
eípfeen Pojp^, y^Z^jxas, ] 

F f f Y 



••I" 




EXEQUIAS DEL SEñOR ^ 



Y ñ los Cielos, los Aftros, 

y aun fus Númenes, y Diofas, 
, fiendo impáísibles, padecen, 
y anguflias radiantes lloran. 

Con quantas más juilas cauías, 
debe Heípéria. doloroía, 
gemir Reynos contriftados, 
y hazer Tumbas íus Coronas. 

Gima huerphanos Dominios; 
y en íus Regiones remotas, 
de tan immeníbs pelares, 
el Non phis ultra íe ponga. 

De Philipo, y nueftras penas, 

^ íean con voz filencioía, 
las Hiftoricas Columnas, 
lapidificos Idiomas. 

Y Cylindricas Eftatuas, 

de nueftra anguftia, y fus glorias, 
íerán funeílos Coloíos, 
mas Famoíos, que el de Rhodas. 
Mhs pues yá es luziente polvo, 
y en tanta Marcial memoria, 
para enriquezer los Siglos, 
el Real Panthéon le atheíorav 

Pues 



DONPHELIPEV. 



Pues fus Virtudes han hecho, 
que k Porción eran fgreílbra, 
buelva Angélica á d Eojrpyreo, 
la íubílancia luminofa. 

Pues yá tiene en el Olympoj ' 
Hierarchi'a Mageftüóía, 
y en vida Elyfia radiante • 
la Sempiterna Corona. 

Enjugue Heípéria íu llanto; 
pues é/, para mas Viólorias , 
la dexa en íu Real Fernando, 
toda fu immortál Períona. 

Que hará, q indemne, y Triumpháte 
efté, de Enemigas Tropas, 
y que derrame Amalihéa, 
en ella ía Cornucopia. 

Y él, coma el Tenante Sexto 
de íu Efphera Impericia, 
hará que á íu Regio Nombre 
íüs Fortunas correípondan. 
Dándonos en la adorable 
Auguíla Barbara hermoía, 
bellos Principes, y Infantes, 
que á Eípaña llenen de Glorias. 

Y 








^^n 




>0^i 



"de F:i||\iindQe|er ñas honras. 
y viv^'.y, p ara i m po r tan Ee.: 
utiliipÁ:Ver>iíiJQí% / 

d%:eí|c>$nR^y *T;c?&y pues par é!, 
tanto^!' Beneíi,GÍQ§:lQgrg>; 



DEi./LmmcMDomoi\i yo- 

/epü^m^^indeilíi Cm-Zy^Iri/kkisj^ .Abo- 
gado de efta I^eal Audimúa^ conalufion d 
¡^¿Renum'i/iy qm de la ..Qoroiia, ^ 

RbM.VNCE HEROYGO. 

FheHp^Qwiatq, (aquítrGnpaap 
inhábil cji^eda el uípde la pjyíBa^:); 
peridió lai\'jda : impávido c\ aviío§. 
viftió, ignorante, locueíon d^rnuda. 

Dixe ignoraDie; dixe mgl, fi fund^^ 
en la íeíjiUÍsVQ<:^.cionoq,it^ el labÍQefcuía, 
aqueja feftq.rpayar:; q^^iíéi^ p^^e;vi^ne, 

Per- 






^m 



DON pmEnfEViy'i lo^ 



Perdió la vida, dixe: aquí conífiqífe 

• ^n. una, mil ineputüdes juntas: -'on ín 
másdal y^rro que inhábiles te.forhiBn^ 
d-él golpe iniimunidades las induJtaíi* 

No pues la pierde, faltó al Mundo,' ' 
{ O Heroycidad de Mageílad Augníia!) 
donde fio es nienos el valor; con ^uíé 
el uno déxa, qu'ando dos i^éníitíci^;^- 

Animoíb Monarcha, pierde él arte 
en tu copia lo dieftro, fi i# apura]; 
q aunque el pincel tu imagen fepreí^nta, 

'■ íolp es ía admiración qui^n la tf aíunta; 

Y aísi por mas qu^ la forjada tabla ' ' 
a tií cotejo campó dar preiuma^ 
excedida del vulto, pigmea íiempr^ 
quedar^ la más Hita conjetura,^ i-^ t i o 

Lo que el Imperio ocupa, aquel defwlo 
dé dsríe á lo Moral, t^l vez pertqrbajj 

^ más Sayales y Purpuras avienes, ; 
quando Solios, y féretros ajuílas/ 

Y fiendo en otros el dorado Cetro, 
noble eíplendor del pulió que le ocupa; 
y efte en lugar de engrandecer tú mano; 
á íu contaílo íbio á sí íc iluftra^ 

G g g U 



i 



4« 



írt,],m--r I ttfiTT-i 



'1.1' ..iimiinii " '.'''iir 





EXEQUIAS DEL SEñOR 



Le Tabes deípreciar; nunca más Sabio,: 
ni nunca mas 5eñor;por que al íer tuya 

,f:la Cuenta, previniendo la Pariícja, , 
coartar íupifte el numero á l;a Summ^. ; 

Evitando el peligro, huyes el rieígo; ^ 
más leyes que lé obligan, la coyunda 
<}ue del yugo deíatan. tus razones, ; ;• 
otra vez las razones te la anudan. 

En la alta mar de tu Dominio bailo, 
el rumbo fi^as en fu Eftrella pura; 

jeíento aísi de Scylas, nunca temes, p \ 
acupadoen cóbjates, fiempre triumphas. 

Pero qué mucho, fi el Azero, y Zelo, ; 
en tu Eípiritu, y Brazo dificultan, 
óíi es aquel, quien áefle le fomenta; 
ó fi es aquefte, quien á aquelje pul/a ? , 

Im mor tal piía, la funefta linea, 
donde tú planta fe halle tan fecunda; 
qaunqel tiépo fu huella, baga marchita, 
pueda jamás defvanecerla aduíla. 




DEL 



DON PHELIPE V. 



DEL LICENCL4D0 DOM PA^ 

blo Garda Monroy y Prejbyiero, 

ROMANCE endecasílabo. 

Piérides Soberanas, qué lamento 

de luduoías Endechas hoy confunde 
vueftro Canoro Numen? ó qué acaío i 
os mueve á tal dolor, y pefadumbr^? 

Afsí el melifluo pledro de ia Lyra 

eldulze acento convirtió enlügübre? 
; qué pena, qué trifteza, qué deídicha 

- os incita a venir negros Capuzes ? 

Qué pavoroía noche embuelta en fornbras 
f'jnerales fingulta opacas nubes, 
jviíííendofede horrores porqelOrbe 
en (as miímas fatigas íe rebuje ? 

Porqué la tüz del todo fe retira 

á Orizontes diftantes, donde encubre 
íu fulgido eíplendor, fin q el más corto 
brote de claridad leve deípunte ? ■ 

Más yá Euterpe piadoía, á tanto ruego 
( del refulgente Solio de las iuzes ) 
me refponde benignarquando el ruego 
á piedad lo Divino no reduce ? \ 

Eílb^ 







EXEQUIAS DEL SEñOR 



EíTé Funebi*e Llanto, eíTe lamento, 
q.<)uÍ£trac}pñtímplando el trííleL^ude, 
jdel ambieate Caílalio es eloquení^ 
.(Sétfiprií% íenfiblé fiel Volgméfí, 

Pálido^ pu¥Oí©io,nriuftioj fíente 

i ideí-hebrados lo!lo2os^ que producej 

Añtnáo origen fatal de íanta pena 
k müma deíventora en que caduque, 

JEíTe buelvo k de^ir tride aparato 

iiielaácQÍicOsdenío, en que conflrüye 
¥en)or€:s al aílombro/esljrn^jbrevej \ 
queá Phiíipo Monarcb|<5.uiotocubre»: 

Apenas huvo Eute;rpe te;rii3ÍJ3ado 
losiiltimos periodos, quando huye 
Helphica e^xalacion, dexandó á Lima 
anegada en jamenío indiíoluble, 

Las Ngyadésdel Riraac, las Napeas, 
que liban íusCrifíales, hoy eÍGulpen 
€h fu dorada arena Templo heroyco, 
queilapofteridad íé perpetué. 

Las bellas Amadriades, que nacen 

de Orientales refinas de Azebuché, | 

'^^fttíy le erigen eftaiua,á quien ofrecen- 
de oáofifeío aroma fiel per fiktñ^i . j 
• >'l ConJ 



DON PHELIPE V. 



ConíueleíeyáLima;queno ha muerto 
el Monarcha Philipo cójetúre, (porte, 
q hoy vive en más foísiego : y fué tráf- 
qbi^o deeíle a el Imperiojdondeluce. 



DE EL LICENCIADO DON 

Francifco Jojeph López de DonUbun^ 
Abogado de ejia Real Audiencia. 

ROMANCE HEROYCO. 

En eUampo eípacioíb de el Dolor 

tienen íu graduación también lasPenas^ 
que no tedas por grandes fe regulan, 
fino por fu fatal naturaleza. 

Semi-Dioíes los Reyes fe acreditan, 
quando de Marte, y de la íabia Aílréa 
conforman de la Eípada, y la Balanza 
la muy.diílante opoficion divería, 

Padres de fus VaíTallos fe apellidan, 
porque de aquella gran beneficencia 
en mercedes, y gr acias han logrado 
déla Fortúnala mayor grandeza. 

H h h So- 



^y 






EXE<^Í AS DEL SEñOR 



Soles fon, que con lir¿ indíficient e^ 
deídeeldaroZenit de íus eípheras, 
al influxo benigno de fus rayos 

- aun fu coníervacion debela tierrs. 

En Orofcopo faurto nació al Mundo 
el máximo Pbilipo^ porque viera^ ^ 
■q en el orden numérico fué el Quinto, 
y el único, 5^ Primero en fus Proezas. 

De fus ty mbres beroycos ya la Fama 
tiene'al Orbe informado; y aísi fuera 
el íiazer de íus glorias el reíumen 
reducir á guarifmo las Arenas. 

Parece "que murió; porque eíTa Pyra, ^ 
que compite a los montes eminencias, 
denótaen fus ardores, que e! aíTumpto 
es de Regia magnifica Diadema: 

Y qué la Hydra del dolor fatal, 

que en tes Pechos VaíTallos fe alimenta, 
fe ha hecho mal fin remedio; por lo que 
agoniza el aliento en la trifttza. 

Murió fin duda; q el clamor de el bronze 
al Ayre, y á las vidas lo vózéa : 
ínascomo pudo fallecer el qué 
fué nueílro corazón, y vida nueflra ? 

Tem- 



DONPHELÍPEV. 



lió 



Tembló la Tierra, y excedieDdo el Mar 
aquelíos lindes de fus ondas ferias, 
dieron de el íentimiento en refíimonio 
grandes deípojos á la Parca fiera. 

P[^enonr.er>os^que fueron por entonce 
lasmás íeguras, evidentes fenas 
de el eílrago ominoío de unMonárchay í 
.cuyas heroycidades fon eternas. 

Poísfbíe es, ay de mitque ya al Ocafo 
el Sol Iberio pálido deícienda, 
deídeaquel Apogeo luminofo, 
. alas déla Urnafurfebrestrniebías? 

Polsible es, que de Cloto niarehitaíe 
aqüelíadura,crueí, fatal tixera 
el eílam bre de vida tan heray ca, 
por añadir tropheas á íuDieííra.P 

En mortal Parocciímo todo el Orbe 
íia duda quedará; porque k h\ Pena^ 
no haviendo otra taa grande q Ja igualeyi 
íolo ía de Artemiía la coteja*. 

La lealtad, flecha Clicie por los campos^ 
buícara de íu Apolo ía luz bella, 
y¡vi'endo anochecida fu eípéranz?!^ . 
turnufará la vida en fu fineza. 

No 




m^m- 



EXEQUIAsIdEL SEñOR 



No fué muerta la íuya; fino rapto^ 

q (ieíde el Atlas de íu Solio, á immenía 

Íeli7.id3d5 el Ay re lo arrebata, 

á íer de el Cíelo Hefpero, ó Eílrella. 

De fu Auguíia Afcendencia los blaíones 
unió con elegancia á fus empreíTas, 

, de tal fuerte, cjue pudo equivocarlos 
la mifma pluma que los connumera. 

Fué íu vida exeraplar en la obíervancia, 
de nueílra Religión ; la dofta regla, 
que de^a en Patrimonio á las edades, 
y a las Coronas por común herencia. 

Aquel Zelo Cathchco, que inflama 
de los deíeos la efparcida íelva 
le concedió feliz del Mahometano 
méguar lasMedias'lunas,aun no llenas. 

No yádei Macedonio,y de aquel Quano, 
h memoria indeleble fe mantenga, 
que las grandes acciones fiempre borra 
las que no fe comparan por pequeñas. 

O Phiüpo el inviéto entre los grandes ! 
^ y como nueflro amor cóftruir quifiera 
decada Corazón un Cenotapbio, 

de cada Pecho la Ara mb excelía. 

Aquel 



I 



DON PHELIPE V. 



m 



Aquel común deliquio5queacaí¡pna 
^tantas vidas vueftra triíieaufencía 
próvido el gra Fernndo m Íü Rey nado 
íuhrogara feüzes tus ioflueiicias; 

Continuando los votos que has dexado 
de Balona en x4ltares, porque íean 
el pfoluodecliado á íus facciones, 
y á nueííra gratitud la mayor prenda, 

Bien la íuya ^.predjtaen .eíías luzes, \ 

q acanto Phenix le coníiruye hoguera 
la lealtad, y el Amor dei noble Conde 
inclyto íubfiituto de íu Dieíira, 

Virrey eíclarecidode eíle Mundo, - 
áquienje eon<;edip Naturaleza, 
el íniíTieRÍo compendio d<| virtudes 
íobrela baíade íu gran pr^d^Oi^ia, 

Es Atlanta inyencibk^en cuyos hotBbros 
d^efcanía la gran Mole de eíta eíphera, | 
y el qu.e contiene de Neptunp syrado 
las -^legradas coleras violentas, 

Es Aímfb, y de MariOu' que es Iq mi/mo, 
que fiel naas vajerofo fe dixera : 
y aísijp explica íu AnagraiDrna claro 
el queixo Qecefsita de Hyppnepraa. \ 
I i i Y 







EXEQUIAS DEL SEñOR 

Y losexíuerzos^que en Marcial Campaña 
le confieíían rendidos fus Athíetas; 
por lo que es digno de niay ores hoíiras 
y de doblar Bailones, y Vanderas. 

DE DON ANTONIO SANCHO 

Davihy Bermudez^ á la Muerte de 

Nuejiro Rey y Señ&r Don 

P be Upe QuínSo. 

ROMANCE. 

Si alguna vez la harmonía 
convertida en íentimientos 
á {os Deíficos influxos, 
boH'ió en íuí piros !os ecos, i 

Si alguna vez fogró el llanto, 
en la Aganípe íu augmento, 
y en Piclago de pefáres, 
halló Norte el deíconíuelo; 

Hágale el miímo dolor, 
inípiracion del concento, 
y en cadencias lamentables, 
anime cultos el Pleftro. 

Qué 



DON PHELIPE V. 



112 i 



Qué es poísible?que el Monarcha, 
á c|uíen psrece que fueron 
el Poder y la Forttína, 
atributos de fti Imperio: 

De la omif>oía Guadaña, 
herido al ímpuiío ciego, 
en un iiíííante halló ei SoHoy 
transforniado en Maüíoléo? 

Qiíe á quien las heroycídades 
íe hizreron renríperan^ento, 
_ y de íFiuafos^ydeglorias;^ 
íe coronaba fu exíurerzo; 

Yace miíero defpoja 
de Í£í proprio éel^lkmoy 
donde h ateocion abfer rs,' 
le efla copiando ío yerto? 

Qué en acciones imínoTules 
eteruízaííe fus hechos, 
y ao pudieííe a- fu v'idd. 
paíiar eííe privilegio? 

Pues reducido a ¡a muertey 
aquel fuperior aliemoy 
ni hallo exempcioaerrtoAugufto, 
ni immunidad ea lo Regio. 

Eílo 



C^ 




.rvJT:^;¿i:«J«M^ .tsrr..: 



^l 



EXEQUI AS t)EL SEñOR 



Eílo fut eílar fus Viriudes, 
acreedoras de oiro premio, 
y falir de lo caduco, 
quien merecía |o excelfo. 

Fué reconocer fin duda, 

Cíl dominio mas íupremo, 

f -y de?íar en la obediencig^. 

como tributo e! exemplo, 

Qué iíD porta que anochecido.^l^ 
^^ed^ííe acá íy Emirpherio, 
j^qiie (evitílende ¡nfayflos, 
QaGté^vcr losrefieKO/s; ' 

Si en la Región df k EuZy.,„iw 
Aíko brillará fin rieígos; :, 
que no, no eíla viniciikda^ 
Ü felicidad al Cetro, :':S':' ^:'- 

P^ra aíiaazaFÍe las dichas, 

íe hm de poner en fe cemro: 

y 1^ verdades del bien, 

no cabefi fino en lo itüflienfo, 

iVísi el Héroe iluílrado, 
íe apartó de fus trophéos; 
que el contíiauar las hazañas, 
era afp ira r i lo menos. 



O! 



tL. 



DON PHEíL#E V. ii| 

o qüanto debió al ^dbiUm^ 
fu (üííb CGáoci rn tentó ! 
pues abrigó el delengiñ^ 
íiempre al calor de íu peofao. 

Digalo ti Mundo, tefligo 
del mas beroyco deíprecioj 
coñ'C|ue íupb abandonarle^ 
thoítrando que era fií dueño. 

De la miTma Mageftad^ 
Jabró Templo á íu íofiego': 
<]o¡en vio materia tan nobfe, 
contra €l olvidó^ y ^I tiempo? 

Dure conftante á los Siglos 
la 'membria;, Gonocíendo^ 
<jue la hefoycidad íublime^ 
tiene en lo i^aro -lo eterno, 

Píjro O profundos A rea nos 
de. Sube raíl ds Decfetos, 
en <]ue venena el di/curío, 
lo ^é pei<(:ibe ^i l^eípeto ! 

Del más^exemplar retiro, 

al Thron:ó hí^^o nuevo íngreíío; 
■pof^nQ íolo aísi pudiera 
'^íií^réc^r-más que en aquello, 

K k k Allá 



«iirTTiiTiHrB— *'*■ 



li^ 




í. 




EXEQUIAS DEL SEñOR ^ 

Allá para si vivía: 

y en la Eíphera del Govierno, 
es el poíTérla cargaría, 
y nunca es alivio el pefo. 

Teniendo á la Providencia, 
de parte de lus aciertos, 
aun padecía el cuydado, ' 
las deíconfianzas de cuerdo. 

Su reflexión generofa 
trepidaba con íu zelo; 
que ofüícan también por muchas 
Jas Luzes del penían:jiento. 

A un anteo tan invino, 
es for raleza baila el naiedo; 
porque el íuño de los males, 
no eílá del valor ageno. 

Qué poco d lila en los juftos, 
la prudencia, del rezelo; 
por los temores eamma 
á íu cü^mbre lo perfeólo. 

En el golfo de Reynar, 
navegó con tal deívefo, 
que fin dar en los Eícollo^, 
tomó en el Sepulcro Puerco. 

Allí 



DON PHELÍPE V. 



114, 



AHi es^ la guiecud eí^abíe^ 
allí el ddcaaCo es perpetuo, 
y aÜF (u Eípirkü Cupo 
k) que ay de la Tierra al Cielo. 



DEL MI5Ma 
DE2IMAS. 

No meiíos hwz en- la PyrZf 

Que ert el Th-rano diel Monaica;: 
Que la^ íombra de la Parca^ 
Más al reftexx> cof^ípira.- 
Aísi' eí deíengafio- ínípir^ 
Aagmenfos al eípleador,, 
Pues el rayo íuperior,. 
Con^qae aj alma íe introduce^ 
Perfuade eon lo q;ue luce 
Para qae brille mejor. 

Aun' niás allá de k Muerce 
Re^yna el Heróe ammoíb,c. 
Que en exemplo provechoío^ 
Es la Mageílad nús fuerte. 

Pues 



ii. 



'íí^j 



a».].! I II wiiriiiiiimTarM' 



jiiirTñmiriTri'iTrr"'- 



.00n 



EXEQUIAS IWL SEñDR 



Pues á la caáüca íüerte 
. t^rídido el mis noble aliente, 
En gldíiá dfel €ÍGarmidnto 
iQité ííípetañzáé no deshívze? 
Sirviéndole quando yaze 
De otro Imperio el deíaüento. 

DEL MISMO. 

SONETO^ 

^i^\<ú$ó de la pena ^ué fe 'advierte, 
a pe%t d^ its (ofnbras de' la Muerte, 
aun brilla ^íi Uish^z^ú wñeüláo. 

Sin duda, ^íjiié^l danto pn^ventdo, 
los tr0pli¿os Cfí !u$?^sí|í2 convierte, 
naciendo %ri fe tétli^SiS de la fuerte, 
jR^í^m el ^ípl^gridór contra etolA'ido. 

Y^ qpe^J Mund^ 6o goza deimnrortales, 
y quei Nurtien c|üe tn vííio íe-deíea, 
de la Parca fe ¥é deípojé) ci^rtc^ 

Logrcde "Cierno acá Wtre Id^ltíortales, 
¿fuella gloria de que del fe Crea, 
quoá baflarei'vak^r liO-tovfera-^ítiuerío. 



i i i- i« i iiii j r*f^ 



I 



«WMBmMMMi 



^'S 



DON PHELIPE V. 
AL MISMO AS5UMPTO. 

50NET0. 



Eí?e que de Valor, y de Grandeza 
fvmbolo fiel, Héroe fué famofo, 
donde á íu Imperio para más giorioío, 
íervirá íu memoria de Proeza. 

Quanta la muerte le negó firmeza 
á eíTe aliento de Eípiritu animoío, 
tanto la Fama en eco prodigiofo, ■, 
le ofreció en fus blafones fortaleza. 

No de la Parca inexorable rayo 

le quitó á la Virtud las eííempciones, 
para immortjlizar heroycidades. 

Y aísial Monarchuen fu mortal deímayo, 

como partos del alma la acciones, 
- fiempre eternizarán íusquaJidades. 

^L EXCELENTISSIMO SE MOR 

Don Jofeph Manfo de f^elafcb^ f^irrcy 

de ejios Reynos , en la Muerte de 

Nue/lro Rey ^ y.Señor 

Don Phelipe /^ 

L 1 I SO-1 



i. 






^t^.^ 



i- 



í i' 



EXEQUIAS DEL SEñOR I 



SONETO, 



Aihlante Manió k la Peruana Eíph era 
de la pena mayor fe vio rendido: 

/ vi6tima del dolor huviera fido, 
ü la miíma lealtad no le impidiera. 

PuesquandoelSol iberio ep íu Carrera 
felleciój el Firmamento anochecido ^ 
á no eftárde íus hombros foíienido, 
ccmoá la nueva luz íervir pudiera? 

Y afsi en el fentimicnto, y el cuydado 
álos dos Aílros Reales fiempre amate 
duplicó íacrificios reverente. 

Pudiendo por blafon ver diíputado 
íi hizo más padeciendo de confiante 
q huviera hecho acabando de doliente. 



\ 



BEL LICENCIADO DON JO- 

Jeph Vidal Niño, Abogado de 
ejla Real audiencia. 

PIN 



DON PHELJPE V. 



116 



PINTÓSE EL RIO RIM^C £M 

trage de Coya InáMn/i^arro jando- dos arro- 
yos de agua fo» las ojos, con efla letra. S[- 
ne me ut plangam paululum dolorem 
meusn. hb.cap.io, 

GLOSA. , 

Doliente el Rimac canoro - 
Llora á fu Philipo mucnto^ 
:T en monumentos de niehe 
Exequias hazt de y ¿lo. "\ 

DEZIM AS: 

Dülzes Clines eloquentes, 
que con trinos compaíados 
apliíudiíleis entonados 
al Sol Eíperio cadentes, 
emulando de las fuentes 
el gorgéo mas íonoro, 
conque en íu argentado Coto 
dan al verde prado vida, 
oy á íu llanto os combida 
H oliente el Rimac ica^ioro, 

Sa- 



E - 





4 



EXEQUIA5 DEL SEftOR 



Saben que ya íus raudales, 
que alagaban liíong^ros, 
en negros torrentes fieros 
fe han deíatado fatales^ 
acreditando leales 
con tan atro^ defconcierto, 
que al mirar cadáver yerto 
at dueño de fus deípojós 
,pGr finco perenes ojos 
Llora d fu Philipo tnuerto» 

De íu caudal opulento 
Pyra forma íraníparente; 
emulando en ííi corriente 
las finezas de el Vaíento; 
porque afsi al choque violento, 
con que angufliado íé mueve, 
la noticia al Mundo lleve 
de qjLie guarda el Cuerpo Real 
en bobedíis de cnílal, 
y en monumentos de nieve. 

Con trille murrnureo bronco 
íu íentimiento forzofb, 
azia el margen pavoroío 
desbrava en gemido ronco: 



i ' i'mv r jt ' 



"7 



DON PHELIPE V. 

y avilando tronco, á tronco 
íu fúnebre deíconfuelo, 
todos muftiosj y de duelo 
le aGiften con pena íumnnp, 
y entre vigilias de eípuma 
Exequias bazen de y do. 



PINTÓLE LA CIUDAD DE 

Lima arrumada^ dejiruydas Jus Torres^ 
derribados fus Templos ^ y el Mar 
inundando la mitad del Pre/i- 
dhi con ejlí 

ROMANCE HEROYCO, 

DEL MISMO. 

Qué vc^es gemidoras por el a5^re 
de fu vaga región la Eíphera ocupan, 
que caminando reélas por el centro, 
al tocar en la linea, e¡ eco aíTuíla? 

Qué eílruendo pavoroío duplicado 
con ííi lenáz íonído el alma turba, 

' qde bufcando el alivio en el fuceílo, 
le halla mejor, fi encuentra có la duda ? 
M IB m Qué 



^A^tm^aMHiiL. 




mmmmmw— 



€, 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



i 



Qué defleroplado grito clamoroío 
el más fatal excidio nos pronuncia, 
que pudo aprehender la flintasia 
en los miínaosphantafmásquediibuxa? 

Qué íuípiro en afpedro organizado 
horroriza aíTomando íu figura, 
que por hí^.zeríe eflrago de los ojos 
el oficio á los oydos le mutua? 

Qué rugido ^ la tierra le amenaza 
el Cataflrophe cruel da fu extruéliíra, 

? que mal contento de fus cavidades 
haíla la íuperficie le redunda? 

Qué efquadronde los Cielos deílacado 
á Neptuno batalla le promulga, 

; que abanzando á Tritones, y Nereidas, 
loshazehuirde íusfalóbreá Urnas? 

En fin, qué movimiento fucceísivo 

I en Tierra,' Mar, y Cielo Te divulga, 
que parece, que rotas fus viíagras, 
íe defploma íu eterna arquitedüra? 
El temor íe íüípenda el breve elpacio, 
que las potencias hazen íu coníulta: 
por ver fi encuentran en tan triíleCaos 
la cauía original de íu amargura. 

Más 



DON PHELIPE V. 



J -^ 



ii8 



Más qué harí de halíar,fi confundidas ellas 
cpn las miímas eífiecies que cutnukn 
heridas de eí dolor que las altera, 
hazen que unas de otras fe produ2gaiL 

Temen que eíle lamento formidable, 
eííragos de la Parca les anuncia; 
q dempre al dar íu golpeen eí Oíjmpo i 
aun los Montes más íolídos caducan. 

Aísi ñié, pues poíírado aquel Monarcha, ; 
en quicntodo e! aliento íe viqcüla;:y 
del político íDundo de los honibres, 
también los Eíemeptos íe conjuran., 

Y íaliendo impacientes de el Alcázar, '" 
' en que fiempre lubíeron íu clauílíra, 
frenéticos íe eííallan en los riícos,- 
penetrando /us íenos, y íus griugs. 

En el rugoío vientre de la tierra, ^ I 
quantomásíeénrarecé;fequQadunan :. 
y por hallar alvergue más excenío, 
entre si con esfuerzo íe apreíüran. 

Haíia que mal concentos de encerrados ' 
en las entrañas de k tierra duras, 
como fieros Vandidos azia el mundo 
I íalen, dando léñales de íu.anguília. 

' Que 



m u j ju 



EXEQUÍA5 DEIy SEñOR 



Que murió claman, con genrítdo ronco 
el Luminar mayor^ cuya bermoíúra 
al llegar al ocaío (Je íu vida, 
todo e] Orbe le forma triíle Tumba, 

Y eísi yo, que á íu (ombra alimentada 

fui de Qcro Quinto fundación Augufta, 
reducida á Ceni^as^ qujero amante 
rér á un tiempo doliente., y íepuliura. 
Deíg ajenie íi^is altos Chapiteles, 
defplomeníe mis Dorií^as Columnas, 
iCr u ja él fpíeco Cedro que tallado, 
con lantas Galer/as m^ circunda. 

Y k celebre Pñatua que a PjHILIPO 
. primera ie erigí, de quien eftudian, 

• p<rimores los fínceles de Lisípo^ 
í con el miírno PHÍLIPO fe deftruya, 
Porqueaísi Mauíoléo todo el Plano 
f ( á íii Rey) deftroí^adojle conftruya^ 
lirviendodePadron, y deColoío 
á la Hiftoria, y edades mas futgras. 

Y verá e¡ Peregrino Caminante, 

á la Señora de las Gentes, Viuda; 
llorando cada vez que repaflTire 
fu tragicg funefta deíventíira. 

DE 



f"'^^ 



DON PHELÍPE V. 



119 



DE D. JH, MIGUEL SAINZ 

de f^aldiviefo ^ al Tttmulo del Rey 
Nuejiro Señor. 



SOxNETO. 

Nitlda (bmbra. Opacidad luciente, 
Eíphera anochecida de fulgores, 
que taPitos brillas al refpeto horrores, 
cuanto eíplendor deíleílas^ reverente. 

Obeliíco labrado, que eminente 
Regios luces magnificos honores, 
y quando Etnas reípiras por ardores, 
íolo bien te percibe quien te íiedte. 

Si al'Nombre de PHILÍPO eres hiftoria, 
alcanze li^fta los Aílros vueftra lijmbre, 
porque de Luz mejoren con íu gloria. 

Oprima al Orbe tú íobervia cumbre, 
porque quando preíentasfu memoria, 
aun el fuelo te fienta peíadümbre. 



^ -íT- '=^^ ■^^" ''A- rN- ^ii- ^'-í»- -^^y •%- •^^■' ^^- -'/^ 

é^ 'í5^'- "S^ -^t? •ííS' "w' '5?" "^ '«í»' «SK' 
^ ^4,'^ ^-"^ -%" '%■' ■■^■' -i^ «áS 



,. st.- •"*- ''*' "*' ~*" "*■- «-/ír 

^" 15*' 5^ y?' í^ ^*' 
•^ lÍT- ^" V" "♦- ^" 




"■ m¿ 



" f^.r X 



^¿1 ; 



,3tí'í3tD'f^í h^hr 



A'' n-*;: í l'í i' 



'■ewiMK 



ORACIÓN FUxMEBRE 

A LAS REALES 

EXEQUIAS DEL. REY NUESTRO SEÑOR 

DON PHELIPE y. 

QUE 

t EN LA IGLESIA CATHEDH.AL DE 

•J^ la Ciudad de los Reyes 

•í? CELEBRÓ ^ 

t EL EXCELENTÍSSI'vlO SE\'OR DON 

A Joíepii Minio de Vela(co, Virrey, Gaverna- 
if-i dor, V Capitán Genera! deeílos Rev- 

;^¿ nos del Perü, Tierra firme, 

I y Chiie. &c. 



c'^ 



^¿^ 

t 



t 

sAs 



I 



D I X O L 4 ^ 

^L K;/^. P. Mro. DIEGO JOSEPH % 

Merlo ^ de la Compama de J'íús^ Precedo de I 

EJiudios Mayores en el Colegio Máximo ^^ 
de San Pablo. 






•44-2:>8«-''^€}?i^«^-4»?}!4*-;*)->i¿^ie|c.««>^ 



HMlM 






DON PHELÍPE V. 



APROBACIÓN 

DEL M, R. P. M. Fr. THOMAS 

de la Concha^ del Orden Seraphico^ LeÜ. 
Jubilado^ Exdtfinidor^ y Minijiro Pro- 
vincial de la Provincia de los doze Apof- 
toles del Perú , Cathedratico de Prima 
dd Sutil Dod, Efcoto en la Real Uní- 
verjidad de San Marcos , y Exami* 
nador Sy nodal de cJIq 
ArzQbifpüdo, 



EXC 



rnyio. 



s 




E orden de V. E. he vlílo la Oración 
Fúnebre, que el dia 7. de Agofto dé! año 
paíTddo de 1747. dixo el Ra^o. P.Mro. 
Diego Joícph Merlo de ia CocBpama de Jeíüs, 
PreFeÜo de Eñtidios mayores en, fu Cokgio 
Masirno de San Pablcj en las Exequias, que a 
Nueíiro Cdtholica Monarcha el Señof Don 
PHELIPE V. ( que eílé en gloria ) hizoeíl* 
ICapiul dd Nuevo ^iüfido. A El 



EXEQUIAS DEL SEnOR 




El precepto, fi bien encontj^reíignada 
k fu cxecncion mi obediencia, mcpéso no po 
co Cíi^barazado en Íú Cumplimiento , por !os 
müchos refpetos, qye contempla indlfpenfables 
de tocar la pluma. Nu pueda deíentendermt 
de V. E. en quien compitiendo entonzes lo 
leal con lo magnifico, ambos quedaron ven 
cedorcs : ni defOrador, cuya Ceníüra miro fue 
ra de mi juriídiccion, y cuyo calificado elogio 
es íer elegido por V. R. ni menos del Caiho- 
lico Monarca, a cuya ¡inmortal memoria fe de- 
dicaron las luzes, y alabanzas de aquel día : oí 
últimamente de fu Augufto hijo Nueftro Rey, 
y Señor DON FERNANDO el VI. (que 
Dios guarde) a cuyo Real Throno , paíTando 
por eí mar de nueftras lagvimis , hade remitir 
V. E. eftas bien fentidas demonftraciones de 
nueftra lealtad, y de nuefíro dolor. De todo, 
en quanto lo permite la cortedad demistalen- 
tos, me haré cargo : y V. E. pues me manda 
decir, tendrá a bien, que empieze, hablando de 
los fuyos, y celebrándolos, fino como debo, a 
lo menos como puedo. 

En la magniticencia, mageftad, y pompa, 
conque fe folcmnizaron las Reales Honras: ma- 
yor fin duda, de lo que permitían las triftes 
circunftancias del tiempo, moílró V. E. no tan- 
to aquel gran zelo, conque atiende a! Tervitio 
de Nuefttos Catholícos Mooarchas; fino un par^ 

ticülar 



DON phe; 



ricnlai*,,^rí\o, y diñir>gijido reconocíipiento á 
la memoria de nucftro difunto Rey : porque 
qiiíen. Señor, al ver á V. E.caíi cod fus miímas 
fpanos Icvatiiando el Real Túmulo, no ¿¡íh^ que 
eílo era unj noble, y bien merecida correfpon- 
deocia al favor, conque la Augufía Mano de 
PHELIPE V. con pocosexemplares en la eí 
pecie, rubrico el Deípacho, de fu exaltación al 
Govierno del Perú, en que tan dignamente íe 
mira colocado ? Yo no admiro eño ; porque 
no es de ac3aiirar, que íea agradccidc , quien na- 
ció Cavalí re. Correípondíó en eíi^ V. E.ala 
dignación de la Real Mano tanventijofimen 
te, como lo nmiiñro eí fuccenTo. En ocaíion, que 
AttaÍQ Rey de Pergamo fe h aliaba acometido 
de íus enenriigos, eícribio de fu propria mano, 
dize Pülyeno, eñas íolas palabras: ñegis vie- 
teria^ h vi¿^oria del Rey: y la «onfiguio. Y 
en ocafsion , en que puntualaientc íe hallaba 
cfta Corte arrenazadade un inicíente enemigo, 
efcribió Nueftro Catbolico Monarcha de íu pro- 
pria Mano el nombre de V. E. y como en él 
tenia cifradas fiís victorias, fe coníiguioeftaj pues 
el nombre de V. E. cfcrito alia , y otdo acá, 
lo reduxo at retiro, donde fe havia hecho fuer- 
te, por ínacecfsible, fu ofladia. La A u güila Ma- 
no de PHELIPE V. el Animofo, cuyo prinrr.f 
exercício fué manejar las armas, conque íe 5- 
xó en las fiencs la Corona vaciUntCj apuníába 

a 




PoIyen.ap.La»! 
rent. in Polv- 
maih. di fíe Tú 
13. hb. 2. 






Vbi füpi'a* 



55 



üen 



Ep» ^f „ 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



a las vaíeroías manos de V. E. quando con 
la íuya cícribio fu nombre j pues en un feliz, y 
bien verificado anagrama, e! efclarecid o nom- 
bre de V. E. no es otra cofa qMíin0s : k eftas, 
y k los aciertos, que entre eiiás le nacen á V. E. 
debeelReyno íu foísiego, y e\ Rey la victo- 
íia, que como quien la prognofiicaba, efcribio 
de íu propria Mano: m&nu* [us, líttefas infevip^ 
JíS continentes bansferttentíam : Regu^íSiorU : nue- 
vo juñifsimo titulo, para que desemos correr 
d iknío , como el mas cxprefsivo íymbolo de 
nueñro agradeciaíiento , a ia memoria de un 
Principe, tan Padre de fus Vaííallos , que átU 
de la elevación del Solio, baxo la mano a gra- 
var en el Nombre de V. É. fu tyaibrc, y el 
efcudo de nu^ftra feguridad : un llanto digo, 
dulce, y que termine en gozo, tal, qual en igua- 
les lances vierte fio ariifício el Corazón por los 
ojos: y défcribVa Séneca naturalmente afsi : /í% 
funt I va hablando *dc las lagrimas) ^uibusexi. 
tum damus, eum msmofia eorum^ quos amtfimusy 
íTaBatar: ^ inefi quiddum dnlce triJIitU : tunt 
oetiili vslut in gaudio relaxantur, 

Buelvo á dezir, Señor Exmo, quenoadmi» 
ro ver a V. E. correfpondiendo tan genero 
(amenté a tan grande dignación de la Mageftad: 
eíío ,, fi íe lo debe V» E. al Monarcha por agra- 
decido; también fe lo debe á si mifmo, ya íu 
Nobiliísima Cuna; que íer aoblc, y íer agra- 
decido, 



3 



<iɫ* 




DON PHELIPE V. 



decido, fe explicaran con. nn mífaío nombre 
en el leoguagé del hanor, imicíítraslo iiuvier^c 
entre los hombres. [ 

Lo que fi íjie admira, y lleva todas las aten-í 
ciones , dejándome el dcfcqoluelo, de no po 
der baftant^mente celebrarlo, es el eavidiabk 
deípejo de fu noble imagínacioo , conque Tin 
embarazarfe en e! polvo, y defmonces de las ruí 
ñas 'de nueftra afligida Patria, bvamaba á uní 
miímo tiempo , Teaipío á la Deidad , y Tú- 
mulo al Monarcha: íin plviJdrfe de elegir el 
Orador, priaiera, y aobiíjísima parte de aquel 
gran dia.Efteinímitibkíofsiego, conque V^ 
E. íin alterar el aníir.o, ni el feoiblaníe, daba 
las mas ju íias, y arregladas providencias , para 
que nada falcafle de grande a h Regia Fúne- 
bre Parentación, que corría de fu mano, con. 
traftdodo ápie firme, con rodo el golpe de def 
gracias, que ofrecía la infírlizcofilh'rucion del 
tiempo, en que barajados todos Ipi clemcr-tos, 
'V. E. tambíeo como .Superior Planeta de efte 
Peruano Giclo, dexó fu Gafa, y fin perder na- 
da de fu grandeza, fe reduxo, ca fi confundida 
con la plebe, ^a una pequeña habitación, es c4 
mi corto j«ycio,uno de los mayores argumeoJ- 
tos, quaado faltaíí:n otros, que (obran, de que 
el magnánimo Curazon de V, E. fe quiere pa 
reccr mucho, (fino lo cxícede ; al Olympo, á cu- 
ya elevada cumbre, por ferjo tanto, no llexian 



niHimniiíy^ 





EXEQUIAS DEL SEnOR 



Sen 
Ep. 




, ¿e Provd. 

2. 



jel polvo, ni las nubes, que le hagan perder U 
menor parte de fu geaial íerenidcid. Eíto fs en 
mi corto juycioiqueen el grarsde, y pmfando 
de Séneca, no tienen los Dioíts mas agrada 
ble, ni mas hermofo eKpeaaculo , que ver en 
U tiéffa, a un Varón grande, luchando con los 
pmbates de la fortuna, y mantenlehdafeen pie 
en medio de las publicas ruynas. Es digno de 
oirfe-.pues aunque pintaba el de Catonj dibu 
xaba el animo imperturbable de V.E. Escepar 
Dea dignurtty vir foriis eum mala fortuna compo 
fitas. Hon video quU habeat in terris Júpiter 
puhbrius, /i convertm- ánimum velit ^ quim ut 
fptBet Caton(m y hm pariihus non (emd fraSlis. 
ftmttmy nmiomims inUf publicas ruinas re^um. 
A vifta de efto, ya creo, q«? bien havia 
meoefter el Rmo. P. Mro. Merlo toda la reli- 
giofa moderación de íu animo, para no enva- 
ñeccrfe de una elección, á quien hazen aprccu- 
bles entre otras aiuchas, aun las fatales circunf-, 
tancids, en que fe hi^o de íu perfona, para un^ 
I empleo, en que lleno toda la expeaacion del 
Auditorio, que entro feguro de los aciertos, 
aun antes de oír los primores de los difcuríos: 
Ubiendo , que el diícretifsimo Orador iba no 
tanto á defempeñar, lo que de %\ tenu aban-' 
zádo la fama, quanto a declarar, que eradief- 
tN la mano del Principe , que lo ekgia. Plinio 
el lüVCD, lironicando agradablemente a fuTra- 

jano 



i: 



DON PBELIPE V. 



jano, !e (jec'u que, pari- vérfe elegiJo par Mcr- 
va á compañera íayo en el imperio tlcl Mii.i. 
dov^ fin haver eaire ios dos vificulo, o rebelón 
alguDi, A aiibos les valu el í¿r óptimos, y dig- 
nos: el uno de elegir, y el otro de fér elegir 
do: ^ NuIIa jdoptjti cum adQptalo eognathf nuHa 
nece/ii^fído] «;/? qiwd uterqus opttmus dráty dignns 
^H< altír eligí , alter elígsrs. Reclamara contra 
mi todo el Orbe Litrerario, (i quifie/Ic explicar, 
o aplicar ua psDfá/iiitrp.to , que quiza át%b ú< 
criío para eíle iao¿e el ga'an Panegyriíh, de Tra- 
ja*o, y áquien íe eñorba la cUridad, paraquc 
no lo llame prüphec\a. , 

Oymos todos la Oración, y oyéndola, pa- , 

ra que todo GoncurrieílV á celebrarla, el Cora I 

zoüfe aflbmaba á los ojos enternecido: h ra». 

2on feguia ün perderlo, el hilo de ero del dií- 

Cüfío, y caíi fe fatigaba guíloíamtnte en akaii. 

zv[\o^ porque it le iba perdiendo de viña por 

delicado: y baila los ojos íe pafmaban vien- 

dula acción, tan fiel compañera de lo quede. 

cía. Que difcreto ! que herroofó ! que bien ícn- 

tido! que tierno! Efto vicroa, y cflo dixcron 

todos, los que en un inftaiue, (que tal pareció 

a todos ) la oyeron. X que diré yo a quien 

por uno de los juegos de la («erte, íe k vino 

a las manos, la de verla, y Icila, íics mas a>e- 

rito para ello, que el deua aoííofíj, y caíi. de- 

felperado dcíeo? Diré, que havindy íntcota- 






EXEQUIAS DEL SEñOR 



CÁc. I. 2. de 

Orat. 



Plíavofi. ap, 
Bart. ;n Acad. 
Gpienr. 



<j<j, y caiprendiíío vtrias vézes lérí^ ^br par. 
tes, para guítar á ^auías de la hcrmoívira, qoe 
en cada una de ellas havía oiáo , nunca pude,' 
confeguírlo, halfandoíiVe en él fio , caíi ^&n-^ 
do empezabi, á dcleytarme en el principio. Ef-í 
ta dulce víolenGJa, que me arra /traba fin íeri.* 
tirio*, aunque fentia que me arraftraíTe, era pre t 
cí(o efeólo de la maravillofatrdbJZDn, conque 
entre si fe correípondhn íás partrs del difcur- 
fo^ el principio con el medio, y ambos con el 
fin. Diré lo qe! Orador Roiíano, haviendooido 
la Pracion Fun bre de Popilia. In eo quidem 
genere feto & me, & omnes quiadfuerunt deleála 
tos ejfe vtbímenter. Diré Dmbien, que havien 
do corrido tantas vezes, y con tanta atención 
uno por uno todos fus periodos, nada encoo 
tré, en que pudít-fíc parar la Cenfurs; nada que 
quitar, por no quitarfeio a la elegancia, ó á 
la fentenci«á;porque en efta Oración fucede lo que 
Phatonio, citado del OoitítíísinioP, Daniel Bar^ 
tholi, gloria de la Sabia Cdcnpañia de Jeíüs, y 
d^ las buenas letras, decVa de las Oraciones de 
Platón, y de las de Lizias, que á la primera, 
nada fe k po<l ja quitar, fin deí?ar agraviada la 
elegancia: y á la íegunda, fin quitaríeló á la 
íentencia : Si ex Platonis cratioíie ferb^am ali~ 
quoi detnas^ de eUgsntia detraxetis yfi &x Liziay 
de fentmtia. Y pues nada tiene que -bazer 1^ 
Ccníiua, déíele eíTo mas al elogio. Me lo 

ctñj. 




DON PHELIPE V. 



ceñiré á dos breves^ puntos : el primero, á las 
circunftancias, en que dixo: el íegundo, á lo 
que dixo íu Rma. 

Las circuoñáncias, no podían fér mas atnar- 
gas, muerto fu amabilifsi.uo Monarcha, y en- 
terrada la mas hermofa , y opulenta Ciudad, 
que en efte Nuevo Orbe tenia fu Corona. Igua- 
les calamidades , que cxecutan fía libertad al 
llanto, a toda el alma , apenas dexan libre la ra 
zon para el difcarí:» ; no puede dezir; quien 
fob debe llorar : ni es fácil encontrar expref- 
fíones, que igualen a la acerbidad de la pena. 
No Yon mias, fino del dífcrctiísimo, y antiguo 
Obifpo de Cyrene Syneíio las palabras. Éte 
nim nsfcío quid de ijfcs calamit&tibus dict oportsat, 
qu<s m occulis omnrnm verfantur, Nam ñeque ferA Syncf. In Ca- 
monem tn^ituere vacat ijsy quib&s flere necejfe tfl', ^ taftaü Pentap. 
mque rerum ñcerhitMi par inveniri poiefi oratio, ^^' 
í ñf como el mifmo proíigue ya diciendo, aun 
las lagrimas faítaa á viíta de la enorme gran- 
deza de los males : Quamquam non nulíos ettam 
ingmsntíum malorum magnituiine perculfos lachry^ 
m<s ípf<s defecerunt ^ COmo podre ya, no cele- 
brar mucho en el Rmo, Orador, que dando lu- 
gar en fu pecho a las publicas calamidades, hi 
cieíTe éntrelas ruynas, y el llanto, una Oración 
igual á la grandeza del aííumpto , qual pudie 
ra haverla trabajado en menos funeftas circunf 
rancias, que las prefenres: donde las lagrimas, 

G que 





EX-BQUÍAS DELSEñOR 



(I 



-r~r«trrf>fT"- — ^~ 



(^ue Tacaba 4 íc>s ojos h viña del tftragOjiriín 
borrando, ío que iba la pluma tícribieado Uo 
eftilo fublime, y elevadoj íiendo cai Ja la Co- 
rona d£ nueftra Cabeza :. las partes lodaís del 
diícurfo, y fu hermofa fabrica tan bien íoílcni- 
das en fu n:jifmoaTiiíkio,á tiempo, en que mi- 
raba por los Aielos los mas gallardos edificios, 
es un Gontraftdr con los exeaiplares, que ofre- 
cen á ía idea el tiempo, y la fortuna , y una 
nueva eípecic de milagro, de aquellos, que fon 
naturales á la felbidad de íu imaginación. 

Lo que dixo, no podía no fcr optisiío, fien 
do el Rmp. P« Mro. Metió quien lo dixo. Todo 
arreglado a los preceptos,q«e dexo eícritos aqutl 
gran Maeflro de Scipion Africano, y de la Hif 
toria, PoIybíD Megalopolitano, en el 6, de los 
iS. libros, que nos han quedado de los 40. que 
compufo. En Roma dize efte grande Hiftoria- 
dor, era precifa obligación del q hacíala Harén- 
ga Fúnebre de algún hombre iluílre, referir las 
masherokas acciones, conque havía corrido, y 
cerrado el eftadio de fu vida, y cortar un elogio 
proporcionado a ellas; para q»e los que las 
o\an, y no las havian vifto executadas, fe ¡n- 
terefaííen en la gloria del Héroe difunto , y 
fü^fíc afsi publico, y común el llanto, aun en lo$ 
q no lo conocieron,ni trataron: ni Qttótícs aliqeih 
virillu/iris yion fus palabras, 4/?«i¿ ///(?/ nítg^avit ée 
ffka^ qui rofira eQnfctniit.^ de funÜi laudas ^eornt)^- 

moraf\ 



i 



ÜON PÍÍEUPE V. 



Wúraty & Ji que dumv'mefétyf^lUfter áheofm^ 
runt geff^A'. ande evenft^ út populas ndiíñs in me \ 
morUfñ ante aBcruWy & ób occtílos Jíb'í ea ponens¡' 
Jte afjiciíitur y non iJli dutritaxat^qui gersndh re. 
hujj qu£ funp na^r*atdí wíerfuerimf. ^eijeílamyqai 
phne alieni fuitunt ab ijs^ quce nárrantu^'y ttt pH-{ 
bitcíis videátur is lucins efe^ non eorum propriusy 
ad quos funus pertmct. Nueftros ojos , y nuef.? 
tr«:>s Corazones (on teftigos dt la íi Jelidad, con-J 
que nueítro Saplemiísitno Orador fe fujecO) a» 
lo que prefcribe Polybio. Gnios de fus labiosi 
las gíariiífas accionss de Nueñro Gátbolfcodi-i 
funto Monarcha : nos dixo fus admirabíts vir-i 
tudes, anadió fus elogfos, é hizo cornun el iían 
co, A los que lo conocían » y á los que no loí 
conocían *, porq'ie lo dio a conocer á todos:. 
nos dio íKUchas prendas de íu gloria , porque; 
lo ensalzó hafta los Cielos : y la que ecapeza 
funeral, y triíte laiíenucion , termioo en ale- 
gre triuíDpho. Afsi confolaba Séneca á fu Mar-i 
cía, acordándole, que Lyvia, Madre deiíííclyto 
Principe Drufo, templo mucho fu dolor, vien- 
do, que los lúgubres oficios, que 4 fu hijo ha- 
cU toda la Italia, eran muy femejarítes á um 
triumpho, ^^y?J '« offiúüm lugübrt ma'nhfpfffl 
•coIonijSf qye ufque In vfbem dtduSumtrit funus 
triumpho fimilimum^ ¿ , 

Ecmo. Señor, fí yo htJvfé/Te^^e*fnedír él 
■famaño ^de mi elogio, a la grande, y ^dibrad^a 




Sei5. Confo!, 
ad Marc. c. j . 



^^^P» 




é 



AS DEL SEñOR 



fama del Orador, nunca acabaría, y mal uiC 
quinara cotí fa rnodeñia. Por tanto acabu, di- 
ciendo, que puede V. E. íicndo férvido, dar U 
licencia, para que fe imprima efta Fúnebre Ora 
cíon, á gran gloria del Reyao, del Orador, de 
de ía Religión eíclarecid<í, y no menos de V. 
E. cuya menrioria fera gratiísima a la poñeridad 
i en eííe monumento, que k dexa del ingenio 
del Rmo. P. Mro* Diego Jofeph Merlo , en 
que fe adorarán también los aciertos de V. E. 
que ío eligió, como en la Eftatua de Júpiter 
Oíyíiipíco dice Tertuliano, que k adoraban la:, 
manos de Phidias, que la hizo. 

Por ultimo, haviendo de paílar efta famo 
fa Oración, para íérlo más, a manos de Nud 
tí-o Auguflo Moíjarcha, podrá V. B. falvo ütm 
pre fu Superior juycio , acompañarla con las 
mifmas palabras, conque el ya citado Obifpo Sy- 
ncíio acompañó, la que efcribió , y llamó dei 
Reyno, quando en nombre de la Ciudad de 
Gyrene , la remitió al recien heredado Empe- 
rador Arcadio, htjo del grande Theodofio, co- 
roo fidiseíTeraosjal recién heredado Rey Nuef- 
tro Señor, Don FERNANDO el VI. (que 
Dios guarde J hijo del Grande PHÍLIPO, que 
cfté en gloria. Las palabras, que íe léts en la 
mencionada Obra, no muy kxos del principio, 
y yo no me atrevo á traducirlas, por no deí- 
luñrarlas, ion las fíguientes, á quienes no falta 

Di 




,^^f^h 



DON PHELIPE V. 



fii h trifte circunííancia, de cmbiarla una Ciu- 
dad, que havia fido grande , rica, y opulenta, 
y acdbada de arruinatlc*. Qyrtns winit \ va ha 
blando. de la ürac¡on del Keytit) ) anti^uum^ 
Ó* íJtnerabile nnmen infiritit oUm fanientum tar- 
minibus ctkbratA^ nunc paupery Ó" buriiiiij ingen- 
tiaqüe^ se defería rudera^ cui regiA munijicentiá 
opus efi^ fi quid gerere vel/tj vetert $IU Jua ori- 
gtnt non indignum^ Huic tu porro inopUy quan^ 
docütnque Itbuerit^ rewedtum adhi-bebií^ idqutin tus 
vcluntúte fitum <yf , ut ab amph^ fi^iai que patria^ 
alten mihí ad Je dtnuQ corona perfiratur. De eílc 
efteloDvento úe Jcíús de Lima, a ló.deju- 
niü de 174S. ... , ;,,.a>v.- 

Fr, Tbovias dt Santiago 
Concha y Roldan, 

LICENCIA DEL GOVIERNO. 

Lima 4. de Julio de 174S. 

Concedefe la Licencia neccíTaiia, para que íe pueda 
iiTiprmfre] Sermón, que en las Honras del Señor Don 
PíIELlPE V. preJicó en eíla Iglefia Metropolitana, 
el Pv. P. Diego de Merlo, de la Compañía de Jefus: en 
atención, á eflár aprobado de Orden de eíle Super'o! 
Govierno, por el R. P. Fr, Thomás de la Concha, de i' 
Orden de S. Prancifco^ a quien fe remitió fu Cenííua. 

Don JcfepH'Manfo de Velafco. 

D.Diego de Hesles. D APRO- 



I' 



■nú 



A 



i 



Mi 



EXEÍ^UIAS DEL SEnOR 



Legi & relegí 
diilccdine, quce 
de veftrislitte- 
, ris cmanabat. 
Div. Bern. E- 
pift. 589.10111. 
i.f. 545>. 



DEL SEÑOR DOCT D. JUAN^- 

Jofeph Marín de Poveda y Urdaneguii 

Cathedr ático ^ quefué del Mcieflrp de las 

Sentencias^ de Artes ^ de fégundas J^if^^ 

peras , y^ aÜml de Prima de Sagrada 

Theologia en efta Real Univerítdad, Ca-- 

nonigo Magijlral de efta Santa Igkfm- 

MeiropoUtana^ Examinador 'Sy no daí de: 

efte Arzobijpado, y Redor 'M Real, ' 

y Seminaria Colegio de Santo 

Thoribio 

L cion Fúnebre Panegyrica , qué en las 
Reales Exequias de Nueftro Rey y Señor Don 
PHELÍPE V. le 01 decir al M. R. P. Diego 
IJoíeph Merlo, de la Eíclareclda Compañia de 
jefús, Fref€¿lo de los Eftadios mayores, en el 
Colegio Máximo de San Pablo. Y como es 
duplicarle la complacencia al alma, hazerle per- 
cibir una mifma dul¿úra pordiverfos íentidos, 
la he leído, y buelco a "ier» para mas faciarmc 
del dulze ncdar, que mana. ( i ) 




bONrpHELíPEW 



2 Vozes hay, que no bailan, para percibir- 
hs los oydosj y es metiefter, que ios ojos Jas 

.vean : •par;í(Íoxa parer,e ; peío es tm cierto, 
[que el AguÜa de Parhojos dize, que oyó una 
I grande voz, iras si, y que k bolyió a verla. (2 ) 
Pero como puede nunca, fér objeto de k vií- 
t3 la voz: ii el wUmo penetrarle del ayre,io 
haze inviíiblc^ íegurá cüá aun de Linzes con 
la íütiíeza : como pues buíc'abá el EvanfjeliílA 
con los ojos la voz, que íiiitió eíi los ¿idos ? 
Confía, ( dize un Docio ^4oderno ) que oyó 
Juan aquella voz, porque fué ilumioado de ella: 
( $ ) y quando ilumifía la vozjfi fíentcñ íu dulzu^ 
ra los óidos, foa los ojos, los que haa de re- 
giftrar fu belleza, porque no tiene otros orga- 
mos la luz, para introducirfe al alma. Conu- 
zotipKfés debe imprimirre, para que fe vea ün 
Panegyrico, que tanto alumbra, porque afsí 
fe hará tan cumplido gozo del alma, la fatis.- 
facción guílofa de verlo, como fe hizo dulze 
inquietud el encanto agradable de oírlo. 

3 Pero quien no conocerá, que es para 
mi efta Obra, menos viíibíe de luz, que de voz? 
Si el verla, fuera folo, mirarla, ó adaiiraríí, ya 
cumplieran mis ojos con una reverente contem- 
plación de mi refpeto ; pero reconocirh, es un 
impofsible de preípicacia a mi debilidad, que 
folo puede fcrvirme de dcCcmp^hh p4fa calí 
ficar aquella cegucdad^ccD que d¿bo íacriíicarme 



■ (2 

Audivi 



) 



poft 
me voceai ma- 
gnám & con- 
verfus, üt ví- 
cíefcmVocem. ■ 
Apoca! ip.c. I. 

V. 10. &í2. 

( 3 ) , >- 

Conítat íoan- 

nem auJifie ,-• 
quia illuiíiina- 
tiis á v©ce. Vi- 
llar. Be necli a. 

tú\. 6. Didan^ 

ín £ne. 







í .,— 



(4) 

I. Mach.C.15. 

V. 17. 

(5). , 

I cap. 2.V. 9. 

■ (O 

Üt vid ere pi 

vocem : puta 
„ aurhorem vo- 
I C4S, íiveipfum 
^ loquentem. in 

cjp. I. Apoc. 

V. I a* 

' ( 7 ) 

Afpeftum fo- 
liSjhir' clara íu* 
mina non re- 
qairunt,ií qiíia 
illi taiitum pof- 
funtj rutilantes 
paci radios, 
qiios coníUt 
ocLilos habere 
purifsimo's. 
Caísiodor.lib.y 
Epiíl. 35. 

Clavet auditus 
quia á vece, in 
vücem con ver- 
fus, ubi fupra. 
f. 355.inprin 



EXEQUIAS DEL SEnOR 




a Us iníjíiuaciones de W S. Quatito contiene, 
es íubíimc, y aísi cftá fobre oií alcanzc Si íe 
atiende al Sepukhro, que ^rige á U memoria 
de nufftro Difunto Soberano, es como el que 
fabricó ei Macbabéo, que fe pierde de vifta : (4) 
átáifitAVit fepukbrum alíum vifu. Si 4} Theoia, 
es un» admiración. Quomodo cedditl Si al of 
íurDpto> es una gloría, y en ella : ( % ) nec osuh$ 
oiditi nec auris audwit. Pues qué , íl como alia 
explica el Sapient\ísimo Alapide, el Svangelifta 
lo que vio, Fue al Author de la voz, ó al aiií- 
tno que habUba? (6) efto fuera encontrÁríc 
aqui ton todo un Sol, que es el mas. breve tno 
do de cegar, no tenií^ndo cUridiid, que .iguale 
tan luíDÍaofo efplendor. ( 7 ) - . ^ " 

4 Pues íi todo íe niega a la v^iíla , de 
fengtñeníe mis ojos , de que no k hizo, para 
ellos tanííi. luz. Callen d^s ver, y véin de ha ■ 

\ blar : qáe no feta mucho, que haya unos ojos, 
que haüUn, quaado hay una voz , que íe vé. 
Ellia invefíion de oficios parece, que la firitió, 
el animo San Juan, y que la quifo dar á en- 
tender, en el modo de explicar, conyo le ha- 
via bueko a ^ ér la voz: pues no dixo, revet, 

fm\ fino eonverfus \ que fe convinió. Y íi ave- 
riguamos, en que le convirtió, fué en una voz, 
fegun el ya citado Moderno: (8) yafsitodo 
el ver dt.í Evangeliza íe convirtió en hablar, 
que es el cxeonpb, que debo íe^uir, porque af^ 




r- /MDON PHELIPE V. 



ii manifieña aun tiempo mi veneración, que ni 
es capaz de examinar, ni !c es poísíb'c dexaf 
de decir, quando parece me vcoexecutiidode 
!a dulzura de la voz, recibiendo en fi>i h im- 
prefsioD, que hazsa, en ursa fuente de Sicilia: (9) 
la que teniendo immcbles fus aguas , quando 
no le habiabá^n; al foaoro impiílío de la voz, 
como impelidas de íu melodb, eoDvertido en 
voz, eí movimiento , y hiziendo dé fu ersíu- 
mecida elevación, tonos agradabits, ya fe en 
golFaban en si miísnas , ya fali-m de fus mar- 
genes, á Taludar a quien las fecundaba de hár- 
moma, con voz de tan poderofo iníluxo: y íien. 
do j'ds aguas movidas como inítrumeoto «1 im- 
püjfo dt? U voz, que okn, era de efía toda la 
dextrezá, y la dulzura. 

5 Oiré pues, lo que fiento de la Obra¡y 
dú Aiithor. La Obra es digna dd mayor aplau. 
fo; pero eñe lo tiene en si aufma : ella es íu 
mejor alabanza, y la que excede a quantás fe 
le pueden dar. El Aiuhor havia meneOer pa- 
ra fu elogjo, oírji Obra como eíla; porque él 
folo puede íer voz digna de íu fama : y afsi 
conociendo, que quanto sias me ctíipeñaraen 
aplaudirlo, me quedara en connato de alabarlo, 
híiré foio unas breves reílcKiones , de lo que 
di?e: y procuraré imitarlo, (iquiera en el /do- 
dp,-de comenzar a decirlo. 

6 Preguntando entra, como pudo def- 



(9) 

Exdltabundus 
ad cantumele- 
vatur, o¿ quall 
miretur dulce- 
di nem vocis, 
intumefcit vl- 
tra margines. 
Soíin. cíip. 1 5. 
ap. P. Dan. Bar 
til. oper. Mor. 
íynib. I i. í\ 
45)3. 







EXEQUmS DiíL SEñQR 

h^^í^rfeU^m^ygir de-las :^G en un punta? 

QUfmodo cc£ÍdíL pr/tensj Y que rne^or principio 
pyedc hallarft (ui elagloj que la miífna , pregun- 
ta en fentidaje mas ad^imciou í Caerle lo 
mas Grande, el natural pd*o lo lleva deloGa 
dü:o ; pero erigijíe lo iupr¿mo, eí^u Jic^fo dcí- 
velo es de la fatiga., Si hay proporción entre 
las ruiüas, y. las ereeciooes, es la que nace de 
los extremos, aquellas fon partos de los mo- 
mentos; eftas producciones de los Siglos. Bien 
lo denjueÜra al prefente Liosa en fueñrago, y 
íu; reparo. Cooio pudo pues en un punto fa- 
bricaríe la mas alta de las Obras? Como un 
Ser.non, que e$ del Rey, y un Seroion, que 
fe: hádeembiar al Rey, pudo eícribiríc tan brc 
ve? Quitémosle de la boca las palabras al mif- 
mo Pueblo, que nos dio aquellas del Thema: 
Qüpmodo eecidit potfm I quando aíTooibrado (lo) 
de otral Propheta Baruch, íe dixo: Nuntiart 
d«(b4pifH Re¿i Jermones ijios : indica nohisy quorr,$* 
do fcripfifli fermonts i/ioil ( 1 1 J Hs pofsible, que 
huyendo délas ruinas del Colegio, en el retiro 
d^[ campo, entre aflicciones, y íuftos , con la 
repetición continua de temblores, pudo havcr, 
ni materiales, para edificarla , ni ÍGf>iego para 
delinearla ? En tan grandes cftragos, como los 
que, entonzes acaecieron, q entendimiento preo- 
cupado de los horrores, que oprimen el anir 
mo, dex^.dc íepultarfc en el poWo, y pued« 

ele. 



(lO) 

Igítur cum au- 
djíTet omnia 
Terba , obftu- 
puerunt unus 
quifciuead pro 
xjmum fuum. 
Etdix^runtad 
Baruch. lerem. 
cap. ^5. V, 1 6. 

I (") 

íbidem. V. 17. 




DON PHELfPE V. 



ílcvarfe á tanta altura ? Que d ¡Te arfo no v*¿ 
:íla, quanJo hafta lo imtDQvii cae ? Que peo- 
almiento fubíllle, quado ion precipicios las Giu- 
Jádes.> Quien no yerra, quando la JirmezafaL 
a^ Peníinientos fori de Séneca, ( i i ) p3r- 
|ue íi el miedo particuUr , es un temblor de 
a meJitCj que fia¿e huir la razón, dexando en 
I aííombro atónito el animo r f 13 ) quando 
:$ publico el erpmto, y uníverfal la congo; i, 
(«ando Buiíuan, el rezeío, y el dolor, parala 
nas cruel tormenta del alma', que adínifacion 
era, que embargada la razón k precipiten los 
liícurfos, 6 fe díícutra fin concierto , que es 
3 miímo, que no difcürrir ? Los Ingenios mas 
érenos, y fecundos, poíTeiJos del ^jfto falen 
!c SI, no eftando en lo que cftkn , ni peaían- 
lo en lo que pienfan, (14) 

7 Como pues pudo efcribiríe cftc Sermón 7 
>íf9f»o /frip^fii fermones ifios I Como pudo en 
lies circunftancias crecer á tanta heríuoíüra ? 
k Í4 verdad, que por mas , que fe píeníe el 
loda, Qo it ha de dar un paíTo mas allá de 

ad níracion, Confi Jerad dice Chtíí^o, como 
recen en el Campo los Lirias : Conftdtrate H 
é agri, quomoio crefaira : ( u^ }y toda Lifícr? 
íiedellamarfe efta Obra, como aconfíja6a San 
ernardo, { 16) 0^«/ tuum^ ftfédium imm H 
J í/t proteftttur\ moralis quídam rentmipfntífn^j 
itdtry atqut^od^r. Que hay ca ella, qaeacvfea 

can- 



(12) 
Lib. 6". quaeft . 
natur. cap. j^. 

^ ('ó 

ínfanis atoni- 
t'sque fimües 
difcurr.ere fe.ic 
íiietus, qiii eX- 
vUtic mentes, 
v;bi p!ÍV3tus,(Sc 
tnodicus eíl. 

\\ui'l í]\ñ publi- 
ca terret, ubi 

caJunt vrbes, 

, ubi;populs op- 
primuiitur,abi 

■cerra concuci- 
tur; ^u'd mi- 
rum efe, áni- 
mos ínter do- 
lorem, &:ne- 
tum deííit'Utos 
aberraííe ? ka- 
«juc lenirsima 
feíc.ing-eíi'ain 
tantuní yenére 
formid-'n's, ut 
íibi excidejréc. 

'MaLh. cap. C. 
y.. 28. 

^brm. 71. m 
Cant. tom. t. 
fol. 1515. D. 



, í 






H 



■EKEQ 



;L SEnOR 







, (17) 

Ncc SsIoiTion 
inomni gloiria 
foa. coopcrtiK 
efi-, ikuL iinuin 
ex iftis. Matli. 
cap. '^. v-.'a^. 

Hizoíi.el Ser- 
món en cl eá- 
poj fin mas I;,- 
•brffiq Ivi Biblia. 



candor lacíente, y íuave fragrancid de la ftVas 
pura Do¿irÍna inoraH Haña la materia es to- 
da Lirios^ pues !o foo las Virtudes del Gran^ 
dé PHIOPO, Lirio hermoío de bs iiíes de 
Francia. Y podra intentar el que confidera co- 
mo crecen eíi el Cacnpo los Lirios, averiguar- 
le a íu belleza, el delicado primor de fu cotí- 
textura ^ Nada haze mas, que admirath, y ala- 
bar aLAüthór, de quien recibe cl íer : admi 
ratíe^ de que fin diligencia, que los cultive, co- 
'txio en los huertos, con el riego íolo, con que 
los fecüfidaci Cielo, creka a tanto fu hermO' 
Tura, que pueda fér coronada embidia ( 17 ) del 
mas Sabio Rey en toda íu glotis. Bien hedí 
cho pues , que e| e jumen de efh Obra debe 
rcduciríe foloal aplaufo de íu Author, y a la 
jadftiiracion, de que en el Campo, y ísR mas au 
xiiio,qué eí cekfliál rirgo de ía* Biblia crecieC 
fe a belleza tan iiorlda de Panegyrico, queíe 
ra eterna embidia de quantos, con Purpuras,y 
adornos viñeti eníu. mayor gloria los Salomo- 
aes mas Sabios de la Oratoria. Pero como aun- 
que uo haziendo, ni^pudiendo h^zer otra cofa, q 
álibar, y bendecir a • Dios, el que arrebatado de 
la belleza de^ Lirio, adr^iirarc íu bermofura, y 
fe admirare al ver, como crece, todavia le man- 
da Chriflo <:QnúáttJíT.\ 'C-onfíderateJíllay parece 
que no folo no es agena i& conGderácion de lo 
que is adaíira, ffino- que ant^e^ conduce a ta mas 

per-, 



;>5 




DON PHELIPE V- 



í^s*** 



mmtmm 



&^ 



perfedli alabanza , y que afsi para afpirar yó 
á U que debo contribuir al Author, necefstto 
emplear Us reflexiones» qactói: he propueftcr, 
en que íjendo mía Í0I0I4 con ílde rae ion jifera 
íiempre c)-jniííT?o PanegyrÍGO íii elogio, y efta 
expreísioo , para lee íu alabanza , fcrá fa aoH- 
pHficacion. ( 18 I ; .^^ ' í ; 

I 8 Que atención no* pide el aíTiiifipt^ioIo 
de efta Oración .? él buft,*, para <i<:rcubrir iagS-an- 
deza de la Obra, y la íublimidad dá Genio, 
de fu Authar, que ?io (abe, fino formar ideas 
grai^des en las materias», que trata, y darles im 
4yre tan natufal, que íc bsze mas perceptible^ 
fu heríTsofúi'a mientras mas fe pierde de viftav 
fu grandí'?a. EíIa elección es la que diñingue 
á los Grandes Oradores, porque confííle en un 
alto concebir, á donde no alcanzan los comu 
wts peníimientos. No ion lol brilfafttcs :difc 
ños, ni las diftríbuc iones ingeniofas, las que ha 
zen la perfección de un Diícurfo : la íolidéi 
es la que lo releva, y la propriedad, la que lo 
ex dta. Y que origindl de HeroiciJades podht 
h<íllarfe, mas pfoprío, a explicar Ja; valentU del 
EípirJtu de Nueííro Excelfo Rty,- que la fot-' 
Tdkza del Machabéo? ni que llanto, que igua- 
lara al nueflro, en el dolor, y el motivo, co 
;mo d lamento del Pueblo de Dios, jpor aquel 
valiente Xefe , que tanto le dilato la gloria ? 
|; Paralelo es, que todo lo co^ípreheade , y el 
1-41 F ma- 



Chryfoílom. 

Prosem.in Cá- 

tic. DavidiSi 

-;ms nil eftaliue), 

laudatLir am- 
plificado, tom. 
I. f. S9l'^' 



■íí> 




^ Q ñá^l/ ' ^Uáim^f t r 




i 



*ftSSS^s:wi!»w»»i*i 



Vide Moren 
jn . Di ilion, 
veri). Baiidin. 

Vid.Patr.íoan. 
Erard. Fullor*. 
tom. IV ín'libv 
Macab. f. 30^* 



(II ) 

Vides quomo- 
do fi'u6lum, & 
Vi Ikatem ícic 
di, ir» modo 
fciendi coníli- 
tuit;qir'd ergo 
dict modam 
íciendi ? quid 
niCl uc rcias,quo 
ordine , ut id 
prius quod ¡na 
turius ad falu- 
rcm,^uofinr, 
ut non ad ina- 
nen> gloriam 
fed ad cedifica- 
tJomTH. Div. 
Bern. rerm.36 
in Cznt, rom. 
I. fo). I ^€4. 
iit. B. 



EX;EQUIAS DEL SEñOR 



mayor, qiíe fe pudo adaptar al Héroe, ya U 
perdidí. Aísi lo fué eñ Jerufalen, para el (tías. 
Fanrioro de íus Reyescl Gran Baídulno, her 
iBanpdfl íncHtüGodofredeBulíoj?, ( 19 ) que 
feíepuító en el Monte Calvario, año de 1 iiS. 
y á quien fe íüícribsó efte Epitaphio, en iu 
jSepulchro. ( 20 ) 

Sipís Patria^ vigQ't' Eeclsjid. decm utriufque, 
Nm tkmbominisnomen^quAmfortitudlnis: 
Pr&h áüor \ ¡n modko clauditur Sf^ükbra. 
I Pero coaso quíanto d Author píerífa, io haze mas 
ifolido con el modo de peniarlo , no hazc á 
I PHIOPO Copia del Machabéo^ en haver ele- 
ivada de la mayor decadencia al grado mas al- 
to de gloria, en que jamas fe vio Nueftra Mo. 
narchiaj al mifmo Machabéo lo haze exemplar 
vibíilc del ínvííible esfuerzo, conque PHILIPO 
pumphante en Guerras mis pcligroías, enfeño 
á fus VaHálíos, 4 meríícer la Cotona, que ha- 
^e imfoortafes, dilatándoles afsi, eo mas verda- 
dero fcMÍdo, la gloria, con abrirles puerta á la 
eterna fdizídad. De eñe modo pienía íiemprej 
porque parece, que todo ti fruto, y U iitili- 
dd de fu Sabiduría la reduce al modo de fa- 
ber, para mejor cnfeñar; pero conque 6n ? No 
para laoftentjcion vanaj fi, para la edificación,- 
que es el Círaacr, q-ie en ti Apoilol obfcrvó 
^&a Bernardo, ( 21 ) y que tasto íe ha apro. 

pría- 



DON PHELIPE V. 



— r 



priado, que íiendío íupremo fiemprc lo que píen- 
fa, y lo que dize, lo releva mucho mas cima. 
Jo de dezirlo, y de penfarlo. 

9 Quisa (In haver renunciado de! todo la 
vanidad, y haver hecho único interés fuyo el 
provecho de los oyenre?, pcnfara en la gloria 
de tan Ijividío Rey, como el que perdimos, preí- 
cindir de las Armas, y coronarle las virtades, ele- 
vando al iiv.fticn, ti literal fe nt ido del texto, 
que tan fagradamenre podía miniftrarle mate- 
ria p^ra el mds Augufto elogia? Pero quien 
no vé, que eñe es el mas digno, que pudo con. 
fagraríe? La fornia de verdadera gloria en un 
Rey, confine en í^lvar fu Reyno, y fus Vaíla- 
líos. Un Rey no fe falva íolo: fequJM lleva quan- 
do entra al Cielo, como Rey de gloria; que por 
eíTo ts precifo , que fe eleven las puertas eter- 
nale?. f 22 ) Y fino, coiio pudiera denominar- 
fe Rey de gloria ? Podía darle cfte titulo fo 
propria gloria ? No, que la caduca no ti^nc lu 
gar con la cietna : y á la cnanefa, que con los 
iupios, no defcíende la fuya, (23) tarnpoco 
debe exaltarfc con los Reyes la humana. Pues 
que gloria es, la que los h^ze Reyes, ó cómo 
fon Reyes de gloria í y mas quando es tan cícr- 
to, que entran como Reyes de gloria, ( 14 ) y 
que llevan coníigo fu gloria , que afírma 'San 
Juan ( 26 ) los vio introducirla en la Sania 
Jeruíaka ? A h verdad , que no tíeoen oira | 



(22) 

Attoi!-tf per- 
cas Príncipes 
vcílras, & ele- 
van! ni portee 
ssternales , & 
iiUroibit Pvex 
gloria?. Pfalm. 
23. V, 9. 

Sepulchra eo- 
ram aGaius il- 
loriim in in a:- 
tíTnain : ñe- 
que deíccniet 
cum eo glona 
eius. Pfal. 4S. 
V. 10. & 17. 

íntrolbic Rex 
gloriae. Pfalm. 
13. V. 9. 

A^5) ¡ 

Arerent Reines | 
terrsgg'orianij 
fila ai, & iiono | 
rem in iijam. é 
Apoca!, c. 21. ; 

■ i 

veiT. 24. • 



C=6) 

Hugo de San- 
óte Charo. G\c 
riamjd cft fu! r 
ditos quoscon- 
vertcru^t. in 
Apoc. vbi fnp, 

(27) 

Ego auscín coi 

I tiíiUusfumReJ 

ab eo,pi sedicans 

Pfal.z.v. édd 
Serra. á num. 

12. 

(28) 

Qiise cft enJín 
noílra fpcs, aii¡ 
■gaudiein , aul. 
corona gloriad'; 
non re vos : 
vos cfris gloria 
noílra & gaii- 
diiHTi. I. ad the 
la), cap. 2. V, 
19. & zo. 

Gloria noftra 
I Hecc cft, teíli- 

n-ion'iam conf- 
l'ciéc ge noíl'. ss. 

2. aJ Corunh. 

cap. i.r. 12. 

i (5") 

i Honoicn): id 



EXEQUIAS DEL SEnOR ' ¿ 



gloria, que la de bavcr íalvado á üis VafiTaHos." 
Dizeío fxpreíramcntc el EminciitiLsimo Hugo, 
que efta gloria ío» los Subditos que convirtió 
ron. (^^) 

10 Pues ve aquí la aUifsima penetración del 
Authof, hizo Predicador ñí Rey» (i? ) para 
poderlo aísi coronar de íu mas proprirt gloriaj 
¡e haze convertir con el exemplo á los Vaflallos, 
para que fu convcf fion ira fu Corona. Afsi ild- 
maba San Pablo á los que convertía, fu cfpe- 
ranza, y la Corona de íu gloria. ( i8 ) V ef. 
ta miíma Corona es la prueba de la propría 
gloria á los Reyes, porque no íolo llevan J* 
«loria á la Ceküfal jcruralen, fino el honor, y 
eíle honor en feotir del citado Cardenal, es la 
pureza de la propria conciencia . ( 29 ) Allá 
fe corona en el Cielo, pero acá en U tierra, 
también es gloria, pues no hay otra en U vi 
da, que el tcftimonio de fa buena conciencia, 
(30J y viene a lér gloriofo en el Cielo, y 
en la tierra, que es hisfta donde puede dilatarfe 
la gloria. Y todo eÜo encierra el aííumpto en 
un íolo penfarráento. 

1 1 £1 modo de probarlo es inexplicable, por 
que era mcneíler alcanzar el lecreto, conque fu 
Soberano talento haze creer, que es natural, lo 
que no puede contener mas ¿rte, puesla enea 
denaeion de las razonas, que unas á otras íc 
íüíiiencn, la íolidéz, y la fuerza conque lleva 

como 



llí 




RON PHEÍ.ífC Vh 



. ' "- ' ■ - iii' J MVJM B ! i. i UJ »W KWJ4 



mo pof gradó? el ijifcurío, hafti-convcüccr lo- 
que propone: tiene uaocMlcQart¡fício>qu^conr 
Ciñe en no conoceríej y fia conocerle , difti«r. 
guiffe, porque en 1«) miCrup^ qu^ es comiín fo 
halla, un gufto tan particijlaT, que por cotRUti, 
que fea, jamás íe parece a lo que otros dicen* 
Quando fe verán mAS iluftradas las batallas del 
Machabéo, que con la^. victorias, en que ha^e 
triumphar a PHIUPO en el Keyno de las paf. 
fiones ? Efto fue havct hallado dx Eloquencia 
írxplicacíoiv a lo que parecía indecible de gran*? 
de» ( 3« ) para dilatarles mas la gloria áfiuek 
tros Pueblos, alumbrándolos, de la verdadera 
luz, con que brillan las virtudes, que le forma< 
la Corona a fu innocencia. 

11 Perodoodemas la hizo refplandecet es 
en la Fienuncia de la temporal Corona , for- 
n>andüi# efta una virtud, con quifo i>o fon los 
;CxempUrescoi:¡^>, porgue conveace,que lesfaU 
U áifla para ía bcrüicidad el motivu, y a aque, 
ila le Cobra para el deftngaaoeleHeiDpío. Aísi 
la de xa tan (irigular, que no folo no fe hÍ2w>, 
¡a initacion de otra; pero ni podra ba ver al- 
guna, que la imite, poi;que havU meaeíter otra , 
,gfai>dez4 de amm^y como la é? PHIilPQ, yi 
pero Orador, que aísi le defcubricíle toda la] 
eífeíicia de Íq heroico. Y quando cfta íDÍfina, 
/insularidad, parece, que 6 íe obfcurecU , 6 
impoÍMbilitabd la ponderación de igaalarlc en 

G gene- 



I eíl propi-iae 
iconfcicntiaepu 
■ ritatem , bfe- 
rent.Hugó Car 
din. iñ Apoc. 
vbifupra. 



htcsererá ver- 
ba bello rum 
iudsE-i & virru- 
Ces quas fecit^ 
& magnituí-li- 
n^s^ eJH5 non 
funt delcript^, 
multa enini 
crv>nt v^íí^elik 
I. Máíhv c. 5>. 
verfvga.: 



AS DEL SEñOR 



é 






Narratur cíe 
Peone , quod 
cum/, videret 
Paftorcm co- 
ronacu!i>,Goro- 
naííorqm,e.iira 
Baíilifco diiiií. 
care , ipfnmíj 
Ron vitíeretpe 
rire, cogitavit 
qüodhoc erat 
virtutc ñor' 8 
incojona. Cu- 
reña lu ergocü 
loneja lancea 
fabitrahic, & 
flitim moí-tuus 
Paftur cacíit , 
qui íterum re- 
poíitávivus fut- 
rir. Berchor. 
Pi6l::> Viens. Be 
I nei:6t. toai. i 
verbo Coroi;a. 
f. 27S. in ñi:.. 



Eenerí>íidi I k refolucion de rcifaniir <el Go-I 
vkrno, halla el Autor fofidp, qiK ¿aíIq de no 
rseaos laciente reíaíte. jatSas l.a prntüm fítpo 
manejar tao dkftramcnte las íombras, para dar- 
le: cuerpo á la luz, corno pinrando <in h obí- 
cura confülsi -n de dos temores ambos ííinfos 
el CoTazon del Rty, le defcubre udíí beHeza de 
candor, y de (inci-ri Ud , quf hizea viísble k 
ÍKr^ofura de íu virtud. ]^mh íupo tirr feliz- 
mente fervírfe la Keihoríci* de los contrarios, 
como le arguye de h tiiiidéz el valor, y de U 
inquietud li tranquilidad; porque aquelli ba- 
talla de afectos, en que canto eñreclia la Real 
magoammidad de PHILIPO, que otra cofa es, 
que una tovencible reíiftencia á la culpa ? y 
aquella agjtíicíon de congojáis, en queda opri 
I me, qué prncba ílno la íerenidad, en que onafi 
tenk la coñcienck ? Un Rey , que tati l'bre- 
mente fe defpojó de k Corona , que atradiívo 
podía hallar en ella^ Por evitar íolo el peca 
do podía apetectrb. Parece .fe le reprefcntaba 
ío qac de Peo0, ( que te decía hip é<\ Sol ) 
rtfiere B*»rchorio, ( 32 ) que vio un Pafíof, 
que ceñida de una Goroaa de flores la frent^^^j 
luchaba con un Baíiliícci, ñn que i^n vcnenoío 
mllüxo pudieíie triumphar de íu tsfuerzo, por 
lo que atribuyendo el prodigio á la virtud de 
¡n tlore,s, con üíta pfoli>ng.i.Ía boz<i, le quitó 
U Cc-rofij,. y al punto ca)6 auicrto d P^íIüT; 

pcrojj 



DON PHELÍPE V. 



pero bólvíendo a ponerle cÓ^ ^ mféi^ hntn 
la Corom\ie, íevanio vivo, y aun con fhas gene 
roío aliento, y afsi dÍKo, G ti no bolverme á| 
poner ía Corona, puede hazerme miíífro éd 
pojo del Bafilifco de h culpa, rinda fe m't dk- 
tamcn a recibiría, como carg , y hcúñqn&k olí 
quiefiid al provecho de mis VifTalíos 

1 3 Padp peníarfe motivo mas íüiido para ca 
lifícar de virtud en PHIIIPO, e! ntjevo mgref. 
fo a h Corona, n? puede quedar mas bien coíi: 
venida la hcrcktdad de rtn«ncí¿rÍ3,<cJít la he. 
rokidad de reáfuníirfa ? Podrá ya opüarríe, 
que íi fué bueng la renQncia, porque fe cefíf j 
tío? Porque oo í^ mantuvo tan generofo pro | 
poíito, y perf-v^ro tm piño diáamen í Ptjes| 
li fe opone, reíponderá Sm B rnirdo (53)1 
con el miímo peníamieato difl Áothor : qucj 
fuera vergoozüío obftin<íríe eti f^l proprio con J 
Teja, quando I3 mifma Abídoria dexa el íuyo,| 
y que ü fe prego ntaí'e, como puede dex^rlo t\ 
porqae fííio era bueno, co?po era iuvo? yílj 
lo era como lo dexa ? íe reíponda,que era íu-| 
yo, y era bar no, y que lo deija , porque el I 
dexarlo, es házer b mejor , pues 00 debe per- 1 
judícar el propno ccnfí-p/d. hcoíjxm urÜlJ^d/ 
Efte efpirítu alizar la generoíidad, es íaberle dar 
a qn elogio el fér qíie lo ccní^iíüye, porq 
yerdídieri alabanza, lolo puede tener por ob- 
jvta 4 la virtud Chriftiana: qaclqnkr ütró aplai i 

L 



(í3) 
Q Li 3 i 'Til non 
eiuKefci»!: ob'"- 
tinatastfí'- u? 
cónc;! o lu.> , 
quatrdo fuüm 
Sapiencia ípfa 
de'férLiit?Con^ 
ci.'ium fi non 
bonutn cMo- 
modq tuLifiiV 
íi bonum,,quo- 
modo ' iTlíñ- 
quenJum? & 
bóna erant, & 
ejus ennt, nr;- 
quc minus ra- 
men relinque- 
da, ob hoc vi- 
Jelket, ut fíe- 
rent melíon. 
Ñeque eni-n 
o;-Qrtebat p\o- 
pr a prfe'udi- 
c.ire cominLiní- 
h^-s.DW. Ber. 

Reílirreílione 
o í f . 




^ 






'm. 



4 




; C34) ■ 

Rutare, in Lar 

cen. Agefilaps 
aiebat,non iTii- 
nui; lauclator-'s 
infpicicndos ei 
fe ir-oreSjCjuam 
cjusc|U i laudan 
tur, Ognjficans 
raro accidere, 
ut quis ah'alaii 
dct, qiiam ea 
qu.^eonfííriTiia 
funt, fuis niori- 

bU5. 



EXEQUIAS DEL SEnOR 



Í0 ítrá iklfo, como que no p^f|í4rá masaílf de 
h bo-qlcidad de un puro Paganíííiio. 

14 Pero quien pudiera darle tanto peío de 
vercjad á:!a a)ab^an^a, fino en quien fueran na- 
turales eftos peníamientps. Los pen^anaieotos 
is)n las expreísíonei de las columbres , como 
las palabras lo ion de ios penfa/inentos , y en 
una aíabanza es donde mas fe conocen^ que por 
eíTo decía i\gcíilao ( fegun rf6ere Plutharco j 
que un elogio manifeñaba tanto al que lo ha. 
cía, como á quien fe hazia^ porque nadie ala- 
ba, íino lo que es conforme áíuá eoíluítibreí». 
( 34) Y quien no vé copiado al vivo ai Au 
thor en la decorofa Imagen, que coníagra á la 
immortalidad de PHÍLlírO» para hazer el n:as 
glorioíb del Mundo el fucceíTo de !a Renun 
cia, y reaííumpcion de la Corona I Tan pare 
Cida la faca, que no le queda rafgo de h^roy 
cidad; que no 1í» exprffie. Si PillLIPO re, 
íiURcip la Corona , abandonando la Corte pon 
lograr folo elfoíitgo, que buícabaenrel retiro, 
el Autor renünci(i> ía e {limación, y cejebridad, 
que lo coronibade apiaufo encima Co^rte por 
retiraríe a las Mifsioncs de los, Mojos, a don- 
de lo llan^aba.fu Apoftolicp zelo., Si aquella 
Renuncia la hizo,el Bey , quando dtfpoes de 
bavcr vifto cre<cer al ludor deíusaf4neslas pal 
mas de fus vicíoridí, comentaba a gozar el fru 
lo id? (u^ triumphos^ en l|jii¡^nquilid4i^ de iu 



DON PHELÍPE V. 



Chuqiiiíaca , 
( Avuclo del 
/Uithor) quien 
defpaes fe or- 
denó , y fuá 
Dean de efla 
Metropolíta-- 
í na, y ComiíiV 
rioce Cruzaba, 



govíerno: el Author executo fu retiro defpaes (35) 

de las trabajoías ureas deMaeílraeti Chuaui- ycnfeíaDcfe- 
laca, y ea Lima, Ciudades ambas , en doode señor Don 
honrafido fus efclarecijos Progenitores ios pri* Luis Merlo de 
meros empleos, ( 3^ ) le havian conquiílado j laFuente,Oy- 
CGíi (uíp.inoío ffplendor, Us eftiaiacioncs, paral dor Decano de 
que pudieíTe lograr eí fruto mejor de la vene- ^ layuídienciacc 
racian, y el refpeto, en ía gcneraí aceptación, 
que fe adquirían fus literarios progreílbs , en 
la Cáthedra, y el PulpítOjen que hazia brillar 
ei ingenia, y la agudezj, con la perfuaílon, y 
la eficacia. En fin fí para que bolvieííe PHL 
LíPO ai 7'hroQo, fué ncccfí'irio , que lo rio- 
dieíTe todo el poderofo dié^amcn de las juntas' 
de Thcologos, ( ^ ) y Confuirás del Coníejo,; ¿hijo del Se 
que le hizieron ver h necefsidad, que de fu ñor Don Luis, 
Períona tenian los Pueblos: fue igualmente ne- .^Y'^^'" ^j ^"^"^^' 
ceíí^rio todo el fuperior didaíiiea de la Con-j ¡/^'J'¿f^^-a,5e 
gregacion Provincia^, que defino al Author, ^ ¿hile, iy Prefi- 
jas Cortes de Madrid , y de Roma $ para que! dentJ de ella. 
bolvií-ííe a eña: y p<ir3 que en ella fequedaíTe,? áfoj. ^?. 
el univtrrai clamor de I3 pub'ica utilidad, CQ' (') 

que ha moñrado la experiencia, que cooao Us ^^^*^^» "' 34- 
grandes qualidádes de íu genio , fon tan fobfé I | 

los vulgares aícanzes , tema necefiidad de fus 
taufuos, h racionalidad de eíla Corte. Para 
la cultura de una Ciudad, fe requiere mucha íi-> 
neza de dffcrccion : los Nobles, y maslasper^ 
íonas authorizadasj bufcan tan delicado guílo 

H ea 




4 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



en el paíio dt-l alma, como en ^os irunjaresdcl 
cuerpo : y aí^i es ní^ctíí^rio punto muy exqui- 
íitp de fdl, para tninirtfdrles apttecíble el con- 
dimento. Aísi lo ha. manifcftado ei. )ü direc- 
ción de !o$ Bxercicios f fpirituales; que íe pue- 
de dezir , que ts , ti Carjcttrifiíco diftinítí- 
Ví> de fu alto laítituco : como que fué ti pri- 
mero, y principal toado, q vinculó íu gloriólo 
Fundador, par¿ ti gran proyecto de dilatarle^ 
a Dios U gloria en el provecho de las alnas. 
Supone cfte Magiflcrio talentos muy re- 
levantes : porque hk mencfter el que lo pracit • 
c^í, peoetr.ir los corazones; abyímo tan profun- 
do, que por inventos que en él fe hagan» reí- 
ta íiempre que defcubrir, no pocJe reducirfe 
a Cienctav porque fe vería en particulares : y 
cada uno pide diverla curación en fus deire 
glamientos. Es neceíTario, conocerles las qudli 
dades , ínveftígarles los genios , y dií'cerrirL» 
Us paísiones. Áfsi fué máxima fiempre del njií- 
mo Santo, Inventor de eíla Eípiriiual Machina 
de convenir almas, qoe no era íu ufo para to- 
dos , y entre la multitud ít leda de gran 
des hoíT brea, que cultivó íu cfpíritu, eran ra. 
roSj los que hallaba aptos a manejarla, ícgun (us 
deíignios. Para tñe pues altilsioio Mioifterío, 
ha íido defamado el Author en tfta Ciudad: y 
a lí VíTclád, que í>o ha podido tchar menos 
á los Fabros, los Salmerones , los V'ülanuevas, 

y 



DON PHELIPE V. 



y los Bflradas, Gíoriofos Campeones de eña ia- 
viíiWc mil cíj, coMtra los enemigos d^^l alma. 
Con lodc ti demás fcquito de iluftres HíToes, 
que en toda^ pirras les han fucccdido,y en quie- 
nes la ídniíddd de la vida junta con el pcío de 
íu dod^rina, han hecho ver todo el caudal de 
Virtudes, que en el Corazón fe requieren, y 
toda la TÍquczi de dotes, que en la mente fé 
n"céf*,itan» paf<* d^ífenpañarlo; pues ha fid:> tan 
copiofj el na TKro de Soldados, que ha aliíia. 
do a las Vanderas del Cielo, qac pocos feran 
los que en efta Corte, no puedan deponer de 
experiencia, para probar, que fjn duJa han í¡ 
do muchas mas las converíiones , que fu dif- 
creci>n, ha coifeguido en elL*, que lasque pu- 
diera havcr logrado en las Miísiones íu zelo. 

1 3 Brillen pues con una miffTía gíori^i las 
acciones de PHILIPO, y las Virtudes del Au- 
thof. t^n pareciddS ion, que íoo un^s mifmss, 
y afbi folo pueden íér un<is de otras el único, 
y el mejor paralelo : no lo tiene lo raro, y 
por cíí> no puede el Mundo ofrecerles trxen- 
píares. Que íngeniofa, y altamente prueta el 
4uihor erta fingul^rídaJ, con no hallarle tex- j ( *^ 
To (*) de íemejanzaen el Machabéo. Peroj Serm. n. 58, 
fino fe la ofrece en las proézíS, porque cñol 
fuera dcsiuziria; fe ja confagra en el nombre ; (3^) 
para exaltarla. Obferv^cion es ( 56 ) Je va- ^.'^^"''^'-'"^^ 
rios Interpretes, que el nombre Machibéo tubo 

ítt 



r 



Hf> I. BiWio , 
Gencbrardui 



'ñ'i; 




EQUIAS DEL SEñOR 



Chroíio]. -Jlh, 
s :..&a!íj- apiid. 

P. loan. Erar. 

Fui ion";, com. 

I. in lib. M..IC. 

F, 28. n. 6. Et 
rCornel. Áhpí- 
;íle i n Éxodo, 
'cap. 15. V. II, 



I IJniUi XeHopno 
tis j. bel ¡US, m 

I GO Rege lau- 
dafilo' faciié 
onines imag^ 
nes, ©ainiuin 
que ílatuas fu- 
peravit. lib. 5, 
Epiíl. '12. 

. (38) 
Ingiorios, & 

1 ic^nobilcs obli- 
»-. vio obriift: A- 
gricola poíle- 
ritati iigriatus, 
& tradáitiis fu- 
■ perftcs cr;t. 
ap. P. Dan.Bar- 
th. GeofT rafia 
tninfp. ai Mo- 
ral, cap. z6. 



fu origen, de qué Judas en !a batalla - contra 
Antíocho, íes dio á fus Soldados^ para Divif.! de 
las Vanderas, aqücífüS palabras del Éxodo: Quis 
Jlmiifs tai infortibus Domine I abreviada;» en, laS 
iniciales Msm^ Capb, Bsthjod^ q lo fon de las pa- 
labras htbréaSíqlas íígoiíicarí,y hazen Mácebhi^ g 
corrompidas por eí Vulgo, íormaró el nont^br^ de 
Máchab-éoj para fer auo ííennpo>€Í lefTímaíy la fi- 
gura, en el heroyco íymbjlo d¿ PHíLl?0»y del 
Aüthor,qcí '.aliente AÍmooeo les ofrece, ptíbü- 
cádo co» el nóbr^, y ü períbn4,q ni puede havcr 
Rey fcmtjaníe; n\ fcriiejante Predicador; porque 
en efedo, que Monarcha podrá igualará PH(- 
LiPO, con la exaltación, a que eñe Panegy- 
fico lo eleva ?, El bath, para hazer mas eter- 
no fu nombre, que lo que en jaípes , y mar 
moles, pu Jiérsn aíTrgufarlc la dur-icion lasaras 
pcrínanentes Edátaas : como de el de \tnO' 
phonxt \o dixo el Roni=ino Orador, quando 
apUudli las virtuofís proezas de AgeíiUo. (37) 
El bdila, para iismortalizaflc la gloría , perpc- 
tuindole a h poíieridad lu viá^ <t como en la 
de Agricoia, ( 38 ) lo juzgó Tácito. Enefec- 
to, que Orador fe hallara, que en tan breve 
raigo dcxc percebir todas Us bellas qualida- 
des, q lo adoiiun, y pueden íervir á la formación 
del mas Sibiof Parque quien no vera, y verá, 
que ts ini iiitablc aquella fu grande penetra- 
ción, -fu iüíeli^encia exquiíka, íu coaiprehen- 

íion ' 



DON PHELIPE V. 



fion tan tól, y (m imaginación tan pura , J 
en fin, una rcítirud de juycio , y una foíidéz 
tan firme, que íolo (t puede hallar, en quien 
t*n altamente poííee el Magifterio de las Sa- 
gradas Ciencias , para maniíeftar en qualquic- 
ra de fus Obras un ayre decífivo , que fe ha- 
ze venerar. Por lo qual, y no contener cofa 
alguna contraría a nueftra Santa Fe, y buenas 
coftumbrcs; antes fi> incentivo a mejorar eftas, 
y encender aquella : juzgo fér digna de lapu- 
blica luz. Áfsi lo fícnto, en efte Real Co- 
legio Seminario de Santo Thoribio 3. de 
Agofto de 174^* 

Do&. D, Jttátt Joftpb 
Máfin ds Poveda» 

LICENCIA DEL ORDINARIO 

EL Pfoviíor de los Reyes 3ec. Por la pre^ 
íente doy Licencia, para que fe pueda im- 
primir, el Sermón que predicó en la Capilla, que 
fe ha erigido en la Plaza mayor de cfta Ciudad, q 
firve dcCathedral, por la ruyna, que padeció la 
Principal, con el Terremoto del año paflado ¿c 
746. elR. P. Mro. Diego Jofeph Merlo de la 
Compañía de Jeíus, en las Exequias, que fe celcr 
braroa,porel fallecimiento deNucftro Rey, y 
beñornatural, Don PHELIPE V. atento, a qué 

I del 



n 





EXEQUIAS DEL SEñOR 



del Parf cf r dado por el Stñor Doíl. D. Juan J<ju 
fí-ph Marín de Povcdi, / tnonigo Magiftral, y 
Cdtht dratico de Prima de Theologia de cfta Real 
Univcrfídad,conña no tener coídcótraria a nüef. 
tr^SintaFc, ybuenas coñumbres. Dada en loi 
Reyes, en 3©. de Agofto de Í74S. 

Dcéi, Don Andrés di Munht, 

Por mandado del Señor Provifor. 
ÜQn Migutl del Molino, 



LICENCIA DE LA RELIGIÓN. 



FRaocjfco deLarreta,PrcpoÍJto Pr ovU cial de 
la Compañía de Jeíus, en cfta Prov/íicia del 
Perú, por particuUrcoirifsion, que para ello 
tengo de N. M. R. P, Francifco Rezt, Prepoíito 
General de la Compañía de Jcfús, doy Licencia, 
pira que fe inoprioia un Sermón, q a Honras de 
NucftroCatholico Rey Don FHELIPE V. ( que 
de Diosgoze ) predico el P. Diego Joíeph Merlo 
de la miíma Compía; por quanto ha fi lo vifto, y 
aprobado por petlonas do(íía$, y graves de nra. 
Religión. En fédeloqual di efta firmad V de mi 
nombre, y fellada con ti fcllo de mi Oficio. En 
nueftro Colegio Máximo de San Pablo de la Ciu 
dad de Lima zo. de junio de 1 748. 

Ftaneifco de L*rreíá. SA 



■u . ii ' I m I I I ■ ■ j i I ] 1 II s»«ii»«yi 



DON PHELIPE V. 



Surremt luiás y ó* dilaUvU ¿Mam populo 

/«0. I. Mach. Cap. 3, 
Quomodo ceeUit p9tenSy qai /alvitm fachkaí 
populum IJVáHl Cap. g. 



29 ^.,\ ^i naturález*, el que pague I 
^ Ih lim tad de los Varfalios en la 



STRECHA ley es de la noble 

la íeal- 
muer- 
te de fus cfclarecídos Monarchas 
el tributo de fus lagricnas. Afsi 
lo perfuadia San Ambroíio en las 
reales Exequias del gran Emperador Valenti- 
oiaüo: Solvamus bono Pftncipi fiipsndtarias la 
ebrymas» Aun los ebvados aiontcs esjulaüdoíc 
lo tierno á lo íeníitivo arraftran trííles, y obf- 
curas fombras en el occaío del Principe de los 
Aí^ros, que como Monarcha del Mundo los 
iluminaba. Y por eíTo diña San Zenon , que 
eíías luzcs, que en las eftrellas enciende el Cíe- 
lo, hiendo anochecido al Soí, eran fuaeftas theas, 
que ardían co fus exequias: Punercéfacts t^uafi 
quihüfdism dtducuntur. exiquijs. Pues quando ía 
fidelidad de los Efpañoles llegaííe hafla. fecar, 
y extinguir el tierno , é üuílre humor de íus; 
ojos, llorando a un Monarcha tan eíclarecido 
:r A coaio 



Jimhr. In 

V'dlent, 



obit. 



Ze«. 





IIÉ 



AS DEL SEíiOR 



como PHEtlPE, que con fu \'j¿4 bs alucp- 
|)raba, y como univerfál caufa cíe fus vitlas íes 
■difundía vitales, y vigorofos alientos ; que ítu- 
icho hiciera ,qoandn;D<íV id coti los otros lo 
lupo executar en otr^ debida ocaílon. PUnxt- 
'runt- dsnec de^urent in fh Ucbrym^. 

Pof eíío. es de disñanien cí Ecclefíañko, 
que para que el lamefíto xt^g^ el honor de 
jüfto, y decorofo, debe proporcronaríc a! mé- 
rito é€l{«gtto,que fí iíora: Fm WBum ftíuñ. 
dum meritum eius, QiMCD nos da efta regla de 
proporción entre nueílfo dobrofo llanto, y el 
mérito de PHELIPE para fcr If-^rado, es aquel 
deíiBcdido la?T)€mo de los lífaclitas en la muer- 
te de íu illaílrcCaudilío el grary Judas Macha- 
béo : lifdm tecUH \ Ó* fitv^f^unt gum tmnis f* 
pultís Ifrael planSu mMgno^ Ó* Iwytbar^t diis mnl- 
tos. Por cffo les quito yo de la boca las pala- 
bras, conque explicaban la cauía de íu j«fto 
íentimictito : Qtitmodo ceeHH fotens^ quifahütn 
facishát populum Ifratll Palabras, que it íutir 
dan, f alude» a lo que la Efcritura dice del 
Macbabeo-: Surrtxit íudm^Ó- dthtA^'tt glortam 
populo fttf. Es pofsible que PHELIPE V. mu^ 
rió í Aun contra k evidencia lo dificulta el fcn 
timiemo. Quémoioetddiil Aquel Principe, que 
;vino a Efpaña, tray endanos eti fus operaciones 
•b. gloria, y. lá íalvacíon : DjUt&vit gloriamp^ 
piíh fm : fdlíram facifba} ptpuhm Ifraú I V CÍ^ 

te 



wmn^.y í 



~ig'.'V'>T--ay.?g»i-»- 



DON 



CLÍPE V. 



te PriíKipé mDrm^ O üm\ Ú m^ñé\ Mis 
ñ PHELÍPE mtuio, 6 nobles Efpáñofes , co- 
mo vivimíífí los qns vivimos? Sí fé ha apaga- 
do tód-i la h¿ de mieílra dürídad, que gíofíá 
eíperatflos enife íi?iit.-blds, y obfcufidades f A 
[efta gbrid, ya «ii^ í^lvaeroa íc reduce la céj-' 
fa d« aqud íentiJp lamento de ios líraciiras 
en la ínuéíte de fu Machabéo: y k cñAglória, 
y a cí!a íalvacio'fí debe redaciríe oy nmñto 
leal rentifíiieñto » para haííar la regla de pro- 
porción entre niisñras aarargaS hgn?tías, y cí 
iluflre meríío de PHEÍJPF/pafa'íer llorado: 
[\F^t luBum fítundum mee It uní eiá's, 
í^' Mil ÍJ es tan debido oueílfó FUnto cn ía: 
fBuerte ds FHELÍBE , como nos cxecata cf 
exxí arpiar del Machabéo a que tFatemoá de iá 
fíloria, que dilató en Efpaha : Dihtavit glo^ 
fUm mpuio fuo : hacienda de habhr de glo- 
m, qüando es cñuerte ¿c lo que fe trata ?Quan- 
do Ghfifto maíiiíeñoíu glork en el Thabor, to- 
do lo que íe hablo entre aquellos tan alegres 
reíplandores de glorta no fué de la muerte del ¡ 
mifmo Ghriño ; Mt dícebsní exsejfum eius I Pues, f I-ne. 9. 27. 
afsi como en el Thabor la gloria íe transfíguró ¡; 
en muerte, aqui la muñirte & transfigura en g'ri.ll 
ría* Sucediendonos^ lo que á David: qdc íc | 
nos convierte en glqri*, lo que etá llititó , y I 

mm. |/í.i.. 29. 1.2 

; '-■ Dcbr-I 




EXEQUIAS DEL SEnOR 

Debemos llorar a FHELiPE, pero mejo- 
r*nda bs lágrinus. Quaoda ei que maerc tie- 
ne fu porfíeme, no en triíks,y lóbregas íom- 
bras, íino en alegres fcíplaodoics de luz, corr.o 
PBELIPE, no íe debe llorar con las vulgares, 
y groílsras íagiiinas, con que k lloran humanas 
penasj íino conías'entendidasjy diTcrctas* que 
aunque broten de lo$ ojos, las liquida el co- 
Tüzoüy bañapdo e/ cfpirítu. beben íer lagri- 
mas laudatorias úe íus virtudes, cuya memoria, 
quapto enterneciere los ojos , fortalcíca el al- 
ma, y les comunique esfuerzo, y aliento ; ha- 
seieado para ello, como David, de eíías lagri- 
mas nueílro íuñento : Fueru»t wíhi Ucbryma 
mea pams dh t ac m¿fi: para facar de eííe la- 
crimofo fuftento, vigor, y fuerzas, con que imi- 
tar, y Seguir fus eíclarecidos cxemíplos. Y ta- 
les Ugriüías, laprimas de gloria fon, en que fe 
logra aquel gozo, y deíeyte, que íUma adnii- 
rabie eí Chryíofíomo : Ad mirabllem vGhpta, 
tem lacrfmsrum. No todas las la|»ricnas eftáti 
tan reñidas con el go20, y alegría, que en lan- 
ces de el eípiritu no fe avengan en attiiftoía 
unión. No todas ion incooipatiblcs aun mcf- 
í»o tiempo en ios humanos pechos, como lo 
ion las comunes lagrimas, de que habla Salo- 
món: Te w pus fimd'i ^ <fy tempus ridendi; que 
la rifa, y el llanto piden diftintos tiempos. Por- 
que íi ftfsi faeííc cu todas lagrimas, mandán- 
donos 



tM, 41. 4, 



Chry. i 

6.,' 



u Pfal 



EccI. 3.4, 



I I. . w. ii 1 i m ii I 




PHELÍPE V. 



donos San Pablo llorar con los que lloran: 
Flsre mm flmtihus \ mal pudiera mandaríios ú 
mefa-io tiempo, que viviefíemos íiempre aleares, 
y coaíentos : Gaudeúc m Domino femver \ it^rum 
dko gaadstrf porque ñ ía alegría ha de íer íiem- 
pre, y lo que es íiempre, llena, y ocupa rodos 
los tiempos , que tí'e.rípo dexaria la siegria de 
íiempre, para qtte clllanto iueiTe so alguo mm- 
po, íiao íe pudfeííen unir eii un meímo tiem- 
po ? -Sí las lagrimas, y el go^o no íe<:ompa^ 
decieííeo en uo amoroío, corazón, á viílá déla 
maería de aquel, que feM.q^efU bieojcomo pii- 
diíira Chfiíkí llegar _taíi tiernoi.^ak .muerte de 
fu querido Lázaro ; Lazarus amkus nmer- dor 
mH : é' Ucrynjatus efl iefus : diciendo el mefmo 
Chriflf?, que {e alegraba de fu líiuerte: Laza. 
rus ntürtMUs efl j & gáudeo. Con gozoías lagri^ 
mas, poes, debcínos cootemplar las eíclarecidas' 
virtudes de nueílío 'exeírsplariísimo Príncipe: 
qu? eñe* es gogaríeen Dios :. In. Vúrntrn ga0' 
deti \ llorar a lo humanOj y alcgrarfe a lodi; 
vino. Y ellas íoo las lagrimas proporcionadas 
para íiorar la muerte del que dilató en noío- 
trcs ia gloria : OlUt.wU ghrUm populó Juo \ y 
de el que propaga en fus VaiíaUos ía íalvaaofí: 
Sahum faciibaí populum Ifru^K 

O Maria ! VoSj Seooraj qae rieír.prev li- 
téis a fiueítra Rey con aíBoroíás eot rañas de 
M.idre, por aqudU filifil faíiifíicciorj , conque 

B eri 



J-i ' ..J.U-liUiJ. _Jt. » n 1- . 

Rom. í2. 14. 1 

P¿ii!ip.4.4. 



I 



Joan. 14. 15. 



ían. V. I' 



^ 



EXEQ.UÍAS DEL SEñOil 

^•-"^'^""-'■"'iT - 1"'"-'-" •■"■--'■• - I ' ' 

en foio í^|)l()rába vueüro ampara, afsr para 
el góviérno <ót fu Reyno, como para el de fu 
íiííTíá : y por 3e|ueHa devota erdavitud , cr»« 
que iba todos los ^Sábados, como foroakro vutíf 
tro, á rendiros ante vüeñra Imagen de Atocha 
fu Corona ^ y Corazón : fín que los muchos 
negóGÍos, por graves, <^ue fueííen, leimpidiíf- 
fea jamás la paga deeíte íu iornal. Akanz-^d- 
me á mi, vozes expreísivas, que no empañen fus 
iluftres virtudes; y a ¡os que oyen, alcancéis 
dóciles corazones, para que imiteti, y figaft 
fus efcíarecidos exemplos. Que todo lo 
confeguirémos, como nos alcan- 
céis la gracia. AVE MARÍA. 



a\ 



í^iUtavit gloriam populó fuo : falvum fdcíeha$ 
fofulmn tjratk Mach. ubi fuprá» 



EROES ay tan Iluñres, que los 
facó Dios al theatro del Mundo, 
mas para aííombro de la admi- 
ración, que para exemplo capaz 
de imitiríe. Tal fué en Judéa el 
Invencible Judas Machabéo. Jaf- 

liísiiio 




DON PHCLIPE V. 



I 



fiísirtio Principe en las afina:;, y í^sforz.ido faí- 
ddda en !as vi'tudes : en quica fe vc-iaa las ar- 
HiAs con todos los fiios de las virtudes; y en 
quien íe adavirabani las virtudes con todo el 
v^iU^T de Us arm^is. Y á efte gvAñ Prií^eipe, 
que rayo tan füíira de U efpherd ús lo imita» 
ble de todos ios deríiás, parece, le pufo Dios 
por idéd a autílro Gran Mosiarcht PHELIPE, 
para que copíiílc perfecciones, poniéndole en 
él un cxcrnpío de virtud, y fortdkzái Inexem- 
plum virtMttSy & firíjiudmti : que dice e| de 
los MachübeQS. 



EL dílatadí^ ca<itpo de la vida de PHE- 
LIPE, y de la del Machabéo, como m 
breve mapa, eña íucciotaínente delinc-ido 
en las palabras, que fcñilé por blanco : Oi/*^ 
v^íi gloriam populo fuo ". falvuní facifbat po^ulum'i 
IfrAíl. Eft.ís palabras en lo literal folo hablan] 
de ana gloria, y íaívacion mundana ; .aquella,? 
qae aqai en la tierra co'^íigaen los hombres 
con las ar-tiis. kUx la defiaio Tulio : \jlorl.i\ 
tfi illalírls mifUoritm f.irnA in miiUoih^mtms ptr 
vjg^t'U £■> la glorii en lo mtlit\r una iluíír-e'= 
faua, que ca alas de repetidos trluirphqs v o 



2. 

51 



Mach. 7 



/' 




EXEQUIAS DEL SEnOR 



16 p>r la noticia de los hombres. Y íífsi lo 
qüct eíle texto en b literal apL?j:!de en el Ma- 
chabéo , es el havér dilatado eo íu Reynouna 
gloria p opuhr, y iiumanaj con (üs fuerzas in- 
íuptrables, con íu poder invencible, y con íus 
ilüftres visorias. Mas efto no quita^ el qucen- 
íentlieníjolas vn lo miílico , y aplicanáolcís á 
PHILIPE, íublimemos ía inteligerícia : eaten- 
dienclohs, digo, de ia gloría cti'eñial, y de la. 
íalvacioo éícrn.i, que n-i fe coailpiKm por ar« 
mas, íiíno falo por vííttídes. CoBqae ío qae 
oy aplaudirsíosá PHILIPE, esel haver dilatada 
en Hípaoa con. fus hííroycas virtudes li glon'ü 
cckfliaij y eterna: abriéndonos a tocios las puer- 
tas del Cielo con fus eícíárecidos exemplos, pa- 
ra que [t (álven los que Ogüíendo fus huellas, 
le imilareo. De manera, que el Machabéo , y 
PHELIPE ambos hmtoñ Principes de gloria, 
aísi por armasj coaio por 's.irtudes. Pero el tt%- 
tD íolo confidera en lo litara] al Machabéo co-- 
mo Principe de ^J.oria por armas, y pfccinde 
de fus víriudes. Mas noíoíros trocando cíí lo 
miílico los términos ) íolo confKk radios oy a 
PHELIPE, como Principe de gloria por vir- 
tudes, y piícíndimos de fusara^is. Es verdad, 
que hivia dilatada efphera, para splaudir, y ea- 
ceoder noeñro agradecuiiiento , maniíeílando 
U gloria, a que. con fu bí:licofo ardor exalto 
á la Nación Efpaaola. Pero ea eíle pueño, y 

en 




DON PHELIPE V. 



en eíle día lo formal fon las virtudes, y no las 
armas : aquellas, que nos abren los Cielos, pa- 
ra faívarnos» 

Quando los Angeles pidieron, que fe abrief. 
fen las puertas del Cíelo, piira que entrsíTe uñ 
Rey de gloria : AtUllUe portas ^ Primipesj vej^ 
tras^ & elevamlnl porta aternales ^ Ú* introtbtt 
Rex g¡or¡£ ^ áicQ David? que ios de dentro pre- 
guntaron primero, para abrirUsf quiei; era eííe 
Rey de gloría: Quis efi ijis Re x gloria I Y que 
refpondíeron los de fucrS) dando h$ proprias 
feñas de un Rey de gloria , diciendo : Domi- 
ñus fortls^ & poisns : Dominus potenr in prcelio. 
Eíle es Rey de glotia, porque es «n Señor de 
fuerzas iníuperables : Dominus forth. Porque 
es un Señor de un poder iavencible : Do. 
mmus pQtsní, Y porque es un Señor de iluf- 
trlfsiinas Ví£íorias: Dominus potcns ín pralio» 
Mas deípues de todas eüas feñas ? añade Da- 
vid, que las puertas no k abrieton, y que fué 
neceíTária íegunda llamada. Y porque no fe 
abrieron las puertas ana con todas cíTas Tenas í: 
Porque eíÍ4S feaas de fuerzas, poder, y víCíg- 
riiis íülo eran fcñas de ua Rey de gloria mun- 
daña, couieguida con las atiBas. Y porfcnas 
de una gloria mundana confeguida por armas, 
no fe abren las puertas del Cíelo» para entrar 
a gozar la gloria ceieílial, y eterna. 

Mas viendo ios Aogeles de fuera, ( pro- 
G íigue 



Pial. 23. 7. 



Él 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



CigvtQ Ddvid , que las puertas no fe jbrr\nj hi- 
cieron íegunda inftancia : Attolllte partjif^ Prm^ 
cípes^ ve/Iras^ & elevarntni portas aternales^ & in- 
troibit Rex gloria, Pero los de dentro repitie- 
ron también fu pregunta Qifls eji i/Ie^Ríx gh- 
ri^s : qiiien es eíle Rey de gloria í Y ya aqui 
mudaron de ícñ<5s los de fuera ; porque la que 
refpondieron Fue : Dominus vinutum ipfe eft 
Rex gloria. Eíle es Rey de gloria por virtudes. 
Y con eftas Teñas fe abrieron al punto h$ puer- 
tas, y fe le dio eotrda en la gloria. Dernane 
ra, que efte Rey de gloria, de que habla Da 
v\¿y era Rey de gloria, afsi por armas, como 
por virtudes : por armas, porque era : Domi. 
ñus firtíSf & pQtms^ y Domlnm potem in pralio: 
por virtudes, porque era: Dominus virtutum. 
Mas en la primera llamada íolo lo coníjdera- 
ron los Angeles, como Rey de gloría por ar 
mas, y precíndieron de fus virtudes. Y afsi con 
fíderar el texto en lo literal al Machabea,por 
que folo lo coníidera como Dominus fortisy & 
potcns^ y como Dominus potens in pralio. Mas 
en la fegunda inílancia coníideraron como Rey 
de gloria por virtudes , y precindieron de fus 
armas. Y afsi confidcramos oy á PHELIPE, 
porque folo lo coníideramos , como Dominas 
virtutum. Y íolo lo cüoíideramos como Rey 
de gloria por virtudes , y precindimos de fus 
armas, porque quien abre las puertas del Cie- 
lo 



DON PHELÍPE V. 



ío no fon las aroi.is , (ino hs víríuJes. Y lo 
que oy decíoioses, que PHELíPE con fus mV- 
rades nos abrió á todos las puer?3sdel Cícíf>, 
íanqueanJonos U entrada k la gloria por me- 
dio de ía hi-itacion de dhs fus iíuftrcs virtu- 
des : Dilzcavit gloríam popvlo Juo ; falvum fa- 
ciebat populum iftael. 

M.ÍS aunque eí texto en ÍO lireral nos muef- 
tra al Machábco como principe gloriofo por 
las ar^as, no exprefl'ándo fus cfcUreeid;íS vir 
t«des:de tal fuerte es PHI1LÍPB gíoriofo Píin- 
cipe por viri lides, que foío con virtudes imiro 
al Machabéo, no folo en virtudes , íino tam» 
bien en armas. Lo que dio niás gloria a las 
armas dJMachábéo, fué, clqjimas dio batal- 
la, íiendo tan repetidas» que no vcnciefíe. Véan- 
le, pues, aquellas batallas, en que pelea la vir- 
tud, de que habla Santiago. Und^ bella, in va- 
bis ? Mnn ne htnc ? oc concuplfcentijs veflfis^ 
qu£ militant in membris v«^ris. Aquellas batal- 
las, en que fe pelea con los apetitos , y pro- 
prias pafsiones : mucho mas fangríentas , que 
las del Machabé 3', porque en ellas fe pelea con 
tfü si miíoüo. En eílas batallas, pues, íiendo 
más continuis, y mas reñidas, que las del Ma- 
chdbéo, jamás peleo PHELIPE batalla, que no 
vencieíTe. Nunca pudo decir de él el inferaal 
enemigo, lo que tanto temía DavíJ : Ne quan. 
do dicai inimicus meui : pravaUt aiverjus euw : 

Por 



íacob.4. 1. 



Pfü!. 12. -T. 




EXEQUIAS DEL SEaOR' 

Porque en eftas batallas contra íu$ propria puf» 
fioíies nunca PHELÍPE fe vio vencido, fiem. 
pre quedo vencedor. Qoando vina de Francia 
afirísnaba fu ConíclTor, que haña entonzes no 
havia perdida la gncia baptiíma!. En Eípaña 
no fe debilicaron ellos íágtíulos bríos; antes il 
íe esforzaron mas con los eícriípulos, y traba- 
jos: coiiteftando todos fus CanícíTares, janríiis 
haver hiilado en él culpa grave, de qar, abíol- 
verio. Argumento claro, de que nunca peleo 
PHELII^E baulla cootrá íus paísiones, queoo 
vencieíTe : de que nunca íe vio vencida : de 
que íicmpre quedo vencedor. 

Para que eño aísifueífe, lo previno Dios, 
dotándolo de un entefsdimíenta comprehenfi- 
vo, con propeníion naturai á ia verdad; de un 
animo íoílegadoj y íercDo^ fuperior cocí chrif- 
tíana foberámá a teda operación indigna. De 
que nació, íer oías Rey de íus pafsiooes, que 
de fus Vaííciiíús-j por donde ni los nararales vi- 
cíos de la jaycntud, ni todas las licencias, de 
h Mageftad le ena penaron jaciias fu modcflia, 
y Religión, Por efio no havia cofa mas abor- 
recible a fus ojosj que el pecado. Llego á fu 
noticia aíi desliz de uno de fu Palacio : y [uq 
tal íu pelíar, y tanta la nrielancholia, y congo^ 
];\ , que le cpíiaiib el corazón, q«e fe le paf- 
faron tres días naturales ñn comer, ni dormir» 
David n:iUcho aborreció íu pecado, y lo mira- 
raba 



] 






raba con fumma averfíon , como á enemigo, 
y contrario fáyo': FecmUm rnéumíóhira m e^ 
fimptrv mas lio fue' MucKo^ porqué e!f{»ecá(ic> 
!era íuyo : psccatüm mcúm: y alqüíen hazU el 
«ano, era á t\: contra me. Pero beber otro el 
f^eneno, y morirme yo : como acción tan léi 
g^C3j íe quedó para Cñríño, én i|ue ftíluJ 
rO l6 ímjtó. Adán co'miio ei bbcado> y a 
Chniío fue, a quien lo emponzoño, quitándole 
en una Cru2 la Ví4 : y á PHELJ^E el pecal 
<io ageno fue el to^o, que lo defabríó. Por 
^íTo ios mas radiantes exhortaciones áfüs Vaf 
lallos eran las del Machabéo: Atvtrd forHfsi. 
^nus luiaí hortabatur populum y confervare fsfim 
PnmQ^ Aísi con aplicación incanfable zeUba 
íobre im exercitos, por medio de íi^s ínípe^o. i 
ri-s: afsi con continuas, y repetidas Cédulas inf. 
íyba, y predicaba á fus Virreyes, y Governa- 
dores, perfíguieífen los vicios, y los ercandalos. 
harta extirparlos. O quaotos pecados, y eícan- 
d4os fe quitaron en todo efte 'Keyao, en vír- 
tiKJ dei^ zeiofa cfpiritu de eftas Cédulas! Con 
eítos tnumphos pues, con eítas viaorias, ba. 
tallando continuamente fu conciencia contra 
os pecados, ÍÍq peHer jamas batalla; conejas, 
^ otras Virtudes; iluíJfts'jcdneftos. yotrosef 
ilarecidos exemplos, conque movió, y predicó 
i íus Va Tallos la obfervancia dé la Divina Lev, 
uc coa lo quePflELíPE dilató en Efpaña ll 

í> glo. 



^Piáím. ja. 



5- 



j. Mac. 12.4 j. 



!i$/ ■ 



Tr II i/inyi — rrYfr-^rT-rnmi- 1 i»i| nii»ii 



4 



,| .f .©I 



5 ,mií;r¿ 



Vcrf, 2. 



i ■■ 



:ÉqüíxmsmrmK(M ' 



iPíalm.- 2» I. 



ív^^íTalfjpSi,, ^jflpum faskb^^t, p^j^tilmn i/3r.K/.x ,;,;,,:' 
Del Píiícnp íeguado, qu^ cícribio DivÍ¿^ 
profetÍMnd'j la erxtriida de Chriftq a fiReyf»o 
iíípiirituaí ep íftejp^bdi^ íolo qoíX CQínftruirlo*: 
lo 6e conQdf^^do íiefnprc, en :^c^íú íijoda fs-v 
vtrcale, y rérpétuíí;},, que cabe, cim íinguíur^ 
pfoporciimcs a h exítr*da de FHELK^É «si Rey 
no de típm-^. Y ^uoque todo el lo camine 
eíi otrí ocaíian <;íi efta aplicación, me vakké 
üh >ra f ic? d^ fu priiuefd pa^te» haíta, dond^^ tie 
ne lugar ipj preí ente reparo. Tqvde^s vi oíos 
áqoeí univcrfal bram\dQ, que dieron Us Naci^í- 
rves del aiiindp , y aquellas eícamialoías íuble 
vaci mes de Reynos, l^rovioci«s> y Ciudades de 
Eípáñí, quando PHELIPE, fe coroao en eljt. 
Y (i yo quiSeíTe pr^g«ricar el parqué de elU 
téí\ ruÍdol4 aiterícioa ^ no hallam vozes mas 
i proprÍ4s , que Us del vería priínero : Quare 
\frimuer(int gentes^ 0* popult mtditati funt inamaí 
pile bramido fe míiniteftó al munda en aqueU^ 
ivi tdn coíT.un aliííuiía , en que fe anseroa , y 
ConjurArofj los Reyes«y Pnocipes de la tierra, 
pitra deípQJar a PHELÍPE de fu Corona. X 
tomp ppdí la yo. df zir efta C4>n roas energía, 
que coo> d verfo íeguodo ? Ap.it trirntR^gnur^ 
\a t '&. f rime pe s eonvemrunt in tmurr» adperjus 

ia 



m 

i': 



b 



?•, 




/" DON PHELIRE V. 



ii«MMMÍÍ*ÍIMit«HMlM 



MÍMWMaMii*dM 



Reg; 



la voz deClitifíoi iÁé^^tpfm Ckr'tfiumeim:f:^\^ 
.parece v¿mr improporeiortad*» és U qu«'me^ 
ior n>e explica : porque en la ír¿2^U<¿:bre4 U 
vor de Chriílo eta coimiíí a todos los» H«yes, 
SíolUe tagerc '\..hrifio% ms»s\€X^Ú precepU'* deDk>s 
De Sau! lo dixo DavÍííÍ: Quan nontimmfiimit 
tere manum tuam^ ut otcider^s Qhrsjimn Ocminí, 
Y aua del Bey Cyroeí Prophec^ líaUs:- H*éí 
dicit Bomlnus- Qhrifio meo Cyra, PanT^fpOñdcr 
ú quAre frsmuctu-nt gentes de la pr**gwftta, li- 
bemos tómb'ií'n, que todo el pí^rquédit efta t ¿a 
poderaíd a: lanza de Reyts, y" Prioí'ipes comrü 
PHELIPE, fué mjxú grande empeña dcro-w- 
per el lazOj que havia ¿oUzado las dos Coro- 
tiis de Efpaíii , y FraBcia : temiea^icv caá el 
pretexto del squiíibtio, que, noidos eí^o* áo% 
un Pad^rofos Rcynosj les puOefe deípues el 
yugo á todos: y conque vozes^ masclar^^pa 
dri4 yo expreflar e^ov que con el vería tereeríM 
Drrumpamus vmefA* e^rum: & projiíhmmA no'^ 
bis imgum ipforum^. MiS también viíaos caá af* 
Értnabfo del poder Divino, que haziendo Dí js>í 
«fcánita dó ellos, y rieodoíe de tant4» cavilo^ 
ííís aiíiqfi ioac iones, áii aleve i^ipülíode íueoo^ 
jo,, y furor turbo, y perturbo á toi^^s lo* en€- 
itúgoi de PHEUPE. Y eíto que vimos ,pa 
r<c€i que lo lémos en los verfos qmtrtOt f 
qmntQi 0^4 babítúP; tm C^ltj irtU^krl ms : C^ | Vcif. 4. 



V^rC j^. 



/ra 



nnsnmrascn 



r 



rYQxíC" 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



ira /üa, & in furcre fuo'cmturhahit «ou Con 
efte auxilio tan poderofo del Omnipotente bra- 
¿o, gozo en pacifica poííefsion Ai Corona. Y 
entontonzes qué dixo PHELÍPE > Lo que Da- 
vid le deso eícrito en el verío fexlo : Bgo au 
Um eotíjiitutüs fum Rex ab eo. Mas que brame 
él mundo, y mas que fe conjure el abyf't>o, 
Rey de Efpaña foy, puefto por mano óc\ m'if 
tño Dios. En loque fefígue es, donde eftá mi 
prefente reparo, Ego autem ^onftHuUujum Rex 
ah€ofuptr ^ionmonttm fanSíum eias : pradicam 

donde Dios coronó 



prdceptum eius. El lugar 




á PHELIPE Rey de Eípañajüé un monte de 
fantídad : conftHutui fum lütsc aheo fuper Sion 
fpontem fan6ium ems, Eíto bien fe entiende : y 
es dc'zifnos, que coronando Dios á PHELIPÉ 
por Rey, quifo dar á Eípaña un Rey Tanto, 
f ero a que viene el pradicans praceptúm etus ' 
Que tiene que ver Rey con Predicador > Yo 
foy Rey de Efpaná puefto por mano de! mif 
nao Dios : tonflitutus fnm Re;^ abeo : luego foy 
Predicador de los Mandamientos, y preceptos 
de la Ley de Dios? Pt^dhans pr^íeptum' elusl \ 
Pues para qué, os parece, que facó Dios todo 
él brazo, para librarlo de tan uaiverfal conju 
rcicion, poniéndolo de (u propria manotrium- 
phaate coroaado Rey de las Efpañas : confita 
tutm fumRex ah eo ? Para qué fueífe Rey ? Sí. 
Pero, para que fueííeun ReyZelador, y Predi. 

cador I 




Tf- 



ísúw pmuPt: v: 



-ji~-^f>. „»— .^,- 



'katáúf át lór Mandanaiento^ de /üP^ivitia liAif^ 
y para que afsí cómo Dios ha vía viílo por fü 
cauO, díísipando la tliattí* dfe íus e«eíiSigQSyy 
faca n do todo d brazo de' fu podeí <fn f« de- 
finía: aísi él facaíle todo el euerpo contria Io$ 
Principes dárabyfíHOjagavillaodofe contra Diosí 
fiendo un Rey zelaídor, y predicador de la ob^ 
íervancia de la Divina Ley. Paira eífo, lo coní# 
tituyó Rey (obfe el monte de la raridad; pa< 
ra que cofnhddo de nnuchas virtudcsj íueííeuííí 
Rey Umo: y Tiendo fanto, hizíeííe a fus Vaív 
fallos íantos : aísi con exhortaciones j como co» 
Cédulas, y Derr<rttis-, prvdicafidol s de, efia íuer- 
tt Ibs preceptos de Diosv prfdUms p^f^^ptum 
■eruír como, y principalínente con ítts virtu-. 
^dts, y exémplos, qn** ion los que predicáin me. 
jor, períuaden Con eficacia aiayor ; y mas \&w 
que ion de u^n Rey: Reps ad e^e^fpítif» n pt* 
ra de eíTa fuerte, mover a fus Vaflyílos á fc 
imitación, y por medio de ella conducirlos h 
i* gloria celeñial, y cíurarlos poí las- pücrtía^ 
át iOs Cielos : DUatifvH glorhm f)pukft»<í vf^l-- 
Vúmfáciib:^t populüm í/fáeh 
I Oyttios los clamores de^ los Aftgfelesv par^ 
tfue reabrieííen las puertas dfel^ Cielo, y entraf^- 
He por ella s^ el Rey de la^ gloria .c mtollitepüñij^ 
\tas, PrimfpeSyve/itaifÉÓ* »UvaminÍ p<jrt(6 <eter- 
\ndec,& intratbit' R<x gloH^, Pcro.no henos 
ihcchü reflexión íobre íus palabras. No pidie- 
'^v ■%, ron 



SBS 




fiíStttfttttfikS^Éttí 



í 



.^^v i 




EXEQUIAS DEL SEñOR 




ron los Angeles, que fe abrieren las puertas del; 
Ciclo: lo que pidieron fué, que eííají puertas: 
k quítaííen del todo : Attollite portas : y que 
fe , arrancaífen de fus quicios : Et eUvmiini por^ 
ta <etsrndes, Y porqué íe han de arrancar, y 
quitar eíTas puertas? Para que eíTc Rey entre 
á la gloria: Et introtbit üex ¿loHa , no baña 
ba , que íe abrieííeo eíTas puertas? para que 
er^trafle eíTe E^y j íi baftaba. Pero íi c0as puer 
u^ folo fe abricflen, en entrando eíTe Rey á U 
gloria, podkn bolver a cerrarlas ; y viniendo 
dcfpues los Vaffallos de tik Rey, figuisndo coa 
la, imitación de fus virtudes los paíTos de iu$ 
tíxempios, fe podkn hallar con las puertas cer- 
radas , como Im halló e0e Rey, quando vino. 
Y como efte Rey de, gloria per virtudes : Do^ \ 
minus virtutum ipfe efl Rex gloria , y á fu inii- ' 
tacion PHELIPE , no bufcS la gloria con fus 
virtudes, folo para sV, fino para dilatarla, y pro, 
pagarla en fus Vaflallos, Dihtavit glorlam po> 
pulo fuo : franqueándoles la entrada á los Cie- 
los por medio de U imitación de íus exeinplos; 
no íe contentó coa menos, que coa quitar, y 
arrancar las puertas : para de eíla fuerte , de- 
xarles a todos patente, y fácil la entrada á la 
gloria : AttoUite portas : eJevamini porta. 

mi)» 5. 




DON PBELIPB Viv 4 




Ernas \iño er^ eommt, como PHELÍPE 
tlfíató.U glorbj y I* ^vacioa e» Efpans/ 
tno viendo con íu» e&í'mpfos^á, fá miit^¿ 
don de fiís Virsüdes. Para poderlas imitar, d^^ 
bfemos dekervder, á ver qirales íueroa ¿ñas par- 
ticulares virtudes. La virtud chara^ííertíltca en 
un Rey» qoe üeo€ por gloriofo bkfou' Ix^Ca^i 
tbolico, es d zelo de b Religionr . Qaatífo fací- 
fe eñe eo e^ ardieute pcxho de PHELíPEj I6^ 
padreólas raífrear , aeordaddaaas ÚQ Sé€^éU& 
Cartas, qi^e eferibia a todos !as Obiff^s d«íle 
Reyíi», cu aquella inteatada ÍDvaíion de eFBr^ 
ranict> Rey : eícriías con perfuaílones iati' ar-í 
dientes, que, parece las copio de las? otras dos 
Cartas, qoe San Pablo efe ribió aotros^dosObif- 
pos, a TinaoiheOí y a Tito. Exhórtales en ellas 
PHELÍPE a fusObifpos, a qive con pecho da,- 
ro, y brazo fuerte, bagan frente a ios Befeges, 
que preícftdiereo pervertir a fus Ovejas y para 
coníervar afsi en ellas- pura , y fma, la verda- 
dera fe. Encargares > qtte les prediquen cotí 
inílancia, conilancia, y paciencia, ínanifeñatido-í 
les la verdad de na^ífra Religión GaihoHcá, y 1 
la íalkdad de U h^regi^ : dando a conocer fu \ 

zc- 



1>- J;5 



■ litt^' 



% .ctj'T í' 



Tito, I . I o. 

Verf. II, 
Verf, 13. 
?, Tim. 4. 2, 



» ( 



I. Mac. 5. 68, 



KmqmmmLsmúR 



[zq\q, en mucha paciencia, y do<n:rioa. Pídeles, 
<:jue Te delvelen, y no omitan trabajo alguno, 
prpcuíaindo aísi dar pleno cumplimiento a! aI- 
to, y ísgrado míoifterio de Obífpos » en que 
Díov los bavia puefto, Eftas períuaíi()ne«,co?i- 
•qiie: PHEiiPE previene a fu$ Obi f pos, no ion 
dignas de un San Pablo i Son jas ^niím^s de 
$Sii Pablo áí fias Obifposí. Sune muhi ftdutlorer. 
!f«* mitíerfat domos /uhvertum y docentes qu^t notP 
lapoftft, Quam ob caufam increpa Hlot dure ^ tit 
\fimr fint in fidt, Pradic^ verbum^ infla, opport» 
niy impoHung^in Q*nni piiUntia^ & doSirin»^ Vi- 
gÜA^ ln\ omnibm hbora^ mimfteríum iuun implt. 
Con eñe miímü zeío de í * fe á^tt^mb gene- 
rofó füs íheíoros, habilitando en todo efte Rey. 
jho Predicadores^ y Miísioneros , para que en- 
trando por eflo$ barbaros boíquer déla Genv 
tilidad) hmdím en fu nombre, io que e/ Ma - 
cliabeo: derruir Aras^ y quemar ídolos: D*- 
clinmiti ludas sn 4^otum tn terram ^lieni^enarum' 
éf diruil aras eórutpy # fctilptilh Úeori^m ipfo^ 
]mm: fmoe^dft igni„ - 
\ Si bülvfU losojos a'Madíid, veréis a-PKE' 
LiPP, botándole dtl Coche, para adorar por 
j tierra a íu Rey, y Stñór, qne lo' llevaban Ae 
iViafíco a una eníerma^ Y p'üra que fe dobl¿r 
líe tl^íobíequío ; aoríqi^e la Keyna iba en fallé" 
coo' Ifips licenci¿«íi del Coche, la hizo b.xarrn' 
;t:fl^ m^ge^-y cogeií vtWv K© íe, íi otm Pria i 

c'pej 



» í 




DON PHELIPE V. 



» ío| 



cipe, de los que han accttaífa eftc lanze 

llegó 4 lograrían completo. Bien ÍCj que Da^ 

vid no 16 logro-, porqué viéndolo Michol íu 

muger, que iba él en talle, acompañando al 

Arca, ella grandemente íe avergonzó, y lo ddr 

preció en íu Corazón: diziendolc defpues iro^ 

nica, que glóriofo iba oy un Rey de Ifrael en 

ítallc, y dsrfnudo a vifta de laj Criadas de fus 

miímas ValTallos: Ko parece, fino que el qUe 

iafsi iba , era un títihán. Micboí defpeieity eum^ 

in corit fuo i & ait^quan gíorinfas fuit hodii kex 

IfrMÍ^ dtfcaúperUm fe ante Ancilla^ fervorum fm* 

rumy & fiUdattís efiy quafi p nuáetur unus de ftur* 

:rp» Que lexos cftaba Micho I , de ir eJIa en 

;tal!e, acompafiando al Arca, por confornjarfe 

con el éí'pirítii de íu marido d Rey 1 Y que 

jglofia para los Catholicos, como confufiiortpa^ 

ía los Hejfeges, ver dos tan grandes Magefta, 

des a pie, pifando Iodos , como dos pages de^ 

hacha , por reconocer íuperior Mageftad en 

aquel Sacrofanto Myftcrid de fe. Y íi con fu 

I" CTitica infiel lo cenfur are n de indece ncia los 

^ereges, les dirk yo : que los Catholicos ya-^ 

03OS con Davidi y ellos con Michol. 

, A otro cafo comprobante dé cfta veneración 

al Sacrániento, y de eÜe zetó de la Religión, 

: verdaderamente maravilloro , nos llama el Ma- 

• chabqo. Et eanvertit Anihcbítt , & afcendit in 

IJfAel^ & ajcendit Urofolyman, Et intravH iñ • 

\k,r.v: ^ F /anA 



'1 



&20, 



i.Mach. 1,21 



.p^ 



"H&üimm 



EXEQUIAS DEL SEñOR 



I.Madl.Y.25 



z.Macb»|. 4^ 



); 



í. MacK.4. j6 



fanSiifisationtmtum pípirbl^ Lo$ Idofatrás Cíaé*" 
migos del MáChabéo entraron ea fu Reynó dé- 
ífrael; f los Heredes enetni^Qs de Ptí5LÍP& 

íéntrátoQ eo Eípana : £í a/cendit ín J5^aí^ En¿ 

¡itfaron los Idütatras h^fta la iRiími Gorte dé 
irra<I, qíie era Jerüfaleín : y eniraroo acá los 
Hqreges hafti la miími Corte de Madrid : fír 
afcendtt liráfiíim^m, Sobervios. los idolatras^ 

í no refperaron los lugares mas íligrados :y acá' 
rníolcntes lüs Hc'reges proíaaaron los Templos^? 
dexaodolos irniiundbs , codio í¡ faeíleo cfta- 
blds : Bt intravit in f^tnSiificathnsm eum Juptr^ 
hía, Hobarohfe los Heregcsdt los Teníif>!os de' 
Efpaña, todos los Vaíos Sagradas : afroiiroQ* 
por los fuelos las foranas confa gradas » y coít 
iacrilego defacatp las pifarotí, y boHaroji. H# 
accip^it uhk^ir/a va/a eim^ Ó* m^nfam propofitiO'^ 
nis \ dize de los Idolatras el texto : que demaf 
dé robíaríe todos Ids Vá(o$ del Teasplo» roba* 
ron U meía» en que fe veoéraban los Sagradvié 
panes, que llamaban de la PriKpoíicioa; lafneot 
taodofé por efto, de que todo lo fagrado anl 
daba pifádoi y ultrajadoi : Et /ahBíémconctüca¿ 
katar, Altanieflíte be rid<> el Carbólico pecho 
de PHELIPE, luego que fe apago el orgullq 
de fus cocuigos, iitiitaado en todo al Macbai» 
beo, bolvio a la Corte, fiendo todo fu anheloj 
llegar á ella, para purifícArf y renovar todo lo 
iagrado: X>i^<r /arfa/ fífr ww/r/í/ y^«/ M^ieí 





J*!- 



DON PHELIPE V. 



mmimmmmmmm 



i4aiM«iñmPiM«a 



nojlrt'y afcendííwas nunc mundar^ /¿nsBa^Ó* rcm . 
^Ate, Purificadi.^ 'fel Templo f áqut cfta lo íi>as 
ádtiirablc de la femejáaza de tos hf cbos de cílí*$ 
¡dos IlaftfifsiBos Pfirtctpes ) purificado el Tei^' 
pío, 1a priíictpdl atención de PHBLIPE fué. 
poner aquel Paíi Sacrofanto pifado, y bollado 
en ftt debida veoerácioSv, y rcfpeto. Y par» 
def^gravrarla de tantos Gkfageíf^ inffituyó una 
nueva fieíla al Sacrá(T>ento en el Odáv^riode 
la Concepción de María : queriendo con ca- 
locar eíTe Divina Sacramento en lápurez i ídc 
eftá Señora, mejorarlo de S^rariOa, y í'aber 
oaculo *y que para eílb ; la crió Dios tan Pura, 
y lan Santa: para que def<le que la crio, íueí- 
fe ÍG hcrnnofo Tábernacttlo: Et qu't értavit mt 
re<iuievU in tabcrnamh mea. Y aísi,^ por comqn,i y 
univeríal Decreto mandó PHELIPE, qae en to* 
dos fus OoTiinios, y Setiorios Celebtaílen todos 
íus VaffdUos eíla fíefta al Sacramento en el Qo 
tavario de la Concepción : no una vez ; fino 
todos los años perpetuamente, Aísi PHBLIPB¿ 
Véafe ahora lo que el texto dize del Macha* 
béo. Machabiut autem^ & qmcum to trant^ /«»- 
rificnto Ttm^lOy panes propofitionii pofmerunt. El 
tum ¡(ttítiá dUbus fíSio egerunt in moéum tahn- 
mcuhrum^ & deereuerura comnjimrpTffíipto y ¡ÓJ 
dücretoiiñiverfdi ^inti ludaorum ómnibus, anni i a^c* 
ti din iflas. Dice, que haviendo ei.Machabéo 
purificado «1 Temjpb, -pijfo »;aqtt^l0S;H^gr^dol 

pa- 



!;^: 



Eccli.14. I2. 



2. Máchelo. 
I. 

Cerf. 6. 
Verf.S. 



r 



Matli,28.20. 






EXEQUIAS DEL SEñOR 

panes, que llamaban de la Propoílcion ( 
fa úú Divino Sacramento ) en íu debida ve- 
oeración, y rcípeto : y que cotí grande alegría 
celebró un Qáavario ^ íemcjante alo£lavario 
idc los Tabernáculos; y que con común, y 
untverfa! Decreto mando a tocios los de la Na- 
ción Hebrea celebraíTen efta miíma fíefta todos 
los años perpetuamente^ Afsi quifo PHELIPE, 
imitando al Macbabeo , y Zeloíb de la Reli^ 
gion Gatholica, borrar manchas tan efcañdalo^ 
ías, con con perpetuar todos ios años el dtíai 
gravio al Sacrameniov para que. afsi como eí 
Sacramento ha de durar h aña la fin del inundo: 
Ecce t^o vphifeum fnm Qmmbtti Aitbm ufqui ad 
tortfumathnetn ficuli: aísi folo el fin, del mun- 
do puíicíTc ña ai defagravia de íu Catholíco 
Cofazon. ' ■■•oíñim'<- -'^ 

Pero lo que a mi ver, maniñeftacon mas 
cfpiritu, y exprefsion, quanto ardli en el pe- 
cho de PBELiPE el zelo déla Religión, es el 
qué háviendofe levantado en la Corte una dií- 
feníion entre kjurifdiccion Real, y la del San- 
to Tribunal de la Inquííicion : informado deí- 
pue^ Su Mageftad de la razón, hizo on Deere, 
to, en que mandón que todos fus Tribunales 
(fin exceptuar alguno ) le repfefentaííeo cori 
toda .claridad, y plena íatisfaccion , toaos los 
perjwyeios y que huvieííe padecido U Religión 
Catfaolica en todo íu Govierno ; porque, po- 
-..^ dría 



DON PHELÍPE V. 



óñi fér, que mal informado, huvieflc refuclto 
algo comrá aquel firme , y conftantc animo, 
que tenia, de ver fíempre, y en todas'cofas por 
la raayot pureza, y faatidad de U Religión Ca- 
thoiica. 

Para hazcr juycio de efte Decreto, caiga- 
mos á San Pablo. Qui cum informa, Dei efef^ 
fewetipfuin exinaniüit y formam fervi aesipiens^. in 
Jtmilbudingm hominurn faSitís^ & habita h-centus 
nt homo, Esiípcnófe tanto el Hijo de Dios, en 
ver puf d decoro, y honor de fu Padre inju- 
riadtí por ei pecado; qae aun fíendo Dios , di- 
ce San Pablo, que fe llego a dcshazer : Qjti 
cum informa Dei ejftt^ femctipfum exinanivit, Y 
en que efíuvo eñe deshazerle Dios ? En que, 
íiendo.abfoluto Señor de todo, voluntariamen- 
te cogió la forma de Siervo : Vormam fervi ac-t 
cipiem : voluntariamente íe hizo á íemejanza de 
hombre : In Jtmtlifudlnet» bominum faéfus : y vo- 
luntariamente fe dexo ver cn'el trage de hom- 
bre: E( húbitu invmtus ut homo. Ahora pues: 
A.bfoluto,,y. Sot>erano Señor era PHELÍPE en. 
todo fu Reyno , a ninguno fujeto , y depen- 
diente de ninguno, Y por efle Decreto, no to» 
mó voluntariamente la forma de dí'pendiente, 
y fujeto á lodos los Tribunales de fu Rey no : 
Forman ferv i accipUns ? Voluntariamente no fe hi- 
zo íemcjante á un trille reo, éntrandofe pof 
todos fus Juzgados, eíperando a que fe vieífe 

G fa 



PíliJip. 2.5. 




EX«(^ AS DSL slfiOR 



fe c^ufa, y á que lus VaíTajíos jazgoff^ 
ísm'i^fícn íohre \os¡ p^rjuycios, que hvtviííirc^u > 
W0 Cu gc>vfei:i>t> a U Beíigian Cathoircá : /«( 
ífimtUtMMmm hominmi Jk^m I Voluotariamentc 

Ino fe apareció, y íedexo ver en todos Yus rri- 
bunaks m ú tr%ge eke tlellnqueote: Ei habita 
ifiventm Mf homo i Pues efto dcjí es ^eshazeri^ 
gaafi:ha f Semettipfttm tximmmitl Y efta 



I. Cor.4.v6. 



un 



porqués Fot ver por ía Eehgian Catholica. 
Pues, pudo PHELlir^E dar prueba mai d^ra úS^ 
e^penoy coft^e vek par ci decoro, y honor 
4e I* pureza, y: fanttdad de laEeJigion Cütbo-^ 
Ika, que con cftv Peer cta ? hü% quilo PHE-^ 
LIPE imitar et gran zdo de la Reíigion del 
Md<:babéo; malqueriendo imitar al Machabéo, 
liego haff^ ta efpíiera de la? imitación con el' 
miíína Cíiriíto : viendo afsi por la íalvacíonde 
im^ ^'affanbí, y bufcando en ellos h diJarácioQ 
dje la gloria celeftialr dícicndoles con /u exeoí-^ 
pío» Ib que Sao Pablo a los íuyos: I*»itatores 
mei fiott^ fieut & ego Chri/iK Para entrar á í» 
gloria, imita^dnae 4 (ni> como yo he imitado ú{ 
miíma Chriílo* 



% 



iv 




/^S no fo!ov?PiOÍrp PHBLIPE, cpiecpa, 

cicla. 



m^ 



Y. 



f1o( íofOíjó, ic Í4 entre^ííxío ck áiohas ,. y def- 
igp;i.cÍAS. De or© íu:é, por I05 triuaspiíos , que 
fcooiígiiic); pero por las adv^cíid^des , que tí)- 
llcfQ, Coroaa di efpínas le fué. Ea efta vafie-, 
dad de C3ÍOS, ya pro/peros; ya adveríbs, la gran, 
leariíortuid^d en Dios, y la igualdad de aniajay 
conque fu MagnanÍTío Corazoíi los Utvóvver 
dadcr4m.ente aíoñro, qac era an juíiiiísima Rey, 
Ddveg^ndo íieoppre en bonanza con qualq^aiet^ 
KÍcuío, bofa Í4« oraWe; hora conttark». Son l*s; 
advefüdades las que mas perturban el mim^'^ 
pefa nunca con ellas fe turbó fu RegioCora-; 
ZQú, ai ajua Í!j alceró fu fetnbknte. Eftabapco- 
fondameate radicado ea 3q.t3tl dií^anrreu del 
Mac babeo: SJcat fojer/t volmt^i m Q^h ^ Jii 
JíaK Sin tca.er m^i voluntad^ ni ínas gu0o ea 
fus operacionei todas, que el gufto, y volantad; 
Ide Dios. Y aísí con una grao conforcDidad ea, 
lo quáC difpooia Dio&, tema puefto toda £u Co^. 
razón en la ai.i no de Dios.. Stilomoa de^i^ 
¡que Dios isenk en fu mano el corazón del Rey^. 
ipara diíponer. a fu beneplácito del: CiorRr^m Prov. 2 
¡/>, íi?4fw Dominé: y PHELIHE vptotariíimeíi;- [ 
¡^ teura. puefto fu Corazón. en lamanade Di^% 
para/ dexarfc regir por el. Mas na íabrémos 
leu que «nano .^ En la dieíka dvia&fdi^*dade«j, 
¡Qi CQ la fínieftra, de las, aáyi&túós^íitslJ^jamüm 
\lm. h awnp: y ^. % diaenaa^s, j g^í^qMíi PME^ | 

UPE 



I.Mach.J. 60, 



Kl. 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



LIPE no diftinguia en Dios de manos, como* 
que par^ él no tubieíl'e Dios mas que una ma- 
no : In wanu: Y aísi hora fucile la dieftra, ho- 
ra la íinieftra; como ambas eran manos de Dios: 
líi niiiníi Domini i en qualquiera dc ellas díí^ 
canfaba igualmente fu Corazón , corpo en (a 
centro, con igual coníuelo, y íerenidad: Cor 
üggis in rnanu Domini, 

Efta humilde reílgnacíon fe daba la ma- 
00 con aquella íu fuínnii manfeduaibre, y apa- 
cibilidad. Hablando de ella el Marqués de San 
Phelipe , dice : no íe halla Rey en todas las 
Hiflorias , que ej^periineataíTe mas tray dores, 
públicos, y ocultos, ai mas rebeldes , en nu- 
iiiero, y calidad, que PHEUPE : y en medio 
defto, no derramo una gota dc íangre de tan- 
tos reos de íafidf ncia, como eftuvieron preíTos 
ea las Cárceles de Eípaña; ni jamas permitió, 
que fe procedieííc contra elivos con la forma- 
lidad dc juycio. Va fe vé , que fué para que 
quedaííe afsi mas defcmbarazada la generofi- 
dad de fu manió, y apacible Corazón, perdo- 
nando a infínicos , como perdono. Antes íí, 
él nuímo les felicitaba la foltiira, y el perdón. 
Quf cometí, ( preguntaba ) todos e f os pobres ^ que 
ejlan metidos en ejfas cárceles } Échenlos fufret^ 
que tvayan '4 trabajar^ y bufe ar que vomer, Ver- f 
daderamente, parece, que la pafsion de la ira 
fe havia apagado, 6 extinguido ep él. Con mas 
.^'l.-: a y re I 




DON PHELIPE V. 



ayrc me lo enfeñara dezir el texto, que habla 
del Machabéo ; AvjrHt iram ah JfrMh que ar- 
ro)o la ira fuera de todo el Reyno. Pprque 
hablando de PHELIPE, lo entienda yo zhu 
Entre tantos traydores, cpmQ tubo PHEMPBj 
el fnayof traydor p^ra él, era la hi\ y afsi hi- 
zo con la ira, lo mas, que falU h^^^'^ ^^^ ^^* 
grandes tíaydares: la difterto de f q44 lífiaúa» 
da dcxarla poner pie en todo el Reyno : 4^^^?- 
titipim.MIjrafl^ Mas fiendo aísi, qiíe PHE- 
LIPE j^masvcngóinjuria hecha contra fu Per-,; 
foná; en íieado la iojurii qoatra Dios, y eon- 
tra Jufticia, toda aquella íq fu fnma oiíOÍedum - 
bre ie enfürigrentaba en furor: y ya que par^ 
perfeguif á los iniquas, le falcaba ira propria; 
fe reveflii, Gomoe] Machabéo, de la ferozídad 
Jí:1 León : ^imiUi fie^i tfi Uoni^ tf p^fem^ 
tus tfi htqms* 

, y qtiien aísi fupo amar a los que le agra- 
viaban; coaio peafamos, que amó Vlo$ que le 
ierviani Quién como hufnildc (upo rendiríe 
á b grandeza de Dios, para ^onformarie con 
fus difpoíiciones Oiviníts:y como humiMe fu 
po f©r manfo, y pacifico can fus traydores, y 
rebeldes; como humildifsimo, aun íieorfo M09 
narcha, tan íupremo , fe olvidaba de la Ma^ 
geftad, para fer agradecido. Nada juzgaba, quf 
fe le debía; como fino fueífe Sobefano.; Y de 
aqui nació aquel grandiísimo amor , que jtubo 
,-■■..' . .. ; H . Vr' \ 






I. Mach,,3, 4. 




EXEQUÍAS DEL SEqOR 



$. Macíi, 12. 

57. 
Vcif. 43, 



á fus SolJadosino íabiendó, como correípoa- 
íierles, el hávér arrieígado fus vidas, por defen- 
derlo. Por eílo repariU catre dios los Virrey, 
natos, y principales Provincias; diziendo a ve- 
záis agradecido , que efto lo hazla porque los 
Soldados coa fu fangre le havian fíxadoeníus 
Sienes la Corona. Maseíle agradecimiento no 
fe quedaba Tolo en los vivos ; en los muertos 
era , donde mas luzVa. Continuamente eftaba 
mandando dezir MiíTis por fus Soldados áifvín- 
tosi Quando gano una celebre batalla en Ef- 
paña, mandó luego repartir ( íi yo hablaflc del 
Machabéo , dirU , que doze mil drlicmas de 
pUta en íacriíicio por l^s almas, de los que ha- 
vian muerto en acpclía batalla ) raando, digo, 
PHBLIPE deípues de aquella batalla repartir 
doze mil Miífas por los que havian perecido 
en ella. Lo que el texto dizcdel Machabéo, es, 
que haviendo alcanzado una infigoc viíítoria 
de un Gorgi^s General de Antiocho , remitió 
luego doze mil d rae mas de plata al Templa 
de Jerufalcm , en facrificio por fus Soldados 
muertos en aquíílla batalla : fa^am GorgU mi 
litibus ineufsít, Et faSia collathm duadedm miU 
lia draemtjtas argtnti miftt lerofolfmam ojfirri 
pro peccaih mortaorum/acrtficium. En todos eí- 
tos iiuftreá cxemplos, que nos dexó PHELIPE, 
..ifsi de humilde rcíígnacion en las adveríida^ 
des,. como en íu grande maDÍcdunibre, quien 

duJa^ 



....^.-^ 



DON PHELIPE V. 



..I.UIM i' JW IIWI— W^— «»«iü#^<lfi«>^ 



duda, que noí dcxo un continwo eftímuló, pa- 
rí fu imitación, predicándonos como Chrifto, 
que el modo de dilatür la gíoria, y el defcaft. 
fo eterno, pende, de que con valicnre rcfolu. 
cioo imitemos lo manfo, y lo humilde de íu 
Corazón ; Dkhe a ms^ quut mitis fum , <^ bu 
milis corAe\ & invenlefh réquiem animahtts Vffiris, 
Y qnédircTíOS de aqaslli tuftídad eximia, 
y de aquírlld fu admirable pureza conyugal? 
Taoto es lo que de ella fe pudiera dezir , que 
fu meíoia abundancia ahoga. Y©, por abreviar, 
fí^o en cfto la regla de San Pablo: Inomm- 
bus te ipfum prabs exemplmn bottoram openfm^ io 
inugritatr. Y como le San GeronycRo : In cafii, 
late : ut bis y qui ex aíverfo eft^ vefeatur'y ó co. 
mo le el Griego •, Pudefiat , eonfinídatur , nibil 
babens malum dittre de nobis, Qüaodo una vir- 
tud es de tan agigantada grandaza, que lo cooi- 
prehende lodo^ y cftá patente al univerfo : In 
ómnibus te ipfum pr^be exemplum , no ie exor- 
na, con lo que de ella fe diz? : fus principales 
Panegyriftas fon fus émulos, y contrarios, que 
por mas que aífechen , y bruxukeo, folo comi^ 
gucn quedar corridos, y avergor^zados, no te^ 
niendo nada malo, que poder dezir contra ellíi; 
Vt is^ qui ex adverfo e(i venatuf, pui^ficit^ san^ 
fundathfj fiihil habens malum dicere de mhis. De 
manera, qae eñe no tener los émulos, que de- 
2ii, es lo que mejor dize lu períeccioq eleva- 
da. 



I 



Math. IX. ip. 



Tit. 2.7. 




EXEQUIAL DEL SEñOR 



« 



^. Mach.'S, 34 



?,, Maeb.tl.i2 



^a. Preguntad, ipueis, a los Hcfeges , émulos 
d«Ckf44*SS ds PfíliLlFp : f^t is qui:^íí adver, 
/o fy?, qué juydo hazcn de! cxemplo que dio 
PHELIPE en fu integridad, y anidad : in qm- 
nibus te ipfum pr^he emtfiplum bonof^fnGf^^»*^^^ 
m inh^ritúte^ in cafi^iüu, y vercis, eonfiindida 
ía Ipbervjai porque U vid* de PBEUPE les 
ha arruyfiado, y echado por los íuelos aquel 
fu herético error, de que guardar caftidad, no 
puede fe r. Sin que fu iiceucioía yoraEidad en 
caluíiíoiar, les pcrmira dezir, nilo mas miaimo, 
contra la pureza de cüe Caftifsimo Moaarcha: 
Wthil hihens maíum dhsre ds nohls. Antes íl la 
ftífíza de la evidencia íes precife a publicar 
con aíTortibro fuyo, qae m materia de Gaftidad, 
el Corazón de PHEUPg, foé ¡nvcnciblc,c im» 
perturba ble.; ; ; ^ . > -v 

Eiíla fue la Cumbre mas fubüaie , -a que 
fe ekió U gloria de el Machabéa ; a que fus 
mayores enemigos, dcfpues de vcrfe corridos, y 
avergonzadps,como deípojadc fus armas ífucíTcn 
(o$ Panegyrilas de fu valor; y abatida -fu fo- 
bcrvÍ4, profrumpieííen, falicndo por el mundo, 
ca predicar, que era invencible íu poder, y fu 
pecho invulnerable : FachetoJifsimu^.Mtandf 
kumilhttfs auxilio Dei^ ab bis, quos - nfillos exi/. 
tiwa^eratf depoJItA vejle gloria ^ ptr wtd'tierrjin(á 
fugimSy praáicabít nunCyproPíéioretn Dsum babere 
ladxos , & gh ipfum tnvulmrabiUt fj/i.^ >Std & 

ipfe 



DON PHELIPi; V. 




ifpe Lysias turplur fugíens evA^fit^ Ó' mtilUgms 
inüiótos efs H^hrso}. Tííi hié el valor del Ma- 
chibco cofitra íus encíEÍgos , y tal iu¿ la pu- 
reza Je PHELiPEvGímque avergonzé á los fie- 
r^gts. y quien duda qoe efte hazér tan patfti. 
te, y 'Tíaniñefta s\ Orbeíu Caftidad , tué cum* 
plir PHBLIPE el coofcjodel Apoñol: Jnútru 
nibus tí Ipfíttn présbe ex^emplum in integritate,^ in 
caftítüts \ dar t^xempla en virtad taa heroyca 
a íüs VaíTdlos, para que copí^íícn de él Ga»- 
I dore» fem: jantes. Mdívdar"esChTÍfto eftk cem» 
I dos a los Siervos de eí Evangelio , fué predi'- : 
I caries Id pureza -,dize San Gregorio; Lumbm 
\ tnim pv^cingimas , cum ^arnrs hixurhm per ton, 
timntiam c a Altura ui, Y. par qué les puío «lotii^r.- 
chis encendidas en las íi%ar.0«, quando írs is¿ 
ti'PÓ la Caílídad : Et lucerna am^nits Jn t^ani.^ 
bus vefttis i Porque fu intento era» el que íir- 
vieíTen de exenipU k los. otros, para quefimi- 
U^i'ñ fu Caiiiddd,,ínade el Sa'Oto Da^^Qt: Lu^ 
, eernas i^'ilpps ardeniei 4» m^nibus tmimuSs y cum 
per bjon^ open p oximis •nofiris lucís exi^nplatn/^ 
tramtis : por eííí) quiíoj que hiziíí? iv los Sier^ 
vos patente, y .cUro* |oi hcfipbcei lo iuzidod^ 
cíía virtud, -i 



% lílL 

A n?as efcbrecidíi virtud, que pufo la Cov 
I roúa 



\ .::»; 



EXEQUIAS DEL SEñOR 

roña a todas las de PHELiPE, fué ia recmn- 
cia de la Corona. Reíolucioíi tío arcma , y 
hcroyca, que fué ncctífirio » que fuftííj , para 
que fe conockíTe, que podk fer. Tánrara, y 
íingülar> que en toüa U amplitud de los íiglos, 
en ios términos, que PHELIPE k hizo, no íe 
le halla exemplar. Defpoióíe de todos fus Rcy,- 
nos, y Señoríos, pf.ra vivir una vida privada, ña 
pompa, y fin adoración. Para vivir falo , ol- 
vidada, dependiente, y Vailallo. La razón, que 
k movió 3 taa heroyca refolacion ( dize en el 
Decreto, que hizo de la renuncia ) fue, el ha- 
ver caníidcrado h nada délas cofas mundanas. 
Verdaderamente, de la nada íiié,de donde PHE- 
LlPBIofacó todo. La.coníideracionde lana- 
da de las cofas mundanas , lie obligó á PHE- 
LIPE , a renunciar la Corona : y ya fe vé, 
que con eña reriuncía red uxo para si íegunda 
vez á la nada cíTi fu Coroüa* Pues, de la ma- 
nera, que Dios íacó de la nada eíTa Corona; 
de la fuerte, que facó todas !as cofas munda- 
nas : afsi PHELIPE, obrando como Dios, fa- 
có de efta feguoda nada, a que con fu renun- 
cia reduxo etía fu Corona, otra Corona; pero 
mucho mejor, que la de Efpaoa: porque la 
Corona, que íacó, fué prra coronar a Chtiflo, 
y ^iix^ que Chriño, verdadí^ramente, reynaiTe 
en fu aiíííj , rindíííridclf, fumergido en fu na- 
da, ua profundo vaiTül!á;e, con una total obla- 
ción 



DON PHELIPE V. 




Clon de todos fus afeólas, dcféas^y peafaTiien 

tos: para poder dezir con David :^ Repírneus^] pfalm. 83-4. 

c^ Díüs meus\ Mi Dios, eíle es mi Rey. "^ - - ■ 

Ahmget f^metipfum : es el conícjo de Chriño: 
que cada uoo k niíí^'ae á si íRÜmo, y coa b 
cooíideracion fe buclva a fu nada.. El moda de 
negar hs cofas, coníifte , ea ponerles un No 
por delante; y afsi el negi^rrae yo a raí, no con- 
Mt mas, que en un No yo. Aísi fe negaba San ' 
Pablo. Vivo sgo^ nm ego^ vivii vefo h me Chrif- 
tus. Solo coa i^f!tepi>Ber el Npn al Ego -, íob 
con un ZVí3 j/¿?, fe negaba Pablo, y k bolvh á 
íu nad^. Mas véafe , que facó Pablo de efta 
fu nada. Yo vivo, dize Pablo: Vivo ego^pc^ 
ro no puéd^ íér, poique ya yo foy nada : lam 
non ego : y la vida de qwhn es nada) es aada* 
Y qué facas Pablo' de eíFanada, I que has re- 
ducido tu vida: Saco otra mepr Vida; porque 
la vida, que íaco, es p^ra Citrino: y paraqüfl 
Ghrifío, verdaderamente, en mV viva : Vivítm- 
r& in me Clmfiuf, Afsi Pablo con fu vida i J 
afsi PHELIPE con fu Corona. Vibfe PHE- 
hl?^ Rey : Viva ego. Renunció la Corona^ 
reduxola a la nada: Um non tgo^ Y qaé íaco 
PHELIPE de efta nad^, á que reda^q fí! Co^ 
roña ? Saco otra me;or Corona ; porque U Co-^ 
rotm, que hcb, Fué para Chriilo ,, y para que 
Chrifío, vtrdader?.ir>eníe, reynaííe en fa alnoa: 
Vivit vero in me Qbriñus* 




€ 



lonn.'i. JO. 



Verf. 2. r. 
Veríi 2. I. 



loan. 1. S|. 
loan. 3.^0, 



AS DELSFftOR 



Efte dicho de San Pablo lo comprueba el 
dicho del B^priÜ9, Preguntáronle ai Baptiña, 
ü era el Melsí^5 , y respondió: Non Jum ego 
\Chrt^m\ No fijíy yo Chriño^ Iums^díatameii- 
te le hazen íeguoda prcganfa, y rcípoade : Non 
fuw. No foy. Tercera ve?, le pregynían; y fu 
ifeípuefta fué: Píon : No, Demaoeríi, que á ca- 
da refp'ueña fué dífmimjyendo vozes el Bapfiíla. 
Non fum (sgo Qhriftm, Non f^m, Non» Y fi á 
mi primera voz me pregwnt<in : Porqué fué dif 
ftiínuyendo voz«s Leí BaptiíU > Reípondcré, 
porque rod¿> e) íér del üaptifía erad fér voz: 
Bgo vox : y tod* la obligación del Bapriftaera 
diímínuiríe á si, para que crccitííe C:hrifto : lU 
llum oportet erifcfri^mit auttmmmuf,'. Y patada? 
a entender el BaptiíUj que en lo interior de 
ÍM eípiritu cumpiU con efta fu obligación, dif- 
n::inuyepdo íu fér j para Ucár de eíía diminu, 
cion de h íér ei auignieítto del íér (je Chriíto: 
iUtímopQrtet frejctre y, mi''-A^tsm^mimi.y fen lo 
exterior de las voges fue diíninuycndo vozes: 
■Non ftifn égo Lh^ifius : Non fum ■', ¡Mon, Efto, 
digo yb , íue reducir el Baptiza a nada iodo 
fu lér , par ^ ídc^T de efla íiítua de íu íér, otro 
mejor íer para Chrifto, 

MéS no lo digo yo : qae el mifaio Bap- 
♦ifla es, quien en lub íiMÍrnéS rdpucílaslo dize. 
La priuera tttk : Non /uw e^o Li^rifiuj, l^a íe 
gunda fe quedó ea ú-fum\ Nm ¡i»m. Y íi íe- 



gun 



Ja- 




DON PHELIPE V. 



ganda vez me prcguotíin, porqué oo profiguío 
el Baptiíl^ fu rcfpucfta? Reíponderé: porque 
k encontraba con el Ego : Non/um .-E^j.Qiic 
llaman Eg» , dize el Baptifta : lam non Ego. 
Ya efto íe acabó : ya yo no foyyó; Cmo no yo: 
Non ego. Ma$ reparando el Baptifta, ^ue aun- 
que fe havia quitado el EgOy fe havia quedado 
con el /um : Non fum : y que para íacar de fu 
no fér, otro mejor fcr para Cbrífto, era necéf- 
íario reducir perfectamente á la nada todo fu 
íer; en h tercera reípucña fe quedo en Non : 
en una pura nada, en un puro Non, Y fi ter- 
cera vez me preguntan : y de donde confta, 
que cfte reducir a nada el Baptifta todo fu fér, 
fue para facar de eíía nada de fu fér otro me- 
jor fcr para Chrifto ? Refpondeté ; noten con 
lo que el Baptifta fe queda; y lo que íe quita. 
Con lo que fe queda, es con Non, Y qué es 
lo que fe Jquita ^ Sum fgo Chri/lus, Yo foy 
Chrifto. EíTb quien lo ha de dezir es Chrifto, 
dizc el Baptifta : para el me lo quito ; y vé 
aquí lo que yo faco de mi Non, Yo me he 
quitado el Bgo\ yo me he quitado el fum : yo 
he reducido a nadi, y \ un Non todo mi fer, 
para facar de eíía oada, y de eííe Non de m 
fér otro mejor Sa-», y otro mejor Bgo y con 
que Chrifto fe manifiefte'ai mundo como ver- 
dadero ^kf^las, di^Jendo en verdad: Simt^o 
Chnfius : Yo foy Chrifto ; y para que fe de- 

K fengaáe 



■ j w ,n ii > i 







S. Greg.Hom, 




EXEQUIAL DEL. -Sf ftOR 

í^íígañe t\ mnsxáoy ¿^ que eífá 0>rona.dfi^efi 
fias, conque k m\ mt q&re íimwár/ níe íe hí 
zo para cni, ni para ííii Ja quiero , {iáé. par* 
coicoar á Chrjfco. A éüí miíma flj fe ofr 
dcno ta&to como PHELiPE íe cjuitp, y taiv- [ 
I to como (q diímiaayo, y la naéa, y eí iVo», 
€íi que fe quecío; a üñ de que efgekííe, y (e 
eügf4;ü4ecíeífe Chrifto. Para síío xeauncib h 
Cor o*oa, para no poder dezír ya : TD d£. i2£?r, 
I x|uitanáoíe k si el j/o, 6 el ^^o, y qaitandoíeel 
Reyt y el /«w; para que Chriñc) contodít pro. 
priedad dixefle : en efta alma de PHELIPE , 2^0 
ML RBT: Sum tgo Chrijtus, 

Dixe> que eia renuncia de la Corona, m 
\m terawnos, ijue PHELIPE la hizo, fué tan 
Tara, y fíogulat, que no tenia exemplar en tS 
mu^Ojdo. No ignoro, que varios Reyes ha a re- 
nunciado la Corona : Henrique en Ciúpxt, juaifi 
en Armenia, Ludoi^ico en Sicilia, Raquicioen 
Italia, Tribelio en Bulgaria, Sigisberto en In- 
glaterra, Philipo en Francia, Ranoiro en Aragón, 
Verenundo en Caftilla^ y Carlos Quinto en Ef- 
paña,. Pero todas eftas renuncia no le quitaa 
á la de PHELÍPE \o raro, y fíngdar. Renun- 
paron cíTos Reyes ia Corona. Pero quando ? 
Quando ya íe hallaban eq una abanzadaedad.i 
C^^^a-iido cUx^mtñtt céiiocUnt que íinó dexa- 
ban la Gorona, h muerte en ío nsfwaien bre. 
v-ti:it ia ,h¿.via de quitar. QuiüdocargidMS, v 

opa 



m 




'' V3Ui !*' - ' ¿J9!^ ' '--i' ' ' 



ÍDON FHSLIPE y. 



áo debiíes, y í^^icos mu h mám^^é: y qum 
dó jde&hrclicíS, y poñrados de los ao v^ch os acli4 
qms, qqe acompaijan á b ví:)é2,ííeíialiabaQ ya 
fin fuerzas, para íoílcner la grm mokddGof 
V krao é$. toda üí> R e y íüo. Y reauneíar^entoa- 
zes la Cofooaj mas qu^ r#RiJüciark, fas » pof 
iUta de flíerz:as,íi>lt.ar de los Kombros la carga, 
Mas doütíe ííí hallara exemplár á^ uiv Rey ía^ 
aa., terteyy robiiüo, que en la fiordo íusj 
dias:y .a penas de treinta y aueve a5ps,q[ua^^ 
do fe podía prometer muchos inasde vida, ce- 
I nuaciaiTe la Corona pmamentte pordefenf año:? 
IXambieQ el Evangeliza Saa Juan yjó alia eii ei 
Apocalipu, veinte y qaatro Reyes, que renua- 
.ciaban la Corona, qpiubariích de la Cabeza, y 
h arrojaban ante el Trooo : Pt mittebmt foro^ 
ñas fuas ante tbromm, Pero todos eflos veiote I Apocal.4, lo 
y quatro Keyes, que renmiciaban la Cocona, to- 
dos eran vieps, dize el Evangeliíla : f^f¿M qu^^ 
taor ^iniergs. De juanera, que en veinte y qua - 
xxo S«ycs, que reauadabaa la Corona, íao vio 
ai Eva?igeliíla uao üquiera xk treinta, y nueve 
an0s. C^e hivia de ^^érj Sjeílo es, de la que 

Otra fñisoa .te#go para n>') no scvenos eíi 
caz, en prueba de ,cíla iiDgulaMdad. Qaandts 
i Dios >cwoa /Vdao, k ^io elle eo dí>s di verlos ef- 
tadas. 'Viofe pritaeto Scuar de »í) Fara.yío, 

muy 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



iimy bien pUntado, con los arboles ya crecidos 
co toda aquella fu íobufta grandeza, ncceíTa- 
m para fru¿tificar, y afsi cargados de muchos 
maduros, y íázonados frutos: conque dcfdc 
luego comenzó Adán a gozar de las íuavidadcs, 
y dulzuras de fu Parayfo. Viofc dcfpues en otro 
muy diverfo cftado. Porque fe vio fuera dé 
Parayfoj en una tierra árida, y íeciLf que foío 
le produda abrojos, y cfpínas : f^inji^ & tri~ 
I tulús gtrmmabit tibi ; y donde Ití era ncceíTa- 
1 rio fudar, y trabajar, para alcanzar, que comer: 
j In fudon vuUus tai vefceris pan<f. En eíla ¿u 
vcríidad de cftados , veremos la diveríidad de 
aquellas renuncias. 

Los otros Reyes, que renunciaron el Rey- 
no, quando fe coronaron, hallaron ya forma* 
do fu Parayfo, fu Rey no njuy bien plantado, 
todas las cofas en fus lugares, y en aquella ro. 
büfta grandeza , neceííaría para fructificar : y 
afsi. defdc luego comenzaron a gozar las fua- 
vidades del mando, y las dulzuras de laa^o. 
ración. Con cfte dulze fe mantuvieron muchos 
años: y quando ya viejoSííe empalagaron con 
tanto dulze, entonzeslo dexaron. No afs^i Nuef- 
tro PHELIPE. Vino á Efpaíu , y foIo hallo 
en clb una tierra árida , y kca ; que folo le 
producía abrojos de trabajos, odiqs, y traycio- 
nes : cfpinas de alianzas, guprras, y perfccucio- 
nes.' Con fu fudor, y trabajo fué plantando fu 

Rey no, I 



0dN PHELIPE V. 



t 



Reyno: palmo a palmó lofué fembrando. Mas 
quando ya tubo formado íu Parayfo, y podu 
comenzar a gczar de las fuavidades del Man- 
do, y de las dulzuras de la adoración, cnton- 
zes fué quando lo dexó. Adán, aunque infe- 
liz» y miferable, con aquella fatal ícntcncia de 
el :: h fudort vuUus vefcerh pam ; comerás del 
fudor de tu .roftro , tubo en fin el confíiclo, 
de que comería, de lo quecon fu fudor,y tra. 
bajo fembraflc : l^e/csrh pane. Pero PHELIPE 
aunque lo fudó, y trabajó; quando fe llegaba 
cl tiempo de poder comer, de lo que con un- 
to trabajo, y fudor havía íembfado , antes del 
osfcerís, lo dexó. Defuerte, que de la fenten- 
cu de Adán folo cogió PHELIPE cl In/udo 
I re vultus tui'^ pero el vefceris pune , eíTo lo re. 
nuncio. Pues renuncia de efti efphera, donde 
íe halla en el mundo .' Solo en PHELIPE V. (c 
halló. Y vé aqui el co-np!emento del exem- 
piar, que nos potie PHELIPE á la viftaen una 
Virtud tan heroyca, como U de la renuncia de 
la Corona, en que tanto fe abatió íu humildad^ 
y tanto fe negó , que reduxo a ja nada toda 
íu Grandeza, y Mageftad , para dezirnos co- 
mo Chrii^o, el, Difciu a mi^ ^uh mith Jum & 
humflic corde : para que de cffd fuerte, figuico^ 
do mis paíTos, entréis á la .gloria : Jii inve^ 
nietls réquiem animabus veñrU^ 





EXEQUIAS DEL. SSnOR 



! JW..l."JJll i 1 J.y. ' . '! |!»! .- 




§. V. 



AS que importa toJa U híroycidacl de 
ilíd renuncia , ( podrk dizlt alguno) 
íi por fio, bolvió á empuñar el Cetro? 
Pero, qukíi afsi pieofa, no efta en los hehos. 
Heroyca fué la reíolucioo de PHFXIPE , en 
reríunciar U Corona; pero mucho mas fublimc, 
U de r«nrdirfe a bolver á coger Us riendas del 
Govierao. PHELIPE, qnefuéel Principe mas 
guerrero, y animofo de íu Era, que fabia po. 
nerfe impávido a la frente de fus Exercitos, dan- 
do todo el pecho a balas, y fuego, en llegan- 
do a puntos de fu. falvacíon, y de peligros de 
ofender a Dios, perdía todos eííus brios: y aun 
el Corazón, parece, que fe le psrdk, tiir.ido, 
I y pavorofo al nombre íolo de ofenfa de Dios, 
[ Con íiderad ahora pues, a eñe Juñifsimo Pria- 
cipe tan mcdrofo al pecado, cercado de íus Vaf. 
íallos : confidcrad aquellas fuertes baterías, que 
le daban las juntas de ios Thcologos, y aquellos 
terribles aííaltos de las Confultas del Confcjo; 
probao Jóle todos la gran nccefsidad , que te- 
nían fus VaíTallos de fu Perfona, y Govierno: 
y probándole todos , que pecába gravemente, 
fiao rcafuiia U Curona, como proprietario; por 
'' ■ ícaer 




DON PHELIPE V. 



i Xju... ii m B!!f«"<»BW''WW— *» 



tener fus VafTailos legitime) derecho, para que 
é!, y no otro IcsgovernaOc, por havérlo jurado 
i él por fu Rey: y por havér íidonahUre^ 
nuncid, que hizo üe la Corona, havkndok he> 
cho fío confulta, ni coníentimkmo de fas Vaí 
fillos. Kazanes, porque fu hijo LUIS I. eo fa 
Tcíiaínento, \o ixihlb á lla-uar á la Corona, de- 
dánnáolo pjr legiriíno dueño de clh, Pero 
defpucs de efro, coafíderadlo íaaihicn porotu 
parte allá conngo, en que fe le reprcíentabaj 
que pecaba, mortaimente , fi bolvia á coger el 
Govicrno del Reyno-, por na tener ya derecho 
alguno á él. Y aunque es verd<id, que fu gran- 
de humildad, y docilidad le hacían íiempre td 
tar fu proprio dictamen, yfcguirel ageao co- 
mo ahora, eílc fu ofí^cimiento> de que pecaba 
gravemente, íí boívia a cogcrelGovj:rrio,ve 
nia auxih'ado, y fortalecido de aquellos fus grao- 
des deféos de miro , y de aqueüas fus gran 
difsi/nas rcpugnanc^'as de reynar , cogu íuerzís 
para hazerle la guerra : viniendo aísi á quedar, 
aquel pobre, liaiiJo, y medroío Corazofi alpe 
cadp, entre dos pecados morraks: uno, que 
le reprcíeatabap Theo^ogos, y Confíjefos j y 
*- tro, que él á si tr^ifluo fe repreícAtab.i- fin fa 
ber, que elegir, ni que determinar , para n > 
ofender áOíos. Verdadv^rsíTíente, po peleó J4 
n^ás PHELiPE co fu vida batalla más fuerte, 
que cfta. 

Para 





I Rom» 4. i! 




EXEQUIAS DEL SEñOR 



Píira ponderar San Pablo , quan grande 
fue aquelíd guerra, que tubo Abrahan co íu ef- 
pirííu, quando le mandó Dios íacrifícar a íu hijo 
jíac, díxo J Contra /pin» in Jpem crüdidit. f^\xh 
tan terrible cíía batalla, porque las fuerzas de 
ambos caítipos eran iguales j porque una cípc- 
fanzt en Dios pelea contra otra eíperanza en 
Dios : Contri^ fpem i» fpcm» O que fangrien- 
ta fue la batalla, que fe dio en aquel piadoío, 
tímido, y mcdrofo Corazón de PHELÍPE,en 
que un dclco de no ofender a Dios , peleaba 
centra otro defco de no ofenderle ! En cílas 
anguftias , y mortajes congojas duró PHELI- 
PE, agonizando, muchos dias, Yin faber, que 
refolver, ni que determinar , para no ofender 
á Dios: hafta que el Nuncio de fu Santidad con 
otros graves Thcologos , y otros grandes Se- 
ñores, de cuya prudencia, juycio , y fidelidad 
tenia experiencia el Rey, le hizieron manifier 
to, con patentes razones, el gran provecho, 
que refuitaba a fus Vaííallos de coger el Go- 
vierno; y que afsi eñaba gravemente obligado, 
a ver por el provecho de ellos; en que jun- 
tamente atendería al bien , y falvacíon de fus 
almas. Y efte provecho de fus VaíTalIos fué lo 
único, que dirioiió la batalla-: quedando afsi 
el campo por los VaíTailos ; y cí Kcy por fio 
vencido, y rendido. 

Cierto, que parece, que quiío San Pablo 

pin- 





DON PHELIPE V. 



I 



piniarnos toda efta gran batalía, que fe dio en 
cl pecho de PHELIPE, con la queen cl Tuyo 
preíentaron orros dos afe<£íos contrarios. EA 
tribierido á los Fhiiipeaícs, les óizt. DefiAerlum 
habem df/ohi ^ .& ef<r cam L;bt^Éjfa multó magh 
milius \ permanert mtem in carríe necejfíiriumpf-oo. 
u^ vos, Ddcdba mucho Pablo dexar eíla vi. 
dá, psra unirfe m «s cftrecharncnte con Chrifto 
co la gloria: Defiíkrium habens df/ahr, & eJTe 
Qum CbriftOf y vifto eílo íegun la utilidad , y 
conveniencia de Pablo , quien duda , que pa- 
ra él era la mejor, y aun mucho cnas que me. 
jífr : Multo ma^ís meliusl Pero por otra par- 
te vria, que íj dexaba efta vida, dexaba á íus 
ñút% convertidos, y coofiguiemeíDente dexaba 
lelcuydado, y govierno, que de ellos tenia: y 
jen eílo, hallaba grande dificultad , porque co. 
nozía la gran necdsidad, que íus fieles conver- 
tidos tenían de fu perfona, y govierno : Per, 
manere autem in tarne niceff^aríum propttr vos. 
No es ffte el cafo de PHELIPE i Ddh^bé, 
PHELÍPE ¡ntenfamente dexar la vi la de la Cor 
te^ para eiirechade únicamente con Chrifto allá 
en fu retiro: Dtfidmum bibem Mfolm^ & e^g 
car» Cbifio : y quien Dodra dudar, que para íus 
deféos, quietud, y fofsiego era eílo lo mejor, y 
aun multo magis meltm t Pero por Otra parte 
aísi Theobgos, como Confejjros le repreíen- 
tabaa la gran oeceísi Jad , que de fu Perfona, 

____^ w y 



PL'Iip. i; 23. 



i n-Mmn n I 



Philip. 1. 22. 




Verf. 25. 



EXEQUIAS DEL SEfiOR 



' ,11. l U y^ 



y Govíerno tenUn fus VaíT^llos: Permanere au- 
lem ift carnfy neujfarium propttr vos, Y puerto 
Pablo entre eííos dos extremos tan contrarios, 
y opueftos de dexar á fus fieles canvcrtidos; ó 
quedarfe con ellos, para dirigirlos, y gover- 
narlos, que fue lo que eligió? Refponüe por 
SI, y por PHELIPE: Quid eligam jgnaro, Coar. 
tor autgtn e duobus. Yo no fj quí? elegir; \o 
que íi íé es, que puefto entre eftos doscxtre- 
íijos tan opueftos» de dexar a mis fieles con- 
vertidos; p de quedarme con ellos, para go- 
vernarIos,y dirigirlos, todas ion en m\ anguf. 
tías, y congojas: el Corazón fe me aprieta, fe 
me ahoga : C^jrío*" 4a/ tf»f é daobus \ fia faber 
que efcoger, ni que determinar: Quid eíi¿am 
ignoto. Pero íi íé, dixo por fin el Apoftol, y 
con una gran confianza en Dios tomó refolu- 
cion, dándole en efla íu reíolucion, hecha a 
PHELIPE toda la refo\\xcíon,Et b<fc confidemfdo^ 
quÍA mmtboy Ó* permanebo ómnibus vobisad pro- 
feSium vCj^rum^ & gaudiam per meam adventum 
Uerum ad vos. Me quedaré, y permaneceré con 
todos voíotros, para regiros, y governaros, y 
para que vueftro gozo fea pleno, viendo, que 
buclvp á vofotros; íiendo quien á efta refolu. 
cion me determina, no mi prnpria convenien- 
cia, ni lo que á m me eftaba mejor, finó uni- 
camentf* vucÜro provecho: Permambo ómnibus 
vohís ad profeaum vejitaní,, Efto dixo Pablo, y 

cfto 



j^srsmr^f^ 



i^^^ 



•«-^f^ 



DON PHELIPE V. 



efto \o quc obró PHELIPE , a quien fola el 
provecho de Íüs Vaílallos, fué quien lo rindió, 
y V(fnci6 , para llenarlos á todos de gozo , y 
alearla, bolviendo al Goyierno ód Revno : 
Aá profeBum 'üejíftim^ & gaudium pfr meumad* 
ventum iterum ad vos, 

Bkn veo, que el que fuere de tibio, ó 
frígido Corazón, no entenderá cfto, que digo 
de las grandes rt-pugnanci^s , que PHEPIPE 
tubo á reynar. Efta es lo común en los hom- 
bres, dize San Auguftln : Si frígido loqmr^nef- 
cit quid ioífuof. Los que íolo faben h Icngaa 
de las pafsiories carnales, quando fe les h^blk 
de virtudes heroy^as, eoaio no fé les habla té 
fu lengua, no entienden lo que fe les habla : 
ni pueden crér , fepa otro executar aquello, 
para lo que a ellos les falta valor j queriendo 
regularlos á todos por fus prpprios afeitas mal 
ordenadas. Quien no atendiere á lo dulze, y 
guftofo, que por lo común, y ordiaario, es k 
los hombres el reynar; y íolo lo coniultare coa 
fu proprio paladar eflragado, como ha decrér, 
que no huvo para PBELÍPE cofa mas a marga, 
que el reynar. Pero de nada dio PHfiLíPE 
pruebas, ni tantas, ni tan claras, como de cita 
fu gran repugnancia. El renunció de veras la 
Corona: para renunciarla, foio tardó, lo que 
fu hijo luís primero tardó en cumplir la 
tdád competente, para poderfe cotoaar : y lúe 

go 



S. Aug. 




i T...' 



! 



;¿SLi. 



■ 



^\ 



EXEQUIAS DEL SEftOR 



go que la cumplió; fin mas MrJanza, ni díla. 
t*iofí' íc li: dtíí6. Para obligarle, a que ftgün. 
ó'á vez cogicíTsf el Goviemo dtl Reyoo , fué 
mcntfter, que todo el ReVno íc arnnaílb, y le 
prnlefie aícdioj ím qqe füplicas, ruegos», ni ra- 
iones fueíí'eo podcfofís, para haztríe rendir U 
phzsi, : y íolo el grao tíímor al pecado, défpues 
de mísckps dias de reíiílencirí, de anguftias , y 
de coügüja^s fué quien le rindió, De'ípues qus 
preciíadp , por no ofender a Diosj bolvjo a co 
ger el GoviernOj que no diícurrió, para íalir de 
tfím ím temores al pecado, y hallar aísi mo- 
do de folfar la Corona f Que diligencias no 
hito, qut medios no pufo, para apartdríe át\ 
.Cíovicrno ? Hafta mandar refuelto al Preíideii. 
te del Coníejo, que luego al punto, que vief 
íe aquel íu Decreto , proclamafle al Principe 
Don FERNANDO por Rey de Eípaña. Pero 
toda§ ^ñás düigenciiiS íe las delbaratdba el Goo/ 
íejü, fin dar para ello mas razones , ni poner 
?Tíus medios, que efpantarlo con el pecado. Y 
eÜo qae prueba ? Lo que prueba es, que PHE- 
i-lPE Jólo al pecado mortal miro con nr^as hor^ 
ror, que al reynar. Pues con repugnancias ta- 
les, que dulze le pudo fér el rcynar, aunque 
á todos los deír as les Yéa duíze, y deleytable ? 
Ay quien dude, que el dulze que por lo co- 
nmn^ y ordinario á todos agrada, al otro de- 
hgxan^^ii y ¿ qtic tomado coíi un gran tedio, y 

' . ••■- una 



"•iT>»*'*»Wí""T'TT"T^ 



msm 



D0N PHÉLIPÉ V. 



té > Muj i V, I n t ,^.? J ' J | .". ? i, 



una gran repugnancia, íicndo dulze,¿íe bucl- 

h>I^^Ay coía mas dulze, qüs jel vivir; ni mas 
amargí^ que el niofirr MaJ a quien mira con 
tedio la vida , y deíca iareníamcRte ipi niorirj 
no íc Ic convierte cnmiierte la vida, y ei dulzc 
del vivir,; nó <^ Jpara él un amaf^uíísioií> morir? 
Santa , Thertía de jcíu?, qu^? tnirába,^^ixliaftlja 
la vida) el cftribillo, que |mfo,^Vuna :a?parc)/|i 
Canelón, en que le pedía a fu Eípoío la muer- 
fe-, era cfte .: Ay, que me tnuefoy porqué no me 
mu(Yo\,%dXí PaUla le Juzga^ pfjtr ?! J^ajljrj^ 
mas miíerable, c infeliz del mutidp.^ porgue no; 
acababa de roor ir : Ir^fili» e^o botfiOyqt(ii ^4 , /^'. 
&trahit di torport ma^Hi huius I Pero vé^íc CQí*, 
mo fe explica el ^póíloU: Sti ícntiínietitc) er* 
de vivir : conque Tí>da fu quexa, cra^^ft^r -unir^ 
áó a un cuerpo vivo. Pues cotnoaeíTecuer* 
povivo lo lUmá cuerpo muerto: pi toírpart 
mortls buius I Porque cílóhazen las grandes 
repugnaacias de vivir : haz^nj que la vida, féai 
una muerte, y Hazen, qqeioa jjendovjcja fé4 
muerte, pprque es vida, coo que íe vive, ycon^ 
que no fe muere ; .haziendo^:' aái ;,. que lo. duí- 
ze del vivir, íe convierta. en uri arnarguifsiíno 
niorir. Por cíla la , muerte , de qu^? íe que^^ 
Sán.Pa,bla, no. es aquella, /ino^fta;,; ¿ Mprt^sM-. 
/^í. Qual est aquella^? Qia} eit^jcííf ? r 4qmJía-,, 
es ia mueajC eowutlj conque todos mueren: 

N muer. 




Rom, 7. 34> 





"^'^^TT^^ 



'SsSíiaiSSsmmm 



Gcncf. a. 17. 



r 






t*uc. ^. 13* 



■¿MÉ* 



EXEQ:eL%S DEL SEñQR 



maette, coniqúe íc 'muere * In qnomm^^t enim 
dh comdtrh eoe 10 mortt morUrh, Eifla, dé qCKS 
fé lámeoU San Pablo : Mortis buiut : por eííb 
c$ cíla ; y tio aquclia , porque tila c« ifc^eT^v 
eéoque fe víve, y conque fe atuerc, porque «o 
fe iriüere. 

Cotejeíe ahora pues, en PMELIPE, ac- 
don COA acciort : la de dextr la Corona , coii 
Ja de bplvcria a coger» Véiife donde cftavoí 
ía mérito mas vafeate, donde íu mayor htroy- 
cídad. En dcxar la Corona, hizo PH ELI PEfti 
propfia voluntad , fe dexó lievar de fu gufto|^ 
y ele íbiocUniícion : atendió ^^ b que a ét 1«^ 
cftaba mejor, y at^n multd mégU milius^. haiíó 
en ello fu deícanfo, ^ íofsiego, fu quietud , y 
fcrcoidad: halló fu vivir, fcpulcandafc par* mo^ 
rir en fu retiro. En bolvcr a coger la Cora- 
na, quebró fu propria voluntad , facf ificó fus 
grandes tcpugnaricíás, violentó fu güilo, y re- 
frenó toda fu inclinación : pofpufó fu proprí» 
conveniencia, y lo que a elle cftaba mc)or,pof 
atender al provecho de fus Vafi&iHos, entre- 
gandofe por ellos a tormentas, dcÍ^fbtegoS| i 
y turbaciones de fu erpiritu; cntregandofc, ver. 
daderamente, a la m«»erie : y para el, a una 
araarguifsima muerte : luego mucho más h^eroy- 
ca acción fué en PHELIPE boIVer a coger la* 
rijeadas del Gov^icrno, ^ el renuocíar la Corona. 
■í ' AifAij^t /emetfpfitmyátt^i C&fi^ioy pero 
' añadía! 



mm 



i' Hi ' -jL i . » i iii ii -i.m. iii iin i. ' l" %WWBaH¡><É!Í*B!!Í*?^ 



'SUS' 



DON PHELIPE V. 



... ' ^ ■P M- | > 



añadió: íTf tolUt srttíem fmm. Niígucfe a áj 
y coj^ fu Cruz. Qaindo PBELIPÉ renuncig» 
h CoToni»,ci verdad^ que Te útgb á si , co.% 
irjo decUmos : lam mn ega, Pero /iendyle a 
PHELIPE, coíjjo lo cfá, uoa pefadifsima Gruz 
el Govierno del Reyno ; aunque quando re. 
nuncio la Corona, fe negó a sV, fué líir^aiida 
el Govíérno: cuitplíó con t^ Almeget fimttí^^ 
fum\ pero no con ú^ollat cru^etñ jUim.Q}XiVi-^ 
do bolvíó á coger el Govicrno , fué quando 
dio plejío cu inpli miento al confejo de Cfariflo, 
Se ocgó á sif porque negó íü proprio juycio, 
y fu propria voluntad, negó fus repugna Dcia$, 
negó íu inclindcioíi, negó lo que le cftaba me- 
jor; y admit leo do :í, el Govierno , echó íobrer 
Cus hombros cffa pefa^ifsima Cruz : cumplien^ 
do afsí, ívo folo con el Abm^et femetipfnin^ íi<* 
oó también con el Toihtm tfUeem funm. 

ToJoIo dicho eíhiviera bien, ( parece qué 
oyga dezif ) fi en todo cfte gran cafo de la 
renuncia de la Corona, fe buvieííe oydo uo lot-. 
to íkl Machabéo 5 ao eftavíera bien ; porque 
ademas de no havér íido el Machabéo Rey, y 
oo ha ver tenido Corona , qu,e renunci^^f » !j^ 
dicho, y he probado , que ella réiauacia de 1# 
Corona de PMELiiPE i^ié tan rara,^y #igufef i 
q^e no ha teniéo exempíar en el muodo. Bu^| 
fi yo traxcíle texto é¿t\ Machabco, para probar } 
ana reAundáy ve ^ d cxcuafiíí ^.©jaqucet róAi | 



w' 



^g^^l^Vfeffi^"' - 




) t 



^ra"y^"j>*^nf?^;irg' 



EXEQjDÍAB DEL SEñOR 




G30 ícstoVq«e yo tráh\4,pafá probar jo ^e 
dccU, eíTc mifmo repfobab> lo mirtoo; quéáe- 
cla¿ Ea todáslíis de 01 as acciones de PHELI- 
PE la prueba es el texto del Machabco ; mas 
en fu rcQüocú de la Cofona la prueba cácl 
so testo. Porque eílo prueba , qíic la rcnán» 
da de -PHELIPE fué tan rara, y /iíigiiUr, qua 
ni el Machftbéo, que et) todas íus acciones le 
fué cjcennplo, en la íenuncia de la Corona w> 
ie pudo fervir de ekciispíar. 
. Eíle fué, 6 Nobles Erpañoles , el Gran 
Mpnarcha, que Dios os dio, .para que con íáí 
Virtudes I y Exemplos díUcaflfe en Eíp;ina la 
gloría cckftial , y própagaííe la faivaeiofi eter^ 
na. ^aracuya mcaíoriáí no preterido áxar Epi- 
í í phío ^n ín Sepulcro,. Tengo U roa mas nobíe, 
en que gravíiirío, que fon vuéftros- iluftres Co- 
razones, donde con riíayor cfícacia os moverá 
áifo imitación; Y afsi >o diré. Aquí yaae; íi- 
@o aqaV vive imínoful en- los Nobles Corazo- 
nes EípaooksPHELlPE V. Rey de las Hf-^ 
fáñá». E) Caíhoiico : el Piadofb: el Caílo. 
Imito al gran Prihcipe Judas Máchabéo: y que- 
riendo fér copia, f alio original , de quien co- 
piaífcü Tus VaíTallos erclajecidas virtudes, y aci 
cijcínes heroycas , par* íer glojíloios Principes 
(e¿-Ia gíoria. Copno Eey de gloria i no coa 
Armas yCiko cbn Viftude/, abrió las puertas 
lldiel' Cielo i fus VaflfüUds : f jautsa ró$ cot* 




mmm 



DON PHELIPE V. 



Armas, que quáado con Virtudes; porque las 
Virtudes ion hs fuerzas, el Poder , y las Ar- 
mas, conque las puertas del Cielo fe abren. 
No peleo /afnás batalla contra fus pafsiones,;quc 
no vencieíTc ; y todas las venció , porque en 
todas fe venció a si nsifdao : y porque aísi que. 
do vencido en todas, en todas quedó vencedor. 
A uadie fupo en fu vida temer ; y toda 
Aj vida h empicó en temer : porque timió 
mucho á D/os, como que de él pendía rodé 
fu Vida ; y afsi aun le faicó vida para temer. 
La gracia, que en el Baprifmo recibió^ nunca 
la perdió: y nunca la perdió, porque nunca 
la arrefgó; antes fí, la guardó baxo de llave 
como fragücriñal. A nadie en fu vida abor-' 
teció : agotando todo fu aborrecimiento en cí 
pecado mortal : y por el llegó á aborrecer i 
la mifma Magcílad, tratándola por cfto coroo; 
a Page, hazitndo, que lirvicííe a el alma ; nÓ 
que la maíldaíTc : y quando mucho lo enfa> 
do, la dcípidió desi. Fué Rey Predicador, go- 
vernando a fus VaíÍAlíos con las leyes divinas 
de ambas Recopilaciones : con las que fe reco. 
pilan en el amor a Dios fobre todas las cofas/ 
y con las que fe recopilan en el 'amar al pro^ 
ximo como á sí miímo. El zelo de la Ftli. 
gion fué en él tan ardiente, que defde Madrid 
pegó fuego en indias, abraíando al miímo fue- 
go, éüccíKJicndo en el zelo de la Religión k 




m 



Vi 




EX^EQUíAS DEL SEñOR 



Obifpos, y Predicadores. A^ampém á pie al 
Sacrajaiento con uba aotarcha encendida en la 
tnaiio : y entonzes venció aqw;! impoísible de 
alumbrar al SoI,con utia hacha ?nGendid.í, al m« 
dio. día : cxecutando en lo interior de fa ef- 
piritu todo lo que' efta antorcha obra en Ai 
mano; derritiendofí?lc e! al.na^ palpirandüle a^ia 
el Cielo el Corazón, dií)iiinuyendoíe,conru 
oiícndofe, y anonadandoíe a la liafni de la v^^^ 
neracion. Para defagraviar al Sacramenio, imi- 
to al Sactamcnto : multiplicando el desagravio 
en ambos mundos, en todos los lugares de 
ítt Dominación: dexandonos en eíTe dc^fagra- 
vio una memoria perpetua , de lo que con los 
ultrages de los Hereges padeció fu alma, y de 
la mucha íangre, que derramó íu Corazón, por 
los pecados, que no eran íuyos, íioó ág^nos^ 
La diferencia entredichas, y defgracías, 
4J0 ía conoció fu Cora«on : y afsi no es mu- 
choj la ignordíTe fu femblante : tenia pucfto to- 
do fu Corazón en la mano de Dios; y poref- 
fo todo lo que cíía mano le daba, por venir 
de tal mano, para él, le eran dichas, y felici- 
dades ! y no fe ímmutaba fu femblante con Us 
adyerfidades, porque fu Corazón en todo acea- 
dU folo al femblante de Dios. No derraiíO 
gota de íángrc de todos fus traydores, por no i 
fér contra SI mifmo traydor como ellos, der-i 
jamando CQfl fu propria aianok /angredcfüj 

Cg* 



DON PHELÍPE V. 



CofAZon; porque aurique los expenmentabí 
traytiores, los amaba Vallallos. Siendo h im- 
pureza en los vicios , !a que cauí* mas rubor; 
íi\ eximia Cañidid cooíondio á los Hereges, 
y los lleoó de vergüenza. Reounció la Coro 
na, porque coníidtrd, que era pada : y con lo 
que era nada, coronó al que lo es todoj lo- 
grando, con de fechar una Corona terrena, co- 
ronar él de fa mano, al Monarcha de Gielcs, 
y Tierra, que reparte de fu mano todas las 
Coronas mundanas. Bolvio á coger la Coro- 
na, aunque tanto le amargaba; porque como 
madre amorofa de fus Vafldllos, bebió la pur- 
ga, por el provecho de los hijos , que criaba: 
y havicodo dexado de fér Rey, para fér Santo; 
para íér mis Santa, bolvió a fér Rey. 

Nobleis Efpañoles parad , y atentarticntc 
coníiderád, como PHELIPE íupo vivir en la 
tierra , para fabér morir para el Cielo. Fohii 
relinquens extmflum , ut fiquamini vé^igiá eius, 
Eftampadas nos ha dexado las hueHas de fus 
Virtudes : ícguidlas, iaiitando los paíf :>s de fus 
cxclarecidos exemplos , íi queréis fe verifique 
en vofotros , que dilato la gloria cekfliál en 
Eípaiía : Diltsvit gloriam pvpulofuo : y que pro- 
píígó la eterna íalvacion en íus Vaíraílas : Sahum 
fMÍtbat pQpulum Ifratl, Donde fus efctareci» 
dos méritos f»r>s prometen, q con mqoír i 

Corona dcfcanfa eo paz, RtquieJtÁi 
*^^ in pate. W^^ 



i,t?<íri3,ai. 




t 




i 1 



-i"- — ' 



FEE DE ERRATAS 

D£ LA APnOB ACIÓN BEL REVERENDO PADRB 
Fr^ Thomh de U Cancha y RqUáh^ 

PAg. 6. In marg. dice- Sen. de Proud. Ep. 2» 
Hadedecir-Sen. deProvid. c. 2. 
Ibid. Lin. 16».. dice havia. Hade decir --havra» 
Pag. 7» Lia* 7. dice - aerat. 

Hade decir -• erat. 
Pag. S. ia marg. dice -- Cic. i . z. de Orat. 

Hade decir- Cic. L. 2. de Orat» 
Ibid. Lin. 20» dice Pharonio. 

Hade decir Favoríno» 
Ibid.ia marg. dice-.Phavon. ap. Bart: in Acad. fapient* 

Hade decir. 
Favorin. ap. Bart. in Recr. Sapiente 
Pag. g^ Lin» 5» dice— fu. 

Hade decir- un, 
Ibid» Lin. ZTí, dice-- in gruemlurt). 

Hade decir -> ingruentium. 
Pag» I o.. Lin. 3^. dice-« íieado. 

Hade decir — viendo. 
Ibid. Lin. ante pea. A o tes de la palabra quotíe?^ tiene 

dos letras que no hablan» 
Pag. II. Lin. $. dicQ " fte. : 

Hade decir- /ed. 
Pag. 12. Lin. I. dice '.y mal me quiftara. 

Hade decir - y me malquiñara. 
Pagina 13. Lin. 12. dice- fe. 

Hade decir -- te. 





!■ iTÍIlil 







> 




TEE BE ERUCTAS AL 



FOl. 4. Un, s. líquiaa- lee -liquide. 
Fol.4» lio. 1 2. les- lee -le. 
Tol. 5. liOé r 5. llegar - ice - llorar, 
íol. 6- Un. 1 o. alcanaeis - lee - akanzad, 
f ol. I 2. Un» 2 u íe eaíípeíiafon • leerle empauarorSi 
Fol. 1 3. lili. 1 1. radianres - lee - valienícs, 
Fol. 14» lio. i. la- lee - ío. 
Fol. 14. lin. 4» Del -lee -El. 
F0I.17, lin. 6> agaviliafidoíe - ice - sgavilladosr 
Fol. 21. lin* 7- accrpit - lee - accepjt, 
Fol. 2 9. lin. I. enfefiara - íee» eaísna. 
Fol. 30. lin. 4. Provincias - lee - Govicínos* 
Fol. 35« lin. 10, Non ego - ke - íam non ego. 
Fol. 3 8. lin. 1 1. Philipo- lee - PípÍTiO. 
Fol. i^» lin. 2í, Vereoufido- lee Veremundo* 
Fol. 44» lin. 3- pelea - ice ■ peleaba. 
Fel.47,Iin.i9. quieiína- ice • quien folo* 



^» 



Á^s- 









V, 






» 

V 







H 



Xs 



Í 

s 



I 



rmmm^mrm mV' !"n i ''— 



"W 



1 



V \ 



\ 




■^